Santiago en mí

Cines santiagueros (I)

cine Cuba en reparacionesPor Juan Antonio Tejera

¡Cómo cambian los tiempos! Hasta fecha relativamente reciente usted podía parar a una persona en medio de la calle y preguntarle acerca de la película de estreno de esa semana proyectada en el Cuba, en el Oriente o el Aguilera. La respuesta en un noventa por ciento de los caso era certera. Esa persona había asistido al cine. ¿Los tiempos? ¿Los cambios? ¿Cómo? Ahora si usted pregunta por “los cines”, es posible que reciba una sonrisa por respuesta. Claro se trata de revertir esta situación y poner a funcionar algunos más ya que en estos momentos, sólo hay uno: El Rialto. Entonces, se ha perdido la costumbre santiaguera de asistir a los cines elegantes o a los de barrios. Ir al cine era una función social de lo más divertida. Si se trataba de los de lujos, era cuestión de ponerse todos los trapos. A los de barrio, Capitolio, Maceo, Estrada Palma. Encanto, Maxim, en los cuales un poco más tarde se proyectaban las mismas películas, se podía ir mucho más informalmente vestido: ¡Hasta en cutaras asistían algunos y algunas, cosa que no era siempre bien recibida como sucede ahora y con un cartucho con golosinas para comer mientras disfrutaban las películas! ¡Cañandongas llevaron alguna vez al cine! Y era además, rincón de los enamorados, de los novios furtivos, del primer beso de amor o del primer cigarro. Y los comentarios en voz alta sobre lo que sucedía en el desarrollo de la “película”, que en los tiempos a los que me refiero no se había inventado la palabra “filme”. Y el esperar que se detuviese la proyección para que se oyera una estentórea voz con un: ¡Cojo, suelta la botella! Pero el cine, con sus encantos, volverá a esta ciudad de maravillas.

 

Nota: La foto que encabeza este entrada muestra las labores de reparación del Cine Cuba, en la céntrica calle Enramadas.

Anuncios

Navegación en la entrada única

Un pensamiento en “Cines santiagueros (I)

  1. canario en dijo:

    Sí, don Antonio, ¡cómo cambian los tiempos! Por Cuba y por todos lados, como aquí en Canarias, Archipiélago donde ha desaparecido las inmensísima mayoría de estos negocios y lugares de ocio: la tv, el vídeo, internet… han sido sus “asesinos”… No creo que sea posible ya “resucitarlos”, revertir esa tendencia hacia la muerte y la desaparición.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: