Santiago en mi

Archivo para el día “octubre 21, 2011”

Panamericanos

Intento disfrutar por estos días de mis vacaciones, tantas veces pospuestas; y resulta que, sin proponérmelo –como sí he hecho en otras ocasiones en las que eventos como el Mundial de Fútbol, o la más recientemente disputada Copa América de Fútbol me ponen a sacar cuentas y hacer malabares con mis descansos para poder sentarme frente al TV en casa, no sin antes cierta dosis de trabajo psicológico con las mujeres del hogar en la eterna lucha deportes-novelas–; hago coincidir mi descanso con la celebración de los XVI Juegos Panamericanos en la ciudad de Guadalajara, México.

Para el deporte cubano estos juegos resultan la principal competencia del año y el reto, hoy más que nunca, de luchar por mantener un ya histórico segundo puesto en el medallero general. La tarea no resulta fácil y ha traído el pesimismo para no pocos cubanos quienes buscan conexiones por todos lados con tal de defender la tesis (no soy quien para decir si cierta o no) de la existencia de una crisis en el deporte cubano.

Hoy día 21 de octubre se juega la séptima jornada y justo me percato que, aún cuando no han comenzado los principales deportes que atraen mi atención, la transmisión de los eventos deportivos me han absorto de tal manera que apenas veo el rostro a la ciudad.

Pero creo eso le sucederá a muchos que por estos días andan soñolientos por las calles santiagueras, con los párpados caídos luego de una maratónica jornada hasta entrada la madrugada, en busca de no perderse los principales detalles de los juegos. O se darán un salto hasta la Peña de la Plaza de Marte con su Puesto de Mando de los Juegos Panamericanos, para con un simple ¿y qué?, recibir la disertación sobre la jornada en curso.

Otros optarán por hacerse los de la vista gorda, tratando de demeritar alguna que otra actuación pero preguntando (como quien no quiere las cosas) por cada resultado: celebrando en su interior cada triunfo y vociferando ante cada nueva derrota (esperada o no) para resaltar hipótesis lacerantes.

Muchas emociones ya se han vivido: la muy buena actuación del voleibol femenino, las medallas de los taekwandocas que una vez más ganan el torneo panamericano, el paso arrollador de los luchadores grecorromanos, las históricas medallas en la natación y el badminton. Otras actuaciones quizás han quedado por debajo de los esperado, pero aún resta mucho camino por andar y ya Cuba demostró que en un abrir y cerrar de ojos puede remontar posiciones (al momento en que escribo esto nos ubicábamos en la quinta plaza empatados con México y a sólo tres títulos de Brasil).

Mientras tanto, Santiago “tendrá que disculparme” el poco caso que le hago (aún cuando insistentes amistades me roben uno que otro sábado a un concierto en la sala Dolores o el reencuentro con la Peña Mambisa de Aquiles Jorge esté a punta de tiro el próximo viernes). Ahora es tiempo de deportes y la ciudad, al menos para mí, se reduce a las “cuatro paredes” de mi casa.

Santiagueros participantes en los XVI Juegos Deportivos Panamericanos Guadalajara 2011

 

Navegación de entrada

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.926 seguidores