Santiago en mí

La desconocida casa de Emilio Bacardí

Revisando en la red de redes encontré este reportaje fechado el 14 de noviembre de 2008 bajo el título de “La desconocida casa del Hijo Ilustre de Santiago de Cuba: Emilio Bacardí Moreau”, y que surge de las manos de la periodista Yisel Filiú Téllez. Hoy lo transcribo para Uds, aprovechando estas entradas dedicadas a profundizar en el concocimiento sobre la figura de Emilio Bacardí.

No son pocos los historiadores que coinciden iniciar sus reseñas a Emilio Bacardí Moreau (nacido el 5 de junio de 1844)  refiriéndose a la imposibilidad de sintetizar en pocas líneas todos sus aportes culturales. Su nombre es letra repetida en cuanta obra o acontecimiento social y cultural se sucedía en su ciudad natal durante los dos primeros decenios de Cuba republicana. Para ese entonces ya había forjado una personalidad y una solvencia económica que no disfrutó cuando transcurrieron sus años infantiles y mozos en el siglo anterior, esclavista y colonial.

Todo lo acontecido en su vida tiene trascendental valía para la historiografía de esta ciudad y del país. Conocer sitios a él vinculados será siempre memoria fascinante para los amantes de nuestra cultura. Recientemente se tuvo conocimiento de un sitio en el que vivió Bacardí y que además clasifica como el más importante de los que habitara.

La casa de Trinidad baja número 12 (actual 392) fue a juzgar por los argumentos ofrecidos por la historiadora Sara Inés Fernández Hechavarría la segunda que ocupara Emilio Bacardí Moreau, pero donde viviera por más tiempo(1) . La documentación consultada por la propia investigadora señalan a Doña Lucía Victoria Moreau (madre de Emilio Bacardí) propietaria de este inmueble que ocupó junto a su esposo Don Facundo Bacardí Massó.

Los acontecimientos relacionados con la vida de este insigne patriota cubano de los cuales fue testigo este inmueble lo ubican en la historia como la casa de mayor trascendencia de las que viviera Emilio. Afirmamos esto porque está en proceso de confirmación, según señala Sara Inés, su nacimiento en la calle Cornelio Robert (Jagüey No. 8), luego se traslada hacia la que ocupa a la presente investigación, además tenemos noticias -gracias a las Crónicas de Forment- de haber vivido Bacardí en la fastuosa casa No. 9 (antiguo) (170 moderno) de la calle Aguilera -donde se sucedieron importantes actividades sociales(2)-  y su quinta veraniega, Villa Elvira, donde dio a luz sus obras literarias.

En la casa de la calle Trinidad Bacardí “transcurrió gran parte de su niñez y adolescencia, interrumpida por la emigración a Barcelona cuando la epidemia del cólera”(3)  que azotó a la capital oriental en 1852. Toda la familia se traslada a la ciudad española.

De regreso, en plena adolescencia, los sueños propios de esta edad fueron la realidad el trabajo diurno y las clases nocturnas en el colegio “San José”. Más tarde, en 1862, tuvo que dedicarse al trabajo, pues nacía lo que posteriormente fue la próspera fábrica de ron Bacardí. Emilio fue prácticamente un autodidacta, porque siempre se preocupó por su formación académica.

Llega Emilio Bacardí a los años de inicio de contienda con ferviente ansia de justicia y libertad. Ya se había unido a jóvenes revolucionarios, y aunque no se alza, la conspiración fue su principal arma de combate.

Al estallar la Guerra Chiquita, Emilio Bacardí protesta por el maltrato a los prisioneros. “De esta casa de Trinidad precisamente también fue sacado, fue detenido cuando su primera deportación. De aquí Emilio Bacardí pasó al Vivac, cárcel pública y luego trasladado al Morro y deportado a España y Chafarinas”(4) , posesión africana de España. Allí estuvo durante cuatro años.

Pero evidentemente lo más significativo es que en este sitio surgió uno de los proyectos de rescate cultural más importantes de la ciudad para la época: la fundación de la Junta Heredia, -con la presencia de Federico Pérez Carbó, Felipe Hartman, el propio Bacardí, entre otros, todos integrantes del Grupo Librepensador Víctor Hugo- persiguió el rescate, para las nuevas generaciones, de la casa natal del Cantor del Niágara(5).

“Se trata de un sitio histórico, emblemático de la ciudad porque la poesía de Heredia ayudó a muchos patriotas a enrolarse en la causa independentista, y la casa natal de José María Heredia hubiera sido un sitio perdido en la actualidad se aquél grupo de patriotismo se hubieran reunido aquí, un 28 de octubre de 1889 para constituir en esta misma casa, en esta misma morada de Emilio Bacardí como recoge la prensa periódica de la época la Junta Heredia(6).

Era menester entonces nombrar delegados de la Junta en el extranjero, y entre esos hombres a los que se les solicitó su concurso estaba nuestro Héroe Nacional José Martí.

Y para diluir últimas dudas “la casa conserva un sótano donde se efectuaban las reuniones de conspiración”, y una tapa antigua dieron que da fe de que “aquí Bacardí inició su vínculo con la industria del ron”(7).

Quizás son muchas más las historias que pueda contar esta casa de la calle Trinidad con respecto a la vida de este santiaguero amante de su terruño que es capaz de contagiar al lector que toma por azar cualquiera de sus páginas.

Antigua casa de Emilio Bacardí Moreau. Foto: Yisel Filiú Téllez

Notas:

(1) Entrevista a Sara Inés Fernández Hechavarría. Investigadora de la vida y obra de Bacardí. UNICH
(2) Carlos E. Forment Rovira: Crónicas de Santiago de Cuba. Pág. 330.
(3) Entrevista a Sara Inés Fernández Hechavarría. Investigadora de la vida y obra de Bacardí. UNICH
(4) Ibídem
(5) Memoria de los trabajos realizados por la Junta Heredia.
(6) Entrevista a Sara Inés Fernández Hechavarría. Investigadora de la vida y obra de Bacardí. UNICH.
(7) Ibídem

Anuncios

Navegación en la entrada única

15 pensamientos en “La desconocida casa de Emilio Bacardí

  1. Pingback: Emilio Bacardí: un hombre de todos los tiempos « Santiago en mi

  2. CURRICULUM VITAE

    DR. PROF. KARY TORRES-FLOTATS, alias ANDREA TUTOR.

    Fecha de Nacimiento: Santiago de Cuba, 27.04.1954

    Nombre al nacer: MARÍA CARIDAD TORRES (y de) VILA

    Hija del primogénito del Sr. Don ANTONIO TORRES I FLOTATS, alias ANDRÉS TUTOR. Pintor y Decorador de Academia (Cariñena, Zaragoza, 1867- Santiago de Cuba 1909), Fundador Propietario de la Academia de Bellas Artes de Santiago de Cuba en 1903.

    1962 Curso Introductorio de Piano. Profesora: Maestra Adela Stable, ¿Profesora Jubilada del Conservatorio Provincial “Esteban Salas”?

    1963 Prácticas de Manualidades de rosas en telas y otros, maestra Alejandrina

    Grandales.

    1963 Ganadora del Concurso de Dibujo Infantil. Escuela Primaria “Salvador Pascual”,

    Santiago de Cuba.

    1966-67 Curso de Educación Musical: Profesora: Maestra DULCE MARÍA FERRÁ,

    Propietaria y Directora del Conservatorio Provincial Esteban Salas de Santiago

    de Cuba hasta la estatización.

    1971, 1972 Grupo Aficionado de Planes la Escuela al Campo, Lugar: “La Villa”,

    Veguitas, Oriente. IPU “Cuqui Bosch”. Directora del Grupo: María Elena Masó.

    1975 Participación en un Coro Hablado con actuaciones en el Teatro de la

    Universidad de Kiev “Taras Chevshenko”

    1976 Festival de la Facultad Preparatoria de la Universidad de Kiev “Taras

    Chevshenko”:

    1er. Premio de Coros Cantados

    1er. Premio de Pareja de Baile

    1er. Premio de Grupo de Baile (Actuaciones: Teatro de la Facultad

    Preparatoria; Televisión de Ucrania; Teatro Oktiabr de Kiev en la Gala a los

    Veterano de la Gran Guerra Patria (II Guerra Mundial)

    1989 Actuación puntual en la película “Matar al Dragón”, en la escena del Hotel

    Cosmos de Moscú, Mosfilm. En uno de los roles protagónicos: Vichislav

    Tíjonov.

    1998 Primeros dibujos en la técnica Ball Pin Pin, en Altahabana, La Habana, Cuba:

    Paloma-Gaviota, representando al ESPÍRITU SANTO en 3 ejemplares (firmados:

    Cary. Ubicación: 2 en Berlín, una propiedad de la Dr. Prof. Cary Torres y otra

    propiedad de la Dr. Marion Lenk) y una tercera en propiedad de Patricia

    Tamayo, R. J. M. Altahabana, monja mexicana de origen Maya.

    2006 Creadora de la expresión artística del Movimiento Literario y Artístico del

    Realismo Romántico del s. XXI.

    2006 Diseño del Logotipo UNIVERSO EDITORIAL OVO OWO OBO.

    2006 Diseño de Portada e Ilustración de la novela VALS PARA KARLA y otros libros.

    2006 Fundadora Propietaria del Sello Editorial UNIVERSO EDITORIAL OVO OWO OBO®,

    Santander, España.

    2006 Fundadora de la editorial, renombrada en 2008, EVA EDICIONES, S.L.

    Editor, Santander, España.

    2007 a 2012 Pintora Autodidacta, con clases canalizadas de su Abuelo el Maestro

    Academicista DON ANTONIO TORRES I FLOTATS.

    2007 9ª Edición del Concurso de Pintura de Santa María del Puerto en Cádiz,

    España.

    2007 I Muestra Individual del Neo Realismo Romántico en la Plástica: ANDREA

    TUTOR, Santander: Ilustración, Pintura y Fotografía.

    2007 2ª Edición del Concurso de Fotografía “Vivir sin tabaco”, Santander.

    2007 Concurso de Fotografía de Nacional Geographic.

    2007-2009 Diseño y elaboración de la Web profesional de ANDREA TUTOR y los

    Blogs.

    2008 Fundadora de UNIVERSO EDITORIAL OVO, S.L.

    2008 Diseño del Logotipo EVA EDICIONES, S.L.

    2008 Reproducción de los cuadros “Carolina” de ANDREA TTUTOR y “Los Iluminados”

    de RAÚL TORRES-FLOTATS en mural electrónico del Instituto de Energía

    Nuclear de la Academia de Ciencias de Cuba. Montado por la Dr. Margarita

    Cobas, La Habana, Cuba.

    2008 10º Edición del Concurso de Pintura de Santa María del Puerto en Cádiz.

    2008 2ª Edición del Concurso de Fotografía “Vivir sin tabaco”, Santander.

    2011 II Muestra Individual de ANDREA TUTOR, Creadora Realismo Romántico del s.

    XXI: Ilustración, Pintura y Fotografía, en el contexto del Lectura Internacional

    de Poemas, organizada desde la Stanford Universidad, EEUU. (350 ciudades)

    2012 III MUESTRA INDIVIDUAL: “ANDREA TUTOR EN EL HOTEL REAL”. 14 al 25

    de Marzo de 2012, con Acto Inaugural el Jueves 15.

    CURRICULUM VITAE

    DR. PROF. KARY TORRES-FLOTATS, alias ANDREA TUTOR.

    Fecha de Nacimiento: Santiago de Cuba, 27.04.1954

    Nombre al nacer: MARÍA CARIDAD TORRES (y de) VILA

    Hija del primogénito del Sr. Don ANTONIO TORRES I FLOTATS, alias ANDRÉS TUTOR. Pintor y Decorador de Academia (Cariñena, Zaragoza, 1867- Santiago de Cuba 1909), Fundador Propietario de la Academia de Bellas Artes de Santiago de Cuba en 1903.

    1962 Curso Introductorio de Piano. Profesora: Maestra Adela Stable, ¿Profesora Jubilada del Conservatorio Provincial “Esteban Salas”?

    1963 Prácticas de Manualidades de rosas en telas y otros, maestra Alejandrina

    Grandales.

    1963 Ganadora del Concurso de Dibujo Infantil. Escuela Primaria “Salvador Pascual”,

    Santiago de Cuba.

    1966-67 Curso de Educación Musical: Profesora: Maestra DULCE MARÍA FERRÁ,

    Propietaria y Directora del Conservatorio Provincial Esteban Salas de Santiago

    de Cuba hasta la estatización.

    1971, 1972 Grupo Aficionado de Planes la Escuela al Campo, Lugar: “La Villa”,

    Veguitas, Oriente. IPU “Cuqui Bosch”. Directora del Grupo: María Elena Masó.

    1975 Participación en un Coro Hablado con actuaciones en el Teatro de la

    Universidad de Kiev “Taras Chevshenko”

    1976 Festival de la Facultad Preparatoria de la Universidad de Kiev “Taras

    Chevshenko”:

    1er. Premio de Coros Cantados

    1er. Premio de Pareja de Baile

    1er. Premio de Grupo de Baile (Actuaciones: Teatro de la Facultad

    Preparatoria; Televisión de Ucrania; Teatro Oktiabr de Kiev en la Gala a los

    Veterano de la Gran Guerra Patria (II Guerra Mundial)

    1989 Actuación puntual en la película “Matar al Dragón”, en la escena del Hotel

    Cosmos de Moscú, Mosfilm. En uno de los roles protagónicos: Vichislav

    Tíjonov.

    1998 Primeros dibujos en la técnica Ball Pin Pin, en Altahabana, La Habana, Cuba:

    Paloma-Gaviota, representando al ESPÍRITU SANTO en 3 ejemplares (firmados:

    Cary. Ubicación: 2 en Berlín, una propiedad de la Dr. Prof. Cary Torres y otra

    propiedad de la Dr. Marion Lenk) y una tercera en propiedad de Patricia

    Tamayo, R. J. M. Altahabana, monja mexicana de origen Maya.

    2006 Creadora de la expresión artística del Movimiento Literario y Artístico del

    Realismo Romántico del s. XXI.

    2006 Diseño del Logotipo UNIVERSO EDITORIAL OVO OWO OBO.

    2006 Diseño de Portada e Ilustración de la novela VALS PARA KARLA y otros libros.

    2006 Fundadora Propietaria del Sello Editorial UNIVERSO EDITORIAL OVO OWO OBO®,

    Santander, España.

    2006 Fundadora de la editorial, renombrada en 2008, EVA EDICIONES, S.L.

    Editor, Santander, España.

    2007 a 2012 Pintora Autodidacta, con clases canalizadas de su Abuelo el Maestro

    Academicista DON ANTONIO TORRES I FLOTATS.

    2007 9ª Edición del Concurso de Pintura de Santa María del Puerto en Cádiz,

    España.

    2007 I Muestra Individual del Neo Realismo Romántico en la Plástica: ANDREA

    TUTOR, Santander: Ilustración, Pintura y Fotografía.

    2007 2ª Edición del Concurso de Fotografía “Vivir sin tabaco”, Santander.

    2007 Concurso de Fotografía de Nacional Geographic.

    2007-2009 Diseño y elaboración de la Web profesional de ANDREA TUTOR y los

    Blogs.

    2008 Fundadora de UNIVERSO EDITORIAL OVO, S.L.

    2008 Diseño del Logotipo EVA EDICIONES, S.L.

    2008 Reproducción de los cuadros “Carolina” de ANDREA TTUTOR y “Los Iluminados”

    de RAÚL TORRES-FLOTATS en mural electrónico del Instituto de Energía

    Nuclear de la Academia de Ciencias de Cuba. Montado por la Dr. Margarita

    Cobas, La Habana, Cuba.

    2008 10º Edición del Concurso de Pintura de Santa María del Puerto en Cádiz.

    2008 2ª Edición del Concurso de Fotografía “Vivir sin tabaco”, Santander.

    2011 II Muestra Individual de ANDREA TUTOR, Creadora Realismo Romántico del s.

    XXI: Ilustración, Pintura y Fotografía, en el contexto del Lectura Internacional

    de Poemas, organizada desde la Stanford Universidad, EEUU. (350 ciudades)

    2012 III MUESTRA INDIVIDUAL: “ANDREA TUTOR EN EL HOTEL REAL”. 14 al 25

    de Marzo de 2012, con Acto Inaugural el Jueves 15.

  3. ¡ANDREA TUTOR EN EL REAL!

    (Jueves 15 al Domingo 25)

    Al llegar la Primavera, la eminente Científica Social y Escritora se presenta en su faceta de Pintora, tras el desarrollo de la expresión plástica de su Movimiento Literario y Artístico: el Realismo Romántico, s. XXI, con la III Muestra Particular, en el más lujoso y exclusivo escenario de Santander: el HOTEL REAL.

    Su Abuelo, Pintor de Academia y Decorador, educado en París, también, Comerciante, de los catalanes de Cariñena, Maestro Don Antonio Torres i Flotats; de los afamados catalanes, que, en el s. XIX, andaban a caballo entre París y Barcelona, también, Zaragoza; Propietario y Fundador de la Academia de Bellas Artes en Santiago de Cuba en 1903, ciudad natal de la Escritora, Ensayista, Diplomática y Pintora, Dra. Prof. Kary Torres, pues, su Abuelo le ha puesto la gran meta de crecer a la Academia sin abandonar del todo el simbolismo y la expresión del pensamiento abstracto, que con elevada creatividad se le da.

    La Autora de la ópera prima del Realismo Romántico, la elegantísima y exquisita novela, VALS PARA KARLA, recientemente ha recibido aplausos y saludos de la Unión de Escritores y Artistas de Santiago de Cuba, cuna del Son, la Trova y de la Radio Novela con “Esmeralda” y “El Derecho de Nacer”, por los bellos poemas, presentados al Encuentro Mundial de Poetas, organizado por la Standford University de los Estados Unidos de América.

    ANDREA TUTOR, usando el alias de su Abuelo Pintor, es una clásica en cualquier campo del saber, en que centra su intelecto.

    ¡UNA CLÁSICA, DESCENDIENTE DE CLÁSICO, EN EL HOTEL REAL!

    Reporta: UNIVERSO EDITORIAL OVO OWO OBO®

  4. “El Maestro a través de la Pupila”

    Crítica a la III Muestra Individual de ANDREA TUTOR

    I

    Ser Pintor conceptual es ser Intelectual, un Intelectual Superior. Precisamente, en ANDREA TUTOR se percibe, en cada uno de los cuadros y dibujos, una mente preclara, con ideas elaboradas de forma precisa, coherente y en la que se intervinculan todos sus conocimientos profesionales, con independencia de la materia.

    Si un cuadro pudiese ser representativo de lo anterior es “Castro en quinta acepción”. En él, se percibe a la Intelectual y Científica Social, a la Especialista en Relaciones Económicas Internacionales y a la Hispanista en una aparente marina muy sencilla, jamás simple: un paisaje con el mar en primer plano y, en el cual, la profundidad de los planos está excelentemente lograda. ¡Un cuadro de gran profundidad! Tal vez, esa sea la clave de haber llamado y centrado una importante atención por parte de los visitantes de la Exposición durante los 10 días oficiales, y 12 efectivos. Y, en ello, no sólo ayudan los planos marcados, sino también la selección de los colores.

    “Castro en quinta acepción” es un título surgido por la búsqueda de comprensión del cuadro bosquejado con una brocha 18”, en que quedaban restos de pintura azul, sobre un playwood[1] barnizado. Hubiese sido ideal, que la Artista, en lugar de aplicar el óleo, lo hubiese reproducido en otra tabla. Y, tuviésemos, ahora, dos cuadros impresionantes, los mismos y distintos: uno, el bosquejo; otro, el óleo. El genial bosquejo, hecho en unos segundos, ante la lavadora en la cocina del Estudio de Santander, bailando y cantando: “Master, Master; Master, Master…”.

    Por otra parte, ha sido una omisión imperdonable, por no cansar a los presentes en el Acto Inaugural y no sobreactuarse, que la Artista Plástica no hiciese más presencia poética en el canto a sus cuadros en el transcurso de la Actividad Inaugural. Los Invitados hubiesen agradecido el poema “Acepciones”:

    Castro: diversas acepciones;

    mas, dos sobran, donde falta otra.

    ¿Aldea pretérita del pueblo celta

    o fortificación en la Romana Iberia?

    Conglomerado hacinado,

    iglúes de piedra

    de techos de paja

    o de pizarra gallega.

    Juego de canicas,

    otrora, piedras.

    ¿Pueblos mezclados

    de amos y esclavos,

    traídos y sumados

    por la europea tierra?

    Tal vez, pedrusco anclado

    en medio de la marea,

    algo separado de la tierra:

    orgulloso, plantado,

    erguido, desafío,

    cual alcanzable meta.

    La mar espumosa

    de olas inquietas

    lame la costa

    o golpea la piedra.

    De un lado, América;

    del otro, Europa;

    Castro les observa

    y no le gusta

    ni la una ni la otra.

    ¿Acaso el MEP[2] toca?

    ¡Y, la Casa Amarilla,

    en la vieja Europa,

    a todos mira,

    y cuestiona!

    Castro la colmena,

    la miel brota

    de la agujereada cera;

    endulza la boca.

    ¡Hacia el castro,

    avanza la aurora!

    Tras bosquejar el cuadro, sintió necesidad de saber, por inspiración, cuáles eran todas las acepciones del término “castro”, apellido de los Gobernantes cubanos, y consultó el Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española, según sus palabras en el recorrido a toda la Muestra exhibida el 15 de Marzo. Entonces, supo qué había pintado. Puso un primer título “Marina castro”, luego, prefirió modificarlo al haber escrito el poema. Ello expresa el elevado nivel intelectual e intervinculación de una obra maravillosa, en que no sólo hay experimento, sino, y ante todo, la mirada inquisitiva de la Investigadora en busca de explicación a su propia Obra.

    En la pareja de tulipanes: flor que le encanta a la Pintora, símbolo de declaración de amor y encuentro; flor de origen persa, a pesar de la errónea creencia, que le sitúa en los Países Bajos, donde se ha reproducido de forma excepcional, pues, un no buen observador cree ver dos flores casi idénticas, que escogieron el lugar más adecuado a ellas: la zona Norte del Salón Principal del Hotel Real de Santander, con “Victory” de compañera, al que se hará referencia. En ellas, la Autora utilizó diferentes combinaciones técnicas con aparente igual resultado: en el primero, el más robusto, y primero pintado, creció a un óleo, entretanto, el otro es óleo puro, sin intervenir siquiera

    la mano de la Dibujante. Deslumbrantes en el contexto expositivo, aún con baratas enmarcaciones provisionales.

    Un interés especial despertó “VICTORY”, sin contar con la iluminación adecuada en todo momento. Aparentemente ingenuo, cual dibujo de niña pequeña, bueno, no tan pequeña, y con un mar, cuyo horizonte aparece inclinado y que la “Pupila” confiesa, necesita ser mirado, desde el tercer cuadrante matemático o segundo en Dibujo. Por lo menos, así fue cómo lo pintó, cual visto desde otra dimensión. En la pintura, sobrevuelan las 3 palomas-gaviotas, pintadas por la todavía aficionada en 1998, Año del Espíritu Santo[3].

    Este cuadro parece tener una interpretación, que escapa a lo netamente simbólico para ser una interrelación entre la humana y la DIVINIDAD. Aunque la Pintora lo denomina “Victory” por un conjunto de coincidencias: LXIII (63) Aniversario de la Victoria Soviética sobre el Fascismo alemán y haber saludado, unos momentos antes, a 3 mujeres con el nombre de Victoria en la Parroquia Santa Sofía, pues, se debe a una visión, en forma de flash, al poner su mano sobre su escritorio, donde estaba editando el poemario Madrigales, en su versión de 54 páginas.

    Pudiese tener otra interpretación, que escapó en su momento a la propia Pintora, la V es 5 en números romanos, también, la letra inicial del Viernes, día en que tuvo lugar a visión, que, en su centro, según explica ANDREA TUTOR, la V estaba sobre color blanco. Esto nos estaría hablando de VENUS: AMOR y BELLEZA. Inclusive, en una sola V se resumirían 3V: VENUS, su día de la semana: Viernes y el número de su día 5[4]. Tal vez, sea posible inferir, que fue quién guió y dio la Gran Victoria en la II Guerra Mundial a la URSS y los ejércitos aliados. Acompaña a la V un check-mark, el signo de aprobación[5]. ¿Será VENUS el ESPÍRITU SANTO? ¿Serán las 3 palomas-gaviotas la confirmación? Es posible, que se necesite un tiempo más para conocer el exacto significado del declive en el horizonte.

    La V en color plata habla de pureza de Espíritu; el círculo dorado, de perfección imperfecta, condición necesaria para seguir avanzando, mejorando, creciendo, evolucionando hacia delante, tendiendo a la perfección, cual meta alcanzable y perfeccionable al mismo tiempo. No obstante, en la visión, el círculo es una circunferencia perfecta, que irradia rayos dorados.

    En general, la Muestra ha impresionado por su colorido y lo que algunos llaman diversidad de estilos, contando con el visto bueno del público profano y preferencias divididas entre uno u otro cuadro y, en particular, ha llamado la atención lo novedoso de su técnica Ball Pin Pin, que algunos llegaban a exclamar: “¡¿Con bolígrafo?! ¡No puede ser!”. Los cuadros a bolígrafo sobre lienzo salieron muy bien parados a los ojos del público, que desfiló por el Hotel Real: habituales, huéspedes y nuevas caras, atraídas por la Pintura de ANDREA TUTOR.

    El estilo de ANDREA TUTOR está marcado por un acercamiento, en gran medida autodidacta, a las técnicas, y a los diferentes materiales y medios, por el avance en el dominio de los instrumentos, el crecimiento del Dibujo a la Pintura; por un estudio libre de la Historia del Arte, y el tratamiento y soluciones, que dan algunos Maestros para conjugar escenas o lograr un tránsito en las diferentes partes de un cuadro. Hasta el momento, la única obra de ANDREA TUTOR, “MI PAPÁ MIRA CON AMOR”, que ha necesitado de una transición de escenas y de un avance conceptual, es más, interiorizar una situación prolongada en el tiempo y no comprendida, para sacarla sublimizada a nivel de consciente y, luego, conocer de la existencia de una situación compleja, que ha marcado su vida en los diversos planos: real, ideal, astral.

    Continuando con el estilo, resalta el dominio y seguridad en el trazo con bolígrafos, presumiblemente con lápices y otros instrumentos del Dibujo, sobre todo, de la escritura manual, que son, en definitiva, los que más ha usado desde la niñez. Hasta ahora, no ha utilizado carboncillo y se ha aventurado poco en el retrato, aunque en algún estudio se asoma la retratista, que aún no es.

    El uso reiterado del bolígrafo, instrumento que mejor domina, lleva consigo un riesgo importante a la hora de la corrección al ser mucho más difícil enmendar los errores. Además, el barniz necesita de mayor cuidado; siempre se está ante el temor de la disolución de parte de la obra, con independencia del soporte: tabla, lienzo o cartón reciclado. También, es más difícil cubrir correctamente los trazos o se ve obligada a cargar la mano en la cantidad de pintura, cuando hace crecer o no, o sólo varía al acrílico o al óleo o combina técnicas sobre un cuadro en la técnica Ball Pin Pin. Asimismo, muestra maestría en el reforzamiento de las líneas a mano alzada, que ya había señalado, en 1974, su Profesor de Dibujo Técnico de la Facultad Preparatoria de la Universidad de La Habana, Lic. José Luis Rodríguez, antes de viajar a la URSS a sus estudios universitarios: Rusia y Ucrania, en orden inverso.

    Más que ante diversidad de estilos, que expresaría la búsqueda de un estilo cómodo o el tanteo aquí y allá, parece más adecuado hablar de creatividad, de una personalidad artística muy bien definida y que no busca en otros, sino en su interior, en su intelecto, que intenta huir de la reiteración y enfila su mirada a la innovación creativa.

    El estilo de ANDREA TUTOR es diferente, marcadamente personal. ¡Nuevo! Hecho, del que ya ha dado muestras en toda su Obra, a lo largo de su vida profesional, como bien señalaba en la primera mitad de los ’90, s. XX, la Profesora de la Universidad de La Habana, Dra. Miriam García Aguiar, y han hecho referencia críticos y lectores, incluso, anteponiendo sus artículos de opinión, con un tratamiento fuerte de los temas y la suavidad infinita de su pluma literaria, de su novelística ante todo. Una pluma o teclado, que acaricia al alma, que enamora, y brochas, pinceles y bolígrafos, que elevan el alma en la contemplación, la llenan de certezas y claridades, aún ante el predominio de las curvas o contribuyen esas curvas suaves a la caricia de la mirada. No hay colores ni contrastes estridentes, materiales mezclados o tirados para impresionar o parecer novedoso, sino una obra cuidada, que es guía y complemento, a la vez, de su carrera literaria. Es la expresión desde las Artes Plásticas del Romanticismo Realista, de un Realismo Romántico, enriquecido por su experiencia vital, por la grandiosidad de sus sentimientos. Y, ha luchado para que las bajezas humanas no marquen, negativamente, la belleza de su Obra.

    Viernes Santo, 6 de Abril de 2012, H: 21:18

    “El Maestro a través de la Pupila”

    Crítica a la III Muestra Individual de ANDREA TUTOR

    En la foto, frente a la Escuela Normal[6], sobre la columna el primogénito de el Maestro Don ANTONIO TORRES I FLOTATS en 1906, vestido con ropa de montar, PAPÁ de la Dr. Prof. Cary Torres, alias ANDREA TUTOR, de pié el hermano que le sigue, padre de la esposa del Maestro Jesús Ortega, Concertista de Guitarra y Profesor de la Universidad de Arte de La Habana (ISA)

    Autor de foto postal, tomada de las postales comercializadas de Santiago de Cuba: DON ANTONIO TORRES I FLOTATS, alias ANDRÉS TUTOR.

    Postal tomada de una colección de Internet. Se parece a su benjamín y duodécimo hijo a esa edad. Repetía con insistencia: “Lo miro y me parece estarme viendo a mí de pequeño”

    Cámara similar a la de DON ANTONIO TORRES I FLOTATS, alias ANDRÉ TUTOR, con que se tiraron las fotos de la postales de Santiago de Cuba y otras de la época

    II

    Desacertadamente, El Diario Montañés al referirse a ANDREA TUTOR apuntaba la “pintora cubana”. Vuelve a repetirse el mismo error en Santander, que ya desde el MGIMO (Universidad del Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia) fue corregido en 2008, calificándola no como “Escritora cubana, sino universal”, en la crítica especializada a su novela “VALS A KARLA o la novela moderna vista desde Moscú”. La calificación de un Escritor o Pintor, de un Intelectual, no responde a su nacionalidad concreta o a su país de nacimiento, sino a su proyección temática. Si ANDREA TUTOR, es decir, la Dr. Prof. Kary Torres-Flotats, pintase toros, corridas, vendimias y otros temas costumbrista ibéricos no sería posible calificarla por su país de nacimiento. Curiosamente, estaban en la foto de El Diario Montañés[7] dos cuadros: “La Barca de Oro”, reflejo o resultado de un paseo interiorizado por la española Playa de Los Peligros de Santander, llevado a su expresión abstracta o impresionista, no pudiese definir con precisión, y un magnífico mamey colorado, en que se combina lo natural con su expresión simbólica, una pepita de oro, es decir, la semilla color oro, que significa amor, riqueza y poder.

    El mamey es una fruta oriunda de Cuba, una fruta deliciosa, incomparable, exquisita, inigualable. Aquí, se tendría a una Pintora, que se encuentra vinculada a sus dos nacionalidades, hasta el momento. No diríamos, que es una Pintora santanderina, aunque se haya inscrito legalmente en Los Juzgados de Santander con pleno conocimiento y decisión propia, como un día SU PAPÁ la inscribió en el Juzgado de El Cristo, provincia de Santiago de Cuba, sin su conocimiento, cual bautizarse por su convicción o por la de sus padres. ¿De dónde es ANDREA TUTOR? Habría que preguntarle a la Escritora y Ensayista, devenida también en Pintora. Con seguridad, respondería: “De dónde he sido feliz, libre y respetada; amada, aceptada y no excluida por mi nacimiento”. Por cierto, la Intelectual ama a todos los países, en que ha sido aceptada y querida, respeta su dignidad humana. ¡Y le encanta, se extasía con la belleza del entorno santanderino!

    Es llamativo, cuando no loable, que sus cuadros se insertaron de forma excelente en el marco de la sobriedad y distinción del Salón Principal del Hotel Real de Santander. Inclusive, el elegantísimo piano de cola no restó valor y atención sobre los cuadros y, en particular, a “La Barca de Oro” y al “Mamey con Pepita de Oro”. Al contrario, lanzó el mensaje de una gran Artista capaz de llenar su obra pictórica cualquier salón elegante y que precie el buen gusto, la belleza. Del mismo modo, quedó enmarcado de forma sorprendente la entrada del Restaurante “El Puntal”. La vista de “El Puntal” iluminado, con sus puertas abiertas, su enorme columna verde y la panera de plata, en un abrazo con “La Barca de Oro” y “Victory”, fue verdaderamente fabulosa, inclusive vista desde el Bar a través del pequeño saloncito con fotos de la Familia Real. Por 12 días, se pudo gozar de la expresión plástica del Realismo Romántico del s. XXI de la mano de su Creadora.

    Estamos ante una Pintora, que ya vimos en su faceta de Ensayista y Escritora, Creadora de un Movimiento Literario y Artístico en el siglo XXI, gracias a la solidez de su formación universitaria, aunque no sólo, y a su desarrollo dentro de universidades, y posterior, para no hablar de sus orígenes, en los que destaca la figura cumbre del Su Abuelo Paterno, el MAESTRO DE ACADEMIA ANTONIO TORRES I FLOTATS, alias ANDRÉS TUTOR. Pues, estamos ante una Pintora, que tras haber transitado y vuelto a las Ciencias Sociales, con éxito y plenitud de forma, una Intelectual en la plenitud de su desarrollo, que no gusta de definiciones territoriales, sino de avances, gradaciones, progresos e integralidad en el conocimiento y crecimiento intelectual. ANDREA TUTOR, DRA. PROF. KARY TORRES, es, ante todo, una Intelectual polifacética, una polígrafa capaz de adentrarse en diversas ramas del conocimiento con el mismo éxito que en el Ensayo Social desde la Economía hasta la Sociología con incursiones en la Historia, la Escritura Literaria, la Hispanística y la Pintura. Se pudiese denominar “Diplomática del Pincel” en las Artes Plásticas del mismo modo que se califica a sí misma “Teórica del Lesbianismo en la Universidad de La Habana”.

    Adentrándose, de nuevo, en la III MUESTRA INDIVIDUAL DE ANDREA TUTOR, que tuvo lugar del 14 al 26, con Acto Inaugural el 15, contando los días efectivos de exposición de sus cuadros, en el exclusivo HOTEL REAL DE SANTANDER, único lugar público santanderino de su predilección, sería justo detenerse en dos cuadros, que forman un conjunto, aunque con enmarcaciones diferentes: “Valle” y “Asimetrías del Campo Florido”, que la Autora estuvo tentada a llamarle “Alegría” en calidad de título alternativo. Ambos cuadros son paisajes simbólicos, realizados de forma diferente y sin la intención original de que fuesen una pareja. Son cuadros alegres, llenos de colorido con predominio del verde, color que va tan bien con la Pintora, cuyo signo es Taurus, por tanto, es su color, sobre todo en esos alegres matice primaverales. Árboles ingenuos, infantiles, similares a algunos dibujos de su infancia, que reflejan la redondez del follaje de muchos árboles frutales de Cuba. Las asimetrías comienzan en el primer plano: una entrada con barandas doradas, a la izquierda una planta robusta, recostada al madero dorado; pudiese expresar la grandeza de lo femenino, ante un puente escoltado por dos hileras de flores, siempre superando la dimensión de la izquierda, donde en el plano posterior se encuentra un campo de golf y, frente, su complemento productivo: una granja, lugar de reproducción de delicias alimenticias, que formará parte de los manjares tras el deleite del deporte. También en primer plano, hay agua fluyendo y jardines, mientras que el campo abierto está lleno de flores y múltiples senderos, cual jardín natural.

    Entretanto, en “Valle” predomina la sabana inculta, cual espacio abierto para el trote de un caballo, que no está visible. Con posterioridad y para que formase un conjunto con el “Asimetrías de Campo Florido”, se le añadió un pequeño lago y parte de una granja, por el excelente efecto y mejor lograda parte del cuadro, de hecho, la granja de “Asimetrías de Campo Florido” atrapa la vista del espectador, aunque con la iluminación del Hotel Real son otras partes que destacan, resaltando la entrada una vez salvado el puente, los árboles frutales; fluorescente se presenta el campo de golf, que del plano posterior se hace protagonista junto con la entrada, cual capicúa en el dominó. Precisamente, por esa puerta apareció la luz[8], se detuvo delante de la puerta para formar, junto con ésta el signo de Libra, dando la señal de inicio de la Actividad Inaugural en Jueves.

    La ilustración de la novela VALS A KARLA constituyó el punto de partida de la carrera profesional en las Artes Plásticas de ANDREA TUTOR, que retoma sus primeros dibujos infantiles olvidados en el tiempo, cual ejercicio didáctico, y su afición o entretenimiento en sus clases de Bachillerato, en que llenaba sus libretas de dibujos, que, en mucho, presentaban ya similitudes con la ilustración y el dibujo con bolígrafo de hoy, que hace presencia también en sus cuadros en otras técnicas. Además, los dibujos de 1998, en que, con bolígrafo, en contraportadas verde claro de una revista especializada en Economía, que recibía de Londres todavía en su jubilación de su Cátedra de la Universidad de La Habana, pintó, por separado, tres ejemplares de la paloma-gaviota, una casita de cristal con una margarita atrapada dentro con una sola salida, mientras fuera brillaba el Sol, y la Cornucopia de la Abundancia.

    Se ha hablado de la exactitud y seguridad en los trazos de líneas de diferentes curvaturas sin el uso de instrumentos de Dibujo. Ahora, es oportuno detenerse en el simbolismo de esas líneas rectas y curvas, unas veces enfrentadas y otras haciendo alegorías mitológicas, conjurando o profetizando o simplemente trasmitiendo, en el conjunto, belleza. Lo curioso es que la Dr. Prof. Kary Torres-Flotats no comulga con el Vanguardismo a toda costa, pero sí comparte con él algunos puntos de contacto, como la suma de lo simbólico y lo natural, lo imaginario o ideal y lo real; la realidad percibida y, luego, convertida en idea, en que la percepción es un tanto diferente a lo natural real, llegando a una representación no exacta de la realidad y a paisajes de memoria, que conjugan lugares diferentes o elementos, que centran la atención de la Artista, muy a pesar de su Realismo, que no llega al Naturalismo.

    Su no comunión con las tendencias modernistas tan en boga, sobre todo, en el siglo XX, tras un enfrentamiento voraz con el Realismo Naturalista de la Academia y Pintores Academicista, que les superaban en dominio de técnicas, perfección de sus cuadros y en el estudio histórico, es decir, la fundamentación histórica de sus Obras, pues, su no comunión fue sembrada por el MAESTRO DON ANTONIO TORRES I FLOTATS, a través de su primogénito, su queridísimo, admiradísimo y mimadísimo hijo mayor, el niño prodigio de Santiago de Cuba, el PAPÁ de la Pintora, DON ANTONIO TORRES-FLOTATS Y GARCÍA DE TINEO-FERNÁNDEZ-SANTAMARÍA, a quien considera su primer Maestro en todas las asignaturas, su iniciador en el Dibujo con explicaciones y lecciones prácticas a edad muy temprana, y Consultante hasta su salida a Rusia. Aún ante este posicionamiento con raíz familiar, la Artista no huye del encuentro entre las dos tendencias en líneas generales: determinantes o contrapuestas, experimentando con intensidad la fuerza del símbolo, de los lenguajes onírico y subliminal, incluso, usando de forma puntual el automatismo en la pintura, por ejemplo, en el boceto de “La Barca de Oro”´; el puntillismo, en el tratamiento de algunos fondos, sin entrar al origen del puntillismo y otros fenómenos, que acompañan a esos movimientos artísticos, que ya a finales del siglo XIX e inicios del XX el Maestro DON ANTONIO TORRES FLOTATS catalogaba como pintores en contacto con lo oscuro, por decirlo de un modo abreviado y sin entrar en explicaciones, que nos desviarían del tema.

    Este simbolismo presente en la Obra de ANDREA TUTOR, particularmente en la ilustración, y que fue incomprendido por algunos de sus lectores y colaboradores, señalándolos cual ingenuos, simples, que no trasmitían mucho o no veían relación con el texto. Ello habla más del desconocimiento de otros modos de comunicación, de la diversidad de lenguajes en la expresión del intelecto. Según varias enciclopedias consultadas, el simbolismo en el Artes es una expresión idealista contrapuesta al Naturalismo, el Positivismo y el espíritu científico de la época. Fue definido como “el arte que materializa mediante símbolos (formas) las ideas que genera el acto artístico. También, en el simbolismo del último tercio del siglo XIX, se hace referencia a las alusiones alegóricas, al arte visionario y místico. Este movimiento tocó no sólo las Artes Plásticas, sino también la Literatura y, en particular, la Poesía, y hasta la Música, con nombres tales como W. Blake, Runge, Bresdín (Artes Plásticas) Baudelaire, Mallarmé, Rimbaud (Literatura), y Debussy y Fauré (Música) entre otros. Dicho Simbolismo, surgido en Francia, se extendió a otros países de Europa y otros continentes, fundiéndose o formando parte del impresionismo, el abstracto, y otras ramas del modernismo y vanguardismo, que fueron muy bien acogidas por los medios sociales.

    En ANDREA TUTOR, sobre todo en su ilustración y dibujos, la figura retórica con trazos aparentemente simples guarda estrecha relación con la metáfora, que sustituye a una realidad intensa, de fuertes emociones y ofrece una imagen, que da margen a la interpretación y a la comprensión de actitudes humanas.

    Este corazón con cuernos, enfrentando a un florero también con cuerno, que ha intentado reconvertirse en unicornio, que fue expuesto los días Jueves (22), Viernes (23) y Sábado (24), forma parte de las ilustraciones de la segunda novela de la Escritora, Ensayista y Pintora, SON DE CAROLINA/ KAROLINA’S SON. Constituye la expresión artística en forma simbólica de una situación tensa, que tuvo lugar y dio origen a la novela tan solicitada por los lectores, la continuación de VALS PARA KARLA; le acompaña una Karla, mujer encerrada en sí misma sin cabeza propia y que se autosatisface, se autoconcibe. Con estos dos ejemplos, parece ser suficiente para percibir el simbolismo en la obra pictórica de la Científica Social crecida a Artista. No obstante, no se quisiese terminar este tópico sin mencionar uno de los dibujos, ilustración en sus inicios, crecido a cuadro, que ha gozado desde su aparición en las páginas de VALS PARA KARLA de la predilección de los lectores y de los que han recibido en regalo[9] variantes de él, “Kryon: Historia y Religión”:

    Cuadro en la técnica Ball Pin Pin en algo recuerda la propia firma de la Escritora y Pintora. Ha sido rehecho, y varía un tanto la interpretación actual a la inicial, para presentar el Sábado, 24, en la III Muestra Personal “ANDREA TUTOR EN EL HOTEL REAL”, sustituyendo al único cuadro que no era de su autoría: “Los Iluminados” (1987) del Precursor del Movimiento Artístico RAÚL TORRES-FLOTATS, de quien es continuadora de su obra tan sólo iniciada. Ese cuadro fue presentado por el Natalicio de su HERMANITO: 16 de Marzo de 1963. Un cuadro oscuro, hecho con escasos materiales, que tenía a mano, al sentir la necesidad de expresarse artísticamente, en que, con rayos de luces, se destacan los contornos bien definidos de dos figuras, que son tres, en realidad, los modelos.

    La Obra, que combina su realismo, su romanticismo y su mente objetiva, que se debate entre el Materialismo y el Idealismo, a través de experiencias místicas, que le han llevado a incursionar, estudiar y expresar ese misticismo, entre aceptaciones y rechazos de su parte. ANDREA TUTOR no ha permitido, que su experiencia mística anule a la Intelectual, ni que los círculos religiosos le impongan una vida mojigata, de la cual lucha por escapar, por liberarse y lo hace a través de su Obra, y luchando contra las fuerzas del oscurantismo, que siempre es ignorante. Tal vez, el cuadro “Carolina”, que parte de una ilustración de VALS PARA KARLA, logre expresar, como ningún otro, en contraposición con la ilustración de la serpiente de dos cabezas en forma de 2, una aproximación, desde las Artes Plásticas simbólica a la Sabiduría tan vilipendiada desde el Catolicismo oscurantista, el que al más sagrado y elevado Don del ESPÍRITU SANTO : _la Sabiduría_ es colocada en el árbol del infierno[10]. Pues, en ese cuadro, que combina las técnicas Ball Pin Pin, acrílico y la purpurina, un cuadro que fue elaborado en el transcurso de un año, primero en oro y plata, conjuga los colores del Arco Iris y en esos ojos, que son glándulas mamarias a la vez, está el símbolo de la Sapiencia, los ojos de la lechuza, de los que estudian en las noches hasta altas horas para enriquecer su mente, su bagaje cultural. Est@s son, en definitiva, las puntas de lanza del progreso, del desarrollo, los que llevan hacia delante el saber y las sociedades.

    El siguiente cuadro en Ball Pin Pin sobre lienzo, que muestra la belleza de los trazos, sin aparente significación y cargado con las palabras mágicas “Alegría”, “Felicidad”, “Saludos”, “Hola”, la mayoría escritas en Lengua Rusa, confirma la atracción sobre los espectadores por esta novedosa técnica y la belleza de las combinaciones de curvas y figuras geométricas o manzana y huevo. Una vez, preparado el soporte, el cuadro fue diseñado en unos segundos, tras dos copas de vino Cariñena, lugar de nacimiento de su abuelo catalán de Cariñena, es decir, su Maestro y Tutor en las Bellas Artes. La velocidad fue asombrosa, al terminar dejó caer el bolígrafo sobre el lienzo y exclamó: “¡Eso es genialidad! Mañana refuerzo las líneas”. Es un cuadro sobrio y bello, aún sin enmarcar, completamente distinto. Sólo comparable con “Kryon: Historia y Religión”

    No se puede concluir el recorrido crítico por la Muestra sin hacer mención a un cuadro, que no le favorecía la ubicación, sin embargo, está muy bien logrado tanto por el dibujo previo como por el tratamiento de colores y distancias, en los que predominan dos planos y, dentro de estos planos, hay diversidad de planos hasta llegar a un tercer plano, que estando no está tan marcado como los dos mencionados, el cielo. Este cuadro ha sido el primero hecho por la Pintora, cual encargo, y constituyó un crecimiento en su carrera pictórica, un acercamiento a la meta planteada: crecer a la Academia sin abandonar lo simbólico y su novedoso estilo. La pintura en cuestión es “Cabarga vista de mi ventana”, sobre la base de un boceto, que acompañó el cuadro, realizado desde su Estudio de Pintura de Santander. Este es un cuadro, que permite ser pintado con diversidad de colores y matices, porque es un paisaje cambiante; es una vista capaz de impresionar, emocionar a las personas sensibles, a los amantes de la belleza.

    No se recorrerá uno a uno todos cuadros presentados en la III MUESTRA “ANDREA TUTOR EN EL HOTEL REAL”, porque sería muy largo este ensayo crítico sobre la Obra Plástica de la Autora, con lo expuesto hasta este punto parece ser suficiente en la comprensión de la importancia de su expresión artística y de su crecimiento profesional, del carácter diferencial de su Obra, elevado nivel de elaboración intelectual y espiritual, y la integralidad y complementariedad de la Obra de un genio, que está aquí, en cuerpo humano. Y, tiene una importante obra de calidad acumulada, que abarca varios campos del saber y, sobre todo, el literario, desde la Novelística hasta la Poética, pasando por varios subgéneros de la Narrativa. La III Muestra ha demostrado, que ANDREA TUTOR es una Pintora profesional con estilo y carácter propios.

    Es evidente, que aún le falta avanzar en algunas esferas técnicas, como el conocimiento de los medios, en el propio Dibujo Artístico, y tratamiento y solución de pinturas más compleja, en las que se ha propuesto avanzar. Es imprescindible para la Pintora recibir lecciones de Dibujo Artístico para crecer a retratista y para pintar, con éxito, la figura humana en primeros planos, así como animales, de los que hasta ahora ha huido en su pintura.

    La III Muestra Individual no fue estática, sino que la Pintora fue mostrando, junto a la Muestra inicial cuadros en menor formato, cual exposición complementaria y agregó dos cuadros importantes en el transcurso del período expositivo. En total se expusieron 34 cuadros y dibujos, de ellos, en todo el período 20 cuadros y 3 bocetos; 2 cuadros añadidos y 9 que se fueron moviendo de lugar, entrando y saliendo del Salón. Además, estuvo expuesta la ópera prima de Realismo Romántico del siglo XXI, la exquisita novela de ANDREA TUTOR, su primera novela escrita, VALS PARA KARLA, que marca un hito en su vida intelectual, situándola entre los grandes Escritores de la Lengua Española aún sin haber sido, hasta el momento, ampliamente divulgada por deficiencias de los canales del mercado del libro y por requerir que persona adecuada se encargue de gestionar su Obra Literaria y Pintura. El motivo de haber sido expuesto corresponde a que el libro forma parte de su carrera plástica: primer diseño de portada, en que persiguió el objetivo de que fuese llamativa, tras un estudio de mercado, y primera novela ilustrada.

    En resumen, hay cuadros de la Pintora, que si los colores fuesen interpretados en calidad de notas musicales se estaría ante algunas piezas clásicas, del mismo modo que ANDREA TUTOR no es capaz de pintar de forma excelente una cabellera sin la compañía de la Música Clásica. Una Intelectual, una Literata, una Artista, que canta a sus cuadros a través de su Poética. ¡Y, que disfruta, experimenta alegría creando!

    Domingo y Lunes, 8 al 9 de Abril de 2012

    ——————————————————————————–

    [1] El playwood le recuerda a SU PAPÁ a la DR. PROF. KARY TORRES-FLOTATS. Su PAPÁ le trasmitió no sólo el amor a su SEÑOR PADRE, el Maestro de Academia DON ANTONIO TORRES I FLOTATS, alias ANDRÉS TUTOR FERNÁNDEZ, sino sus enseñanzas y algunos conocimientos de Arte. Su PAPÁ nació el 18 de Febrero de 1901.

    [2] MEP son las siglas, que la DR. PROF. KARY TORRES-FLOTATS, usó para designar de forma abreviada su Modelo Económico Propio para sacar a la República de Cuba de la crisis económica y social, que se prolongó por más de dos décadas. (Verano-Otoño de 2010). El cuadro dio la señal de inicio de la redacción de dicho programa.

    [3] Se encuentran en poder de las entonces amigas: dos en ¿Berlín? y otra en ¿La Habana? No obstante, una de Berlín es propiedad de la Pintora.

    [4] La propia Pintora tiene Número de Vida 5, aplicando la Numerología.

    [5] El signo check-mark le recuerda siempre a la Pintora a SU PAPÁ, a quien le gusta decirle “MI PAPÁ” y no de ninguna otra forma. En ese “mi” tan posesivo y remarcado, cuando ama, cuando quiere o le es especial una persona.

    [6] Escuela Normal de Santiago de Cuba, que llevó el nombre inicial de Escuela Modelo, es una de las mejores escuelas de Magisterio, que haya existido. En ella, en los ’40 del s. XX, estudió la segunda hija del ILUSTRE SEÑOR DON ANTONIO TORRES-FLOTATS Y GARCÍA DE TINEO- FERNÁNDEZ SANTAMARÍA, Sra. María de los Ángeles Torres Quintana (Michán), usa el apellido Asencio o Asensio en La Florida, Miami. Michán fue incluida en el Libro de Honor del Magisterio en los Estados Unidos de América, según carta a “SU PAPAÍTO”· Solamente, ejerció la profesión en los Estados Unidos, al crecer los hijos.

    [7] El Diario Montañés, Miércoles 21 de Marzo de 2012, p. 71.

    [8] Ana significa luz, también, es el nombre del sexo femenino, por ello, la expresión “Dar a luz”.

    [9] Los individuos, que han colaborado con la Dr. Prof. Cary Torres o han auspiciado alguna de sus actividades, durante estos 12 años de estancia en España, han recibido algunas de sus ilustraciones, escogidas por ellos mismos desde las páginas de VALS PARA KARLA.

    [10] En el Año Jubilar (11.Julio.2009), en Santo Domingo de la Calzada, hubo una formidable exposición, que congregó cuadros de renombre mundial, con una introducción informática del infierno. Una de los feligreses de Santa Sofía llamó, ex profeso, a la Dr. Prof. Kary Torres para que oyese, que del árbol salía la voz que situaba a la Sabiduría en lugar inadecuado y perverso. Todos estaban absolutamente divertidos en el infierno y fue la parte que más les gustó con gran algarabía de sacerdote y feligreses. Entonces, la Intelectual, a la que, en el Año del Espíritu Santo (1998), los niños de la Capilla de Jesús María Altahabana pusieron en su asiento el DON DE LA SABIDURÍA y Sor Paola exclamó: “¡Nunca antes, ha sido mejor dado!”, pues, ANDREA TUTOR respondió en Santo Domingo de la Calzada: “Siquiera respetan el Catecismo. La Sabiduría es unos de los dones más preciados del ESPÍRITU SANTO”. Además, DIOS, siempre según el Catecismo de la Iglesia Católica, construyó al Mundo con SABIDURÍA y AMOR.

  5. P: El Hotel Real ha sido una gran apuesta. ¿No temió enfrentar una exposición en tan selecto escenario y con un público, que viene a sentarse a una mesa a pasar una tarde de encanto?

    R: Todo lo contrario. ¡Ese es mi público! Por lo menos, el más aproximado en Santander.

    Ciertamente, en el Hotel Real no se acostumbra a hacer exposiciones, aunque, hace un tiempo a acá, ha habido contadas de ellas y alguna actuación de artista al piano. Antes de mí, expuso pintura Palomo Linares.

    P: ¿El torero?

    R: Sí, el que nos fascinó, en Cuba, con una película o varias. Ahora, no pudiese definir. Sólo recuerdo las plazas rebosantes de público. Creo, que era un hombre pequeño de estatura. Pues, estuvo en el verano de 2011.

    P: ¿Vio sus cuadros?

    R: No. No tuve noticias de la exposición, sino hubiese asistido y le hubiese saludado e intercambiado algunas palabras. Mucho más, tal vez, entrevistado. Además, sabe, que presento interés en descifrar el proceso creativo y cómo llega ese momento en la vida de personas con diferentes profesiones tan alejadas, en apariencia, como el ruedo de una plaza.

    P: ¿Cómo surgió en Usted la idea de la III Muestra Individual en el Hotel Real?

    R: Una Muestra Individual siempre es una gran apuesta y más en un Salón tan especial. Mis dos muestras anteriores se produjeron en un contexto, que me es muy cómodo, mi Estudio Literario y Artístico de Santander: La Primera Muestra, 27 de Septiembre de 2007, durante el Veredicto del Jurado del Concurso de Cuento Infantil “RAÚL TORRES IN MEMORIAM”, contó, inclusive, con músicos búlgaros, que me deleitaron con la canción rusa “Noches de Moscú” y, la Segunda, más reciente, el 24 de Septiembre de 2011, aprovechando la celebración de la Lectura Internacional de Poemas de Santander, organizada por la Stanford University de los Estados Unidos de América.

    No obstante, le puedo decir, que me sentí mucho más cómoda en el Hotel Real. Allí, siempre me siento en casa, en un medio más acorde con mi propio Yo. Me encanta la atmósfera del Hotel Real. Es el único lugar de Santander, que visito desde hace varios años.

    La primera vez, que me plantee una Muestra Individual en un salón público, fue en 2011, visitando una exposición de la Fundación Botín. Recuerdo, que decidí ver a Esperanza Botella, por ello, llegué a la Sede de la Fundación, unos pasos más adelante. Es una persona muy amable. Y, nos saludamos, conversamos afablemente siempre, que nos hemos encontrado en el transcurso de estos 12 años de vida en Santander. Se había jubilado y era mi único contacto en la Fundación Marcelino Botín.

    Entonces, le escribí a la DRA. ANA PATRICIA BOTÍN, a la cual suponía no conocer personalmente, no obstante, es mi lectora y, durante años, le he enviado los Boletines, que aparecían en mis blogs y escritos de mi Web; invitado a visitar una u otra página. Yo siempre he querido conocerla y no sabía dónde encontrarla. Inclusive, pinté un cuadro y decidí regalárselo, sólo por conocer una graduada de la Universidad de Harvard. Ella y Yo somos las personas, que tenemos graduaciones más elevadas en Santander, posiblemente, en Cantabria.

    P: ¿Competencia?

    R: No, no, no, de ningún modo. Curiosidad, interés. Siempre he escuchado maravillas de Harvard, el tremendo nivel de esa Universidad, una de las mejores del Mundo. Existe el imaginario, que todo el que se gradúa de Harvard University es una eminencia y, en especial, de la Escuela de Negocios. Mi interés inicial sólo era en el plano universitario. Sabe, que soy Profesora de la Universidad de La Habana y, todavía, participo en alguno que otro evento científico internacional con ponencias.

    P: Continuemos con la génesis de la III Muestra Individual de Pintura, que nombró de forma tan personal: “ANDREA TUTOR EN EL HOTEL REAL”.

    R: Pues, le había escrito a la DRA. BOTÍN expresándole, que consideraba que era hora de salir al público con una Muestra Individual. Ciertamente, me animó mi visita a las exposiciones en la Fundación Botín, cómo le dije, aunque acostumbro a visitar las galerías y exposiciones, más en el período de 2007 a 2010 que en la actualidad.

    Se estrenaba 2012. Yo estaba debajo del enorme Árbol de Navidad del Salón Principal del Hotel Real, tomándome mi chocolate de Año Nuevo, acostumbro a hacerlo. Conversando con alguien conocido, surgió la idea, 2 de Enero de 2012. Bueno, mi segundo chocolate, porque el primero lo tomé a solas en el Estudio. Pensé en los cuadros enmarcados y conté los espacios. En una servilleta, allí mismo, diseñé la ubicación.

    Declaro, que siempre da temor; de la misma forma que enfrentarse a una nueva tarea o dar una conferencia en un tema complejo. Aunque, cuando empiezas te relajas y avanzas sin dificultades. Lo mismo, cuando vas a escribir un libro o te propones hacer un cuadro superior a los anteriores. Se teme no estar a la altura o se siente, que la tarea supera la preparación y las habilidades alcanzadas hasta ese momento. Es subir un escalón. Cada peldaño es un desafío.

    El lugar me era muy cómodo. ¡Y, ello ayuda! Estoy acostumbrada al público y mi relación con el personal del HOTEL REAL es exquisita. ¡Ellos son mis amables lectores, mis admiradores! Esto ayuda y eleva el ego.

    En verdad, la Dirección del HOTEL REAL, me apoyó y facilitó el sentirme libre, el poder hacer y decidir. Sé, que no les defraudé. Tanto el Sr. Koldo Díaz, Director, como el Sr. Iván Barranco Blanco, Director Comercial, quien se encargó personalmente de la gestión promocional y estuvo en varias ocasiones conmigo, resolviendo todo de forma muy eficiente, quedaron gratamente impresionados por mi III Muestra Individual de Pintura y lo bien que se veía el Salón.

    Todavía, estoy en deuda con ellos, es decir, con el HOTEL REAL; no he terminado el cuadro prometido, que formará parte de la colección de cuadros del HOTEL REAL. Y, allí, estará en exposición permanente. Es muy importante ese cuadro, por ello, me he tomado tiempo. Siquiera pinto, si no tengo deseo. Quiero acercarme un paso más a la Academia en ese cuadro y no es fácil, porque no he tomado aún clases de Dibujo Artístico. Además, el tipo de sociedad, en que vivimos está diseñada para vivir con prisa, las gestiones llenan el tiempo y la creación necesita de espacio, relax y tiempo. Es un proceso de crecimiento continuo. Hay una diferencia importante entre los que pintan obsesivamente y los que pintamos por elaboración intelectual, por alcanzar una meta.

    Quería salir en Enero, pero me aconsejó Iván dejarlo para un momento de mayor afluencia de público y, de ahí, el inicio de la Primavera. Me pareció muy bien, porque yo misma nací en Primavera. Además, me permitió celebrar el Natalicio de MI HERMANITO RAÚL TORRES, exponiendo su cuadro “Los Iluminados”, que marcó, junto con “Los Pajaritos” (en Cuba) el inicio, en 1987, de lo que debió ser una genial carrera pictórica autodidacta. En él, reencarnó mi Abuelo TUTOR, es decir, DON ANTONIO TORRES I FLOTATS, Pintor y Decorador de Academia, con estudios en París: LA ESTRELLA DE LOS TORRES. Sabía 14 idiomas y dominaba 7, aparte de los otros conocimientos y estudios. Estoy hablando de finales del XIX a la primera década del siglo XX.

    Precisamente, a los invitados de mi III Muestra Individual se les brindó un vino Reserva de Cariñena. Con esos caldos, se pagaron los estudios y muchos viajes de Mi Abuelo antes de viajar a Cuba en 1897, a 30 años de edad, tras la caída de su padre en el Combate del Ramón de las Yaguas en 1895, en la Guerra de Cuba. Su Padre, el Capitán RAMÓN TORRES fue el Gran Héroe de aquella batalla, junto con su tropa. He escrito un cuento en Enero de 2005; un cuento, muy especial, dentro de la primera entrega de Cuentos de la Historia de España: “El Capitán de Caballería”.

    De hecho, canalicé a mi Bisabuelo Paterno, nacido en Manresa, Barcelona. Recuerdo, que le comenté a Isabel Allende cómo se dio el proceso de “Encuentro” con mi ascendiente y escritura, y le envié el cuento. Fue antes de que escribiese INÉS DEL ALMA MÍA. ¡Magnífica novela histórica! Junto con VALS PARA KARLA, constituyeron las 2 mejores novelas de 2006, valoración que compartimos las dos Escritoras.

    Continuando con INÉS… Es evidente, que Isabel entró en contacto, canalizó a la protagonista. Es un proceso de ascender o descender por la Espiral de la Historia Humana, en dependencia con quién se entre en contacto: el Astral o el bajo astral. En 2007, le hice un Prólogo Homenaje por su 65 cumpleaños en 2007. Éste fascinó a la colega y ha estado promoviendo la venta de sus libros en Internet en primera línea. También, por la fecha, le envié un cuadro en la técnica Ball Pin Pin, en los comienzos de mi carrera profesional pictórica. Hace unos días, como por arte de magia, apareció el acuse de recibo; emergió entre los papeles.

    R: ¿Cuál fue el hecho más sobresaliente en los días de exposición, de la III Muestra Personal?

    P: Comenzaré diciéndole, que mi temor era no contar con público en la Actividad Inaugural, porque la prensa y las autoridades de Santander no han sido muy colaboradoras con mi Obra Literaria y Artística, siquiera con el Movimiento Literario y Artístico. Parecen osos asustados. (Risas). Son raros.

    Cuestión que les costó la pretendida Capitalidad de la Cultura Europea en 2016. Imagínese, que habiendo surgido un Movimiento Literario y Artístico en la ciudad de Santander, el Movimiento Literario del siglo XXI, por no haber sido uno del pueblo, se pusieron renuentes. Y, la Capitalidad se fue al País Vasco, no el Movimiento ni la Creadora. Eso sí, es posible, que la película hecha en San Sebastián sobre una relación lésbica haya tomado mucho de VALS PARA KARLA. Es posible. Por ello, no fui a ver la película. No quise enfadarme.

    Hubo público en cantidad satisfactoria. Había asientos para todos, pero no sobraron los asientos, tanto el Salón como el Bar aledaño estaban llenos, sin tumulto. No hubiese sido apropiado para el lugar. Inclusive, se utilizaron, en varias ocasiones, las sillas de la decoración, también, en la Inauguración.

    Claro, que tuve que mover contactos de hace unos años. Y, personas, como Carmen Palomera, que siempre responde con su presencia y lleva a algunas de sus amigas.

    Estuvo Don Ángel Benito y su Sra. Esposa. Un encanto de persona.

    P: ¿Usted le conoce?

    R: Ahora sí, pero no les conocía. Les invité a través de sus hijos, porque he comprado en una de sus zapaterías, la más cercana al Ayuntamiento. Llegó y me saludó; se presentó con mil amores y pidió excusas, porque su esposa llegaría un poco más tarde.

    Ella se disculpó al terminar la Actividad Inaugural y me explicó las razones. Me encantaron esas personas. ¡Son muy buenos sus hijos, muy trabajadores!

    Belén González y su amiga me acompañaron a la mesa, la primera tuvo la amabilidad de hacer las fotos y prometió hacerme llegar otras hechas con su teléfono móvil. A Belén, la conozco desde Octubre de 2001, dirigió mis prácticas del Curso de Informática en una Empresa Aseguradora y de Inversión. Ambas lectoras, al igual que Cristina, Directora de la Oficina de Correos 2, y su amiga Félix, acompañada de su esposo.

    Bueno, la mayoría de los allí reunidos son lectores míos, aunque no todos. Había personas, en número importante, que no me eran conocidas. Del mismo modo que, días más tarde, llegaron muchos, que no me conocían, por haberles llamado la atención la entrevista radial. Si me pregunta qué dije, no lo sé. Normalmente, soy muy espontánea en las entrevistas y no las preparo.

    También, estuvo al completo el grupo de amigos de Rufi Sáenz, mi Modista, que los convocó a petición mía. Ellos estuvieron, también, en la presentación de VALS PARA KARLA, el 4 de Octubre de 2006, a pesar de la inclemencia del tiempo. Integrante de ese grupo de amigos, el Dr. Ing. Juan Antonio Torres, quien colaboró en los días de exposición en la transportación, complementado por su hermano. Cuestión importante, porque, de lo contrario, no hubiese podido hacer tanta presencia física. Sólo me tomé dos días de asueto, que agradeció mi corazón.

    P: De todas formas, no ha respondido a mi pregunta. ¿Qué fue lo más sobresaliente?

    R: ¡Los cuadros! ¡Claramente, Yo! (Sonrisas)

    Aparte de ellos, lo más sobresaliente fue, la llegada de la DRA ANA PATRICIA BOTÍN en respuesta a mi invitación. Después de un discreto y breve saludo a mi persona en el umbral del Salón Principal, se reunió en la zona del Bar con sus amigos, a los que ella había convocado. Sólo señalaré, que no les conocía y les invité por mí misma. Lo más remarcable fue un hombre joven, un caballero, que aparece en una foto con la DRA. ANA PATRICIA, Sergio García y Nadal en un encuentro amistoso de golf, tenido lugar hace uno o dos años en Santander. ¡Una belleza de hombre! ¡Una gentileza poco habitual en esta ciudad! En la medida que me aproximaba a la mesa, a la que estaba con Iván, se paró e hizo una reverencia, tocando los talones, cual oficial de otros tiempos, y esbozó una amplia sonrisa. ¡Me deslumbró! Y, le dije: “¡Es Usted muy lindo! ¡Se parece a un actor americano! No recuerdo cuál, pero se parece”.

    P: ¿Conocía Usted a Dña. Ana Patricia?

    R: Le dije, que no, personalmente. Al menos, creía Yo. Al saludarle en la Actividad Inaugural, Yo no sabía a quién saludaba. Aunque sí le había visto, en lugar público, en Diciembre de 2010. Se me acercó y conversó conmigo. Quería conocerme. Yo le traté amablemente, pero no le presté mucha atención. Simplemente, era una persona, que me había abordado y hecho preguntas normales; llegó rápido y se fue con la misma prontitud. Sí me llamó la atención: me dio gracia. ¡Ahora, sé, que hizo una travesura! Ella sabía con quién hablaba, también, que Yo quería conocerla. Ese día, hasta intenté venderle un libro. Eso sí, me dio la impresión, que aquella Señora había leído mi novela.

    Fue, precisamente por el parecido, que me llamó la atención, desde que puso sus pies en el vestíbulo del HOTEL REAL. Y, le fui a recibir.

    De haber sabido, que era la DRA. ANA PATRICIA BOTÍN, la hubiese invitado a sentarse a mi lado y brindar conmigo. No dio la talla completamente. No obstante, es muy halagador, que se haya desplazado, desde Londres, con una agenda tan apretada, para estar en la Actividad Inaugural de mi III Muestra Individual de Pintura. Yo lo percibo, como una demostración de apoyo y solidaridad de una colega, de la santanderina con mayor preparación intelectual. En calidad de reconocimiento a mi constancia, crecimiento intelectual, amplitud de desarrollos, siguiendo un objetivo definido, claro y por etapas, también, admirable esfuerzo personal. Desde esta entrevista, le expreso mi más sincero agradecimiento.

    P: ¿Hubo alguna otra presencia remarcable?

    R: No puedo decirle, porque Yo no conozco, personalmente, a los Botín ni a las hermanas O’Shea. Sólo conozco a los personajillos de Santander, los más visibles, entre ellos, algunos periodistas y políticos.

    A la SEÑORA MARQUESA, le invité por fax el Miércoles 21, que me tomé un descanso. Y, al parecer, iba a venir el Jueves, luego, se avisó que no les había sido posible venir a Santander. Hubo indicios. Y, además, estaba, en el Bar, Dña. Carmen Botín. No sé, si el mismo día o el siguiente estuvo una Señora, que se parecía a la Marquesa, pero no era ella. ¡Además, la Marquesa O’Shea me hubiese saludado! Al parecer era su hermana, la Directora de la revista Telva. Coincidió con la aparición ese mismo día, sobre las mesas del Hall, una revista Spend In con una entrevista a su persona.

    Durante 2 ó 3 días, la III MUESTRA coincidió con un seminario de la Radio, de Cadena SER; días, en que hubo un público interesante y diferente.

    P: ¿Hubo periodistas? ¿Le entrevistaron?

    R: Conversé con algunos de ellos, que se acercaron a los cuadros, sobre todo, con Raquel, que recorrió la III Muestra completa, y la visitó en varias ocasiones. Fue tan amable, que me permitió fotografiarle y me participó su opinión. Ellos tenían un seminario para empresarios sobre asesoramiento de los Medios de Comunicación en Marketing. No estaban allí en calidad de reporteros.

    Eso sí, el Martes 20 de Marzo, Cadena SER me entrevistó telefónicamente. Salí en directo. Ello atrajo público, al igual que la foto grande de “La Barca de Oro”, “Mamey con Pepita de Oro”, junto al piano de cola, un lujo de fotografía, y la breve, mas elogiosa, reseña de El Diario Montañés, salida el Miércoles 21 en la p. 71.

    Nos extrañó, que no se hiciesen presente otros medios santanderinos en la Actividad Inaugural del Jueves 15 de Marzo, habiendo enviado la Invitación, el Tríptico y una Nota de Prensa. Por ejemplo, a El Diario de Cantabria Alerta, donde, en 2003, publiqué algún artículo; Onda Cero y la COPE; la televisión cántabra: Telecabarga, el Canal de la COPE y Telebahía.

    En mis primeros años en Santander, solían invitarme con frecuencia a la Radio, inclusive, a programas de una hora de duración. Estuve en Programa Contrapunto de Telecabarga. Y, mis acostumbrados artículos de opinión en El Diario Montañés. Bueno, eso fue antes de preguntar cuándo me iban a pagar por mis artículos periodísticos, que contaban con el favor del público o cuándo me iban a dar una columna.

    P: ¿No le han pagado nunca por sus artículos?

    R: No. Parece, que sólo comen los de la nómina fija. No obstante, lo mejor de los periódicos son las páginas de artículos de opinión. Muchas veces, pasan a ser “colaboraciones”. Supongo, que a unos les pagan y a otros, no. Recuerdo, que se quejaba el Dr. Prof. Lobato, de la Universidad de Cantabria, por tal asunto y que, avanzado el tiempo, dejaban de publicarle para no pagar.

    No hemos ido de tema. Antes de volver al tema en cuestión, quiero decir, que es una práctica no sólo de España, sino de El Nuevo Herald de Miami. Recuerdo, que el Dr. Armando Portela, amigo de los tiempos del doctorado en la Academia de Ciencias de Rusia, hoy, Columnista de la página financiera de El Nuevo Herald, también, de Cuba News, se ponía eufórico, cada vez, que escribía y ponían mis artículos en fechas de trascendencia histórica, con la ilustración. Llegó a exclamar: “¡Has desplazado a Georgina, la esposa de Montaner, que es la columnista estrella de El Nuevo Herald! Tus artículos están ocupando el lugar más importante de la Sección de Opiniones”.

    Estoy hablando de 2001 a 2003. Fueron mis primeros artículos en El Nuevo Herald, los que estimularon la curiosidad del Lic. Manuel Ángel Castañeda, anterior Director de El Diario Montañés, por conocerme. Me dijo d. Raúl Álvarez, entonces Presidente de la Asociación Cubana de Santander: “Castañeda me dijo: “Quiero conocer a quién escribe tan bien”. Ha hecho una cita para mañana, quiere que vayas conmigo a la sede de El Diario en La Albericia”. En esa oportunidad, me pidió un artículo mensual. En realidad, llegó a publicarme hasta 2. El día más memorable fue, en el que salieron 2 artículos el mismo día: uno en Alerta y otro, en El Diario Montañés. Luego, escribí algunos artículos a petición del Lic. Juan Gómez Arozemena para el semanario, que él dirige, Gente en Santander. Allá en 2006 ó 2007, con motivo del Lanzamiento Mundial de VALS PARA KARLA desde Santander, me prometió hacerme una entrevista a doble página. Todavía, está preparándola o esperando el momento. Debe ser celta Juan, porque en la Lengua Celta Gallega a España se le llamaba la Tierra de la Espeira. Se supone, que de ahí proviene el nombre actual, reformado. Me gustan más los visigodos: llegaron a tierra de buen vino, jamón ibérico y excelente paño, lana. ¡Ya se le llamaba Hispania!

    P: ¡Pasaron por aquí los celtas! Fue tierra de tránsito.

    R: No, no pasaron, sino que estuvieron antes de llegar a Galicia, sus reses pastaron en esos prados. Y, supongo, se mezclaron con los que estaban y con los llegados posteriormente; unos se asentarían y otros seguirían andando en esa o en las sucesivas generaciones. Ningún pueblo pasa y sigue. Es un eufemismo histórico.

    P: ¿Cuál de los cuadros expuestos es el de su predilección?

    R: Cada cuadro tiene un significado diferente y responde a diferentes estados de ánimo.

    Mi cuadro favorito y, por ello, me lo regalé en fecha tan importante, es “La Barca de Oro”: 30 Aniversario de mi graduación en el MGIMO UNIVERSIDAD (1981) y 20 de mi Doctorado en Ciencias Económicas en la Academia de Ciencias de la URSS (1990) y 15 en Ciencias Sociológicas (1996).

    P: Hemos estado mirando las fotos de varios días de su III Muestra Individual en el Hotel Real. Ha llamado la atención el parecido de un hombre, en abrigo rojo, con Botín. ¿Era DON EMILIO?

    R: No pudiese asegurarle. Yo jamás le he visto en persona. Sólo le he visto en las noticias. Ese Señor de la foto llamó mi atención, porque se mostró muy interesado en el cuadro con las palabras mágicas y en el tríptico. Solamente, se movió del grupo, a unos pasos dónde estaba el cuadro en la técnica Ball Pin Pin: un lienzo pintado con bolígrafo. No recorrió la Muestra, por lo menos, ese día. Yo lo fotografié desde el otro extremo del Salón, donde había montado algo así como una oficina. En el momento, en que hice la fotografía, pensé, que era un turista dentro de un grupo de turistas o huéspedes del HOTEL REAL. No tiene otra significación la foto y el parecido es pura coincidencia. Se le veía muy interesado. Yo no sé, si estuvo allí. Sería un honor, del mismo modo que sería anormal, el haber estado y no haberme saludado.

    P: Hemos visto un cuadro erótico, en que Usted es la modelo. ¿Pudiese develarnos cuáles son sus fantasías sexuales? Es más, Usted es, de cierto modo, una Escritora erótica. ¿Avanzará en la pintura erótica?

    R: Se refiere a la “Erección de Carolina”. Es un cuadro, que pinté, primero en un cartón y se lo regalé al Licenciado en Periodismo Lucendo Pombo, un buen conocido, porque me ofendió al leer VALS PARA KARLA. Sé, que no fue su intención ofenderme, pero me ofendió. Entonces, mi enfado lo volqué en un cartoncito y, luego, resultó ese cuadro. Me hizo dos propuestas indecorosas, además, de una confesión. ¡Estaba eufórico con la novela! Le ha sucedido a varias personas, preferentemente, varones. Algunos han referido haber experimentado erecciones frecuentes a los más de 80 años, también, en algunos cuarentones y cincuentones.

    En el cuadro, estaba más delgada que ahora. Decidí engordar unas libras, así se sigue diciendo en Cuba. Más delgada me veo mejor, según los cánones de belleza actual. Me gusta estar más delgada, pero me siento mejor de salud con el peso actual. Es cuestión de percepción de la belleza. Cuestión, que responde a la evolución histórica. Es un concepto completamente histórico, también, territorial y étnico. De hecho, la palabra belleza es ‘crasotá’ o ‘krasotá’, por ello, la letra C es la Letra de la Belleza. Esto infiere que estar gorda, en el pasado, era sinónimo de belleza. De ahí, nos llegan modelos gordas y gorditas, llenas de celulitis, desde los cuadros de los Grandes Maestros de la Pintura.

    Hasta ahora, no soy una escritora erótica, aunque algunos y algunas se masturben con VALS PARA KARLA o tras su lectura. El propio Lucendo Pombo sintió curiosidad por saber, si me había excitado, escribiendo la novela. Le defraudó mi respuesta: “No”. La escritura de VALS… fue tan suave y fluida cómo los lectores la perciben, aunque con menor atropello que el ritmo, con que la leen. Un sacerdote español de la Iglesia de La Merced en La Habana la leyó en menos de 24 horas.

    ¿Es una novela erótica? No, es una novela bella y sensual con un altísimo nivel intelectual, y la introducción de toda una serie de conocimientos y respuestas a preguntas existenciales del ser humano, ante todo, al surgimiento del sentimiento amoroso entre personas de un mismo sexo y, en particular, del más atávico lesbianismo.

    ¿Por qué atávico? No es comprensible a la luz de La Biblia la homofobia desatada contra el lesbianismo. En La Biblia, no se condena como a la homosexualidad masculina, considerada perversión homosexual del modo en que está tratada en Sodoma. No es, de ningún modo, la homosexualidad masculina en general.

    No todos los lectores comprenderán. Yo escribo, para los que entienden. Los otros pueden ver las telenovelas de Miami y leer folletines.

    P: Ciertamente, no se cree erótica.

    R: Sensual, amable y con gran distinción.

    Aclaro, que la sensualidad y la lascivia no son sinónimos, aunque estén refrendados como tales por la Real Academia de la Lengua Española. Dicha relación sinónima tiene que ver con la percepción de la sensualidad desde círculos erofóbicos cristianos. Ello no debería influir en las Ciencias. Éstas tienen la obligación de ser objetivas. Aunque, ciertamente, están llenas de subjetividades.

    No hay amor sin admiración, del mismo modo que no hay amor sin sensualidad. Si no hay sensualidad, la relación sexual pudiese catalogarse de animal reproductiva. ¡No somos animales los seres humanos! Por lo menos, no todos. Aunque, en algunos círculos, se les trate de reses y ovejas. En algún otro lugar, se les llama perros, perras y putas. Tan antiguo tratamiento como el surgimiento del Patriarcado. Pienso, que fue una revancha, que llega a nuestros días: el maltrato femenino, la imposición por la fuerza, el herir la autoestima de las féminas, entre otros métodos. Son métodos de seres inferiores. Ello se expresa tanto a nivel personal, familiar como social.

    No obstante, puede dicho tratamiento ser anterior, pues un análisis de algunas palabras nos llevaría a la conclusión de que se aplicaron términos de la vida diaria, de las actividades económicas, a diferentes tipos de relaciones, objetos, sujetos. De hecho, un vocabulario limitado, cual ha de suponerse el de tiempos prehistóricos, dio lugar a las acepciones, incluido el uso figurado de las palabras. Con el paso de los siglos, se tiende a enquistar el significado, mucho más, con la letanía religiosa conducente al fanatismo.

    P: Tratemos temas más leves. A Usted siempre se le va la mano hacia las Ciencias Sociales.

    R: ¡Es mi profesión! Estamos marcados por nuestras profesiones, cual buenos y malos hábitos.

    P: ¿Cuáles son sus fantasías sexuales?

    R: Es curioso, no me lo han preguntado hasta ahora. Tal vez, algunos crean saberlo. Son bien sanas: bañarme con mi pareja. Esa es mi más importante fantasía sexual. ¿Otra? Pues, que me tome por la cintura y me atraiga hacia sí en una piscina. Ésta sí la he tenido en la vida, es muy grato, en mi relación con mi primer novio, el Ing. Bernardo Nieves Vega. Fue en la piscina del buque Rossia, 1975. Espero, deleitarles en una novela ya comenzada y aparcada hace varios años. Fue una relación muy bonita, con más acción que VALS PARA KARLA.

    Por cierto, la novela SON DE CAROLINA/ KAROLINA´S SON, todavía sin editar, tiene más acción sexual a petición de los lectores de VALS… Esa novela sí me excitó al escribirla. No sé, si tiene relación con la influencia espiritual de los lectores; no siempre muy sanos sexualmente. Algunos me han molestado en mi campo magnético.

    Posiblemente, la vida azarosa de los actores se deba a las fantasías sexuales de los televidentes, y espectadores de las salas de cine y teatro. También, culpa de los sexólogos y otros especialistas, que inducen a sus pacientes a resolver temas de falta de empatía sexual dentro de una pareja a través de terceros. Eso sí es una perversión.

    Mis fantasías sexuales no existen de la forma, en que se acostumbra a hablar sobre dicha cuestión. Yo

    siempre amaré a personas concretas, seres reales, personas admirables, y que me gusten, me atraigan, me llamen la atención y despierten mis emociones. Además, cada relación es una relación en sí misma. No mezclo personas ni relaciones.

    Por ejemplo, los que siguen mi Web, pueden haber leído mis más recientes poemas, porque me ha conmovido la modelo del personaje protagónico de una de mis futuras novelas. Por ello, he vuelto a la carga ¿erótica? Yo diría amorosa, galanteo amoroso, a la sensualidad del amor, que pudiese llevar el alma a punto para escribir una bellísima novela de amor, por lo menos, a un crecimiento poético. ¡Erato, la Musa amable, amorosa, desplazó a Talía!

    Ya tiene título. Eso sí, todavía, no me encuentro con la información suficiente para escribirla. Es muy necesaria la observación participante, porque se desarrollará en una clase social muy elevada, con gustos y formas de decir, actuar y ser diferentes a la media social, con tipos de relaciones complejísimos. Yo sólo las intuyo. Hay título, modelos protagónicos, escenarios por conocer, y mucho por experimentar y observar. ¡QUIERO AUTENTICIDAD!

    P: ¿Y los cuadros eróticos? Gustan mucho y desde siempre.

    R: Es una meta tan grande como pintar los bellos y cambiantes cielos de Santander. En esto último, me ayudaré de las fotografías y mi Abuelo TUTOR. ¡ÉL SERÁ MI MAESTRO! Los mejores cielos los hace la Academia. Y, pintar bien, con maestría el cielo, es en sí mismo una especialidad. Son contados los Grandes Pintores, que la crítica resalta, en primer lugar, sus cielos.

    ¿Erotismo en mi pintura? Primero, el retrato. Sería muy erótico, aunque vestida, pintar a mi ya escogida modelo. Aún, no me encuentro con los conocimientos y habilidades estrictamente necesarios para emprender un retrato con éxito. Habrá que probarlo e insistir. En este sentido, la mayor dificultad es que no me gusta repetir los cuadros. Algo similar, me sucede con mis relaciones de amor.

    P: Una última pregunta: ¿Cuál es su próximo proyecto?

    R: Primero, concluir un conjunto de cuadros, que se encuentran en elaboración. Segundo, seguir avanzando en el rescate de la Obra de mi Abuelo Torres, es decir ANDRÉS TUTOR. En tercer lugar, seguiré recitando y subiendo algunos poemas a mi Web y otros sitios de Internet.

    A veces, combino las labores y ello se expresa, en que avanzo en un sentido y otras cuestiones tienen que esperar. No obstante, todo esto forma parte de lo habitual.

    Mi mayor y más inmediato proyecto es ser dichosa, encontrar a una persona adecuada, admirable y a la que pueda amar con todas las fuerzas de mi ser. Gracias.

    Santander, España, 6 de Mayo de 2012

    Ver:www.andrea tutor.com

  6. III MUESTRA INDIVIDUAL DE ANDREA TUTOR

    “ANDREA TUTOR EN EL HOTEL REAL”

    DISCURSO INAUGURAL

    Es un placer contar con la presencia de ustedes en este sobrio y elegante Salón, el lugar público más exquisito y exclusivo de Santander, de Cantabria, que con el Hotel la Reconquista de Oviedo, comparte mi predilección por aquellos tiempos románticos, en que predominaba el buen gusto.

    El buen gusto es la base de la belleza, que, en definitiva, es el amor. Por ello, acostumbro a decir, que dónde hay belleza y amor se está en presencia del Arte. Y lo escribo con mayúscula. El resto es anti-arte.

    En mi Pintura, predomina la búsqueda de la belleza y la expresión de sensaciones positivas, tales como: elevación del espíritu, alegría, éxtasis y hasta euforia. Por ejemplo, me he puesto eufórica, también, la meta muy alta, que constituye un escalón en mi carrera pictórica: reflejar en un cuadro la belleza deslumbrante de la terraza y las vistas desde esa terraza del bellísimo entorno natural de Santander, con una de las bahías más bellas del Mundo y con esa montaña andante; esa montaña, que acompaña al caminante: Cabarga. Un cuadro, todavía en elaboración, para agradecer la amabilidad del Hotel Real, su señor Director, Koldo Díaz, e Iván Barranco Blanco, Director Comercial, y de todos y cada uno de los empleados del Real, entre ellos, lectores y admiradores por esa exquisita y delicada novela VALS PARA KARLA de mi autoría, que dio inicio, de forma pública al NEO REALISMO ROMÁNTICO, el Realismo Romántico del siglo XXI. Ésta puso, ante mí, la tarea de desarrollar la expresión plástica del Movimiento Literario y Artístico, así como escribir los 5 primeros CUADERNOS DE HISPANÍSTICA DE ANDREA TUTOR.

    Mis guías y referentes en tan osada aspiración y realización son indudablemente los Grandes Maestros de todos los tiempos, ante todo, mi Abuelo, DON ANTONIO TORRES I FLOTATS. Uno de esos grandes Maestros catalanes, también aragonés, de la Academia de finales del siglo XIX, que el anti-arte y el mal gusto promocionado trató de engullir. Por ello, me planteo crecer a la Academia. ¡Aquella Gran y Privilegiada Academia! Por supuesto, sin abandonar el simbolismo, y la expresión sublimada y exteriorizada del sub-consciente, sin abandonar la experimentación. ¡Y, dar libertad a mi creatividad! Pues, otro de mis guías, está ubicado en Ucrania; en un intelectual, que le acompaña mayor fama por Poeta, y ello no le hace justicia al Pintor: El Poeta Nacional de Ucrania, Taras Chevshenko, en cuyas dos Casas Museo me he deleitado, una en Kiev y otra en las afueras, junto a las aguas del río Dniepr. También, están presentes los grandes maestros españoles, rusos, florentinos, flamencos, franceses e italianos, que forman parte de las exposiciones de los más afamados y ricos museos del Mundo, comenzando por el Hermitage en Saint Petersburg, la Galería Tretiakov y el Museo de Arte de Moscú. Lugares, en que, por primera vez, entré en contacto directo con los más afamados Maestros hasta el presente y sus cuadros originales. Por sólo mencionar algunos, diría: Gue, Chevschenko, Miguel Ángel, Rafael, el Greco, Velázquez, Goya, Rubens, Rembrant. En el otro tipo de arte, recuerdo entre esos miles y miles de cuadros a uno de Picasso en el Hermitage, del que ya he escrito en mi Web. Otro conjunto de grandes museos de Arte, ya sea por sus objetos decorativos o por su magnífica colección de Pintura me fascinó en Dresden, tras la visita al Zwinger, allá por 1989, justo el verano preámbulo de la caída del Muro de Berlín. Allí, pude contemplar al joven Picasso y exclamé: ¡Ahora puedo decir que sí sabía pintar! Por cierto, pintaba mucho mejor en su juventud, cuando no había contaminado su quehacer artístico.

    No pretendo dar una lección de Pintura, tampoco; hacer un recorrido por esos museos divinos, que han escuchado mis pasos, y los de mi Abuelo, que me precedió con la distancia de un siglo, con mayor conocimiento de la Historia del Arte y rigor artístico.

    Agradezco su presencia, una vez más, en la seguridad, que en el transcurso de estos 9 días de exposición podamos reencontrarnos y dialogar. Quedo obligada a la Dirección del Hotel Real por haberme cedido el espacio más elevado y exclusivo del Norte de España.

    GRACIAS.

    Ver:www.andreatutor.com

  7. El azul brillante, transparente, traslúcido,

    con lindas nubes frecuentes y algodonadas,

    ¡Oh, cielo!, se puso un caballo blanco ahorcajas,

    ¿Caballo? Es dragón de larga cola, disfrazado.

    Caballo que no es caballo, tampoco, jata;

    huye despavorido Guernica apicassada.

    Es el brío del nuevo, reluciente Pegasus potro:

    relincha, da coses, ilumina la Alborada.

    Intercepta nube en forma de manta esponjada;

    le intenta detener sus patas, las amarra.

    ¡Mas, Pegasus renaciente, fresco, desafiante

    alza frente, lanza provocadora mirada!

    ¡Ah! La mar inquieta aquieta mi sutil mirada:

    olas espumosas se diluyen en la playa,

    gama de azules matices hasta lontananza.

    ¡Mar Cantábrico, presentas tu cara plateada!

    En la Playa de los Peligros, posa una barca.

    Una Barca sin dueños contempla la mar brava.

    Tras gélido Invierno, Corriente suavizada,

    llega la Primavera: borra huellas pesadas.

    Las arenas finas, doradas de El Sardinero;

    libre faja de playa: encoge, estira y ensancha,

    según la marea y las fases de la Luna pasan.

    ¡Soporte, base, pedestal de mi heroica Barca!

  8. UNIVERSIDAD DE LA HABANA

    RESCATE DE LA MEMORIA HISTÓRICA DE SANTIAGO DE CUBA:

    MAESTRO DON ANTONIO TORRES Y FLOTATS, alias ANDRÉS TUTOR FERNÁNDEZ

    PINTOR DE ACADEMIA Y DECORADOR, COMERCIANTE. BENEFACTOR DE SANTIAGO DE CUBA

    PAZ OCTAVIANA: UN SIGLO DE PAZ PARA UN VENCIDO, APARENTE VENCEDOR.

    AL MAESTRO ACADEMICISTA DON ANTONIO TORRES Y FLOTATS, ALIAS ANDRÉS TUTOR: PINTOR, DECORADOR Y COMERCIANTE

    ¡PLUMA CASTIZA!: AL AUTOR DE “HACIA TIERRAS VIEJAS”

    Primer Automóvil en Santiago de Cuba, 1901

    DOÑA GUIOMAR: CRÍTICA LITERARIA (UN SIGLO DESPUÉS DEL FALLECIMIENTO DEL VERDADERO AUTOR)

    LA ALAMEDA DE SANTIAGO DE CUBA

    VER: http://www.andreatutor.com/ENSAYOS/RESCATE%20DEL%20MAESTRO%20DON%20ANTONIO%20TORRES.htm

  9. Autora: DR. PROF. KARY TORRES[1]. PROFESORA E INVESTIGADORA DE LA UNIVERSIDAD DE LA HABANA

    Hay dos formas de estar en octava, es decir, en el octavo plano: en completa armonía y paz interior, con la felicidad y la alegría, que emana de nuestro interior, aunque no es necesario estarse riendo todo el tiempo; la segunda, es descender a tal plano, que no se está en paz con uno mismo; se es criminal. Todo depende de qué se considere lo primero, el uno. Ese UNO DIVINO. Ese otro infernal uno.

    Mi Octava es la primera, la DIVINA, jamás la cruz, pero sí una íntima comunión con ese TODO DIVINO, que refleja los colores del Arco de Iris[2]. Esa Paz Octaviana es a la que llama constantemente el AUTOR de la novela VÍA CRUCIS, aunque, en el plano histórico, y se menciona, se hace referencia a aquel período extenso, prolongado en el tiempo, de paz, que perduró y se disfrutó durante el Imperio Romano bajo el Emperador Octavio[3]. Por la nota abajo expuesta, después de guerras, y no siempre limpios métodos, y hasta cuestionables ambiciones de poder, mirado a través del lente de hoy, se percibe el proceso, mediante el cual llegó la paz.

    Un siglo de paz para un vencido, aparente vencedor. ¡Paz Octaviana! ¡ÉL VIVE! ¿Quién? El AUTOR de las novelas VÍA CRUCIS, FILIGRANA y DOÑA GUIOMAR; de HACIA TIERRAS VIEJAS y CUENTOS DE TODAS LAS NOCHES. ¿Vive? Sí, vive en mí y regresó a poner, en blanco y negro, al descubierto, no al plagiador, sino al quién sustrajo su Obra y la hizo pasar por suya. ¿Timador de una viuda y cuatro huérfanos? ES LO ÚNICO QUE NO PUEDE SER PERDONADO, según A.T. (Antiguo Testamento) ¿Al organizador, tal vez, de la depredación de la Obra del Maestro TUTOR, que no sabía que tenía enemigos, y de los bienes de una viuda y cuatro huérfanos, que dejaron todo en manos de amigos y se alejaron, por un tiempo del escenario del fallecimiento, como manera de proteger a los niños, que estuvieron presentes: 8, 6, 4 y 1 años[4]? Una viuda de 32 años, que no sabía absolutamente nada de los negocios de su marido; una viuda, que sólo sabía que podía gastar, del modo que las García en la obra teatral “El Abismo”: “Las Garcías, ¡con cuántas cintas!”. Casualidad o no, convivían, bajo el techo del SEÑOR DON ANTONIO TORRES Y FLOTATS, las García desde 1900, las que con él asistían a misa en la Iglesia del Ángel, en La Habana, antes de instalarse en Santiago de Cuba tras breve paso por Cienfuegos.

    ¡PAZ OCTAVIANA! Repite el AUTOR de VÍA CRUCIS desde las páginas de su novela, una trilogía en dos tomos, que mereció mejor título y, tal vez, el destino del AUTOR hubiese sido diferente y no nos hubiese abandonado el Día de la Raza, hoy de la Hispanidad, de 1909. ¿Dejó ANDRÉS TUTOR su Obra literaria sin publicar en espera de su viaje a Francia, Alemania y España, programado para dos años más adelante, al cumplir su hijo mayor 10 años en 1911?

    ¿Quién es el AUTOR de VÍA CRUCIS, FILIGRANA y DOÑA GUIOMAR, muy probablemente, de la mayoría de la obra literaria, que aparece bajo la firma de Emilio Bacardí, quien fue Alcalde de la Ciudad de Santiago de Cuba en parte de aquel período? Cualquier especialista literario, Historiador, Sociólogo, Antropólogo o lector conocedor del ambiente e Historia de Santiago de Cuba y de España, sobre todo, costumbres y formas de hablar, de decir, de enfrentarse a situaciones y expresarlas literariamente de un pueblo u otro, sentirá demasiado peninsular, demasiado europeo al autor literario. Además, podrá coincidir conmigo, en que el AUTOR es hombre extremadamente culto, y hago hincapié en extremadamente; no se está ante pretendientes a intelectualillos de pueblo.

    Muy a pesar de mis elevadísimos estudios, calificación y encumbrada Cátedra Universitaria; libros publicados, y múltiples investigaciones científicas y amplio trabajo literario; a pesar de mi cultura, viajes al extranjero y más de dos décadas de vida en Europa; roce social, conocimientos de diversos saberes de forma profesional e, inclusive, de Pintura, pues, Yo, DR. PROF. KARY TORRES, no pudiese llegar a las descripciones plásticas de los paisajes, naturaleza, personajes y costumbres del modo, que el AUTOR de VÍA CRUCIS, donde está presente la maestría academicista, cual paisaje o retrato pintando al tiempo que se escribe, mejor dicho, pincel desdoblado en pluma, más probable, en máquina de escribir.

    Insisto, nos encontramos ante un AUTOR español, y no cualquier autor español, que se asombra de la exhuberancia de la flora cubana, al modo del Poeta José Julián Martí y Pérez, español nacido en Cuba, en primera generación en La Habana y, con estudios de Bachiller y Licenciatura en Madrid y Zaragoza, en sus escasos días en la floresta cubana en 1895, que dejó constancia de tal impresión por escrito. ¡Maravillado!

    En el caso que nos ocupa, se percibe no estar ante un AUTOR acostumbrado a ver dicho paisaje, como algo cotidiano, al modo de mi exaltación ante los cielos santanderinos, las diferentes luces, y gama de colores y matices, que me han llevado a hacer múltiples fotos para la serie fotográfica: “Cielos de Santander”, aún sin editar. Nos encontramos ante un AUTOR, que, en su léxico, en su riquísimo y elevadísimo léxico, usa los términos propios de la España culta y se pasea por el vocabulario popular sin llegar, en ningún momento, a sentirse vulgar o popular. Por ejemplo, el uso de la palabra “cuesta”[5] para denominar al accidente geográfico, que, en Santiago de Cuba, recibe el tan gallego “loma” y que, en La Habana, transitará entre “lomas” y “colinas”; y, hasta formas verbales incorrectas para dar una orden: no usa el verbo en forma imperativa o sólo lo hace puntualmente con una caída en desuso en Cuba (“traedle”, como aparece en la nota más adelante, que sí se usaba en La Habana, cuando estaba en desusos en Santiago de Cuba), si no que nos sorprende un infinitivo usado en calidad de imperativo con reiteración. Esta forma errónea, de uso común, molestó, y aún molesta, a mis oídos, muy a pesar de los 11 años de vida permanente en España, en el Norte de España. A diferencia de Cuba, la mayoría de las personas españolas no dominan la forma imperativa del verbo, lo que marca, de algún modo, al AUTOR de VÍA CRUCIS y FILIGRANA.

    Ejemplos: 1. “¡Callarse!”, (FILIGRANA, p. 14). No sólo es el inadecuado uso del infinitivo en calidad de imperativo, sino una forma de pedir silencio, que no es usual en Cuba, siquiera al dirigirse a un niño. Por ejemplo, en la p. 257 hay una promesa desesperada: “¡No volveré a abandonarte! ¡Calla! ¡Perdóname! ¡Calla!”;

    2. “Volaron dos negros a la orden del amo._ En cuanto llegue el bribón de Juan, traedlo acá. Descargar los mulos en el almacén: curar las mataduras y no perder tiempo: ¡ojo compére![6] (¡Ojo, compadre!)[7], VÍA CRUCIS, p. 43.

    3. En cambio, Emilio Bacardi hace uso correcto de la forma imperativa del verbo: “Entréguemelo usted aquí y yo firmo el recibo…” (“De Cuba a Chafarinas” en Epistolario, p. 12), acorde con las enseñanzas de la Escuela de la Isla de Cuba, y el uso.

    Continuando, es evidente, que debe tener una explicación sociológica e histórica, y puede estar en concordancia con las clases sociales, que se movieron hacia Cuba y América, una vez establecida la Colonia en los siglos XVI, XVII, XVIII, y que dejaron una impronta en el habla, que no marca las z ni las c[8] y otros usos, que se fueron estableciendo en la Península, posiblemente, con posterioridad y/o se extendieron de una región a otra, y que las sucesivas migraciones, transcurrido un período, se adaptaron a la nueva forma de hablar para ellos: aunque vieja forma de hablar de los hijodalgos españoles, a los que, en Cuba, preferimos llamar “hidalgos”, además, de la propia evolución de la Lengua en los diferentes puntos geográficos, dependiendo de la realidad territorial o regional. Por cierto, el AUTOR suele usar “hijodalgo”. Y, hasta en algún momento de FILIGRANA, se le escapa algún que otro término del hablar habanero, palabras que no se usan en Santiago de Cuba y muchos no las conocen en dichas acepciones[9].

    En la utilización de los refranes, hay una marcada diferencia, por momentos, con los acostumbrados en la ciudad capital de la Provincia de Oriente, incluso, llegando a escribir de forma diferente el mismo refrán:

    <> de la novela FILIGRANA, p. 223.

    En Cuba, y en Santiago de Cuba en particular, se suele decir: “La gatica de María Ramos tira la piedra y esconde la mano”.

    Es posible, que alguien pueda en defensa de quién se adjudicó la obra literaria en 1910, justo unos meses tras el fallecimiento súbito de un destacadísimo intelectual español, catalán de Aragón, educado en París, residente de Santiago de Cuba entre 1902 y 1909, Pintor de Academia, Decorador y Comerciante, el Maestro Académico Don ANTONIO TORRES Y FLOTATS (artísticamente y en el trato social ANDRÉS TUTOR Fernández), que don Emilio estuvo en la Península en dos ocasiones, en prisión política y, es posible, pueda argumentar, que su estancia en España le hubiese dado la posibilidad de escribir no como cubano independentista, sino como español afrancesado, lo que no se pone de manifiesto en su testimonio, sí escrito por él, “De Cuba a Chafarinas”, publicado en una compilación bajo el título de Epistolario, por su hija Amalia, Madrid 1973, en que se expresa haber tenido estrecho contacto con reos de los más diversos tipos.

    También, pudiese argumentarse a su favor un supuesto afrancesamiento, que no se percibía en Santiago de Cuba menos de medio siglo más tarde, a no ser una comparsa carnavalesca “El Tivolí”, que bailaba, y posiblemente siga bailando, tumba francesa. Por cierto, jamás un santiaguero o un nacido en Santiago de Cuba dirá “tumba” sin acompañarlo de “francesa”, es decir, “tumba francesa” para referirse al aire musical llevado a Cuba a principios del siglo XIX por los expulsados por la revolución de Haití, que llevaron progreso a la Ciudad y alrededores, asimismo levantaron resquemores hasta ser asimilados.

    En la novela VÍA CRUCIS, por ejemplo, se está ante la segunda generación nacida en el país. Todos los que somos nacidos en Cuba, en segunda generación, sabemos cuán aplatanados somos[10], inclusive, muchos de los nacidos en primera generación, aún conservando ciertos rasgos de hidalguía. Por ejemplo, en mi familia, que, por ambos lados, hay un 50% en la educación de familia citadina catalana, no se encontrarán siquiera frases completas del catalán, sino alguna palabra que no es grata, en Español, y se usa el término catalán: no decimos “pedo”, siquiera el “pe’o” cubano a la ventosidad producida sin o con estrépito, si no la catalana “llufa”; en el léxico, no tenemos ninguna palabra de la lengua popular asturiana ni del Gallego. Quién más usó palabras y expresiones catalanas fue MI MADRE, que utilizaba frases completas, cuando regañaba. MI PADRE no usaba absolutamente el catalán, pero sí había costumbres en la casa, sobre todo, en la comida: la tortilla francesa, petit pois (guisantes), asados, pan con tomate y repostería fina. De Asturias, sólo quedó la sidra “El Gaitero” y el Arroz a La Chorrera[11], porque la tortilla española, se hacía en dos variantes diferentes, pero siempre con la patata bien frita en aceite, dorada, distanciándole, por lo menos, de la afamada tortilla española actual.

    Es muy poco probable, que el jaranero o dicharachero, dado a la broma, don Emilio Bacardí[12] pueda contar verdaderamente de la exquisitez literaria de los momentos cumbre, que no son pocos de las obras literarias, que se adjudica o le han sido adjudicadas o le pudiesen ser adjudicadas en un futuro. Dentro del Epistolario, llamó mi atención una carta en específico, que considero, que le retrata mucho mejor que algunas caracterizaciones de amigos o aduladores; carta, que se acerca a mi percepción de la persona de d. Emilio, tras leer su biografía y otros materiales de carácter autobiográfico y testimonial. Por ello, me permito citarle de forma extensa por no corresponderse de algún modo con imagen vendida de “El Patriota”.

    Pues, de esta respuesta a una carta de Emilio Bacardí, podemos inferir sus tonos y maneras, que bien hubiesen podido trascender, cuando menos, a algunos personajes, que no es el caso: “Su comunicación de fecha 26 de enero se ha recibido en esta Secretaría. Dada cuenta de la misma en Junta Directiva, esta Junta ha acordado lo siguiente: 1º. Que se advierta a Vd. que está en el más craso de los errores (error, por lo demás muy oriental), al suponer que los miembros de esta corporación viven en la <>, la <> y demás incongruentes de condiciones de vida que Vd. les atribuye, confundiendo lastimosamente los términos y no echando de ver que son sus méritos de Vd., esclarecidos y acumulados, los que han atraído nuestra atención, irremisiblemente, hacia su interesante y cospícua (sic.) personalidad… 2º. Que en vista de la galana prueba que da Vd. de sus excepcionales condiciones, insistiendo en la matraca oriental de que todos los por aquí vivimos somos <>, <>, <>, etcétera; verdadero infundio de extraordinario carácter, monótona repetición y sin igual machaconería; queda Vd. autorizado para organizar en Santiago de Cuba el Comité local de esta Sociedad, desde luego, se le nombra Presidente, y 3º Que se le dirija el ruego de que, en lo sucesivo, cuando se comunique con este centro, haga escribir sus comunicaciones con una máquina, en vista del deplorable e infúndico carácter que, cada día más marcadamente, tiene su letra, ”[13]

    Parecería dudoso, que un autor cubano dicharachero y jaranero, y mucho más al modo de Santiago de Cuba, pierda su humor criollo en su escritura, que no tendría nada que ver con la ingeniosidad española expresada con acierto en FILIGRANA y DOÑA GUIOMAR, en que se siente un humor muy fino, simpático sin hacer broma, sin pretender hacer reír; un humor cortesano, un humor de Salón.

    Quiero señalar, que, en el presente ensayo literario, he tratado de ser lo más objetiva posible. En ello, me ayuda mi larga experiencia en la investigación y ensayo social en el más alto nivel en Cuba, y no sólo. No obstante, este es un tema, que debe ser estudiado con minuciosidad y escrupulosidad universitaria, por varias universidades del mundo y por especialistas específicos en la materia, amén de todos los Lingüistas, Filólogos, Literatos, Sociólogos y Antropólogos[14] interesados en introducir su opinión en la polémica, que, hasta el presente, queda a nivel de duda científica argumentada. También, se recaban los esfuerzos de los Matemáticos especializados en modelos matemáticos aplicados, específicos para determinar el fraude literario[15].

    Ello no exime, que en un futuro, el País Español, a través de alguna de sus instituciones y/o la Familia TORRES pueda poner una interpelación a un difunto y a los que divulgaron la obra bajo su nombre, cual autor, y dictaminar la sustracción y robo intelectual de la obra de uno de sus destacados intelectuales de fines del siglo XIX y principios del XX, así como el delito de, supuestamente, destruir y alterar documentos con la intención de borrar su nombre y su paso por Cuba y, en particular, por Santiago de Cuba, cuando menos, desaparecer documentos, obra pictórica y otros. Y, muy probablemente, amenazar a sus hijos-niños y viuda; personas, que abandonaron la ciudad, donde tenían su base económica, aunque diezmada por otro miembro del grupúsculo de ¿bandidos señores?, cuya culpa, insisto, cargó el Tenedor de Libros del Sr. Don ANTONIO TORRES Y FLOTACH. Inclusive, sus apoderados se encargaron de enterrarlo con su pseudónimo y no con su nombre real. Gracias a Dios, quién se casó en matrimonio legítimo por la Iglesia Católica en la Parroquia del Santo Cristo del Buen Viaje de La Habana, el 9 de Mayo de 1909, fue el Señor Don ANTONIO TORRES FLOTACH, nacido en la Villa de Aguaron de la Comarca de Cariñena, en la Provincia de Zaragoza, España, y la SEÑORA DOÑA MARÍA HERMINIA PANTALEONA GARCÍA Y FERNÁNDEZ, de la ILUSTRE FAMILIA FERNÁNDEZ-SANTAMARÍA de Cangas de Tineo, Provincia de Oviedo, Asturias, que, así, aparece en el Certificado de Defunción literal, al igual que sus 4 hijos legítimos con apellido TORRES y GARCÍA, y en la Certificación de Matrimonio en los Archivos del Arzobispado de La Habana[16].

    Hoy, en este ensayo, que constituye mi primera aproximación a tan controvertida autoría literaria y, tal vez, Metafísica y sobre otras Ciencias[17], publicadas con otros nombre-pseudónimos, así como la necesidad de realizar un examen de expertos de todos los cuadros de pintores santiagueros de la primera mitad del siglo XX, el objetivo de la Ensayista se centra en demostrar, que la obra fue escrita por un autor español, nacido en la Península y llegado a Cuba en edad adulta, hombre hecho y derecho, así como se puede percibir su estancia previa en La Habana y convivencia con su esposa asturiana habanera, al deslizar en el texto alguna que otra forma de denominar a algún objeto en La Habana, que tiene otra denominación en Oriente y que no pertenece al Castellano en la Península, en escasas ocasiones, pero aparece.

    Sin contar con la experiencia necesaria en semejante tipo de estudio la Ensayista se propone abarcar, al menos, un conjunto de aspectos específicos y tratará de ordenarlos de forma tal, que el lector pueda seguir el hilo lógico de su pensamiento y de su veredicto profesional en su calidad de Profesora e Investigadora de la Universidad de La Habana, Novelista, Poetisa, Socióloga y conocedora de las dos ubicaciones geográficas en los autores enfrentados, mejor dicho, del autor cuestionado y del autor, al que se le intenta hacer justicia 101 años después.

    Con sólo señalar el fuerte laísmo del AUTOR de VÍA CRUCIS y FILIGRANA, HUBIESE SIDO SUFICIENTE PARA CUESTIONARSE LA AUTORÍA ADJUDICADA A UN AUTOR CUBANO, sin importar el nombre de dicho sujeto. En Cuba, hasta los niños corregirían al AUTOR verdadero de esas obras literarias, porque si de algo se peca, en Cuba, es de leísmo. Por ejemplo, en las 22 páginas “De Cuba a Chafarinas”, escritas en el cuarto trimestre de 1896 por Emilio Bacardí, no aparece ni una sola vez el uso, que para un cubano es erróneo, de laísmo. Ello no sólo se pone de manifiesto en las páginas escritas, realmente, por Emilio Bacardí, sino en un conjunto de epístolas y otros escritos dirigidos a él o en que se le menciona. El laísmo[18] es un defecto o modo de hablar en España, que con mucha frecuencia nos lastima el oído cubano.

    Llama la atención, que existiendo buenas críticas a la obra literaria, no haya surgido el cuestionamiento lógico al leer las novelas, inclusive, los CUENTOS DE TODAS LAS NOCHES, con el tan simpático título de “Plátano guineo”, que haría reír a cualquier santiaguero o nacido en Santiago de Cuba. Para los lectores internacionales, y hasta para los habaneros, se apunta, que, en Santiago de Cuba y en la Provincia de Oriente, en general, “guineo” es el único término, que se utiliza para denominar al plátano fruta o banano[19]. Y, sólo existe algo parecido al referirse a la gallina de Guinea y a la hierba de Guinea, inclusive, más allá de Cuabitas, última residencia de Emilio Bacardí, a mitad de camino a Guantánamo, se encuentra el poblado de Yerba de Guinea. Mientras, en La Habana, no se antepone la palabra gallina siquiera para denominar a la gallina de Guinea, tan necesaria en el Oriente cubano. Por ello, llamó mi atención, en el cuento “LIBORIO, LA JUTÍA Y EL MAJÁ” (CUENTOS DE TODAS LAS NOCHES, p. 13), se dijese:

    <>

    para referirse a la gallina de Guinea, en la zona cercana a los Mangos de Baraguá en una décima de un campesino de origen español, es decir, descendiente. Más bien, nos parece un peninsular, burlándose de cómo hablan los cubanos y, para ello, da un modo, en que sólo hablan los descendientes de africanos y algunos cubanos, ya con varias generaciones nacidas en el país, de haberse mezclado con personas de las capas inferiores de la sociedad y, preferentemente, con negros y mulatos incultos, porque los negros cultos cubanos hablan del mismo modo y hasta más refinadamente que los blancos.

    En el caso del pequeño libro de cuentos infantiles, se debe tomar en consideración, que todos los cuentos comienzan de una forma no habitual o no acostumbrada para nosotros, los cubanos, con un “Pues, señor:”, cual si se estuviese ante una epístola. En el Año del Espíritu Santo, 1998, fue publicado un libro de cuento bajo el título PUES SEÑOR [20].

    Pues, el tan “pues” español, que no podemos, después de un largo período en la Península, escribir o hablar sin el socorrido “Pues, como le venía diciendo” o “Pues, señor, debo de confesarle, que esa obra no parece ser de un cubano y me atrevería a ponerlo sobre papel”.

    Aunque nos detendremos en un análisis comparativo del léxico utilizado por el AUTOR de VÍA CRUCIS y de FILIGRANA, y, más delante, de DOÑA GUIOMAR[21], en cuanto la tengamos en nuestras manos, y el usado en obras, que, sí pudiesen ser de la autoría de Emilio Bacardí, como son las Crónicas de Santiago de Cuba, que al parecer comenzaron a salir en vida de ANDRÉS TUTOR, según he entendido de una de las cartas del Epistolario, recibida por el Autor de Crónicas de Santiago de Cuba a mediados de 1909, de modo somero se señala, que dentro de la narración el AUTOR LEGÍTIMO deja deslizar su afrancesamiento a tal punto, que nos dice ‘catibiá’ por catibía, con esa costumbre francesa de poner el acento de la palabra en la última sílaba, y hasta en la última letra. Ciertamente, muestra inconsistencia con dicha palabra, que aparece escrita de diferentes formas en FILIGRANA. Otro ejemplo llamativo es el uso en el texto, no en el diálogo, en que interviene algún personaje francés o de ascendencia francesa, de alguna palabra, que entremezcla, de forma aislada, los idiomas que domina a quién proclamo AUTOR real, ante todo de la Lengua Francesa y el Castellano. Ejemplos específicos: “Journada” en lugar de “Jornada” (journé en Francés) y “republicano enragé” para decir “republicano rabioso” (VÍA CRUCIS, p. 40, último párrafo, aunque es utilizado en la obra literaria en más de una ocasión el ‘enragé’). Esta es una cuestión habitual en personas, que hemos estudiado y vivido por largo tiempo en un país con otra Lengua y hemos confraternizado con condiscípulos de nuestro origen, en que se suele hacer una mezcolanza de palabras y castellanizar palabras de otras lenguas, y viceversa. Este fenómeno lo conocemos todos los estudiantes cubanos, que transitamos por las universidades rusas, ucranianas y de otros territorios soviéticos, además, de un modo menos culto, se puede observar en el exilio miamense por mis escasos contactos con cubanos de la Florida y el escucharles en las calles de Santander al pasar.

    El afrancesamiento de la ciudad santiaguera, estando en presencia de la segunda generación, expuesto en la novela VIA CRUCIS parece estar sumamente exagerado, por lo que me atrevo a concluir, que el AUTOR de los libros en cuestión, escribió VÍA CRUCIS en calidad de primera obra literaria. Además, se expresa con insistencia una cercanía a su profesión de origen en las descripciones, marcadas por el academicismo ilustrado, estudiado y militante. ¡Un Pintor de Academia! Se hace tan evidente, que se está ante un clásico de la descripción, del colorido, del dominio de las técnicas, de los matices y las luces, de la paleta del Pintor. Entretanto, la trama queda muy por debajo de la calidad de su prosa, de la calidad de su vocabulario, de la grandiosidad de la obra, que refleja de modo muy aragonés los claro-oscuros de la vida, tal vez, goyesco. Una morbosidad tal sólo es propia de un catolicismo español, peninsular, marcado por la época oscura.

    Si el AUTOR de VÍA CRUCIS hubiese vivido una década o cinco años más en Santiago de Cuba, en Cuba, no hubiese escrito Magdalena, el segundo libro, tercera parte efectivo de la novela. ¡Un cubano, jamás, escribiría una novela tal! Al punto, que yo me negué a leer el libro final de la trilogía VÍA CRUCIS.

    El AUTOR se recrea de tal modo, en lo que para un español forma parte de lo natural, del naturalismo de la vida, en las escenas de dolor y macabras, en las ceremonias religiosas, en las dos primeras novelas leídas por mí, que sólo es posible entender tal acercamiento y tratamiento de algunos temas, en un hombre de tan avanzadas ideas y que vio tanto mundo, siendo un peninsular católico practicante, con un profundo conocimiento de la Sociedad Española y de los ritos católicos. Su elevada cultura y flexibilidad de pensamiento es reflejada de forma magistral en algunos personajes, sobre todo en dos; los dos personajes mejor logrados, más brillantes, uno en cada novela: el hacendado cafetalero Bonneau, en VÍA CRUCIS, y el Sr. Oña de Montillo en FILIGRANA. Ambos, aunque diferentes, expresan el pensamiento de la Revolución Francesa y de los Enciclopedistas.

    La Autora, el 30 de Marzo y 2 de Abril de 2011

  10. ¡AL MAESTRO DE SANTIAGO DE CUBA!

    ¡AL TORRES DE ARAGÓN!

    ¡AL PINTOR DE ZARAGOZA! ¡AL PINTOR DE CARIÑENA!

    ¡AL PINTOR DE ACADEMIA!

    ¡AL MAESTRO DON ANTONIO TORRES I FLOTATS,

    alias ANDRÉS TUTOR!

    ¡AL GENIO CATALÁN DE ARAGÓN!

    Autora: DRA. PROF. CARY TORRES-FLOTATS i (DE) VILA DE GARCÍA-JORRÍN, ILUSTRE SEÑORA FERNÁNDEZ SANTAMARÍA, alias ANDREA TUTOR. Profesora e Investigadora de la Universidad de La Habana. Profesora Emérita de la Universidad de La Habana. Premio Nacional de las Ciencias Sociales y Humanísticas de la Academia de Ciencias de Cuba. Escritora y Ensayista; Poeta, Pintora, Prologuista, Crítica, Editora, Hispanista e Ilustradora. Creadora del Movimiento Literario y Artístico del Neo Realismo Romántico (s. XXI). Doctora en Ciencias Económicas de la Academia de Ciencias de la URSS (Rusia) y Doctora en Ciencias Sociológica de la Universidad de La Habana. Graduada del MGIMO Universidad.

    Resulta, sumamente, sospechoso, que un Pintor y Decorador de Academia en la plenitud de su vida, además, mostrando un nivel y modo de vida, y un comfort, que, de hecho, fueron punta de lanza entre la clase adinerada, del desarrollo urbanístico, cultural y del florecimiento de la ciudad de Santiago de Cuba; un hombre, que hizo moda y tuvo un conjunto de discípulos, no aparezcan y no se conozcan las obras de su autoría; no se mencione su nombre con la excepción de parte de sus descendientes.

    A no ser aquellas obras, que no pudieron ser arrancadas de las paredes, como la pintura mural de la Diosa Iris de la cafetería homónima en la Plaza de Marta, que resistió a la mentira, al robo, al ocultamiento y al silencio culpable por medio siglo, hasta ser cubierta por una capa de pintura blanca y unos floripondios en la reconversión de la Cafetería “La Iris” en Heladería. Una segunda obra de importancia, por lo llamativa, fue la pintura mural del águila de la tienda del mismo nombre, ubicada en el Centro de la segunda ciudad de Cuba y capital de su más oriental provincia. Según testimonio del hijo mayor del Pintor[1], la pintura decorativa abarcaba todo el techo de la tienda con el águila, en pleno vuelo, con las alas extendidas, en el centro. Y, la tercera obra de carácter público, conocida por esta autora, fue, precisamente, las otrora elegantes cortinas del Teatro Oriente, situado en la calle Enramada entre Estrada Palma y Gallo, también en la zona céntrica de la ciudad: cordones y bordados en hilos dorados fueron hechos por las propias manos del Maestro ANDRÉS TUTOR[2].

    El colmo es que los discípulos hayan ocultado a su Maestro en su temprana desaparición física, siendo sus hijos muy pequeños. ¿El tiburón se baña, pero salpica? Eso sí, sus discípulos, y los discípulos de éstos, no pudieron sustraerse a la influencia del Académico militante, que marcó la Pintura santiaguera durante la primera mitad del siglo XX[3]. La influencia del Pintor de Academia, del Pintor de la línea oficial, del Pintor de Escuela con la solidez cultural, la solidez del estudio y la influencia parisina; con el dominio de las técnicas y las luces, de los pigmentos y barnices, del dibujo y los pinceles; de la Historia del Arte y los muchos museos recorridos, estatuas estudiadas y su viajar para entrar en contacto directo con las obras y las culturas estudiadas calaron en el alma y la obra de sus mudos o enmudecidos discípulos y seguidores. La influencia del Pintor y Decorador de Academia, del Maestro, que consideraba mamarrachos, holgazanes y bohemios, a los que presumían de talentos sin estudios por su andar desaliñado y embadurnar telas, cual obras del llamado modernismo, según relataba su hijo mayor sobre los criterios, que su Sr. Padre exponía[4].

    Ha llamado nuestra atención dos obras fundamentalmente, por conocidas, “La Siesta” y “La Confronta”, que aparecen bajo la autoría de dos pintores diferentes, Collazo y Tejeda, en ese orden, ambos oriundos de Santiago de Cuba. En el caso de “La Confronta”, se está ante una escena muy europea de siglo XIX, pintada con la precisión y maestría de un Pintor Academicista de talla mayor, muy alejado este cuadro de otros de Tejeda. Se ha solicitado, aunque no oficialmente, por mediación de una colega y amiga, Profesora de la Universidad de La Habana, Dra. Prof. Martha Núñez Sarmiento Pascual, que se lleven a efecto estudios de expertos sobre las obras de los pintores santiagueros de la primera mitad del s. XX, cuando mínimo, y sobre las obras de pintura expuestas en el Museo Bacardí de Santiago de Cuba y ver la posibilidad de pasar por el mismo proceso, las que se encuentran en propiedad de los descendientes de Emilio Bacardi.

    Al Pintor Enrique Collazo[5], nacido en Santiago de Cuba en 1850 y fallecido, en París, en 1896, cuya obra es poco conocida en Cuba, hasta que en 1933 se le hace, algo así como una retrospectiva, se le adjudican 2 obras sobresalientes: “La Siesta” y el Retrato de la Señora Malpica. No me atrevería a cuestionar la autoría de “La Siesta”, si no se señalase que es un cuadro habanero, además, siendo su autor santiaguero. La tela no lo trasmite por su composición de la escena: la construcción arquitectónica detrás de la joven no tiene nada que ver con los balaustres habaneros del siglo XIX.

    “La Siesta”, Guillermo Collazo

    Habaneras, Cisneros.

    “La Siesta”, Ramón Martí Alsina.

    Museo de Arte Moderno de Barcelona.

    Las barandas coinciden con esta postal, que circuló en La Habana en 1934, precisamente, algo muy típico aragonés. En Cuba, he visto ese tipo de baranda en madera, pero no en mampostería. Puede ser que lo haya. El Dr. Eusebio Leal tendría que auxiliarnos en este tópico.

    Y parece no ser característico, por lo menos en la Habana colonial, tal habitáculo, cual patio interior comunicado con patio exterior con vista al mar. ¿El Vedado a finales del siglo XIX? Sin embargo, la alfombra nos ubicaría en Europa, aunque pudiese ser una excentricidad en el trópico. Este cuadro puede estar inspirado en “La Siesta” de Alsina o en otro muy cercano, también de una dama habanera, posiblemente, a la hora de la siesta con composición cercana, pero “La Siesta”, que se le atribuye a Collazo llama la atención, que no esté sentada en una mecedora o balance la dama habanera, al igual que la de Cisneros, que pudiese haberle inspirado por anterior[6].

    Este cuadro no ha sido sustraído por Collazo, sería una lejana probabilidad, aunque YO he tenido una experiencia tremenda en mi contacto y trabajo en colectivo con algunos de mis colegas. Es más probable, que, por la excelencia del cuadro, no se encontrase a quién adjudicarlo y, pudiese ser, que lo asumiera Collazo post-mortem. Ambos se encontraban en París y, muy probablemente, haya existido una relación de amistad o profesional. Como mínimo, pediría una comprobación de expertos de la autoría de “La Siesta”[7].

    “La Confronta o la lista de Lotería”.

    ¿Un

    Tutor?

    “Campiña cubana”,

    Tejeda.

    “Toros”, Tejeda, Joaquín

    Bodegón Europeo, por las sandías, las ciruelas y las uvas. La planta la hay España; no sé, en Cuba

    Retrato, J.J. Tejeda

    Parte colonial de Santiago de Cuba antes de asfaltar, J.J. Tejeda

    De estos seis cuadros arriba expuestos, únicos encontrados y vistos por mí en Internet, atribuidos a José Joaquín Tejeda, coetáneo del Maestro ANDRÉS TUTOR, de momento, cuestionaría la autoría de 2 de ellos: “La Confronta o Lista de Lotería” y el Bodegón. Éste último, con esos tonos tan cercanos a la tierra cariñena, a los ocres aragoneses, y tan alejado de los dos cuadros, que le siguen. También en el bodegón, llama la atención, que un pintor cubano se decante por una conjunción de frutas tan alejada de su origen y de la paisajística cubana, especialidad de Tejeda, por tanto, de las deliciosas frutas de El Caney: castañas, ciruelas moradas europeas, sandías; uvas moradas, como las de Cariñena, que dan el excelente caldo de sus tintos y, entre ellas, una copa de vino tinto; un escanciador y una planta, que en España hay y no pudiese asegurar haberla visto en Cuba. Granadas hay en los 2 países; en Cuba, son más escasas[8]. Está pintado en Europa, posiblemente, en época de cosecha, ¿en Septiembre u Octubre? y mi gusto estético se cuestiona la composición, aunque al pintor le puede haber atraído la redondez y el color rojo, contrastando con el verde, el blanco y el negro o pardo, que, de forma tan formidable, se da en la sandía. Desde mi punto de vista, la fruta más lograda es la ciruela, cual si estuviese natural, cogerla y comer[9]. Resulta un tema muy español, al igual que los tres toros juntos.

    La campiña cubana, pintada en la paleta y dejado los restos de pintura, es muestra de originalidad; hay precisión en el trazo de los cocoteros: en algo, recuerda a mi dibujo infantil, con el que gané el Concurso de Pintura Infantil (comentado en la nota 4). Sólo que en el mío, siendo yo de Santiago de Cuba, una ciudad rodeada por montañas, pinté montañas de fondo y un sol. Y, en el mismo lugar del cocotero, una palma real. Por supuesto, yo necesitaría conocer una mayor cantidad de cuadros de Tejeda para determinar cuáles corresponden al estilo y temática de José Joaquín Tejeda, y cuáles se alejan de él.

    Sí puedo asegurar, sin lugar a dudas, y creo no equivocarme, que el retrato, que aparece en sexto lugar, no es una obra del MAESTRO ANDRÉS TUTOR, por la temática. Por lo menos, estaría alejado de la imagen, que tengo en mi mente, de mi Señor Abuelo. Ciertamente, tuvo que pintar en Cuba. Por la ciudad de Cienfuegos, dejó una estela de platos decorativos de su autoría. Fue un año dedicado casi exclusivamente a esa labor; supongo, que tendrían mercado y estaría en correspondencia con el gusto estético de la clase adinerada de la ciudad.

    Es llamativo y sospechoso el hecho de que la Academia de Bellas Artes de Santiago de Cuba[10] haya sido fundada, en 1908, en vida del Maestro ANDRÉS TUTOR, y no se mencione al único Pintor de Academia, residente en la ciudad, que, insisto, contaba con una legión de discípulos y admiradores, y con un círculo social de profesionales y aspirantes a intelectuales, también, de hombres de negocios: la élite de la Sociedad Santiaguera.

    Ahora, me detendré un instante en los cuadros, que, aunque sugeridos, las hijas de Emilio Bacardí, aún, no se atreven a adjudicar la autoría a su padre abiertamente, sino que se le señala, con reiteración, cual pintor, y los únicos cuadros, que se exponen, en la biografía[11] sólo apuntan a las propietarias, supongo que por herencia. Es preciso descifrar el enigma antes que transcurran más generaciones y se adjudiquen abiertamente, por descendientes más alejados, a probables impostores. También, si la adquisición fue lícita y si tienen los documentos de propiedad[12].

    No se puede obviar, que los temas de los cuadros son completamente europeos, españoles, comenzando por “La Gaditana”, que bien merece un lugar en el Museo del Prado, y el retrato de una Señora con mantón, que no se dice quiénes son las modelos en el material de referencia citado. Hay preciosismo en el detalle, virtuosidad técnica, un gran retratista ante “La Gaditana” y “el Campesino”, aunque sólo se señala, por un título, a “La Gaditana”. Ello nos llamó la atención, porque, por lo general, los pintores dan títulos a sus obras.

    “El Campesino”

    “Señora con mantón”

    “La Gaditana”

    En estos retratos, se da una constante, los tres muestran el lado derecho del rostro, con tres posiciones diferentes de inclinación de la cabeza, diferentes luces y estados de ánimo. Y, nos parece inacabado, en la zona de la mandíbula, la “Señora con mantón”. En este caso, se da una coincidencia con un autorretrato mío, sobre la base de un siluet, que sirve de portada a la novela SON DE CAROLINA/ KAROLINA’S SON, el que está enmarcado y ha sido expuesto, pero inacabado en la misma zona del rostro, en espera, en mi cuadro, a alcanzar mayor maestría o una solución adecuada. “La Señora del mantón” tiene una monumental papada, que no necesariamente corresponde a la modelo, supongo yo; un tanto, nos recuerda a una bisnieta, y su papada, del Maestro ANDRÉS TUTOR, que atribuíamos a su familia materna. ¿Fue Doña Tecla Flotats la modelo? Sería interesante una investigación al respecto. Conocer fotos de los modelos ayudaría a dilucidar la incógnita. El mismo ángulo de “La Señora con mantón” es usado por su nieto RAÚL TORRES VILA, Precursor de Nuevo Realismo Romántico, en su cuadro “Los Iluminados” (La Habana, 1987).

    Parte superior de “Los Iluminados”

    “El Baturro”[13], es decir, un aragonés en traje tradicional recreado, en posición meditativa, resulta el cuadro, que nos ubica, definitivamente, en el origen del Autor, en su patria chica, en la que le toca el corazón, del mismo modo que su hijo mayor escogió El Caney, habiendo nacido en Cienfuegos. Este catalán nacido en Cariñena gustaba decir, que era zaragozano: un Torres de Aragón. Pues, el pañuelo de cabeza y la forma de llevarlo habla de Aragón, la chaqueta nos pareció un tanto militar, pero en la foto de los danzantes en Teruel, una de las tres provincias de Aragón, aparece este tipo de chaqueta; buscando en Internet un traje militar o tradicional más cercano, no fue posible encontrar traje militar parecido, siquiera entre los antiguos. Las zapatillas, en “El Baturro” cuestionado, tienen una coincidencia tal con las del Pintor Alsina, su afamada Siesta, que nos señala la clase social del baturro retratado, habiendo cierta distinción del traje típico acompañado de alpargatas. Tema del cuadro: Aragón, baturro, un “baturro” no campesino; un tema muy cercano a la tierra, a las tradiciones de la patria chica, que es tan fuerte en un español: sea aragonés, sea cántabro, sea gallego, sea vasco.

    “Aragó, Aragó, Sant Jordi”[14]

    La presencia del Restaurante-Bar “El Baturro” de Santiago de Cuba resultaba un enigma para mí desde el momento, que supe, que se refería a un aragonés, en mi infancia. Lo veía demasiado español, cual si no se hubiese aplatanado el restaurante: en los ‘70 y ’80 del s. XX, todavía se podía comer, en pesos cubanos, un entremés de jamón ibérico, lomo ahumado y chorizo con un buen tinto. Para mayor asombro, acabo de ver la postal de “El Baturro” habanero[15], que me ha situado en el Campo de Cariñena, pero en La Habana. ¿Tendría ANDRÉS TUTOR que ver con esos restaurantes? ¿Diseñaría el cartel y la decoración? ¿Se trata de una coincidencia la existencia de restaurantes del mismo nombre en las dos ciudades principales de Cuba, en las que él residió y llevo a cabo actividad comercial[16]?

    Restaurante-Bar “El Baturro” de Santiago de Cuba,

    En el cartel un baturro tradicional.

    “El Baturro”, ¿Un Andrés Tutor? en poder de una de las Bacardí. ¿Se tratará de un autoretrato?

    Caballero Aragonés

    Señoritingo

    Baturro

    Todo pintor español y, particularmente, un pintor aragonés tiene a Goya de referente, en calidad de meta a alcanzar. Inclusive, artistas no pintores, por ejemplo, poetas de origen aragonés, en el Santander actual, tienen un llamado Grupo Goya. El cuadro en poder de Lucía Bacardí, que se expone debajo de estas de líneas (sin título), recuerda al tan aragonés Francisco de Goya en su “Retrato de Jovellanos”, que supongo le sirvió de inspiración al Pintor de Academia ANDRÉS TUTOR. ¿Había, en aquella fecha, otro pintor aragonés en Santiago de Cuba o en La Habana? Parece, que ha llegado el momento de tomarse el Arte y las autorías en serio[17]. La honestidad de las autorías no se puede dejar a charlatanes y a los que presumen o aspiran a alcanzar metas sin estudios adecuados y sin esforzarse lo suficiente, a holgazanes y no tan holgazanes, a ambiciosos sin escrúpulos.

    ¿Un Andrés Tutor?

    “Jovellanos”, por Goya. Museo del Prado[18]

    Existe una coincidencia más, entre los cuadros de mi Abuelo y los míos: los fondos claros. De hecho, he reconocido, que estoy siendo guiada en la actividad plástica por mi Abuelo paterno, el Pintor de Academia ANDRÉS TUTOR, que también se hace presente en la edición y en la escritura literaria, en general. Me acompaña. Yo misma no me atrevería a definir mi obra pictórica 100% de mi autoría, pues, hay momentos que no oso enfrentar zonas de los cuadros y se molesta Él o Mi Padre o escucho: “Ponte suavecita”. ¡Y, se me ayuda!

    [19]

    En este mismo instante, aprovecho para dar testimonio de estar siendo guiada, de una manera muy especial en la creación y ensayística artística, para avanzar en el rescate de la Obra del Maestro ANDRÉS TUTOR y en hacer justicia, que, según Las Escrituras, en La Tora, EL ROBO A UNA VIUDA Y A SUS HUÉRFANOS ES LO ÚNICO, QUE NO PUEDE SER PERDONADO.

    Al releer la Biografía de Emilio Bacardí, supongo elaborada a partir de los apuntes de un hombre, que acostumbra a llevar diario, y de las actas del Consejo de Dirección de la firma Bacardí, ha llamado mi atención la fecha de Noviembre de 1901, en que se contrata a un ¿Jardinero europeo?, para que diseñe y eleve la ornamentación de la Plaza de Armas, en estado lamentable, ya entonces, Parque de Céspedes, situado frente al Ayuntamiento Municipal y rodeado por el Palacio del Gobernador de la Isla de Cuba, Don Diego Velázquez; la Catedral Primada de Cuba, el Club San Carlos[20]. Al mes siguiente, se da, por primera vez, la Fiesta de la Banderas[21]. Y, con el Año Nuevo de 1902, la tercera idea enaltecedora de la ciudad: las aceras y el modo de financiación. Evidentemente, había llegado a la ciudad capital del oriente cubano una figura impulsora de desarrollo y que, al parecer, deslumbró al provinciano Alcalde. Además, le iluminó. Con ello, puedo exigir a la Universidad de La Habana una investigación a fondo. ¿Entre el 30 de Mayo y Noviembre llegó el Pintor y Decorador de Academia Sr. Don ANTONIO TORRES Y FLOTATS con su familia a Santiago de Cuba por el Puerto de Santiago de Cuba, procedente de Cienfuegos? Aunque cabe la posibilidad, que hubiese, antes, estado en La Habana. Seguro, que no fue “un Jardinero europeo”, quien dio solución ornamental a la plaza principal de la ciudad y a las aceras de Santiago de Cuba[22]. ¿Serían rosas rojas las que adornaban el Parque de Céspedes de Santiago de Cuba en su nuevo trazado? ¿Las llamadas Rosas Sangre de Cristo?

    También, he de destacar que en dicha Biografía se hace mención a los estudios de Dibujo de Emilio Bacardí en Barcelona, por iniciativa de su tutor, don Daniel Costa, tuvo una muerte repentina al igual que el Maestro TUTOR, cuando Emilio contaba unos 12 ó 13 años, hecho que le obligó a regresar a Santiago de Cuba. No se indica en el texto con quién tomó clases, pero es muy propio de la familia Bacardí decir, que un niño de 8 años es poeta[23], porque escribe, para felicitar a su madre, unos versos, del mismo modo que lo hacen todos los niños cubanos en las Escuela Primaria, por iniciativa de sus maestros, el Día de las Madres. Se nos habla de haber ganado un Concurso Infantil de Estampados, cual si hubiese expuesto en el Salón de París. ¿Cuántos años de dibujo dio en los 5 años de vida en Barcelona?: (1852 a 1857). ¿Qué afamado Pintor fue su maestro? Nunca se debe olvidar que se trata de un provinciano, y nada menos que santiaguero, nacido y criado, residente de la zona pegada al Puerto; zona, en que trabajó desde temprano entre hombres, que fabricaban y bebían aguardiente; marinos y clientes de la más diversa índole, calaña. Parece ser que traslada su residencia, a su recién construida mansión de Cuabitas ¿en 1903, siendo Alcalde?[24]. No es hasta 1919, que se hace el nuevo edificio de la fábrica de ron, y hasta 1912[25], que la firma logra remontar los 50 años en estado de quiebra permanente. El Capítulo XIII de la Biografía tiene un título, que nos orienta en la investigación sobre una figura, que entró en la Política[26] con la intervención estadounidense, tras la Guerra de Cuba, que le dio, por lo menos, prestigio y presencia en la ciudad, a nivel nacional: “MUCHO PRESTIGIO Y POCO DINERO” (p.103). El primer alcalde de Santiago de Cuba, que tuvo dos períodos: intervención (1898 a 1901), un impass, y nueva elección (1901 a 1906), que fue elegido Senador de la Nación (6 meses en total, con vacaciones por medio) sólo contaba con estudios primarios, la Elemental como se le decía antes, algunas lecturas, charlas en la Barbería “La Flor de Siboney” y el Plaza de Armas[27]. ¿Recibió don Emilio Bacardi clases de Pintura y Dibujo con el Maestro ANDRÉS TUTOR? Es poco probable por sus obligaciones en la Casa Consistorial y la fábrica de aguardiente[28], llegada a los Bacardí por mediación de John Nunes[29], le permitiese trabajar y estudiar, amén su dedicación a la Política.

    “El campesino”, que bien pudiese ser, por su apariencia, de El Caney, donde la Familia Torres tenía conocidos, que solía visitar: los Sandoval, los Quintana, los Varas, entre otros, parece estar inspirado en el retrato de Garibaldi, que se exhibe en el Museo del Risorgimento de Turín, en Italia. Hay bastante en común entre los dos retratos. Si con las técnicas digitales actuales se reflectase a Garibaldi, sería todavía más cercano:

    ¿Conoció A.T. el cuadro en el Museo de Turín y le impresionó a tal punto de plantearse una variante, pero con mayor cantidad de detalles y partes humanas expuestas, aunque con menos luminosidad? ¿Ayudó a su memoria la Enciclopedia[30]? Por ejemplo, en la Galería Tretiakov de Moscú, hubo dos cuadros, que dejaron una huella muy profunda, en mí en los años ’70 del s. XX, y he pintado un cuadro en acrílico sobre tabla, hace un año, en alrededor de 9 horas con 22 pinceles, regalado al Dr. Fidel Castro, “Sol sobre el Océano”[31], que me hacía recordar la “Luna sobre el Dniepr” de Gue (Ге), avanzado el cuadro. Tal acercamiento en ANDRÉS TUTOR estaría muy en línea con su militancia academicista y su defensa al rigor del uso de la técnica, su apego al Naturalismo Romántico.

    Posición original de las dos pinturas: ¿Un TUTOR vs. un Malinski?

    Retrato de Campesino, ¿un Tutor inspirado en el Garibaldi de Malinski?, en poder de Lucía Bacardí.

    Giuseppe Garibaldi, por Malinski, 1845.

    (Museo del Risorgimento, Turín)

    En las Ciencias, en la Investigación, en la Intelectualidad, no se puede dar ninguna cosa por hecho y, mucho más, cuando no hay antecedentes de estudios sólidos, de desarrollo cultural e intelectual, y honestidad intelectual. En las Ciencias, en las Artes y en la Intelectualidad, hay que dar probidad de clase. No puede un genio haber residido y marcado medio siglo, en su estadía desde 1901 a 1909, y desaparecer. Hay muchas cuestiones que investigar, en un escenario de una muy probable alteración, sustracción y “desaparición” de documentos, de evaporación total de una obra artística de 12 años[32], por no decir la que debe conservar la familia extendida de Aragón y en otros lugares de Cataluña, tal vez París y Alemania. ¿Qué obras de carácter público hizo en Europa antes de partir a América sin carácter definitivo? Un especialista en frescos y Pintor de Iglesias tiene que haber marcado su huella en Europa.

    “La Gaditana” simplemente una preciosidad, una muestra de genialidad y dulzura, de ternura; muy alejada de la imagen picaresca, agitanada de las andaluzas, que suelen recrearse en las diferentes manifestaciones artísticas: la cantora, la baila’ora. ¡“La Gaditana”: exaltación de la belleza: común y sobria a la vez! ¡Tan española, tan andaluza, muestra en su rostro el mosaico étnico español!

    “La Gaditana”, ¿un Tutor?, en poder de Amalia Bacardi

    He seleccionado los dos mejores cuadros, en mi opinión, para cerrar este ensayo en homenaje al Pintor Zaragozano, al Pintor Academicista, que iluminó a Cuba y a Santiago de Cuba, en particular. Y, sus hijos y discípulos réprobos[33] hicieron lo posible e imposible para colocarlo a la sombra. Este ensayo es un homenaje al Maestro ANDRÉS TUTOR, al SEÑOR DON ANTONIO TORRES I FLOTATS, al ¿CONDE SAINT GERMAIN o a JESUCRISTO?, crucificado en Cuba, dos veces, en Él y en la reencarnación en su nieto, y que vive a través de mí, y en mí.

    ¿Un TUTOR de inicios de finales del siglo XIX o principios del XX?

    Pues, para concluir lo hago con el cuadro, que no sería capaz de pintar ningún aficionado, siquiera un pintor de envergadura de no ser Académico. Le bautizaré con el nombre de “La niña del globo”, la que me parece haber identificado, como la pequeña cuñada del Pintor, la menor de las García de Tineo, aunque a ellas les gustaba ser llamadas por su apellido más ilustre, el FERNÁNDEZ SANTAMARÍA, la niña DOÑA PETRA ROSA AMELIA GARCÍA Y FERNÁNDEZ. Yo afirmo, que fue la modelo. Inclusive, quiénes conocieron a la bisnieta de mi Abuela, la SEÑORA DOÑA MARÍA HERMINIA PANTALEONA GARCÍA Y FERNÁNDEZ, se asombrarán del parecido, con el cabello menos rizo la tía Petra, cual retrato de alguien por nacer.

    ¿Un Tutor?, en poder de Amalia Bacardí.

    ¡Gloria al Zaragozano! ¡Gloria al Maestro ANDRÉS TUTOR!

    ¡Gloria al SEÑOR DON ANTONIO TORRES I FLOTATS!

    ¡GLORIA AL GENIO EUROPEO, QUE ILUMINÓ A SANTIAGO DE CUBA!

    ¡GLORIA A DIOS!

    ¡ALELUYA!

    Escrito en Santander, España, entre el 12, Día de la Hispanidad, al 20 de Octubre de 2011, Día de la Cultura Cubana.

    Foto: ANDREA TUTOR (18.X.2011).Esta flor de siempre viva, que también se le llama Uña de Gata, salió justo el día 17, en que terminé la primera versión, dirigida al rescate de la Obra y el nombre del MAESTRO ACADEMICISTA DON ANTONIO TORRES Y FLOTATS (ANDRÉS TUTOR). Esta planta florece en Primavera. Este año sólo tuvo escasísimas flores, habiendo florecido, extemporáneamente, en el cantero de la ventana de la oficina, donde estoy escribiendo la serie de ensayos literarios y artísticos. Unos días más tarde había dos, una al lado de la otra.

    ——————————————————————————–

    [1] Contaba con 8 años y 8 meses el 12 de Octubre de 1909, Día de la Virgen del Pilar, Protectora de la Hispanidad, también, llamado Día de la Raza. ¿Hubo alguna fiesta en Santiago de Cuba ese día? ¿Dónde y quiénes estaban presentes? Pues, alrededor de las 11 de la noche, tomando el acostumbrado chocolate, tuvo una hemorragia por la boca, a tal punto que al llegar el Médico, pasada la 1 de la madrugada, ya había fallecido el Maestro ANDRÉS TUTOR a los 42 años.

    [2] ANDRÉS TUTOR es el pseudónimo artístico del SEÑOR DON ANTONIO TORRES I FLOTATS, de los Torres de Aragón, catalanes de origen. Llegado a Cuba en 1897. Residió en La Habana intramuros hasta concluido el siglo XIX y, tras un año en Cienfuegos, se radicó en Santiago de Cuba, primero, en San Gerónimo entre Cardenal Barnada y Carnicería, más tarde, ir a residir en su recién construida mansión de Calle 6 y 5 en Vista Alegre. Siendo Fundador y, presumiblemente, promotor de la construcción del Reparto más aristocrático de la ciudad capital, que abrió un nuevo modo de vida a las familias pudientes.

    [3] “En la plástica, como en otras esferas del quehacer, Cuba se mantuvo a la saga de los movimientos renovadores. A Cuba casi todo llegó, pero llegó tarde, cuando había pasado su apoteosis. La Revista de Avance (1927-1930), con su carácter renovador, cumple con actualizar la cultura literaria, plástica y musical de los cubanos”, según apunta José de la Fuente García en “El tratamiento del tema religioso en la pintura cubana”, Gazeta de Antropología Nº 17, 2001, en: http://www.ugr.es/~pwlac/G17_14Jose_DeLaFuente_Garcia.html. Cuba no se mantuvo a la saga, sino que no lo aceptó; la opinión predominante, en Arte, era Academicista.

    [4] De hecho, muchos de los conocimientos sobre Pintura, observación artística de la Naturaleza y otros temas, que manejo en mi calidad de Pintora e Ilustradora, provienen de las explicaciones de las clases de Mi Abuelo, trasmitidas por Mi Padre a mi persona desde la niñez, por ejemplo, cuando me preparaba para hacer un dibujo para un Concurso de Dibujo Infantil, que gané. Por ello, considero a Mi Padre, el SEÑOR DON JUAN ANTONIO TORRES-FLOTATS Y GARCÍA DE TINEO, ILUSTTRE SEÑOR FERNÁNDEZ SANTAMARÍA, mi primer Maestro de Pintura. En la actualidad, lo es mi Abuelo, el Maestro ANDRÉS TUTOR de una forma, que sólo contados Artistas conocemos.

    [5] He escogido el nombre con que es identificado en el Diccionario Enciclopédico Larousse, aunque en algún otro texto se le llama Guillermo. ¿Tenía dos nombres? En la Enciclopedia se señala, que, en 1940, se expusieron varias obras del Pintor en la Universidad de La Habana y que convirtió su estudio de París en museo.

    [6] El cuadro de Habaneras de Cisneros, pintor salvadoreños, que fue por 20 Director de la Academia de Bellas Artes “San Alejandro” (1858 a 1878). Habanera de Cisneros fue tomada de: Barclay, Juliet, HAVANA: PORTRAIT OF A CITY, Photographs by Martin Charles whit Foreword by Eusebio Leal Spengler and Introduction by Francisco de Borbón y Escansany, Ed. Cassell Villier House, London, 1993, p.178.

    [7] Yo fui a Internet a buscar el “La Siesta”, sin saber que existía, por la insistencia de una voz varonil muy educada, que me repetía “La Siesta” y yo creía, que se trataba de la necesidad de mi cuerpo de dormir una siesta. Pensé: “Levantándome, al mediodía, cómo dormir, además, la siesta”. Al comenzar a sospechar otra cosa, decidí ver si existía un cuadro con ese nombre. Esto sucedía en el contexto de mi lectura sobre Pintura y los libros literarios adjudicados a Emilio Bacardi, sobre los que he lanzado una duda razonable y documentada, cuestionando la autenticidad de la autoría y señalando a D. ANTONIO TORRES I FLOTATS, alias ANDRÉS TUTOR, en calidad de Autor, que no sólo dominaba técnicas plásticas, sino que era un brillante intelectual con una deslumbrante personalidad.

    [8] La sandía la vi, por primera vez, en Agosto de 1975, al reabastecerse, en Canarias, el buque Rossia, en el que viajé a Rusia. Pequeños, en comparación con los de Cuba, y redondos, con un verde intenso y mucho más dulces. Se diferencian sustancialmente al llamado melón de agua en Cuba. En Cuba, no hay sandías. En Cuba, sólo he visto una planta de granada, justo en el patio de los Morales, de la Sra. Caridad Morales (Cacha) viuda del Sr. González, en Escario Nº 378 entre 1ª y 2ª de Santa Bárbara, con finca en El Aceite, El Caney.

    [9] Me ha impresionado la perfección de las ciruelas, con esos tonos claros, cual si estuviese nevada y es, precisamente, su forma real; hay tanto realismo en las ciruelas, que tomaré el cuadro de referencia para dar los toques finales a la cáscara de una enorme ciruela, que acompaña al mamey (ambos cuadros míos en fase de terminación)

    [10] Se precisa de una investigación seria y minuciosa para determinar quién fue el Fundador y su primer Director, quiénes fueron los Maestros de la Academia inicial. Se asevera, en la biografía de José Joaquín Tejada, que fue el primer director de la Bellas Artes de Santiago de Cuba, fundada en 1908, en vida del MAESTRO ANDRÉS TUTOR. Sería conveniente estudiar las fotos de ese momento cumbre para la capital oriental. Yo me permito, desde mi Cátedra de la Universidad de La Habana, aunque jubilada, ponerlo entre razonables signos de interrogación, mucho más, sabiendo, que, por ejemplo, en el caso del Partido Comunista de Cuba, fundado en 1925, se omitía en nombre de su Primer Secretario General, el maestro Pérez (canario) y a todos nos parecía, que Blas Roca era el fundador y quién ostentó tan elevada posición desde sus inicios. Otro caso más cercano al quehacer santiaguero es el del Conservatorio Esteban Salas, que en su Web dice haber sido fundado con la Revolución y ubica un afamado músico santiaguero, como su primer director; hecho totalmente falso: el Conservatorio de Santiago de Cuba “Esteban Salas” fue fundado y dirigido por quién fue mi Profesora de Música, la Maestra Dulce María Ferrá, su propietaria. La Dra. Prof. Niurka Pérez de la Universidad de La Habana viajaba, de Banes a Santiago de Cuba, a examinar los Cursos de Piano con la Maestra Dulce María Ferrá.

    [11] Emilio Bacardí en su tiempo (1844.1922), impreso en 1986 en Gráficas Andrés Martín, S.A., de Valladolid (España), 306 pp.

    [12] Yo extiendo documento de propiedad de todos mis cuadros, desde el momento en que comencé la actividad de forma profesional.

    [13] Un baturro es un rústico aragonés, es decir, un hombre del campo de Aragón, mientras que el término “maño” se emplea, de forma coloquial, a todos los aragoneses, por lo menos en la actualidad. El mismo término, ya en desuso, se refiere a un hombre grande y magnánimo. En el caso del Sr. DON ANTONIO TORRES I FLOTATS, se le pudiese aplicar en la forma antigua la palabra “maño”. Aunque no sería totalmente acertado, pues es un catalán de Cariñena.

    [14] Grito de combate de los aragoneses en las memorables batallas del siglo XIII

    [15] “El Baturro” habanero está situado en la Habana Vieja, Avenida Bélgica entre Merced y Jesús María. En: http://www.antanlontan-antilles.com/uploads/screen2/cuba-taverne-espagnole-de-la-havane.jpg , “A corner of Old Spain transported to Cuba” se asegura, que se podían probar de los 60 toneles de vino y escoger cuál se iba a adquirir: “If you find that is necessary”

    [16] Tanto en su Expediente de Matrimonio por la Iglesia Católica como en el Certificado de Defunción, es decir, en La Habana y en Santiago de Cuba, se señala que es Comerciante, por tanto, tiene comercio o actividad de exportación e importación o distribución, o todas inclusive, amén de su actividad intelectual. Su actividad económica principal es el Comercio.

    [17] Un pintor deja huellas en la obra, no sólo por sus características pictóricas y por los temas tratados, sino las dactilares, poseyendo automóvil, sería fácil una comprobación. ¿Había cartera dactilar en la primera década del siglo XIX? Se puede comenzar por ahí.

    [18] La Justicia Divina: mi Abuelo me ha hecho levantarme, tomar un volumen de la Enciclopedia, abrirlo y descubrir la existencia de ese Goya, que yo desconocía. Lo propio me ha sucedido con el Retrato a Garibaldi. De hecho, a través de mí se está expresando, ANDRÉS TUTOR, para el rescate de su Obra y para que triunfe la Verdad sobre el mal, transcurrido un siglo.

    [19] En la “Erección de Carolina”, llegado el momento de reflejar las formas sobresalientes del vientre y los muslos, también, en la preparación del color de la piel, sentí ayuda y en las zonas clara. En ese preciso instante, fue que se me dijo en un pensamiento suave y auditivo: “Ponte suavecita”.

    [20] El Club San Carlos, todavía en su diseño anterior, era la Sociedad de personas adineradas de raza blanca de Santiago de Cuba. En el siglo XIX todavía constaba, en las Certificaciones de Bautismo, la raza de los individuos y , en las parroquias había libros de bautismo de blancos y negros. Por ejemplo, en el Bautismo de mi Abuela, SEÑORA DOÑA MARÍA HERMINIA GARCÍA Y FERNÁNDEZ, en la Catedral de La Habana, dice: “Certifico: Que en el libro 42 de Bautismo de persona blanca de esta citada parroquia del Sagrario al folio 24 y marcada con el número 47 se halla la partida siguiente”

    [21] Fiesta de la Bandera

    [22] Una situación similar se dio en el Aserrio San José, posterior, Reynaldo Grenot, en que el hijo del DON ANTONIO TORRES O TUTOR, tras el triunfo de la Revolución, prácticamente decidía todo. El SEÑOR DON JUAN ANTONIO TORRES Y GARCÍA era quién daba ideas y soluciones, resolvía las cuestiones fundamentales, siendo consultado por todos y, en particular, el Administrador, el negro Bibi. Bibi, como le decían, era una excelente persona, pero no contaba con la autoridad, la inteligencia, la instrucción y el prestigio de años decidiendo, y conociendo y decidiendo el negocio. Incluso, el logotipo del uniforme de los trabajadores del Aserrio fue diseñado por Mi Padre: “Pepe Serrucho”. En tanto, Mi Madre era quién fabricaba y bordaba los uniformes de todos los trabajadores. Mi Padre, aunque asistía a las clases de Pintura y Dibujo del Maestro ANDRËS TUTOR, su Sr. Padre, y diseñó los logotipos de todos sus negocios no se sentía, y pensaba, porque conocía lo mucho que sabía TUTOR, que no era apropiado llamarse por nombres rimbombantes, que no se corresponden con el quehacer. Siquiera se atrevió a planteárselo, a pesar de los estudios de violín. Ser aficionado no hace a nadie profesional. Se insiste en las aficiones de Emilio Bacardí en diversos textos, que intentan justificar su obra repentina y tardía.

    [23] “El muchacho se reveló como poeta y escribió unas décimas de felicitación a la madre por su cumpleaños”. En: Emilio Bacardí en su tiempo. Publicado en gráficas Andrés martín, S. A., Valladolid, 1986, p. 33

    [24] En un terreno, en que, en 1895, había sido quemada la casita de campo de su propiedad. ¿Cobró un seguro? Es necesario documentar e Investigar.

    [25] Sería de mi interés el estudio por algún Investigador muy especializado de las cuentas de los Bacardí, entre 1909 y 1912, así como revisar todo un conjunto de transacciones notariales en el período 1909 a 1919.

    [26] Entendida como cargo público o figura preponderante de algún partido político.

    [27] En mi época de Bachillerato (1970 a 1974), todavía había la costumbre de ir algunos jóvenes todas las noches al Parque de Céspedes a conversar y hacer chistes de los transeúntes; le llamaban los muchachos del Parque: Norberto Masó, Johnny Mena y otros. La mayoría se fue del país, tras la Revolución de 1959. Se renovaban en cada generación. En época de Emilio, le llamaban “los muchachotes” y “los mocetones”: Emilio y Facundo Bacardi, Pío Rosado, José A. Godoy y otros. Algunos de los “muchachotes”del Parque, luego, fueron los viejos del Parque, bueno, a veces compartían con los muchachotes. El Parque era como un vicio en algunos santiagueros.

    [28] “Un barracón de madera, que guardaba un alambique de hierro, depósitos de miel igualmente metálicos y toneles de añejamiento”. Emilio Bacardi en…, p.30

    [29] John Nunes, inglés llegado de Jamaica a Santiago de Cuba, propietario de la pequeña fábrica de ¿ron o aguardiente?, que en 1862 pasa al control de Facundo Bacardí, siete años después de la quiebra de la tienda de éste: ¿El Palo Gordo?

    [30]Diccionario Enciclopédico Larousse, T. 4, Editorial Planeta, Barcelona, 1991, p. 1035.

    [31] Este cuadro constituye un regalo de cortesía y buena voluntad en la MISIÓN CUBA, similar al que acostumbran a hacer los embajadores desde la Antigüedad, en nombre de los Jefes de Estado. Tuve en cuenta, además, una amabilidad del Dr. Castro, siendo Presidente, en los días de Bachillerato: una elegante y deliciosa caja de bombones (1974).

    [32] Hay coincidencias sospechosas, cuando menos: compra del Restaurante-Bar “El Baturro” habanero en 1919, años en que Facundito falta a un acto notarial tan importante como una nueva escritura de la Firma Bacardí y, en la que aparecen dos nuevos nombre sin ser de la Familia. Curiosamente, a partir de la segunda mitad de los ’50 del s. XX, el hijo mayor del Maestro TUTOR vive en la misma cuadra que Juan Núñez (¿españolizado el apellido?): Escario entre 1ª y 2ª de Santa Bárbara, en Santiago de Cuba. En apartamentos interiores, de propiedad de Juan Núñez, vivían empleados de la Firma y, pasado el tiempo, se mudó un posible descendiente de Cristóbal Bory. Sólo se le decía Bory. A esas personas las conocí personalmente. Otra coincidencia, es que el biotipo de los dos Juanes era similar, sólo diferenciándose por su pertenencia de clase, donde la balanza se inclinaba, y expresaba, favorablemente en la educación y delicadeza de Mi Padre: el niño genio, que debutó en el recién estrenado Teatro Oriente con su violín. Hecho, que hay que comprobar y documentar. Insisto, se hace indispensable una investigación por la Facultad de Historia de la Universidad de La Habana

    [33] Existe una carpeta con estudios y apuntes de dibujo en poder de los Bacardí, que debe ser rescatada y sometida a estudio de expertos. Y, si es posible de varios países.

  11. Autora: DRA. PROF. KARY TORRES, alias ANDREA TUTOR. Profesora Titular e Investigadora Titular de la Universidad de La Habana. Premio Nacional de las Ciencias Sociales y Humanísticas de la Academia de Ciencias de Cuba (2001). Premio al Mejor Libro Científico Publicado, Universidad de La Habana (2000). Ensayo Social del Concurso Pinos Nuevos del Instituto Cubano del Libro (1995). Profesora Emérita de la Universidad de La Habana. ESCRITORA, ENSAYISTA, POETA y PINTORA, PROLOGUISTA, CRÍTICA LITERARIA Y CULTURAL. HISPANISTA, EDITORA E ILUSTRADORA. CREADORA DEL REALISMO ROMÁNTICO DEL SIGLO XXI.

    ¡PLUMA CASTIZA!

    Dedicado al Autor de HACIA TIERRAS VIEJAS[1]

    YO, DR. PROF. KARY TORRES, PROCLAMO AL MAESTRO SEÑOR DON ANTONIO TORRES I FLOTACH, ALIAS ANDRÉS TUTOR FERNÁNDEZ (Zaragoza, ¿1867?-Santiago de Cuba, 1909), AUTOR DE LA MAYORÍA DE LA OBRA LITERARIA ADJUDICADA a d. Emilio Bacardí, TRAS LA LECTURA DE ESA MAYORÍA.

    ¡ANDRÉS TUTOR, me inclino ante vuestra prosa: pincel, que se erige en pluma! ¡Me descubro ante vuestro excelso léxico, saber profundo y sabiduría remota, de carácter enciclopedista! ¡Exaltada inteligencia e imaginación artística! ¡Cosmovisión humanista, que busca explicación y precisión en detalles sociales, que van de lo costumbrista, modos de vidas y vestimenta, a lo religioso; mirada aguda en busca del Arte y el reconocimiento de ésta con independencia de credos, procedencias y etnias! ¡Me enorgullezco de ser vuestra nieta, aún más que antes, después de leer parte importante de vuestra Obra literaria ¿escamoteada o sustraída? y, sobre todo, HACIA TIERRAS VIEJAS! [2]

    ANDRÉS TUTOR, SEÑOR DON ANTONIO TORRES I FLOTATS[3], viajero incansable en busca del conocimiento y el contacto con otras culturas. ¡Políglota, plurilingüe, cosmopolita! ¡ANDRÉS TUTOR, hijo de Aragón, pluma excelsa, pluma castiza con refinamiento parisino! ANDRÉS TUTOR, TORRES de Aragón, de Cariñena, tierra de vinos y grandes espacios, donde la vista se pierde entre extensos viñedos, que se dilatan hasta lontananza.

    ¡Al genio de Aragón!, al intelectual polifacético catalano-aragonés, dedico estas líneas, en reconocimiento y rescate de su figura, por respeto a quién llevó el progreso y la prosperidad, las ideas más avanzadas, que dieron luz a las mentes y levantaron a las Artes y a la Ciudad Capital del Departamento Oriental de Cuba; a la Cuba, que debilitada por la Guerra Civil e Hispana, con posterior intervención Estadounidense, de finales del s. XIX, que puso fin a la pertenencia al Reino de España. Pues, Santiago de Cuba, aún en medio de una crisis, creció desde el núcleo primicial; ciudad muy pequeña, que, en su proceso de crecimiento histórico, llegaba a Calle Segunda de Santa Bárbara (Piedrahita) fomentó un elegante y refinado Vista Alegre: caricia del buen gusto recorrerlo, aún, tras algo más de un siglo de existencia. Así, la provincianísima ciudad de Santiago de Cuba llegó a codearse con el mismísimo París y Barcelona, por la influencia y vínculos personales del MAESTRO ANDRÉS TUTOR, mientras que, en el sector industrial, fue importante, también, DON ANTONIO TORRES, el hombre de negocios e industrial; además, todo parece indicar, que las relaciones anteriores de Enrique Schueg con Burdeos sirvieron, en una etapa posterior, una vez superada la quiebra en 1912, a la promoción y exportación del rones y licores bajo la firma Bacardi[4]. La presencia de TUTOR en Santiago, no sólo se expresa en el desarrollo de las Artes, sino también de la Sociedad y en un conjunto de iniciativas coincidentes con su llegada a Santiago de Cuba en la segunda mitad de 1901. Vista Alegre marcó la tónica y el buen gusto, a partir de él surgieron nuevos barrios de burguesía media y, posteriormente, de clase media alta. Ser rico en Santiago de Cuba implicaba, y sigue implicando, adoptar el modo de vida de la Familia Torres de inicios de siglo XX, implicaba asimilarse al estilo y modo de vida del Maestro, a su refinamiento y exquisitez social.

    Al iniciar la lectura de HACIA TIERRAS VIEJAS, lo hice convencida de que era una obra legítima de Emilio Bacardi y fui en busca de su modo de escribir para comparar su prosa con la del Autor de VÍA CRUCIS, de DOÑA GUIOMAR, de FILIGRANA, de Cuentos de todas las noches[5] y otras obras literarias, adjudicadas a Emilio Bacardi, ya sea por él mismo o por su familia. Encontré a dos narradores dentro del espacio-libro, bajo el título HACIA TIERRAS VIEJAS.

    Empequeñece a un gran hombre medir más allá de su estatura. Del mismo modo, hace pequeño a un gran hombre no respetar las alturas. Hay escritores y narradores. Existen Escritores, escritores y cronistas, después, periodista y reporteros. No todo Cronista o cronista es un Historiador. No es lo mismo un aficionado que un profesional, mayor diferencia con un intelectual. No siempre las Academias se respetan. No obstante, a los Autores, a los Escritores es menester respetarles, por ser el pensamiento más elevado y selecto de todo el conglomerado humano. No se puede pretender ser escritor sin serlo. Son muchos los narradores y pocos los Escritores.

    Pues, quería hacer un estudio comparativo de los niveles narrativos, léxico y otras cuestiones, porque ante un Estudioso, ante un Literato, ante un Sociólogo, un Ensayista Sociológico, como es mi caso, salta de manera ostensible la diferencia, incluso, dentro de HACIA TIERRAS VIEJAS, entre la narración de la salida de Cuba y algunas cuñas chapuceras, insertadas a una prosa excelsa de un nivel intelectual de elevado calibre, que nada tiene que ver con el provinciano patriota.

    Se hace evidente para un ojo entrenado, que hay dos plumas, cuando menos, dentro de las obras completas, que aparecen bajo la autoría de Emilio Bacardi Moreau. El verdadero Autor, como se ha dicho, tiene un coeficiente intelectual muy superior y goza de una pluma castiza cultivada en la Península y que alcanzó su mayor vuelo, tras sus estudios y vida parisina, en la tranquila y privilegiada zona residencial de la más alta burguesía de Santiago de Cuba; zona, que él mismo se encargó de escoger y fomentar.

    En HACIA TIERRAS VIEJAS se siente la experiencia del hombre no común, que ha gozado del privilegio y los medios de viajar por el basto continente europeo, visitar Tierras Santas, el Egipto Faraónico, dentro de un cúmulo de viajes, que le llevó a la lejana Isla de Cuba; cercana, por la caída de su SEÑOR PADRE en el Combate del Ramón de las Yaguas en la Guerra de Cuba, 1 de Septiembre de 1895[6], en el entonces Departamento de Cuba, hoy provincia de Santiago de Cuba. De hecho, el combate, aunque novelado, parece hacer coincidir a dos amigos de los tiempos de Aragón, uno Oficial Cubano y el otro Capitán Español al igual que el padre del Autor: uno dulce y amoroso; el otro, caballero y militar[7]. Este acontecimiento justifica, cuando menos, la presencia de ANDRÉS TUTOR en la Isla de Cuba.

    Primera parte escrita en Santander, España, el 26 de Julio de 2011

    (Continuará)

    ——————————————————————————–

    [1] Antes de hacer una crítica específica a HACIA TIERRAS VIEJAS, esta Ensayista gustaría contar con información documental sobre algunas cuestiones más allá de la literatura misma.

    [2] Queda a las universidades la responsabilidad de la pesquisa científica, de remover archivos y fondos de museos por el Mundo, así como colecciones particulares o cuadros en propiedad; queda a las universidades de diferentes latitudes demostrar la autenticidad de las cuestionadas, por mí, autorías. Yo les invito desde el cuestionamiento razonable y mi dictamen científico, desde mi Cátedra en Ciencias Sociales de la Universidad de La Habana, y en mi calidad de Literata, Hispanista y Pintora, Crítica literaria y Prologuista, con prólogo a toda mi obra y haber hecho un prólogo homenaje a esa magnífica obra, que es INÉS DEL ALMA MÍA de Isabel Allende, que conmocionó a la Escritora, quien lo catalogó de “TESORO”, a una investigación seria.

    [3] ANDRÉS TUTOR, es el pseudónimo del SEÑOR DON ANTONIO TORRES Y FLOTACH, Pintor de Academia, nacido en la región de Cariñena, en Aragón, España. No se ha podido precisar hasta el presente la fecha exacta de su nacimiento en 1867, aunque sí la villa, en que nació, por su Expediente de Matrimonio de Mayo de 1900. Llegado a La Habana en 1897, donde residió hasta Mayo de 1900, momento en que se traslada a la Ciudad de Cienfuegos. Allí, reside un año y nace su primogénito. Traslada residencia a Santiago de Cuba, con primer domicilio en la parte alta del Centro de la Ciudad Capital Primada de Cuba, en la calle San Gerónimo. Es Fundador del Reparto Vista Alegre de Santiago de Cuba y uno de sus primeros habitantes: su casa señorial estaba entre las primeras 17 construidas. A diferencias de éstas, la suya era de mampostería y tejas, siendo predominantes las casonas de madera. Falleció a la temprana edad de 42 años, de forma repentina (12 de Octubre de 1909, fecha memorable para la Hispanidad, entonces, Día de la Raza: el Médico de la Familia, certificó la muerte a las 1:20 AM del 13 de Octubre), dejando 4 huérfanos, el mayor, MI PADRE, tenía 8 años. Su única hija hembra, la menor, llevó el nombre de CUBA. El Maestro ANDRÉS TUTOR, Pintor de Academia, Poeta, Escritor, Profesor de Pintura y otras Artes, y Comerciante, está sepultado en el Cementerio de Santa Ifigenia en Santiago de Cuba con su pseudónimo artístico: ANDRÉS TUTOR FERNÁNDEZ, en una tumba marcada con el apellido Betancourt; bóveda, ubicada en el terreno de los TORRES, construida permiso de su hijo mayor. Está situada a la derecha de la Entrada.

    [4] Hasta 1919, la fábrica de ron no contaba con desarrollo tecnológico, sino que se mantenía en el barracón y alambique de John Núñes (z), inglés radicado en Santiago de Cuba, proveniente de Jamaica. Éste dio los primeros pasos en la producción de ron y encargó a d. Facundo Bacardi, padre, de la fabriquita al retirarse a su casa antes de morir. Juan Núñez, Bombero profesional, hasta su fallecimiento en los ’60 habitó la casa del John Núñes (z), al cual supongo nieto del inglés. ALLÍ, EN LA ACESSORIA Y CASAS INTERIORES, TODAVÍA VIVIAN LOS DESCENDIENTES DE LOS PRIMEROS EMPLEADOS DE JOHN NUÑEZ O NUNES, LOS CUALES LE PAGABAN EL ALQUILER, A Juan Núñez, hasta la Ley Revolucionaria de la Reforma Urbana de principios de los ’60; alquileres, a los que se hace referencia en las primeras reescrituras de la empresa, donde se exonera del pago de los mismos a los trabajadores de la fábrica.

    [5] Obras literarias leídas y estudiadas por mí, que las he adquirido por Internet en varios puntos del Planeta.

    [6] El Combate del Ramón de las Yaguas tiene lugar entre el 30 de agosto y el 1 de Septiembre.

    [7] Es un hecho, que se recrea en otra obra, en una novela, que, también, ha sido adjudicada de “alguna manera” a d. Emilio Bacardí Moreau, VÍA CRUCIS, en que nos parece encontrar reflejado en el delicado Pablito de Amour al Poeta José Martí y al Capitán español. Dos seres que se conocieron y tuvieron amistad en la Península. Es una batalla de 1895, que nunca existió, al menos, en la forma en que se novela.

  12. UNIVERSIDAD DE LA HABANA

    Artículo ensayístico: Introducción del Primer Automóvil a Santiago de Cuba[1]

    SIN REPETIR LA MATRACA ORIENTAL

    Autora: Dra. Prof. Kary Torres-Flotats, Profesora Titular e Investigadora de la Universidad de La Habana, Premio Nacional de las Ciencias Sociales y Humanísticas de la Academia de Ciencias de Cuba, Premio al Mejor Libro Científico Publicado en la Universidad de La Habana. Profesora Emérita de la Universidad de La Habana. Escritora y Ensayista; Poeta y Pintora, Hispanista, Editora e Ilustradora; Prologuista, y Crítica Literaria y Cultural. Creadora del Neo Realismo Romántico, s. XIX.

    Introducción:

    La creación de artefactos automovilísticos o los diversos intentos y crecimientos hacia el objetivo de sustituir al caballo en la transportación a distancia y en los movimientos dentro de ciudades, que, cada vez, se hacían más distantes, data del siglo XVIII, más exactamente, de 1769, relacionado con el nombre del Ing. N. J. Cugnot. No obstante, su antecedente más remoto se remonta a la invención de la rueda y su amplia utilización en calidad de medio de transporte y en implementos agrícolas; la existencia de animales domesticados permitió sustituir la fuerza humana en el tiro; de la carreta y los carromatos se saltó a las diligencias, que, en las distancias largas y transportación masiva de carga, recibieron un respiro con la llegada del ferrocarril, en la forma que lo conocemos con tracción por locomotoras. Es indudable, que el trabajo de ingeniería previo, impulsado por el descubrimiento de la máquina de vapor y fabricación, por el mismo inventor en 1769, del primer prototipo de locomotora movida por un motor de vapor, constituyeron el incentivo a la búsqueda de una solución, y aplicación tecnológica y técnica, que diera el resultado de un automóvil: un medio de transporte capaz de moverse por sí mismo sin el auxilio de fuerzas externas. El mismo término locomóvil indica ser un subproducto de la locomotora. Su otro antecesor es la bicicleta, principalmente, los triciclos.

    La combinación de la locomotora de vapor, con capacidad de moverse por sí misma, y de la bicicleta, en un crecimiento experimental de más de un siglo, dio un impulso decisivo a la aparición y desarrollo de uno de los selectos distintivos de la Era Moderna; planteó un antes y un después en el modo de vida, y fue el complemento necesario en la esfera económica, en la creación de redes socio-económicas. (Ver: Cronología en anexos)

    No obstante, el gran inicio de la Historia del Automóvil en calidad de mercancía, de bien utilitario y signo de distinción, de lujo, posteriormente de uso común, se encuentra en el cruce de los siglos XIX y XX, con la aparición de las firmas productoras en Inglaterra, Francia, Alemania, los Estados Unidos e Italia, en lo fundamental. En un primer momento, Europa contaba con la supremacía en la producción automovilística. En el siglo XX, superada por los Estados Unidos, convirtiéndose, en símbolo, Henry Ford y el automóvil homónimo.

    Henry Ford, piloteando uno de sus primeros modelos

    A Cuba llega de Francia, de París, el primer automóvil, La Parisiene, aunque en alguno texto se utiliza el Parisien, con sólo 2 años de diferencia de la fundación de la Fábrica Peugeot en 1896. A la llegada del “Locomóvil” a Santiago de Cuba, eran contados los automóviles, que circulaban por el país y las máquinas estadounidenses no gozaban de preferencia en el limitadísimo, hasta el momento, mercado cubano.

    Richard Schweid en su libro CHE’S CHEVROLET. FIDEL’S OLDSMOBILE, citando a Fernando López Ortiz en su ensayo “50 años del Automovilismo” aparecido en El Automóvil de Cuba (Mayo, 1951)[2], es quién mayor información ha ofrecido en este tema de entre todas las fuentes consultadas por esta Autora. La Habana, pionera en la introducción de nuevos elementos del transporte[3], tras la llegada del primer automóvil al país en 1898, en ello coinciden todas las fuentes o la información primaria es la misma, pues, arriba el segundo en 1899, también de fabricación europea importado por el Farmacéutico Ernesto Sarro (ver anexo). Hay que esperar 1900 para la llegada del tercero, un pequeño camión de La Parisienne, destinado a la distribución de cigarrillos y tabacos; el cuarto y quinto automóviles de la marca Locomobile son importados en 1901 por Rafael Arazoza, Editor de La Gaceta, uno de los cuales estuvo destinado a su uso particular. El otro no se menciona, aunque cabe la posibilidad de haber sido utilizado por un corresponsal de la propia Gaceta. Precisamente, son estos dos artefactos automovilísticos los llegados de Nueva York. Todo indica, que son los 2 primeros vehículos automovilísticos importados desde los Estados Unidos de América. El Embajador americano se quejaba, dos años más tarde, de lo poco atractivo, que resultaban los carros americanos para los cubanos. Él mismo conducía un modelo americano.

    El momento más significativo en la corta historia de los automóviles en Cuba puede considerarse el 10 de Diciembre de 1900, en que tiene lugar la Primera Parada de Automóviles en Cuba, en el Malecón de La Habana con la participación de 10 máquinas y un camión, en el centro de la foto aparecida en El Fígaro, y que reproduce Richard Schweid, puede observarse la probable primera motocicleta de fabricación italiana, importada por un comerciante italiano[4].

    Nota: a la extrema derecha, quién El Fígaro identifica con el nombre de José Muñoz y su esposa

    Arribo del primer vehículo a Santiago de Cuba, 1901:

    “Locomóvil” en Santiago en La Alameda de Santiago de Cuba, principios del s. XX

    En la biografía de Emilio Bacardy Moreau, se señala: “Armó mucho ruido el descalabro electoral. Pero ruido también armó, literalmente, el primer automóvil que llegó a Santiago. El artefacto, de la marca Locomóvil, era movido por un motor de vapor y grandes ruedas parecidas a la de una bicicleta. Como no todas las calles eran propicias para rodar el armatoste, sus recorridos se limitaban al centro de la ciudad. Iba lentamente, prodigando resoplidos y humo. Las gentes se detenían a mirarlo y los chicos lo seguían sin que faltaran algunos que le tiraran piedras”[5].

    En el mismo libro, se señalan las elecciones en el 16 de Junio, habiéndose referido a la negativa a participar en Mayo de 1900 (sin embargo, en la siguiente página, se sitúan las elecciones en Junio de 1901 sin mencionar el día)[6], seguidamente se relacionan los dos hechos: elecciones y llegada del locomóvil, cual cuestiones asociadas por la coincidencia en un mismo período. No obstante, Carlos E. Forment, según el blog “Santiago en mí” https://santiagoenmi.wordpress.com/2011/04/21/santiago-de-cuba-por-primera-vez/, sitúa el trascendente hecho en el 31 de Mayo de 1901. Mientras, Richard Schweid lo refiere a Mayo de 1902, también citando a Forment[7]. Inclusive, llega a decir: “by a man named Charles Brooks y Galo on his return from a long trip to the United States”. Ello supone, que residía en la ciudad, a la cual regresa después de prolongado viaje. ¿Who is Charles Brooks y Galo?

    El año indicado por los cronistas de Santiago de Cuba, es decir, 1901, me atrevo a afirmar, que es exacto. Mayo[8], también, fue el nombre del primer vagón de tranvía en circular por Santiago de Cuba, que bien pudiese hacer honor a un hecho de relevancia histórica, como la introducción del emblema de la Era Moderna. Existen pruebas gráficas de tranvía, que lo atestiguan (ver anexo): lo llevaba escrito al lado de las puertas con una letra dibujada de un modo excelente, que recuerda la forma de dibujar del hijo primogénito[9] del Maestro Academicista Don Antonio Torres y Flotats, alias ANDRÉS TUTOR. El primero dibujaba las letras hasta para escribir.

    Imagino la reacción del avistamiento y sonido del primer locomóvil, en 1901, entre los azorados provincianos oriundos de Santiago de Cuba, los santiagueros, y hasta de los peninsulares establecidos en la ciudad, de los criollos, por no decir, de los pichones de franceses, ¿árabes?, haitianos y esclavos africanos.

    ¿Cómo la imagino? ¡Una tremenda ‘matracada’! Tal ‘matracada’ la vi en Managua, Nicaragua, en Diciembre de 1987, en la Fiesta de la Inmaculada Concepción: toda la ciudad volcada al espectáculo, confundiéndose los gritos con los sonidos de las innumerables matracas. ¡Hasta Yo llevé una matraca a Cuba! ¡Las regalaban! Precisamente, se la regalé a un oriental, a un santiaguero provinciano, hijo de un Charles, descendiente de la Familia Torres, que por línea materna tiene apellidos franceses, de esos franceses expulsados de Haití.

    Supongo, que, al ver al “locomóvil” aparcado, le pondrían latas amarradas a la parte trasera[10]. Todavía, lo seguían haciendo en los ’60, estando aparcado el Buick de MI PAPÁ TORRES frente a la casa de entonces de mis padres. Y, detrás, una bandada de chiquillos, de los muchachos santiagueros, corriendo por las aceras, muy divertidos: los Martínez, los Vara, los Creach, etc. Entonces, en 1901, no había buenas aceras en Santiago de Cuba o no las había, en absoluto, en la mayoría de las calles. Esa broma, forma parte, desde entonces, presumo, de la diversión de los orientales; broma obligada en los carros de novios en cada ceremonia nupcial santiaguera. ¿Será una tradición de la ciudad capital de la provincia de Oriente? Jorge Ibarra, ese eminente Historiador, nacido en Santiago de Cuba, pudiese ilustrarnos al respecto o desde la Universidad de La Habana o de la misma Universidad de Oriente, que ha venido investigando la primera década del siglo XX, 100 años después, avanzando importante y esclarecedora información.

    De ser correcta la observación e intuición científica, se pudiese situar un punto de partida a dicha costumbre, a no ser que ya, en Santiago de Cuba, lo hiciesen con los carruajes. También, es posible, que estuviese asociado a la introducción de las latas de conservas, procedentes de los Estados Unidos de América o ser una conjunción de ambos factores.

    Es imprescindible puntualizar, que una condición indispensable para la circulación de automóviles es la existencia de caminos aplanados, aunque no cuenten con pavimentación. Además, se observa, que en los coches antiguos el chasis era elevado y ellos mismos, ligeros. Ello permite transitar por caminos, que otras máquinas, por ejemplo, un Buick de la segunda mitad de los ’50 del s. XX no hubiese podido. ¿Había en Santiago de Cuba caminos tales para la circulación de los primeros automóviles más allá de los aparecidos en la crónica de Forment citada, a la llegada del primer locomóvil? Forment hace referencia específica al Centro, ubicando las calles pavimentadas y aptas para la aventura automovilística a principios del siglo XX en La Alameda o Cristina, subiendo San Tadeo, posterior Marina, más tarde Aguilera en su nacimiento, hasta Nepomuceno, doblando a la calle Enramada (José Antonio Saco) hacia arriba hasta la Plaza de Marte. No obstante, olvida mencionar caminos y carreteras interurbanas existentes, que eran recorridos en quitrines y volantas en los viajes largos, mientras dentro de la población se utilizaban coches de cuatro ruedas (Idem., p. 139): el camino de la Plaza de Marte o del Marta ,y hasta de Malta para algunos grupos sociales de santiagueros, a la Finca Arroyo Hondo, posterior Avenida Victoriano Garzón, llegando la ciudad hasta Piedrahita, hoy, calle Segunda de Santa Bárbara; pues, justo antes de entrar a la Finca Arroyo Hondo, donde con posterioridad se construiría Vista Alegre, el camino se abre en Y, para dar paso al Camino del Caney y al Camino de San Juan; saliendo por Marimón, estaba el Camino Real Central a La Habana, a lo que se le llamaba la Entrada del Cobre y, posteriormente, El Camino Real Viejo del Cobre (esta Autora ha transitado en varias ocasiones, inclusive, en el. Buick de Mi Padre en los ’60 y en Harley Davidson en 1999, Año del Padre, entonces, ya no era transitable para automóviles, pero se arriesgaban motorista y choferes de Jeep; durante la intervención americana (1899-1902); en la pág. 140 de la biografía del otrora alcalde de Santiago de Cuba, citada en la Bibliografía, se menciona una carretera más: iba del Parque de Céspedes a hasta la finca “El Guao” (esta calle, una de las arterias principales de la ciudad, es conocida por Aguilera); en la p. 141, se menciona el camino a Las Lagunas, supongo, que se refiere al lugar conocido por Aguadores en los ’50 y ’60, tal vez antes; la carretera de Cuabitas, que en la entrada de Boniato empalma con la carretera de San Luis, construida por las fuerzas de intervención estadounidenses (Idem., p.139). No estoy en capacidad de afirmar, que existiese carretera hasta la Maya, aunque es muy probable la existencia de la Vía Mulata no pavimentada, que en los años ’20, ’30 y ’40 era posible transitar en automóvil de alquiler desde Santiago de Cuba a la Maya, supongo que antes se haría en quitrines, pues los transeúntes se movían desde Yerba de Guinea y las inmediaciones del Ramón de las Yaguas a pié o caballo por el Camino Real del Ramón-Alto del Escandell- Caney-Santiago de Cuba, mientras los que tenían posibles viajaban a caballo hasta la Maya y cambiaban a otro medio de transporte, por ejemplo, mi abuelo gallego, es decir, materno con su familia. Esta red de caminos reales hacía posible y útil la transportación mediante automóvil en los alrededores de la ciudad y dentro de la ciudad, al cubrir las distancias más largas. Por tanto, era más bien cuestión de contar con ingresos económicos importantes, que permitiesen un excedente tal para darse el lujo de comprar un automóvil, cuando todavía se podía presumir con un quitrín. Es muy probable, que en los corrillos se hiciese cierta resistencia en los primeros años de la década al no contar con posibles la burguesía local ante el descalabro de la Guerra. Pudiese ser avalados por las expresiones: “coche endiablado” o “el diablo sobre ruedas”, a que hace referencia el cronista Forment y llegan al presente en el Libro de Richard Schweid y otros autores.

    Se puede concluir, que si bien no existía una infraestructura diseñada para el automóvil, en específico, si éste podía compartir la infraestructura vial de sus antecesores: el coche, el quitrín, la volanta y hasta la carretilla, que llegó a nuestros días, bajando las deliciosas frutas del Caney, las mejores frutas de Mundo, acompañadas del pregón.

    Aunque no se hará referencia específica en este artículo ensayístico a La Alameda o Cristina, sí es preciso detenerse en la instantánea[11], que muestra La Alameda de Santiago de Cuba y el automóvil en el período posterior a 1901 y anterior a ¿1903?, con el ¿Locomóvil? a la izquierda y sus cocoteros. Obsérvese el vestido de las damas y la no existencia de pavimento en su paseo central, posiblemente, diseñado para peatones, y paseos dominicales y festivos. Ya se está ante la presencia de las fuentes. ¿Cuándo fueron instaladas? Mientras se señala en: http://www.guiadecuba.com/1261/cuba-guia-la-alameda–santiago-de-cuba–cuba.html, que, en 1840, se adoquinaron las vías de acceso a almacenes y al Edificio de la Aduana, es decir, las ¿vías laterales? Los transeúntes, por su postura, se ven acostumbrados a convivir con el artefacto automovilístico[12].

    Locomobile, modelo de 1901.

    ¿Locomóvil?, llegado a Santiago de Cuba.

    Arriba se señaló la importación de 2 Locomobile en 1901. En tanto un Oldsmobile de 1901 llega a Remedios, provincia de Las Villas. Richard Schweid no se señala la fecha de la instantánea, aunque puede existir en la fuente documental de la que fue tomada en la Biblioteca Nacional José Martí de La Habana. Inclusive, pudiese ser el automóvil quinto de derecha a izquierda de la foto de la Primera Parada de Automóviles. Se estaría ante una incursión automovilística, recorriendo la Isla o parte de ella. ¿Llegó a Santiago de Cuba por tierra o por mar el primer locomóvil o automóvil? De haber llegado a Santiago de Cuba, el señalado en Remedios, cual Oldsmobile, se estaría ante el primer viaje automovilístico La Habana-Santiago de Cuba y no sería el primero en el sentido inverso, quedando el de Banes en tercer lugar. Es imprescindible hacer una búsqueda en diferentes medios periodísticos locales por los posibles recorrido y estancias, también, el Conocimiento de Embarque de los buques llegados a Santiago de Cuba alrededor del 31 de mayo de 1901. Sería necesario identificar a los individuos trajeados en la foto de Remedios, evidentemente, son los llevan el coche y el resto mirones. Uno de ellos con gorra blanca presenta cierto parecido al que se le llama José Muñoz. También es preciso saber quién era José Muñoz y su atractiva esposa, que rompieron el enclaustramiento femenino en La Habana Elegante[13]. La presencia del Oldsmobile 1901 en Remedios hace obligatoria una búsqueda exhaustiva de los documentos de importación y relegando al segundo plano la información periodística, aunque siga siendo fuente primaria. En este caso libro biográfico sobre la vida de Emilio Bacardí no pasa de ser una rememoración parcializada y no siempre exacta, aunque puede utilizarse de modo orientativo.

    Peugeot 1897-1898 Focos delanteros

    Locomobile, 1901

    La Compañía Estadounidense Locomobile (Locomobile Company of America), fundada en 1899, en Watertown, Massachussets, y trasladada, en 1900, a Bridgeport, Connecticut, hasta 1903 fabricó el tipo de automóviles de vapor (steam car), que aparece en la foto de arriba a la derecha. Por tanto, la repetición de que Charles Brooks y Galo compró el Locomóvil en New York, en 1890, carece de veracidad de forma evidente y de desconocimiento del desarrollo del automóvil. El reiterado error histórico está dado por el uso, sin comprobación, de fuentes necesarias de verificación, con grandes inexactitudes y lagunas sospechosas, así como la repetición de fuentes secundarias en base a las Crónicas de Santiago de Cuba, publicadas bajo la autoría de Emilio Bacardi, y libros de carácter biográfico, y las crónicas periodística de Forment, por cierto, diarias en la prensa oriental, según señalan varias fuentes.

    Considero poco probable, que la marca fuese Locomobile al observar la tarjeta postal, que presenta una diferencia enorme con relación al Locomobile de 1901. Hay mayor semejanza con el Peugeot arriba expuesto, que bien pudiese ser la misma “Parisiene”[14], primera máquina llegada a La Habana, según El Fígaro (1898) y señalado arriba, siendo de gasolina y habiendo costado 1000 pesos (el Locomobile de 1901, $ 750). Nos obstante, habría que investigar si se trata de uno de los dos importados por La Gaceta, a nombre de su Editor.

    Entra a Santiago de Cuba el segundo automóvil, comprado por Grimany, farmacéutico de profesión, de ser correcta la información de la biografía de Emilio Bacardi. A posteriori ha sido comprobada y ubicada en fecha por dos vías:

    1. En el listado de Farmacéuticos de Santiago de Cuba aparece José Grimany Durruty, establecido en la profesión en 1902 (ver anexo);

    2. Richard Schweid, en su interesantísimo libro, señala la compra de ese segundo automóvil en 1904, un Fiat[15]. El autor estadounidense sólo comete un error al escribir el apellido, en su lugar escribió “Grinasy”.

    El Peugeot de la izquierda aún no lleva focos delanteros , en este modelo de 1899, puede existir más de un modelo. El llegado a Santiago de Cuba sí los lleva y corresponde al modelo arriba reseñado, con mayor probabilidad, y que se vuelve a reproducir en este cuadro a la derecha. La foto sugiere la presencia de guardafangos.

    En la misma página de la biografía, se indica en calidad de propietario a un tal Charles Brooks y Galo[16]. Ello llamó la atención de esta Científica social, sobre todo, la conformación de los apellidos bajo la norma española del momento: apellidos del padre y madre unidos por una conjunción. Además, un galo puede indicar un origen o una relación con Francia o con la Galia, en forma más amplia. Se pudiese pensar hasta en galeno. Un Médico, con nombre similar, fue encontrado en Springfield, Massachusetts. Ese nombre, y más habiendo un escritor y periodista inglés anterior, puede estar indicando un pseudónimo tan en boga en la época entre los Artistas, Escritores y Periodistas. Por ejemplo, intelectuales, que diferencian sus actividades en diversos campos, utilizando más de un pseudónimo o forma de escribir su nombre: es mi caso y pudiese ser el de mi Abuelo, el Maestro y Decorador Academicista (¿Jardinero europeo?[17]) DON ANTONIO TORRES Y FLOTATS, alias ANDRÉS TUTOR FERNÁNDEZ. Casualmente, llegado a la ciudad el mismo año, que el “Locomóvil”. También, existe una coincidencia, en un período aproximado de un año, con la llegada de él y, también, el primer automóvil a Cuba, a La Habana[18].

    Logotipos iniciales de Peugeot, Francia y Locomobile, EEUU

    Recomendaciones:

    Dejar de repetir la Historia de Santiago de Cuba, y otras posibles historias, escrita o supuestamente escrita o un muñeco montado por un personaje de la Política o individuos sin escrúpulos. Autores usan fuentes secundarias sin el menor cuestionamiento. En el caso de Santiago de Cuba de inicios del siglo XX, están bajo cuestionamiento o duda razonable de esta eminente Profesora e Investigadora de la Universidad de La Habana, que no sólo ha necesitado su historia de vida, su experiencia profesional dentro del Claustro de la Universidad de La Habana con contacto directo con varias universidades del Mundo, convertirse el Literata y Pintora, e incursionar en la Fotografía para llegar a conocer la condición humana y los modos de actuación diferentes a la ética de los Torres descendientes de TUTOR;
    Recomiendo hacer una revisión, a posteriori, de la concesión a Emilio Bacardi Moreau, del asiento en dos Academias Cubanas: Bellas Artes y Historia;
    Recomiendo incluir, post-mortem, al Maestro y Decorador Academicista, Comerciante y Benefactor de la Ciudad de Santiago de Cuba DON ANTONIO TORRES Y FLOTATS en la Academia de Bellas Artes. Tal vez, también en la Academia de historia de la época. Reponer en el busto de La Alameda su nombre (existía el busto en el diseño de 1903). En el siguiente artículo ensayístico se presentará la tarjeta postal correspondiente;
    Insito en la necesidad de respetar las calificaciones y hacer menor adjetivación, a tal colmo que un individuo, con la Elemental y que se dedicaba al cabildeo político, se presenta en la Historia de Cuba, en la Historia de Santiago de Cuba y en las Academias, cual intelectual destacadísimo;
    Llamo al esclarecimiento, desde las universidades cubanas, españolas y parisinas, de una vida y obra brillante a tal punto, que, para ser escamoteada, se ha necesitado a todo un conjunto de individuos. Y, con esas obras, han ganado, todos, celebridad; la celebridad ajena, la celebridad de un genio del Arte y de la Literatura, y de la Planificación Física, Decoración y Jardinería.
    Es preciso buscar y citar documentos; verificar y contrastar información gráfica, utilizar los fondos documentales de varios países. Por ejemplo, es demasiado reiterativo el uso del año 1893 en la Historia de Santiago de Cuba. Hay que tener suspicacias, cuando existen intereses económicos y una personalidad dada a enaltecerse sin bases sólidas de instrucción; sin una historia personal, que avale a un prócer de la independencia. En este caso, la mayor confusión histórica la han introducido a la Historia y en el imaginario popular santiaguero el propio Emilio Bacardi Moro y su grupo de influencia antes y después de su muerte, y necesita ser limpiada esa Historia y la ciudad. La ciudad de Santiago de Cuba no puede cargar con ello, ni las Ciencias, aún, ante un capital importante con una acumulación originaria llena de tinieblas. Pues, la mayor confusión, insisto, y muy probable manipulación, puede ser focalizada en Emilio Bacardi Moreau y en el cronista periodístico Forment[19].

    Resumo:

    Ninguna universidad, con independencia del país[20], en que se encuentre, puede avalar una mentira o inflar un personaje histórico, ya inflado por sí mismo en demasía. Ningún científico, que no sea mercenario, puede aceptar la falta de objetividad y ni el endiosamiento de individuos con serios problemas psicológicos: tendencia desmedida al poder y a sobresalir, con una megalomanía expresa y actuada socialmente; individuos, que no reconocen el valor de otros o que se adjudican el valor, la instrucción, las opiniones y hasta la vida completa de personalidades destacadas, ya sean intelectuales o verdaderos próceres de la Independencia de Cuba, Generales y Coroneles con grados ganados en el campo de batalla, por no decir cientos de mambises, que habitaban en la otrora capital de la Isla de Cuba, segunda ciudad en importancia de la República..

    ¡Muéstrennos todas las postales de Santiago de Cuba de la Galería Fotográfica del PARQUE EXPOSITION de Febrero de 1908! ¡Ellas hablarán por su AUTOR!

    Santander, 20 al 21 de Febrero de 2012

    Bibliografía:

    1. ANDRÉS TUTOR, Tarjetas Postales de Santiago de Cuba, de inicios de s. XX. (Yo, Dra. Prof. Cary Torres, estando segura, escribo el nombre del Fotógrafo y Coloreador con pudor; no me siento cómoda, porque todavía no está respaldado suficientemente por datos oficiales, documentalmente, aunque sí existen documentos gráficos, por ejemplo, el automóvil en La Alameda de Santiago de Cuba habla por sí mismo.

    2. Diccionario Enciclopédico Éxito, T. 3, Grupo Editorial Océano, Barcelona, 1987.

    3. Diccionario Enciclopédico LAROUSSE, T.1, Editorial Planeta, Barcelona, 1991

    4. Diccionario Enciclopédico SALVAT, Volumen 2, Salvat Editores, Barcelona, 1988.

    5. Richard Schweid, CHE’S CHEVROLET. FIDEL’S OLDSMOBILE, The University of Noth Carolina,

    Chapel Hill and London, North Carolina

    6. http://www.ecured.cu/index.php/Parque_Privado_Vista_Alegre;

    7. http://www.guiadecuba.com/1261/cuba-guia-la-alameda–santiago-de-cuba–cuba.html;

    8. http://en.wikipedia.org/wiki/Locomobile_Company_of_America;

    9. http://es.wikipedia.org/wiki/Autom%C3%B3vil;

    10. .http://en.wikipedia.org/wiki/Charles_Brooks.;

    11. http:/archiver.rootsweb.ancestry.com/th/read/CUBA/2001-11/1006643492 : [CUBA-L] pharmacists in Santiago de Cuba 1886-1904.

    ANEXOS

    A La izquierda el prototipo de Peugeot de 1895, anterior a la fundación de la fábrica.

    Obsérvese, que no llevaba focos delanteros.

    PARQUE EXPOSITION DE VISTA ALEGRE, SANTIAGO DE CUBA: Este dibujo pudiese haber sido el diseño del proyecto antes de su ejecución. De lo contrario, habría sido hecho en base a una fotografía. Entonces, se está ante una alta probabilidad de la existencia de una tarjeta postal, con el Parque Exposición, coloreada. Por su ubicación, está en el actual Parque, donde la Avenida de Garzón se abre en Carretera del Caney a la izquierda y Carretera de Siboney. Entonces, no era la zona de Ferreiro. En mi vida consciente, la zona Ferreiro no formaba parte de Vista Alegre (1959-2012). En los ’60, se ponía un enorme pino en ese lugar, en que aparece la entrada de PARQUE EXPOSICIÓN, 1908.

    Tomado de: Diccionario Enciclopédico LAROUSSE, T.1, Editorial Planeta, Barcelona, 1991, p.239.

    Fiat fabricado a inicios de siglo sobre la base del prototipo de 1899. Es muy probable, que uno similar fuese el comprado por Grimany en 1904.

    ——————————————————————————–

    ——————————————————————————–

    [1] Hoy, 28 de Febrero de 2012, hago algunas precisiones y amplió el ensayo, al recibir el libro de Richard Schweid, que aparece citado y en la bibliografía, desde los Estados Unidos de América, vía Francia.

    [2] En realidad, serían 53 años de la introducción del automóvil al país, aunque pueda referirse al momento de la primera parada de automóviles en La Habana, aparecida en El Fígaro, en Diciembre de 1901, donde se ven los automóviles existentes a la fecha (ver fotografía en anexo). Allí, aparece el primer automóvil en La Habana y en Cuba, que reproducimos su foto.

    [3] En la transportación dentro de la ciudad, La Habana en la temprana fecha de 1862 había estrenados el tranvía, incluso, antes de la utilización de motores, usó tríos de caballos para halar los vagones.

    [4] Más tarde en la historia, la policía utiliza motos, no así en 1901. El “3 de septiembre del año 1899 cuando hizo su entrada a La Habana, Cuba el primer triciclo marca Prinetti & Stucchi, según la referencia de la Revista “El Fígaro” que tenía un motor de benzina, patente Prinetti, diseño sencillo, fácil de maniobrar. En: http://hobbiesenred.havanatrends.com/hobbiesenred/motociclismo.html

    [5]Emilio Bacardi en su tiempo. 1844-1922, Impreso en Gráficas Andrés Martín, Valladolid, 1986, p.155.

    [6] Por ello, nos decantamos por la consideración, que la confusión o errata está en 1900 y que el años 1901 es el correcto, además, coincide con el cronista periodístico.

    [7] Richard Schweid, CHE’S CHEVROLET. FIDEL’S OLDSMOBILE, The University of Noth Carolina, Chapel Hill and London, North Carolina, 2004, p. 15.

    [8] Mayo para Don Antonio Torres y Flotats es un mes importante, al menos por dos hechos personales trascendentes: su matrimonio en mayo de 1900, en la Iglesia del Santo Cristo de La Habana con su flamante esposa, procedente de Familia Ilustre asturiana con una ascendencia enclavada en la Casa Real Visigoda y todo el Norte de España; también, su primogénito fue concebido en ese mes. ¿Llegó a santiago de Cuba ese mes con su familia por barco? Toca hablar a los verdaderos historiadores, historiadores de formación especializados en búsqueda de archivos.

    [9] El SEÑOR DON JUAN ANTONIO TORRES Y GARCÍA, Violinista desde antes de ir a la escuela, que debutó en el Teatro Oriente de Santiago de Cuba; diseñó de Logotipos e diseñó y fabricó maquinaria industrial, entre otras ocupaciones.

    [10] “LOCOMÓVIL adj. Dic. de lo que es capaz de desplazarse”, Diccionario Enciclopédico Éxito, T. 3, Grupo Editorial Océano, Barcelona, 1987.

    [11] La postal constituye información primaria, en forma de fotografía coloreada, muy bien coloreada. En Febrero de 1908, en el terreno, que ocuparía el Parque Privado de Vista Alegre (¿?), tuvo lugar una exposición bajo el nombre de “Parque Exposition”: hubo una Galería Fotográfica, especialidad en tarjetas postales. Obtenido de “http://www.ecured.cu/index.php/Parque_Privado_Vista_Alegre, que a su vez tomó de: Tesis de Grado en .Master of Sciences de Carlos Raidel Naranjo Pacheco. Universidad de Oriente, Santiago de Cuba, 2007.

    [12] El nombre dado en la postal es anacrónico, se pone sobre una época en que llevaba otra denominación, inclusive, el colonial nombre de Cristina, todavía en 1975, se solía utilizar. Michaelsen se le adjudicó en 1929, en una nueva remodelación, tras el fallecimiento de dicho individuo, aunque se tratará en otro ensayo específico.

    [13] No se indica a la llegada a Cuba de José Muñoz, que estuviese casado, por tanto, tiene que haber contraído matrimonio entre 1898 y el 10 de Diciembre de 1901. Hecho, que debe aparecer en las Crónicas sociales, en alguna iglesia de La Habana y en el Registro Civil.

    [14] La marca Parisiene, hasta el momento, no la he encontrado en Internet, por ello, me incliné a pensar, que se trataba de un Peugeot y que se le llamaba Parisien del mismo modo, que a los automóviles de turismo se les dice berlina. No ha sido posible ubicar el modelo con ese nombre, tampoco, entre los Peugeot.

    [15] La fábrica Fiat abrió en 1900 y fabricó el primer año los primeros 35 automóviles de dos plazas, diseñados en 1897.

    [16] Charles Brooks (cartoonist), editorial cartoonist (1920-2011); Charles Brooks (trade unionist) (1915–1977), Canadian activist; Charles Timothy Brooks (1813–1883), American poet and Unitarian minister; Charles W. Brooks (1897–1957), United States Senator from Illinois; Charles William Shirley Brooks (1816–1874), English journalist and author; Charles Brooks, Jr. (1942–1982), murderer executed in Texas; Charles Brooks (cricketer) (1927-2002), English cricketer;Charles Andrew Brook,Ontario, Canada Births, (1869-1913); Charles William Shirley Brooks, an English writer and journalist. (1816-1874). Estos son los nombre similares encontrados en Internet: http://en.wikipedia.org/wiki/Charles_Brooks; http://www.google.es/imgres?imgurl=http://www.probertencyclopaedia.com/j/Charles%2520Brooks.jpg&imgrefurl=http://www.probertencyclopaedia.com/cgi-bin/res.pl%3Fkeyword%3DCharles%2BBrooks%26offset%3D0&h=243&w=200&sz=36&tbnid=O2NZk46TZ_yKnM:&tbnh=110&tbnw=91&prev=/search%3Fq%3D%2522Charles%2BBrooks%2522%26tbm%3Disch%26tbo%3Du&zoom=1&q=%22Charles+Brooks%22&hl=es&usg=__dfStpzH5kyOTWNpNZS51SuLXQ6I=&sa=X&ei=Z_VCT6TqGpCY1AWMnZ2PDw&ved=0CCQQ9QEwBw

    [17][7] Así se le denomina, por el Alcalde de turno de la Ciudad de Santiago de Cuba, a quién diseñó y ejecutó la Plaza de Armas de Santiago de Cuba en 1901. El mismo año, otro Jardinero europeo, titulado en la Escuela Nacional Superior de Jardinería de Versalles, remodeló la Alameda de Santiago de Chile.

    [18][8] Según su hijo mayor, había emigrado a La Habana en 1897. No obstante, solicité el número de su expediente de inmigración en 1897 y no fue encontrado ese año. ¿Con qué nombre entró a La Habana? No lo sé. Sí, que, en su matrimonio y para inscribir a sus hijos, usó su nombre oficial y aparece el nombre de sus padres, que coincide con los nombres de abuelos paternos, usados por sus hijos.

    [19][9] Es ampliamente conocido, que a Lenin le hacían un periódico Pravda en un solo números, mientras que el Pravda de circulación nacional decía otra cosa. Hasta las Hemerotecas pueden ser manipuladas con números hechos para sustituir el original. Es una alerta, en este caso y, en general, para toda investigación histórica. Del mismo modo, se llama la atención con relación a los documentos de Notaría, en los que se pueden modificar, un tanto, algunos números. Por ello, se hace necesario comprobar en más de un archivo histórico, cruzar información..

    [20][10] En este caso me refiero al Centro de Estudios Cubanos de la Universidad de Miami, en que se presentará el 21 de Febrero de 2012, un libro sobre una figura cuestionada desde mi Cátedra Universitaria, aún habiendo salido dos trabajos anteriores a éste, con cóctel gratuito de la firma Bacardí

  13. El Murciélago: más oscuridades que claridades.

    Por DR. PROF. CARY TORRES, Ensayista, Profesora e Investigadora Titular de la Universidad de La Habana con los más importantes premios de la Academia. Alias A. TUTOR, Escritora, Pintora, Poeta.

    He leído con interés el breve artículo sobre el logotipo de la firma Bacardí, que aparece en “Santiago en mí”. Sugiero al articulista informarse mejor, pues en la Biografía de Emilio Bacardi, publicada por su hija Amalia Bacardi, no dice nada parecido al articulista.
    El murciélago, según Amalia Bacardi, fue tomado de las latas de aceite vacías, que usaban los compradores de ron, cuando aún se dispensaba a granel y no contaba la fábrica con botellas ni proceso de embotellamiento.
    Facundo Bacardi Massó, de alguna forma no muy clara, se hizo de la fábrica barracón, perteneciente a un inglés, John Nunes o Núñez, que parece ser vivía en Escario entre 1ª y 2ª, donde en viviendas de su propiedad residía, en calidad de inquilinos, los trabajadores iniciales de la firma. Estos en varias escrituras notariales posteriores se le reconocen derechos especiales: la de 1862 y sucesivas.
    En los ’60 de s. XX, todavía, vivan allí personas con el apellido y relaciones de trabajo con los empleados de la primera fábrica anterior a la llegada de facundo bacardí a despachar el ron, tras la quiebra de su tienda “El Palo Gordo”. Por cierto, algunos de ellos antes de jubilarse trabajaban en la fábrica o en los camiones de distribución de las mercancías de las nacionalizadas fábricas (en 1919, se construye el primer edificio de la fábrica)

    Amalia Bacardi no puede explicar cómo llegó esa propiedad a su familia, cual si un supuesto apretón de mano pudiese sustituir la escritura y acta de compra-venta de una fábrica, que entonces eran algo más que chinchales. Hay más oscuridades que claridades en la apropiación y origen de la fortuna Bacardi, también, en su salida de 50 años de quiebra en 1912 y hasta darse emilio bacardi, el mismo año, la posibilidad de una gira por varios países siguiendo un itinerario ¿copiado?, acompañado por Elvira cape.

    Siquiera el murciélago es original.

    Me alegra ver un significado positivo de ese animal, pues es conocido como animal del infierno. Precisamente, el río que pasaba por Cuabitas, última morada de Emilio Bacardi, lleva el nombre de Infierno, según leí en un blog de ese poblado santiaguero. Por cierto, en la Valla de Gallo de Oriente, que hasta 1959 ó inicios de los ’60 funcionó, también, en Escario entre 1ª y 2ª, con el frente hacia la Avenida Victoriano Garzón, estaba llena de murciélago, y frente a casa y propiedades de Juan Núñez (en la misma acera y justo frente a la casa del hijo mayor de del Maestro y Pintor de Academia, Benefactor de Santiago de Cuba, ANDRÉ TUTOR (SEÑOR DON ANTONIO TORRES Y FLOTATS, Catalán de Cariñena). Juan Núñez era bombero y tenía cierto parecido con el tipo físico y hasta en la cara con MI PAPÁ. Pues, había sembrado un enorme ficus golden, que me es muy probable fuese plantado por su abuelo, el propietario y fundador de la fábrica de ron, quien trajo la fórmula de Jamaica.
    En Escario del s. XIX, acostumbraban a vivir extranjeros con buen poder adquisitivo, ya fuesen ingleses, franceses, catalanes, preferentemente. Por ejemplo, los Bosch salieron de Escario y llegaron a Vista Alegre (primero a Avenida de la República y Calle 5, luego, al Castillito) y casó con una Bacardi, Pepín Bosch. Todavía, quedan Bosch en Escario entre Madre Vieja y 1ª, Santiago de Cuba.

    Hay mucho que investigar y esclarecer en la vida de emilio bacardi y en la firma de Ron, hasta en la de su padre.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: