Santiago en mí

De calles santiagueras…una vez más.

Por José Antonio Tejera[1]

El tema de las calles santiagueras es algo como para no terminar nunca. Y es que las mismas tienen características especiales tanto en su conjunto como individualmente, lo que las hace poseedoras de una gran cantidad de historias para ser contadas. Historias que nos hablan de nuestro pasado forjador del presente y anticipo del futuro, Por ello, hoy vamos a referirnos a una de ellas. Ya en otras ocasiones hemos tocado el tema de que nuestras calles tienen por lo general dos nombre, el moderno y el antiguo y que por lo general, con raras excepciones, prevalece el antiguo. Es casi cotidiano que hablemos de Enramadas y en muy pocas ocasiones de José Antonio Saco. Pero lo mejor de todas estas situaciones es adentrarse en el origen de algunos de estos ancianos nombres. Por ejemplo, y ya que estamos en el tema, ¿de dónde surge lo de Enramadas?

Pues mire, esta calle primero se llamó “Calle Ancha” y luego fue que tomó el nombre de “Enramadas”, porque como era la principal calle que recorría la procesión de “Corpus Cristo”, en dichas ocasiones los vecinos acostumbraban a colocar en sus puertas enramadas de coco y palmas y ellas permanecían todo el año. Hay un dato interesante que puede dar luz en relación al nombre: Hay un escritor costumbrista de la época que tiene un trabajo titulado “Santiago en1800”en el que dice que en aquellos tiempos no se entoldaban las calles, porque todo lo cubrían las enramadas que costeaban los vecinos de las mismas arterias. ¿Qué les parece? A causa de ello es que, la que hasta un cierto y determinado momento fue “Calle Ancha”, pasó a llamarse “Calle de las Enramadas” dejado en el olvido el nombre anterior. Pero, como es Santiago de Cuba, hay otro dato de interés. La loma que se encuentra entre Reloj y San Agustín, era llamada  “Cuesta de las Carretas”. Pero no sólo de esa forma, no se sorprenda: Como quiera que las casas de la acera norte estaban situadas a más de ocho metros de altura sobre el nivel de las calles y formaban un gran paredón, el tramo  era también conocido como “Loma de la Pared”. Si usted se fija, en la actualidad hay varias casas justo en ese pedazo que están a una gran altura con relación al nivel de la calle, que por cierto,  fue empedrada en mil ochocientos cuarenta y cinco.

Un detalle curioso más. En la esquina de Enramadas y San Bartolomé, estaba establecida la picota, donde se castigaba a los delincuentes, en su inmensa mayoría esclavos. En el mismo lugar existía una tabaquería que también recibía el infame nombre que a su vez se le otorgaría a dicha intersección de calles, que entonces se convertía en “La esquina de la Picota”. Por cierto, la picota fue suspendida en mil ochocientos cuarenta y ocho.

Un dato más sobre la tal vez más popular de nuestras calles. Después de la Plaza de Marte era considerada como otra y era llamada por sus vecinos “Calle General Espartero”. Hoy sí mantiene el nombre de José Antonio Saco. ¡Y los santiagueros le siguen llamando “Enramadas”!

 


[1] Lic. Juan Antonio Tejera Calzado (31 mayo 1941-)

Gradudado Licenciatura  en Física/ Universidad de Oriente. Graduado Comunicaribe Course. West Indian University. Escritor y Director Programas de Radio. CMKC y CMKW, Santiago de Cuba, Radio Guantánamo y Radio Tunas. Escritor Programas de TV. Tele Turquino. Redactor Revista Excelencias Turísticas del Caribe. Sección Historia y Etnologías. Publirreportajes. Redactor Director Revista Correo Bautista. Coordinador del Taller de Comunicadores Sociales “Caribe2000”. Festival del Caribe (18 ediciones). Secretario de Relaciones Públicas e Internacionales Comité Gestor Asociación Cubana de Estudios del Caribe. Miembro de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC). Miembro Fundador del Ateneo Cultural Lic. Antonio Bravo Correoso. Premio Nacional de la Radio 1984. Premios Caracol UNEAC 1992, 1994. Miembro del Comité Organizador Premios Caracol Santiago, 2005, 2006, 2007, 2008 Decenas de Premios Provinciales dela Radio. Colaboradordel Boletín Cultural “Atenea”. 2001. Conferencista y Moderador de la Exposición y Taller de Religiones Afrocubanas. Santiago de Compostela. 1999. Investigador de Religiones Afrocubanas. Colaborador del Programa Imágenes Afroamericanas. Radio Nacional de Venezuela. Colaborador de la Casa del Caribe. Escritor y Director del Programa Históricos santiagueros. Estampas y La Ciudad te Cuenta. Creador de más de veinte programas dela radio. Presidentede la Comisión de Calidad y Consejo Artístico dela Radio. CMKW.Reconocimientosde organismos: Poder Popular, UJC, Dirección de Artes Escénicas, Casa del Estudiante Casa de las Tradiciones, ANAP, Dirección de Deportes, etc. Profesor curso formación escritores. Coordinador del Concurso Fotográfico “Mujeres de Hoy”. Realizador de Videos y CD-Rom. Grupo Cuba-Italia. Conferencista en la Asociación de Mujeres Latinoamericanas. Berlín. 1999. Conferencistas Curso Verano Universidad Davis-Casa de las Américas. Coordinador de Taller UC Davis-UNEAC Santiago. Cultura Afrocubana. Conferencista. Miembro de la Comisión de Calidad dela Radio. Vicepresidente Asociación Cine, Radio, TV UNEAC.

 

Anuncios

Navegación en la entrada única

5 pensamientos en “De calles santiagueras…una vez más.

  1. Gracias por ese paseo por la historia santiaguera, sobre todo para quienes no somos de allá, pero con mucho interés por conocer mejor esa ciudad mágica que contiene elementos importantes de la historia arquitectónica de América. desde Ecuador un fraterno saludo. Arq. Ximena Idrobo

  2. Hola Ximena: Muchas gracias por el comentario. Me gusta saber de su interés por Santiago de Cuba, en especial su arquitectura que en verdad guarda aún muchas marvillas, aún cuando algunas lamentablemente se están perdiendo en el olvido.
    un saludo desde esta tierra caliente
    Noel

  3. Anónimo en dijo:

    Curioso y ameno este artículo, que nos permite conocer algo más de la larga y rica historia de Santiago.

  4. Un detalle curioso más. En la esquina de Enramadas y San Bartolomé, estaba establecida la picota, donde se castigaba a los delincuentes, en su inmensa mayoría esclavos. En el mismo lugar existía una tabaquería que también recibía el infame nombre que a su vez se le otorgaría a dicha intersección de calles, que entonces se convertía en “La esquina de la Picota”. Por cierto, la picota fue suspendida en mil ochocientos cuarenta y ocho.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: