Santiago en mí

Archive for the day “septiembre 11, 2010”

La Farmacia “Lorenzo”

Ya había comentado que por los años 30 y 40 del pasado siglo, mi abuelo trabajó como dependiente en la llamada Farmacia “Lorenzo”. Hoy les hablo un poco de dicho lugar.

Origen y desarrollo de la Farmacia “Lorenzo”

Allá por 1934 ó 1935, existía una Farmacia en la esquina de Garzón y San Jerónimo (justo donde hoy se encuentra también una Farmacia, al lado de la sede del PCC Provincial), cuyo dueño, de apellido Martínez, puso como garantía de pago con fecha fija, al pedir un préstamo de dinero para resolver determinada situación personal. Antes de vencer la fecha fijada para el pago del préstamo, Martínez falleció y, como estaba establecido, el prestamista quedó en posesión del inmueble. Este prestamista resultó ser José Lorenzo, un español radicado hacía unos años en Santiago de Cuba, que presumía de buen negociante y no por gusto. La farmacia adquirida por Lorenzo comenzó a prestar servicios y a progresar. En un inicio en ella trabaja el propio español y dos familiares, pero, se exigía que el Director Técnico debía ser un farmacéutico, cosa que no era Lorenzo; por lo que en un inicio esa responsabilidad calló en manos de la Dra Roca Estapé, quien era, en efecto, graduada de Farmacia.

Vista actual de la Farmacia "Herrera". En este sitio surgió la Farmacia "Lorenzo"

Así marchó el negocio durante otros cuatro o cinco años hasta que el Senador La Torre, quien era propietario del edificio donde se ubicaba el negocio, solicitó se vaciara el local, pues su hija se casaba con el Dr Herrera y el inmueble sería utilizado para que éste abriera a su vez una nueva botica (de hecho, la farmacia que radica en la actualidad en esa esquina, aún es conocida por muchos santiagueros como la Farmacia Herrera). Para poder cumplir con las exigencias del senador, Lorenzo alquiló un espacio correspondiente a una tienda de ropas que estaba en quiebra y que distaba tan solo unos metros del sitio donde hasta el momento dirigía su propio negocio, ubicada en el número 56 de la Avenida Garzón, frente a la Clínica Los Ángeles, hoy Hospital Materno Sur. Pero ahí no para la cosa. Tiempo después, el dueño del local alquilado por Lorenzo, Raúl Domínguez, le pide al español que abandone el local pues lo quiere habilitar para vivienda. José Lorenzo, ya con una clientela hecha, llegó a un acuerdo con Domínguez, cediéndole por el local, dos viviendas en la propia avenida Garzón, y logra de esta forma, que la farmacia permaneciera en su sitio.

Así continuó el trabajo en la Farmacia “Lorenzo” hasta la década del 50, cuando el propietario decidió renovar la edificación e incluir una vivienda en los altos y un departamento al lado, diseño que aún en la actualidad permanece. Durante las labores constructivas, el negocio familiar se ubicó en una nave de la Tintorería “La Habanera” (local que continuó siendo tintorería durante mucho tiempo después de 1959 y que en la actualidad da sitio al Restaurante España), en Garzón número 60. Entre los días 26 al 30 de julio de 1953, regresa definitivamente la farmacia al número 56 de la Avenida (recuerda mi abuelo que fue en esos días pues los sucesos del Asalto al Cuartel Moncada (muy cercano al lugar) lo sorprendieron temprano en la mañana cuando iba a trabajar)

Clientes y productos

Según cuenta mi abuelo de la clientela que acudía a la farmacia de José Lorenzo, un elevado porciento pertenecía al ejército y la Policía Nacional. A ellos se les abría un crédito mensual firmado con vales. Una vez concluido el mes, se le enviaba un listado de las deudas al Jefe de Compañía y éste hacía que se descontara el adeudo del salario de los soldados y oficiales que compraron en el negocio de Lorenzo; y gracias a esta gestión, el jefe se “ganaba lo suyo” también.

Ya para esa fecha, una de las hijas de Lorenzo, María Josefa Lorenzo, se había graduado como farmacéutica por lo que pasó a ocupar el cargo de directora técnica, que hasta entonces había ostentado la Dra Roca. En total la farmacia contaba con 7 empleados: 4 trabajaban en su interior, en el despacho y preparación de productos (entre ellos mi abuelo, que comenzó en la farmacia “lavando frascos”), y tres mensajeros.

Por lo atípico de sus ventas, mi abuelo señala como única la Farmacia “Lorenzo”.En ella se ofertaba todo tipo de medicamentos, incluido oxígeno, sueros y otros similares que muchos hospitales no aseguraban a sus pacientes. Pero no sólo medicamentos y preparaciones farmacéuticas podía encontrar quien accedía al negocio. Su listado de ventas era amplísimo y abarcaba hasta lo increíble: pasta y líquido para limpiar zapatos, lápices, cuadernos, tinta, jabones, pasta de diente, esencias, regalos, artículos de maquillaje, salfumán, creolina. En una ocasión, recuerda mi abuelo que vendieron hasta preparados para ritos espirituales y religiosos, nueces y avellanas, y ¡agua bendita! (que de bendita sólo la etiqueta).

Vista actual de la antigua Farmacia "Lorenzo" totalmente remozada

Destinos

Lorenzo y su esposa murieron en Santiago de Cuba. Dejaron un total de 4 hijos, algunos de los cuales, luego de 1959, emigraron de Cuba. Hasta hace poco aún vivían, en los altos de la Farmacia de Garzón 56, descendientes de Lorenzo.

Una curiosidad

No se crea que el negocio de las Farmacia era tan fácil, todo lo contrario. Imaginen que, tan sólo en la Avenida Victoriano Garzón, desde Plaza de Marte hasta Ferreiro (un recorrido de unos 2 km), existían un total de 10 farmacias! Si contáramos la de las cercanías de la Avenida Garzón el número se elevaría. Estas farmacias, caminando en el sentido Plaza de Marte-Ferreiro, eran las siguientes:

  1. Farmacia Dr Muñoz ubicada en la Plaza de Marte
  2. Farmacia Medina ubicada en Plaza de Marte al lado de donde hoy se encuentra la Academia de Judo
  3. Farmacia Herrera ubicada en Garzón y San Jerónimo (donde primero se ubicó la Farmacia “Lorenzo”)
  4. Farmacia “Lorenzo” ubicada en Garzón 56
  5. Farmacia Cobian ubicada en Garzón frente al actual Coopelia de Santiago de Cuba
  6. Farmacia Blanch ubicada en Garzón y calle 1ra de Sueño
  7. Farmacia Portuondo ubicada en Garzón y calle 3ra de Sueño
  8. Acá va otra que mi abuelo no recuerda el nombre (se le puede perdonar ¿no?)
  9. Farmacia Vázquez ubicada en Garzón entre calle 4ta de Sueño y Ave de Céspedes
  10. Farmacia Ferreiro ubicada en frente al Parque del mismo nombre

Sólo en la Avenida Garzón había 10 Farmacias en época de la de Lorenzo

Post Navigation

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 2.111 seguidores