Santiago en mí

Menú a base de “platos fuertes”

Difícilmente un nutricionista recomiende una dieta basada estrictamente en “platos fuertes”; pero estoy convencido que hasta el más conservador de ellos hubiera sido el primero no solo en aconsejar, sino también en degustar del menú ofertado por el trovador José Aquiles en la más reciente edición de la popular Peña del Menú, aunque en esta ocasión la habitual carta diera paso a un desfile de exquisitos manjares y atentara contra el abece de la nutrición.

José Aquiles. Foto: Juventud Rebelde

José Aquiles primetió una “peña bonita” y así fue.

“Va a ser una peña bonita”, advirtió desde el comienzo el laureado cantautor; pero creo que la modestia le nubló el sentido. No sólo fue bonita, sino conmovedora, sorprendente y de muy buen gusto.

Tal y como prometió en el cierre de la peña del mes anterior, esta edición del primer sábado de agosto estuvo dedicada a los matrimonios afines en el arte, específicamente en la música.

Para la ocasión Aquiles convocó a varios matrimonios y familias conformadas por destacados músicos santiagueros quienes aceptaron el reto de unir sus talentos y, de forma excepcional, regalar a los presentes emotivos momentos musicales.

Así, por el hermoso espacio del patio interior del Centro Cultural Francisco Prat Puig (antiguo Seminario San Basilio el Magno) desfilaron: Ernesto Camacho y su esposa Annali Salazar (flautista), quienes unieron sus voces en la interpretación de dos hermosas piezas de la autoría de Camacho; Ernesto Valera Alarcón (percusión) e Indira Vallejo (guitarrista) en la interpretación de una milonga; la familia conformada por Tony Rodón y Tamara Blanco Ferrer (flautista), con destaque especial para la pequeña Aisha, quien hizo las delicias de los presentes con su manejo de las maracas; José Aquiles, a quien se unió su esposa Mercedes González, flautista de la Orquesta Sinfónica de Oriente; y el espectacular cierre de la familia conformada por los percusionistas Wilfredo Fuentes y Maria Mercedes, junto a sus hijos Orlando y Wilfredito.

En el centro de esta vorágine de amor y talento, el momento especial de la noche estuvo dedicado a Felix Valera Miranda y Carmen Alarcón, una pareja enlazada en la vida y en el arte durante más de 47 años y artífices de la popular agrupación “Familia Valera Miranda”

Felix Valera Miranda. Foto: Musilla Traviesa

El músico Felix Valera Miranda y su esposa Carmen Alarcón, fueron los invitados especiales del Menú.

Anécdotas, recuerdos, risas, nos acercaron a la vida y obra de un matrimonio que desde que se graduaron como parte de la primera de la Escuela de Instructores de Artes creada en 1961, han compartido el amor por la familia, la educación artística, la música y Santiago de Cuba.

De lujo, sin dudas, la más reciente edición de la Peña del Menú, donde todavía quedó tiempo para disfrutar de las ocurrencias del escritor, poeta y promotor literario Reinaldo García Blanco; y enterarnos que el menú del mes de septiembre promete nuevas emociones, al estar dedicada el recién fallecido trovador santiaguero José Antonio Nicolás Zorrilla.

Con jornadas como estas no es difícil comprender el por qué de la popularidad de un espacio como la Peña del Menú. Entiendo que para el equipo productor de la misma, encabezado por José Aquiles, cada nueva edición es un reto, la necesidad de no ser menos que la anterior.

Hasta ahora, me parece que lo van sorteando extraordinariamente.

Anuncios

Navegación en la entrada única

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: