Santiago en mí

Archive for the tag “artes plásticas”

De puertas para afuera sí importa…cuando es arte

…Aunque ese arte nazca para durar lo que un merengue a la puerta de una escuela, o mejor, como el chocolate que sucumbe ante los dedos golosos de dos niños.

Por segundo año consecutivo la Galería Oriente se extiende hasta el cercano Parque Céspedes, y el arte se piensa y se hace en sus adoquines, bajo la múltiple complicidad del público, que hasta con la mirada hosca y el paso presuroso construye una nueva experiencia que al parecer, para bien, llegó para quedarse.

Arte efímero le llaman; qué raro que todavía hoy guarde en mí esas emociones que me transmitieron, al ser partícipe de esta tarde en Santiago de Cuba.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Palabras de apertura a la muestra de arte efímero

Sobre el relente y la meteorología

   Ríos de tinta han corrido desde que a alguien se le ocurrió eliminar la brecha entre el arte y la vida. El arte se pensaba, y en cierto modo se sigue pensando, es patrimonio de instituciones cerradas, especies de sancta sanctorum contemplativos en los que queda terminantemente prohibido acercarse, no hablemos ya de tocar, a las obras de arte. Lo cierto es que éste, el arte, ha sido tradicionalmente encerrado en esos cotos para el disfrute de una minoría pudiente que lo admira como el último Ferrari salido al mercado o como la joya tallada por un afamado orfebre.

   Hoy, que celebramos la segunda edición del “De las puertas para afuera sí importa”, ponemos una vez más sobre el tapete la delicada cuestión de las fronteras entre el arte y la vida. Que existen fronteras es indudable, si no estas palabras serían ociosas, lo que está por ver cuán cerca puede estar uno del otro sin que surjan fricciones. La clave está, creemos, en cómo el primero se acerca al segundo e interactúa con él. Es perentorio que le haga comprender, el arte a su indispensable contraparte, que no obstante expresarse con códigos distintos casi siempre reflexionan sobre lo mismo que es, dicho sea en lenguaje llano, lo que está pasando en la calle.

   Que el ciudadano de a pie comprenda esto es importante: conocer otras maneras de expresarse que no sean por medio de las comodísimas cacolalias o las circunstanciales exclamaciones de disgusto lo llevará sin duda a otro nivel de interacción con la realidad cuyo alcance será insospechado por las instancias (y las estancias) a que llegará.

   Sirva entonces esta nueva edición del “De las puertas…”como contribución al diálogo siempre inestable entre el relente y la meteorología.

  Javier Cascaret

 Junio 20, 2013

“Deja el agua correr”, en la calle Heredia

deja el agua correr_arte naif_santiago de cuba

Una suerte de recorrido por escenas de la cotidianidad, imágenes de la vida urbana y de la zonas rurales, convierten la exposición “Deja el agua correr” en un viaje al interior de día a día del santiaguero, es un interesante ensayo testimonial que resulta muy placentero a la vista.

Esta muestra, inaugurada el 11 de mayo en la Casa Natal de José María Heredia, está compuesta por creaciones del artista naif Disney Puente Mejías, quien sin escapar de la estética de ese movimiento, trasciende e introduce matices más contemporáneos.

Esa individualidad e inconformidad que acompaña al Puentes, en esta ocasión se convierten en un carnaval de colores, con cromatismos brillantes que apoyan su intención de retratar su mundo (des)conocido, con un trasfondo fuerte de su tierra, las montañas, arboledas, la campiña, y otros referentes que contextualizan al artista y traslada al espectador.

A estos elementos que conforman un discurso visual atractivo, también se unen la mujer en el hogar que se ocupa de sus labores, el campesino que labra la tierra y los niños que corren felices.

Con esta exposición, Disney ratifica su capacidad de hacer crónicas visuales a partir de su entorno, y convertir escenas cotidianas en un arte ingenuo, no por su sentido, porque “Deja el agua correr” es una franca invitación a soñar y ser felices.

En 15 años de vida artística, Disney Puentes Mejías ha tenido una fructífera carrera. Muestra de ello son las exposiciones individuales, bipersonales y colectivas La casita de los lazos (2009), Costumbres (2008), Ayer y hoy (2006), Realidades (2004), Puentes de inocencia (2003), Salón Internacional de Arte Naif (2010) (2012), Muestra de pintura NAIF. Museo ARTNAIF (2004), entre otras.

Por su talento e incansable labor, ha merecido premios en Salón Municipal de Artes Plásticas Luis Carvajal, Primer Premio y Premio Colateral en el Primer Festival de Invierno de Artes Plásticas, en Facultad de Ciencias Médicas (2008) y Mención en el Concurso Rubén Martínez Villena, de la Central de Trabajadores de Cuba en Ciudad de la Habana, otros más.

Una sugerente mirada a la “Gente del Ocaso”

Joa (Oandris Tejeiro)

“Gente del Ocaso”, exposición personal del artista santiaguero de la plástica Oandris Tejeiro, más conocido como Joa, nuevamente acerca a los expectadores al tema de la marginalidad.

La muestra abrirá al público hoy jueves, a las cuatro de la tarde, en el Patio de Los Dos Abuelos, y contará con la curaduría de la Licenciada Bandaranaike Torres, especialista del Taller Cultural “Luis Díaz Oduardo”.

Componen la exposición 10 lienzos de mediano y pequeño formato, los que discursan sobre la temática de la discriminación, a través de códigos estéticos que hacen referencia a la libertad del individuo.

Es una colección de obras que convidan a la reflexión intuitiva, a partir de un diálogo entre la pintura y el espectador, una suerte de mirada a la representación de una posible realidad.

Joa es licenciado en la carrera de Estudios Socio-culturales de la Universidad de Oriente y ha participado en más de 10 muestras personales y colectivas realizadas en Cuba, Argentina y Colombia.

Sus piezas tienen  gran influencia del Caribe, de los símbolos de la cultura rastafari, y emplea pocos colores, pinceladas muy fuertes y chorros de pintura, recursos que le permiten reflejar emociones relacionadas con la situación de los afro descendientes.

Características de la raza negra: labios gruesos, nariz ancha y pelo rizo, inspiran sus creaciones, que profundiza en los fenómenos de marginación y racismo en Cuba y otros países.

El pasado mes de agosto, en el Centro Provincial de Artes Plásticas y Diseño, inauguró la colección Afrocultívate, la que estuvo dedicada a los 100 años de los sucesos del Movimiento de los Independientes de Color, en 1912, cuando la fuerza policial del presidente José Miguel Gómez asesinó a tres mil hombres.

AfroCultívate, expresión artística contra la marginalidad

Exposición AfroCultívate, dedicada a los 100 años de los sucesos del movimiento de los independientes de color

Santiago de Cuba, 13 ago. Características de la raza negra: labios gruesos, nariz ancha y pelo rizo, inspiran la exposición de la plástica AfroCultívate, un discurso que profundiza en los fenómenos de marginación y racismo.

Abierta al público hasta el próximo ocho de septiembre, en el Centro Provincial de Artes Plásticas y Diseño, la muestra está dedicada a los 100 años de los sucesos del Movimiento de los Independientes de Color, en 1912, cuando la fuerza policial del presidente José Miguel Gómez asesinó a tres mil hombres.

A través de 13 retratos realizados con la técnica de aceite sobre lienzo, el artista santiaguero Oandris Tejeiro (Joa) expresa los sentimientos de rechazo, negación y superioridad que persisten en algunos segmentos de la sociedad cubana actual, según expresó en exclusivas a la AIN.

Mi obra tiene una gran influencia del Caribe, de los símbolos de la cultura rastafari, empleo pocos colores, pinceladas muy fuertes y chorros de pintura, recursos que me permiten reflejar emociones relacionadas con la situación de la afrodescendencia, aseguró.

Abogo por que la mujer, fundamentalmente de la raza negra, tenga su valor no solo en la familia, sino también en el resto de la comunidad, partiendo del hecho de aceptarse ellas mismas, con sus características de origen africano, señaló el artista.

Resaltan en la exposición dos instalaciones realizadas con materiales recogidos en las calles, como forma de crear piezas alternativas a las que existen en la ciudad de Santiago de Cuba hechas fundamentalmente de bronce, mármol y otros materiales más convencionales.

Joa es licenciado en la carrera de Estudios Socio-culturales de la Universidad de Oriente y ha participado en más de 10 exposiciones personales y colectivas realizadas en Cuba, Argentina y Colombia.

Un Menú para disfrutar entre todos

No creo que existan dudas sobre la calidad artística del cantautor santiaguero José Aquiles, uno de los máximos exponentes de la Nueva Trova en una ciudad que, como Santiago de Cuba, se vanagloria de sus juglares. Allí está su obra, canciones que componen el imaginario sonoro de una generación (y de seguro, de no ser este un archipiélago donde lo comercial roba espacio a la cultura, lo sería de otras tantas) y que le ha ganado merecidísimos reconocimientos en los escenarios más exigentes.

No hablaré, por tanto, de sus dotes trovadorescas (¿no hablaré?), sobre todo porque aún estoy en su (re) descubrimiento, intentando recuperar los versos que se me habían escurridos por esas otras bifurcaciones del camino y que hoy, afortunadamente, coinciden en mis pasos. Destacaré en cambio, las habilidades culinarias que ha demostrado tener José Aquiles.

En efecto; más allá del buen verso, de la musicalidad, del amor que sus canciones desprenden en cada acorde, Aquiles se ha empeñado en convencer a todos (y lo logra), de su capacidad para mezclar ingredientes (de la mejor factura) y regalarnos un delicioso Menú para degustar en la complicidad de una descarga.

Solo que este Menú no ofrece al cliente los típicos platos de cualquier restaurante de la ciudad (ni siquiera de los paladares que pululan hoy en Santiago de Cuba); no hallará en la carta carnes, ensaladas, vinos, cocteles o dulces; aunque si le invita a degustar de múltiples aperitivos, platos fuertes, guarniciones y postres; conformados, en todos los casos, por canciones.

Por ahí anda la idea de la “Peñade Menú”, quizás, uno de los espacios culturales de su tipo más concurridos de la ciudad. Cadaprimer sábado de mes, en el extraordinario y acogedor patio interior (¿terraza?) del Centro Cultural Francisco Prat Puig (Antiguo Seminario San Basilio El Magno), José Aquiles ofrece un variado Menú de sus canciones, en Cartas bellamente decoradas por pintores santiagueros; y siempre guarda, como sugerencias especiales del chef, la presencia de múltiples invitados.

Otras secciones conforman un muy bien ideado programa. Destaca “La Entrevista”, momento oportuno para conocer sobre la vida y la obra de santiagueros destacados en diversos ámbitos (cultura, ciencia, deporte, artes, etc); y para indagar en cuestiones como “la chabacanería” y “las reacciones ante los temblores” en esta ciudad; todo, antes de que el invitado sugiera a los presentes el menú (este sí comestible) para el próximo día. Sobresale también la sección del escritor y promotor cultural Reinaldo García Blanco; siempre con un tema para reír y reflexionar (o viceversa).

La más reciente edición de la “Peña del Menú”, celebrada este sábado 5 de mayo, a pesar de las traiciones de una lluvia que mermó al público y de una desafiante Claqueta[1] que arremete con su agobiante reguetón; estuvo dedicada a la XVI Feria Internacional Cubadisco 2012, que este se año, bajo el lema “La isla de las mil cuerdas”, se dedica de manera especial a la guitarra y otros instrumentos de cuerda.

En este sentido, la Peña tuvo entre sus invitados al guitarrista concertista Aquiles Jorge y la orquesta de guitarras “Arkos”. En la sección La Entrevista, conocimos más sobre la artista plástica y diseñadora Marta Mosquera Rosell, a quien además se le agradeció por su contribución al espacio del Menú, al ser la gestora de las Cartas que contienen la propuesta musical de cada mes.

Igualmente se reconoció a alguno de los nominados santiagueros al Cubadisco 2012, entre ellos Rubén Lester y Luis Felipe Pérez Veranes (Felipón), ambos en la categoría de Trova-Fusión.

Recién llegado de La Habana, aún visiblemente extenuado por el viaje (lo cual dice mucho del compromiso del trovador para con los suyos), José Aquiles volvió a regalarnos un exquisito manjar, como viene haciendo cada primer sábado de mes, desde hace casi dos años.

No sé si hoy alguno de los que asistieron al encuentro en la noche de este sábado, degustará en su casa de la sugerencia de Marta Mosquera, un arroz imperial; de lo que si estoy seguro es que el próximo mes de junio muchos apostarán nuevamente por las ofertas gastronómicas dela “Peña del Menú”.


[1] La Claqueta, es un espacio con características de cabaret al aire libre que colinda con el Centro Cultural Francisco Prat Puig, y que se especializa en poner música “popular” a elevados volúmenes.

Post Navigation

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 2.028 seguidores