Santiago en mí

A horas de la visita del Papa

En medio de una tensa calma amaneció hoy Santiago. Quizás esa sensación se ve reforzada por las calles huérfanas del habitual trajín del transporte urbano y del uniformado apuro de niños y niñas que van a la escuela; transporte y escuela que hoy se acogen a itinerarios y horarios especiales ante la eminente llegada del Papa Benedicto XVI a esta ciudad. En el ambiente se respira la solemnidad de las horas que se habrán de vivir. Mientras tanto, a las orientaciones ofrecidas por la Gaceta de Cuba sobre las modificaciones del régimen laboral en las provincias Santiago de Cuba y La Habana, durante los tres días que permanezca el Sumo Pontífice en nuestro país, se unen las que cada provincia tomará por separado para garantizar el éxito de la esperada visita, cuyo momento clímax tendrá lugar con la celebración de sendas misas en las Plazas de la Revolución “Antonio Maceo” y “José Martí”, de las respectivas urbes.

El pasado sábado la prensa provincial dio a conocer las medidas tomadas para el aseguramiento del importante acontecimiento. Así mismo, divulgó una infografía que muestra los planos organizativos de la misa a celebrarse este lunes 26 de marzo, evento al cual se espera que asistan centenas de miles de personas.

Durante las próximas horas deben ir llegando a la ciudad caravanas de ómnibus que transportan personal de varias provincias del centro y oriente del país, en bloques que se calculan en decenas de miles y que ocuparán un lugar privilegiado de la amplia plazoleta frente al presbiterio alzado en el histórico escenario, justo detrás de las más de 3 mil sillas que acogerán a igual cantidad de invitados. Se espera igualmente que otro número importante de personas ingresen a la urbe a través del ferrocarril y por medios propios.

Los centros laborales también se sumarán al movimiento organizativo; algunos cesan sus labores mientras otros vivirán media jornada de trabajo, para permitir que los interesados puedan tomar las medidas pertinentes para asistir a la misa que dará inicio a las cinco y treinta de la tarde. A finales de la semana anterior quedaron inaugurados los Centros de Prensa donde más de 700 periodistas de una treintena de países cubrirán minuto a minuto los acontecimientos que se desarrollen en Santiago de Cuba y La Habana.

Otras medidas, quizás menos mediáticas se han ido tomando, a veces, en medio de incomprensiones y gestos de sorna que intentan minimizar lo que pudiera parecer a todas luces un extremismo. Entre ellas, las afectaciones a la navegación por Internet en las universidades, en las cuales, desde este sábado, permanecemos ajenos a todo el movimiento que, precisamente a través de la red de redes, tendrá como centro a nuestra ciudad y pondrá a Cuba, una vez más, en el centro de atención de la prensa mundial.

Pero, como dije en una entrada anterior, y parafraseando a uno de los dibujos animados de “Elpidio Váldes”… “todo por el Papa”. Ya llegará el momento de escribir la crónica personal, aún cuando no sea uno de los que estoicamente llenará la Plaza y asista, desde la comodidad de mi hogar, a otro de los momentos relevantes de la historia de nuestro país. Hasta entonces, “filtro” estas palabras desde mi correo electrónico, conciente de posibles carencias estéticas y de la molesta coletilla de “ESET Smart Security”. Espero que los lectores de esta entrada sepan disculparla. Prometo luego darle un mejor formato.

 

Anuncios

Navegación en la entrada única

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: