Santiago en mí

Momias en Santiago

De momias hablamos hoy. Pero no será necesario llegarnos hasta las fronteras egipcias. Basta con recorrer la ciudad de Santiago, y llegarse hasta el edificio que ocupa el Museo “Emilio Bacardí”. Allí podemos encontrar tres de estas singulares y siempre atractivas figuras: una, precisamente egipcia (supuestamente la única en el país y en el área del Caribe), y otras dos del Perú.

Trayectos distintos, y a la vez coincidentes en cuanto a peripecias y viajes, siguieron estas momias antes de quedar definitivamente a la vista del público santiaguero y los visitantes a la urbe oriental.

La de Egipto

Según se evidencia en cartas y documentos del Hijo Predilecto de Santiago de Cuba, Emilio Bacardí, la momia egipcia fue comprada en 1912 por él y su esposa Doña Elvira Cape, durante un viaje de vacaciones a Luxor, antigua Tebas; como parte de una colección de objetos relacionados con la cultura egipcia, que incluía también algunas vasijas y otros objetos de esa cultura. De regreso a la patria, Don Emilio tuvo algunas dificultades en la aduana para poder ingresar la momia al país, por lo que tuvo que declararla como “carne salada”.

Momia egipcia de la colección del Museo "Bacardí"

En estudios realizados a esta momia, se determinó que se trataba de una mujer de unos 40 años de edad, y que contaba con unos cuatro mil sesenta años de antigüedad. Las características de la momificación y los objetos y decoraciones del mismo, dan a indicar que no se trataba de una persona de la realeza egipcia. Junto a la muestra se observan otros objetos de origen egipcios como algunas figuras de los dioses Ra y Siri en diferentes posiciones, así como una mano (presumiblemente de la propia momia), un gato, un sapo, un halcón, un ibis y un cocodrilo, animales sagrados de la antigüedad egipcia; todos momificados.

Del Perú también nos llegan momias

Justo al lado de la momia egipcia, en urnas de cristal individuales, se encuentran otras dos momias, éstas de origen peruano, en una curiosa mezcla de culturas diferentes pero con puntos de contacto en su arte de momificar los cuerpos inertes.

Momia de la cultura Paracas en su característica posición fetal

Ambas momias pertenecen a la cultura Paracas, del Perú; y se les calcula una antigüedad de alrededor de unos 2000 años. La mayor de las dos es masculina y se estima que tendría unos 40 ó 45 años de edad al morir; la otra pertenece a una mujer de unos 30 a 35 años de edad. Contrario a como ocurre con su similar egipcia, ambas momias peruanas se encuentran en posición fetal, características de muchas culturas americanas antiguas, basado en la creencia de que al estar en esa posición, volverían a nacer.

Antes de llegar a ser exhibidas en el Museo “Emilio Bacardí”, estas momias “vivieron” su propia odisea, desde que por el año 1920 fueron compradas en Panamá por el comerciante español Sebastián Pérez Ferrán; quien las trajo a Cuba cuando decidió establecerse en la isla.

Pérez Ferrán se radicó en esta provincia de Santiago de Cuba, donde fue dueño de algunas propiedades entre las que se encontraba el Hotel Unión en el municipio San Luis, donde durante un tiempo mantuvo a recaudo las momias, guardadas en unas cajas azules. Antes habían recorrido Palmarito del Cauto, y luego serían trasladadas a esta ciudad.

Luego de morir el español, pasó un tiempo antes que la hermana de éste, donara las momias al entonces director del Museo Bacardí, Fernando Boytel, para que fueran puestas en exhibición.

Protegiendo a las momias

Unos años atrás, las tres piezas comenzaron a presentar huellas de deterioro por la presencia de hongos. De inmediato se les sometió a un tratamiento de vaporización y fumigación con un producto utilizado para desinfectar salas quirúrgicas y otros espacios sanitarios, ante la imposibilidad de acceder a otros productos más específicos para este fin. Sin embargo, la innovación de los especialistas cubanos parece que dio resultado, y para suerte de todos los santiagueros, en un pequeño espacio del amplio Museo Provincial, permanecen en su lecho de vidrio, las tres momias de Santiago.

Fuentes:

  1. http://www.egiptologia.com/noticias/1-ultimas-noticias-sobre-egipto/817-una-momia-bloqueada.html
  2. http://www.egiptologia.com/noticias/1-ultimas-noticias-sobre-egipto/861-una-momia-egipcia-en-santiago.html
  3. Sierra Maestra, 24 de junio de 1984.

 

About these ads

Single Post Navigation

2 thoughts on “Momias en Santiago

  1. Pingback: Los entierros de Martí (III) « Santiago en mi

  2. Anónimo on said:

    Todavía existe la cabeza reducida que entregó mi padre al museo junto con los trajes de plumas de Ecuador? Me imagino deben haber sufrido daños similares.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 2.104 seguidores

%d personas les gusta esto: