Santiago en mí

¿Cómo somos?

Lo real maravilloso santiaguero

Hace casi cinco siglos arribó la modernidad a nuestra región, los españoles sometieron a sangre y fuego a los indígenas que vivían entre el mar y las montañas de Cuba, y sobre las ruinas de sus bohíos fundaron la villa. La historia santiaguera comenzó con la llegada delAdelantado Diego Velázquez y sus huestes; los vencidos, los que quedaron fuera de la historia, o más exactamene en la prehistoria,  se vengaron amancebando al Apóstol Santiago con la india Cuba, quizá una de sus deidades principales. De manera que el nombre de la villa sincretizaría simbólicamente civilización y barbárie:  Santiago de Cuba.

Hoy, estamos en el umbral de una extraña postmodernidad que también nos llega de fuera, esta vez portada por los parientes de la diáspofra y los turistas a través del cine, la televisión, elvideo e Internet. La realidad santiaguera contemporánea es una suerte de fresco hecho a cuatro manos entre Salvador Dalí y Franz Kafkam, en la que el periódico local puede ser leído en un sitio web de Internet, mientras los santiagueros siguen consultando para copnocer su futuro el misteriosos lenguaje de cocos y caracoles.

Santiago de Cuba es una ciudad maravillosa, donde usted podría conocer a Amalia, una profesora de Literatura, quien le contará que una vez cuando viajaba en un destartalado coche de caballos, vio a una negrita “cabeza de clavo” pasar sonriente y satisfecha junto a su “pepe” en un Toyota. Amalia,que ese día debía hablarles a sus alumnos sobre Cien años de soledad, cuenta que, irritada, murmuró: “¡Jinetera!”, y que al parecer la muchacha la escuchó, pues de pronto elcarro frenó y retrocedió hasta situarse junto al coche. Entonces ésta, con ira y a tiempo que hacía un gesto obsceno, gritó: “MIra mi`ja, Dios  me lo puso en el medio, pa` mi remedio”, y el carro aceleró espantando los caballos…

Santiago de Cuba es una ciudad fascinante, donde algunas mujeres sienten una necesidad casi patológica de llamar la atención, hasta el punto de vestir escasas y muy ajustadas ropas para provocar el piropo.  Pero ¡cuidado! Esas mujeres que mueven acompasadamente sus grandes nalgas y enseñan espaldas y ombligos,no son putas. ¡No! No se equivoque, ellas son mujeres decentes, sus lycras y “baja y chupa” no indican que sean mujeres “de mala vida”, como las que usted puede observar en ciertos barrios de Santo Domingo, Kingston o Puerto Príncipe. Esas santiagueras loque quieren es que las miren.

Santiago de Cuba es una ciudad de ciencia, conciencia y magia, llena de doctores, masters y licenciados, que ya no hablan ruso, sino inglés; usan el correo electrónico y en ocasiones Internet, y aspiran a viajar no a la Unión Soviética o a Checoslovaquia, sino a Haití, Honduras, España o Miami. Gente seria y bien formada para los cuales, ante ciertos altares, se hacen discretamente “trabajos” para garantizar que un tribunal apruebe sus tesis, le otorguen una misión o salgan en el “bombo”…

Ésta es la única ciudad de Las Antillas donde usted podrá  encontrar un físico nuclear haciendo de guía de turismo, y un ingeniero llenando fosforeras en la “candonga”; donde una mecanógrafa habla esloveno y un sociólogo es “machacante” en una camioneta de transporte. Éste es Santiago, no os asombréis de nada, dijo alguna vez un poeta en inspirado verso que todos aquí con orgullo.

Santiago de Cuba es una ciudad mágica donde usted podrá conocer a Maritza, una oven que vive en el barrio Los Hoyos; ella le contará que hace algún tiempo su hermano, el rastafari, se enamoró perdidamente de una jabá que pasaba todas las mañanas con una carretillita vendiendo boniatos. Él la trajo para la casa donde, en dos pequeños cuartos, vivían ella, su marido,sus hijos, su madre y sus cerditos Pancho y Azuquín. Incómoda con la llegada de esta no deseada cuñada, Maritza le pidió a su “padrino” que le hiciera un “trabajo” para que la intrusa se marchara; éste le dijo que le diera cincuenta pesos y puso manos a la obra. Pero resultó que a los tres días la jabá cayó gravemente enferma. Entonces la vieja Avelina aconsejó a su hija que tuviera cuidado, pues la mujer se podíamorir. Asustada, Maritza corrió a ver a su “padrino” y le aclaró que ella quería que la mujer se fuera de la casa, no que se muriera; a lo que éste contestó lacónicamente que quizá su “muerto” no había entendido bien, y le pidió otros cincuenta pesos para deshacer el “trabajo”; esto último, Maritza se los contará con lágrimas en los ojos…

En algunos barrios de la ciudad de Kingston se puede alquilar por una cifra razonable un asesino para desembarazarse de un enemigo. En Santiago de Cuba eso no es posible ; aquí se buscan los servicios de un muchacho que le tira una lata de mierda encima a su adversario por el módico precio de $200.00. ¡Así es la cólera del santiaguero!

¡Ah! Y esté atento cuando compre maní tostado en las calles de Santiago, pues usted puede descubrir después de comerse el último grano que el cucurucho estaba hecho con hojas de Materialismo y empiriocriticismo, o Así se templó el acero.

Santiago de Cuba es una suerte de Macondo antillano, la ciudad está anclada dentro del mar de lo real-maravilloso-caribeño. Aquí los extremos se tocan realmente, aquí ni Aristóteles ni Platón tienen mucho que hacer y menos aún Hegel, aquí es imposible escribir La fenomenología del espíritu ¡porque hace mucho calor y la tierra tiembla!

Rafael Duharte Jiménez

“Lo real maravilloso santiaguero”

Ediciones Caserón

Premio José María Heredia de “Ensayos”

23 pensamientos en “¿Cómo somos?

  1. Seguro estoy que muy pocos santiagueros pueden leer lo que usted aqui escribe (porque solo ustedes tienen internet), su tema es una forma de rebajarle la calidad al ciudadano santiaguero; de hecho ya rebajada por los que les denominan “PALESTINOS” en su propio país y que son representantes nacionales de la región Oriental (tambien lo dicen con desprecio)……Santiago de Cuba tiene mucho valor cultural, politico y social que el que usted (que tiene internet) refleja en este privilegiado espacio internacional. Yo me pregunto que gana usted con esas vulgaridades (negrita cabeza de clavo y jinetera)……
    Quien le ha dado esa facultad a la vulgaridad para ridiculizar a los ya ridiculizados y engañados negros, indios y mestizos de Cuba. Ayuda eso a la nación? Ayuda eso a la sociedad? Ayuda eso al despertar de esos antes esclavizados y hasta hoy marginados (siempre en el ultimo lugar “hasta aquí en Miami”) por la clase racial de los conquistadores de hace varios siglos. Usted con su privilegio (tiene internet) denigra todo lo que el estado cubano presenta como estandarte de sus logros y triunfos en el desarrollo y proyección social. No se de que color usted es (aunque ya los negros y mestizos, ni saben que son o no quieren ni saberlo) Pero usted se ha dado cuenta que a las blancas con extrajeros no les dicen “Jineteras”, ni a los blancos tampoco les dicen “Jineteros”. Ademas, porque tanta vulgaridad detras de tanta hipocresía y demagogia al presentar “La Ciudad Heroica” de tu pais y sus ciudadanos……….O esta hablando de usted mismo? Yo soy blanco y mi mujer es negra (dominicana)

  2. Noel Pérez García en dijo:

    Estimado JFE:
    Ante todo aclaro que hablo en mi nombre, autor del blog que usted ha tenido la deferencia de leer, y en defensa del Profesor Rafael Duharte, historiador de respetable labor en nuestra ciudad y quien es autor del ensayo que yo, sin habérselo consultado, colgué en este sitio como un análisis curioso de la personalidad de los santiagueros. Es cierto que cuanto se escribe en este sitio no lo pueden leer todos los santiagueros, como yo quisiera y personalmente he expuesto en varios escenarios, pero el texto que usted critica, sí puede leerlo cualquiera pues lo tomé de un libro publicado por una editora de esta ciudad y disponible en librerías y bibliotecas del país…
    en cuanto a mi “privilegio” de internet, le puedo decir que es el mismo que el de miles de personas que se conectan desde las universidades cubanas, y que además, no es tal privilegio pues bastante trabajo que se pasa para poder mantener un espacio como este con cuotas mensuales que no alcanzan para todo cuanto se debe buscar en la web y una conexión extremadamente lenta; pero si quiere puede realizar una breve búsqueda sobre la blogosfera cubana y se percatará que hay muchos jóvenes de diferentes profesiones y con diferentes visiones que, con las limitaciones de ese privilegio, dan a concer su visión del país donde viven.
    Lamento que el tono de su comentario haya sido tan agresivo y no haya sabido respetar la opinión de un investigador santiaguero que además, mereció premio por un libro de ensayos que recoge no solo este que transcribí acá, sino otros sobre la historia local de mucho valor.
    Sobre la temática racial en cuba le sugiero también que lea sobre los recientes debates que a través de la web (incluida la blogosfera cubana) se vienen desarrollando en las últimas semanas.
    Por último, el profesor Duharte es blanco, pero para nada denigra a sus semejantes negros, todo lo contrario, ha sido quien más ha contribuido en esta ciudad al estudio de las raíces negras santiagueras, sobre todo, por la herencia francohaitianas.
    Yo, también soy blanco, y me precio de tener entre mis amigos a un negor, pintor y grabador santiaguero por demás.
    Saludos
    Noel

  3. Pingback: EVA GRIÑÁN, MI HOMENAJE | Cultura Cuba

  4. LA VERDAD PRIMERA DISCUSION QUE ENCUENTRO EN INTERNET TAN HERMOSA LLENA DE RESPETO, ESTO ME DA A ENTENDER QUE LOS DOS SON GRANDES PERSONA……SIGAN LUCHANDO POR SU LIBERTAD

  5. Encontré pintoresco su visión de Santiago, tal vez le faltó un poco de balance, entre luces y sombras, sobre todos para los que no conocen esa heroica ciudad, aunque pienso que nadie escribe con la meta imposible de reflejar todas las aristas de un determinado contexto, la información siempre pasa por el contenido cultural y político del receptor, que interpreta y saca, al decir de Taladri, sus propias conclusiones. Mis recuerdos sobre Santiago son otros, aunque no minimizo para nada visiones diferentes, en todo caso me complementan. Tal vez la próxima vez que visite mi ciudad estaré más atento a esa parte de su realidad.

    • Estimado José Alberto, no le falta razón, es otra visión de Santiago de Cuba, ni siquiera mía, sino del Profesor Rafael Duharte, mi visión está en los contenidos que publico, siempre bajo mi responsabilidad, solo mi verdad que no es más que mía ni pretendo sea la de nadie más. Le agradezco su comentario, y ojalá cuando visite otra vez Santiago de Cuba, se lleve otras impresiones, mejores que estas pero siempre pasadas por el tamiz de su apreciación.
      un saludo cordial
      Noel

  6. Malheureusement je n’écris pas en espagnol, pour ma part je trouve qu’il est rare de trouver de vrais conversation sur des réflexions de société et je vous remercie de les avoir publiées. Après avoir visité Santiago en 3 jours comme 5 autre villes cubaines, il est évident que Santiago se distingue des autres villes, elle semble enclavée fermée sur elle même, il y règne un monde à part qui la rend fascinante mais également difficile d’accès. On s’y sent libre comme dans un monde imaginaire et en même temps enfermé comme dans un lieu immobile.
    Cette ville est fascinante, elle est attirante et en même temps tellement fermée. On sent qu’il y règne des mondes qui se côtoient mais ne partagent par le même mode de vie et les mêmes privilèges.
    Lamentablemente yo no escribo en español, por mi parte me resulta raro encontrar conversación real en las reflexiones de la sociedad y gracias por haber publicado. Visitó Santiago en 3 días como 5 otras ciudades cubanas, es obvio que Santiago se distingue de otras ciudades, parece completamente cerrado en él, hay un mundo aparte que hace fascinante pero también de difícil acceso. Se siente libre como en un imaginario y en el mismo mundo ocultas en una ubicación fija.
    Esta ciudad es fascinante, es atractivo y al mismo tiempo tan cerrado. Creemos que hay mundos que se entrelazan, pero comparten el mismo modo de vida y el mismo privilegio.

    • Je suis heureux que vous ayez eu à connaître de près de Santiago, si ce que j’ai écrit ici est une autre vue de la ville, alors je suis heureux … cuanod et nous espérons avoir une chance de revenir à mes Santiago, j’ai lu sur ce blog servira aussi Guide …
      encore une fois merci pour le commentaire et excuser les erreurs de cette traduction
      Cordialement
      Noel

  7. Martin en dijo:

    ¿Hay manera de acceder a los legajos del archivo histórico provincial de Santiago de Cuba?

  8. Daniel ramis en dijo:

    Soy santiaguero , y vivo en el extranjero me salio en verso, ja, ja,ja. Buscando sobre la historia de santiago en la internet, para aprender mas de lo que hasta ahora vivi, me encontre con este ensayo, este magnifico ensayo que solo un cubano puede escribir y un paisano leer sin que la sombra del racismo y el irrespeto por nuestra nacionalidad intervenga, es que en realidad asi somos los santiagueros de estos tiempos y no habia podido leer definicion mas cubana , realista y concreta que la que acabo de leer, gracias al sr Duharte

    • Muchas gracias, Daniel, por el comentario, me alegro mucho que comparta la acpetación por esta visión muy particular y a la vez compartida, el Profesor Duharte…saludos Noel

  9. Anónimo en dijo:

    De acuerdo con jef

  10. Anónimo en dijo:

    Saludos,

    Estoy de acuerdo con jfe en muchos puntos. Aunque nací y creci en La Habana y mi padre también , soy hija de santiaguera. También lo es mi abuela hoy de 95 años, lo fueron mis bisabuelos, y toda la familia de mi madre lo es. Visite Santiago de niña varias veces y mi familia santiaguera visitaba La Habana también. Tengo primos y primas segundos santiagueros de todos tipos, músicos clásicos de la Sinfónica, artista del teatro guiñol ahora en Francia, medicos, ex-presas políticas, escritor, chelistas clásicos, cantante, camarógrafo, pintora, relojero, y trabajadores laborales sin títulos y limitada educación formal también.

    Y mi bisabuelo era Cubano nacido en Jamaica, judio y hablaba Ingles. El Ingles se hablaba en Santiago antes que el Ruso, y creo que mas que ” realidad santiaguera contemporánea” “una suerte de fresco hecho a cuatro manos entre Salvador Dalí y Franz Kafka”, creo que la realidad santiaguera contemporánea es un grafitti hecho a cuatro patas entre Fidel, Raul, Vilma y otros muchos privilegiados.

    Mis recuerdos de Santiago y su gente son de gente cariñosa, dicharacha, acogedoras, poética, profunda, fuerte y de una gran valentía . Memorias de tomar cafe muy dulce y mas claro que en la Habana en mananas de neblina sentada en un banquillo en el patio interior de la vieja casa de los bisabuelos durante los años 60’s nada tiene que ver con vulgaridades ni con “donde algunas mujeres sienten una necesidad casi patológica de llamar la atención”.

    El professor habla de una realidad que existe no solo en Santiago pero también en La Habana (lo veo por el internet y a que no vivo en Cuba desde 1971) pero también existe en Atlanta y Miami, Venezuela, Brazil, NY , Y russia en veranos no lo dudo. Esta “realidad” nada tiene que ver con visitas de los “parientes de la diaspora”, ni la television y el internet. Tiene que ver con una erosion de reglas de comportamiento en publico y la falta de recurso materiales, educación, civilidad, etc. en comunidades donde existe una cultura de sobre-vivencia a vase de lo que sea, una cultura donde santiaguinos han salido a vivir como clandestinos en en su propia tierras y son burlados y mal tratados aunque como siempre son los primeros en arriesgar sus pescuezos ante la injusticia y el descaro.

    No soy ajena al tema Afroantillano y de las culturas, artes y sociedades negras en Las Americas, Estados Unidos, el Caribe y especialmente Cuba del pasado y contemporáneas . He leído algo y casi todos los que hemos estudiados estos temas y quizás hay una conciencia mas desarroyada en Estados Unidos al respecto, sabemos que hay una literatura re-duccionista que hace del negro o la negra una caricatura, esto con raíces entre “el noble salvaje” y los espectáculos de teatro de minstrel con caras pintadas negras del siglo 19 y antes.

    El ensayo con sus referencias sobre el carácter ignorante, creyente, vulgar, promiscuo, y sexualizado de las mujeres y otros de que escribe el professor con excepción de la profesora de literatura Amalia, es material muy usado pero lo mas difícil es que también le falta gracias y poesía. No nos dan ganas de conocerlos mas adentro de saber sus narrativas, son caracteres planos y fragmentados que mas bien dan tristeza pero que sobretodo que quieres rescatar del innecesario atropello literario.

    Las frases : “cincretizacion de civilización y barbarie, (quienes eran los barbaros? , “la negrita, cabeza de puntilla” un termino super racista muy viejo que recuerdo haver oído de niña en Cuba no hacen honor ni reflejan al pueblo santiaguero, a menos que estemos hablando de dos pueblos santiaguero, el negro y el blanco? Y al final la barbara fue Amalia profesora de Literatura sin ton ni son insulto a “la negrita cabeza de puntilla” llamándola jineteara, sin que ella se hubiera metido con ella, solo por envidia, ya que la “profesora iva en coche de caballos y la “negrita” inculta se paseaba orgullosa con su hombre y en un Toyota.

    Hay muchos autores que han trabajado el tema de la esencia Afrocaribena, Afrocubana en el movimiento Negritude/Negrismo con raíces en la herencia Modernista entre ellos Fernando Ortiz, Luis Benitez-Rojas, Pales Matos, Guillen, Cesaire, Pichardo Moya, Claude Mackay , Stuart Hall, Langston Hughes unos mejores que otros hoy en dia han abordado el tema pero este ensayo en esta época y a estas alturas en un momento donde resurge (se que nunca se fue) un cierto desdén y rechazo a la población negra en Cuba me parece de mal gusto y con poco que contribuir a lo que el autor llama el “Como Somos” santiaguero.

    Para mi es un trabajo con tendencias mas Negrofobias que de apreciación a la cultura Afrocubana santiaguera, es mas es possible una sátira burlona y como tal deja un mal sabor en la boca por faltarle la comedia. Soy artista visual , me disculpan el largo comentario y las faltas gramaticales que encuentren, escribir no me viene facil. Gracias por el espacio y las fotos de Cuba y las historias de sus calles y otras cosas mas.

    Mar

  11. juan tamayo en dijo:

    Acabo de encontrar este blopg maravilloso. Vivo en EEUU asi que perdonen el espanol. He confirmado que Mi tatarabuela no, 2 se llamo josefa de vargas machuca y segun historial oral de mi familia era hermana de carlos de vargas machuca y cervetto, que fue gobernador de oriente. josefa caso con carlos silveira y tuvo hijo carlos hermenegildo. hermenegildo caso con gumercinda beranguer. cualquier informacion sobre estos seriaa muy agradecida.

  12. Eduardo salas en dijo:

    Bueno mis recuerdo de Santiago de cuba son maravillos, mi nombre Eduardo Salas,
    nieto de Justo salas Arzuaga que fue Governador de Oriente hasta el 1952, viviamos en Garzon numero 21 cerca de la plaza de martes, me acuerdo que en los fines de semana no ibamos a una finca que teniamos en el caney, o a la playa de daiquiri, con toda la familia que se componia de los Salas, Jay, Karrel,
    angulo Saez y muchos mas y tenia un tiempo tan feliz que nunca se me olvida, y cuando veo fotografias o hablo con personas que todavia estan halla el tiempo parece que esta parado en comparacion con el resto del mundo y es una lastima,porque el cubano o cubana es tan creativo que no se porque el tiempo a dejado de avanzar. No deje caer la esperanza.

  13. Con mucha alegría visité este sitio, pensando a ciencia cierta que era un sitio para conocer mas de mi Santiago natal. Y cual fue mi sorpresa al leer líneas llenas de odio y resentimientos y sobre todo una crítica mas que constructiva fuertemente venenosa y descarada. Ademas del descuidado elaborar de las ideas que parece que va a decir algo interesante y surge un comentario desagradable, sin sentido y fuera de contexto. Sin excluir las repetidas faltas de ortografía que se ven a lo largo del artículo.
    No soy ciego y se que existen problemas reales pero atacándolos con una mirada tan obtusa, y un corazón de tasquil envenenado no se van a resolver. Espero no volver por aquí, este artículo empece a leerlo pero por suerte no pude terminarlo. No acostumbro a dar mi opinión en sitios web pero una artículo tan desagradable merece una Frambuesa de Oro. Si usted no esta orgulloso de Santiago, de ser santiaguero no ponga entonces un titulo tan lleno de mentiras como Santiago en Mí. Y lo mas importante no describa a la gente que no conoce como si los conociera, pues usted habla de los santiagueros como si fuesen una clase baja. Para que mentirle, mas que aludido me sentí ofendido. Mejor suerte con sus próximos artículos y ojalá mas que ofenderlo, que no es mi intención logre motivarlo para hacer un producto mejor y mas cubano, mas santiaguero y menos hiriente.

    • Estimado Eman, en primer lugar, el arttículo al que usted hace refrencias no es de mi autoría, sino del MSc. Rafael Duharte y pertenece a un libro de ensayos merecedor en su momento del Premio josé María Heredia. Para saber mi opinión de Santiago, debe leerse el sitio completo, y otras cosas publicadas por mí, que sí me siento orgulloso de mi ciudad, lo cual no puede llevarme a ocultar otros aspectos que la afean. Las faltas de ortografía se las acepto, pero son parte de la premura y la dificultad de publicar en un sitio que se creó en momentos en que publicar en internet era mucho más difícil, si decide no leer más el sitio, es su derecho, pero le aseguro se perderá otros artículos que realmente serían de su interés…saludos
      Noel

    • I came, I read this article, I coeenqrud.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: