Santiago en mí

Santiago de Cuba: por primera vez

A finales de julio de 1515, presumiblemente el día 25, Diego Velásquez de Cuéllar funda la séptima de las primeras poblaciones españolas con categoría de villas en la isla de Cuba. Pronto la villa de Santiago fue ganando en importancia, a lo cual no contribuyó el propio asentamiento del Adelantado y el traslado desdela primada Baracoa, en 1522, del obispado y su catedral, según indicara la bula del Papa Alejandro VI del 28 de julio de 1522. Desde entonces, la naciente villa, luego ciudad, sería objeto de notables acontecimientos y, aunque menos notables, de otros sucesos no menos interesantes que pasaron a la historia por tener lugar por vez primera en Santiago de Cuba.

Algunos de estas primicias lo fueron no sólo para la suroriental ciudad, sino que adquirieron carácter nacional. Los ejemplos pueden ser muchos, algunos los hemos señalado alguna que otra vez en este blog. Por ejemplo, según una tesis defendida por el investigador Ricardo Repilado, el Seminario San Basilio el Magno, creado en esta ciudad en la tempranera fecha de 1772, puede considerarse la primera casa de Altos estudios que funcionara en Cuba. Igualmente, en 1789 queda constituidala real SociedadPatrióticade Amigos del País, la primera de su clase en América, según recogen los historiadores. Esta primera Sociedad estaba conformada por los vecinos de la otrora villa: Deán de la Catedral, don Francisco Mozo de la Torre, don Pedro Griñán, don Pedro Valiente y otros 60 propietarios más.

Sin embargo, hoy quiero detenerme en sucesos de menor trascendencia, digamos, en aquellos acontecimientos que alcanzaron cierta resonancia en la vida diaria de los habitantes del Santiago republicano. Acontecimientos que, en mayor o menor medida, pudieran haber ejercido similar atractivo en otras ciudades del país (incluso del mundo) y los cuales han sido recogidos en admirables crónicas de la época.

Mis afanes indagatorios no presumen de excelencia. Por esto menciono tan sólo algunos breves ejemplos (seguro estoy que Uds podrían aportar muchos más) encontrados mientras ojeaba las extraordinarias hojas de las Crónicas de Santiago de Cuba, de Carlos E. Forment Rovira, y que hoy quiero compartir con Uds.

“El diablo anda en coche”

“Coche endiablado”, fue lo que pensaron muchos de los santiagueros de la recién estrenada República, cuando el 31 de mayo de 1901, vieron desandar por las calles de la urbe el primer automóvil que llegara a Santiago de Cuba. Según recoge Forment en sus crónicas de este día, el automóvil, de marca “Locomóvil”, fue traído directamente desde New York a mediados de 1890 por Charles Brooks y Galo. Era un vehículo en forma de coche, con dos asientos en su centro y ruedas con gruesos rayos de alambre como el de las bicicletas. Se impulsaba gracias a un motor de vapor mientras el conductor lo manejaba con una palanca en medio del ruido que producía al andar. Se asegura que el único trayecto que podía recorrer, por ser el mejor empedrado de la época, era el comprendido porla calle Marina, torciendo luego por San Juan Nepomuceno hacia Enramadas y desde ahí hasta el Campo de Marte. No pocas veces durante su trayecto, el automóvil fue objeto de la burla de los “muchachos callejeros” quienes no perdieron oportunidad de apedrear al endiablado artefacto.

Lástima que los cubanos de años posteriores no tenían el “afán conservacionista” de estos tiempos en que aún desandan por nuestras calles verdaderas joyas del automovilismo del siglo anterior; pues tal vez hubiéramos escuchado historias más recientes sobre los recorridos de este primer vehículo que pisara calles santiagueras.

De Santiago a la Habana, por tren.

Pudiera parecer poco relevante, pero para los habitantes del Santiago de Cuba de diciembre de 1902, la salida del primer tren de pasajeros con destino a la capital del país resultó todo un acontecimiento. Este primer viaje partió hacia la Habana el 8 de diciembre de1902 ala siete de la mañana desde el paradero dela ciudad. Esteprimer viaje se debió a las gestiones del rico canadiense Mr. William Van Horne quien, según se asegura en las Crónicas de Forment, construyó la línea férrea que enlazó las ciudades de Santa Clara y Santiago, último tramo que quedaba por completar luego de un trabajo similar que uniera a la central ciudad con la capital dela isla. Enlas crónicas de Forment, este momento queda recogido con las siguientes palabras:

“Así culmina en éxito feliz un magno acontecimiento: la comunicación terrestre entre Santiago y la Habana (…)”

Los viajes para la capital se programaron tres veces a la semana: lunes, miércoles y viernes, siempre con salida a las siete de la mañana.

Tres días después de la salida del primer tren de pasajeros hacia la Habana, en horas de la tarde del 11 de diciembre de 1902, arribaba a Santiago de Cuba el primer tren proveniente de Occidente. Se dice que una multitud fue a recibirlo en su entrada a San Luis. La locomotora venía adornada con las banderas cubana y norteamericana.

El deporte también hizo historia

El 23 de julio de 1905 se recoge como la fecha de celebración del primer partido de fútbol en Santiago de Cuba. Para el mismo se conformaron dos equipos: el Club “Azul” y el Club “Amarillo”. Aunque no se recoge el marcador final sí se asegura que el encuentro fue ganado por el segundo con el equipo integrado por: Radamés Covani, Juan F. Limonta, Luis Giraudy, Eduardo Douglas, Santiago Castellví, Ambrosio Grillo, Andrés Douglas, Cristóbal Desquirón, Guillermo Castellví, José Prats y Ángel Moya.

Caminar de noche por Santiago

Enramadas de noche

Fue este uno de los principales beneficios de la inauguración del alumbrado público eléctrico, ocurrida el 22 de enero de 1908. Para ponderar la importancia de este acontecimiento de en la vida de los santiagueros de entonces, basta citar la primera frase con la que Carlos Forment recoge en sus Crónicas el acontecimiento: ¡Por fin! Esta noche se inaugura el servicio del alumbrado público eléctrico.

Hasta esta fecha, en Santiago de Cuba se venía utilizando, para este fin, el petróleo. Antes, la iluminación nocturna de la ciudad se había resuelto de disímiles maneras: anteriormente a 1857 se utilizaba el aceite de coco; luego se comenzó a utilizar gas hidrógeno, sistema que llegó a contar con 612 farolas en toda la ciudad y con un depósito enla calle Lambton Lorraine(Cristina). Para 1862 el Ayuntamiento no podía pagar el gas y fue entonces cuando se comenzó a utilizar el petróleo, para lo cual se estableció un contrato con Francisco Sabas Castillo a quien se pagaba 22 000 pesos anuales y contaba de 800 farolas.

El nuevo sistema eléctrico, aunque en sus inicios adoleció de muchas deficiencias, permitió observar una ciudad bien iluminada. La noche de su estreno muchas familias salieron a pasear por la ciudad, especialmente porla calle Enramadasque era la más alumbrada, así como porla Alameda Michaelsen, que era entonces, sin duda, el paseo más concurrido de la ciudad.

En los primeros momentos también se recibieron muchas protestas pues los pobladores de los barrios más lejanos también abogaban porque se les instalara el servicio de alumbrado público eléctrico “en cantidad”.

No todo “lo primero” fue bueno

Tiempo atrás dedicamos en este blog una entrada al desarrollo del sistema de tranvías en la ciudad de Santiago de Cuba. E aquella oportunidad hicimos mención a alguno de los matices negativos que marcaron el paso de estos vehículos por la anatomía de la urbe santiaguera. El 14 de febrero de 1908, apenas a una semana de inaugurado el servicio tiene lugar ¡El primer choque del tranvía!. El incidente ocurrió en horas de la tarde en Pozo del Rey o Camino del Caney (hoy, Avenida Victoriano Garzón) entre el coche de alquiler conducido por Ramón Herrera y el tranvía nro 4 cuyo motorista era Francisco Gómez García. La causa del accidente, que no tuvo mayores consecuencias que el susto, se debió a que, cuando los caballos que tiraban del coche de Ramón Herrera se espantaron al transitar al lado del tranvía.

Como todo lo nuevo, este primer accidente fue de inmediato sobredimensionado por la aún asombrada población quienes comentaban el peligro que significaba la “excesiva velocidad de los tranvías cuando andan a los nueve puntos”

El Hotel Casa Granda, casi una centuria.

Majestuoso se alza todavía, en la esquina de las calles San Pedro y Heredia, el Hotel Casa Granda, uno de los más bellos de la ciudad; proyecto del arquitecto santiaguero Carlos Segrera Fernández (gestor de muchos de los más hermosos edificios en la ciudad de Santiago de Cuba) y que fuera edificado por los contratistas Amigó y Hermanos. Desde su terraza es posible admirar gran parte del Santiago “antiguo”.

Vista del Hotel Casa Granda. A su lado, el antiguo Club San Carlos

Este edificio fue inaugurado el 10 de enero de 1914, propiedad de la compañía del ferrocarril de Cuba, consta de cuatro piso. El primer pasajero que se hospedó en el mismo fue el agente de automóviles Overland, Edgard Rochette. El día de la inauguración, el señor Prudencio Bravo, administrador del Hotel, obsequió a los periodistas con un refrigerio y en la noche se organizó una elegante recepción y se sirvió la primera comida en su restaurant.

 Como ven, sólo recojo algunos de los hechos curiosos que pasaron a la historia por su primicia en esta ciudad de Santiago durante la primeras dos décadas de vida dela naciente República.Sinembargo, muchos más se fueron incorporando a este extraño catálogo de primicias. ¿Se deciden a proponer algunos más?

Anuncios

Navegación en la entrada única

2 pensamientos en “Santiago de Cuba: por primera vez

  1. Pingback: La historia bajo el asfalto « Santiago en mi

  2. Pingback: Desempolvando centros de educación en Santiago de Cuba « Santiago en mi

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: