Santiago en mí

A propósito del sismo del 4 de octubre

Basta que a poco menos de las ocho de la mañana, cuando Santiago apenas se está comenzando a desperezar, tenga lugar un sismo de 5,1 grados en la escala de Ritcher, para que el centro de gravedad del día de los santiagueros se desplace hacia ese suceso. El saludo durante la jornada ya no era un “Buenos días” o “Buenas tardes”, sino un sonoro “¿sentiste el temblor?”. Y es que, desde los terremotos de Haití y Chile, los santiagueros viven un poco más sobresaltados ante cada nueva sacudida, sin importar la larga tradición que, respecto a los temblores de tierra, ha ido adquiriendo el habitante de estas tierras.

Ayer en la mañana, y prácticamente durante todo el día y noche, el tema era recurrente. Cada uno contaba su experiencia. En la TV provincial, una madre con sus trillizos a cuestas, rememoraba el susto pasado dentro del pequeño apartamento del Centro Urbano José Martí, el mismo que de seguro deben haber sentido todos los habitantes de este tipo de construcciones que recuerdan cajas de zapatos amontonadas.

Otra mujer recordaba el momento del sismo mientras sacude la puerta de cristal de su trabajo, en un esfuerzo por mimetizar el estruendo de cristales temblorosos que dieron aviso del movimiento.

En mi caso, me tocó estar sentado frente a la computadora, con la única compañía, dentro del departamento donde trabajo, de una colega que tiene pánico a estos fenómenos. Lo primero que sentimos fue un ruido que precedió al movimiento de todo a nuestro alrededor, pocos segundos después de que el rostro desfigurado por el susto de mi acompañante, me advirtiera que algo raro estaba pasando. El mirarnos y salir corriendo rumbo a la puerta fue casi un solo gesto. Mientras mi colega se acurrucaba temporalmente junto a una columna cercana, yo permanecí parado bajo el marco de la puerta. El fuerte temblor inicial tuvo una especie de mutis de apenas un segundo, durante el cual mi acompañante aprovechó para reiniciar su carrera hasta el exterior del centro, mientras yo sólo atine a mirar hacia el interior del departamento y unir, a la sensación física del movimiento, la visión de la computadora sacudiéndose por una fuerza invisible. Dicen que, en total, la tierra se sacudió durante 32 segundos.

Los próximos minutos pasado el temblor todo fue el murmullo, los comentarios, las risas nerviosas, el intercambio de experiencias. Hay quien lo sintió más por los gritos de los estudiantes en las aulas cercanas a donde trabajamos. Otros sólo pudieron percibirlos por el movimiento convulso de los cristales. Asombraba ver los rostros de quienes no lo sintieron, con una mueca que pudiera ser de fastidio por no haber sido testigos del fenómeno.

Aseguraba el reportero de la televisión territorial que el sismo de ayer es el número 40 perceptible en la ciudad de Santiago de Cuba, en lo que va de año; y el segundo de mayor intensidad, desde el ocurrido el 20 de marzo de 2010, con una intensidad de 5,6. En unos días, sin embargo, la experiencia será sólo un recuerdo entre los santiagueros…hasta que tiemble una vez más.

Nota oficial sobre el sismo aparecida en la prensa nacional

Siendo las 07:48 a.m. hora local, del día de ayer, la Red de Estaciones del Servicio Sismológico Nacional registró un sismo perceptible localizado en las coordenadas 19,86 Latitud Norte y los 75.52 Longitud Oeste, a un kilómetro al sur-sureste de Playa Cazonal, con una profundidad de 25 kilómetros y una magnitud de 5.1 en la escala Richter.

Hasta el momento se tienen reportes de perceptibilidad en las provincias de Granma, Santiago de Cuba, Guantánamo y Holguín. Este es el sismo perceptible número 40 del año 2010.

No se han reportado daños humanos ni materiales.

Anuncios

Navegación en la entrada única

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: