Santiago en mí

Archivo para el día “noviembre 6, 2010”

Pablo Milanés en Santiago

El próximo lunes 8 de noviembre, alrededor de las 9 pm de la noche, la Plaza de la Revolución «Antonio Maceo» será testigo del concierto que, como parte de una Gira Nacional, ofrecerá en esta ciudad, el cantautor Pablo Milanés.

El autor de canciones antológicas como «Yolanda» y «Para vivir», ha manifestado su deseo de realizar sus presentaciones en plazas públicas para que todos puedan disfrutar por igual de su obra.

Por lo pronto, la expectativa es grande y hasta Tomas parece que decidió permitirnos el placer de disfrutar de un concierto que puede ser inolvidable.

El reconocido cantautor estará de Gira Nacional.

La Plaza Antonio Maceo será el escenario de la presentación de Pablito en Santiago

Nota: El anunciado concierto fue suspendido a última hora como señal de duelo por los fallecidos en el accidente aéreo del pasado 4 de noviembre.

Mucho ruido…

…Y pocas nueces. Así puede clasificarse el paso del huracán Tomás (hoy tormenta tropical) por esta ciudad de Santiago de Cuba. El asedio vivido desde la tarde del jueves por la ciudad santiaguera, bajo la amenazante presencia de un cielo desbordado de gris, no llegó, sin embargo, a concretarse en lluvias fuertes o intensas, tal y como presagiaba la amplia zona de nublados y lluvias que acompañaba al meteoro.

Apenas una ligeras lluvias se dejaron sentir durante la tarde-noche del jueves, mientras el viernes la ciudad mantenía una vida relativamente normal, aunque matizada por la apariencia mortecina que la ausencia del sol le regalaba a al urbe; y el presuntuosos soplo de un viento que más parecía la aventurera vanguardia del primer frente frío de la temporada que afectaba al mismo tiempo al occidente del país; que los resabios de Tomas en su tránsito por el extremo más oriental de la isla. Ya para el sábado el sol se impuso y, aunque rodeado de nubes bajas, no dejó de bañar los relieves de la ciudad, con una luz no tan ardiente como nos acostumbra durante gran parte del año.

En general las afectaciones fueron mínimas en toda la provincia de Santiago, donde sólo se reportaron penetraciones del mar en una zona tan acostumbrada a estos menesteres como es Guamá; no así en la hermana provincia de Guantánamo, donde sus municipios más orientales registraron los mayores acumulados de precipitaciones.

Una vez más parece ser que la imponente silueta del macizo montañoso de la Sierra Maestra, sirve de eficaz agente disuasivo a las furias de un meteoro; como madre sobreprotectora que abraza entre sus laderas a una ciudad que vio nacer y crecer a lo largo de casi ya medio milenio.

Por ahora Santiago escapa nuevamente a las amenazas de un ciclón tropical, y se permite incluso, el no lamentar la carencia de lluvia, toda vez que sus represas almacenan más del 95% de su capacidad embalse, gracias a las intensas lluvias del pasado mes de octubre.

Por mi parte, amante como soy de los días de abundante sol, sonrío aliviado ante la promesa de días despejados, aunque quizás extrañe un poco el paisaje de mi barrio visto a través de una cortina de lluvia torrencial; y los lamentos centenarios de mi casa en su concierto de goteras.

Navegador de artículos