Santiago en mí

La historia de los dentistas y barberos en Santiago de Cuba (+fotos) (+video)

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

A veces solemos encasillarnos. En lo personal, en lo profesional; en diversos aspectos de la vida. Suele suceder que no es más que una respuesta natural a la vorágine del día a día, a tantas cosas que aguardan en el tintero y las que aparecen de sorpresa, imperiosas, poniendo de cabezas nuestro mundo. En esos casos entonces, se aboga por lo más fácil, por lo conocido.

Pero a veces el camino más conocido no es el mejor. Pues la rutina, la reiteración de imágenes y lugares, puede traer resultados opuestos a lo esperado.

Este encasillamiento, este facilismo de caminar por lo conocido, tiende a asumir matices extraordinarios en el ámbito de la cultura. Así, vemos un programa televisivo que es copia fiel de otro; o un acto cultural con una estructura que apenas dista de tantos otros celebrados o por celebrar; una peña que no evoluciona o se arrastra en ese mar de lugares comunes cuando de escoger temática se trata.

Afortunadamente, muchos de los espacios culturales o peñas que en los últimos tiempos marcan pautas en la ciudad, han logrado escapar de estos atolladeros. Sin embargo, la celebración en Santiago de Cuba (y en todo el país) de la Jornada por la Cultura Cubana, en conmemoración al Día en que por primera vez se entonaron las notas de lo que luego sería nuestro Himno Nacional; se ofrecía como un cebo para el facilismo, el recurrir a esos “guiones pre-frabricados” en los cuales el espectador puede adivinar, sin mayores esfuerzos, el orden y naturaleza de las evoluciones artísticas invitadas.

El actor y director artístico José Pascual, anfitrión de la Peña científico cultural Desempolvando

A esa celada, sin embargo, supo escapar con creces la más reciente edición del espacio histórico-cultural “Desempolvando”, que cada tercer viernes de mes celebra el Archivo Histórico Provincial de Santiago de Cuba (AHPSCU), bajo la Dirección Artística del actor José Pascual Varona (Pini). El tema de esta ocasión…pues NO fue el Día de la Cultura Cubana, sino: “dentistas y barberos”.

¿Dislate mayor de los organizadores de la decimoctava edición de “Desempolvando”? Para nada. Por el contrario. Acertada la selección de un tema que abunda en personajes y oficios que también han marcado una impronta en la cultura nacional y que, tal y como se demostró durante la tarde de este 19 de octubre, guarda una historia exquisita, con curiosidades al por mayor.

Invitados especiales para bordar un tema. Por un lado, el Doctor Roberto Nicot, profesor de Historia de la Estomatología, en la Universidad de Ciencias Médicas de Santiago de Cuba; y por el otro, el destacadísimo barbero y peluquero santiaguero Zenón Pizarro, toda una institución en el arte de la peluquería en esta ciudad.

Ambos, ahondaron en los inicios de sus profesiones, no solo en Santiago sino en la historia de la Humanidad; y bien pudieron haber sido uno solo, el Dr. Nicot (Zenón, Zenón y el Dr. Nicot), tal y como en aquellos tiempos en los que pululaban por la ciudades los curiosos giratorios de color rojo, azul y blanco (de los que apenas quedan dos exponentes hoy en Santiago de Cuba), que advertían al transeúnte de que, en el local que encabezaban, se atendían “arterias, venas y luego, el blanco del vendaje”. Tiempos en los que se encargaban del corte del cabello, también podían salvarle de un molesto dolor de muela.

La tarde deparó, incluso, una demostración del arte de la peluquería, gracias a la gentileza de Zenón, y de una joven voluntaria del AHPSCU, quien a todas luces quedó satisfecha de la labor del reconocido peluquero, y llenó de sana envidia a sus colegas de trabajo.

El estilista Zenón Pizarro, uno de los más conocidos en Santiago de Cuba

El estilista Zenón Pizarro, uno de los más conocidos en Santiago de Cuba

De esta forma peculiar, quisieron los organizadores de “Desempolvando” saludar la Jornada de la Cultura Cubana; festín al que también invitaron a los bailadores del Club Amigos del Danzón, del Proyecto Matamoros Son, perteneciente al Foco Cultural de Los Hoyos; al trovador Fernando Guerrero, representante de la trova joven santiaguera, quien ofreció su tema “Si tú” y luego acompañó a la guitarra a la joven cantante Giselle Lage, quien ofreció a su vez, “La gloria eres tú”, tema indispensable en la cancionística cubana.

La solista Giselle Lage, acompañada del trovador Fernando Guerrero

Bailadores del Club Amigos del Danzón, del Proyecto Matamoros Son, perteneciente al Foco Cultural de Los Hoyos

Así, entre los apacibles compases de un danzón, entre la siempre bien recibida canción trovadoresca, entre boleros y un simpático chachachá de la autoría de la Orquesta Aragón, que magistralmente bailaron los invitados del Proyecto Matamoros Son; transcurrió en el hermoso patio interior del AHPSCU, una celebración muy original por la cubanía.

Para el mes de noviembre, ya se prometen nuevas emociones cuando se dedique el espacio a desempolvar la “polémica” historia del edificio que hoy ocupa, en efecto, el Archivo Histórico Provincial de esta ciudad.

Archivo Histórico Provincial de Santiago de Cuba, popularmente conocido como Vivac o Vivaque

Anuncios

Navegación en la entrada única

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: