Santiago en mí

El asedio inglés a Santiago

Historia conocida es la toma de La Habana por los ingleses en 1762 durante la llamada Guerra de los Siete Años, que involucró, entre otras naciones, a Inglaterra, Francia y España. El hecho entre los cubanos, ha ganado, incluso, aristas caricaturescas, tales como la imagen de un simpático oficial de las tropas inglesas que, a las puertas del Morro habanero, ordena con el característico acento inglés: “whit all your guns, fire”, en uno de los inolvidables dibujos animados de Juan Padrón; o el lamento de algún humorista cuando le achacaba al criollo Pepe Antonio, defensor de la ciudad capital durante el ataque británico, el que no habláramos inglés.

Sin embargo, menos conocido resulta que, como parte del interés de Inglaterra, desde el siglo XVII, por apoderarse de la Isla de Cuba, dada la estratégica posición geográfica de la Mayor de las Antillas; Santiago de Cuba fue objeto de varios ataques ingleses, y de hecho, la ciudad y sus gentes, estuvieron muy relacionados con las escaramuzas belicistas inglesas en el Mar Caribe.

Entre 1697 y 1790, España e Inglaterra sostuvieron varias guerras, con algunos períodos de paz intermedios. Pero desde que en 1655 Jamaica pasó a manos británicas, la relación entre ambas metrópolis tuvo sus desencuentros, debido a los continuos y mutuos ataques de piratas y corsarios (de ambas nacionalidades), en el área del Caribe; y luego, al uso la isla caribeña como base británica para el envío de expediciones invasoras hacia Cuba.

En 1662, filibusteros ingleses provenientes de Jamaica, bajo el mando de Christopher Mings, tomaron la ciudad de Santiago luego de ocuparla durante aproximadamente un mes, se retiraron dejándola semidestruida.

Pero fue a principios de la década del 40 del siglo XVIII cuando Santiago de Cuba sería centro de atención del gobierno británico, con mayores intenciones que la del mero saqueo por parte de piratas y corsarios de nacionalidad inglesa.

En 1741, como parte de las acciones bélicas llevadas a cabo por tropas inglesas de mar y tierra durante la llamada Guerra de la Oreja de Jerkins, se planeó la toma de Santiago, con la idea de establecer una base desde la cual se pudiera controlar la navegación a través del Paso de los Vientos; y tomando en cuenta la distancia exsitente entre esta ciudad y la capital, lo que haría suponer que se encontraría menos fortificada. Las tropas inglesas estuvieron bajo el mando de Sir Edward Vernon y el general Thomas Wentworth, los cuales contaron con más de medio centenar de buques y varios miles de soldados. Ante la imposibilidad de tomar la ciudad por mediante ataque directo, las naves inglesas se dirigieron hacia el este desembarcaron en la Bahía de Guantánamo, con la idea de invadir Santiago por tierra. El nuevo plan establecía esta vez la construcción de una base al norte de la bahía, desde la que invadir Guantánamo y atacar más tarde Santiago.

Las tropas españolas en Santiago de Cuba estuvieron dirigidas por el Gobernador de la ciudad, Francisco Cajigal quien alistó las milicias y todas las tropas disponibles, repartió armas a los voluntarios, reforzó la guarnición de las fortalezas, pidió refuerzos al resto de la Isla, y formó varios destacamentos, con los cuales realizó un continuo hostigamiento a las fuerzas invasoras desembarcadas, con tal efectividad que obligó a los ingleses a regresar a Guantánamo, donde Wenworth estableció un campamento fortificado en espera de refuerzos.

Sir Edward Vernon sufrió costosas derrotas en su incursión en el Caribe

Continuamente asediado por las tropas del Gobernador santiaguero, e incluso por los corsarios provenientes de Santiago, las tropas de Wenworth se vieron en situación muy difícil, agravada por las enfermedades tropicales que menguaron sus filas. El 23 de julio Wentworth ya daba por fracasada la iniciativa, hecho que le valió una reprimenda por parte de Vernon. Las tropas se retiraron de la isla en noviembre, aunque la flota británica continuó bloqueando el puerto de Santiago hasta el mes siguiente. Posteriormente, el grueso de las naves regresó a la base jamaicana de Port Royal, unos pocos barcos se dirigieron al Paso de los Vientos para realizar actividades de corso, y otros fueron enviados a vigilar a la flota española de La Habana.

Esta primera etapa santiaguera de la Guerra de la oreja de Jerkins, significó destinos diferentes para los líderes contendientes. Por sus éxitos, Cagigal fue ascendido y nombrado Capitán General en 1746, mientras que Vernon, por sus continuas derrotas durante esta Guerra, se vio obligado a regresar a Inglaterra en 1742 y pocos años después fue expulsado de la marina.

Aún resentidos por las derrotas sufridas y por las pérdidas ocasionadas por la actividad de corso española (entre 1739 y 1742 los corsarios causaron a Inglaterra pérdidas por 31 millones de libras, gran parte de ellas por los de Santiago de Cuba); el 9 de abril de 1748, tropas inglesas bajo el mando de Charles Knowles trataron de forzar la entrada a la bahía de Santiago de Cuba. Sin embargo, una vez más la aventura inglesa fracasó. La respuesta dada por la artillería ubicada en el Castillo del Morro, bajo las órdenes del entonces Gobernador de Santiago, Alonso Arcos y Moreno, destruyó dos naves y dejó un centenar de muertos y el doble de heridos, mientras las fuerzas santiagueras apenas sufrían bajas.

El Castillo del Morro fue un punto clave en la defensa de la ciudad durante el ataque inglés en 1748

De esta forma se rechazaron los ataques ingleses a Santiago de Cuba, lo que sin embargo, no acabó con los afanes británicos por dominar la isla, y ya con intereses mayores (apoderarse de la Florida), logran tomar durante unos meses la capital de la isla en 1762. Pero como dijimos, ya eso es otra historia.

 

Fuentes utilizadas

  1. http://historiabelica.foroactivo.com/siglo-xviii-f22/guerra-de-la-oreja-de-jenkins-t577.htm
  2. http://en.wikipedia.org/wiki/Battle_of_Santiago_de_Cuba_(1748)
  3. http://en.wikipedia.org/wiki/Battle_of_Santiago_de_Cuba_(1741)
  4. Artículos “Historia de Santiago de Cuba” del Lic Luis Acosta Brehal aparecidos en: http://vetasdigital.blogspot.com/2007/01/historia-de-santiago-de-cuba-iii-lic.html, http://historiadesantiagocuba.blogspot.com/)

 

Anuncios

Navegación en la entrada única

Un pensamiento en “El asedio inglés a Santiago

  1. Pingback: Los números de 2010 « Santiago en mi

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: