Santiago en mí

“Santiago de Cuba preserva y difunde su historia patriótica y revolucionaria”

A propósito de un artículo del periódico Sierra Maestra

Leo la siguiente noticia en la edición digital de la prensa santiaguera, y una vez más se despierta esa venita vanidosa del santiaguero orgullosos de su historia (

www.sierramaestra.cu – Santiago de Cuba preserva y difunde su historia patriótica y revolucionaria.

); sin embargo, me queda la certeza de que nunca es suficiente el esfuerzo que se haga por “preservar y difundir” el pasado histórico de una ciudad como Santiago.

Justo ayer tuve certeza de esta idea. Disfruté de la oportunidad de ver parte de la tesis titulada “Inventario de los componentes del sistema defensivo costera de la entrada de la bahía de Santiago de Cuba. Propuesta para una Gestión Patrimonial Integral”, de la especialista Raquel Blanco Borges, y no me explico cómo algunas de las propuestas que de ella se derivan no han sido aún llevadas a cabo.

Se trata de que, aún cuando el Castillo del Morro se alza majestuoso a la entrada de la bahía santiaguera, y se ha convertido con el devenir del tiempo, en un centro turístico y de promoción cultural; escapan, incluso a la vista y las sensaciones de quienes lo visitan, o quienes gozan de las playas cercanas, una gran parte de la historia colonial santiaguera, sumida en ruinas que se ahogan entre el oleaje de las plantas parásitas que cubren a la vista lo que debería estar expuesto al conocimiento público.

El Fuerte de la Estrella es uno cuyos restos a veces pasa inadvertidos

Gran parte de lo que fue el sistema defensivo santiaguero durante la Colonia, se reduce hoy, para el saber popular, en el Castillo del Morro y, sin embargo, muchos bajan por las laderas rocosas de su anatomía, caminan por sobre el remozado puentecillo de hierro de lo que fuera la Fortaleza de Avanzada, y se dirigen a la parada de los camiones que se apropian del transporte para esta zona, sin percatarse que han (hemos) caminado sobre las ruinas de una historia “mal contada”.

Como parte de la propuesta de Raquel Blanco, se menciona el señalizar parte de este recorrido, crear espacios recreativos en lugares como el Fuerte de Avanzada, o la recreación, mediante maquetas, de parte del armamento que señoreaba en estas zonas.

Orgullosos vivimos los santiagueros de nuestra historia, y mucho más estaríamos, si no se nos escapara entre los dedos del olvido, una parte casi desconocida más allá de los círculos académicos.

About these ads

Single Post Navigation

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 2.107 seguidores

%d personas les gusta esto: