Santiago en mi

Cristina Delisle: 30 años alegrando con su voz

30 años de vida artística de Cristina Delisle

Ángela Cristina Delisle Rodríguez, conocida artísticamente solo como Cristina Delisle, abrazó el difícil arte del canto lírico, una especialidad que afirma ella, en Santiago de Cuba ha tenido cultivadores y seguidores en todas las épocas.

A pesar del pequeño nombre con que se ha dado a conocer al mundo, esta gran mujer alberga en su corazón una historia que cumple 30 años.

Llegar a un aniversario tan importante, ¿cómo ha sido para Cristina?

No ha sido nada fácil, he tenido momentos en los que casi he abandonado.  Pero he llegado a los 30 años gracias a la constancia, que ha sido lo fundamental, ya lo dice el dicho “el que persevera, triunfa”.

Hasta el último día uno descubre en este género nuevos y sorprendentes detalles.  Para mí también ha sido vital el trabajo con los alumnos, pues te permite mantenerte en ese “laboratorio” de vocalizo, en el canto lírico.

¿Por qué escogió precisamente el canto lírico?

Desde los 5 años yo estoy estudiando música clásica, que es un mundo espectacular. Me permitió acercarme a todos los géneros musicales de la historia, desde la edad media, el renacimiento, hasta la más actual, y llegó un día en que ese conocimiento como que “explota” y te hace decidirte a tomar un camino.

En mi caso, yo siempre tuve pasión por el piano básico, que fue lo que estudié desde pequeña en el conservatorio, y cuando hice los exámenes para entrar a la enseñanza artística nacional, en la década de los ’70 del pasado siglo, solo pude acceder a una carrera teórica. Posteriormente me incluí en la especialidad de dirección coral, de la cual me gradué en el curso 76-77.

¿Allí fue donde “explotó” esa vocación por el canto lírico?

Fue una profesora búlgara que nos impartía clases de técnica vocal la que me dijo un día que con mi voz yo podía alegrar al mundo.

Ahí fue donde se encendió la chispita por el canto y comienzo a cuidarme la voz, de ahí ingresé al primer curso regular diurno que inaugura el Instituto Superior de Arte.  En el periodo lectivo 1981-1982, me convertí en la primera graduada de canto en el curso regular en Cuba.

¿Qué sucedió a su regreso a Santiago de Cuba?

Llegué con mucho ahínco, tuve excelentes compañeros como el compositor y tenor Daniel Vázquez, el precursor del arte lírico en Santiago de Cuba.  Él ya había formado, en el contexto de las noches culturales de la calle Heredia, el Rincón Lírico, en el vestíbulo de la Biblioteca Provincial Elvira Cape, precisamente el lugar donde di mis primeros pasos por este fascinante mundo.

¿Algún momento u obra especial en esa larga carrera de 30 años?

Todas las obras y compositores que yo escojo son especiales, pero siento especial pasión por Johann Sebastian Bach, quizás porque él era también cristiano y su obra resurge en el siglo XIX con Felix Mendelssohn, qué es quien redescubre a este autor, que inspiró hasta a los Beatles.

Es un compositor que me ha golpeado en lo más profundo de mi ser, pero también han sido importantes Wolfgang Amadeus Mozart y Franz Schubert.

Usted afirma que Santiago de Cuba tiene una larga tradición en el canto lírico, ¿cómo es eso?

Es muy curioso, por la calle me dicen ¿cómo está el Rincón Lírico?, y me cuestionaban que existiese o no una tradición en la ciudad.

Ese fue un bichito que fue despertando, y me decidí a buscar los orígenes del género aquí en la urbe.

Así nació una investigación que se titula “El Arte Lírico en Santiago de Cuba como tradición cultural y no como arte cultural e histórico aislado”.

Encontré que no surgió de la nada, pero que sí tuvo un momento importante con la llegada a la región oriental del país de los colonos franceses, quienes trajeron sus costumbres europeas.

Ellos conocían lo que era el romanticismo puro del siglo XIX, y eran portadores además de los acervos literarios, lo que propició que surgieran las tertulias literarias.

También hallé que visitaron esta urbe numerosos cantantes líricos italianos, quienes a su paso por el Caribe llegaban hasta Santiago de Cuba.

¿Cómo va a celebrar Cristina sus 30 años de vida artística?

El próximo día 12 de octubre tengo un concierto en la sala Dolores, donde interpretaré obras de diferentes estilos, tendré el honor de compartir el escenario con ese conjunto insignia de la música popular bailable, la Orquesta Chepín Chovén.

En el mismo lugar, el 12 de noviembre, realizaremos un festival por el aniversario de la muerte del compositor austríaco, Franz Schubert, considerado introductor del Romanticismo musical.

 

Cristina Delisle ha tenido la oportunidad de probarse con importantes directores cubanos y extranjeros como Jorge López Marín (Cuba), Antonio Moya Casaus(España) y Kent Naftger(Estados Unidos).

Igualmente ha obtenido numerosos premios y reconocimientos, entre ellos la Primera Mención del Concurso La Edad de Oro (La Habana, 1979), el Primer Premio de Composición en el Concurso del Centro de Superación para el Arte y la Cultura (1985) y la Placa de Reconocimiento José María Heredia.

Es, además, fundadora de la Cátedra de Canto de la Escuela Lauro Fuentes y miembro de la Unión Nacional de Escritores y Artistas de Cuba; así como del Consejo Técnico Asesor de la Dirección Provincial de Cultura.

 

About these ads

Navegación en la entrada única

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.926 seguidores

%d personas les gusta esto: