Santiago en mí

Archivar para el mes “septiembre, 2012”

El Café Concert regresa al barrio en Homenaje a Frank País

Por estos días llueve sobre la ciudad. Ora fina llovizna, ora chaparrón implacable; los santiagueros viven estas jornadas con los ojos al cielo, adivinando el momento exacto en el que habrán de aflorar paraguas, o el portal más cercano para escampar.

Pero pareciera que la vida se trastoca en Santiago de Cuba por la amenaza de lluvias. Nada más alejado de la realidad. La ciudad sigue su curso, acaso más agitado por las prisas, pero no rehuye a las costumbres.

Quizás por eso a nadie pasó por la cabeza la posibilidad de que el Café Concert “Virtud y Conciencia”, que organiza el guitarrista concertista Aquiles Jorge cada último viernes de mes, no se realizara. Y más. Quizás por ese apego a las costumbres; Aquiles presumió de osadía y trasladó su habitual peña fuera de su recinto del antiguo Ayuntamiento de la ciudad, para ofrecerla en un espacio extraordinario: la calle San Bartolomé entre Trinidad y Habana; frente a la Casa Museo Frank País García.

Así que el Café Concert, como aquel primigenio de la emigración franco-haitiana en el Tivolí, regresó a los barrios, esta vez, al populoso Consejo Popular Los Maceos, donde está enclavada la casa que vio nacer a uno de los más intrépidos revolucionarios cubanos. (Y solo allí uno se percata de cuan enlazadas estuvieron la vida de Frank y Maceo, no sólo ya por las coincidencias de fechas e ideales, sino por la cercanía de ambos hogares).

El motivo escogido para la realización de esta edición del Café… en este sitio fue, al decir de Aquiles Jorge, homenajear el Aniversario 52 de los CDR (Comité de Defensa de la Revolución); pero también pudo ser el celebrar la reinauguración de la Casa Museo, como parte del Complejo Histórico de la Lucha Clandestina; constituido además por la Casa de Doña Rosario (madre de Frank País) en el Tivolí, el Museo de la Clandestinidad, y el Centro de Investigación sobre la Lucha Clandestina; como bien explicó la Dra.C. Maricel Coloma, directora de esta última institución.

Aquiles JOrge con brazalete del 26-7

Durante la Peña Aquiles Jorge portó un brazalete original del M-26-7

Y como especial fue el sitio, especial también fue la tarde; desde el propio inicio en el cual Aquiles Jorge volvió sobre la guitarra con su pieza Patria (otrora Himnos), portando sobre el brazo izquierdo, uno de los brazaletes originales identificativos de los integrantes del Movimiento 26 de Julio.

Además de las presencias habituales de Juan Antonio Tejera, con sus crónicas de ciudad, en esta ocasión dedicada a esos nombres antiguos de las calles y sitios santiagueros; y del Dr. Ricardo Odelín, con sus increíbles crónicas martiana; la jornada contó con momentos de lujo.

Por un lado la actuación de la joven solista Giselle Lage, acompañada a la guitarra por el trovador Fernando Guerrero, quienes interpretaron el bolero “Historia de un amor” y el tango “Volver”; ambas canciones, favoritas de Frank País en sus años mozos. Por su parte, Fernando aprovechó la ocasión para regalar a los presentes una de sus composiciones: “Si tú”.

Giselle y Fernando

La joven solista Giselle Lage y el trovador Fernando Guerrero

El cierre no pudo ser mejor para una tarde en que asiduos a la Peña y vecinos del lugar fueron cómplices. La actuación del multipremiado Orfeón Santiago brindó un sello de distinción difícilmente igualado en otras oportunidades.

La interpretación de tres obras (“Desolación”, de Matamoros; “El que siembra su maíz”, de Ignacio Piñeira y “Juramento” de Matamoros), bastó para reafirmar la calidad interpretativa de esta institución santiaguera.

“Otra raya más para el tigre”, cabría decirle a Aquiles Jorge, quien ya nos va acostumbrando a formar parte de sus “memorables locuras”. Así que, para el mes de octubre, cuando ya se promete la celebración del Día de la Cultura cubana, se presagian nuevas emociones.

Reconocen obra de jóvenes realizadores cubanos

Santiago de Cuba, 26 sep. La creatividad y los códigos novedosos en la comunicación radial, fueron distinguidos con la entrega de los galardones en el XXII Taller y Concurso Antonio Lloga in Memoriam.

Creación y sentimiento en la radio joven cubana

Entregan Premio Maestro de la Radio a Noel Pérez y Manuel Andrés Mazorra en clausura del “Antonio Lloga in memoriam”

El jurado, compuesto por Iván Pérez y Manuel Andrés Mazorra, Premios Nacionales de Radio en 2011 y 2012, respectivamente, y Salvador Virgilí, director de programas en la emisora provincial CMKC, decidió otorgar el máximo reconocimiento al documental “De hueso y Papel”, de los estudiantes Eduardo Cedeño y Esperanza Castellanos.

En 13 minutos, nos propusimos hacer un acercamiento a la persona y obra periodística de Reinaldo Cedeño y a los avatares de su profesión, a través de una historia de vida, dijo Cedeño.

Argumentó que resulta muy significativo que siendo  alumnos universitarios de cuarto año, ganaron en un concurso  donde se presentaron 120 materiales de artistas de todas las emisoras de Cuba.

Momento especial de la noche de este martes, fue la entrega de la distinción Maestro de la Radio al locutor Noel Pérez y al director de programa Manuel Andrés Mazorra, por la impronta de ambos creadores en el medio sonoro en el país y a las nuevas generaciones.

Mazzorra dijo sentirse agradecido y acotó que el reto de los jóvenes artistas está aprovechar aún más las tecnologías, y señaló que en la actualidad no es suficiente dominar una especialidad, sino que deben ser a la vez periodista, editor y musicalizador.

De la radio a la radio, material que propone un recorrido por la historia del medio en Santiago de Cuba, se alzó con los lauros de mejor locución femenina, guión y el premio que otorga la Familia Lloga-Domínguez.

En el apartado de actuación masculina resultó vencedor Renato Arza, de la estación santiaguera CMKC, y en realización de sonido Darian Hernández, por el programa Cable a Tierra, de la emisora municipal de Songo La Maya.

La XXII edición del evento, ratificó el certamen como uno de los más importantes en el mundo radiofónico en la nación, espacio donde los profesionales muestran el nivel alcanzado en su desarrollo.

Antonio Lloga Simón, inspirador del encuentro competitivo, creó en 1968 el primer noticiero infantil en el territorio, fundó círculos de interés para niños y jóvenes y se destacó como actor y guionista en Santiago de Cuba.

Desempolvando centros de educación en Santiago de Cuba

Resumir a una tarde más de 490 años de historia de la educación en Santiago de Cuba es un reto sumamente difícil. Los organizadores de la Peña Cultural “Desempolvando” decidieron asumirlo y dedicaron su más reciente edición a desempolvar los centros de enseñanza en esta ciudad. Sin embargo, la magnitud de la tarea les cobró factura.

Si bien el espacio confirmó una vez más su validez para rescatar del olvido historias, anécdotas que reafirmar el papel de la séptima de las villas cubanas en la formación de una nacionalidad; su rol imprescindible en la historia de Cuba; también evidenció que es un riesgo enorme el asumir un proyecto para la promoción de la labor científica de una institución como el Archivo Histórico Provincial de Santiago de Cuba, sede de la Peña, sin caer en el mero discurso histórico, más allá de cuán interesante pueda resultar. Hay que tener en cuenta que (aunque a su anfitrión no guste la definición) “Desempolvando” es una Peña Cultural donde el aspecto artístico debe lograr un equilibrio armónico con el apartado informativo.

De eso precisamente adoleció la edición del pasado viernes 21 de septiembre. Si bien se logró convocar a especialistas de relevante trayectoria y vastos conocimientos sobre la temática, que contribuyeron a la profundización y descubrimiento sobre la historia de la enseñanza institucionalizada en Santiago de Cuba; el apartado artístico no alcanzó los mismos niveles, más allá de estar en concordancia con el tema central de la Peña.

Así, no me pareció muy “feliz” la presentación de jóvenes estudiantes de centros de enseñanza artística (o no), como únicos protagonistas de la tarde. Más afortunado, pienso, hubiera sido la presentación de músicos profesionales que, a su vez, se destaquen en la docencia. Quizás, incluso, la combinación en el mismo escenario de maestros y alumnos, lo cual también hubiera cumplido con las exigencias del tema.

Pero concentrémonos entonces en lo relevante de la tarde.

Para mí, como estoy seguro para muchos de los presentes, la más reciente edición de “Desempolvando” estremeció emociones, desató curiosidades y alimentó un poco más esa pequeña pasión por una ciudad que nunca se cansará de sorprendernos.

La presencia del Dr.C Giovanni Villalón García, pedagogo y especialista en Comunicación Social en la Delegación Territorial del Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente (CITMA), autor de la “Cronología de la Enseñanza en Santiago de Cuba”; y del Padre Joan Rovira, Rector del Seminario San Basilio el Magno; fueron muy acertadas y agradecidas, dado el amplio conocimiento mostrado por ambos y la pasión por la investigación.

Entre ambos nos permitieron adentrarnos en una historia que se remonta a 1522 (apenas siete años después de la fundación de la villa), fecha en la cual queda constancia de la primera solicitud de la iglesia santiaguera para la creación de un colegio en esta ciudad. El 8 de marzo de 1523, la séptima villa ya cuenta con su primera escuela (la primera de Cuba), la cual comienza a funcionar de forma oficial, el 28 de abril de ese propio año.

A partir de ese momento, otras primeras veces matizarán la historia de la enseñanza en Santiago de Cuba: como el primer maestro cubano (santiaguero), Miguel (de) Velázquez o la que todavía muchos consideran la primera Universidad cubana, el Colegio Seminario San Basilio el Magno.

Sobre esta última un testimonio invaluable de su actual Rector, el padre Joan Rovira, autor, junto a la historiadora Olga Portuondo, del libro “El Colegio Seminario San Basilio el Magno”. Esta insitución, que hoy tiene su sede en la Loma de los Desamparados, en la calle San Fernando se fundó en 1722 y desde entonces se ha asentado en diferentes sitios de la ciudad, siendo los más recordados el actual Centro Cultural Francisco Prat Puig y el del poblado del Cobre, inaugurado en 1931.

Poco a poco, y a veces con más premura de la merecida, se hizo un recorrido por varios de los principales centros de enseñanza de Santiago de Cuba: el instituto de segunda enseñanza (1864); el colegio Dolores (1913); la escuelita Spencer para niñas, herederas de la primera bandera cubana que cubrió los restos de José Martí, entre otros.

Momento especial de la tarde fue el espacio dedicado a la Escuela Normal para Maestros de Oriente. Varias de sus graduadas se encontraban entre el público. En sus canas estaba toda la historia de una institución que marcó una época en el quehacer estudiantil santiaguero.

Con voz temblorosa pero mente lúcida, recordaron el proceso de selección para ingresar al centro y, cual joya guardada durante más de sesenta años, mostraron uno de los uniformes originales que se usaron en esta institución: una blusa de mangas largas con las cuatro corbatas de colores que se señalaban el año cursado. ¡Realmente impresionante!

Mucho queda aún por decir de la enseñanza institucional en Santiago de Cuba. Ahí están el Colegio Dolores, el Instituto de Segunda Enseñanza, la Universidad de Oriente con sus 65 años y muchos otros más…aguardando por ese momento en el que tal vez, nos toque quitarle el polvo del tiempo.

Gira de Pancho Amat en el cierre del encuentro de jazzistas

El I Encuentro de Amigos de Jazz, que concluyó en esta ciudad tuvo un cierre de lujo con la presentación del tresero Pancho Amat, espectáculo que forma parte de una gira nacional.

El periplo concluirá el siete de octubre próximo en el municipio de Güira de Melena, de la provincia de Artemisa, e incluye actuaciones en Camagüey, Ciego de Ávila, Sancti Spíritus, Santa Clara, Cienfuegos y Ciudad de La Habana.

Titulada “Haciendo el Son en otro Jazz”, la descarga  mostró un repertorio donde se fusionaron el piano y el tres, y sonoridades diversas como la trova tradicional, el danzón, el Chachachá y la Rumba.

La noche de este domingo, en el Iris Jazz Club interpretaron canciones como Pa´que aprendas, Cortico y Sabroso y El Gallo Pinto, a la vez que compartieron el escenario con el cuarteto de saxofones Magic Sax Quartet, un viejo sueño hecho realidad, dijo Amat.

Previo a esta presentación, la Sala de Conciertos Dolores acogió una gala que tuvo de anfitrión al flautista Iván Acosta y su grupo “De Cuba Somos”, y a Bobby Carcassés su invitado especial.

Los asistentes escucharon estándares de la música universal, como son My Funny Valentine, Summertime y Mamá son de la loma, este último una versión a capela del famoso tema de Miguel Matamoros, a cargo del llamado showman de Cuba.

El artista estrenó, además, una décima dedicada a esta ciudad, la que se hizo acompañar de las notas del piano interpretado por él mismo.

Con un gran éxito concluyó la primera edición del intercambio de jazzistas, evento iniciado el pasado día 21 de septiembre y que mostró a virtuosos del género en el país y propició el conversatorio con estudiantes de las escuelas de arte del territorio.

Estreno de piezas, realización de una exposición de artes plásticas y taller teórico, además de promocionar entre los creadores escenarios como el Iris jazz Club, fueron las novedades de la cita cultural.

Según el saxofonista César López, presidente de Honor del festival, el reto está en preservarlo, que artistas de otras provincias lo conozcan, y fundamentalmente, insertar a los jóvenes talentos, que son el futuro de la música en la nación.

(en foto) “Concierto Visual” inauguró taller teórico sobre el jazz

“Concierto Visual” exposición del showman Bobby Carcassés presentada en el Primer Encuentro de Amigos del Jazz

La exposición “Concierto Visual”, del multifacético creador Bobby Carcassés, fue abierta hoy en esta ciudad, en la apertura del taller teórico del I Encuentro de Amigos del Jazz.

Esta cita cultural incluyó la muestra del llamado showman de Cuba como una forma de exhibir la versatilidad del artista, el que es considerado uno de los máximos exponentes del género en el país, afirmó el compositor Rodulfo Vaillant, presidente en la provincia de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba.

Carcassés agradeció el homenaje y dijo sentirse conectado espiritualmente con Santiago de Cuba, un amor que refleja en cada una de sus presentaciones.

Una veintena de piezas y diversidad de técnicas conforman la exposición, inspirada en la música y el entorno que la rodea, a la vez que propone un recorrido por la obra plástica de su autor.

La tesis de que las primeras influencias del jazz en Cuba fueron en esta zona del país, agrupó en la sala Titón de la UNEAC a artistas y teóricos interesados en el intercambio.

Yanelis Matos, estudiante de la carrera de Historia del Arte de la Universidad de Oriente, expuso los resultados de una investigación del trabajo fílmico del cineasta español Fernando Trueba, y su repercusión en la promoción del jazz latino.

Este género ha sido marginado en la industria cinematográfica mundial, dijo Matos, y argumentó que algunas de las razones están en el interés de las grandes compañías por variantes más tradicionales.

Le siguió una mesa de debate, compuesta por músicos jubilados y otros en activo, quienes discursaron sobre sus vivencias dentro de la creación jazzística en el territorio.

En horas de la noche, la Sala de Conciertos Dolores acogió la segunda jornada del encuentro, con una descarga que tuvo  como protagonistas el pianista Andy Rubal y sus amigos, el saxofonista Alfred Thompson y el trompetista Jasek Manzano.

El recién abierto al público Iris Jazz Club, ha sido una excelente sede del evento cultural, escenario donde han pasado en sus pocos meses artistas como Bobby Carcassés, el propio César López y Habana Ensemble, Iván Acosta, y otros.

Este domingo se prevé el cierre de la cita, a la que también asisten el Magic Sax Quartet, y César López y su Habana Ensemble, entre otros destacados músicos.

Navegador de artículos