Santiago en mí

Santiago en metamorfosis

El verano enrumba su proa hacia mar abierto dejando una estela de agobiante calor. La ciudad retoca sus colores bajo los fulgores indiscretos del sol santiaguero, que roba sombras a las casas y savia a los transeúntes.

Como un lubricado mecanismo de relojería, el verano anuncia la metamorfosis de una ciudad que comienza a vivir a otro ritmo. Como brotes que renacen de entre las adormecidas esquinas santiagueras, varios puntos de la urbe oriental retoman oficios estacionales y sólo entonces adquieren para los habitantes de estas sinuosidades, un verdadero sentido y trascendencia, como si sólo fueran reales durante estos breves (muy breves acaso) meses de estío.

Las calles trastocan sus funciones y sentidos ante el apurado alzar de quioscos, tarimas, tenderetes, presagios de un carnaval que cada año despierta planes, rabietas, desesperos y no pocas lágrimas; mientras rezongan algunos por el constante desvío del tráfico que alegra a otros por acercarle el camino a casa.

Santiago está en verano. Si alguna duda quedara sólo basta fijarse en el andar apresurado de su gente; prestar atención a las conversaciones; a los planes que nacen con una celeridad espantosa; el ir y venir de los niños; el rostro circunspecto de los jóvenes previo a los últimos exámenes, reflejo, quizás, de las enrevesadas elucubraciones en las que define, más que su futuro, el tiempo que le resta para disfrutar de un buen chapuzón en la playa; el retorno de las multitudes al “Palo del Aura” a la caza de los camiones que inundan por estos días el litoral más cercano a la ciudad.

Hacen eco en las gastadas fachadas de la urbe, las notas de una corneta china que ni bien acaba de quemar al diablo en la Alameda, y ya rige los pasos de congas y comparsas que ensayan entre el secreto a voces de sus barrios para competir por el galardón en los coloridos desfiles de las noches carnavalescas de Garzón.

En Santiago es verano, y para quien guarda en sus piernas el sabor de una caminata por sus ruas onduladas, es como decir que Santiago está de fiestas.

Preparativos del carnaval en Garzón. Foto: Miguel Noa Menéndez.

Preparativos del Carnaval en el Reparto Sueño. Foto: MIguel Noa Menéndez

Prparativos de los carnavales santiagueros. Foto: Miguel Noa Menéndez

Anuncios

Navegación en la entrada única

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: