Santiago en mí

Abrirá Casa del Abanico en Santiago de Cuba

santiago de cuba_casa del abanico_calle heredia

La calle Heredia de la ciudad de Santiago de Cuba, muy visitada por el turismo que internacional, incrementará los atractivos con la apretura de la Casa del Abanico, para la comercialización de esa pieza artesanal.

El local se inaugurará los primeros días del mes de marzo, está incluido en el plan de reanimación del centro histórico de la urbe y del cambio de imagen de la filial provincial del Fondo Cubano de Bienes Culturales, aseguró a la AIN Hipólito Lovaina, especialista en promoción de la empresa.

Agregó que la Casa del Abanico será un espacio de intercambio entre el público y los fabricantes de ese objeto, una forma de preservar esa tradición, y  exponer los ejemplares de diferentes tamaños y materiales, como los elaborados de las maderas preciosas cedro y majagua.

El inmueble forma parte de un complejo de locales que incluye, además, la tienda La Minerva, La Escalera –sitio emblemático en la calle Heredia que exhibe antigüedades- y una galería donde se mostrarán las manualidades de los jóvenes artistas.

Lovaina señaló que la apertura del Palacio de la Fantasía completa las nuevas ofertas del Fondo Cubano de Bienes Culturales en el territorio, y concentrará el quehacer de los creadores del papier maché, piezas muy coloridas y atractivas entre los niños y adultos.

Bisutería tradicional, objetos de decoración elaborados de maderas preciosas, cuerno y metal, los juegos didácticos, tejidos, carteras, son atrayentes propuestas que convierten de la calle Heredia, uno de los sitios más visitados en la urbe.

Esa misma arteria acoge la Biblioteca Provincial Elvira Cape, poseedora de una gran colección de textos, el Museo Casa Natal de José María Heredia, -el primer poeta romántico de América-, y la sede la Unión de Escritores y Artista de Cuba.

Anuncios

Navegación en la entrada única

84 pensamientos en “Abrirá Casa del Abanico en Santiago de Cuba

    • “La UNICA ante VALS PARA KARLA”

      Profesor WALTER DAVID ALARCÓN PEREIRA

      Lamento mucho la tardanza en la redacción de este corto comentario, pero me voy a valer del hecho de que la palabra se crea en la medida de ser el fruto de circunstancias particulares e históricas y espero que esta excusa sea aceptada.

      Considero la novela Vals para Karla o Plagio una gran obra literaria. Como la autora lo manifiesta en el prólogo, es una obra para un público determinado, que gusta de la lectura amena, sencilla. Se lee con tal fluidez, que precisamente es esta cualidad la que permite sentirla tan clara, transparente.

      La temática puede ser abordada en estos tiempos con tranquilidad en las metrópolis; sin embargo, en algunos espacios de nuestra muy católica Latinoamérica no dejará de ser extraña o tabú – en lo cual espero estar equivocado.

      Al leer la obra se comprende el porqué se ubica dentro de un movimiento contradictorio que la autora llama realismo romántico – digo contradictorio ya que lo romántico debería ubicarse dentro de lo fantástico como bien podría pensarse. El romanticismo es evidente en el sentido platónico de la palabra en la manera como los personajes entrelazan sus vidas y el realismo se evidencia desde el contexto de los hechos.

      En la obra se muestra un determinismo que coloca a los personajes en una imposibilidad real de disfrutar el amor. Determinismo que lleva a los personajes a contraponer su realidad de responsabilidad familiar a la libertad de un amor más allá del género. El mundo se presenta como una posibilidad de encuentros y desencuentros. Ni las distancias ni las culturas son un inconveniente para el amor a pesar de constituirse en un riesgo político parea los personajes.

      Así, la creación de personajes como Karla y Carolina es el producto de una gran capacidad de observación – y aquí se evidencia el tiempo de investigación. Igualmente la combinación de prosa y verso es un ingrediente que la autora maneja con propiedad y que deja entrever no solo su gran capacidad como escritora, sino también su habilidad para mezclar lo literario con el conocimiento político, social y sicológico.

      El encuentro de individuos procedentes de culturas como la germana y la latinoamericana que difieren por procesos históricos que las han constituido como tales en la modernidad se ven avocados a encontrarse en la obra como una realidad que está produciendo un intercambio enriquecedor, pero que se presenta de una manera natural y casi instintiva.

      En el mismo sentido, la obra permite deducir que la condición humana es igual en muchos aspectos de los seres humanos en cualquier cultura o país, es decir, demuestra que los seres somos humanos en cualquier parte del mundo. Esta característica de la obra la ubica dentro de un contexto literario universal.

      El momento histórico en que se encuentran los personajes permite evidenciar parte de lo que se llama literatura comprometida, con la cual me identifico, ya que si la literatura no deja entrever parte del acontecer histórico, podría ser considerada netamente sicológica o mental, y no dejaría entrever las relaciones de poder reflejadas en los conflictos socio-políticos, lo cual considero que es un aporte a la toma de posición del lector ante la obra. La autora lo hace tan artísticamente que el lector casi no siente que está ante uno de los momentos históricos más decisivos y que definiría la actualidad política y económica de nuestros días, por lo menos en los países a que se hace referencia.

      Desafortunadamente no he leído las otras obras de la autora, pero, con seguridad, se evidencia un trabajo literario y profesional, al cual vale la pena acercarse.

      M. Sc. David Alarcón

      Licenciado en Filología e Idiomas de la Universidad Libre

      Master en Lingüística de la Universidad Nacional de Colombia

      Profesor UNICA

      Cátedras de Español, Colombia Indígena, Identidad Latinoamericana y Metodología de Ciencias Sociales.

      Bogotá. Colombia, 1 de Mayo de 2011.

      • “Vals para Karla o Plagio”

        Crítica Literaria del Dr. Amaro Soladana Carro

        La novela Vals para Karla o Plagio, de Andrea Tutor, nos ofrece la historia (mejor sería decir la intrahistoria) del amor entre dos mujeres jóvenes, Carolina y Karla, procedentes ambas y formadas en países de estrictas estructuras socio-comunistas. Becadas por sus respectivos gobiernos, República de Cuba y República Democrática Alemana, coinciden en el Moscú universitario de los años 70. En ese ámbito estudiantil, “dos mujeres, que se saben mujeres y les gusta ser mujeres, que no gustan de otras mujeres, se aman y atraen sexualmente; se encuentran una frente a la otra separadas por un muro de indecisiones, de prejuicios y de miedos sociales”. Desde la simple amistad, hasta la plena comunión amorosa, ambas habrán de recorrer un largo y penoso camino, cuajado de obstáculos.

        Este podría ser, a grandes rasgos, el tema argumental de esta original obra, ópera prima de la autora en su incursión en el mundo de la ficción novelística, pero a la que llega como el fruto maduro de un largo proceso literario, cuajado de ensayos sociales, artículos de opinión, una trilogía testimonial y poemática lírica.

        El final de la obra, sugerentemente feliz, bien pudiera haber ido en dirección contraria, sin que ello afectase, en lo más mínimo, la esencia del relato, ya que la propuesta fundamental de la autora parece consistir, ante todo, en mostrar el intenso y doloroso proceso vivido, en circunstancias adversas, por dos seres humanos en la órbita del amor con toda la carga que ello supone de vivencia gozosa, natural nobleza y hasta de espiritual transcendencia.

        La novela se presenta en lo que la misma autora denomina estructura asimétrica, es decir, constituida por tres capítulos de desigual extensión e intensidad, siendo la parte central, titulada “Una mirada al pasado”, la que conforma el cuerpo del relato. En ella, Karla, la protagonista alemana, en una especie de diario personal o de soliloquio íntimo y en una sucesión ininterrumpida de narraciones, descripciones, diálogos, cartas y reflexiones personales, describe retrospectivamente todo el proceso, así como las innumerables vicisitudes de la relación amorosa. El discurso narrativo resulta temáticamente denso, es decir, profundo, consistente, intenso. Ello no impide la fluidez en su lectura.

        Karla comienza el relato justo en el momento, en que llega a Moscú en calidad de estudiante becada de Economía. Mujer de extraordinaria belleza, inteligente y culta, representa la inexperiencia, la inseguridad y la espontaneidad en la acción directa. Ella es la que, aún sin pretenderlo, provoca y dinamiza el lance amoroso frente a Carolina, también estudiante de Economía, algo mayor que Karla, más reflexiva y segura, menos impulsiva, pero con una gran capacidad de sugerencia para atraer e incitar. Cuando la distancia y las circunstancias las separan, Carolina, siempre segura de un final feliz, sabrá respetar pacientemente las dudas y los tiempos psicológicos de aquélla.

        Siguiendo el símil musical del título de la novela, bien podríamos denominarla igualmente “Paso a dos para Carolina y Karla” porque, en efecto, tanto los diversos escenarios de la acción (Moscú, Berlín, Madrid, Ámsterdam Cuba, etc.), como los variados ambientes y acontecimientos (caída del Muro de Berlín, reorganización de los países socialistas del Este…) servirán admirablemente para referenciar la acción en espacios y tiempos reales, pero, finalmente, será el protagonismo de éstas, el que centre la intencionalidad de la autora. La misma suerte correrán los múltiples personajes, siempre bien definidos, que transitan por la obra, cuya función se reduce a servir de contrapunto, estímulo o revulsivo a la personalidad y a la acción de las protagonistas.

        El Arte y la Literatura se inspiran en la realidad concreta, que nos rodea o que nos imaginamos para, posteriormente -y, de ahí, su grandeza- crear una nueva realidad autónoma y original, que trascienda el mero acontecer humano para sugerir una verdad más honda y universal. Tal vez sea por eso por lo que, más allá de la anécdota de la historia concreta de las dos protagonistas, la autora parece remontarse a la categoría de la condición humana en su presupuesto más esencial y profundo de la relación amorosa. Igualmente, podría ser esto lo que intenta insinuar cuando, hacia el final de la obra, se observa que todo -ideales personales y familiares, construcciones sociales y políticas- ha sufrido un inevitable y ciego derrumbe, incluido el intento de suicidio por parte de Karla, y la autora hace surgir de nuevo la luz del amor, como un fuego elevado y esclarecedor.

        La autora confiesa haberse informado durante varios años en el estudio de la Psicología General y, particularmente, en el de la pareja, así como en el conocimiento de la sexualidad humana. El resultado, patente en la obra, es un convincente análisis de un proceso sentimental bien dosificado desde la simple amistad y el atractivo difuso a la plenitud del amor. Un camino largo en el tiempo –unos veinticinco años- y doloroso en su proceso, repleto de dudas, alejamientos físicos y psicológicos, y, siempre, bajo el temor latente al contexto social y a sobrepasar los límites de una relación física, que diera al traste con lo que ambas mujeres –particularmente, Carolina- consideran natural, excelso, cuasi sagrado y, desde luego, insustituible.

        “La poesía – como la novela o como el arte en general- dice Pierre-Jean Jouve, es un alma inaugurando una forma”, lo que equivale a decir que cuantos pensamientos o sentimientos sea capaz de engendrar el espíritu humano sólo a través de su formalización, artística en este caso, adquieren consistencia y originalidad. De ahí, la importancia de esa configuración explícita, que llamamos forma. Andrea Tutor ha sabido dotar a su historia, además de dinamismo y densidad psicológicos, de una fuerza expresiva y una fluidez comunicativa capaces de impulsar al lector a meterse en la piel de los personajes, siguiendo sus vicisitudes, así como de suscitar en él una seria reflexión sobre los diversos aspectos, motivaciones y circunstancias, que configuran el amor humano. Un amor entre dos mujeres -poco frecuente, como temática, en la Narrativa Hispánica- al que la autora, a través de la voz de Carolina, trata de dar una dimensión altamente ética y religiosa. Dimensión, tal vez, expresada de manera más explicita que sugerente y más próxima a la apología que a la persuasión literaria que cabría esperar.

        En un intento de síntesis final, bien podríamos decir que la novela Vals para Karla o Plagio, de Andrea Tutor, resulta:

        -Actual, verosímil, original y densa en su temática.

        -Nítida en su planteamiento.

        -Ambiciosa y audaz en su intención, y

        -Eficaz en su expresión comunicativa.

        Santander, abril, 2010

        Nota: Dr. Amaro Soladana Carro, Licenciado en Filología Románica por la Universidad de Salamanca, Doctor en Filología Hispánica por la Universidad de Navarra, Catedrático de Lengua Española y Literatura Hispánica; Especialista en Poética, Ensayista. Cuenta con varias publicaciones especializadas, entre ellos, libros y ensayos, destacándose La poesía de Eugenio de Nora (Premio Fray Bernardino de Sahagún, del Consejo Superior de Investigaciones Científicas, 1987). Castellano, natural de León en España; en la actualidad, reside en Santander. El Dr. Solada ha sido el primer intelectual, que ha leído y comentado la Obra escrita de ANDREA TUTOR, en su primera versión, sus 5 primeros libros.

        ANDREA TUTOR tuvo la gran oportunidad de trabajar en, y con, la Biblioteca del Dr. Soldana; leer su Tesis de Grado para obtención de su Doctorado sobre “La Poesía de Eugenio de Nora”. Esto le permitió a la Dra. Cary Torres internarse en un nuevo campo del saber para, de forma autodidacta, llevar a cabo un estudio sobre la estructura de la novela, entre otros temas literarios, antes de adentrarse en el mundo de la Narrativa. En el entorno divino de esa biblioteca particular especializada, con la vista en los nevados Picos de Europa, brillando al sol, al igual que los verdes y resplandecientes valles, visibles desde Santander, y el Mar Cantábrico al frente, se escribió la primera novela del Realismo Romántico del s. XXI, VALS PARA KARLA.

      • “La experiencia de la lectura: “Textos de Oro”
        Autora: A. TUTOR II
        http://www.andreatutor.com/ARTICULOS/TEXTOS%20DE%20ORO.htm

      • VALS PARA KARLA o la novela moderna vista desde Moscú”

        Vals para Karla o la novela moderna:

        vista desde Moscú

        Autor: Miguel Arsuaga, Profesor de la Cátedra de Lengua Española del MGIMO Universidad, Mejor Universidad del Mundo en la preparación de Diplomáticos y Especialistas del Sector Externo, incluido el Periodismo Internacional, Universidad de mayor rango en Rusia y todo el territorio del antiguo Bloque Socialista. Nació en Santiago de Cuba y fue Profesor de Economía Política de la Universidad de Oriente.

        Al adentrarme en el maravilloso mundo de “Vals para Karla”, lo hago con sumo respeto y admiración ante una persona, que me ha impresionado y enseñado con su primer ensayo en Hispanística, “La tan Necesaria Coma”, y he tenido el gusto y el honor de que se me encargase la traducción al ruso para una revista especializada; traducción que tanto ha gustado a la Dra. Cary Torres Vila, es decir, a Andrea Tutor, al sometérsela en dos ocasiones antes de entregarla para su publicación. Por otra parte, curiosamente mi camino ha coincidido con el de la Escritora en varios tramos, a pesar de que hasta ahora no se han cruzado: estudiamos en el mismo Bachillerato, el “Cuqui Bosch”, por ser ambos oriundos de Santiago de Cuba. Además, tuvimos la suerte de contar con espléndidos profesores de Literatura Universal, quienes supieron inculcarnos el amor a las Letras; estudiamos en Moscú nuestras respectivas carreras universitarias: ella, en el MGIMO (Universidad) y yo, en la MGU, la Universidad Lomonosov. Hoy yo tengo el privilegio y la dicha de formar parte del maravilloso Claustro de la Cátedra de Lengua Española de esta prominente Universidad, en que la Autora cursó sus estudios universitarios (1976-1981) y volvió a un postgrado (1984).

        La novela no puede ser clasificada como una obra de Literatura Cubana en el sentido tradicional, o sea, aquella en la que la trama se desarrolla en Cuba y aborda el tema cubano, aunque sí puede ser incluida entre las obras de los novelistas nacidos en la Isla o los que, como Carpentier, la asumieron como país natal y cuyas obras no se ciñen a lo local y costumbrista, sino que trascienden para formar parte de los Autores Universales. En la novela “Vals para Karla o Plagio”, Andrea Tutor nos hace transmigrar por diferentes parajes, comenzando por el Moscú soviético, tan vilipendiado e ignoto al mismo tiempo, por un Moscú tan real y dulce, que los propios jóvenes de hoy, los que nacieron y crecieron a partir de la Perestroika, no reconocen y hasta preguntan: “Mamá, ¿acaso puede haber sido así? ¡Era bello y horrible a la vez!”. Entretanto, personas que vivieron aquellos días de la década de los ’70, los ’80 y los ’90, se sienten plenamente identificadas con la Autora y creen, que mejor no es posible retratar a una época. Más que un retrato, lo alcanzado es una fotografía social de alta calidad, sin ser el objetivo central de la obra.

        Es difícil encontrar a un autor, que nos represente con mayor dulzura, suavidad y veracidad el pasado reciente de la URSS; el período turbulento, en que se precipitaban unos tras otros los acontecimientos, salían a la palestra y se esfumaban las figuras políticas, aparecían nuevas caras que prometían cambios salvadores a personas acostumbradas al inmovilismo, así como el tránsito de las sociedades socialistas a democracias dudosas. Hoy Rusia resurge de sus cenizas, pero otras repúblicas ex soviéticas se debaten entre un pasado dictatorial y un presente de voracidad encumbrada, de indolencia gubernativa y de penuria económica.

        La Autora de “Vals para Karla” no hace una novela política, ni se centra en los sucesos políticos, aunque le sirven de telón de fondo, de contexto. Es una maravillosa novela de amor, de un romanticismo y un realismo impresionante, que se dan la mano, cual dedo de Dios en contacto con dedo de hombre, para hacer un símil con el conocido cuadro.

        Dentro de autores, nacidos en la Isla de Cuba, es la primera vez, que se toca el tema de los estudiantes extranjeros en la Unión Soviética, por donde desfilaron decenas de miles de cubanos, si no cientos en el transcurso de cuatro décadas. Entre sus líneas, se siente un amor muy profundo y sincero hacia Rusia, hacia cada territorio por dónde le fue llevando la vida y que refleja en su novela de forma magistral, haciendo al lector no sólo vivir acontecimientos y una relación ideal y exquisita entre dos seres, que se aman por encima de sus sexos biológicos y los conceptos morales, que sostienen sus respectivas cosmovisiones, sino que nos hace visualizar los escenarios, a pesar de no recrearse en las descripciones. Se experimenta la sensación de pisar, con las protagonistas, los cinco países utilizados en calidad de escenarios.

        ANDREA TUTOR es una Escritora Universal y con una de las prosas más elegantes de la Lengua Española actual. Es completamente original, tanto en el tratamiento de los temas abordados como en su estilo, que destila no sólo elegancia, sino exquisitez narrativa. De hecho, se está ante una pluma de elevado vuelo, difícil de olvidar y obviar. Resulta acertado, que la Autora haya hecho un esfuerzo por ubicar su obra en un movimiento literario y, sobre todo, la precisión con que lo ha inscrito en el Realismo Romántico de inicios del siglo XXI, el Neo Realismo Romántico. Del mismo modo, que el haber utilizado su novela para avanzarnos una muestra de la Poesía y la Plástica del Movimiento, que ella inicia contando con condiciones excepcionales de experiencia y excelencia al llegar a la Literatura no científica con un Premio Nacional de la Academia de Ciencias en una rama de conocimiento, que siquiera constituye su profesión de origen, demostrando, con ello, su capacidad de autodidacta y crecimiento intelectual.

        El tema de la relación lésbica, si así se le pudiese llamar a un amor entre dos almas de mujer, que de forma incomprensible ha sido sacrificado o no se ha desarrollado en correspondencia a los sentimientos y fuerte atracción sexual, quedando en una relación llena de erotismo y sensualidad, que lleva al lector al clímax en varias ocasiones y hace experimentar los vapores de la juventud hasta al más apacible, ha sido abordado desde una perspectiva psicológica y sociológica, no sólo con realismo, sino con seriedad, honestidad y naturalidad, sin obviar la complejidad de una relación de este tipo, aún más, cuando una de las protagonistas comienza a tejer y destejer un abrigo innumerables veces sin ser capaz de tomar definiciones acorde con sus verdaderos sentimientos. En cambio, Carolina es de una ingenuidad y ternura conmovedora, al tiempo que los prejuicios sociales, por muy largo tiempo, tienden una venda ante sus ojos y corazón, que no le permiten distinguir al ser amado.

        Es una novela, que puede ser continuada, y que de hecho ya nos ha sido adelantado, desde Internet, el Prólogo de la novela “Son de Carolina”, que le da continuidad, donde se señala, que ha seguido una sugerencia de los lectores. De no haber sido así, yo mismo se lo hubiese pedido a Andrea Tutor, después de culminar la lectura de la más apasionante, romántica, decente y de una complejidad intelectual aliviada por la maestría de la pluma de la mejor Autora de novelas modernas, que nos acompaña a inicios del siglo XXI. Y espero, nos visite en Moscú, cuando sea traducida al ruso y presentada en esta Universidad, el MGIMO, que le calzó las botas de profesional de elevado nivel, que le ha permitido caminar, con éxito, por tantas y tan diversas profesiones.

        Moscú, 8 de noviembre de 2008

        © ANDREA TUTOR, 2007

      • Reseña Literaria

        ANDREA TUTOR, Vals para Karla o Plagio

        UNIVERSO EDITORIAL OVO, Colección Clásicos de Hoy, Santander, 2006

        Ilustrado por: TUTOR

        JM Cabrales Arteaga, último de la derecha

        Con el subtítulo de Plagio, la Escritora española-cubana, afincada en Santander, Andrea Tutor, ha publicado una novela original e inclasificable, pues participa de subgéneros tan diversos como la narrativa femenina, la experimentación estructural y el relato psicológico, integrando ocasionalmente, también, rasgos de la literatura amorosa e, incluso, erótica, en la que se ofrece una visión diferente del matrimonio, además de contraponer dos tipos de relaciones homosexuales, para acabar entonando un bello canto al amor. Todo ello, para desarrollar la historia de la compleja relación entre dos mujeres: Karla y Carolina a lo largo de diferentes lugares de Europa y América, sin que falte la inevitable ubicación habanera. La edición se completa con fotografías e ilustraciones. Escritura y concepción del mundo muy personales, que no dejarán indiferentes a los lectores, que acepten el reto de introducirse entre sus páginas.

        José Manuel Cabrales[1][1]

        ——————————————————————————–

        ——————————————————————————–

        [1][1] Dr. José Manuel Cabrales, Filólogo, Doctorado en la Universidad Complutense, Madrid. Profesor de Literatura del Instituto “José María Pereda” de Santander. Crítico Literario. Miembro de varios jurados de concursos literarios, que se realizan de forma periódica.

      • 1
        LAURA VICTORIA
        Primera novela pastoril moderna
        PRÓLOGO DE AUTOR
        (no editado)
        Aunque no es nuestra intención emular a Cervantes, sí constituye un reto para mí, como
        Novelista, escribir una novela pastoril moderna. En primer lugar, persigo el objetivo de narrar
        una historia y las historias secundarias, muchas de ellas traídas para tratar temas específicos, que
        me he propuesto en la presente novela, LAURA VICTORIA, sin llenar páginas de más. No
        será una obra tan extensa como LA GALATEA, del mismo modo introduciré menor número
        de poemas. Como norma, los amantes del género no siempre lo son de la Poesía, cual si hubiese
        caído en desuso, habiendo muy buenos poetas y poetisas, eso sí, mayor cantidad de malos
        poetas. Un amigo, cuya Tesis Doctoral, en la Universidad de Navarra, versaba sobre Poética
        apuntaba, que hasta los excelentes poetas tenían sólo unos pocos poemas redondos. Se refería,
        por supuesto, a la perfección. No obstante, yo no coincidía con él en aprobar las tendencias
        poéticas impuestas por modernas y negar las formas clásicas de hacer Poesía, esa poesía con
        mayúscula, que acaricia el alma, y no me refiero a métrica por la métrica, sino a la musicalidad y
        belleza. El Arte es belleza y dónde no hay belleza no hay Arte, sino anti-Arte. Se puede ser
        moderno guardando bellas formas y agradables contrastes. En mi opinión, no se puede tratar lo
        superior, cual si fuese pasado, y exaltar el mal gusto, porque lo hace alguien, que lleva
        renombre, bien ganado o no.
        En LAURA VICTORIA, intentaré no aburrirles, ni con lo uno ni con lo otro, pues
        incluiré algunos versos del pasado, que le cantan a Cantabria en momentos, en que mi alma
        rebosaba de felicidad y amor; esos poemas cortos, que tanto impresionaron a mi amigo Doctor
        en Ciencias Filológicas, al cual le agradezco haberme acompañado, de forma entusiasta y
        comedida a la vez, en el parte inicial de mi carrera literaria con la lectura de los manuscritos de
        mis cinco primeros libros, recomendándome lecturas, poniendo a mi disposición su biblioteca
        2
        especializada y suministrándome revistas culturales. Se han escrito poemas para la presente
        novela y una canción, un poco cursi, que un joven rural compone para cantar a su futuro amor, a
        quién piensa llegará a amar con toda la pasión por la belleza y candidez de su alma.
        Para mí, constituye una meta muy seria escribir una novela en 200 páginas, porque una
        novela no necesita más. Inclusive, siento que mi segunda novela, SON DE KAROLINA, se
        ha pasado del tamaño ideal para el género. Ya con 300 páginas es extensa una novela a mi
        manera de ver, cuando a una Tesis Doctoral en la Academia de Ciencias de Rusia, con el
        prestigio mundial de la Academia de Ciencias de Rusia y que obliga a un aporte científico,
        cuando menos, a un nuevo enfoque sobre un tema tratado, se le exigen 250 páginas. Si Usted se
        presenta ante su Tutor con un cartapacio de 700 ó 1000 páginas en una institución científica
        seria, le enviarán a trabajar, porque le falta elaboración al material, poder de síntesis y hay más
        materia prima que análisis propio. Se está ante un autor, que todavía no sabe qué es lo
        fundamental o se ha sentado a escribir sin saber exactamente qué va a escribir o se trata de un
        corte-y-pega redactado. Un Escritor, un buen Escritor, un excelente Escritor no necesita un cesto
        de basura en su oficina. Yo sólo lo tengo en el balcón de servicio para la basura de la cocina.
        En el caso de la Literatura, da la impresión de haberse sentado ante una computadora a
        canalizar el pensamiento de otro o de conectarse al diálogo telepático de otros. Por ejemplo, este
        Verano, al ver las cinco primeras películas de Harry Potter, me asombré muchísimo (recién
        compradas a Círculo de Lectores). Me dio la impresión de que había comunicación mental entre
        la autora, los creadores de las películas con mi persona y otras personas, que, por ciertas
        circunstancias, han tenido que ver con mi vida a partir de un momento dado, a partir de un punto
        de inflexión; de un hecho circunstancial en el entorno “caótico” de los primeros momentos de
        confusión, mientras todos los ojos del Mundo estaban dirigidos al Muro de Berlín. Conclusión a
        la que he llegado mediante análisis o meditaciones reiterativas y aproximativas, con elementos
        mínimos de análisis. Es más, considero, que se interfirió o hubo conexiones al diálogo interno,
        es decir, espiritual, que fluye entre dos personas, en lo fundamental, DRA. CARY TORRES V. y
        3
        Dra. MARION WELZEL, con las interferencias de sus respectivos entornos sociales. ¡Demasiadas
        coincidencias! Al punto, que el edificio de la Obra Social Caja Cantabria es reconocible en la
        primera película de Harry Potter; el gnomo, que recibe a Harry y se le dice el número de su caja
        secreta nos recuerda a un gran amigo fallecido el 11 de Febrero de 2003, D. Raúl Álvarez, que
        fue quién me dio la bienvenida en Santander, junto con Rosa, la Directora de Inmigración, y me
        llevó al Director de Cuadros de Caja Cantabria, presentándome, además, a Jesús Cabezón,
        Parlamentario Europeo. Es curioso, que salga pequeño, Don Raúl, porque era un cubano muy
        alto y elegante con penetrantes ojos azules; al verlo detrás del escritorio, como acostumbraba,
        aún con tamañas orejas, le reconocí de forma inmediata. Lo propio me sucedió con el vendedor
        de varitas mágicas, que fue hasta 2007, primero Director de la Obra Social Caja Cantabria y,
        luego, Presidente del Banco del mismo nombre, el Sr. Jesús Cabezón, hoy, dirige la oposición en
        el Ayuntamiento de Santander. Hay momentos, en que están invertidas las situaciones, por
        ejemplo, la llegada de un aluvión de cartas o de cartas por capítulos, que es lo que hace a
        Carmen Balcells decirle a la Allende, que vuelva a escribir sus memorias, con un aproximado,
        “escríbeme una carta de 282 páginas”1, como aparece en las segundas memorias de la Escritora.
        Pues, es a la DRA. MARION WELZEL a quién se le escriben las cartas, infinidad de cartas, con
        mayor asiduidad desde mi llegada a España en 2000, incrementándose la frecuencia con el inicio
        de mi trabajo en Literatura; también, es ella quién vive en una chalecito pareado, unido a otros
        por un garajito, al tiempo que es la prima malcriada y mimada con regalos en calidad de
        sustitutos en el primer filme, que se queda encerrada en el lugar de la serpiente, usando el
        Horóscopo Chino. Al ser un proyecto literario común, comienzo a intercambiar sobre mis
        meditaciones, lecturas, hallazgos, hipótesis, hasta pensamientos absurdos; le consulto palabras
        de origen alemán y otras cuestiones. Por cierto, ella se mostró incapaz del diálogo intelectual.
        Algo similar le sucedió a Isabel Allende2, lo que le costó en inexactitudes en su magnífica
        1 Esa carta existe y yo se lo había comentado a la Escritora.
        2 Me refiero ala Escritora y no a la que fue en ese período Embajadora de la República de Cuba en España, que lleva
        el mismo nombre y estaba en España en ese momento, y, hoy, es Rectora del Universidad de Relaciones
        Internacionales de La Habana “Raúl Roa”.
        4
        novela histórica INÉS DEL ALMA MÍA. Por ser habitual en mí, al proceder del medio
        científico, le hubiese aclarado con sumo gusto. Con sólo haberse leído la Trilogía, que le envié
        en discos 3`5 nos hubiese fascinado, con mayor fuerza, su descripción del cruce del Océano
        Atlántico, pues en mi libro se describen los tres momentos, que tengo la gran dicha de atravesar
        de costa a costa, incluso de bordear Europa por el Sur, entrando por Gibraltar y ese fascinante
        paso por Estambul, visto desde el barco, al igual que la Isla de Palma de Canaria. De hecho, sin
        decirlo, sin mencionarme, Isabel Allende me dedica las primeras líneas de sus segundas
        memoria y hasta las dos primeras páginas, donde “responde” un reto, nos habla del un posible
        asaltante con un hacha, da la ubicación de Carmen Balcells y de esa carta de casi 300 páginas a
        la Dra. Marion Welzel, que le comenté a la Escritora chilena; son los elementos, que le sirven de
        pié para comenzar sus segundas memorias, que no leí, porque está presente la crueldad hacia un
        corazón. Ya en Inés del Alma Mía se le fue a la Escritora el olor a crema de almendra, que le
        participé, había inundado mi habitación en vísperas del 11 de Diciembre de 2004, indicio de la
        PRESENCIA DE DIOS, en que el SEÑOR me indicó escribir a la Colega y comunicarle su
        PRESENCIA… Mi relación con la Colega proviene de mi petición de un prólogo para mi novela
        VALS PARA KARLA, del mismo modo que Cela lo solicitó a un encumbrado intelectual y éste
        se puso soberbio, negándoselo. La Chilena temió la competencia en igualdad de condiciones; le
        temió a mi Curriculum Vitae.
        Continuando con Harry y las demasiadas coincidencias, El Calderón no es un bar ni una
        fonda, porque la fonda es la “Bodeguca” de Puerto Chico, donde en la fase inicial de mi vida en
        Santander, una noche, nos reunimos, por invitación de Lucendo Pombo, un grupo de
        personalidades de la Cultura, la Prensa y la Política. Por otra parte, yo le llamo “El Calderón” a
        un cuadro de Ramón Calderón, que tengo en una de las oficinas, en que suelo comer, con
        frecuencia, y pernocta, además, un furgón con el letrero “Calderón” en la Cooperativa “Los
        Maestros”, donde está mi Estudio de Santander. La furgoneta me sirvió de aviso, me preparó,
        para el regalo del cuadro de Ramón Calderón por parte de una amiga y su esposo. Tampoco, está
        5
        ubicado bajo la Tierra el lugar que se menciona, sino, en la Tierra, por su superficie, más al Sur
        de Inglaterra, en Santander. Hay dos momentos más, que nos hablan de una interferencia o de la
        confusión al captar datos: la caja secreta 487, que fue hasta hace un año mi Apartado Postal en la
        Oficina Central de Correos de Santander, es trastrocado en 687 por la autora (por cierto, la DRA.
        MARION WELZEL me envió un regalo en 2003 o a inicios de 2004, omitiendo el número del
        Apartado Postal. ¿Pudo haberse confundido al querer recordar y ese pensamiento quedarse
        flotando en el éter?)3 Esto pudiese estar dado por la interferencia de un 6, número de vida del
        enemigo, a partir de su encuentro en Moscú en 1979, de la DRA. CARY TORRES V.
        Pues, la butaca de la sexta película me ha hecho alucinar, ya que la butaca está en
        Alemania, pero la tela del diván del Estudio de ANDREA TUTOR, en Santander, es la que se
        corresponde con el forro de la butaca en la película, posterior pijama y, desde dentro de la
        butaca, cual convertible, sale un Profesor jubilado, en mi caso Profesora, que se le pide volver a
        incorporarse a la Escuela de Magia… Estarán presente situaciones análogas: no hay nada que se
        parezca más a Diagonal que Diagon, lugar en que se encuentran las oficinas de la Agencia
        Literaria de Carmen Balcells y otros negocios, relacionados con el Mercado del Libro y la Artes,
        donde se cuece y recuece la magia de la fama. Así como, Harry entra a la Plataforma Ferroviaria
        suavemente, primero, y se le cierra la columna 9 ¾, después. El non plus ultra, que tanto le
        encanta a la Dra. Elena Díaz, es que del huevo salga un dragoncito, llamado Norberto. Y, no
        digo nada del apellido del rubito Malfoy, porque desentonaría al buscar un sonido similar en el
        Español vulgar, por lo menos, en España.
        Parece ser que nos hemos ido de tema, todo lo contrario, porque en el presente prólogo
        trataré el fenómeno de la creación. De hecho, en los años de vida en Santander, he dedicado
        parte de mi tiempo a observar, a través de una observación participante, el fenómeno de la
        creación y el proceso creativo. Por ello, me aventuro a avanzar, por ahora, una hipótesis, a la que
        3 “Yo Soy Kary con K” suelo decir desde mis días en Rusia y hasta en Cuba, entre el medio de amigos; así firmo
        mis libros desde mis estudios en Kiev y Moscú, donde concluí el doctorado en 1990. Por ello, me ha llamado la
        atención, que la autora inglesa haya introducido una K en su nombre literario, según he visto en Internet.
        6
        denominaré creación espontánea en el proceso creativo literario y artístico, así como ello
        demuestra la EXISTENCIA y PRESENCIA de la CREACIÓN, entendida por lo que conocemos
        bajo el concepto de DIOS.
        La creación espontánea sería aquella, para la que, antes de la aparición de una obra, en
        cualquier plano del Arte, se le brinda, por parte del CREADOR o CREADORA (no entraré a
        discutir sobre género o la sexualidad de DIOS) los elementos, que la conformarán mediante
        intervención humana, expresión del paisaje y de la atmósfera, lecturas no planificadas, regalos,
        encuentros fortuitos, etc. Mediará un período de preparación, que no tiene necesariamente que
        ver con los intereses del Escritor o del Artista ni con su planificación del trabajo, hasta le puede
        alejar de sus objetivos más caros. ¡Es llevado de la mano, cual niño pequeño, el creador, con
        minúscula, es decir, el Autor!
        Inclusive, en el proceso de creación espontánea, la propia CREACIÓN puede
        dialogar con el Autor, en este caso siempre será con mayúscula en su letra inicial, en medio
        de una obra, plantearle preguntas, avanzarle el futuro de forma simbólica o alertarle durante
        la ejecución de un cuadro. De hecho, recién he tenido esta experiencia, pintando “La
        Crecida”, un cuadro, cuya idea surgió, de forma espontánea, en el margen de El Diario
        Montañés, haciendo el crucigrama, cual minúsculo cuadro impresionista de Cabarga,
        montaña ubicada al otro lado de la Bahía de Santander, la que le da el toque de distinción y
        diferenciación a la ciudad, sin pertenecerle territorialmente. Ese espléndido paisaje, que
        disfruto cada día desde el Estudio, con su Monumento al Indiano y la antena de TV, que le
        supera, lo plasmo de forma automática, distraídamente. Luego, lo hago en Ball Pin Pin sobre
        cartón reciclado (regalo a Margarita del IAL de la Academia de Ciencias de Rusia). Más
        tarde, lo llevo a una combinación de técnicas, que, sobre la base del Ball Pin Pin a mayor
        formato, idea inicial, fui añadiendo otras técnicas, como acrílico y óleo. Fue pintado, en gran
        formato para un intercambio de regalo con una distinguida Dama, para compartir unas horas
        con la graduada de Harvart, que pudiese conducir a un intercambio de ideas y experiencias
        7
        interesantes al haber estudiado, ambas personalidades, en esos grandes monstruos de la
        formación universitaria, que son el MGIMO y Harvart.
        Pues, este cuadro, “La Crecida” muestra a la tierra crecida, cuando el agua sube su
        nivel para ahogarla4 y, sobre esa agua salobre de la mar5, la Llama Espontánea camina,
        avanza hacia la tierra para evaporar al agua. Ciertamente, corresponde a dos de los elementos
        primarios, según el Horóscopo Occidental, que se enfrentarían cara a cara, físicamente, en
        una agresión, en la que se trató de estrangular, asfixiar, hizo fuerzas para llevarla hacia la
        ventana, mientras le amenazaba con lanzarla por ella desde una 6 planta (de un lado que son
        8 niveles)6. Controlando la respiración y el corazón, cual yogui, y midiendo cada
        oportunidad, logró liberar una mano y, con su propia mano derecha, la Escritora y Pintora le
        agarró y apretó los testículos al agresor, lo que le dio la oportunidad, al echarse para atrás, de
        tomar en su mano derecha el bate de Saint Germain, comprado para la presentación de los
        CUADERNOS DE HISPANÍSTICA de ANDREA TUTOR. Con el bate en la mano, todo el
        tiempo controlando el corazón, mediante la respiración y sin emocionarse, sin darle la
        4 En otro plano, le pasó como a la Isla, que no quedó bajo el mar, equivocándose la Allende, una vez más, con un
        desafortunado título “La isla bajo el mar” o similar. Dio lugar a que uno de sus más fervientes fans en España, con
        insistencia, me importunó con datos sobre la presentación, su Autora, el nombre del libro, su viaje a Madrid para
        estar presente y hasta sobre la gripe de la Escritora. El Sr. Cascón, que se sorprendió de su erección y se masturbó a
        sus 81 años, con la fuerza suave y sensual de mi pluma en VALS PARA KARLA, tras 41 años de abstinencia sexual,
        no sé por qué motivo puede pensar, que me molesta la salida al mercado de los libros de tan excelente Escritora,
        cuando yo misma le di un segundo aire, como a los deportistas, cuando ella mostraba falta de temas al volver con un
        remake, El Zorro. Yo he admirado a la Escritora por muchos años, sin conocerle más allá de su Obra y, con
        posterioridad, a mi contacto epistolar con ella. Si no la hubiese admirado, no le hubiese sometido mi novela; no se la
        hubiese confiado. Sospecho, que en Inés del Alma Mía utilizó un recurso, que le comenté; me fue dado por
        DIOS para los Cuentos de Historia de España. ¿Yo soy ingenua o decente? Este recurso sólo lo utilicé en un
        cuento, dedicado a mi bisabuelo “El Capitán de Caballería”de ese libro inédito en primera entrega, que la Escritora
        chilena tuvo en sus manos, junto con otro del mismo libro. Repito lo que dije en una ocasión anterior: “Una isla
        debajo del mar es un concepto errado desde el punto de vista geográfico (me vuelvo a sentir Profesora de Geografía
        Económica Mundial de la Universidad de La Habana). Al pasar a formar parte de los fondos marinos pierde su
        condición de isla.
        5 En Cuba, se está en presencia de un error fonético, en lo fundamental, en un conjunto de individuos de la raza
        negra o mulatos cercanos a ésta, que intercambian, confunden, como norma, la r con la l, y viceversa.
        6 Es curioso, que hace algo más de año y medio, soñé, que la Parca, estando en el ascensor y yo entraba. Ella se
        agachaba temerosa, por lo que comprendí, que rondaba. Mis sueños, a veces, se corresponden con la realidad física
        o la simbólica. En forma de flash, estando despierta me venían imagines de una persona lanzándose por la ventana.
        Era un pensamiento, que captaba o estaba en la atmósfera. Unos días más tarde, se lanzó desde el 9 A, justo la
        forma invertida del piso, donde tengo el Estudio, un hombre joven, dulce, bueno, que se deprimía, más bien, se
        sentía lastimado, por la impertinencia de las personas al ser muy gordo. Tal vez, tuviese un pequeño grado de
        anormalidad, pero con él era posible comunicarse muy bien, por lo menos, yo lo lograba. Es probable, que en el 6 A
        se estuviese generando el pensamiento o el inquilino del 6 A estuviese recibiendo un mensaje telepático de su
        “Jefe”, otro de signo Saturno, que en la distancia trata de influir sobre mi entorno con pensamiento concentrado. Se
        estaría ante algo similar a un Expediente X. Por cierto, no he visto sólo dos programas, en Cuba; los dejé de ver
        porque me impresionaban negativamente.
        8
        espalda en ningún momento, cubriéndola con la pared del pasillo, de empellón a empellón,
        con el antebrazo del agresor, golpeándole la costilla izquierda, justo debajo de la mama,
        golpes dirigidos hacia la punta del corazón, pues, con el bate de Saint Germain París en alto,
        llegó a la puerta, la abrió y golpeó la pared, solicitando el auxilio de sus vecinos, luego,
        llamó a la Teleasistencia. ¡Fue, entonces, que volvió a mirar ese cuadro y lo comprendió!
        Este individuo había comenzado a lanzar señales pequeñas de agresión desde el
        regreso de su primer viaje a Cuba, a lo que se suman otros factores, que no entro a detallar.
        Era mi inquilino en una de las habitaciones vacías del Estudio, lo que me permitía estar
        acompañada por mi dolencia cardíaca. Para mí, fue un choque psicológico importante,
        porque nunca había recibido la violencia física ni verbal de MI PADRE, que siquiera me
        regañó alguna vez, mucho menos, de un marido, ni de un novio, ni de un amigo o conocido.
        No obstante, pude mantener el control emocional antes, durante y después, porque a través
        de mi obra pictórica, ante todo, se me había preparado. También allí, comenzó a dejar sus
        marcas agresivas, por lo que debía reparar los cuadros con reiteración. Estuvo el ABUELO
        TUTOR 100 X 100 en ese período conmigo, 24 horas, aunque yo me dirigí a MI PADRE al
        ver la segunda Carolina dañada7, después de yo haber desayunado al mediodía ante los
        cuadros y haberme retirado a escribir. Curioso, el daño reiterado fue hecho en el mismo
        lugar, donde me golpeó, al filo de las 11 de la noche8, con el antebrazo. Estas y otras señales
        agresivas, hechas a escondidas, me pusieron sobre aviso y, más, la última, porque se dejó
        destapado parcialmente el cuadro, para que yo lo viera de forma inmediata y explotase por
        mi emotividad, que no siempre es explosiva. Por ello, en la tarde, unas 6 horas antes del
        suceso, puse sobre aviso a Teleasistencia sobre una posible agresión y el sujeto a detener de
        sucederme algo.
        7 Por cierto, al iniciarse la tarde y comprobar, que un cuadro, la segunda Carolina, que le representaba estaba dañado
        por enésima vez, me molesté mucho con MI PADRE y tomé el libro de Saint Germain, Mi Mágica Presencia, y
        lo lancé con todas mis fuerzas, en ausencia del individuo, contra la puerta de la habitación, que le tenía alquilada.
        8 Hablando de filo, justo en otro cuadro, una pequeña Carolina, en preparación, para regalar a la muchacha de
        servicio, una de las curvas asemejaba el filo de un arma blanca en la misma zona, que ya he eliminado tras la
        agresión.
        9
        Esa tierra crecida con las antenas, en el cuadro, es sumamente excitante, domina el
        Estudio, aún antes de entrar, sólo asomándose desde el recibidor. Supongo, porque asemeja
        un clítoris gigante, sin ser intención de la Pintora, lo mismo que el interior de un mejillón
        gallego. Puede ser, precisamente, por esta impresión, que mi primera idea fue, la parte de la
        tierra, la montaña, rodearla, incrustarle conchas de mejillones gallegos, comidos en la pasada
        Navidad; las guardé durante todo un año, en una cajita de Tarta de Whisky. Tal vez por ello,
        excite tanto el cuadro, hasta con poquísima intensidad de luz. Aunque el cielo mismo,
        impresionista en sí, la profundidad del horizonte y las propias llamas son impresionantes,
        tienen una fuerza insólita. Me atrevería a decir, que no hay un ser humano, que se pueda
        quedar indiferente ante este Tutor, ante “La Crecida”. La cotización de MI ABUELO es muy
        elevada. Por cierto, el agresor solía decir, venía diciéndolo desde hacía dos años: “Parece un
        Picasso” y yo le respondía: “No parece un Picasso. ¡Es un Tutor!”. ¿Pueden haberle excitado
        mis cuadros? A mí misma, “La Crecida” y “La Barca de Oro”, aún no concluida, me excitan;
        la primera, de tal forma, que si voy a observarla antes de irme a la cama tardo en conciliar el
        sueño; me pone eufórica. Esto me ha hecho pensar en la posibilidad de no pintar más hasta
        mi regreso a Cuba; sólo concluir algunos cuadros de un período anterior, que permanecen
        inconclusos.
        Para la creación espontánea, se prepara, en el transcurso de su vida, a un ser
        humano, sin ser precisamente una educación especializada en Arte9, aunque no la excluye,
        con elevados componentes creativos. Se ubica la capacidad creativa, sea “espontánea” o no,
        en cualquier campo de trabajo o del saber10. Para ello, se escoge a los individuos por
        9 ¿Por qué me refiero al Arte en este punto específico? En primer lugar, porque se suele tratar al Arte, como
        creación, y a los artistas en calidad de creadores. Además, la creación artística es una capacidad superior del ser
        humano, aunque no sólo ellos son los creadores.
        10 En ensayo futuro trataré el tema con mayor profundidad. Sólo señalaré, que en “Ha Historia de la Creatividad”,
        no firmado por el autor (3 p.) y que le queda grande el título, porque en realidad trata de la evolución histórica del
        uso del término creatividad, se señala, que el término tienen su aplicación a partir del siglo XVII, siendo utilizado,
        según el autor, por primera vez por un polaco, Maciej Kazimiers Sarbiewski (1595-1640). Los antiguos griegos no
        le concedía ese valor al Arte, sino que enaltecían la técnica y se regían por leyes, entendido como conocimiento,
        rigurosas, siendo una virtud, que sólo se le reconocía a DIOS en e la Edad Media y no era pensable, por prejuicio e
        imposición religiosos, atribuírsele a humano alguno, dejando sólo un espacio estrecho a los Poetas de contacto
        Divino.
        10
        parte de la CREACIÓN, del mismo modo que, en la fase inicial de conformación
        de la vida, la CREACIÓN seleccionó los elementos necesarios para dar paso a la
        vida organizada y para su desarrollo ulterior. Tal vez, pudiese decirse, que la VIDA
        se hizo un cuerpo o múltiples cuerpos y formas para Sí, dejando detrás el calidoscopio, al
        que llaman el Caos inicial.
        Esto siempre nos coloca ante la primera pregunta de la Filosofía, ¿qué existió primero
        la idea o la materia?, que no me ha abandonado desde mis días del MGIMO, allá a mediados
        de los ’70 del siglo XX, en la asignatura “Historia de la Filosofía”, ante el agnosticismo de
        las Ciencias. Por cierto, de entre mis cuatro o cinco Profesores de Filosofía del MGIMO sólo
        recuerdo a dos: a uno, precisamente, por el Agnosticismo y su forma magistral de hacérnoslo
        comprender: “¡Ahí, está mi madre! Mírenla… ¿No la ven?… Si no la ven ustedes dicen, que
        no está, aunque yo les diga, que la veo y está ahí…”. Así comenzó la Conferencia sobre el
        Agnosticismo; el otro, el Profesor DR. Henrik11, que nos enamoró con Inmanuel Kant en el
        Curso Doctoral de Filosofía, y sus propios experimentos en comunidades indígenas de
        Australia, en los que no pudo demostrar el paso de las formaciones sociales al modo de
        Marx, por lo menos, de la Comunidad Primitiva al Esclavismo. Por supuesto, eso fue en
        Australia, lo que no niega la apropiación, que pudo haber tenido lugar en Europa,
        características presentes en un número importante de personas aún en la actualidad.
        Volviendo al proceso creativo, es evidente, que las personas participantes de la
        creación espontánea forman parte de ese TODO DIVINO, al que llamaré la CREACIÓN
        POSITIVA. En estos individuos, en mí o algunos por lo menos, se manifiesta un mecanismo
        físico, que yo he visto y experimentado en una fase de mi sueño: por el chakra 7,
        ubicado en la coronilla o mollera, entra un rayo intenso y fino de luz
        blanca, muy recto, de gran frecuencia, que a nivel de las tiroides o
        11 Profesor Titular, Doctor Titular en Ciencias Biológicas y Doctor en Ciencias Filosóficas. Experto en el Proceso
        Cognoscitivo, con experimentos relevantes a nivel mundial en comunidades primitivas de Australia y con bebés.
        11
        chakra 5, en mi caso del lado derecho, hace una chispa y se produce
        un aluvión de palabras, en una transmisión desatada en pleno sueño,
        lo que ya yo intuía12
        .
        Esto puede explicar las canalizaciones, que tienen lugar en algún otro punto del
        Planeta, actuando los “canalizadores” en calidad de receptores-transcriptores, ya sean
        autores, científicos o los canalizadores de la Nueva Era, que no están, en muchos casos,
        preparados para la información específica, y su correcta compresión y transcripción. Muchos
        reciben mensajes de entidades de otro plano, de entidades celestiales o no. Estos individuos
        actúan en calidad de receptores de dichas trasmisiones, lo que pudiese estar presente es un
        sistema de triangulaciones, una malla alrededor del Planeta. Y, ello pudiese explicar el por
        qué, en la actualidad, personas, que no gozan de estudios elevados, de una trayectoria
        intelectual y no tienen el nivel necesario, se lanzan a escribir libros. Me arriesgo a avanzar:
        ideas, libros y obras, que salen de mentes superiores o del diálogo entre esos dioses, Dioses,
        DIOSES y Semidioses; autores de un menor nivel, que se conectan al flujo de la CREACIÓN
        y de los verdaderos creadores, de los Iluminados, de los que fluye la creatividad; la idea, que
        toma cuerpo.
        Se está en presencia de Creadores, entendido en el sentido más amplio y concreto,
        que nos intercomunicamos espiritualmente, colaboramos sin tener contacto físico ni
        comunicación humana natural, en algunos casos, de lo que he venido dando testimonio, en
        particular, en la Presentación de los CUADERNOS DE HISPANÍSTICA DE ANDREA
        TUTOR, 28 de Septiembre de 2009, aunque ya en 2003 señalaba el contacto con Dios del
        Poeta y le dedicaba a ÉL el Poema “El Poeta”, en mi primer poemario, que fue un producto
        secundario de mi labor creativa en VALS PARA KARLA. No siempre son Seres y entidades
        de otro plano, sino que una parte mental de algunos individuos con cuerpo humano, con
        12 Debo aclarar, que ni aún así, yo hablo en sueños de forma audible.
        12
        capacidades para influir en lo físico, se trasladan, sin que su cuerpo se traslade: unos vienen
        a ayudar y los del bajo astral a molestar, interferir, dañar la salud y aprovechan las horas de
        sueño o la noche, en lo fundamental, para dar “órdenes” dañinas al individuo. Puede ser esta
        labor premeditada o no: se conectan con cables finos invisibles al oído interno u otras partes
        del organismo, induciendo pensamientos, estados de ánimos negativos, enfermedades y
        dando órdenes a órganos físicos vitales de los individuos, que molestan al bajo astral o a ese
        individuo por una u otra cuestión. Se lleva a cabo una “guerra” en un plano virtual en
        ocasiones, lo que fue captado de tal forma por la autora y los productores de las películas en
        Harry Potter, que me han ayudado a enfrentarme a los ataques del mal con mayor conciencia
        y estar apercibida de algunas cuestiones, que a lo mejor aparecen en futuros libros y
        películas.
        Un ejemplo de colaboración en el plano espiritual entre Intelectuales, lo constituye
        mi trabajo intelectual a partir de 2006, en que observo la ayuda de la DRA. Elena Díaz en el
        video de la Presentación de VALS PARA KARLA, que aparece en mi Web. En mi forma
        de hablar, observaba algo ajeno, que me molestaba, hasta que dije. “Hay gestos, que son de
        Elena. Me molesta hacer gestos, que no son míos”. Ese día estaba muy agotada y Elena es
        una magnífica expositora. Ello demostraría colaboración espiritual dentro de la
        intelectualidad, con independencia de las voluntades propias y nos colocaría ante una IDEA
        SUPERIOR e hilos, que salen de esa inmensa araña, que se llama Aragón o el Aragonés,
        hilos de seda, hilos blanco dorado, hilos de la CREACIÓN POSITIVA. ¿Ha muerto
        ARAGÓN? ¡TODAVÍA QUEDA CATALUÑA Y UNA BATALLA POR PARÍS!
        Puntualizo, que no he trabajado ni compartido con estas personas después de mi
        jubilación de las Ciencias Sociales en 1997, aunque, en la práctica, se debe referir a Junio de
        1996, y están situadas en diferentes lugares del Mundo. Es una experiencia agradable y
        desagradable a la vez. También, una experiencia de traiciones y abandonos físicos, de
        infidelidades y de difamación para o, tal vez, haya sido una necesidad para demostrar, yo no
        13
        digo descubrir, porque DIOS siempre ha estado ahí, acompañando y enseñando en camino de
        la creación y el progreso al hombre, de forma consciente o inconsciente de su cercanía y
        contacto. De hecho, se ha intentado aislarme de los flujos, de los canales, que puedan
        conducirme a la fama, puedan ubicarme por encima de los que se creen superiores por haber
        “llegado” primero; los amigos se han hecho los “suecos”, los “tontos” y han erigido excusas
        falsas y superficiales para evadir responsabilidades, obligaciones por amistad, amor y
        solidaridad. Es como el cuento cubano “Cachita y sus cuarenta muchachitas”, por cierto, yo
        fui la Jefe de las Brigada Vanguardia, de “Las Cuarenta” y Cadena SER tiene el programa
        “Los Cuarenta Principales”. Es la CREACIÓN y los diversos creadores, que conformamos y
        hacemos no sólo Artes, sino a través de nuestra actividad intelectual, consciente o
        inconsciente, hacemos la historia humana; nos aproximamos al conocimiento de DIOS y de
        sus más cercanos colaboradores.
        Es precisamente, en 1939, en que se señala, por el Movimiento de la Nueva Era, que
        el Cosmos se expresa, en un momento crucial en la historia de la Humanidad. El Cosmos
        piensa, aunque no hable con todos, no se exprese siempre, así como envió una generación
        muy especial al Mundo ese año y, en años sucesivos, a un conjunto de individuos, que se les
        sumarian para trabajar por la Paz del Mundo, por el Amor y el Progreso Sostenibles, por un
        Mundo mejor, más justo y equitativo, sin igualitarismo. Pues, no hay nada más injusto que el
        igualitario; tan injusto como la expropiación de la fuerza de trabajo del otro o la apropiación
        del pensamiento de otro, sin retribución.
        Continuando, con el tema de la creación artística, incluida la literaria, apunto, que la
        existencia de autores, que reciben de esos individuos, Semidioses o Dioses o DIOSES ellos
        mismos, visitando el Planeta y compartiendo con su pueblo, viviendo dentro de él y cómo
        ellos, la inspiración, el flujo de información, que, luego, llevan a sus libros, no son dueños,
        en su totalidad, de los resultados económicos, los beneficios de la comercialización de “sus”
        14
        obras. Esto plantea un dilema importante para el Derecho de Autor, ya cuestionado y
        vilipendiado por los piratas y diversos sujetos del mercado.
        Por cierto, se me indica, que yo no tengo que trabajar; sólo dormir. A lo que yo me
        niego, porque yo no hago trabajo negro. Siendo parte importante de la CREACIÓN, a lo que
        haré referencia en otra oportunidad, no puede otro u otra gozar de lo que me pertenece,
        actuando el otro, la cara mostrada, en calidad de obrero13. Ahora, hay más obreros que mies.
        Del mismo modo, se ha estado en presencia de una avalancha de creación negativa.
        Supongo, que la chispa que se produce, a nivel del chakra 5, se dé del lado izquierdo, al que
        se suele llamar siniestro, aunque no necesariamente. No obstante, no me encuentro en la
        capacidad, todavía, de asegurar, que entra por el mismo chakra 714, aunque sí puede ser, de
        conectársele al autor-receptor un cordón negro, una conexión con el infierno, como me
        sucedió a mí con un individuo, nacido bajo la influencia de Saturno y concebido bajo el
        signo de Marte (parece ser, que estos son los verdaderos martes negativos, promotores de la
        guerra injusta, de las argucias y astucias del mal, siendo los seguidores de Saturno15, que , a
        veces, muestran una cara pacífica y desinteresada; pura hipocresía). Es muy importante saber
        con quién, realmente, se coloca la cabeza sobre una misma almohada o pared con pared.
        13 Mis sueños siempre han sido preciosos y en colores. No dan angustia, al igual que mi Obra literaria, como
        tampoco fue destructiva mi obra ensayística en las Ciencias Sociales. A algunos amigo, les llama la atención, que
        yo voy por Santander, diciendo qué hace falta hacer aquí o allá, qué le falta a la ciudad o puedo ver , desde Cabarga
        la ciudad del futuro extendida por todo el Valle o los valles hasta tocar el mar por varios sitios, que se encuentran a
        los pies de la Montaña o en paseos pasados por una senda, que le llaman Parque Sotileza, por la novela de Pereda,
        ver una solución bella y moderna para la parte más fea de la ciudad, dejarla soterrada (varios años más tarde, surgió
        el proyecto). Yo sólo lo visualizaba; visualizaba el futuro.
        14 En la madrugada del 4 de enero de 2010, he visto parte de un video sobre un Pintor, considerado un Genio,
        Francis Bacon, el más reciente Francis Bacon, que habla de chispas, cual diversidad de corte-circuitos a nivel de
        cabeza, ello pudiese explicar la creación negativa, que es tan evidente al observar las características de sus cuadros
        mostrados en el filme documental. Por ello, me atrevería a afirmar sobre un malfuncionamiento del chakra 6 o una
        super activación de éste por energías bajas, que contrarrestan al flujo de creación positiva, un choque de frecuencias
        nivel de chakra 6. Por lo que, lo creativo se resume sólo a actividad mental en este tipo de individuos y, por ello,
        ciertos comportamientos “patológicos”. No son enfermos, sino personas que participan de relaciones
        multidimensionales en cuerpo humano.
        15 Esto necesita un estudio a fondo por un Equipo Especial Multidiciplinario de Investigadores, con consultores en
        Materias Ocultas y Esoterismo…, combinado con estudios sensoriales con un equipamiento preparado
        especialmente para dicha investigación. Por supuesto, se necesita un grupo de Científicos flexibles, abiertos a
        cualquier descubrimiento y no agnosticismo en las Ciencias, que, como sabemos, siempre se muestran categóricas,
        aun ante sus errores, ante el desconocimiento de realidades y la negación de conocimientos anteriores. Es necesario
        renunciar al partidismo y solidaridad cientificista para aproximarse a la Verdad.
        15
        En aras del espacio y de no convertir este prólogo en un ensayo monográfico sobre
        creación artística, sólo se anotará, que es la actividad más elevada del ser humano, en la que
        se expresa, en mayor medida, esa parte del individuo, que es el Espíritu; parte, que no niegan
        ni los marxistas más radicales, los marxistas materialistas, los leninistas. Y es, precisamente,
        la parte espiritual del ser humano, la que, en muy primer lugar, está en contacto con el
        ESPÍRITU SANTO, que no sólo penetra para iluminarnos, sino que nos envuelve; nos mueve,
        nos trae y nos hace partícipes de Sus Dones.
        He tratado este tema, porque, precisamente, LAURA VICTORIA, mi novela pastoril
        moderna nos coloca ante la creación espontánea en Literatura. Nada más alejado de mi
        mente, que escribir, en Cantabria y sobre Cantabria, una novela, que versase sobre el tema rural
        y, mucho menos, sobre la Ganadería y los seres vinculados con la actividad pastoril. Un tipo de
        trabajadores agrícolas, que tendrá que incluir algunos elementos de la vida actual, al tiempo que
        nos ubica a un número de los que se han ido quedando al margen del vertiginoso proceso de
        desarrollo económico, que ha tenido lugar en España, denominado “Milagro Español”. Siendo
        una de las ramas de la Economía Española, que se ha visto más afectada por los cambios, en su
        vertiente Norte, en que la Ganadería jugaba un rol de importancia entre sus pobladores, para
        muchos sigue siendo su única fuente de ingresos o su actividad central.
        La modelo del personaje Laura Victoria me fue puesta ante mis ojos; yo sólo tuve que
        abordarla, iniciar el diálogo. Éste no pretendió buscar información para mi trabajo, sino dar
        ayuda psicológica a quién observé necesitaba. Es un ser muy particular, porque no se parece a la
        mayoría de la gente de Santander. Aunque, hoy, he visto a otra mujer, que la recuerda,
        caminando por el área, en que la encontré día a día, cada vez que pasaba por el lugar durante
        más de dos años, hasta que le pregunté: “Disculpe… ¿A quién espera?”. Ella me sirvió para
        comenzar y terminar mi novela Son de Karolina. Entonces, le llamé La-que-Espera.
        También, le dediqué uno de mis cuentos infantiles, porque su tierna ingenuidad sería propia de
        16
        una niña maravillosa, de una niña de cuentos, de una niña que, todavía, sabe, que en alguna
        estrella están las personas queridas, que se han marchado.
        Mi mayor preocupación, tras invitarla al Estudio para que me diese una entrevista
        grabada, después de mi viaje a Alemania en 2007, consistía, en que no tuviese lugar el fenómeno
        de la Transferencia, sobre el cual nos ha ilustrado Freud. Mi temor aumento, cuando terminada
        la entrevista de unas dos horas, apuntó, que yo había sido su Psicóloga y que le había ayudado
        mucho en los meses, en que me detenía a conversar con ella. De hecho, la invitaba a andar
        conmigo, a acompañarme a alguna compra; trataba, que ampliase su base de acción, saliese del
        círculo vicioso de horas y horas de espera, envuelta en el humo de cigarrillos y el cansancio
        marcado en el rostro. Contribuyó, de forma importante a su mejoría y a nuestro acercamiento en
        puntos de vistas, la lectura de VALS PARA KARLA y el interés suscitado en una persona no
        lectora con bajísimo nivel cultural y de instrucción. Debo aclarar, que la modelo es
        completamente heterosexual y ama apasionamente a su marido; el amor, que relato, a mis
        lectores, en LAURA VICTORIA. Para mi asombro, con sólo nivel primario de Instrucción,
        comprendió perfectamente mi explicación sobre el fenómeno psicológico de la Transferencia y
        que yo debía tomar medidas, para que no tuviese lugar, por responsabilidad profesional, a pesar
        de no ser Psicóloga graduada. Doy gracias a DIOS, que me la colocó allí y que yo la pude
        ayudar. Hace meses, sólo viene a Santander por mi invitación. Superó su situación, aunque
        todavía le quedan cuestiones por resolver en su vida, algunas complejas.
        Es impresionante cómo la modelo del personaje protagónico me ha ayudado a construir
        la novela, el esqueleto de la novela. Por ejemplo, me explicaba su forma de entender el amor y
        otras cuestiones, a través de reflexiones escritas en papelillos, que guardo en algún lugar y no he
        utilizado para escribir la novela; estos me sirvieron para conocerle, y pedí cesar con la entrega de
        apuntes, cuando comenzaron a reiterarse las ideas, entonces, le solicité la entrevista. La modelo
        me ha ido llevando por algunos escenarios, que le son propios; he podido hacer entrevistas
        informales a sus padres y vecinos sin grabar; caminar, con ella, por las mismas calles, que lo
        17
        hacía llevada, primero, por su afición al baile y, luego, por un amor, que fue creciendo, a través
        de sus relaciones con su pareja de baile. Lo curioso, que, siendo lugareña, no conoce el nombre
        de ningún lugar, excepto los de las dos discotecas: ni una calle, ni una avenida, ni el nombre del
        parque principal, absolutamente nada. Es curioso, muy curioso, pero ha llegado, mediante la
        relación de ayuda psicológica y trabajo, a leer no sólo a ANDREA TUTOR, sino a García
        Márquez, disfrutarlos en su diversidad y comentarlos mejor que personas con un supuesto
        desarrollo superior.
        La actividad creadora y creativa de ANDREA TUTOR ha de convertir a una persona y
        una vida simple, aparentemente sin importancia y sin valor para ser contada, en una Obra de
        Arte, que inmortalizará a algunos de sus personajes, sobre todo a los más fuertes, como la propia
        Laura Victoria, la abuela Nieves o Nevis, la tía Victoria y la prima Victoriana. Materia prima, la
        piedra exterior más tosca posible de hallar en Cantabria, un canto encontrado en la vía pública,
        es convertido en un producto exquisito, que sacará al exterior la belleza del alma de esas grandes
        mujeres, dos de ellas completamente ficticias y dos reales, pero reinventadas.
        Yo, por mi lado, ya venía recorriendo, antes de conocerla, escenarios, que vería, más
        tarde, como alternativos para separar a los personajes de las situaciones reales y mostrar
        diferentes rostros de Cantabria, de la Cantabria Rural de una manera muy diferente, a la que lo
        haría un lugareño con la Tierruca inmersa hasta el tuétano. Bueno, escenarios y personas, que
        existen, con parte de su historia real y temas añadidos; personajes, que no se conocen entre sí,
        interrelacionados por LAURA VICTORIA.
        Aparte de las vacas de “San Vila”, la finca de mi Abuelo gallego, de mi Abuelo JUAN, y
        las entrevistas en las vaquerías para la Historia Agraria de Güines, Santo Domingo y Majibacoa,
        así como alguna Feria de Ganado, frente al que sería mi Bachillerato, y un Rodeo en Ciego de
        Ávila en mis años de Sociología Rural, al que fuimos invitadas las dos Profesoras de la
        Universidad de La Habana y una Investigadora de la Academia de Ciencias al Palco del Ministro
        de la Agricultura de Cuba, no sé mucho de ganado, ni he tocado una vaca jamás, más allá, que
        18
        las ubres, agarradas, palpadas, ordeñadas, y la barriga y una de las patas del Monumento a la
        Vaca en el Parque Morales de Santander, cada vez que paso a su lado. Por cierto, cuando la vi,
        por primera vez, me reí muchísimo, porque en Cuba le habían hecho un Monumento a Ubre
        Blanca, una vaca que daba más de 100 litros de leche diarios; llegó a superar los 142. Ello llevó
        al imaginario popular a dudar de la cordura del Dr. Fidel Castro, entonces Presidente de la
        República y mayor fanático de la vaca. ¡Son cosas de gallegos!
        “Tanto la prosa, que en momentos se puede catalogar de prosa poética, como la Poética
        misma de ANDREA TUTOR16 se caracterizan por la no adjetivización, tan dada en la Poesía.
        Ello va a estar estrechamente vinculado con su experiencia, como excelente Ensayista, que
        conoce el edulcuramiento de la adjetivización, que, con frecuencia, está cargada de frivolidad y
        superficialidad, con un concepto errado de la Poesía, desde mi punto de vista”
        La presente novela está narrada de una forma peculiar, pues se utiliza a un narrador
        externo, que se irá intercambiando con dos “yo” diferentes: uno, el de la propia Autora, que
        entra y sale de la novela, de la misma forma que nos viene acostumbrando en su Fotografía, en
        que, a veces, se puede observar su mano, su pié, alguna parte de su cuerpo, entrando a la foto;
        también, se nos muestra en desnudos, como modelo de algunos de sus cuadros. Y, el otro yo es
        Laura Victoria, protagonista de la novela, lo que permite dar un tono más local a la narración y,
        de forma dosificada, se incluyen algunas frases, expresiones propias de la región rural de
        Torrelavega, lugar del que se sirve la Escritora, en calidad de escenario preferente,
        16 Cuando escribo Prólogos, Ensayos, Introducciones me encuentro en una dualidad, que se puede expresar en la
        redacción, por el hecho de ubicarme en el traje de la DRA. CARY TORRES para analizar a la Escritora y Artista
        Plástica ANDREA TUTOR, que es un fenómeno cultural y espiritual, crecido sobre la base de la Dra. Cary
        Torres, pero que cuenta con la participación de otros individuos, que no nos acompañan con cuerpo humano
        en la actualidad o sin ellos, pero son invitados por ANDRÉS TUTOR para participar en la formación y
        asesoría de su nieta. Por ello, se invita a SU PROPIO PADRE, SEÑOR DON JUAN ANTONIO TORRES Y GARCÍA, e
        Hijo de TUTOR, el SEÑOR DON ANTONIO TORRES Y FLOTACH, al que tan bien se le daba en vida la
        Escritura. ¿Puede ANDREA TUTOR escribir bien ella misma? Sí, pero ha aprendido mucho en esta experiencia
        sui generis. No obstante, en Pintura es que está presente un mayor grado de influencia y ayuda, por no contar con
        estudios específicos, más allá, de unos 9 años de Dibujo Técnico, así como haber sido excelente en Geometría del
        Espacio, lo que indica su alto poder de abstracción. El fragmento, que me ha hecho colocar la nota, fue escrito,
        cuando me encontraba narrando LAURA VICTORIA, al terminar, escribí de forma automática Saint Germain y lo
        subrayé, por ello, lo entrecomillo. Ahora, a mi lado, se me ha hecho colocar un colchón de muelles marca París, por
        ello, sé, que está MI ABUELO. Además, me cuesta ver la televisión, sólo mi oído y gusto se declina por la Música
        Clásica. MI PADRE, como MI ABUELO, sólo soportaba la Música Clásica. Con anterioridad, a la DRA: CARY
        TORRES, a mi persona, le encantaba la televisión y diversidad de cantantes, aunque no mucho la música popular.
        19
        transcurriendo la mayor parte en poblados reales: Caseríos y San Ramón. En Verano de 2009, en
        San Ramón, ya se vio a ANDREA TUTOR, desde su Web, en la Fiesta del Santo Patrón.
        Aunque acompañada de la modelo de su personaje, no quiso mostrar su rostro de forma abierta.
        La complejidad de la lectura sólo consiste en esta forma de narración, que una vez más
        innovará. No obstante, es reconocible cada uno de los narradores, sin lugar a confusión. Como
        siempre: amena, elegante y deleite del lector la elevada pluma, que una vez más se muestra en
        ésta mi tercera novela, dentro del Movimiento Literario del Realismo Romántico del siglo XXI,
        el Neo Realismo Romántico.
        Santander, 27 y 30 de Diciembre de 2009
        (Primera revisión, 3 y 4 de Enero de 2010)

      • 3
        A modo de introducción
        Si para mí la narrativa es el medio ideal de expresión por la amplia posibilidad
        de combinaciones de palabras y estructuras gramaticales que ofrece, así como el juego
        con el simbolismo poético y las especificidades del lenguaje poético, que pueden ser
        introducidos en la narración para dar brillo y belleza, al mismo tiempo que le confieren
        sutiliza, la poesía es la expresión de una voluntad superior. Es una necesidad de
        exteriorizar sensaciones y sentimientos que emanan del alma, van más allá de lo
        limitado del cuerpo. La poesía es, ante todo, una expresión espiritual, que supera a las
        técnicas literarias y necesita la melodía del Espíritu.
        Podría decir algo similar, pero prefiero citar a la monja-poetisa Trinidad Sánchez
        Moreno, quien carecía del conocimiento de las reglas métricas y le brotaban versos en
        su relación de intimidad con el Señor. Al comentarle un hermano sacerdote sobre la
        forma de unos versos, ella contestó: “¿Una seguidilla? Yo solo he oído esa palabra
        aplicada a las danzas de mi tierra”. Es que Trinidad no había recibido instrucción, no
        había asistido a la escuela, no conocía de teorías y técnicas. Ella solo vivía una
        experiencia y dictaba, en lo fundamental, lo que el Señor le cantaba al oído, en la
        profundidad de su mente y su alma, y le respondía con una respuesta amorosa de la
        misma forma en que Él le hablaba a ella, en versos. Esa relación le daba la libertad
        literaria, que no tienen los conocedores de las técnicas narrativas y poéticas, le permitía
        crearse un lenguaje particular o formas propias de expresión, que se ajustaran a su
        experiencia espiritual sin tener que ceñir ésta a las ataduras establecidas. Ello le
        permitió, en grado elevadísimo, el sentido del ritmo y las medidas espontáneas, que ya
        otros se encargarían de ubicar dentro de las estructuras poéticas a que correspondiesen,
        según los cánones establecidos por la teoría.
        4
        Hay dos formas de escribir, en lo fundamental, siguiendo las técnicas literarias,
        respetando los cánones establecidos por otros y aceptados por la crítica, o bien,
        rompiendo con todo de forma consciente o inconsciente y entregándose a la inspiración,
        dejándose llevar por una experiencia íntima y permitiéndole fluir a través de nuestra
        mente y nuestras manos. En este segundo sentido, son más libres y auténticos, los que,
        como Trinidad Sánchez Moreno, han tenido un déficit de instrucción, y nos
        encontramos a medio camino, los que, como yo, hemos tenido acceso al conocimiento
        de la literatura universal a través de las aulas y de los libros, así como al estudio de la
        gramática de varias lenguas, pues por mucho que lo intentemos y tratemos que impere
        en el mayor grado posible una escritura automática, siempre estará presente, de un
        modo u otro, la mediación de la instrucción, tanto al escribir como en las sucesivas
        revisiones. Por cierto, mi mayor temor a la hora de revisar los trabajos es el quitarle
        frescura y espontaneidad, matarle lo creado con lo instruido.
        Este poemario, que coloco en tus manos, desearía que lo recibieses del mismo
        modo en que llegó a mí, como un regalo de Adviento y Navidad. Fue escrito en ese
        período de forma espontánea. En los momentos en que me proponía comenzar una
        novela, de mi mente solo salían versos, lo mismo si estaba delante de la computadora,
        andaba por las calles de Santander o acostada en mi cama. En ellos no busqué la
        perfección, pues ésta no es a mí a quien está dada y pertenece.
        Santander, 18 de febrero de 2004,
        Día en que mi padre nació en 1901.

      • 3
        Al lector
        (Llaves de Oro y Plata)
        Poemario
        Este modesto poemario está conformado por un conjunto de poemas escritos
        para el libro de poemas De lo humano y de lo Divino, que por cuestión de espacio
        no se incorporó a dicha obra, que está compuesta por versos surgidos en el período de
        Adviento y Navidad de 2003. A ellos se suman numerosas inspiraciones, que
        corresponden a la Cuaresma de 2003.
        Aunque escritos en períodos fuertes de la Iglesia, y por ello presentan ambos
        poemarios un importante peso religioso, están presentes otros temas, que dan
        continuidad a una poesía romántica y testimonial, que se caracteriza por ser
        complemento de mi obra narrativa, es decir, otra forma de contar una misma realidad,
        mi realidad, la de mi generación y la de las personas, que me han acompañado y son
        parte de la historia de mi vida.
        Mi mayor pretensión al conformar esta obra, fue poner en sus manos una
        lectura sana, acompañada de una experiencia de vida espiritual profunda, que ha
        transitado por varios estadios, en ocasiones diametralmente opuestos, a saber: un
        cristianismo temprano en el que se entremezclaba una religiosidad protestante con el
        catolicismo; un ateísmo militante conducente a una profunda crisis individual, que
        antecede a la crisis de la sociedad socialista cubana, así como un alejamientoacercamiento
        de forma paralela de la ideología marxista al catolicismo en un proceso
        de conversión, a una fe insondable. Al mismo tiempo, se continúa en una búsqueda de
        la Verdad y las formas más apropiadas de vivir en comunión con Dios.
        4
        Mi experiencia vital me ha llevado a ser una beata, aunque no ratón de iglesia.
        Creo en la libertad del hombre, del amor y en la diversidad de formas de manifestar la
        religiosidad, la cosmovisión e inquietudes sociales, así como considero que el único
        medio para que se dé un movimiento ecuménico real es admitiendo las diferentes
        formas en que Dios, Trino y Uno, ha escogido para manifestarse y para que se le adore
        por los distintos pueblos, y la no existencia de superioridad de una religiosidad sobre
        otra con independencia de lo estructurada y extendida, que puedan estar algunas
        religiones.
        Me confieso cristiana y católica militante, pero me confieso libre con relación a
        todo ser humano, a toda estructura social, a pesar de respetar las instituciones y
        jerarquías; mas mi respeto va dirigido ante todo al ser humano, al ser viviente, al
        Universo. Desde mi punto de vista, la expresión más vívida de la libertad está en la
        capacidad y en el derecho de amar de las personas, tanto en el sentido amplio de la
        palabra como en la acepción de amor en pareja. Ese derecho y capacidad de amar
        solo puede conducir al respeto, a la tolerancia y, a fin de cuentas, a la paz.
        La autora, Viernes Santo de 2004

      • 1
        A modo de introducción
        Un libro de cuentos para un niño no es una tarea sencilla y, mucho
        menos, cuando hace tanto que no somos niños. Por ello, es necesario
        recobrar la memoria y volver a empequeñecer, hacernos criaturas, para
        hablarles de modo similar al que nos gustaba que se nos dirigiesen en esa
        etapa de nuestra vida; tomar en cuenta que los niños de hoy viven en una
        sociedad más compleja y que están en contacto diario con una mayor
        cantidad de información y, por tanto, con un lenguaje más amplio y
        elevado; recordar cuánto nos molestaban las alusiones ñoñas y tontas, que
        nos tratasen cual anormales o, peor aún, que hiciesen gestos y sonidos
        grotescos. Cuánto agradecía a mi padre, pues nos trataba como personas
        sensatas, lo que de manera tan evidente trabajó de forma positiva en la
        elevación de la autoestima de sus hijos.
        A los niños lo primero que hay que hacer es respetarlos como
        personas, como seres racionales que son y que, además, tienen mayor
        sensibilidad que un adulto para percibir la bondad, el amor, la hipocresía, la
        falsedad y la maldad. En eso los niños y los perros se parecen mucho. Son
        más sabios que la mayoría de los adultos.
        Insertado en el conjunto de cuentos de mi autoría, aparece uno, “Al
        Más Pequeño”, que corresponde a la incipiente labor literaria de una amiga
        2
        y hermana en la fe, María de los Ángeles Blanco Pérez, que ha sabido
        crecer a su tercera edad y, hoy, se pone en la punta de los pies para besar a
        Alejandro en la frente. Este cuento, como se señala en el mismo texto, fue
        su creación hace muchos años para entretener a sus propios hijos; sólo ha
        recibido algunos retoques para ajustarlo a mi estilo y, así, formar parte de
        este volumen. Se ha incluido uno de mis primeros cuentos, escrito el Día de
        Santa Lucía de 2003, con la intención de contribuir en una actividad de
        nuestra Santa Iglesia y resultó Premio de Redacción de la Asociación
        Belenista de Cantabria en esa Navidad, “El Misterio del Mesías”
        Este modesto libro, Cuentos del Abuelo, constituye un regalo por
        su primer cumpleaños a un niño, del cual presentí su nacimiento un día
        antes de su llegada a la luz, al pequeño Alejandro, que está llamado a ser un
        hombre de bien, un hijo de la Luz, un hijo único de Dios; al niño que nació
        el año en que hubo señales en el cielo en vísperas de Reyes: bajó tanto la
        estrella sobre Los Picos de Europa, que casi toca a España y, por si fuera
        poco, cayeron siete meteoritos, iluminando siete comunidades hispanas y,
        por ello, son siete los cuentos que conforman este pequeñísimo presente.
        La autora, Santander, 11 de Marzo de 2005,
        Día de San Eutimio,
        Primer aniversario de un crimen
        y una traición a España.

      • 1
        Al lector
        Desiderio Torres Ribeaux nació en Santiago de Cuba el 19 de septiembre de
        1948. Participó, siendo un niño, en la Campaña Nacional de Alfabetización en la Cuba
        castrista en calidad de Maestro Voluntario en los campos del Oriente cubano; tras varios
        años en los internados pasó a trabajar en una privilegiada zona rural por sus paisajes y
        tradiciones, la Sierra Maestra, para, más tarde, incorporarse a la Brigada Che Guevara,
        que se encargó de deforestar al país en un azote de Oriente a Occidente, donde se
        quemaron especies ancestrales de los árboles oriundos del país, os que fueron
        cuidadosamente preservados por la Corona de España.
        Su rica experiencia y conocimiento de las costumbres del campesinado oriental,
        desde el léxico utilizado en la zona, giro, etcétera le dan un matiz provinciano a su
        narrativa, que está muy lejos de su origen, educación y el medio citadino, donde se ha
        desenvuelto la mayor parte de su vida, tanto en la infancia como en su edad adulta, así
        como de sus profundas raíces hispanas.
        Este profesor de las Matemáticas ha devenido en escritor, cuya primera
        producción literaria es la presente novela corta Eneida o La Pérdida de la
        Inocencia, donde tras el protagonista, Demetrio, se esconde el autor para regalarnos
        su propia pérdida de la inocencia con la nada inocente Eneida. El escenario natural en
        que se desarrolla la obra es real y su belleza supera en mucho la trasmitida de forma
        brillante por Cutty, como le llamamos los hermanos, la familia y los amigos, donde los
        pinos de La Alcarraza se alzan como eternos guardianes de la “tierra más bella que ojos
        humanos han visto”, a decir de mi siempre-amado y admirado Almirante Cristóbal
        Colón, acompañado de la finca del abuelo Juan, San Vila, lugar en que transcurrieron
        días de niñez y solaz para todos sus descendiente, réplica del paisaje de Galicia en el
        2
        Trópico de Cáncer, cuya presencia se alza una y otra vez también en la trilogía Las
        caras de mi Locura de mi autoría, paraje donde los manzanos son sustituidos por
        guayabos, los nogales por mamoncillos y cocoteros, las encinas y los robledales por un
        bosque de mameyes de Santo Domingo, y cada flor poblada por las descendientes de las
        abejas de Castilla.
        Junto a Eneida o La inocencia perdida nos ofrece un relato breve, La verdad
        sobre el morito Abraham, y los cuentos, Lo que pueden los remordimientos y Un
        insólito antónimo; todos llenos de costumbrismo y sabor de la época en que transcurren
        los hechos. Por ejemplo, la historia del morito Abraham pone en evidencia una faceta
        muy bien guardada de la Revolución cubana, como es el hecho de la participación de
        forajidos en la guerra de guerrilla revolucionaria, la que ha sido adornada con un halo
        romántico y patriótico, en tanto los dos restantes cuentos nos revelan el humor
        chabacano e ingenuo de los campesinos cubanos plagado de una profunda ignorancia, la
        que a pesar del tiempo transcurrido no puede borrar los orígenes del aldeano pobre
        llegado a la Isla.
        Este autor, aún en una etapa inicial de su desarrollo literario y con mucho que
        ofrecernos en el futuro, se haya en un período de búsqueda y consolidación de un estilo
        propio, pero sobre todo en un crecimiento y distanciamiento de otros narradores de su
        predilección, los que inevitablemente marcan a cada artista en su propio estilo, sobre
        todo aquellos que se han ido y de forma intermitente vienen a visitarnos como musas.
        Andrea Tutor Fernández,
        Santander, 18 de agosto de 2004.

      • YO VI CRECER A ANDREA TUTOR

        (Editado)

        Por Ing. M. Ángel Torres Vila

        ¡Andrea Tutor, siempre distinta, en dependencia de la obra!

        Andrea Tutor es un fenómeno artístico literario, que hizo aparición en Santander: una persona, que entró al siglo XXI en cama, tras varios años de convalecencia y pérdida creciente de energías vitales. San Sebastián y, en particular, Santiago Mendi le vio andar con pasos inseguros, ante la incapacidad de su corazón, también, contribuyó al fortalecimiento de su órgano vital. Todavía, en Diciembre de 2000, yo le acompaño en su primer intento de avance, 100 metros más, hacia la subida del Monte, que lleva a la Ermita, ubicada en el Camino de Santiago.

        En Febrero de 2001, llega a mi casa de Santander y yo, como hermano, le doy cobijo. Fueron algo más de dos años muy interesantes de convivencia y cooperación. Aún sin las fuerzas necesarias, escribió su Currículum Vitae y comenzó a buscar trabajo. Hubo personas, como María Luisa Polo, de una Compañía de Seguros, hoy en su propia Inmobiliaria, y Esperanza Botella, Subdirectora de la Fundación Marcelino Botín, que le recomendaron irse de Santander a Madrid o Barcelona, porque para una persona, con el desarrollo personal y el Currículum Vitae de la Dra. Cary Torres Vila, no había trabajo en Santander. Ello le hizo plantearse un nuevo camino, que no era totalmente nuevo, sino una ilusión o, tal vez, un proyecto: escribir Literatura.

        Yo soy su hermano. Ello me dio la oportunidad de verle trabajar en la intimidad de su hogar en Cuba, unas veces sola y otras, acompañada de dos Profesoras de la Universidad de La Habana, cuando escribía la Historia Agraria de los municipios, que, ya estando en la jubilación y en Santander, obtuvo los dos más grandes galardones: Premio al Mejor Libro Científico Publicado, de la Universidad de La Habana y el Premio Nacional de las Ciencias Sociales, otorgado por la Academia de Ciencias. Se enteró por casualidad, la Profesora americana, que trabajaba con ella, le hizo llegar una fotocopia de la Certificación Acreditativa del primero, y el Premio Nacional de las Ciencias Sociales lo vio en Internet. Bien, en aquellos días, yo solía frecuentar su casa de Altahabana, porque estaba trabajando, como Subdirector Provincial de Acueducto de Santiago de Cuba, siendo el Encargado de llevar las negociaciones con el Sr. Zúñiga, Director de la Oficina de la UNESCO en Cuba. Teníamos una financiación significativa de la UNESCO para llevar agua potable a diversas comunidades. Pues, yo llegaba a La Habana con los datos en papeles cómo se podía, y mi hermana se sentaba en la computadora portátil y, durante varias madrugadas, después de regresar de la Universidad o hacer su propio trabajo, dedicaba varias madrugadas a pasarme todas aquéllas tablas y documentos, para que yo pudiese dar una buena imagen, una imagen profesional. Madrugadas y madrugadas, yo me dormía en la silla de madera y ella me despertaba: “Miguel Ángel, despiértate, que ese trabajo lo debió hacer mejor tu secretaria y tú eres quién lo necesita”.

        Recuerdo, en especial, un día, en que ella estaba trabajando, aún no era la Escritora Andrea Tutor, sino la Profesora e Investigadora Universitaria, la Dra. Torres, ella escribía y, luego, explicaba a sus compañeras de trabajo lo que había escrito, la lógica de su análisis. No siempre la comprendían y tenía que explicar varias veces, de diversas formas. Cuando se fueron sus colegas, yo le dije: “Cary, es muy duro tu trabajo. Estás halando una carreta muy pesada”.

        Llegamos a España con dos meses de diferencia, ella primero, en Agosto de 2000 y yo, en Octubre. Ella venía a ver si podía extender la vida. Traía un objetivo claro: vivir. Yo entré contratado, en calidad de Investigador, en la Facultad de Caminos y Canales de la Universidad de Cantabria, donde estuve unos dos años, trabajando en un Proyecto Internacional, coauspiciado por la Unión Europea, Geobrugg y la Universidad de Cantabria: diseñamos maquinarias, hicimos experimentos, llegamos a resultados concretos e introdujimos nuevas aplicaciones tecnológicas, incluso, ayudamos al Prof. Dani a escribir su Tesis de Grado de Doctorado. Fue una época muy bonita, cargada de camaradería y colaboración científica. Ello me permitió ayudar a mi hermana, Andrea Tutor, a imprimir los primeros borradores y la versión original de su Trilogía, la que fue presentada al Premio Planeta en 2002. Yo la llevé a Barcelona, entramos el Día del Sagrado Corazón de Jesús, un Viernes. Ella es quién sabe de esas fechas; yo soy ateo. La realidad es, que no pudimos llegar el día anterior, porque antes de llegar a Zaragoza el coche comenzó a tener problemas hidráulicos y no lo resolvieron siquiera varios mecánicos, siendo algo muy simple, que arreglé y era visible. Mi hermana me decía: “Eso es, porque tenemos que llegar a Barcelona en Viernes y no en Jueves. Me lo dijeron hace una semana”. Pero, yo no creo en esas cosas. Antes, tuvimos que pernoctar en Manresa, donde nació nuestro bisabuelo paterno. Nos alojamos en el Hotel Pedro III, como antesala de nuestra entrada en Barcelona y pisar la Rambla, de la que tanto hablaba mi madre por haber nacido, allí, su madre.

        Bien, yo vi crecer a Andrea Tutor de una persona débil, pero sumamente inteligente y con la vida más interesante, que conozco. ¡La más inteligente de todos los hermanos! Aunque, Cary siempre decía, que, según la Dra. Marlén Vistel, yo era el más inteligente y que ella compartía dicha apreciación. Lo cierto es que es ella, pero de otra forma, desde las Ciencias Sociales, las Letras. Su mundo es muy diferente al nuestro y no siempre la podemos entender. Yo, jamás, intenté imponerle mi pensamiento técnico; no obstante, escuchaba todas mis explicaciones técnicas con mucha atención. A veces, la mareaba.

        Pues, quería decirles, que Andrea Tutor se levantaba, cuando yo salía para el trabajo, para mi oficina en la Universidad de Cantabria, muchas veces con lo escrito el día anterior por ella. Se sentaba en pijama a la computadora, que estaba en mi habitación y, sobre éste, vestía un abrigo marrón, que usé en la construcción de la casa de mi hermano: le ayudé en algunas tareas, que se le hacían difíciles a los constructores, por ejemplo, el cálculo de la escalera. Con el abrigo marrón y el desayuno sobre el escritorio, la Dra. Cary Torres, es decir, Andrea Tutor escribía de forma incesante hasta el mediodía, luego, se bañaba y merendaba un té con galletitas o magdalena (en Cuba, le decimos panqué). Un poco antes de llegar a comer, es decir, almorzar, en Santander se dice comer, porque se almuerza muy tarde, preparaba la comida y veíamos dos novelas en la televisión. Yo partía de nuevo a la Universidad y ella a la computadora. Entre 10 y 11 de la noche, cenábamos; a esa hora, dejaba de trabajar y me daba lo escrito. Yo me quedaba viendo televisión y Cary se retiraba a su habitación a las 11 de la noche, más tardar, ya desde las 8 estaba de nuevo en pijama, a revisar, sobre papel, lo escrito el día anterior. Así escribió y lo hizo en una computadora Zenit, que había pasado por un fuego en la Oficina de Geobrugg de San Sebastián y fue recuperada, lavando con detergente Cif cada pieza impregnada en una sustancia pegajosa de humo y resinas plásticas, luego, secándola con una secadora de pelo. Funcionó y permitió, que mi hermana contara con un instrumento de trabajo, que se especializó en Literatura en el disco C y, en el D, surgió un proyecto ingieneril para una mayor seguridad de los vehículos y sus ocupantes en las carreteras, que todavía guardo conmigo.

        Fui leyendo, capítulo por capítulo, la Trilogía, según salían de la computadora. Conocía la historia, la había vivido; yo mismo era testigo, pero me fascinaba la forma, en que estaba escrita. Lo propio le sucedió al Doctor en Filología Amaro Soladana, propietario del primer apartamento, que tenía arrendado en Santander, donde mi hermana permaneció un año más; año dedicado a la Poética, a sus primeros cuentos infantiles y primer relato. Mientras vivimos juntos, escribió artículos primero, combinándolos, más tarde, con la Trilogía. Publicaba, como promedio, un artículo mensual en Santander y, con frecuencia, en El Nuevo Herald, de donde sólo recibía elogios, y los ubicaban en lugar destacado y en fechas significativas. Lo propio ocurría en El Diario Montañés; siempre sus artículos de opinión iban acompañados de la ilustración de la Sección. En realidad, yo esperaba su triunfo a nivel mundial, en Literatura, más trayendo tremendo Currículum Vitae, en el propio 2002. Nunca antes, yo había leído ni visto escribir sobre Cuba así, de forma tan honesta, sin exageración y con la comprensión de los procesos sociales; con la frescura de la niña, que se asombra; de la joven, que participa, se compromete; de la estudiante universitaria en Ucrania y Rusia y, posteriormente, desde la etapa de madurez científica. Nos paseó por la Perestroika y la Glasnosti de forma ilustradora, sin traumas, sin prejuicios. Siempre desde la mente preclara de la Científica Social, que intentaba no vendernos un ensayo social, sino una obra literaria, en forma de testimonio: una lectura suave, cual novelada.

        Yo seguí ayudándole, con consultas en Internet, imprimiendo borradores y versiones. Me asombraba su capacidad para generar papel, es decir, obras de diversa índole. No leí su siguiente libro hasta hace muy poco, por dejadez. No obstante, mi esposa quedó fascinada con la novela. Mientras leía, no hacía nada de la casa y yo le tenía que apurar, para que se encargase de los quehaceres. No hablaré de “Vals para Karla” en esta ocasión, sino de que fue escrita, cuidando a su madre, entre poemas y Música Clásica, que yo, sin saberlo, compré y fue el fondo musical, que le sirvió para entrar en un trance creador, como ella misma suele decir. Una Trilogía en completo silencio y una novela con Música Clásica, tocada en un sin fin, de background.

        ¡Andrea Tutor, siempre distinta, en dependencia de la obra!

        Miami, 1 de Agosto de 2009, Día de mi cumpleaños

      • Literarias Siglo XXI
        REVISTA LITERARIA Y CULTURAL, Agosto de 2006, Miami.
        Director. Juan Alborná, Escritor y Periodista
        Identidad hispanoamericana en Isabel Allende1
        Por Andrea Tutor
        Hace unos meses una revista digital me solicitó un artículo sobre identidad
        nacional, prometí que lo pensaría a pesar de estar muy alejada de esos temas en la
        actualidad. Tema sobre el que he reflexionado durante, y tras, la lectura reciente de dos
        libros de Isabel Allende, Retrato en Sepia e Hija de la Fortuna, que con La
        casa de los Espíritus conforman una trilogía monumental de la hispanidad del otro
        lado del Océano Atlántico, de una hispanidad a prueba de un proceso de
        transculturación en contacto con varias culturas y, en particular, con la precolombina,
        aunque no solo. En el caso de la Obra Literaria de Isabel Allende, se remarca la
        presencia, nunca unión, de la cultura indoamericana en el Chile, que le sirve de
        escenario. En otros países, como Cuba por ejemplo, se podría sustituir a los
        indoamericanos por los esclavos africanos, devenidos en hombres libres y participantes
        de un proceso de mestizaje paulatino y creciente. No obstante, se percibe en sus libros,
        que algunos componentes de la cultura autóctona del país han hecho permeable, a muy
        1 Hasta hoy este pequeño ensayo literario no había sido dado para su divulgación, porque lo sometí a la
        Sra. Isabel Allende y de forma unilateral me comprometí a esperar por su aprobación. Acostumbro, por
        fidelidad para con mis amigos o con personas, a las que les tengo en muy alta estima, someterles los
        artículos, en que los menciono o tomo a manera de tema central alguno de sus libros. Ha pasado más de
        un año, y como “el que calla, otorga”, me siento liberada de dicho compromiso, por lo que he decidido
        ejercer el derecho, que corresponde a todo autor de decidir sobre su obra y todo lo escrito por él.
        pequeña escala, la coraza de defensa a ultranza de la hispanidad por parte de los
        descendientes de españoles, en primer término, a través de las niñeras indígenas.
        Este pequeño ensayo hubiese sido más justo titularlo “Isabel Allende vs.
        Vulgaridad”, que en definitiva ha sido la base de la conformación de la cultura y ese
        modo de ser, actuar y pensar al que se denomina identidad nacional latinoamericana o
        hispanoamericana, que se ha conformado como patrón a seguir. No obstante, el primer
        término incluye al Brasil, que escapa a la hispanidad en gran medida, aunque ha
        recibido una fuerte influencia de ella en el contexto americano. Cuando leemos estos
        tres libros de la autora, pero no solo éstos, los que utilizo como referencia, ya que en
        ellos viene dada la historia de la conformación de la identidad en el Chile del siglo XIX
        y XX, lo que más llama la atención en Isabel es cómo utiliza el término chileno, con el
        que solamente denomina a los descendientes de españoles y nunca a los
        indoamericanos; no obstante, muestra la presencia de cierto grado de mestizaje, el cual
        se lleva con dolor y no con orgullo o como cuestión natural por el contacto de dos
        pueblos, que coexisten en un mismo territorio y están en alguna medida integrados en
        una misma sociedad.
        Mas al hablar de identidad nacional se suelen utilizar diversos enfoques, muchos
        de ellos tendenciosos, que reflejan más una intención política y una necesidad desde el
        poder que la realidad de un proceso sociológico. Por ello, en primer lugar, se señalará,
        que la identidad tiene, en muy primer término y como base firme, un carácter
        genético, étnico y cultural, en ese orden. No se pretende sentar cátedra ni nuevos
        conceptos sobre identidad nacional, pero sí se estima necesario lanzar la luz de la
        verdad sobre un proceso histórico-sociológico, que por diferentes motivos, se trata de
        difuminar a ambos lados del Océano.
        Constituye un hecho innegable e histórico, que España y la Hispanidad han
        crecido en ambas orillas. El hecho que más llama la atención se centra, precisamente, en
        el lenguaje y la conciencia de pertenencia a una nación, y el término nación es usado en
        el presente texto en su sentido más amplio y nunca en los estrechos límites de los
        estados nacionales surgidos con posterioridad.
        En cuanto a la Lengua Castellana, que el modo más correcto de denominarla es
        Lengua Española. Tomando como base el Castellano, esta lengua ha asimilado las
        diversas formas de decir de todas las regiones y mezclas étnicas, que conforman a
        España, así como ha integrado algunos usos de América, que en muchísimos casos
        constituyen formas del Castellano, que se han conservado allende los mares y que en
        España, por el ascenso vertiginoso de las masas populares, se han ido perdiendo, a lo
        que se debe añadir la pobreza territorial en el uso de las diversas formas de denominar
        una acción, cualidad u objeto; el desconocimiento casi generalizado de muchos
        sinónimos y palabras que conforman el léxico español, y las deformaciones locales de
        palabras castellanas producto de la incultura y el aislamiento, y/o conservación de
        formas antiquísimas, ya superadas por el desarrollo de la Lengua y una mayor cultura
        general. Incluso, es muy llamativo el hecho de que la integración de la Lengua Española
        tuvo lugar en América y no en la Península, si bien se puede encontrar un alto nivel de
        integración en Canarias. Tal vez por ello, hablen de manera tan parecida los pueblos
        cubano y canario. Muchos españoles llegaban a América sin conocimiento del
        Castellano y lo aprendieron del otro lado, dejando de ser parte de un terruño para
        convertirse en parte de un todo; dejando de ser unos lugareños para convertirse en
        ciudadanos de una nación poderosa, en ciudadanos del mundo.
        Es conveniente detenerse en la Obra de Isabel Allende, como en la de otros
        autores hispanoamericanos, tales como Alejo Carpentier, José Lezama Lima, José
        Martí, Gabriel García Márquez, por sólo mencionar algunos de los más destacados, para
        disfrutar del dominio y riqueza de la Lengua Española. En algunos de estos autores, el
        exceso de ilustración se convierte en pedantería, en la cual se recrean y no sus lectores.
        Precisamente, he tomado como referencia la Obra de Isabel Allende, y se escribe la
        palabra “obra” con mayúscula con toda intención, por estar exenta de pedantería, llena
        de sabiduría, humor finísimo y con un excelente idioma; escrita en el mejor Español de
        nuestros días. Por tanto, a la hora de analizar la identidad nacional hispanoamericana,
        aunque para mi gusto diría solo hispana, por ser la cultura dominante en el proceso de
        transculturación y porque se ha dado con el nivel de refinamiento e instrucción más
        elevado dentro de la Hispanidad, invito a los lectores a asomarse inteligentemente en la
        obra de Doña Isabel Allende, quien les ofrece una historia microsociológica novelada de
        la sociedad chilena y del proceso de conformación de nuevas nacionalidades, que son
        hijas adultas de la Madre Patria.
        Santander, 11 de enero de 2005
        © 2006, María Caridad Torres Vila (Cary) Torres Vila, alias Andrea Tutor Fernández

      • HACE 46 AÑOS JESUCRISTO REENCARNÓ

        Y LO HIZO EN CUBA

        RAÚL TORRES VILA CUMPLIRÍA 46 AÑOS

        Un día como hoy, 16 de marzo de 1963, se escuchó por primera vez el llanto de un niño, al que todos llamaban “La Niña”, estando en la cuna de Santiago, por su abundante melena rubia e inigualable belleza, por su hermosura, reafirmada por una blancura rosa; un niño de algo más de 10 libras. Le pusieron por nombre RAÚL, al que vio la luz en el Hospital de Maternidad de Santiago de Cuba, ubicado en la Avenida de la Libertad, también denominada Carretera Central.

        Una madre vieja, por lo menos, vieja para engendrar y parir, y un padre, aunque enérgico, sus hijos le veíamos anciano a sus 62 años, dieron todo su esplendor al Benjamín. Su nombre le fue escogido por nuestro hermano menor, Carlos, el que, ajustándose a la verdad histórica, había quedado tan impresionado, unos meses antes, por el hecho de que el Comandante Raúl Castro lo hubiese cargado, en un acto en el terreno deportivo del Instituto de Segunda Enseñanza “Cuqui Bosch”[1], que casi nos lo impuso. Accedimos a su petición, porque no se alejaba tanto de la tradición familiar de repetir los nombres de la rama Torres, esta vez, coincidía con el nombre de un nieto del Patriarca de los Torres, hijo mayor de su hija María de los Ángeles, Michán. De hecho, he llegado a entender, que este nombre anuncia a un Ra enfermo[2], el Benjamín, el Sol de la Familia estaba o estaría enfermo. No nació enfermo, sino que la inclemencia, la humedad de dos semanas de lluvias torrenciales, caídas sobre la provincia de Oriente, le provocaron una fuerte bronquitis, que degeneró en asma crónica. A los 6 meses, el ciclón Flora lo enfermó. Sufrió mucho por su severísimo asma y nosotros junto con Él, sobre todo, Nuestra Madre, que no escatimó esfuerzos en buscar todo tipo de remedio, que le aliviase.

        Más tarde, en la Secundaria Básica en el Campo, en la zona de Contramaestre, sufrió un fuerte ataque de fiebre reumática, que le inmovilizó al punto, que fue trasladado de urgencias, en una ambulancia, al Hospital de Santiago de Cuba, donde estuvo varios días conectado a los monitores, según Él me narró. Cuando comenzaba a ceder el asma lo torturaron con cierta frecuencia los dolores de la fiebre reumática. Y, Él mismo se inyectaba la penicilina benzatínica, si yo no estaba para hacerlo. Ni el asma, ni los dolores le hicieron emitir una queja, perder su adorable sonrisa.

        Repito, su nombre señala al DIOS enfermo Ra- úl, condición que aparece en el Antiguo Testamento para el Mesías, junto a ser el Benjamín, es decir, un Benjamín enfermo: Ra, DIOS Sol. La u en Ruso, se lee i, por lo que armando la Torre de Babel, pusiese entenderse, que el DIOS llegaba IL, que por su sonido reproduce la palabra “enfermo” en Inglés”. Esto, conjuntamente con el ser el Benjamín y el haber renacido de sus propias raíces, en mí el 11 de Julio de 1996, como ya he explicado y dado testimonio en otras ocasiones, además de andar montado a caballo sobre mí[3] tras su partida, le ubican como el Mesías esperado, en su segunda venida[4], después de Jesús de Nazaret. También, de modo figurado, en el pasaje bíblico, donde Abraham va a sacrificar a su hijo Isaac, puesto a prueba por DIOS, pero le es sustituido por el Cordero. Raúl fue el Cordero, el que venía detrás de mí y no merezco siquiera amarrar sus sandalias, para parafrasear al Rey David, como está representado en el sello de la Universidad de La Habana[5].

        ¿Por qué fue escogido en calidad de Carnero? Por ser el más valiente y por ser el único hijo varón nacido en matrimonio[6].

        Era dulce, noble y suave de niño, muy amoroso, pero fuerte, distinguido, varonil y con autoridad, que remarcaba con un “YO SOY EL JEFE”. Repetía esta frase a cada rato, desde muy pequeño y me dio, unos días antes de morir, el 28 de Octubre de 1991, el libro de Roa Bastos YO EL SUPREMO, dejando al lado de su cama, en la mesita de noche, La Biblia[7]. Era bello, de tal modo, que en sus días de Bachillerato en el “Cuqui Bosch” de Santiago de Cuba le decía Alain Dellón. Se parecía a su hermano mayor, pero más bonito, dulce y transparente.

        Cementerio de Colón de La Habana, subiendo a la izquierda de la Capilla, en la segunda manzana, en segunda fila a la izquierda.

        Un niño grande de sonrisa tierna, voz adorable, pensamiento agudo e inteligencia incalculable, que a todos acariciaba la cabeza, a niños y ancianos, a quién le regañasen en un gesto de “Yo te perdono. Tú no sabes a quién reprendes”. Éste Cristo se me presentó en Espíritu en una visión, por primera vez, a finales de julio o en la primera semana de Agosto de 1992, estando orando en la habitación de mi Hermanito: LO VI EN UNA COPA DE AGUA BENDITA, TRAIDA DEL RICÓN, DONDE ESTÁ EL SANTUARIO DE SAN LÁZARO[8]. Unos minutos después cayó el cuadro “Los Iluminados”, con gran estruendo. Yo me asusté, porque no estaba roto el alambre y el clavo estaba en su lugar, entonces, oí a Mi Padre decirme: “Lucas” y pensé, si el Espíritu de mi Hermanito está aquí, yo no puedo temer y me fui a acostar. No obstante, cogí la Biblia, que Él había dejado al lado de la cama y, al tomarla en las manos, justo se abrió en Lucas, en el pasaje y mi vista se clavó en: “Mujer tu fe te ha salvado. Puedes ir en paz”, lo que se correspondía a mis oraciones de la tarde. DIOS me concedía la Gloria, estando sobre el planeta Tierra y en cuerpo humano.

        ¡DIOS ESTÁ CON NOSOTROS!

        DIOS está con nosotros, porque renació de mí y vive en mí, por eso a veces, cuando ando, para que sepa quiénes me llevan, se me hace cerrar los dos puños con fuerzas, para indicarme que me llevan de la mano. Cada minuto que viva yo sobre la Tierra viven entre los ustedes Mi Padre y Mi Hermanito y, desde que se fue al Cielo, desde que se fue al Cielo, mi Madre me acompaña, me lleva a comprar zapatos y me cuida, también, me ha hecho más cascarrabias, pero todas las mujeres de mi familia tiene carácter fuerte. Por cierto en Febrero de 1996, Mi Madre, a su regreso de España, donde se dio el milagro de su salida de un estado de coma profundo y recuperación[9], me regaló un pañuelo de cabeza azul, con una corona y una flor de girasol, que mi Hermano Juan Antonio le había regalado a ella. Desde su partida me sostiene también, con diferencias.

        De modo paulatino se me ha ido introduciendo al misterio de la Trinidad Divina y a saber sobre cuestiones, que la mayoría preferiríamos ignorar, que me son muy dolorosas. Yo me rebelo, cada cierto tiempo. No acepto.

        DIOS NO FUE JUSTO AL ELEGIR A SU HIJO PEQUEÑO, COMO CORDERO DE DIOS. DIOS NO FUE JUSTO AL ENFERMARME A MÍ DEL CORAZÓN. DIOS NO NECESITA DE ESAS DEMOSTRACIONES PARA QUE CREAN EN ÉL SUS INCRÉDULOS CREYENTES Y NO CREYENTES HIJOS.

        DIOS vive hoy

        ¡ALABADO SEAS HERMANITO! ¡MI SANTO HERMANO!

        Testimonio: DOCTORA CARY TORRES V.

        España, 16 de Marzo de 2009

        ——————————————————————————–

        [1] En la actualidad, en ese lugar está ubicado el Hotel Santiago.

        [3] Los espiritistas y espirituales comprenden. Los espirituales son las personas de una espiritualidad elevada a tal punto, que andan bajo la guía e influencia constante del Espíritu Santo, en estado de gracia.

        [4] Adventistas de Siete Días – anticipa la segundo venida de Cristo.

        [5] A finales de los ’80 viajo a Moscú, para hacer el doctorado, llevando un sweter/suéter verde y gris de lama de camello. Sólo al escribir la entrevista por el 280 Aniversario de la Universidad de La Habana presto atención a las figuras que reproducen su sello y recordé el sweter. Cuando estaba en la universidad, no había leído La Biblia, por lo que no lo relacionaba con nada en lo absoluto.

        [6] MIS PADRES tenían una unión consensual y bajo esta forma nacemos la mayoría de los hermanos menores, aunque estábamos reconocidos por ambos padres. En 1961, firmaron el contrato de matrimonio. Yo sólo supe de este hecho, cuando se recibió en 2001 la Inscripción de Nacimiento literal de mi padre el SEÑOR DON JUAN ANTONIO TORRES Y GARCÍA, ILUSTRE SEÑOR FERNÁNDEZ SANTA MARÍA, descendiente de la Familia real Visigoda de Asturias.

        [7] Esta Biblia pertenecía a Alexis Iglesias. Era una Biblia de la Iglesia Protestante.

        [8] Narrado con detalle en la Trilogía de testimonio, Las Caras de mi Locura. Memorias de mi Generación, Escrita entre Octubre de 2001 y el 27 de Abril de 2002 (Inédita)

        [9] Llegó a España, por invitación de Juan Antonio hijo, con 5 de hemoglobina y ya había que trasfundirla semanalmente, en España, le hicieron un tratamiento, que no soportó y hubo que suspenderlo. Vivió 10 años más.

      • La Reina del Azúcar

        Soy la Isla de Cuba, una isla en medio de los mares, bañada, en su vientre, por el Caribe y acariciada su espalda por el Océano Atlántico; visto por cinturón de castidad el Estrecho, que me protege de la penetración de la Florida. Algunos me sienten sensual; otros, erótica y hasta pervertida. En tanto, yo soy la tierra preferida, la joya de la Corona, la gema; la perla, que la España celta, goda, fenicia, judía, mora, gitana perdió; que el americano le “robó” y, luego, dejó en libertad condicional. Cuando el Almirante a mí llegó en sus carabelas destartaladas, con una de sus miradas, me llenó de vanidad; le mostré mi fertilidad y hasta mi riqueza, la que no se encontraba oculta, porque nadie se la iba a llevar; le mostré el oro entre la arena de los ríos, le recibí en mis bohíos y, a mis hijas, ofrecí en muestra de hospitalidad.

        Me llamó Juana, lo que exteriorizó mi sexualidad. La denominación pronto me la cambiaron; no obstante, quedó marcada, como señal. El nombre, en hebreo, que me obsequió el Almirante, refleja el atributo del DIOS MISERICORDIOSO; tal vez, la MISERICORDIA disfrute con amor sexual, que, también, es un poco loco, como es locura el amar. Estoy ubicada entre la zona tórrida y templada del Planeta; mi clima siempre fue suave, acariciaba la piel, la brisa y la sombra de mis esbeltos bosques. Era una isla encantada. ¡Más que encantada, encantadora! No vivía, sobre mi suelo, ningún ser humano; fueron llegando, poco a poco, en canoas, desde el continente cercano; se deslizaban de una isla a otra, las que, cual racimo de mamoncillos, se extienden por el Mar Caribe, de grande a pequeñas.

        Eran pacíficos mis primeros habitantes, a los que el Almirante dio por nombre “indios”, mientras ellos se hacían llamar taínos, siboneyes y guanajatabeyes. Realmente, arribaron en orden opuesto, daba la impresión de que el Continente-Sin-Nombre, por lo menos, en la Historia conocida en Europa, expelía a los a más pobres y atrasados en sucesión escalonada. A mí, no llegaron los caribes, con su devorar carne humana, con su agresividad extrema. Mis primeros pobladores me respetaron mucho, sólo se alimentaban de los abundantes frutos, que le regalaban mis árboles, de los moluscos de mis playas y algún que otro insecto; se guarecían en cuevas y socavones; eran verdaderamente tímidos. Al llegar las sucesivas oleadas de siboneyes y, posteriormente, de taínos, su timidez les hizo alejarse, poner distancia; refugiarse en el otro extremo de la isla o, quizás, estaban marcados por la experiencia de un contacto anterior con grupos poblacionales de Cultura relativamente superior. Estos tres grupos humanos se distribuyeron a lo largo del territorio sin grandes conflictos o traumas; era una tierra rica y bella en demasía, sobraba para todos, así como sus necesidades y exigencias no resultaron elevadas. Sin embargo, los taínos decidieron cultivar mis entrañas, conocían los misterios de la fertilidad de la tierra. Eran agricultores y pescadores.

        El arribo del Almirante me llenó de regocijo; me encantaron sus atuendos y ademanes, su caballerosidad. Traía unos animales, que nunca habían vivido en mi suelo, puercos ibéricos, que también son cerdos, marranos, machos… Los echó al monte, en pleno bosque y, allí, cuidé de ellos con semillas y frutos; los multipliqué en progresión geométrica, en tal cantidad, que a su regreso quedó fascinado mi buen amigo. No podía ser de otra forma, pues no fue otro animal, que dejó a mi cuidado, sino cerdo, que es símbolo de prosperidad, fertilidad y suerte, consagrado a Dios, bajo el nombre de Deméter, responsable de los ciclos naturales. Y, los indios lo asumieron, cual animal propiciatorio de la lluvia, la que ellos asociaban, no en vano, con la fertilidad. Supo, que había recibido el más hermoso regalo del Cielo al pisar este terruño, que soy yo. ¡A quién llaman CUBA!

        Fueron llegando hombres, que tenían otra concepción de vida, no siempre mejor, pero sí con muchos deseos de trabajar y progresar, también ambiciosos. Bueno, la ambición, como cualquier otra cualidad, por sí misma no es mala ni buena; ella permite al hombre trazar proyectos y luchar por alcanzarlo, ponerse metas superiores y avanzar; lo terrible es la ambición desmedida, ya sea en exceso o en defecto. En el primer caso, convierte al hombre en un malvado, un truhán, aunque ande en levita y, en el segundo, lo hace un indolente, un haragán, uno de esos que deja todo para mañana, que está en espera del momento de realizar sus sueños, pero no camina, cada día, hacia ellos; no trabaja para la consecución de sus objetivos. La ambición desmedida deshumaniza al individuo, así como los cambios en la posición social, producto de un rápido y relativo enriquecimiento material. La riqueza material puede adquirirse o perderse con cierta facilidad, adpero[1][1] la riqueza moral y espiritual de los individuos, que conforman un pueblo, necesita de mucho tiempo para aumentar y, aún en situaciones extremas, quién es verdaderamente rico, no pierde su humanidad. Sobre mí, habitaban de todos los tipos, los vi levantarse y caer; los vi leales y dignos, fieles y honesto; también bandidos y tramposos, vulgares y malolientes, y muchos, muchísimos normales: ese término medio, que abunda tanto en los conglomerados humanos, los mediocres.

        Al ser un país, una tierra, un terruño, una isla no respondo a intereses humanos, sino a la Verdad Absoluta, al mismo tiempo, es tan relativa como mi clima, mis bosques, que ya no son tan abundantes y bellos, ni mis condiciones climáticas tan suaves y acariciadoras. Como país, me siento honrado por esos hombres, que cruzaron la Mar Océano para poblarme, pues me sentía un tanto solito. Era una isla casi deshabitada y me encantan los seres humanos; me duermo con la melodía de sus voces; unas voces, que hablan la Lengua más bella, que haya escuchado, llena de sobriedad, de estilo y un tanto aristocrática. No eran, realmente, mediocres, los que me poblaron, porque no suelen ser mediocres aquéllos, que se lanzan a la aventura; los mediocres se quedan en casa, entre sábanas, al calor del lar, en la seguridad de lo alcanzado; la mediocridad no tiene que ver, en nada, con el arrojo y la fuerza del vencedor; de quién se lanza a la batalla sólo con sus deseos y capacidades. Esos fueron mis pobladores, una selección genética del pueblo español y, por ello, fui próspera, opulenta y muy, pero muy, muy rica y señorial.

        Con el Almirante, venía un santo, que se compadeció de mis habitantes primeros, los indios, al no estar acostumbrados al duro trabajo; tampoco, lo necesitaban, pero les fue impuesto en una medida superior a sus fuerzas y costumbres. El padre Las Casas intentó ayudarlos; escribió a sus Reyes, a los que yo, la isla, el terruño, la Tierra Más Bella del Mundo, ya había asumido como míos, para que importaran otra fuerza de trabajo, que les aliviase tan pesada carga y tanto sufrimiento. Lo que no pudo evitar aquel buen hombre fue la alta mortalidad entre la población indígena, vinculada con enfermedades traídas de Europa, desconocidas en éste, mi paraíso. Paraíso sin animales venenosos, sin fieras; lugar, en que puedes descalzarte sin miedo a ser mordido por una serpiente, adentrar en el bosque sin otro temor que extraviarte; Edén de una flora maravillosa, cargada de aves de colorido plumaje y trino diverso, de árboles de maderas preciosas, impregnando el aire con sus aromas, cual terapia de Dioses; un oasis en medio de mares y continentes. Esa siempre fui yo, de la que sólo quedan vestigios, un cuerpo agotado por la ambición de sus pobladores y por la desidia de sus gobernantes; mas, me quedan las playas, los montes entre montañas y el encanto del amor.

        Fui creciendo y consumiéndome a la vez, enriqueciéndome con la llegada de personas, caballos, reses, aves, semillas… hasta muchos nuevos cultivos y toda una Cultura con un DIOS, que me gustaba mucho, un DIOS triduo y uno, mostrado por un hombre, que habitó este Planeta y enseñó la mejor forma de amarlo: amarlo desde las mejores cualidades humanas, a través de una profunda humanidad, sobre todo, con amor hacia Él y hacia todo el entorno y, en primer lugar, hacia los hermanos, los congéneres, el prójimo. Hasta yo me hice católica, imité a mi Reina, a la que le llamaban La Católica, una gran mujer, o mejor dicho, una Gran Señora. Entre tanta gente, cosas y costumbres nuevas, desembarcó, además, la caña de azúcar; le permití que se extendiera en pequeñas producciones locales: muchos trapiches surgieron, por generación espontánea, de forma paralela a la Ganadería. Un siglo más tarde, alternó con el tabaco; una planta, que los indios cultivaban y fumaban. Daba mucho placer y cierta somnolencia al ser aspirado su humo por la nariz o mascada su hoja al modo de ellos. Pero, los españoles preferían fumar por la boca.

        A veces, me confundo y no sé si soy una isla sola o estoy rodeada por mares con cayos e islas menores acompañándome o soy una provincia lejana de aquel reino. Ya no sé, si solamente soy un terruño con bosques y playas, en el que caminan humanos o si he llegado a convertirme en humana yo misma. Sé, que me siento muy española al igual que mis pobladores; me concibo parte integrante con ellos y con la tierra, que les recibió al abrir los ojos, que les amamantó con su leche primera, con sus frutos, que ellos han hecho míos; en mí, se depositan sus restos. No te extrañe, si, a veces, te hablo, cual si fuese persona o como un ser supuestamente inanimado, como base de la vida; de todas formas soy yo, lo demás no tiene importancia.

        Surgieron aglomeraciones de viviendas, ya no sólo había caseríos de bohíos; plazas, iglesias y edificios públicos fueron conformando las villas. ¿No te dije que era una isla encantada? ¿Cuántas villas hubo en mi territorio? Siendo una isla encantada, sólo podían ser siete mis villas fundacionales; número mágico, que marca los cuatro ciclos de la Luna, elemento frecuente en diversas religiones; siete es la suma del tres y el cuatro, símbolos numéricos de lo espiritual y lo terreno, respectivamente; siete son los colores del arco iris; siete es el número de la ALIANZA DIVINA, la PRESENCIA de DIOS en el hombre y entre los hombres, que se hace manifiesta en este simbolismo numérico. Ese DIOS acompañaba a sus evangelizadores y regalaba el Monte de Venus de la Tierra a sus pequeños hijos dioses terrenales. Así, que soy la Isla de Cuba, al tiempo que Monte de Venus del Planeta, poblado de bellos árboles de maderas preciosas y frutales; la dulzura y belleza de sus frutos y, en particular, de la reina de las frutas, la piña de Cuba, con su mejor cuna en El Caney, antiguo poblado de indios, donde crecen las mejores frutas de la Isla y, por qué no, del Mundo, son insuperable.

        Siendo Venus la Diosa del Amor, de mí sólo podía emanar amabilidad, ternura y dulzura, así como el mar daba la pizca de sal, que remarcaba lo dulce; hacía sobresalir los sabores. Teniendo tanta sal y frutos de una dulzura exquisita, necesitaba de las abejas de Castilla para endulzar mis manjares o del melado y la raspadura a ausencia de ésta en abundancia. Con tanto amor y trabajo, con el desarrollo de tantísimo proyectos, mi mente requería de mayor cantidad de dulce, azúcar para alimentar el cerebro de mis habitantes, la que en combinación con la carne roja y el pescado, de cuya abundancia presumía, permitía un amplio desarrollo del intelecto. DIOS quiso hacerme la más dulce de la Tierra, quería que por mis ríos corriese azúcar de caña, salida de mis entrañas, pero, ahí, estaba Haití, que saturaba al mercado, con sus grandes plantaciones llenas de esclavos africanos, y se dio la rebelión…

        Uno de mis Iluminados se encontraba en Madrid y supo mostrar al Rey un nuevo proyecto de desarrollo azucarero para mí. ¡Ah! Mas, la caña de azúcar necesita de grandes extensiones y existía la Prohibición Real de talar mis árboles, mis árboles de maderas preciosas, por lo que se dieron por expulsar a los tabaqueros del Valle de Güines, irrigado por las aguas del río Mayabeque, más tarde, de otras de mis regiones centrales y, así, sucesivamente. Ante la fuerte y rápida expansión de las plantaciones de caña, fueron retrocediendo los bosques, para caer bajo el peso demoledor de hachas y sierras al conceder su venia el Rey Fernando VII. Se vio obligado a ceder ante las peticiones, que más que peticiones eran presiones, de la aristocracia criolla y peninsular, establecida en la Isla, con gran influencia en la Corte y una lealtad probada para con su Rey.

        Allí en Güines, el más fértil entre mis fértiles valles y tierras, hacia cuyo Sur, en lugar cenagoso, infectado por mosquitos y alimañas, se fundó la primera Villa de San Cristóbal de La Habana, la que, luego, se trasladó a la zona de la Chorrera en mi costa norte, para hallar su definitivo emplazamiento en el Puerto de Carenas, fue dónde tuvo su principio el famoso Boom Azucarero de la Isla. Para más suerte, lo que inicialmente se consideró un desastre, una enorme crecida de las aguas, que desbordó al Mayabeque de su cauce e inundó el valle, hizo crecer la caña con tal fuerza y de forma tan espléndida, que, de inmediato, se dieron a la creación de todo un sistema de riego por gravedad, formando una comunidad de propietarios, la Comunidad de Regantes de Güines, primer sistema de riego de la América post-colombina.

        Se requerían muchos brazos y fueron acarreados en las bodegas y cubiertas de buques desde el continente africano. Esclavos, comprados por los negociantes, dedicados a la Trata Negrera, en las costas atlánticas del África a los nativos cazadores de individuos de otras tribus, comenzaron a formar parte del paisaje habitual del ingenio azucarero y sus extensas plantaciones aledañas; de los cafetales. Comenzó a ser temible el paraíso; la Reina del Azúcar estaba preñada.

        Santander, Abril de 2005

        Nota: Del libro Cuentos de la Historia de España. Primera Entrega), Santander, 2005.

        ——————————————————————————–

        ——————————————————————————–

        [1] Adpero, es una forma antigua en desuso de “pero”.

      • Un Guardia Civil en La Habana

        (relato juvenil)

        Mi nombre no dice mucho en la Isla de Cuba, apenas se menciona en la Historia de ese país, que, en mi tiempo, también fue el mío; es mucho más común oír el de mi hijo o el de mi esposa, una simple modista isleña, que es cómo, en la Isla, se le dice a los pobladores de las Islas Canarias. Para los nacidos en ese trozo de tierra, rodeado por un magnífico y precioso mar, ellos no son isleños; no cabe esa noción en sus mentes. En fin, cuando los oyes hablar, por no decir pensar, da la impresión de que son nacidos en el interior del continente, y no del americano, por cierto. Hasta podría asegurar, que no tienen una relación con el mar, que lo abarca todo, el que ves cada mañana y te enterneces con los mágicos atardeceres habaneros. Pueden ver el mar a todas horas, pero para los habitantes de la Isla, por lo general, el mar no es más que paisaje y playas para el esparcimiento; sus vidas están volcadas hacia el interior. Son hombres de tierra adentro.

        No había transcurrido una década de formada la Guardia Civil, por el Duque de Ahumada, bajo el reinado de Su Majestad la Reina Doña Isabel II, cuya principal tarea era poner coto al elevado nivel de bandolerismo existente en la Península, que hacía casi intransitable los caminos del Reino, cuando partí hacia la Isla; la Isla, forma en que, con mayor frecuencia, se le denominaba en mi tiempo y cómo nos gusta seguirle llamando en la Península. Pues, este servidor, que poco importa cómo se llama, nacido en un pueblo de Valencia y siendo muy joven aún, integró uno de los catorce Tercios del Cuerpo. Nuestra misión, desde su creación, ha consistido en la conservación del orden público, la protección de personas y propiedades, así como el auxilio, que se reclame, para el cumplimiento de los Decretos Reales.

        Fui designado para la plaza de La Habana, allá, a mediados del siglo XIX. No era un oficial, tampoco, un soldado; más bien, pertenecía, a lo que se denomina dentro del Ejército “clase”, integrada por cabos y sargentos. Se me ubicó en una pequeña casa de dos plantas al inicio de la calle Paula; una casita modesta para quién se iba a hacer cargo de la vigilancia de un sector de la ciudad. En aquel entonces, no se hablaba mucho de nosotros, los guardias civiles, en la Isla. Pues, La Habana, constituida por una sociedad muy aristocrática y jerárquica, no reparaba en servidores subalternos y menores, como yo; mi trato estaba más limitado a medianos y pequeños comerciantes, a gente de pueblo, es decir, al vulgo. Ciertamente, en la Habana intramuros, donde radicaba mi Sector, no vivía la chusma, sino la parte selecta y pudiente de la Sociedad, la que, poco a poco, algo más tarde, fue trasladándose hacia las alturas del Cerro, donde construyeron verdaderos palacetes con bellos jardines. Mas, al Cerro, solamente se iría una parte de ellos.

        Mi primer hijo nació intramuros, en aquella casita de Paula, y le nombramos José Julián; sin embargo, nos gustaba llamarle Pepito. Era un niño muy inteligente, aunque todos los padres vemos inteligentes a nuestros hijos; no obstante, éste estaba llamado a ser un gran hombre, un hombre de Letras. Tenía ojos de niño bueno con una mirada acariciadora. Luego, vinieron sus hermanas; nos habíamos trasladado a otro sector de la ciudad extramuros, en la parte que, más tarde, llamarían Centrohabana. Entre una cosa y la otra, llegó la noticia de la muerte de mi padre y la familia partió a Valencia. No llegamos a la casa paterna, sino a los despojos de lo que había sido nuestra familia de origen: entre los hermanos, se habían repartido las vestiduras, es decir, tierras, casa, es decir, la hacienda; mas, a todos se les olvidó el hermano Guardia Civil, que estaba destacado en Cuba.

        Mi familia no es una excepción, sólo siguió la tónica peninsular, con relación a los que partían a América: si te iba bien y te convertías en Indiano, eras orgullo de la familia, además de la ayudarla a levantar negocios en el pueblo y sus alrededores, y hasta en las ciudades principales.Pero, si regresabas con los bolsillos vacíos, eras un estorbo, una añadidura molesta. Eso era la familia Martí y Pérez para nuestros hermanos. Pasado un tiempo, decidimos volver a La Habana y radicarnos definitivamente en Cuba, como si hubiese algo definitivo en este mundo.

        Pues bien, cómo les contaba, mi hijo era un niño muy inteligente y destacó mucho en la escuela. Una vez concluida la Escuela Primaria Pública, yo no disponía de medios para darle mayor instrucción a aquel niño brillante, católico, bueno, bondadoso, orgullo de sus padres y hermanas, también de sus padrinos. Mi hijito había sido educado en el amor a DIOS, a Su Majestad y a la Patria, a la que nos gustaba llamar, desde el otro lado del Océano, la Madre Patria. Mi hijito se sentía orgulloso de su padre, el Guardia Civil. Era él, quien lustraba mi calzado y sacaba brillo a mis insignias, en las que destacaba la Corona sobre las iniciales GC entrelazadas. Quién solía gritar alegremente a mi alrededor, cuando me veía de uniforme y, al llegar de mi ronda, corría a coger el tricornio y el machete para pasearse, como un soldadito. Todos reíamos alegres, viendo al Pepito del futuro, como mi sustituto en el Cuerpo. Sin embargo, una cosa es a lo que aspiramos e imaginamos los padres y, otra muy distinta, la vida.

        Mi servicio transcurría tranquilo, porque en la Isla no había grandes disturbios, había prosperidad y los bandidos no se atrevían a penetrar más acá de Luyanó, un poblado un tanto alejado de La Habana de mediados del siglo XIX, a algo más de una hora de camino a pié. Mi mayor preocupación consistía en darles una buena educación a mis hijos y lograr la mayor instrucción posible para Pepito. Un buen maestro, según se decía, se hizo cargo de darle una educación avanzada Mientras, los padres de un condiscípulo y amigo corrieron con los gastos.

        ¡Ay, señores, cómo un maestro puede hacer crecer y torcer la vida de un alumno! Este maestro escogió a un grupo de discípulos y los reunía en tertulias, que iban más allá de la Instrucción, la Cultura y las inquietudes literarias, que eran tan evidentes en ambos adolescentes. Este maestro, Don Rafael María Mendive, era portador de un pensamiento liberal, influenciado por las ideas francmasónicas, con una enorme carga de rencor hacia la Patria, hacia sus autoridades. Claro, en algunas cuestiones, tendría razón y, en otras, no. Por supuesto, un hombre hecho y derecho, con suficiente información y elevado nivel reflexivo, hubiese podido discernir entre la verdad y la manipulación, entre el bien y el mal; hubiese sabido, que, entre el negro y el blanco, existe una multitud de colores y matices. Pero, los adolescentes no conocen los medios tonos, van de un extremo a otro. Es muy fácil manipular y utilizar a un joven, y mucho más, a un joven dentro de un grupo; a un joven, que se le elogia constantemente por su inteligencia. Mi hijo se metió en Política, en el bando opuesto al de su familia, a lo que representaba su padre. Mi hijito predilecto se convirtió en escarnio de su raza. De tal modo, que yo, siendo Guardia Civil, vi juzgar a mi hijo José Julián por traición a la Patria, a esa Patria y a esa Reina, por las que su padre había jurado dar hasta la vida. Mi hijito traicionó la divisa, que vio desde el mismo momento, que abrió los ojos.

        Pepito se convirtió en un conspirador separatista y fue a parar con sus huesos a la cárcel. En las canteras de San Lázaro, bajo el demoledor sol habanero, mi hijo de dieciséis años, con grilletes a los tobillos, arrancaba las piedras de su lecho; picos y barrenas levantaban el polvo salpicado en sangre de las manos adolescentes de mi niño grande. Mi corazón se debatía entre el dolor de padre y la vergüenza del Guardia Civil.

        Usé mis influencias para aliviar su pena; logré un indulto, que lo llevaría al exilio. Llegó por mar a Santander, un bello puerto del Norte de España, donde le esperaba su madrina, Doña Marcelina. No pasó mucho tiempo, en esa ciudad, mi hijo traidor; mas, unos pocos días, le valieron para retratarla en un artículo, aparecido en la prensa local. Sus paseos por la Plaza de Pombo, bajo los Arcos de Botín, por el Puerto; el Barrio Pesquero, las calles Mayor y Alta, por bares y los alrededores; sus conversaciones con los señoritos del Santander de entonces, hijos y nietos de indianos, cultos en su mayoría, le sirvieron de fuente para conocer la ciudad en una breve estancia, de paso hacia Madrid. Tras Madrid, fue a Zaragoza, en cuya Universidad continúo sus estudios de Derecho. Al “niño” le gustaban las fiestas, los saraos, el vino y la compañía femenina. Se aficionó al Ginebra; ello fue más tarde, en Nueva York, por lo que se ganó el apelativo de “Pepe Ginebrita”.

        ¿Cómo no iba a ser un bohemio mi Pepe? Era Poeta, un hombre de pasiones y amores vertiginosos. También, fue un formidable articulista y hasta literato. ¡Ay, pobre de mí! Ni estando en la Península, José Julián tomó cordura; se volvió a reunir con liberales y francmasones; él mismo se hizo masón y se dio a la tarea de organizar la lucha por la separación de la Isla de la Patria, por constituir una República independiente; aspiración, que trajo a La Habana desde casa, donde ya se había vivido la experiencia de la Primera República, también, su fracaso y desmoronamiento. Mas, los liberales no cejaban en el empeño de copiar a la Francia de Robespierre o convertirse, ellos mismos, en caricaturescas copias napoleónicas, como el afamado Libertador de América, Simón Bolívar. A mi hijito, sólo le faltó el trajecito y la mano derecha metida entre los botones de la guerrera. Hasta formó un partido, el primer Partido Revolucionario de Cuba, que, por cierto, se formó en los Estados Unidos de América y reunió a varios Generales insurrectos derrotados en la campaña anterior, en la Guerra de Cuba de 1868 a 1878, en que el General Martínez Campos los condujo a un tratado de paz, el Pacto del Zanjón.

        En un ínterin, José Julián volvió a La Habana, graduado, decía él, de Derecho en la Universidad de Zaragoza. Lo cierto fue, que no pudo demostrarlo legalmente; no tenía título para acreditarlo, y no se le permitió trabajar, en calidad de Abogado[1]. Su arrogancia le hizo ver una injusticia y represalia dónde había legalidad que respetar.

        Su estancia fue corta. De hecho, José Julián, casi no vivió en la Isla de Cuba, su contacto se redujo a periódicos, libros y tertulias con perdedores llenos de resentimiento, de hombres colmados de ambición de poder más que de amor. Resulta inquietante, me llama la atención, que un hombre inteligente y honrado pueda tomar por esos derroteros, que lo alejan de la educación recibida en el seno de la familia y hace a su familia arrastrar la misma condena, seguirle por diversos países. Es, cual fiebre, que nubla el pasado y hace andar por caminos diferentes para probar nuevos rumbos. En definitiva, son los mismos de siempre, cuando un clan, una etnia, una nación se arranca de sí misma, se divide para formar otro pueblo. ¿Era mi hijo un precursor o un misionero? En realidad, todos somos misioneros de DIOS; a eso hemos venido. Unos tienen una misión más ordinaria, sencilla, como yo, otros sirven de punta de lanza, del modo de mi hijo. Ahora, lo entiendo; entonces, sólo sentía vergüenza. Con esa vergüenza y el honor mancillado, mi cuerpo se fue a la tumba. Y, yo a DIOS.

        Santander, Enero de 2005

        Nota: Del libro de Cuentos de la Historia de España (Primera Entrega), Santander, 2005

        ——————————————————————————–

        [1] La Autora desconoce los causas, por las que José Julián Martí y Pérez no se haya en posesión de un título universitario. No obstante, desea señalar la posibilidad de que hubiese concluido estudios, pero no pagado y obtenido el Título, que es un proceso posterior con cuotas dinerarias. Esta práctica se mantiene hasta la actualidad, lo que no se justifica y es cuestionable, pues las universidades gradúan y están en la obligación de acreditar, con un título, dichos estudios. Hay otras reminiscencias del pasado en el ejercicio de las profesiones en España, como colegiarse y pagar una cuota para poder ejercer. Es difícil de imaginar, que una universidad no tenga potestad para colocar, directamente, en el mercado trabajo a sus graduados. Tal vez, José Martí se vio ante esta práctica.

      • P: ¿Por dónde empezamos?

        R: Normalmente, se comienza por el principio. No obstante, hoy, comenzaremos por lo más reciente: mi situación de derechos humanos y seguridad personal en la actualidad, y en mi ubicación presente. Estamos en una situación similar a Fuente Ovejuna de Lope de Vega. Tal vez, esa sea la tragicomedia más representativa de la Sociedad Española, cual mueca o bufonada teatral.

        P: ¿Por qué se refiere a Fuente Ovejuna? Ahora, no estamos en la Literatura.

        R: Pues, a veces da la impresión, que los personajes han salido de los libros y los antepasados de sus tumbas. En otras ocasiones he dicho, que estamos en tiempos apocalípticos. Lo digo, precisamente, por lo anterior y porque se ha divulgado una mayor cantidad de conocimientos ocultos, que se están aplicando a nivel de sociedad, de empresa, de grupos e individuos, con muy diversos matices e intereses. Es muy peligroso. Ciertos conocimientos deben, de algún modo, ser preservados a individuos capaces de saber qué es el Bien y qué es el mal.

        Es muy importante discernir, con independencia de las instituciones y de las personas, que llegan a dirigir ciertas instituciones con una significativa influencia en el pensamiento y en la organización social, dentro de las super-estructuradas, super-internacionalizadas y globalizadas sociedades, entre el BIEN y el mal. Con frecuencia, los individuos y las instituciones se paran en una posición soberbia y se colocan en calidad de patrones sociales: “todo lo que hago yo es bueno”, “yo tengo el poder y digo cómo es, cómo me conviene, cómo han de obedecer”, etc. Muchas veces, una personalidad al frente de una organización con influencia internacional, y a nivel de individuos, se monta en el espectáculo de su Predecesor. Ello no quiere decir, que tengan los mismos escrúpulos, los mismos objetivos, los mismos sentimientos, ni que estén iluminados del mismo lado.

        Por ello, hago un llamado a cada individuo humano a ser persona, a pensar y analizar por sí mismo y no comportarse, cual masa u ovejas. He visto masas revueltas y ovejas enfrentadas en Madrid, ante la cita internacional de las Juventudes Católicas. Todavía, se habla en la Televisión Española constantemente; se muestran imagines. Fue penoso y dice mucho, negativamente, de la urbanidad y nivel de civilización de determinados grupos, por decirlo de un modo suave, poco agresivo.

        P: ¿Se refiere Vd. a los enfrentamientos en la Puerta del Sol, preludio de lo que se dio en llamar JMJ?

        R: Exactamente, Yo vengo de regímenes dictatoriales, regímenes cuestionados internacionalmente por la violación de los derechos humanos. Yo misma, estando en funciones en mi Cátedra en la Universidad de La Habana, fui sometida a acoso político y laboral, por un grupo de profesores universitarios, también con diversos matices. Por tanto, se creería que ver a la Policía actuar de modo enérgico, por decirlo suave, sería algo común a ese tipo de regimenes. Nada más alejado de la realidad. Yo nunca había visto, a no ser en películas o en las situaciones recientes en Grecia y en los países árabes, semejante cosa.

        Puntualizo, que, en la Trilogía, Memorias de mi Generación, yo doy testimonio de un acto brutal de un policía cubano ante el Cuerpo de Guardia del Hospital Militar, en que golpea en la boca a un detenido esposado. Ese es el acto más brutal del que he sido testigo. No digo que no haya exceso, pero espectáculo tal jamás lo vi en Rusia, Ucrania, Alemania Democrática, Holanda, Uzbekistán y otros. Tampoco, lo vi en México ni en Nicaragua. Eso sí, la Lic. Ana Evelyn Jacir, hoy en la OEA, estando en el C.I.D.E., en el DF, me dijo: “Cuando veas un policía por una acera, crúzate a la otra”. Entonces, me pareció una exageración; no la comprendí.

        Bien, ¿cómo catalogo los hechos de la Plaza del Sol y sus inmediaciones, en el enfrentamiento entre laicos y católicos? Primero, no fue muy inteligente hacer las agrupaciones de individuos de tendencias contrarias en un mismo espacio geográfico. Madrid es muy grande, por tanto, era menester ubicar los permisos en áreas diferentes, en recorridos no encontrados. Ello no hubiese evitado enfrentamientos puntuales; excesos de ambos lados.

        Debemos ajustarnos a la más estricta verdad: demasiadas visitas del nuevo papa de Roma a España en 9 meses, cual cronometrado, cual elección ratificada de una historia microsociológica conocida. Demasiado alboroto para un solo país, cuando hay tantos países en el Mundo. ¿Por qué? No contestaré ese por qué, aunque conozco la respuesta y, por ello, me preocupa mi seguridad física y mi protección social en la enfermedad; mi aislamiento, no sólo voluntario, sino programado desde algún centro.

        Pues, ambos grupos, según el derecho a la libre expresión, un derecho universal extensivo a todos los habitantes del Planeta, tienen esa posibilidad en la actualidad. Y el Gobierno, cual sea la tendencia ideológica de éste, está ante la obligación de asegurar los derechos ciudadanos, a todos los ciudadanos y no sólo a los católicos.

        P: Permítame interrumpirle. ¿Se considera Usted católica?

        R.: Sí. He sido católica militante, pero con libertad de criterios y pensamiento; hasta hace muy poco, iba todos los domingos a misa. Yo estoy retirada, porque hace bien a mi salud. Yo creo en DIOS. DIOS me ha buscado y me ha encontrado. Puede ser que yo haya perdido el camino, adecuado en mi caso y del modo en que yo le gusto a DIOS, entre tantos fanáticos y personas que se mantienen bajo la presión y control de un tipo de catolicismo, que forma parte de la época oscurantista de España. Es esa España negra, que hablaban y yo no entendía, por muchos años, a qué se referían. En CUBA, no conocí tal período ni tal forma de Catolicismo. Yo todo lo veía bonito en mis primeros años, 2000 a 2004; eran, las personas dulces, comunicativas y solidarias, aunque había muchos envidiosos y murmuradores. De todas formas, no era así mi visión de qué era ser español, muy diferente. Con frecuencia, en las comunidades se arman problemas de la nada. Es algo nuevo en mi práctica católica. Eso sí, la Iglesia Católica Española tiene mucho de qué enorgullecerse, pero nunca del fundamentalismo ortodoxo; jamás, del control y maltrato a los individuos; menos, de la labor de zapa a la autoestima de los individuos; no, de aceptar ciertos grados de maltrato dentro de la familia.

        La Iglesia Católica Española se ha enorgullecido de su labor evangelizadora, particularmente, a la América Post-colombina. Ese es un proceso contradictorio y responde a una época histórica, que esperemos, no vuelva a repetirse jamás. En mi caso particular, no desciendo, creo yo, de los primeros colonizadores; la llegada a CUBA de mis ancestros, mis bisabuelos y abuelos, se da a partir de 1881, con la llegada de mis bisabuelos asturianos de Tineo y Cangas de Tineo, dejando al tío Pepe, hijo mayor, con los abuelos. Mi tío-abuelo asturiano fue Húsar de la Reina Doña María Cristina. Posiblemente, el bisabuelo D. Antonio García y Fernández, vecino de la Catedral de La Habana, calle Mercaderes, fue de los Voluntarios del Comercio. En este sentido, pudiese decirse, que esta rama de la familia era conservadora, muy patriótica. Los demás abuelos llegaron luego, durante la Guerra Civil o de Independencia de Cuba, en 1897, todavía siendo CUBA provincia de España. Nosotros, mi Familia Torres, hemos tenido que lamentar la caída en combate, en el Combate del Ramón de las Yaguas (30 de Agosto al 1 de Septiembre de 1895), defendiendo la integridad del territorio español, de mi bisabuelo paterno, el Capitán español RAMÓN TORRES ¿VENDRELL?, nacido en Manresa, de los Torres de Aragón.

        Por tanto, mi aproximación a la Historia de Cuba, del modo que la he recibido y estudiado en calidad de rama del pensamiento, no siempre coincide con los manuales y los enfoques de los independentistas, tampoco, con algunos artículos de la época en la Prensa Española. Se sabe, que de los artículos de guerra hay que leer los bandos y sacar sus propias conclusiones.

        Mi pensamiento dista de los cubanos y latinoamericanos, que se atribuyen el sentimiento de haber sido colonizados. Siempre he dicho, que el caso de CUBA es diferente. Porque ninguna población puede ser colonia de sí misma, entendido colonia en la relación Metrópoli-Colonia. Si el caso de CUBA hubiese sido de un modo contrario, Yo sería descendiente de los colonizadores. Yo estoy muy orgullosa de mis ascendientes y prefiero verlos de otro modo, por ejemplo, el Héroe, que cayó combatiendo por la integridad de su Patria, un militar de honor, que no corrió ante el enemigo. ¿Fueron abandonados sus restos en el campo de batalla? La tropa enemiga dice algo al respecto. Yo no he logrado encontrar al Héroe, siquiera tener un diploma o el trofeo de sus armas de combate. No fue un perdedor el Bisabuelo, sino un Héroe de su Patria, que cayó en su Patria, en una provincia rebelde, insubordinada, según los parámetros del momento y la pertenencia territorial del Archipiélago Cubano. Tal vez, se pueda buscar un débil paralelismo con la situación de los militares, que caen en las Vascongadas; muy superior a los que caen en misiones de intervención pacifista en Afganistán, Irak y otros países, o los accidentados en Turquía.

        Aunque me salga un poco del tema, espero, que el Gobierno Español y la Casa Real Española hagan llegar a mi persona los documentos de mi Bisabuelo, el Capitán español RAMÓN TORRES (Manresa,¿1838?-Ramón de las Yaguas, Cuba, 31 de Agosto de 1895), que no pude encontrar en el Archivo Militar de Segovia y otros, así como sus medallas, honores militares y armas de su Cuerpo, supongo que de Caballería. Y, si se muestran complacientes, a lo mejor, el expediente militar de mi abuelo gallego, Sr. D. Juan Ramón Vila y García, Soldado de 5 ó 6 Revistas, del que su abuelo, también fue militar, posiblemente, oficial ¿Agustín Vila?. Ante todo, los del tío Pepe, el Húsar (Don José (posiblemente, otros nombres) García y Fernández, de la Familia Ilustre. FERNÁNDEZ-SANTAMARÍA y los documentos de hidalguía de mi FAMILIA FERNÁNDEZ-SANTAMARÍA y, de haberlos, de la FAMILIA TORRES.

        P.: Continuamos con la Plaza del Sol?

        R.: Sí. Fue vergonzoso ver cómo se insultaba y se hacían gestos groseros, se alardeaba de homosexualidad para ofender a los jóvenes católicos, venidos de diversos países, y españoles. Es la peor imagen de España, que Yo he visto. Es muy importante el respeto; el respeto a todos los ciudadanos del Mundo y a cada ser humano en particular. RESPETO, RESPETO Y RESPETO A LOS INDIVIDUOS. Se ha perdido la decencia. Es lo visto en las imagines de los laicos en la Plaza del Sol de Madrid y calles aledañas. No son laicos, siquiera ateos, sino la chusma. No quiero decir, que todos los laicos reunidos fueran chusmas. Pero, los extremistas, los más “radicales” son parte de la escoria. También, hay que decir, que algunos encumbrados, que se muestran cual señores, no dejan de ser escoria por ello. Por momentos, es cuestión de envoltura. ¿Tienen derecho a cuestionarse la reunión? Sí, pero con respeto, con decencia, guardando el orden público.

        No me gustó la brutalidad de la Policía, pero no dieron espacio a la no represión. Eso sí, no se puede seguir golpeando a un ciudadano en el suelo o cuando huye. También, era menester abofetear a la mujer con los colores de la bandera española, tal vez una bufanda, que atacaba cual rabiosa fascista, ignorante de los procesos históricos y sociales. Daba asco. Gritaba: “VAYANSE A LA PUTA CUBA. A CUBA Y VENEZUELA”. No es la primera vez, que he visto, ante diferencias católicas y laicas, utilizar los elementos nacionalistas y xenófobos. Yo he introducido un término en la Lengua Española: ‘xenofagia” y, consecuentemente, ‘xenófago’ o ‘xenófogo’: unión de la xenofobia con la antropofagia social, formando una nueva palabra compuesta. No nos encontramos ante el miedo al otro, siquiera algunos soportan a los propios que regresan; algunos se mofan de los que tienen raíces más elevadas y profundas en estas tierras, si tienen la osadía o la necesidad de regresar, por supuesto, no, si lo hacen con los bolsillos llenos, aún, aquéllos que robaron el dinero. Es el caso de Gral. Fulgencio Batista. Y, no tengo nada contra Batista, todo lo contrario, porque, el Día de San Fulgencio de 2010, me prometió “SALUD”. Y, lo ha cumplido, a pesar de que se ha tratado de violar la VOLUNTAD DIVINA, profanando mi domicilio y entorno.En 2011, me dijo San Fulgencio: “SALUD EN TODOS LOS SENTIDOS”, es decir, había llegado la hora de la sanación de mi vida.

        Volvamos a la “PUTA CUBA”. ¿Es decente esa asquerosa mujer, aunque enrollada en los colores de la bandera? ¿Es diferente a los laicos, que se comportaron cual chusma? Era del mismo populacho, sólo unos no iban a misa y la otra se comporta mojigata en misa; se comporta no como católica ferviente, sino como masa oscura fanática. De la “Puta Cuba” han comido unos cuantos y, mucho más, los encumbrados, desde las maderas preciosas de la construcción de El Escorial, por sólo citar un ejemplo, junto a muchos títulos de nobleza.

        Por cierto, son muchas mojigatas y cohibidos, por decir de algún modo, que van a Cuba a desahogar sus inhibiciones católicas y no católicas, y hasta laicas y ateas, mayormente, con los descendientes de esclavos africanos, también, a otros países del Caribe, a Turquía y al Mogreb. Otro ejemplo, en la “Puta Cuba” no se venden por el teléfono móvil videos con LucíaLapiedra, haciendo un trío con unos cubanos, hechos tristemente, y contra toda decencia y lógica humana, famosos en España (15 céntimos más IVA por minuto).

        ).

        Santander, Lunes, 29 de Agosto de 2011; H: 18:27

        CONTINUARÁ

      • DECLARACIÓN
        YO DRA PROF CARY TORRES WILA, EMBAJADORA DE JESUCRISTO POR NOMBRAMIENTO DIVINO Y EN PLENA CAPACIDAD DE MIS FACULTADES, declaro bajo el Juramento, expresado en el transcurso del día de hoy y con anterioridad a la presente declaración, QUE DE FORMA REITERADA Y PROLONGADA EN EL TIEMPO, EL GOBIERNO ESPAÑOL Y CON CONOCIMIENTO, TAL VEZ ANUENCVIA Y DIRECCIÓN, del Jefe de Estado Español está violando mis derechos constitucionales y la Declaración de Derechos Humanos, en varios artículos, con relación a mi persona, sobre todo, con base religiosa y por las funciones diplomáticas y de buena voluntad, que desempeño. Este hecho se ha visto agravado al iniciarse la MISIÓN CUBA, CUYA PRIMERA ACCIÓN ESTUVO ENMARCADA EN EL DÍA DE LA SAGRADA FAMILIA DE 2007, EN QUE SE SOLICITÓ LA DECLARACIÓN DE INCAPACIDAD DEL DR. FIDEL CASTRO PARA EJERCER EL PODER POR SU ESTADO DE SALUD A UNA EDAD AVANZADA.
        Al parecer ha habido preocupación y se han tomado medida desde los grupos de ultraderecha, abierta o mediada, españoles y la ortodoxia cristiana ante las señales de sensibilización de las Autoridades de La Habana por algunas intervenciones de la Cónsul, primero, y, posterior, Embajadora de Jesucristo. No viene al caso señalar todos esos momentos, en que tomé la precaución de parte importante de la correspondencia o documentos enviar copia al Jefe de Estado Español para evitar suspicacias. Siendo los más destacables, sin asumir toda la gloria, sino haber hecho un modesto aporte, que sirvió de impulso y punto de inflexión: la liberación de los presos políticos, y la convocatoria a un diálogo nacional y al Sexto Congreso del Partido Comunista de Cuba, mediado por la recepción, a partir del Verano de
        2010, de mi ensayo social: “CUBA: HACIA UN MODELO DE DESARROLLO ECONÓMI CO PROPIO (MEP)”
        Declaro que mi Misión Diplomático religiosa no persigue fines políticos ni el arribo de mi persona al poder, por no contar con capacidad física para ello, al igual que el Dr. Fidel Castro, a pesar de la diferencia de edad. Tampoco, he manifestado tendencia a ocupar poder en el pasado y contando con todas las capacidades físicas e inserción social adecuada para ello.
        Mi Misión, para la que se me ha preparado en el transcurso de mi vida y sin mi conocimiento del fin, no persigue derribar al Gobierno de La Habana ni implantar una tendencia ideológica de signo alguno, sino contribuir, con mi conocimiento, con mis capacidades personales y experiencia, al desarrollo socio económico de la Sociedad Cubana; contribuir, de forma personal, a la sensibilización y reflexión del Señor Presidente de la República de Cuba desde una posición exterior a éste, es decir, al Gobierno y a sus instituciones, incluida la Universidad de La Habana, de la cual me honro de formar parte de su Claustro, en calidad de Profesora Jubilada a edad temprana, y con méritos científicos extraordinarios y suficientes para ocupar una silla entre lo más selecto de su Claustro. No obstante, al no ocupar una plaza activa de su nómina y no pertenecer a ningún partido ni grupo político, sindicato o gremio, al no afiliarme a ninguna tendencia ideológica y sólo basarme en la buena voluntad hacia mi país de nacimiento y hacia el conjunto de sus ciudadanos, y siendo Científica social del más elevado nivel, desde mi dignidad DIPLOMÁTICA DIVINA puedo, como ningún otro, dialogar y reflexionar con el Señor Presidente, iluminarle el camino y tratar de entender sus dudas, sus reservas. No pretendo participar de la polémica científica ni de discusiones de carácter político y pujas por el poder. Mi método será mantener la distancia educada y dialogante, hacer señalamientos puntuales, cuando estime necesario o conveniente o hasta inconveniente, pero estar abierta a la escucha y análisis de otros puntos de vista para integrarlos en un Modelo de Desarrollo, que impulse al país hacia adelante sin acentuadas brechas sociales; un modelo no igualitario, pero sí que tienda al crecimiento del bienestar de toda la población en su conjunto y preserve la igualdad de oportunidades, donde se premie el buen quehacer.
        Declaro ser ciudadana cubana y española con plenos derechos civiles y constitucionales en ambos países, así como encontrarme en la disposición de aceptar otras nacionalidades y, muy en primer lugar, de Rusia y Ucrania, países en que transcurrieron mis estudios universitarios y fui muy feliz, donde gocé de mayor libertad. No acepto, ni he aceptado en el pasado, coacción a mis libertades. Inclusive, en Cuba, jamás dejé de expresar libremente mis opiniones, en forma pública y privada. Tampoco, lo acepto en España y rechazo sus rezagos sociales.
        Siendo España un país laico y que presume de democrático, no existe ninguna base objetiva para ejercer presión y control sobre mi persona, sobre mi estabilidad social, económica y practicar tortura psicológica: luces, trasmisiones, ¿desdoblamientos de individuos?, magia negra y prácticas paranormales, incluso, llegar a tener escucha las 24 horas, posiblemente, también desde la pared vecina y con reacción inmediata en el puesto de mando u observación de Cabarga; introducción de personas en mi entorno domiciliario con intenciones homicidas: 26 de noviembre de 2009, el guardia civil jubilado José Javier Cruz Ordóñez me agredió físicamente e intentó asesinarme de palabras y hecho, iba diciendo en voz alta, repitiendo 2 veces, qué me estaba haciendo y la forma en que me mataría, 3 modos diferentes; me vi obligada a apretarle los testículos con la mano para salir con vida, aún así, me fue golpeando sobre la punta del corazón con el brazo y descargando todo la fuerza y el peso del cuerpo, 3 veces, hasta que logré llegar a la puerta (el juicio fue amañado, saliendo sólo un juicio de falta y mi supuesta abogada no asistiría. A pesar de ser la parte acusadora, no asistí por falta de seriedad de la Justicia). En 2011, recibo una fuerte descarga eléctrica en la cabeza a través de la pared fina, que compartía con la Lic. Judith Sanabria Cabrera, de nacionalidad peruana; la descarga eléctrica me dejó secuelas, que he ido corrigiendo con medicina alternativa y autosanación, aunque han afectado mi rendimiento y calidad de la escritura, siendo Yo Escritora, Ensayista y Poeta.
        Con anterioridad, en Marzo de 2011, me vi privada de la posibilidad de enviar un paquete a Cuba, a una familia necesitada de ayuda humanitaria y habiéndose ofrecido en calidad de mensajera la Directora de la Oficina de Correos, Sra. Cristina Pérez: durante 3 días, me vi imposibilitada de levantarme; no me podía despertar hasta cerca de las 5 PM, inclusive, sin tomar mis medicamentos cardiacos; sospecho, que me fueron suministrados somníferos sin mi conocimiento e inconsultamente; también, por un período a finales de 2010 o principios de 2011, mis medicamentos cardíacos comenzaron a ser manipulados: alguna de las dos inquilinas sustraía, con mayor frecuencia, la segunda dosis de diltiazem 120 mg; una de ella era médico y estaba haciendo la especialidad en Farmacia, la otra decía ser auxiliar de limpieza de una empresa de informática, que fabricaba por pedido del ejército (su hija era enfermera y vivían en la zona aledaña al Ministerio de Defensa en Madrid). Esta última, Mª del Pilar Calderón Arroba no perdía oportunidad para usar el término de stress, cuando yo discutía con las compañías de teléfono. Siempre estaba al tanto de todo y fue quién llevó la voz cantante en los interrogatorios de control de mi vida personal y profesional, cual preguntas maleducadas o preguntas con el objetivo de ejercer presión en el orden social casualmente, siempre viajaba a Torrelavega, a Sierrallana antes que yo los días de mi consulta de Cardiología y me lo decía al yo regresar: “Yo estuve antes que Usted”.

        Declaro, que mis bienes fueron dañados de forma intermitente, pero continua, desde 2008, así como mis objetos eran cambiados de lugares. Ello me obligaba a estar buscando algo constantemente, siendo yo una persona, que no ha necesitado encender la luz para coger un objeto siquiera en la noche. De algún, le suministraban cucarachas al guardia civil y me estuvieron torturando desde Julio de 2008 hasta finales de Noviembre de 2009, tras cada desinfección reaparecían criadas y sin cumplir el ciclo reproductivo, hasta tuve que estudiar sobre cucarachas en Internet. A partir de Mayo de 2008, en que se allana el domicilio sin forzar la puerta, utilizando la llave en poder de los Servicios de Teleasistencia del Ayuntamiento de Santander o la del Guardia Civil jubilado, que se encontraba de vacaciones turísticas en la Habana. Sólo lo supe por unos perfumes, que dejaron en la gaveta (cajón) del aparador del salón, foto que mostré, entonces, en Internet. Insisto, esos perfumes siquiera se comercializan en Santander, por lo menos, no los conocían las vendedoras de las mejores perfumerías y de la firma en el Corte inglés de Santander hasta mayo de 2011.

        Declaro no haber dado lugar a que el Lic. José María Aznar, ex-Presidente de España, ni el Ing. Iñigo de la Serna, Alcalde de Santander se considerasen en capacidad de interferir en mi vida privada sin mi consentimiento y menos para violar, supuestamente, mis derechos inalienables y crear inestabilidad en mi vida privada; acciones que me hacen saber de la existencia de escucha y me alertan ante la aparición de los, entonces, nuevos vecinos, en un piso, que sólo J.M.A. sabía que estaba vacío y que se negaban a alquilar a extranjeros, incluso de la Unión Europea o españoles nacidos en otros países. Luego, por casualidad, me llama la atención la aparición de luces nocturnas en el monumento abandonado del Indiano, en lo alto de Cabarga, un reflector en esta dirección, que se enciende de forma puntual y cuando hago referencia a él, lo apagan inmediatamente. Sólo una vez me desafiaron, tras señalar el día anterior, que cuando yo lo decía lo apagaban, porque me estaban oyendo.

        Hasta los titubeantes comunicados de la Casa Real, por ejemplo en el caso de Iñaki Urgandarín, el segundo de corrección, casualmente, coincide con mi reacción y señalamiento ante la noticia. Ello pone en evidencia, junto a otros signos, como por ejemplo el almuerzo en La Moncloa, que llevó a apagar la primera línea de luces blancas reflectantes puestas en Junio de 2011 ante mis ventanas, que la reacción es inmediata y que las órdenes proceden del Jefe de estado o de alguien encargado por él. Ahora sólo queda la segunda línea en la fábrica Nueva Montaña, que molesta, pero en mucho menor medida y sólo en mi dormitorio, aunque a veces en la que fue la oficina. La luces blancas responden a una alusión que hago en la trilogía al despedirme de mi padre, al irme a Moscú, que creo haberle hecho referencia en email a J.M.A., aunque no puedo asegurarlo 100%. Tras la comida en La Moncloa, cedió presión sobre mi persona, supongo, para que no hubiese un escándalo de violación democrática en el período electoral. El día 4 de Diciembre de 2011 se reactivaron, de nuevo, los puntos; fue una reacción a algo que dije aquí el día anterior, porque me tienen harta de escuchas ilegales, de violación de mis derechos, de prepotencia dictatorial presumiendo de demócratas.

        Declaro, que en España tanto el PSOE como el PP han violado la Constitución Española, también, el Jefe de Estado de forma soberbia, irreverente y sin respetar a la Nación Española y su voluntad de que las jerarquías religiosas no pueden participar en decisiones del Gobierno y violar las garantías constitucionales de los individuos y, mucho menos, hacer peticiones violatorias al Jefe de Estado o al Sucesor. Desde Junio de 2011, la Presidencia y su Ministerio del Interior, el Candidato a la Presidencia por el PSOE, conocían de la violación de la Constitución Española, de la Declaración Universal de Derechos Humanos, y de mi exigencia de una investigación independiente y de desmontar el operativo formado alrededor de mi persona.

        Además, me vi obligada a solicitar al rey de España, en su calidad de Jefe de Estado de imponer silencio a uno de los participantes en la trama, que se enfado mucho al verse obligadas a salir de forma precipitada las ¿agentes? introducidas en mi domicilio, aprovechando “mis debilidades sociales” y sobredimensionando sus suspicacias sobre el desenvolvimiento de mi economía personal. Pues, ese individuo, bajo un alias Pepe Lógica, que tras la escucha informar sobre la capicúa del dominó, que yo había hablado en mi dormitorio, justo al día siguiente, firmó Pepe Lógica Pepe, pues, ese sujeto se dedicaba a insultarme de forma burda hasta con palabras obscenas rusas, que yo no conozco ni conocí en mis casi 10 años de vida en la Unión Soviética, en la URSS. Gracias a la intervención, en Madrid, del Rei, y lo escribo en catalán, dejó de insultarme por email.

        Declaro haberme visto obligada a desconectar los Servicos de Teleasistencia del Ayuntamiento de Santander para disminuir la posibilidad de escucha y suprimir la mayor cantidad de medios de telecomunicaciones y electricidad en el domicilio, con ello, reducir, además, la posibilidad de influencia externa y vías de entrada. Por ejemplo, quisiera que algunos Estados analizasen la transmisión de Eurovisión 2011, que me hizo un daño terrible al corazón; tuve que apagar el aparato y acostarme.

        Declaro haber solicitado la entrada a República de Cuba y haber recibido el 1º de Septiembre de 2011, algo así como un permiso de entrada del Consejo de Estado de la República de Cuba, aunque no se detallaban las condiciones en que se produciría, y que son necesarias precisar y he seguido negociando con el Presidente de la República de Cuba. También, que lo he puesto en conocimiento del Rey de España y solicitado del Estado Español por su mediación, en calidad de Jefe de Estado, que asuma los gastos de traslado de mis pertenencias y que mi salida se produzca ordenada y. con todas las garantías a la integridad de mi persona en un avión de Cubana de Aviación, por ser responsable de haber creado dicha situación y mantenerla en el presente.

        De no haberse determinado mi lugar adecuado de residencia en La Habana para la persona de la Embajadora de Jesucristo, pudiese valorarse un alojamiento temporal en el Habana Libre o en el Hotel Nacional, aunque yo preferiría una casa, aún llevando a cabo alguna reparación. También, quiero señalar el haber manifestado mi interés de viajar a Cuba para que me examinen mis Cardiólogos cubanos y analicen la posibilidad de realizar un transplante de corazón. No obstante, ello no me ha hecho empacar mis pertenencias en lo fundamental, sino la situación de derechos humanos creada alrededor de mi persona y la intención de desestabilizarme psíquicamente en una acción continuada desde 2008. Es evidente, que está un psiquiatra detrás de la operación de ¿inteligencia?, posiblemente, alguno conocido por sus desmanes y que es miembro de una fundación un tanto sospechosa y peligrosa en su actuación social, que para conseguir sus fines usa a la empresa privada y a algunos miembros dentro de las instituciones y por sus filiaciones y simpatías políticas.

        Quiero alertar a los gobiernos de Hispanoamérica, que existe la posibilidad real de que algunos de sus profesionales estén siendo utilizados en España para fines oscuros a cambio de dádivas y así puede parecer un asunto entre sudamericanos. No digo, que sea una práctica, sino que he visto cómo se ha actuado en el caso creado alrededor de mi per4sona, inclusive, una médico argentina de origen alemán intentó alquilar una habitación en mi domicilio por sugerencia de un tal Dr. San Martín o algo así. Al buscar en Internet, porque yo jamás lo había oído mencionar, resultó ser uno de los médicos que más promueven la eutanasia, lo que califico, sin detenerme, como un asesinato. Las Medico argentina iba a trabajar un mes con él, viviendo en mi casa.

        El Gobierno de España y la Nación Española no pueden tener ningún interés especifico en desaparición física de mi persona, en mi calidad de EMBAJADORA DE JESUCRISTO, a no ser hacerle un servicio al papa elegido; servicio, que degradaría a la Nación Española, a su casa Real y humillaría al Gobierno de España, y lo colocaría en una situación de violación de los derechos humanos y tendría que ser cuestionado internacionalmente. Ello sería deplorable e innecesario.

        Declaro, que he solicitado de los intelectuales cubanos presionar en el sentido de mi llegada a Cuba por la falta de seguridad con relación a mi integridad física, la que se ha prolongado en el tiempo por 3 años y, para mayor preocupación, una vez destapado el caso en Junio de 2011, ante la incompetencia del Presidente saliente de España o su anuencia violatoria de la Constitución y de los más sagrados principios democráticos, de la sacrosanta defensa de la propiedad privada y del derecho a la vida, los dos pilares básicos de la Sociedad Occidental y del Capitalismo, que van más allá de cualquier creencia religiosa.

        Declaro, que todo indica que un grupo de religiosos ortodoxos han prometido algo al papa elegido del Vaticano y le han querido, al parecer, dar matices ideológicos o de otra índole.

        Declaro una vez más, no pertenecer a ningún servicio de inteligencia de ningún país y haber dado fiel testimonio de MI PADRE y de JESUCRISTO, además, que la etapa de testimonio concluyó. Y, mis actuaciones no violan la ley de ningún país ni territorio, aunque sí tienen la fuerza de mi Palabra y Autoridad, de mi prestigio, aún habiendo sufrido un ataque vil de individuos, que se han rendido a las bajezas de este mundo. Declaro no someterme a ningún dogma más allá de la razón y de una meditación profunda, considerando al individuo célula fundamental de la sociedad y teniendo por bandera la libertad. Declaro estar abierta a lo nuevo y respeto a las Ciencias y a los científicos. Y animo a mis colegas a actuar con honestidad en busca de la verdad y el conocimiento, con respeto para otras concepciones y sin cientificismo ni pseudo-cientificismo.

        Declaro, haber percibido, que el Rey de España se ha mantenido en silencio hacia mi persona desde mi nombramiento de EMBAJADORA DE JESUCRISTO Y, ANTES, CÓNSUL, pero atento a mis salidas a Internet y a cada una de mis palabras, aún las dichas en privado y estando a solas. De hecho, aunque no reconocida oficialmente por el Gobierno de España, la Embajadora de Jesucristo siente, que ha estado presente en la mente de los estadistas españoles y de los prelados, y en algunas de sus conversaciones ¿de trabajo? Esto implicaría cierto nivel de reconocimiento oficial, no así las medidas intimidadoras ni las acciones e intenciones perversas, a las que D. Manuel Fraga puso freno en Mayo-Junio de 2011. Y, desde aquí le doy las gracias al paisano, al amigo y lo proclamo AMIGO DE DIOS Y DE SU HIJA, LA OSA MAYOR en un solo acto y por los siglos de los siglos. Cuestión, que hago extensiva a la persona de su confianza que me visitó, tras la salida precipitada de las inquilinas anteriores; me visitó bajo apariencia sencilla de una administrativa, yo creí ver a una médico, que dijo: “A mí me gusta lo que veo y me parece adecuado”

        Exijo una acción inmediata del Gobierno saliente y del Jefe de Estado Español, que haga posible mi salida de España en las próximas horas y con plenas garantías, preservando todos mis derechos y residencia efectiva, que me permita regresar a Europa y España en caso de necesidad o de así desearlo, siempre y cuando haya condiciones, que garanticen los derechos constitucionales de mi Persona.

        El Gobierno de Cuba, en la figura de su Presidente, sólo actuaría en calidad de Facilitador, y porque le asiste alguna responsabilidad en la protección de los ciudadanos cubanos, ciudadanía que ostento y honro, al igual que la española.

        NO EXISTE NINGUNA GARANTÍA REAL, QUE LOS FUNCIONARIOS Y POLITICOS DEL PP NO VAYAN A ACTUAR CON TOTAL IMPUNIDAD, YA HABIENDOLO HECHO A ESPALDAS DEL GOBIERNO DE SIGNO CONTRARIO, DEL PSOE, Y HASTA DEL PRESIDENTE DE ESPAÑA Y DE LA MINISTRO DE DEFENSA, SUPONGO.

        DECLARO AL REY DE ESPAÑA MÁXIMO RESPONSABLE DEL DESARROLLO DE LOS ACONTECIMIENTOS DESDE 2008 Y DE SU SOLUCIÓN DE FORMA ADECUADA A MI PERSONA Y QUE ME FAVOREZCA, así como le exijo anular cualquier expediente abierto a mi persona con información difamatoria Y REPARAR LOS DAÑOS MORALES, PSICOLÓGICOS Y DE CUALQUIER OTRA ÍNDOLE. Además, es menester que alguien responda por los daños causados a mi persona por el impacto eléctrico en medio de mi profundo y relajado sueño, mi modo habitual de dormir. Delimitar responsabilidades.

        Declaración escrita en Viernes 16 de diciembre, revisada y firmada en Sábado 17 de diciembre de 2011 por la Dra. Prof. CARY TORRES, EMBAJADORA DE JESUCRISTO. Teléfono: 942763273 (horario diurno).

        JURAMENTO

        EMBAJADORA DE JESUCRISTO: ENTREVISTA

    • Vals para Karla

      Plagio

      Novela Ilustrada

      ANDREA TUTOR, UniVersO Editorial Ovo, Santander, 2006.

      Por Federico Lucendo Pombo[1]

      Publicado en: Revista Hispano Cubana (Cultural), Nº 27, Marzo 2007, Madrid.

      Autora consolidada y con un pasado de éxito en las Ciencias Sociales, que en el Otoño de su vida y tras su jubilación anticipada de su cátedra universitaria, nos recrea con su renacer literario del que ya hemos podido disfrutar del excelente libro, que hoy nos ocupa. Nos ofrece dos títulos para una obra: el primero es una caricia para el alma sensible y un afrodisíaco para los seres temperamentales. El segundo título, Plagio, Llama la atención una autora nacida en la Isla de Cuba y que al leerla no es posible ubicar su origen. Tal vez, sea por su mucho moverse por el mundo, por relacionarse con personas de diferentes latitudes desde edad temprana y por la mezcla de sangre de diferentes puntos de España, que lleva en las venas y componen su cultura personal, enriquecida con su contacto y

      asimilación de lo mejor de la cultura de otros pueblos.

      llama la atención y no es comprendido, hasta puede resultar una incógnita para los lectores que no hayan leído con antelación el Prólogo, donde se explica en qué sentido está utilizado el término; una acepción que en la actualidad pocos conocen y utilizan.Ya con ese título comienza a ilustrarnos esta profesora universitaria en su retiro santanderino y comenzamos a encontrar mayor significado al diseño de portada: dos rosas, dos mujeres, que al deformar la imagen se asemejan a dos tulipanes, símbolo de encuentro; el color naranja nos coloca ante las dos mitades de ese fruto: se complementan, que al igual que los ojos humanos no son idénticos, aún poblando un mismo rostro. Es evidente, que algo tuvo lugar en La Habana, que se nos muestra con una foto de El Vedado en marca de agua y, precisamente la palabra “Plagio” ha sido destacada en color plata. Debe decir muchas cuestiones más la portada, diseño de la propia autora y que contiene claves, al parecer, del mismo modo que el resto de las ilustraciones, pues al comentarle que eran ingenuas, se sonrió con malicia y señaló, que en lo absoluto.

      Vals para Karla o Plagio se presenta en edición ilustrada, muy cuidada, primorosa. En esta novela se percibe el amor desde su texto, y en su elaboración. No puede negarse que fue hecha con amor y para cantarle a su amor. De facto, el tema central es el amor puro. Es una novela, que, como obra de ese género de la narrativa, usa ganchos para atrapar la atención del autor, pero que su autora ha declarado en su lanzamiento en Santander, que está basada en una historia real, aunque no es exactamente su conocimiento consciente de esa Historia.

      La novela toma como escenario cinco países por los que ha transitado, hasta vivido la propia autora por largos años. No se mueve en los medios a que nos tienen

      acostumbrados los autores nacidos en la Isla: se desarrolla en un ambiente universitario, entre estudiantes extranjeros en Moscú en la época del comunismo, pero no toca el problema social, sino que se mantiene en la misma cápsula en que fueron suspendidos los propios personajes en su etapa estudiantil. Hay un retorno a Rusia ya en edad adulta, con la madurez y experiencia de lo vivido, en los años de la Perestroika, de la Caída del Muro de Berlín y del Imperio Rojo. Una de las protagonistas se queda junto al Muro destrozado; la otra cruza el Océano y encalla en uno de sus trozos flotantes, cual corteza de alcornoque a la deriva llena de musgos y manchas, con alguna que otra hoja de laurel entre sus deshechos. La vida les aleja y ellas luchan por mantenerse unidas, contra viento y marea, a través de contactos esporádicos y una sensualidad, que desborda los límites de la amistad para convertirse en un romance encubierto, en melancolía, nostalgia, añoranza… Es una invitación al amor telepático para conservar una pureza de sentimiento superior a todo lo existente en términos materiales. ¿Será cierta tanta

      pureza? Nicolás Guillén en uno de sus poemas dijo: “Que el agua pura/ era pura mierda”. Aunque, ciertamente, el agua de lluvia tiene un sabor excelente, insuperable, recogida en medio de uno de los paraísos terrenales de la Isla de Cuba.

      Sólo se puede invitar a la lectura de una de las más bellas y apasionantes novelas de nuestro tiempo, de un amor que supera al de Romeo y Julieta, la que

      obligatoriamente se convertirá en un clásico a las puertas de este siglo. Una excitante novela, que hace llegar al clímax mediante su fino erotismo, sin una frase vulgar ni de mal tono, con un estilo abrumadoramente receptible, que no permite separarse de la lectura con facilidad. Una novela que retornará a la juventud a los no tan jóvenes y será deleite del más amplio público: hombres y mujeres; jóvenes y adultos. Una novela para ser leída en la intimidad y disfrutar de su caricia a nuestro espíritu, de su sinceridad y realismo al tratar los temas sin abusar de la crudeza, con un toque romántico. Con estilo y lenguaje depurados, logra mantener su alto nivel de redacción y atención a lo largo de todo la obra. Abundante texto por páginas, lo que casi es una novedad en el mercado español del libro.

      ¡Damos la bienvenida a Andrea Tutor y al Realismo Romántico!

      ¡Bienvenida a la Autora literaria española, Andrea Tutor, y a la Ensayista Social cubana, Dra. Cary Torres!

      ——————————————————————————–

      [1] Federico Lucendo Pombo, Periodista, Director del Programa Radial de la COPE “La Otra España”, colaborador del semanario Gente de Santander, Revista Hispano-Cubana y otros medios, y Secretario General del Ateneo de Santander. Ha entrevistado a las más significativas figuras de la América Hispana, entre ellas la DRA: CARY TORRES V. en sus diferentes facetas a partir de 2003.

      • 1
        PRÓLOGO
        Del romance, entendido como novela, Son de Carolina
        (sin editar)
        Me siento, ante una tarea colosal y con la enorme obligación, no siendo Filóloga, de definir al
        Neo Realismo Romántico, señalar sus fuentes y principales características en la Narrativa, Poética
        y Plástica, hasta el presente. No pretenderé hacerlo en este prólogo, aunque se esté ante la segunda
        novela en esta línea, que se suma a más de una decena de libros, escritos por mí en diferentes
        géneros, que pretendo englobar en el Neo Realismo Romántico. Es un ensayo comenzado y que
        espera por su conclusión, la que, evidentemente, necesita de un proceso de maduración. Me
        hubiese gustado contar con la mano experta de mis profesores de Literatura Universal del
        Bachillerato, del “Cuqui Bosch”; de mis conocidos Doctores en Ciencias Filológicas de la
        Universidad de La Habana, algunos entre los más encumbrados conocedores de la Lengua y de la
        Filología, especialistas en Historia del Arte, Literatura Universal y Literatura Española; con mis
        amigas Sociólogas, a alguna le he solicitado evolucionar hacia la Sociología Literaria, para que
        haga la Sociología del Neo Realismo Romántico y de mi Obra. Algunas de estas personas me han
        visto crecer desde la recién graduada del Instituto Estatal de Relaciones Internacionales de Moscú
        (MGIMÓ o MIMÓ-Universidad) hasta mi jubilación y conocían de mi intención de evolucionar,
        en mi retiro, hacia la literatura de entretenimiento y reflexión. Por ejemplo, de la Dra. Martha
        Núñez, a su regreso de haber desempeñado el cargo de Consejera de Prensa de la Embajada de
        Cuba en Moscú, recibí palabras alentadoras y halagadoras, imprimiéndome seguridad en el éxito,
        con un “Tú puedes, porque eres muy buena escribiendo. Tu Español es excelente”, lo que viniendo
        de Martha era importante, porque ella misma tiene un excelente dominio del Castellano y una
        elegante pluma, sutil y finísima.
        2
        Repito, debo terminar ese ensayo literario comenzado, en que intentaré definir al Movimiento
        de forma más precisa que en el Prólogo de Autor de Vals para Karla. Ese algo nuevo y distinto,
        diferencial y original, que los lectores sienten, y señalan algunos, que experimenté yo misma al
        concluir su escritura, y que me obligó a pedir a una amiga, muy romántica y con aspiraciones de
        escritora, a que me escribiese un prólogo. Más tarde, lo intenté con Isabel Allende. Ninguna de las
        dos los ha escrito hasta hoy. Ello me obligó a sacar mis armas de Ensayista para convertirme en mi
        propia Prologuista, del mismo modo que Cervantes, con la única diferencia, que el Prólogo de
        Cervantes a su Don Quijote de la Mancha no fue bien acogido por un número tal de lectores,
        que le obligó a admitirlo en su siguiente Prólogo y hasta cuestionarse escribir uno más, el de las
        Novelas Ejemplares. A diferencia de Cervantes, no utilizo a Heliodoro, ni a otros, de modelo;
        no imito a nadie, ni siquiera a mis Escritores predilectos. Tal vez, tenga que leer algunas novelas
        cortas de Cervantes, pero no lo imitaré, yo escribiré al nivel del siglo XXI y de la instrucción
        recibida. Estoy en la capacidad de decir, que Vals para Karla ha logrado superar, con creces, al
        Cantar de los Cantares, siendo el “Cantar de los Cantares de la Nueva Era”, su primera parte.
        Al tener una experiencia completamente diferente a la de Cervantes con su primer prólogo, el
        Prólogo a su Quijote, y con la ventaja de haber escrito muchas introducciones a ensayos sociales
        y el Prefacio a la trilogía Las Caras de mi Locura, escrita entre 2001 y 2002, en 7 meses, y
        otros, me seguiré atreviendo a preceder el contenido específico de cada libro de un texto
        introductorio, los que son tan necesarios e instructivos, a la vez, en mi caso, y servirán a modo de
        conferencia acompañante.
        Los textos introductorios de Vals para Karla han resultado un verdadero y contundente
        éxito, tanto en lectores intelectuales, instruidos, buenos lectores como en novatos de la lectura y
        personas con muy bajo nivel de instrucción, incluso, con capacidad mental reducida. Leer el
        prólogo es una elección del lector. He tenido la suerte y la dicha de que mis lectores se hayan
        3
        sentido atraídos, de tal forma, por mi Prólogo, que han esperado la conclusión de su lectura para
        iniciar la novela, lo que sólo suele suceder muy de cuando en cuando y, mayormente, en lectores
        especializados y con un elevado nivel de instrucción e intereses intelectuales. Al tiempo que me
        felicito, les doy las gracias a mis lectores actuales y potenciales, en la seguridad de que ellos no
        sólo han sabido valorar mi trabajo, sino también han marcado el siguiente peldaño de mi carrera.
        Ello me hizo lanzarme al desafío de escribir un prólogo para una novela, que ya es una Obra
        Cumbre en la Literatura Española, un clásico entre las novelas históricas, del mismo modo
        que
        Vals para Karla lo es dentro de la novela moderna, ambas en la Narrativa, en general, en
        el siglo XXI. Un Prólogo, nada más y nada menos, que a Inés del Alma Mía del Isabel Allende,
        la más Grande Escritora de la Lengua Española del siglo XX. Aunque ubicar a un Grande entre los
        Grandes es un inmenso riesgo. Yo, para ello, utilicé referencias ajenas y el gusto personal.
        Ciertamente, es difícil superar a Carpentier y a Lezama. Esos dos eminentes paisanos míos, que en
        algún momento poblaron las aulas de la Universidad de La Habana en calidad de alumnos. No
        obstante, en el caso de mis coterráneos su lectura es de élites, mientras que Isabel Allende,
        manteniendo un elevado Castellano, un excelente dominio del idioma, es asequible al amplio
        público. Al parecer este importante desafío, en los inicios de mi carrera de Prologuista, lo cumplí
        satisfactoriamente, al homenajear a la eminente colega en su 65 cumpleaños, recibiendo un aplauso
        de quién tanto le cuesta aplaudir a otro en público: “¡Muchas gracias por escribir ese maravilloso
        prólogo para Inés del Alma Mía! Lo guardaré como un tesoro.”1
        En la presente novela, Son de Carolina, contaré con algunas ventajas con relación a
        Las Caras de mi Locura y a Vals para Karla, también, a Canto a Karla, fuera de la
        Narrativa. En primer lugar, cuento con Internet y diccionarios, no muchos, pero muy buenos, y con
        1 Del e-mail a ANDREA TUTOR, 7 de agosto de 2007.
        4
        una experiencia avalada por una novela excelentísima y un testimonio fiel, fidedigno y equilibrado,
        al tiempo que bien escrito y con un léxico, que fue capaz de impresionar a un señor profesor de
        Literatura y Lengua Española del Instituto de Segunda Enseñanza “Torres Quevedo” de Santander,
        Doctor en Filología de la Universidad de Navarra, quien gentilmente me acompañó con sus
        lecturas y animó con sus comentarios, quien me permitió usar su biblioteca especializada por
        varios años. Lamentablemente, no fue mi corrector, quien tenía todas las condiciones para serlo y
        me llevaba las revistas culturales de la semana. En Cuba, me hubiese sido mucho más fácil en este
        sentido y cualquiera de mis amigos, incluso otros, me hubiesen ayudado con sus correcciones,
        señalamientos concretos e intercambio de opiniones. En Cuba, las personas instruidas no suelen
        esconder ni administrar sus conocimientos, tal vez, porque lo que se recibe gratis se da gratis,
        como ley universal, lo que no está reñido con ganar para satisfacer sus necesidades. La heroicidad
        de escribir esos cinco importantes libros de mi carrera literaria sin diccionarios, sin correctores, sin
        ir a la Biblioteca y sin moverme en un medio intelectual por muchos años merece ser destacada.
        Esto no lo debería decir yo, sino la Dra. Marion Welzel. Ella ha sido la intelectual con quién he
        compartido mis proyectos, mis reflexiones, dudas, búsquedas… de forma epistolar,
        fundamentalmente; quién echó las primeras gotas de agua a la semilla de escritora literaria,
        sembrada por mi padre en la tierra arada por mis profesores de Bachillerato, colocando la
        inquietud ante mí. Ella debería haber sido la Iniciadora del Neo Realismo Romántico en la
        Literatura, aún está a tiempo de ser la primera de la Lengua Alemana. Ella fue la primera, que me
        habló de ser una niña romántica de 14 años, de compartir lecturas y personajes, temas, bromear
        con nuestros lectores, contándole una misma historia desde dos enfoques diferentes. De hecho,
        trataré de compensar su ausencia en esta gran aventura para darle un segundo enfoque a una
        relación compleja y controvertida.
        Marion conoce, en detalles, mi Obra y sabe de los errores de algunas de mis hipótesis. Esos
        que sirven para profundizar en algunas materias; nuestros necesarios y no tan necesarios errores,
        5
        que ayudan a avanzar por el camino de la sabiduría. En esos primeros años de mi vida en tierra
        española, fue muy importante contar con una biblioteca privada a mi disposición y muchos libros a
        mi alrededor, los que constituían un recordatorio de mi nivel intelectual y una presión constante
        por no perderme en un medio dominado por personas comunes, que aunque excelentes desde el
        punto de vista humano y sin las cuales no hubiese sobrevivido, ni hubiese podido exhibir, hoy, un
        conjunto importante de libros terminados, se hubiese perdido el mundo un mensaje divino, la tan
        necesitada caricia. De mis esfuerzos de esos primeros años, pueden hablar mis amigos españoles y
        mi hermano Miguel Ángel, mientras que de mis inquietudes y dificultades intelectuales sólo está
        en capacidad de hacerlo la Dra. Marion Welzel.
        En 2004, tuve la suerte de sensibilizar a la Sra. Isabel Allende, la Escritora (y señalo su
        profesión, a pesar de su fama, porque la Embajadora de Cuba en ese período, en Madrid, tiene el
        mismo nombre y apellido, pero no es Llona), por ahora no sé, si la sensibilicé o incentivé su
        curiosidad. Con independencia de la respuesta, ha sido un eslabón nada despreciable, la tercera
        intelectual, que leyó mi novela Vals para Karla, los dos primeros escritos para mi libro
        Cuentos de la Historia de España, un comentario literario y 2 ó 3 poemas en la primera
        mitad de 2004. Isabel ratificó mi confianza en mi Obra literaria y me imprimió seguridad al
        enfrentarme al fenómeno espiritual de la creación, la Creación con mayúscula en calidad de
        obreros-creadores, en condición de iluminados, guiados y asistidos desde las Alturas; un lujo con
        el que contamos muy pocos en un grado tal, para parodiar las palabras de Isabel Allende de
        entonces.
        Si en Vals para Karla, mi etapa previa a la escritura estuvo acompañada de
        unas vacaciones llenas de composición poética y caminatas al aire libre, unidas a un curso de
        Inglés, en Son de Carolina la preparación ha consistido en pintar, dibujar y pasear por
        exposiciones de pintura, grabados y fotos, en las que mi abuelo Tutor me ha ido dando clases,
        6
        directamente, sobre los cuadros y grabados de otros pintores. Asimismo, ha guiado mis clases
        prácticas en mi Estudio, cada tarde, del verano de 2007. Siendo Pintor de Academia, en una etapa
        de transición de la Pintura hacia el Expresionismo, Impresionismo y otras tendencias
        independizantes de la Academia, a la cual él se enorgullecía de pertenecer y ser fiel, como yo del
        MGIMO y de la Universidad de La Habana, no puedo pedir un mejor Profesor. Pues, viniendo del
        Abuelo y de su elevadísima instrucción han constituido el lujo del pasado verano, una compañía
        difícilmente superable y, cuando hace falta otro, Él lo trae. Otro privilegio ha sido la constante
        Presencia de mi Hermanito y mi Papá; este último me hacía mezclar los colores ante la planta, que
        le tengo dedicada. Mi Hermanito, Raúl, me hace hacer el gesto de Mercurio en su escultura de
        Florencia, para delatar su Presencia y mi Madre me manda a comprar hilo blanco.
        Hablando de mi Mamá, diré que se siente muy orgullosa de mi pluma y mi corazón, después
        de haber alcanzado el Cielo, la que antes dudaba de que pudiese emular a Miguel de Cervantes
        Saavedra. Si yo le hubiese dicho mi mamá, que era la reencarnación del mismísimo Miguel de
        Cervantes, que había regresado a su tierra de origen, nacido en una isla que flota a la deriva, cual
        Dios de la Mitología Griega, mi Madre, en vida, jamás lo hubiese creído. Del mismo modo,
        siquiera sus hermanos pueden aceptar, que mi Hermanito Raúl es El Cristo de la Misericordia
        Divina, el Cordero de Dios, que se entregó por todos sus hermanos. Y sé que les sería difícil
        aceptarlo dentro de su Iglesia, aunque en cada misa se le pida. “¡Ven, Señor, Jesús!”. Entretanto,
        muchos iniciados y sus seguidores repiten la Gran Invocación, desde que concluyó la Segunda
        Guerra Mundial, con un “Qué Cristo retorne a la Tierra”. Justo cien años antes del Año del Hijo,
        llegaron sus abuelos, paterno y materno, a la Isla de Cuba, y ciento dieciséis nuestra abuela
        asturiana (el 16 es el día de nacimiento de Raúl y si cambiamos un poco la ortografía, al modo
        sugerido por García Márquez, quién pretendía no respetar tanto las normas ortográficas, con la
        llegada de mis bisabuelos asturianos ya se marcaba el destino, del cual Dios ya se lamentaba con
        un “sorry”, desde el siglo XIX, en que venía preparando el Camino. Ya escribiré un ensayo en
        7
        materia de Teología: “Jesucristo: mito y realidad”. Pues, en su V Centenario, de Cervantes quiero
        decir, vine a celebrar al Autor y a su Quijote, pero el coro de gallinas, mejor dicho, las obrer@s
        que recogen sus huevos y los llevan al mercado no les permitió disfrutar de su retorno.
        Siempre con obligaciones adicionales, en ambos casos. En el primero, tuve que cuidar de mi
        madre anciana, que había venido de Cuba y se pasó más de medio año con nosotros entre
        Santander y San Sebastián, pero más en Santander. Pues, cómo no le gustaba quedarse sola en
        aquel piso/apartamento, a pesar de la bellísima vista de Los Picos de Europa y el Mar Cantábrico,
        que teníamos a nuestra disposición, tenía que permanecer con ella. Decidí, al ver que no me dejaba
        hacer nada, darle a leer dos libros: mi trilogía, versión original, Las Caras de mi Locura, y la
        vida de San Vicente de Paúl. Y, así entretenida ella, yo me senté a escribir Vals para Karla,
        el día 30 de octubre de 2002, un día como hoy, alternando con poesía, conversaciones para
        distraerla y con los quehaceres de casa, que me correspondían, ya que mi hermano Miguel Ángel
        trabajaba muchas horas en la Universidad de Cantabria. Yo me encargaba de los quehaceres en
        casa. Me pertenecía por la división social tradicional del trabajo dentro de la familia; una
        experiencia nueva para mí en mi etapa adulta. Así, en la elaboración de Vals para Karla, fui
        novelista, poetisa, canguro y ama de casa por los dos meses, con vacaciones de Navidad por
        medio, en que escribí y revisé la novela.
        Entretanto, la antesala de Son de Carolina ha sido compartida, mejor dicho, ha ocupado
        un lugar central la realización de I Concurso Universo de Cuento Infantil “Raúl Torres in
        memoriam”, dedicado a honrar a Hermanito, Raúl Torres Vila, que goza de la Gloria de Cristo y
        es, además, el Precursor del Neo Realismo Romántico en la Plástica, iniciado por él, allá, en los
        ’80, y que se vio truncado por su partida antes de tiempo; aunque, según versan Las Escrituras,
        todo ocurre en su momento preciso. Él no se formuló ninguna meta en este sentido, sólo se dejó
        llevar por la inspiración, que volcó en el cuadro “Los Iluminados” y “Los Pajaritos”, a los cuales
        8
        yo doy nombre. Mi Hermanito era el ser más amoroso, dulce y noble, que he conocido, por lo que
        estoy segura, hubiese novelado y escrito bellísimos poemas, mejores que los míos, y nos hubiese
        deleitado con una pintura excelsa. No es lo mismo ser el Iluminado, que estar iluminado por Él.
        Siempre lo veo como la reencarnación de mi abuelo Tutor. No sé por qué, desde pequeño lo asocié
        a mi abuelo, y mi papá decía, que se parecía mucho a él mismo de pequeño, con su pelo rubio y
        sus cejas oscuras, que le hacían pensar en que llevaba dos parches en la cara. Esta vez, no he
        tenido vacaciones, propiamente dicho, pues he tenido que trabajar mucho en completar y montar la
        I Muestra Privada de la Plástica del Neo Realismo Romántico. Contando, solamente, con ayudas
        puntuales, que resultaron indispensables. He sido, en la primavera-verano 2007, pintora de brocha
        gorda y de pincel. Además, etapa de aprendizaje y nuevas experiencias: pinté mis primeros
        cuadros con pincel, siempre sobre la base de la técnica Ball Pin Pin, esta vez, combinándola con
        otras, probándola sobre otros fondos y avanzando en el uso de pinceles y espátulas. Mis primeros
        intentos, que han dejado cuadros, de los que me siento orgullosa, y pueden ser vistos desde
        diferentes ángulos y distancias, con distintas luces, y el efecto resulta grato, hasta sorprendente.
        Así como contar con más de una interpretación; llenos de simbolismos.
        La frase inicial, el verso de dedicatoria y el primer párrafo fueron escritos en el verano, tras
        ver y reconocer el rostro de Gustavo Adolfo Bécquer. Estando en mi puesto de meditación, me
        preparaba para mi siesta. Al principio, sólo le veía la barbilla, los bigotes y la punta de la nariz, y
        me dije: “Ese rostro me es conocido. ¿Quién es?”, y se completó el rostro hasta el nacimiento del
        pelo y las hondas de su cabello. Me dio alegría el verle y reconocerle. Me pidió, que su poema
        presidiese mi próxima novela y me dio licencia para cambiar signos de puntuación y omitir
        algunas palabras, de entenderlo preciso. Me levanté y busqué en Internet sus Rimas. Me dio la
        pauta o el pié, como dirían los que se inclinan por la controversia en el punto guajiro. Una
        vez concluido el primer capítulo de Son de Carolina, Cela ha entrado en esta habitación para
        acompañarme y servirme de material de consulta en mi dualidad de Escritora y Editora, que trata
        9
        de levantar una casa editorial para difundir su Obra y la de sus amigos, si su calidad es merecedora
        de publicación. Me hizo recordar, que él dedicó unos dos años a la fundación de la Editorial
        Alfaguara y que sacrificó un proyecto de novela, de la cual hablaba, pero no escribía. Algo similar
        me pasó con Reos de Dios, una novela que he tenido que detener por más de un motivo, entre
        ellos, por editar Vals para Karla y hacer el Concurso de Cuento Infantil, lo que no me dejaba
        tiempo ni energía; no me permitía la paz necesaria para la creación artística, para alcanzar el estado
        elevado de espiritualidad necesario, si hablamos de creación y no de técnica e imitación, de contar
        una historia por contar; si pretendemos lanzarnos un reto en cada libro y aportar algo nuevo,
        original, una cosmovisión propia y contribuir al desarrollo humano. Me he puesto la meta de no
        esperar dos años para concluir una nueva novela y hacerla combinando, esta vez, la escritura con
        obligaciones epistolares y artículos de opinión y, entre col y col, ir editando dos libros de cuentos e
        ir haciendo alguna pintura, terapia excelente para calmar los ánimos. Esto me hace trabajar en
        tonos diferentes, utilizar distintos registros, lo que constituye un gran reto para mí, porque en los
        artículos de opinión mi lenguaje es discursivo; en las cartas, epistolar de una intimidad
        comunicativa, que predomina sobre la corrección gramatical y, en la novela, mi narrativa es
        apasionante, amorosa, muy suave, sutil, delicada, finísima, con muchas aristas y con diversidad de
        interpretaciones, cual cebolla dulce de varias capas.
        Escribo el presente prólogo, del mismo modo que escribía mis Introducciones en las Ciencias
        Sociales, al comenzar el trabajo, lo que sería cuestionable para un Prologuista. No obstante, tengo
        la ventaja de conocer de antemano, que mi novela tendrá la excelencia de mis escritos anteriores y
        la intención de superarlos. Esto constituye un enorme reto, porque Vals para Karla es un clásico
        de hoy y está escrito con una prosa divina, que el lector no puede abandonar, que le atrapa y lo
        eleva hasta Dios en un abrazo de amor. Vals para Karla superó, con creces, al Cantar de los
        Cantares. Por ello, lo ofrezco, con toda responsabilidad y confianza, al mundo en esa calidad pero,
        10
        esta vez, de la Nueva Era”, el que, en una edición más amplia, pudiese estar acompañado, en
        calidad de anexo, por una selección de poemas de Canto a Karla, escrito de forma paralela y su
        subproducto, al tiempo que materia prima para la novela y madera para alimentar el fuego de la
        pasión de mi alma.
        Son de Carolina es el segundo libro dedicado al amor de Karla y Carolina, esta vez,
        cantado por Carolina, desde su óptica y en un intento de comprender a los humanos y sus actitudes,
        a los humanos transformados o condicionados por su entorno, con sus mezquindades y virtudes.
        Con esa Carolina, que se nos presenta cual Principito en un mundo lleno de contradicciones e
        intereses, de falsedades y egoísmo; un mundo, en que el hombre se vanagloria de su bondad y es
        ruin al modo de los reptiles, se arrastra ante el dinero y el poder; mundo, capaz de cambiar los
        colores, al modo de los negativos de las fotografías, que invierte los colores para no reconocer que
        camina al revés, con los pies para arriba, cual Pedro crucificado. Pedro siempre fue el más pillo de
        todos apóstoles: quiso obtener galones antes de que Jesús de Nazaret se marchase al Cielo, porque
        desde allí le vería mejor el fondo del alma y, siendo nombrado por el Cristo, ninguno de los otros
        se atrevería a cuestionarle su poder y jerarquía sobre ellos; se atrevió a desafiar y a calumniar a
        María Magdalena, la marginó, porque no podía superarle en la oratoria, en la gracia y el amor;
        negó a Jesús de Nazaret por no asumir las consecuencias de las ideas de éste, pero le seguía cual
        ovejita imantada. Y, por último, meditó tanto, que comprendió, que si irse al Cielo era un segundo
        nacimiento, teniendo en cuenta que se dice que los niños que nacen de pié o sentados son personas
        con suerte, decidió ser crucificado con los pies para arriba, del mismo modo en que se lleva a los
        muertos a la morgue. Así, Pedro llegó de pié y caminando, mientras que Jesús tardó tres días y
        sufrió el duro frío, que quema cual llama, del infierno, un invierno leído en alemán. Carolina se
        debate en el transcurso de la novela en la comprensión del ser humano, y del misterio del amor y el
        desamor, del individualismo guiado por un acérrimo egoísmo y avaricia, y presenta otra cara del
        hombre, que coexiste en un mismo ámbito geográfico con otros corazones de oro. Y nos lanza el
        11
        mensaje: “Podemos ser mejores, autoperfeccionarnos”, a la manera de León Tolstoi y, con Jesús de
        Nazaret, nos muestra que hasta los mejores hombres son malos y dañinos, que al mismo tiempo, al
        que se alimenta puede en un momento morder la mano que le sirve la mesa, y viceversa. Un
        mundo lleno de puñales, al que va purificando en cada foto hecha a una espalda. Se lamenta de
        tantas espaldas retratadas en los últimos tiempos. Cuando al hombre se le debe ver el rostro, debe
        mirar de frente y directo a los ojos, para que se comuniquen no sólo las palabras, sino también los
        espíritus, que habitan dentro de nuestros cuerpos, para que se reconozcan más allá de su apariencia
        externa.
        Lo único que les puedo prometer, queridos lectores, es un fenómeno similar o superior a
        Vals para Karla. Se le quemarán, como a mí o a algunas de mis lectoras, los alimentos en la
        cocina; dejarán de comer y de hacer sus obligaciones, por lo menos, mis lectores más
        sensibles. Mi Estudio, mi Habitación-Oficina y restantes instalaciones ya han adquirido el olor de
        la Juana y mi comida, el sabor de la Juana, que me hace recordar a mi padre, a quien le encantaba
        ese cuento mejicano y lo repetía mucho: <>
        La Autora, Santander, 30 de Octubre de 2007
        Día de San Germán

      • Andrea Tutor I
        Al lector
        En la poesía hay una gran carga simbólica, al igual que en la naturaleza y la
        vida, aunque fuese más correcto decir, en la naturaleza dotada de vida, por lo que se
        pudiese afirmar, que la poesía es signo. La narrativa, a pesar de no estar adornada de
        tanta belleza y ritmo, cada vez más, va introduciendo mayor cantidad de elementos del
        simbolismo poético. En algunos narradores, como es mi caso, por momentos se pudiese
        hablar de una prosa poética, aún antes de escribir poemas.
        Canto a Karla es un poemario, que se ha ido conformando por la suma de versos
        escritos a la Karla, protagonista de mi novela Vals para Karla, así como otros poemas
        en el período de preparación y escritura de la novela, a los que se han añadido contadas
        inspiraciones posteriores, que completan el poemario. Por ello se puede considerar que
        el presente libro de versos es un subproducto de la novela y que ambas obras tienen, en
        lo fundamental, la misma fuente de inspiración, por lo cual en los adelante Karla, como
        Sor Juana Inés de la Cruz se dirigía a Isis o Flavio, nombre con los que encubría al de su
        amada Marquesa, la Virreina de Nueva España, será el nombre poético de mi amor
        imaginario.
        Menciono a Sor Juana Inés de la Cruz por ser mi poetisa predilecta después de
        estudiar en el Bachillerato con el excelente profesor de literatura y actor Raúl Pomares,
        pues ese puesto cimero pertenecía en mi intelecto, hasta entonces, a Gertrudis Gómez de
        Avellaneda, seguida por Gustavo Adolfo Bécquer. Mi encuentro en grande con Sor
        Juana tuvo lugar en Moscú, al mi amigo mejicano, Fernando Carmona Jr., regalarme las
        Obras Completas de la monja-poetisa y leerme un libro sobre su vida, regalo de mi
        amiga Margarita Favela en mi estancia en Cuidad Méjico unos días antes de mi partida
        hacia la capital de Rusia: las primeras se las dejé como recuerdo a mi también amiga
        Andrea Tutor II
        mexicana, guía espiritual y madrina de Confirmación Patricia Tamayo, religiosa de
        Jesús-María, mi querida Patty; el segundo, se lo entregué a mi musa.
        Un poeta es un intermediario entre Dios y el hombre, sépalo o no. Es un médium
        del que se sirve el Señor para llevar la Creación Literaria al hombre, para plasmarla en
        libros de la misma forma, en que habla Dios Padre, en versos, el Señor de la Palabra.
        El poema como Creación es obra de Dios; el poeta, su colaborador y por ende
        responsable de los errores. Por ello el Señor le permite colocar su autoría, donde solo
        hay coautoría, para que asuma la responsabilidad ante el género humano. El Poeta, con
        mayúscula, es el verdadero emisor del mensaje, del poema; mientras que el poeta, con
        minúscula, autor. A ello se debe la confesión en el poema “El Poeta”, donde se hace
        evidente la presencia de los tres “yo” existentes en una obra literaria y, en particular,
        poética: el Yo, Poeta-Creador; el yo, poeta-autor y el yo, lector.
        En la obra poética, con independencia del tema, siempre estará presente una
        conjunción de lo natural, a lo que se suele denominar “real” y de lo sobrenatural,
        llamado por muchos “imaginario”. El mismo poeta-autor se siente atrapado entre estas
        dos dimensiones, que hacen nacer lo artístico en él.
        La experiencia de vida es de gran importancia en la producción literaria, va a
        estar inevitablemente reflejada en la obra de todo escritor, pero la sinceridad de éste no
        puede ser cuestionada al no ser un exacto reflejo de lo estrictamente documental
        humano, pues la intervención del Creador en el proceso de creación lleva al escritor a
        plasmar momentos y formas de una interpretación desconocida para él hasta el instante
        en que escribe. No hay falsedad deliberada, sino un acto de sumisión, de obediencia y
        amor. ¿Cuál es la verdad? ¿La mía? ¿La de Karla? ¿La del lector? ¿La del crítico? La
        Verdad solo la tiene Dios.
        La Autora, Santander, 6 de agosto de 2003

      • 1
        Prólogo de Autor
        (Cuentos de la Historia de España)
        Este libro de cuentos me fue sugerido desde el Cielo por mi Tío Pepe, El Húsar,
        al comprar el primer ejemplar de la colección Soldados de Plomo de la Historia de
        España de Ediciones Altaya. Número dedicado, precisamente, a los Húsares de Pavía,
        que de forma tan fiel y cercana sirvieron a la Corona de España para gloria del Reino.
        Pues, mi tío Pepe ha sido mi musa en este libro, Cuentos de la Historia de España,
        acompañado de mi bisabuelo Ramón, El Capitán de Caballería, caído en combate en la
        Guerra de Cuba de 1895. A veces traen a uno o a otro acompañándoles. Ellos mismos te
        vienen a contar su historia, no la oficial.
        Mas en la Tierra, en cuerpo humano, ha habido dos personas que de forma
        particular han influido en que cultive géneros cortos de la narrativa, como el cuento y el
        relato. En primer lugar, esta exigencia ha venido de mi amiga alemana, Marion Welzel,
        una escritora con grandes potencialidades que espera el momento de hacer su gran libro;
        lo único en que no podía coincidir con ella era en que empezase por narraciones cortas,
        porque realmente había comenzado hacía mucho tiempo a escribir y estaba
        acostumbrada a trabajar en un libro por un período largo de tiempo en mi calidad de
        ensayista social, cuestión que mi amiga perdía de vista. En segundo lugar, similar
        sugerencia he recibido de mi también amiga, esta vez cubana, Marlén Vistel, una
        científica de las Ciencias Exactas, que en sus horas de ocio escribe poemas de corte
        filosófico. En el caso de Marlén, sentía añoranza por la ensayista social que le
        deslumbró, constituyendo una gran sorpresa para ella, el que aquella niña tímida,
        hermana de su amigo de la infancia, la que escuchaba tranquila y en silencio, resultase
        una fabulosa ensayista, a su modo de decir. Para mí, no era más que una de las
        ensayistas, investigadoras y profesoras, de los muchos excelentes intelectuales, que
        Andrea Tutor
        2
        pueblan la Universidad de La Habana, quien había tenido la suerte de caer en la élite de
        las Ciencias Sociales en Cuba. Aquí doy gracias a Dios, pues yo no hice nada para
        merecerlo, y no es falsa modestia. Al mismo tiempo, ambas veían la ventaja de publicar
        en alguna revista o en Internet de un modo más rápido y fácil que a través de una
        editorial de un país, donde casi nadie te conoce. Mi origen español me hace ser muy
        tozuda, por lo que seguí y sigo insistiendo en los libros, aunque no descarto que se
        pueda tener más divulgación a través de otros medios, que se han impuesto por su
        rapidez y superficialidad a la hora de tratar algunos temas.
        Considero, que la fuerza de lo escrito es insustituible; incluso, si es mentira o
        una aparente realidad manipulada, que no deja de ser mentira. Algún sabio dijo, que la
        mentira a medias era como un vaso de vino a medias, no dejaba de ser vino. O como
        solía decir la Profesora Niurka Pérez: “¡Lo que no está escrito no existe!”. Además,
        considero que la lectura de un buen libro no se puede reemplazar muy fácilmente. Es
        regalo de Dios a través de sus co-creadores en la Tierra; como antaño, nos sigue
        hablando, trayéndonos la sabiduría y el buen gusto a través de sus elegidos para ese fin.
        De cierto modo, todos somos elegidos, todos los seres humanos, todos los seres
        vivientes, todo lo existente, todo lo impregnado con el Espíritu de Dios, con el Espíritu
        Santo. No obstante, existen diversos grados de espiritualidad y de misiones, la más alta
        está vinculada con la creación artística, seguida de la actividad científica. ¿Quién que
        escuche a Mozart, a Vivaldi, a Beethoven, a Strauss, y a muchos otros, no percibe que
        está siendo acariciado por una melodía celestial digna de reyes y dioses? ¿Por qué
        Beethoven, aún siendo sordo, escuchaba música y podía plasmarla en partituras? ¡La
        escuchaba su espíritu, no sus oídos! Dios regalaba esa música a su elegido, para que
        fuese canal hacia el género humano.
        Andrea Tutor
        3
        Ésta es una responsabilidad en extremo seria, que tienen ante sí los creadores y
        comunicadores en el más amplio sentido, así como aquellos que se encargan de la
        divulgación y explotación de su obra. El hombre como único portador de la palabra,
        desde los primeros tiempos, se sabe un elegido, se sabe señor, se sabe dios con
        minúscula, mas con frecuencia se nos olvida de quién procede la palabra, de quién
        proceden las ideas y nos afanamos en vanagloriarnos, como si fuésemos el mismísimo
        Dios. Algunos, muchos, llegan a negarlo y a desconocer u ocultar el hecho de sentir la
        asistencia divina, la iluminación. ¿Quién movía a MacKinley cuando recopilaba
        información para su teoría del desplazamiento de las masas terrestres? Él mismo ha
        señalado, que se sentía como un zombie, sus manos cogían libros y fotocopiaban sin que
        interviniese totalmente su criterio. MacKinley estaba en trance, en estado de gracia; era
        guiado y él se dejaba guiar. No todos lo sienten de igual forma e intensidad. Quisiera
        preguntarle a cualquier creador, pero sobre todo a los escritores, qué sensación siente al
        leer, pasado un tiempo, una obra propia. Si somos sinceros, por lo menos a mí ha
        sucedido de ese modo desde mi etapa de ensayista social, debemos reconocer que nos
        enorgullecemos de lo bien escrita que está. ¡No parece escrita por nosotros, a pesar de
        tener nuestra impronta! Seguro que el propio MacKinley sabe, que él solo no hubiese
        llegado tan lejos.
        Pues bien, quise escuchar a Dios a través de los consejos de mis amigas Marion
        Welzel y Marlén Vistel, pues con mucha frecuencia Él nos habla por mediación de otros
        seres humanos, y no sólo, aunque nos hayan enseñado que Dios es ciego, sordo y mudo,
        que perdió la voz, como Zacarías, después de haberle hablado a Jesús de Nazaret e,
        inclusive, hay teólogos que se atreven a decir, que nadie puede asegurar que Jesús se
        comunicaba, hablaba con Dios Padre. Yo les doy testimonio de que Jesús de Nazaret,
        Santa Teresa, San Juan de Dios y otros muchos hablaban con Dios, y Dios al igual que
        Andrea Tutor
        4
        en el pasado le sigue hablando al hombre de forma directa y a través de sus profetas,
        viniendo y conviviendo en medio de nosotros. Dios nos sigue enviando maestros, pero,
        como antaño, no queremos aceptarlos por soberbia, por mediocres. ¡Hay demasiada
        mediocridad y vulgaridad en este mundo, instalada dónde debiesen estar los excelentes!
        Fueron los mediocres, ambiciosos, soberbios y borrachos de poder los que mataron a
        Cristo, manipulando a la masa inculta. Hoy lo matarían igual.
        Volviendo a la palabra, el hecho de que Dios haya dado la palabra al hombre y
        hable por medio de él coloca a los trabajadores de la palabra, escrita o hablada, ante un
        dilema de conciencia enorme. Ese dilema se llama temor a Dios, que no es miedo al
        castigo, sino duda de ser digno, temor a defraudarlo. Claro, que al no tener conciencia
        exacta del origen y fuente inagotable del don de la palabra, se usa de forma
        irresponsable y daña al hombre y a la sociedad profundamente.
        Al tener en cuenta la necesidad de la memoria y la verdad histórica, así como el
        defecto de los pueblos de olvidar su historia, incluso, la reciente, me di a la tarea de
        escribir algunos cuentos sobre la Historia de España, dirigidos, en lo fundamental, a
        adolescentes y jóvenes, pero que sin grandes dificultades pueden ser leídos por niños a
        partir de los ocho años y resultarían atractivos a adultos. Hasta yo misma me creo a
        veces que la década de los ’60 ó los ’80 es prehistoria. Me paralizo si se me estropean
        los medios de informática, cuando en 1990 escribí una tesis doctoral en ruso de puño y
        letra, y sólo a partir de ese momento es que me senté a escribir directamente en el
        ordenador. Existen dudas de que Colón hubiese descubierto América, la grandeza e
        importancia de España en lo que se podría denominar punto de partida real del proceso
        de globalización, entendido no como ideología, sino como proceso socio-económico y
        de transculturación. Se cuestiona el indiscutible progreso que España y otras potencias
        europeas llevaron a América, África y Asia, de donde, a su vez, salieron enriquecidas.
        Andrea Tutor
        5
        ¿Quién puede durar de la santidad e importancia de la Reina Isabel I de Castilla, la
        Reina Católica? No sólo en la reconquista y unidad del Reino, la defensa de Europa de
        acoso otomano, sino, y ante todo, por el descubrimiento, encuentro se ha puesto de
        moda decir, de América, su incorporación a los flujos de comercio, capital, cultural y
        humano; por la expansión del cristianismo en un proceso solamente comparable con la
        evangelización de la propia España y Europa por los apóstoles. Isabel fue apóstol y
        propició la nueva evangelización.
        No trato de convencer a nadie y mucho menos a los niños y jóvenes, pero
        desearía que no les sucediese como a mí, que sólo escuché el punto de vista de los que
        necesitaban conformar una historia al servicio de los intereses políticos del momento. Y
        como no es una historia en sí misma, sino cuentos, junto a ésta estará gran parte de
        “imaginación” y de las anécdotas orales escuchadas en el seno de mi familia, así como
        algunas curiosidades aprendidas de mis amigos y colegas historiadores en mis años de
        profesora universitaria; esas que no suelen aparecer en los libros y que solo se conocen
        de forma oral, del mismo modo que a través de cuentos casi infantiles se nos da a
        conocer el origen del mundo y de la raza humana en la Santa Biblia, lo que siempre me
        sitúa en el Teatro de Muñecos de Moscú.
        La Autora, Viernes Santo de 2005.

      • (POEMARIO)

        PRÓLOGO

        Este volumen, en su versión larga preparada para … está conformado con poemas seleccionados de cinco poemarios, terminados entre 2003 y 2007, los que permanecen inéditos. En mi calidad de Escritora Literaria, no me considero poetisa, propiamente dicho, del mismo modo que no se creyeron poetas Miguel de Cervantes Saavedra y Santa Teresa de Jesús, aunque sí puedo exhibir una obra poética, que supera en cantidad y calidad a muchos de los que sí se hacen llamar poetas. Soy consciente, de que no todos los poemas son redondos, sólo algunos, como suele suceder con todos los que nos hemos arriesgado a rimar, según el experto criterio del Dr. Soladaza, Doctorado en la Universidad de Navarra, precisamente en Poética, Filólogo y Profesor de Literatura Universal.

        “… del infinito número de poetas que había, eran tan poco los buenos, que casi no hacían número; y así, como si no hubiese poetas, no los estimaba; pero que admiraba y reverenciaba la ciencia de la poesía, porque encerraba en sí todas las demás ciencias: porque de toda se sirve, de todas se adorna, y pule y saca a la luz sus maravillosas obras, con que llena al mundo de provecho, de deleite y de maravilla.”[1]

        Para mí, la poesía ha sido una experiencia espiritual de contacto consciente con la Creación. A decir de Cervantes Saavedra, “… los llama Platón intérpretes de los dioses, y dellos dice Ovidio: “Est Deus in nobis, agitante calescimus illo”. Y también dice: “At sacri vates, et Divum cura vocamur”[2]. Pudiese decir, que he tenido una etapa poética. Las musas me han cantado durante un período superior a dos años, casi tres, han acariciado mi alma y mi espíritu; han convivido conmigo para cantarle a mis amores. Con su canto poético, me han conducido a un estado del alma sublime, que me ha permitido llegar a la Maestría Literaria en mi primera novela VALS PARA KARLA, que constituye la más viva expresión del Neo Realismo Romántico.

        En el prólogo de dicha novela, lo nombro Realismo Romántico, al experimentar la necesidad de definirla e inscribirla en un Movimiento Literario concreto al sentir algo nuevo, distinto a todo lo leído por mí, y se toma en consideración, que son precisamente el romanticismo y el realismo sus dos centrales componentes; la forma de enfocar la narración. Además, este movimiento es una necesidad histórica y social, en el contexto actual, para ayudar al hombre, entendido de forma genérica y, con él, a la sociedad a superar sus depresiones, las enfermedades psíquicas y físicas, inducidas por la prisa, la agresividad mediática y artística, reflejada en la vida cotidiana, en la forma de hacer comercio, política y en las corrientes de pensamiento. A posteriori, le introduzco el Neo, es decir, Nuevo Realismo Romántico, al repasar los diferentes movimientos literarios en busca de similitudes y características diferenciales. Entonces, me sorprendo por no haber recordado, en su justo momento, a mi admiradísimo Balzac, en esas novelas monumentales de PAPA GORIOT e ILUSIONES PERDIDAS, la primera leída unas tres veces y la segunda, trilogía, que fue regalo de mis estudiantes del Instituto de Relaciones Internacionales de La Habana, ISRI, allá en 1985, en el Día del Educador, que convirtieron en deleite mi encuentro con el Realismo Romántico de la primera mitad del siglo XIX.

        Procediendo de las Ciencias Sociales y, con una experiencia soviética importante, por mis estudios en Rusia y Ucrania, por los muchos años de contacto con el Realismo Socialista y con el Realismo Maravilloso o lo Real Maravilloso de Carpentier y Lezama, que más que precursores son los verdaderos fundadores, de lo que se trasnombró Realismo Mágico; sus dos figuras cumbres. Escritores admirados, por mí, por su solidez intelectual, complejidad y por el dominio de la Lengua Española escrita, por su derroche de palabras, hasta hoy insuperados; léxico, que por momentos es exagerado y llega, incluso, a sentirse un nivel importante de pedantería intelectual. No obstante, la exageración es una de las características diferenciales, y un tanto humorística, que acompaña al Realismo en la Lengua Hispana desde la primera mitad del siglo XX, inaugurado por Carpentier, seguido por Lezama y divulgado, al máximo, por los realistas mágicos de Latinoamérica. Pues, habiendo sido, ante todo, Científica Social, no podía menos, que ser realista, de hecho, el realismo u objetivismo debe presidir todo ensayo. Por otra parte, soy un ser, que ama apasionadamente, con una inmensa capacidad para el amor, pero en su expresión más sobria y aristocrática, porque, en definitiva, el verdadero amor siempre es aristocrático, sublime; se recrea en los detalles, en los pequeños gestos y da más importancia a una mirada, una caricia, al tono de la voz que a las más grandes muestras de afectividad y materialidad.

        Soy una romántica, que suspiró con los amores estereotipados de Corín Tellado a edad temprana, pero que los superó con la lectura de los clásicos de todos los tiempos y géneros, y con la vivencia de dos grandes amores; casi tres: el primero, platónico; el segundo, hacia un bellísimo y galantísimo hombre y, el tercero y más profundo, hacia Mi Amada. En esta primera etapa, he cantado a éste amor, aunque viejo, más reciente, que ha estado marcado y precedido por la amistad, en una bellísima conjunción. Y, ha sido, precisamente, esa amistad y mi decencia, lo que lo ha enaltecido hasta el infinito.

        Los poemas escogidos pueden ser definidos, como madrigales, en su mayoría, en esta versión ampliada y, a ello, se debe el título escogido para este volumen. Ciertamente, se había conformado un poemario de 54 páginas, que coincide con mi año de nacimiento y fue ampliado… Un madrigal es una composición poética, que expresa con ligereza y galanura, con gallardía y gentileza la delicadeza de un afecto.

        Además, se han incluido dos poemas, “Changó de Rojo” y “Sincretismo”, de Son de la Mulata, micro poemario escrito con una actuación extraordinaria en mi vida, pues tuve que bailar y sentir, cosa impensable para mí, la música y cadencia caribeña. De hecho, fue mi Santo Hermanito Raúl, quién bajó y presidió la interpretación y yo le serví de caballo espiritual. Por otra parte, decidí incluir un poema, que, si bien no responde a la definición de madrigal, sí lo considero un bello y delicado canto a la tierra, que me vio nacer, y a su historia socio-económica, “La Reina del Azúcar”.

        Mi Padre me aleccionó, en una de sus cartas a Moscú, la última: “La belleza está en los ojos de quién mira”. En mi consideración personal, el Arte es belleza y todo lo bello es Arte, con independencia de que sea creación humana o de la Naturaleza. Del mismo modo, que todo lo feo es anti-arte, a pesar de las modas. Por tanto, coincido plenamente, con que Poesía es la expresión artística de la belleza por medio de la palabra cantada, a través de versos, que trasmiten sonoridad y una cadencia rítmica, llenándonos de la melodía del lenguaje, en este caso, a través de un juego de vocablos, de igual manera que las voces pueden manifestarse, como los instrumentos musicales más perfectos, incluso, emularlos.

        Ella, la Poesía, puede ser simétrica y asimétrica, pero nunca arrítmica, aunque puede haber momentos de difícil sonoridad. ¡Ante mujer tan bella cómo no hacer poesía! Recuerdo, al principio de rimar, envié tres poemas a mi Amada, quien es además Mi Musa, del tercero de ellos no conservé original y, por ello, le pedí me enviase una fotocopia. Se lo pensó mucho y, casi un año más tarde, me envió la fotocopia de los dos que más le habían gustado y calado en su corazón, como diciendo: “Esa eres tú”. Siguiendo el juego, yo se los devolví al no ser el solicitado e insistí en el tercero, que, en realidad, era el cuarto poema salido de mi pluma. Bien, los poemas, que viajaron varias veces entre España y Alemania, de Santander a Berlín y de Berlín a Santander, fueron: “Mi complemento” y “Septiembre eres tú”, el segundo y tercero escrito por mí, como profesional. Ambos deben su título a que Mi Musa. Por más de un cuarto de siglo, ha insistido, en que yo soy su complemento, mejor dicho, que nos complementamos, y nuestro primer encuentro fue en el Septiembre de 1977 y a él está dedicado el poema. Así como su primera obra, un relato corto de 30 páginas, escrito hace muchos años, cuando, todavía, yo estaba en Cuba, antes de que yo escribiese Literatura. Lleva por título “September Blue”. Me he sentido Artemisa, conquistando a su pequeña Ninfa o Safo ante su más bella y amada discípula. Aunque, realmente, se dio de forma inversa. Mas, a mí, fue a quién tocó cantarle al amor; conversar con mi Amada cautiva por medio de poemas, recitados en una cinta magnetofónica.

        La Autora, Santander, 11 de agosto de 2008.

        Nota: ANDREA TUTOR ha querido fotografiarse fumando y con su cenicero en la mano, a pesar de haber abandonado el cigarrillo en varias ocasiones y de forma definitiva en 1996. Ha querido trasmitir aquella imagen, con que la recordarán en esa etapa tan feliz en su vida, como la tienen que visualizar todos sus amigos y colegas de la Universidad de La Habana. Pues, con sus bellísimos ceniceros de cristal y eterna jarrita llena de té o café americano, unas veces traídos de Moscú y otra de Ámsterdam, se paseaba por el CIEI y el DES, por los salones de reuniones, por el despacho de la Directora o al cambiarse de escritorio o mesa. Por supuesto, la recordarán, como la DRA. CARY TORRES VILA, una muy joven, esbelta, elegante y refinada Profesora universitaria, en medio de un colectivo de Profesores, que le superaban en 15 años. Casi todos sus amigos y colegas del DES nacieron en 1939. Mientras, ella lo hizo en 1954 y la Lic. Haymeé Haydú, Especialista en Información Científico-Técnica, un día después, el 28 de Abril. Jamás, tuvo problema generacional ni conflictos con ninguno, y sus relaciones de trabajo y amistad eran muy fluidas. Al contrario, se sentía como pez en el agua entre sus compañeros, que la adoraban. Me refiero a los del grupo fundador del Centro de Estudios sobre Desarrollo (DES), adscrito a la Rectoría de la Universidad de La Habana y del Programa FLACSO-Cuba, los 5 primeros profesores fundadores: la Dra. Elena Díaz, Directora; la Dra. Martha Núñez, Sub-Directora, la Dra. Niurka Pérez, Lic. José Bell Lara y la propia Lic. Cary Torres, doctorada en 1990, y Haymeé Haydu, Técnico Docente, que entramos en 1985, provenientes del CIEI y el CEDEM..

        ——————————————————————————–

        [1] Cervantes Saavedra, Miguel de, Novelas Ejemplares, T. II, “El Licenciado Vidriera”, Colección Clásicos Castellanos, ESPASA-CALPE, Madrid, 1975, pp. 45 y 46.

        [2] Ídem., p.46.

      • NO CONOZCO A ANDREA TUTOR, SÍ A CARY TORRES

        Por Ing. Ramón Torres Vila

        Andrea Tutor me llenó de desconcierto y admiración al recibir de regalo la novela VALS PARA KARLA, la que, desde el punto de vista literario, me cautivó, pero no podía concebir, que hubiese sido escrita por Cary Torres y, mucho menos, que tuviese puntos de contactos con su vida real. No, esa no era la niña, la adolescente y la joven, que creció a mi lado, que me sobrepasaba en estatura, siendo un año menor. Ya no la conocía, mejor dicho, no conocía a la persona adulta; sabía muy poco de su vida tras partir a Rusia. Regresó tan delgada de Rusia. ¡Una muchacha tan linda! ¡Refinada![1]

        Era una niña muy buena, calladita, respetuosa y lo observaba todo sin decir palabra. Demasiado madura para su edad; una niña de una corrección extrema. Yo le llamaba Muña de pequeña, pero mi papá siempre lo decía de forma mucho más suave, cual si dijese Munia.

        A mí me molestaba, que se confiase más en ella que en mí, que era varón y mayor. Bueno, los orientales solemos ser muy machistas y aquello, de que una hembra me gobernase o me enviase a hacer mandados y cosas de la casa, no era aceptable. Me insubordinaba con frecuencia. No obstante, nunca dijo o mandó algo, que no fuese razonable o necesario.

        El colmo fue, cuando puso un horario y nos organizó el trabajo a todos. Teníamos que participar en las tareas, ayudar a nuestros padres, porque ambos trabajaban y éramos varios hermanos, y había que cuidar, además, de nuestro difunto hermanito menor, al que yo le llevaba 10 años. Entonces, éramos hermanos muy unidos y nos queríamos muchos, aunque yo era un poco bellaco con relación a los demás. Ha pasado el tiempo, hemos cambiado mucho y la educación del hogar de base no se refleja de igual modo, en los que hemos constituido familia, por influencias externas. Pero, la Dra. Cary Torres, mi hermana menor, ha preservado con esmero las enseñanzas de nuestros padres. A nosotros nos criaron con principios morales muy firmes (no robar, no mentir, tener criterios propios, no crear conflictos familiares ni aumentar los existentes, no propagar bretes, no ser chivatos). ¡Nuestra fuerza estaba en la unidad! [1]

        En tiempos de “Espino Fernández”, la Secundaria Básica, decíamos: “Los Torres Vila somos una mafia”. No era en el sentido de ser mafiosos, sino que éramos como esas varillas rectas y unidas del Escudo de Cuba. Por cierto, era una alumna muy buena, excelente. Recuerdo que en el primer año de Secundaria, estaba entre los 10 mejores alumnos. Lo recuerdo, porque les premiaron con una excursión a la playa Mar Verde.

        Contaré una anécdota, que algún día, tal vez, le sirva para desarrollar algún relato de la Toma de San Juan, cuando los americanos no podían subir a tomar el Fuerte de San Juan. Yo los obligué a bajar y subir, la subida fue difícil, mucho más difícil, porque estaba lloviendo. Ella decía: “Así les debió suceder a los soldados americanos. Seguro, que estaba lloviendo y no lo dicen los libros de Historia”.

        Ese día no fuimos a la escuela, sino a bañarnos al río San Juan. Yo los obligué y hasta perdió la uña del dedo gordo del pié en aquella subida. Lo cierto fue que el maestro me regañó y castigó injustamente. Mi hermana, tan obediente siempre, se paró y regañó al maestro, le llamó injusto y que no podía tener juicios preconcebidos de los alumnos. En realidad, yo estaba tranquilo, lo que no era habitual, y alguien habló o tiró algo, cuando él estaba escribiendo en la pizarra. Se viró y la cogió conmigo. Acabamos los dos, mi hermana y yo, en la Dirección. La Directora, Olga Stable, nos exigió traer al día siguiente a nuestra madre para permitirnos asistir a clases. El maestro se las tuvo que ver conmigo a la salida, aunque yo era un niño y él un hombre fornido de unos 34 años.

        Bueno, no asistimos a la escuela, porque no dijimos nada en casa. A nuestro regreso, sólo nos delató la ropa sucia, el lodo pegado a nuestros uniformes por las frecuentes caídas, tratando de llegar al Parque de San Juan, donde todavía están prestos para el combate los cañones españoles; para la batalla, que nuestro padre nos contaba, cada vez que nos llevaba en domingo a montar canal y fantasear con el pasado.

        Santiago de Cuba, 18 de septiembre de 2010.

        Editado por MCTV, 17 de Octubre de 2010

        ——————————————————————————–

        [1] Se refiere al Verano de 1977, en que regreso de Rusia muy delgada a Cuba en mis primeras vacaciones universitarias. Ramón Torres Vila le había dicho a todos sus amigos del Ejército, que yo estaba muy buena y era muy bonita. ¡Qué decepción! Había rebajado algo menos de 30 libras. Sólo, En España, he vuelto a alcanzar mi peso del Bachillerato, con el que salí a Rusia. En esa época Ramón era el mejor Telegrafista del Ejército Oriental ( Las Villas, Camagüey y Oriente)

    • “Vals para Karla o Plagio desde la óptica argentina”

      Novela Ilustrada

      ANDREA TUTOR, UniVersO Editorial Ovo, Santander, 2006

      Antonia Pérez Campo, Poetisa, fue la segunda persona del sector de la Cultura en Santander, que leyó la novela. Amablemente, nos ofreció su comentario escrito aún antes de ser presentada en 29 de Septiembre a través de los micrófonos del COPE, en primicia, en “La Otra España”, por la amistad que une a la Autora con el Periodista, Director y Conductor Lucendo Pombo desde mi primera aparición en su programa, estando todavía en Cadena Ser.

      Por Antonia Campos ( Pérez)

      Sin duda, en el amplio abanico literario, cada vez más fluido en estos tiempos, se abre un nuevo espacio y en él se vislumbra una nueva figura, que estoy segura va a brillar con luz propia, Andrea Tutor.

      Vals para Karla o Plagio se nos presenta, como la realidad, a la que no se podía acceder en otros tiempos por ser, simplemente, tabú. Inusual mal de Amor, amor surgido entre dos personas del mismo sexo.

      La novela está muy bien ambientada. El transcurso de su lectura nos deja ver las contradicciones entre los verdaderos sentimientos y “el qué dirán”. Difícil, pues, para Karla aquietar sentimientos, los que sin duda la llevarían tarde o temprano a la soledad, a limitar miradas y tratar de borrar ilusiones, para no caer en la abismal penumbra. Sin embargo, la intuición de Karla sobrepasaba cualquier límite. Límite sobre cualquier otra mujer, que no sintiera, como ella.

      “Amor” hacia Carolina su amiga inseparable. Su amiga hasta ser distancia.

      Trama agridulce, donde otras amistades juegan un papel preponderante, adjuntando matrimonio ante la soledad, que sentía. ¿Pero cómo buscar el camino correcto… el que ella más amaba, el que llenaba sus noches de recuerdos?

      La obra de Andrea Tutor transcurre entre universidades, entre distintos países e idiosincrasias. Así, nos muestra distintas culturas y diferentes bellezas, sólo nos hace falta entenderla y que nuestra imaginación nos sumerja en los hechos, en los paisajes, en la historia misma.

      Intento no caer en el clásico palabrerío, no es intención de quién la recomienda, como lectura. Inútil repetir lo que está escrito en la novela.

      ¡Vals para Karla requiere, simplemente, vuestra aceptación.!

      Antonia Campos

      Santander, 2006

      Nota: Antonia Pérez García Campos(Poetisa y narrativa corta), que utiliza el nombre corto de Antonia Campos en un excelente poemario, De Mar y Ausencia, publicado en Santander en 2000, también, participa de otras autorías en su patria adoptiva, Argentina, donde realizaba una labor encomiable entre los poetas de la ciudad de Necochea. Nacida en Palencia, reside en Santander

    • Andrea Tutor Vals para Karla
      I
      PRÓLOGO
      Vals para Karla o Plagio es una novela audaz. Este segundo nombre ha sido
      introducido a posteriori y el término está utilizado en el sentido de los antiguos
      romanos, es decir, comprar a una persona libre, sabiendo que lo era y retenerlo en
      servidumbre, o utilizar un siervo ajeno como si fuese propio. Desde el punto de vista de
      movimiento literario, pudiese decirse que logra una síntesis entre el realismo, entendido
      como forma de reflejar la realidad del modo en que es aprehendida por los sentidos, y el
      romanticismo, pero con la naturalidad y frescura de principios del siglo XXI; al mismo
      tiempo, se aplican conocimientos psicológicos y sociológicos. La obra pudiese ser
      inscrita en un nuevo romanticismo español de inicios del s. XXI, que si bien utiliza
      elementos del realismo en su prosa, incluye abundante simbolismo, más propio de la
      poesía, al igual que el juego con la estructura gramatical hacia el interior de la oración y
      el orden de las palabras. Su prosa destila poesía, dulzura; acaricia al ser leída. El
      romanticismo de la primera mitad del s. XIX en España solo brilló por una década
      (1834-1844) con nombres como Martínez de la Rosa, Macías de Larra, Salas y Quiroga,
      y Zorrilla; también, José de Espronceda, aunque de espíritu romántico, fue considerado
      por algunos como el primer gran poeta español moderno.
      De hecho, estamos ante la presencia del renacer del romanticismo; un
      romanticismo con nuevos matices, enriquecido por la experiencia del realismo y del
      naturalismo, con una mayor intervinculación entre protagonistas y sociedad, con
      Andrea Tutor Vals para Karla
      II
      abundancia de temas actuales de carácter universal e intemporales. Una de las primeras
      diferencias que salta a la vista con el romanticismo del s. XIX es que se da una
      combinación del amor y la naturaleza, sin llegar a la exageración de esta última, sin la
      exaltación e idealización del mundo rural, sino una especial relación con lo citadino, así
      como un apego por el bienestar de la vida urbana. Está presente una relación armónica
      entre los dos medios y formas de disfrutar la vida y/o estancias en ellos. Otra importante
      diferencia va a estar marcada por su elección de vida y abre una enorme distancia con el
      romanticismo alemán, caracterizado por una tendencia suicida y pactos con el Diablo.
      En cambio, por Vals para Karla o Plagio, así como por Las caras de mi
      locura. Memorias de mi generación, pudiese ser llamada una romántica de los nuevos
      tiempos, pero con una opción clara, definida, por Dios, por la Santísima Trinidad. Con
      Dios, triduo y uno, se mantiene una relación íntima, sobrenatural, llena de amor y
      responsabilidad. La autora como protagonista en Las caras de mi locura. Memorias
      de mi generación, o en el personaje de Carolina en Vals para Karla o Plagio, se
      sabe una elegida, sin llegar a comprender por qué ha sido ella precisamente y no otra
      persona. En una lucha entre lo sobrenatural y lo racional se debate en un primer
      momento; tan grande responsabilidad le aplasta, la desespera, no se cree con fuerzas
      para llevar sobre sus hombros algo, que sólo le es dado a seres superiores. La lucha
      entre la educación materialista, la necesidad de encontrar coherencia en todas las cosas
      me hacen vivir con desesperación mi encuentro con Dios, tamaña experiencia de amor y
      contacto con lo sobrenatural en conjunción perfecta con lo natural. Por otro lado, el
      temor a Dios, visto en el sentido de la posibilidad de defraudar la confianza puesta en
      mí; me convierte la carga más pesada. No obstante, la autora aprende a llevar esa “doble
      vida” (una doble vida muy diferente a la de Karla), con naturalidad y limando las
      asperezas racionalistas, materialistas de la educación recibida, de su forma de conformar
      Andrea Tutor Vals para Karla
      III
      el pensamiento. Tanto para la autora en su novela de no ficción de corte testimonial
      como en el papel de Carolina de un modo más sutil, existe una definición clara sobre el
      único ser sobrenatural, con el que quiere mantener una relación, Dios. En todo
      momento, rechaza la posibilidad de mantener un pacto, ni el más mínimo trato con el
      Maligno, o fuera de la Trinidad del Señor.
      Vals para Karla o Plagio presenta una estructura asimétrica sugerente y
      responde a cómo fue concebida para dar espacio al lector, para que desarrollase un
      capítulo por sí mismo, en la práctica, y un final abierto a su imaginación, en el que se le
      indica una dirección, pero no se le obliga a tomarla. Este tipo de estructura ha
      significado una ruptura de la autora con su larga carrera de ensayista social, siempre
      preocupada por el balance de sus escritos, así como en el desarrollo de las tesis de sus
      estudiantes en sus años de profesora universitaria, lo que está presente en Las caras
      de mi locura. Memorias de mi generación, la cual pudiese considerarse su obra de
      transición, al tiempo que, novela de no ficción, testimonio de una época y de una
      generación, la primera generación puramente socialista, la “generación pérdida”.
      En la novela actual, Vals para Karla o Plagio, se mantiene la soltura y
      facilidad al escribir, la riqueza de léxico y de matices, características de toda su obra,
      tanto ensayística como literaria, lo que permite al lector disfrutar de una agradable y
      amena lectura, al mismo tiempo, que enriquecedora desde el punto de vista cultural, sin
      agobiarle con un lenguaje excesivamente culto y lleno de pedantería, propio a la
      literatura latinoamericana de la década de los ’50, ’60 y posterior, impuesto por un
      barroco, que se encontraba en contraposición con el modo de vida de la segunda mitad
      del s. XX. Por sólo citar un ejemplo, se pudiese traer a colación el caso de mi siempre
      admirado Alejo Carpentier; características que fue reforzando, según avanzaba en su
      Andrea Tutor Vals para Karla
      IV
      obra, a lo que unía un menosprecio extraordinario hacia las personas, que no gozaban de
      una cultura superior y gustos refinados.
      El primer capítulo y los dos finales se sirven de un narrador externo, mientras
      que en el segundo, parte central y cuerpo de la novela, la protagonista principal, Karla,
      narra la historia desde dentro, pasa a repasar su vida a través de un monólogo interior de
      carácter retroactivo. Con maestría se navega por la existencia laberíntica de Karla, se
      logra penetrar en su psiquis, en su mundo interior; desentrañar sus problemas y
      reacciones; en una idiosincrasia completamente ajena a la de una autora cubana, como
      lo es la alemana. Además de ubicarlas en diferentes ambientes y puntos geográficos,
      coloca a las protagonistas ante procesos de ruptura socio-económica trascendentales,
      tales como la Perestroika y la caída del Muro de Berlín con su fuerte influencia en la
      estabilidad económica y psíquica de aquellos que los vivieron, con su impacto en la
      familia y el tratar de aferrarse a ella, cual tabla de salvación en medio de una sociedad
      que se derrumba, donde se pierden los referentes y hay que dar un salto a lo
      desconocido. No solamente adaptarse, sino también crearse un espacio en la nueva
      sociedad, que se va implantando en lugar de la otra de forma traumática, sin la
      aceptación plena de los miembros de la sociedad anterior. Es el recomponerse de una
      clase muy vinculada a la capa dirigente del partido comunista y de la Stasi; una clase
      que tendrá que moverse por caminos diferentes y hallar nuevas fórmulas de actuación
      para insertarse a la sociedad capitalista, y sólo es tratada en la novela colateralmente,
      enmarcando un proceso, sin entrar en las interioridades de la recomposición de la clase
      misma, sino presentando a un agente externo en el rostro de Galerías Hermann, cuyo
      capital fundacional tiene un origen oscuro, que hace suponer que se trata de un
      prestanombre, un testaferro al servicio de sus anteriores jefes por sus habilidades y falta
      de escrúpulos. Con la caída del comunismo, el capital acumulado por la sociedad pasa a
      Andrea Tutor Vals para Karla
      V
      manos de la dirigencia comunista y de las altas esferas de la policía secreta, los que se
      convierten en los nuevos ricos del Este.
      Karla es una conquistadora nata en todos los aspectos de la vida. Tiene la fuerza
      y el coraje para ello, también, la paciencia, aunque ella misma no lo perciba así. Durante
      años, paso a paso, fue conquistando el corazón de su amiga, a veces con sutileza y,
      otras, con una agresividad controlada; mas, al alcanzar su plena conquista, no sabe qué
      hacer con ello, pues la vida le plantea nuevos retos, que aplaza con reiteración. Ello
      llevó a Carolina, más pasiva en su forma de sentir y actuar, a tomar la iniciativa en una
      relación amorosa, que cada vez se hacía más insostenible sin el componente sexual. Dos
      mujeres, que se saben mujeres y les gusta ser mujeres, que no gustan de otras mujeres,
      se aman y atraen sexualmente; se encuentran una frente a la otra separadas por un muro
      de indecisiones, de prejuicios y miedos sociales. Carolina es la primera en no sentir
      miedo, tras una experiencia fuerte de vida, que la llevó a enfrentar todos sus miedos
      juntos y superarlos; le exige a su amiga, que rompa con sus dudas, con un mundo y una
      relación que la degradan como ser humano. Para entonces, Karla considera que está
      loca, que no vive en un mundo real, cuando, en realidad, la quiere traer a ella al mundo,
      devolverle su dignidad, sus ansias de vida y de realización.
      Ante sus reiteradas vacilaciones, Carolina pasa a tomar la acción, lo que de
      algún modo la desconcierta y perturba, sintiéndose Karla ante una dualidad de roles: es
      la parte activa y fuerte de la “pareja” y, por otro lado, se mantiene pasiva, expectante.
      De conquistadora pasa a ser conquistada. La relación la comienza a ubicar en un lugar
      menos cómodo para su carácter, que combina lo noble y lo dulce con su arrogancia y
      agresividad.
      Karla utiliza la supresión, como mecanismo de defensa, para no enfrentarse a los
      problemas, deseos, sentimientos o experiencias, que le producen placer y necesita, a la
      Andrea Tutor Vals para Karla
      VI
      vez que la ubican en una situación conflictiva en el plano interno y externo: se esfuerza
      por no pensar; al mismo tiempo, necesita y quiere pensar. Una constante en la novela va
      a estar dada en el tema de la represión sexual y la sublimación del sentimiento amoroso.
      La obra toca varios aspectos psicológicos de la protagonista central, así como los
      momentos en que ha sido víctima de la irresponsabilidad médica al inducírsele a pensar
      y ejecutar medidas para ¿resolver? sus problemas psíquicos y sexuales en
      contraposición con la personalidad y tendencias naturales, genéticas de la ¿paciente?, la
      que sólo llega a ser paciente, porque se le considera una enferma, es tratada como tal y
      se le lleva, junto con la colaboración de su esposo, a situaciones límites, a depresiones
      reiteradas y a cuestionar el sentido de la vida. Su convicción interna sobre su identidad
      sexual, sobre su feminidad, se encuentra en conflicto permanente con su feminidad
      externa y el cuestionamiento de la misma, como tortura psíquica, por parte de su
      marido.
      La novela Vals para Karla o Plagio abre el corazón de una mujer, es más,
      de las dos protagonistas, sin caricaturas, de forma coherente, con sus vacilaciones,
      constantes miedos y anhelos. Karla y Carolina son seres vivos, reales, no protagonistas
      hechas a la medida; tropiezan, una y otra vez, con los mismos obstáculos, inhibiciones,
      con una realidad que las desborda, la que es necesario comprender, asimilar, interiorizar
      para poder actuar sobre ella de forma consciente, razonada. Es la lucha del corazón con
      la razón, la lucha del espíritu contra la mente, contra los prejuicios e intereses sociales.
      Un corazón lleno de amor, que supo sembrar amor en el de su amiga; una amiga, hasta
      entonces, demasiado entregada a la razón, pero, sobre todo, demasiado segura de sí
      misma, la que no era consciente de su capacidad de amar; con un corazón compartido
      entre muchos cariños y relaciones, además, portadora de una idea un tanto falsa sobre
      Andrea Tutor Vals para Karla
      VII
      un concepto y sentimiento tan sublime como el amor, marcada por un ateísmo militante
      en permanente lucha con una educación familiar católica.
      El amor de Karla y Carolina, surgido en los años de su juventud, nos hace
      cuestionar una de las frases célebres de Shakespeare: “El amor de los jóvenes no está en
      el corazón, sino en los ojos”. Este es un amor que surgió, por la gracia de Dios, en la
      juventud y sólo la falta de experiencia, los prejuicios sociales y la represión no
      permitieron su desarrollo normal, armónico. Son esos tres factores, los que con
      reiteración se erigirán como obstáculos ante la felicidad y la realización plena del amor,
      a lo que se añadirá, complejizándola, el componente familiar, al Karla formalizar una
      familia. La relación entre las dos amigas pone de manifiesto, que la tendencia sexual no
      es determinante en el surgimiento del sentimiento amoroso y que en el transcurso de la
      vida se puede, producto de la aparición del amor, de la comunicación, del contacto y
      desarrollo de una relación de amistad, dar paso a la necesidad de otro tipo de relación
      sexual de signo diferente. En este caso, el amor estaba en el corazón, pero los ojos no lo
      querían ver.
      El amor es un sentimiento, que no depende de los hombres, está más allá de su
      alcance y completa comprensión. Su elección no constituye una cuestión humana, pero
      el sentirlo, respetarlo y venerarlo, sí. El amor es divino y, como tal, se vive por designio
      de Dios; es don, regalo. El sufrimiento, que le acompaña, le está dado a los hombres por
      rebelarse y asumir posturas, que van contra ese mandamiento divino. Karla y Carolina
      se debaten en la lucha entre lo humano y lo Divino. Elementos, que se complementan,
      como estas dos mujeres, sin ser cuestiones idénticas, pero que sólo pueden vivir en su
      interrelación, al igual que el cuerpo y en espíritu. Solamente el pasar a una cuarta
      dimensión, no conocida por la física, permite al espíritu librarse del cuerpo, ir a Dios.
      Una separación que lleva al cuerpo a formar parte del ciclo biológico, a reciclarse; en
      Andrea Tutor Vals para Karla
      VIII
      tanto, el espíritu va a integrarse, a perfeccionarse en Dios, en esa inmensurable
      inteligencia universal, en esa incalculable fuente de Amor Divino.
      La novela está llena de esperanza y seguridad en el amor. Es, precisamente, ese
      amor, el que ata a Karla a la vida, rescatándola tras sus intentos de suicidio, le da
      sentido en lo más profundo de su ser. También ella exige de su amiga valor, coraje,
      pero, sobre todo, vivir por ese amor y para ella. Sus mentes nunca dejan de estar en
      estrecha comunicación, salvando las distancias, las fronteras y todos los obstáculos
      humanos.
      El amor es tratado en sus dos planos, en cuanto expresión física de un
      sentimiento espiritual, es decir, deseo sexual, aunque no se identifica con éste, y como
      expresión espiritual pura; en esta última forma, se va a mover, inicialmente, en una línea
      divisoria, difusa, entre el amor y la amistad para, más tarde, pasar al campo del amor
      puro, el cual se intenta dotar de un disfraz de amistad para ser, socialmente, aceptado y
      por temor a que una relación física, sexual, ponga fin, desgaste, algo que para ambas es
      sagrado, insustituible y que tiende a la eternidad.
      Como autora, intento colocar al lector ante el gran misterio del amor, y lo
      planteo en una lucha consciente y larga, venciendo con reiteración al deseo sexual, es
      decir, a su componente físico, presente en ciertas circunstancias y que perdura en la
      distancia real; una distancia que no logra apagar las llamas del amor y la atracción,
      cuando el amor es el ingrediente central en una relación, que al igual que la de Jesús de
      Nazaret y María Magdalena se debate entre el amor y la amistad. Un amor que nunca
      fue vencido, ni siquiera por la muerte.
      El amor no es pasado, está vivo, presente y se proyecta al futuro, enmarcado en
      todo un conjunto de contradicciones sociales e individuales, que rodean y viven en el
      ser humano.
      Andrea Tutor Vals para Karla
      IX
      En la persona de Karla, se nos presenta a la mujer integrada a los estudios, culta,
      preparada para afrontar una vida intelectual con éxito, a la que la inexperiencia lleva a
      convertirse en madre soltera y, luego, la presión familiar y social la convierten en
      esposa dentro de un matrimonio tradicional, donde le corresponde asumir toda la carga
      de la familia y ocupar un lugar secundario al lado de un marido mediocre, que mata sus
      aspiraciones intelectuales y deseos de realización personal. La novela, a través de este
      matrimonio, pero no sólo, analiza la situación de la mujer maltratada, que no se
      considera a sí misma objeto de maltrato sexual y psicológico; una mujer amarrada en el
      intríngulis de una familia, de un hogar, el que solamente existe sobre la base de su
      infelicidad y frustración. Por ello, le diría a todas las Karlas del mundo: “NO SUEÑES
      TU VIDA. ¡VIVELA! ¡Ten valor para vivir todos tus sueños! El amor no se
      suicida”.
      La autora, Santander, Viernes Santo de 2003

    • FRAGMENTOS DE “LA TAZA DE ORO”

      Prólogo de Autora

      Novela con pies a ambos lados de la Mar Océano, del Atlántico. Novela, que recrea medio siglo de la historia común de los pueblos de Cuba y España / de España y Cuba, parafraseando el título del excelente Historiador cubano Manuel Moreno Fraginals. Novela, que nos muestra la inserción de una familia gallega en la Sociedad Cubana del siglo XX, aunque llegada a Cuba a finales del XIX, en pleno fragor de Guerra Civil Cubana, de la Guerra Hispano-Cubana de 1895 a 1898. Un gallego salido por La Coruña llega al Puerto de La Habana: una Habana palpitante, rica y tentadora; una Habana, un tanto soberbia, que desprecia a los recién llegados; una Habana aristocrática de criollos y peninsulares, que usan a los inmigrantes peninsulares e isleños recién llegados malsanamente.

      El título de la novela, LA TAZA DE ORO, no fue el primer nombre, que me vino a la mente, sino “La mata de jobo” por su significación simbólica y que, en ella, encierra o predetermina los futuros desarrollos de una hacienda, de una historia familiar y de una gran traición. La mata de jobo de amplia fronda hace presencia junto al batey en una de las salidas traseras; sin ser parte, le pertenece, cual conjunto armónico, que le concede belleza, elegancia y, por qué no, un toque peculiar. Camino, que se inicia junto a ella o le da continuidad, tras el descanso en la Casa Hacienda; camino ascendente, que lleva a un bello valle, a un valle gallego en la más oriental de las provincias cubanas; valle jardín, precedido por el olor a azahares y alas batidas de abejas de Castilla o de naranjos, que ofrecen sus redondos frutos, frutos perfectos a los hijos de casa, según la época del año. Esta novela, que pudo haberse llamado muy bien “Gallego” o “El Gallego”, y no lleva ese título por existir una novela cubana, que fue tomada como base de la película “Gallego”, que presenta otro tipo de inserción social, una inserción urbana en las capas marginales de la sociedad. Finalmente, me decanté por utilizar una expresión de MI MADRE al referirse a la Finca “San Vila”, que será tomada en calidad de escenario principal, en los tiempos de MI ABUELO Gallego, el SR. D. JUAN RAMÓN VILA GARCÍA, el primer JUAN RAMÓN VILA GARCÍA de dos hermanos de igual nombre, un peninsular, un gallego de San Román del Mao, de la provincia de Lugo. ¡Un gallego de Galicia!

      Mis gallegos trabajarán, ahorrarán y se convertirán en hacendados, que, en su primera etapa, se moverán entre los medios urbanos y rurales, entre diferentes provincias de Cuba hasta hallar a su ubicación definitiva, la Hacienda “La Taza de Oro”. Al protagonista principal le veremos obrero agrícola, pequeño propietario urbano, arrendatario de tierra y, finalmente, campesino acomodado, tal vez rico en la etapa de producción cafetalera y de cacao, mientras su hermano menor será un hacendado rico, muy rico, un terrateniente, cuyos hijos, en la primera mitad del siglo XX, se desplazaban entre la capital provincial y la hacienda en avioneta. Es más, serán tres hermanos, formando un triángulo de fincas en una misma región, luego, cubriéndose las espaldas con fincas colindantes en su expansión productiva.

      No es en la hacienda “La Taza de Oro” dónde se inicia el viaje, siquiera la historia, pero sí su mejor parte; se condensan las acciones y se consuma la traición. También, nacen amores, amores profundos, amores verdaderos, amores desinteresados, amores tardíos, amores entre los amores.

      Esta Obra, aún enmarcada en un contexto histórico, no constituye una novela histórica. Sin embargo, no evadirá la Historia, que cruzará las páginas sin ser ensayo, sin pretender hacer Ciencia, siendo escenario, complemento, ubicación en un contexto, en una época: lugares, personas, nombres, hechos… Correrá entre sus páginas el suave paisaje, enclavado en las cercanías de una naturaleza indómita, entre cuyas abruptas montañas y la maleza se encontraban campamentos insurrectos en un pasado reciente a la historia narrada. Mas, la Hacienda en cuestión no vivió esa época, aunque sí estuvo rodeada de sus protagonistas, mejor dicho, de protagonistas subalternos. Y, entra a formar parte de la Familia Villanueva, el descendiente de un héroe español, abandonado en el campo de batalla, en las inmediaciones, deshecho en medio de una explosión, al que le dediqué el cuento “El Capitán de Caballería”, en Enero de 2005. Cuento escrito en la Urbanización Peñasol de Peña Castillo, en Santander.

      Una tasa de oro, eso era, precisamente, la finca, la hacienda del gallego, de Don Pancracio Villanueva. Y, así, le llamó él, tras la fundación de su coto, formado por dos fincas colindantes, convertidas en la Hacienda “La Taza de Oro”. Esa era su meta, aún, antes de comprar las dos fincas. Y, trabajó para conseguirlo; lo consiguió. Allí conoció la traición para, rozando la Tercera Edad, conocer el amor, la lealtad y la devoción en los brazos de su catalana.

      Una vez más, les llevaré al paisaje campestre, que ya hizo presencia en algunas de mis narraciones menores, cuentos y relatos, también, en la novela LAURA VICTORIA, mi primera novela pastoril moderna. ¿Puede considerarse LA TAZA DE ORO una novela pastoril? De ningún modo. En LA TAZA DE ORO, cuyo prólogo escribo antes de comenzar la escritura de la novela, porque la Obra ya está concebida en mi mente y algunos desarrollos me han sido avanzados en sueños, cual mini-filmes en blanco y negro, tratará sobre una historia real e, insisto, no es la historia misma de las personas que tomo de modelo, aunque sí habrá puntos de contacto. Los personajes serán conformados, construidos íntegramente, porque narro una época, que no viví y siquiera conocí a las personas, que me sirven de modelo, tampoco, sus historias de vida detalladas. Aparecerán personajes completamente ficticios, que ayudarán a darle veracidad y normalidad al relato. Del mismo modo, me ubicaré en escenarios nunca visitados, por ejemplo, las haciendas de los hermanos de Don Pancracio.

      Tendrá sabor a Cuba, a una Cuba muy española, una Cuba al modo en que creció MI MADRE y sus hermanos; a una Cuba con tonos de Galicia, y sabores y frases catalanas, que trascenderían y perdurarían por varias generaciones. Una España, que llegará a “La Taza de Oro” por fragmentos, por noticias, por visitas de parientes, ya sea en tránsito hacia la Argentina o de vacaciones para conocer las posesiones de los tíos.

      Cómo siempre, aprovecharé para tratar temas sociales, psicológicos y sexuales dentro de las relaciones de familia, caracterizando a una familia que refleja una época y un estilo de vida muy propio de los hacendados españoles en Cuba: pequeño propietario, campesino medio acomodado y campesino rico. Una vez más, exprimiré mi experiencia sociológica y, en particular, dentro de la Sociología Rural al tratar temas productivos, relaciones de producción, modos de vida e interrelaciones personales.

      Una vez más, me sentaré con una hoja en blanco en el display de mi computadora sin un plan escrito e intentaré no sobrepasar los límites en extensión, que considero adecuados para una novela. Será todo un reto, porque yo amo a “San Vila” de una forma muy particular, caminé todos sus caminos, en esa semana anual de vacaciones de Verano y en la mañana de la Pascua de la Natividad; únicos momentos, que se me permitía separarme de mis padres, a no ser cuando hubo que asistir a los Planes la Escuela al Campo[1]. Tengo historia, sub-historias y paisajes a describir, que pudiesen llenar páginas al igual que la trilogía dedicada a las memorias de mi generación, mas es necesario saber concentrar la acción y los personajes, usar las descripciones necesarias y en la extensión necesaria, que darán belleza a la obra sin llenar espacio sin sentido; no hay necesidad de aburrir a los lectores.

      Ha sido una nueva experiencia el recibir parte del desarrollo de la trama en sueños, sobre todo, momentos cumbres de la novela; momentos, que marcarán la vida de sus protagonistas. No pudiese calificarle dentro de la creación espontánea, sino cual dan, regalo de mis antepasados, que quieren hacer presencia entre mis páginas y, con ello, comprender la explicación de algunas cuestiones, incluso, de enfermedades en el orden psicológico no tratadas de una de las protagonistas, que se reflejó en su aparato digestivo.

      ANDREIA TUTOR, en su cuarta novela, quinta de su Movimiento Literario y Artístico, les ofrece el deleite de una pieza clásica del Realismo Romántico, del Nuevo Realismo Romántico, al doblar la primera década del siglo XXI, cual dedo de Júpiter que se alza ante la maldad, ante la desidia, ante la deslealtad. ¿Autoridad o acusación?

      Pues, ANDREIA TUTOR asume el reto de alcanzar una belleza y suavidad superior a VALS PARA KARLA, la que, al decir de Pilar Calderón, “da la sensación de una pluma (de ave, N.A.) flotando en el viento, por la suavidad y delicadeza de su prosa”. Esta vez, llego con menos escenarios internacionales, y en una historia menos conocida por mí y mayor presencia del territorio cubano; hecho, que no ha sido característico en mi obra hasta el presente, evocadora de mi experiencia rusa y tratamiento puntual a Cantabria en LAURA VICTORIA y la Poética.

      La Autora, Santander, 3 de Diciembre de 2010

      ——————————————————————————–

      [1] Con relación a los Planes la Escuela al Campo, aunque algunos autores literarios cubanos apuntan como un hecho negativo, y de cierto modo pueden ser cuestionados, Yo, en particular, disfruté las horas del día, no así levantarme antes de salir el Sol. Yo disfruté la libertad, la convivencia con mis condiscípulos y amigos. Considero, que son formativos; fueron importantes para mi formación personal. Para mí, lo único cuestionable fue la obligatoriedad. Para mi generación, el saldo fue favorable, aunque en la Trilogía de Testimonio planteo diversos enfoques: desde los niños que lloraban, los que se querían ir con sus padres hasta los que nos deslizábamos con yaguas, casi mojando los pies en el río en las horas de receso.

    • Realismo Romántico: Campo y Rueca del Amor

      Prólogo solicitado a “Hilando Amor” de Antonia Pérez

      DRA KARY TORRES V Antonia Pérez

      Autora: DRA. KARY TORRES (ANDREA TUTOR), Creadora del Realismo Romántico o Nuevo Realismo Romántico del s. XXI, quién escribió el Prólogo a INÉS DEL ALMA MÍA, Prólogo Homenaje en el 65 cumpleaños de Isabel Allende y que ha venido promoviendo la Obra de la Escritora chilena en Internet. Precursor en Pintura a RAÚL TORRES VILA, en la segunda mitad de los ’80. Continuadores: Antonia Pérez Poetisa hispano-argentina; Desiderio Torres Ribeaux, narrador cubano de origen español; Tony Aristy, Pintor dominicano, residente en Estados Unidos; Diana Fernández Veiga (Diana Bell), cantautora gallega nacida en Cuba y otros.

      ¡El Realismo Romántico canta a la belleza, al amor con palabras mayores, palabras mayúsculas y con los colores de la ALIANZA DIVINA, donde todo es LUZ, aunque coexista con las sombras! Usa las mejores y más bellas palabras sin edulcoramiento, sin excesiva adjetivización, siempre con dulzura: Nuevo Realismo Romántico, la Pluma Tierna de este Siglo. La Poesía es canto, es ritmo, melodía y es la más cercana expresión del alma, conjuntamente con la prosa poética.

      El alma de Antonia Pérez, a quien conocimos como Antonia Campos1 por su poemario De Mar y de Ausencias2 de 2000, regalo recibido en mi primera visita a su casa de

      Santander en el Verano de 2003 por iniciativa de Gloria, poetisa y pintora colombiana, destila poesía en momentos de inspiración. Una poesía, que ha ido evolucionando de la depresión y amargura poética hacia la suavidad y la tendencia positiva, que caracterizan al Realismo Romántico de siglo XXI, el Nuevo Realismo Romántico, que se expresa en los poemarios en solitario, segundo y tercero, de Antonia Pérez: La extraña manera de los sueños (Santander, 2009) y La extraña manera de los sueños II (Santander, 2009), publicados en formato de CD; el primero de ellos circula en Internet. En el presente poemario, Hilando amor, esta vez en sonetos, nos llega el Nuevo Realismo Romántico.

      Al llegar a editar los videos de la presentación de los CUADERNOS DE HISPANÍSTICA DE ANDREA TUTOR, con la ayuda de Marcelo Campos Pérez, hijo de Antonia, ante su andana de poemas, exclamé: “¡Esto es puro Realismo Romántico! ¡Antonia, has evolucionado al Neo Realismo Romántico! ¡Algunos parecen escritos por mí! Esos son los poemas, que parecen acompañar a la novela SON DE CAROLINA. KAROLINA´S SON”; poemas, que no escribí. Tomaré algunos para mi ensayo sobre Creación Espontánea a modo de ejemplo”. Mis palabras de entonces recuerdan al Cantautor Silvio Rodríguez ante una de las canciones de Pablo Milanés. Silvio la sentía, cual si fuese propia, con su estilo, con su muy particular forma de trovar. En ese momento, se produjo la incorporación efectiva de Antonia Pérez al Movimiento del Nuevo Realismo Romántico, con la petición del prólogo, que sólo, hoy, me he sentado a concluir.

      Su alma es capaz de componer poesía, palabras acariciadoras, cual si la Antonia Pérez, la persona, se desdoblase para vestir la capa de Poetisa y alzar la pluma de un Cantor, nunca mejor dicho, una Cantora; desdoblarse para brindarnos la delicadeza oculta en el fondo de su alma. Del presente poemario, Hilando Amor, todavía en elaboración, he tenido la posibilidad de leer unos pocos poemas, que cantan a la Aurora. Siendo éste su cuarto poemario en solitario, que verá la luz en Santander y, el tercero, dentro del Realismo Romántico del presente siglo, tras nuestro encuentro, en 2003, y colaboración hasta el presente.

      Esta tardía incorporación al Realismo Romántico se debe a la reticencia de la propia Antonia Pérez, quien fue, en visita a mi Estudio de Herrera Oria 18 (segunda mitad de 2003), acompañada por la Poetisa leonesa, residente en Santander, Esther Melcón, ambas invitadas a asociarnos poéticamente, y avanzar hacia una misma línea y objetivos. Constituyó una gran sorpresa el ser recibida, en 2009, por Antonia Pérez con una andanada de poemas del Nuevo Realismo Romántico, recitados desde su computadora. ¡Una tarde poética de Realismo Romántico en un atardecer santanderino del Septiembre de 2009! El entusiasmo de Antonia, en el estilo de Realismo Romántico, llegó a agobiarme, habiendo sido rescatada por su hijo.

      Antes de adentrarnos en su poesía, quiero señalar, que fue Antonia Campos (Pérez), quien me hizo ver la posibilidad de conformar un poemario al leer mis poemas: “Mi Complemento”, “Septiembre eres tú” y otros, escritos en 2002, dedicados a la DRA: MARION WELZEL, mi modelo del personaje protagónico de VALS PARA KARLA y quién ha estado en mi Obra Literaria, desde 2001, a petición propia. Siendo creación poética paralela, un producto secundario, dirigido a poner mi alma a punto antes de escribir una Obra de Arte en la Narrativa Española, que dio inicio público al Realismo Romántico del siglo XXI en Español3, aún no siendo mi primera obra literaria. Mi Poesía es parte de la Música Clásica

      acompañante a mi Narrativa; me hacen amena la escritura, cual si el teclado fuese uno más de los instrumentos, que conforman las grandes orquestas, que escucho a diario, sobre todo, en momentos específicos: la prosa, la ensayística o la poética. Cada una nos exige su complemento. Ellas son las que escogen la música, la charla o el silencio.

      Antonia Pérez es Poeta, como a ella le gusta ser llamada, de palabras escogidas, siempre acompañadas de corrección y respeto al público lector, lo que la acerca, desde un primer momento, a la forma característica de expresión del Nuevo Realismo Romántico. Antonia es Poeta, ante todo, y su Poesía dista mucho de su narrativa, con una distancia considerable a favor de su poética. Además, tiene la ventaja de saber decir poesía sin ser declamadora al modo de Esther Melcón. Con esta última, realicé un tête a tête en el Café Suizo de Santander en 2003.

      La Poética de Antonia Pérez no se caracteriza por estridencias, sino por una cadencia, que hace recordar los muchos años vividos en su segunda patria, Argentina. En su primer poema en solitario, De mar y de ausencias, se le siente preocupada por la métrica, incluso, en los poemas conocidos por mí de Hilando amor. Mientras, en los poemarios, que comparten título, La extraña manera de los sueños y La extraña manera de los sueños II, se siente la poesía libre, que se centra más en la expresión de sentimientos, impresiones e imágenes, manera tan propia del Nuevo Realismo Romántico en sus inicios y, en particular, los poemas de mi primer período poético, entre 2001 y 2004, hacia la que muestra, Antonia Pérez, una preferencia desenfadada en su tránsito, mejor dicho, evolución poética al Realismo Romántico. Con ello, Antonia Pérez se convierte en la segunda Poeta del Movimiento y una de las poetisas más destacadas de Santander, España.

      Sus libros de poemas muestran una cuidadosa puesta para el público lector y se han convertido en sitio de exposición de la obra del Pintor Santiago L. Giorgi (Argentina), cuya familia le ha permitido la reproducción de sus cuadros y escogido para su divulgación.

      [1] En su primera salida al Mercado del Libro Español, utilizó su nombre de casada al modo usual de la Argentina, por ello, le conocimos cual Antonia Campos, quien, en realidad, es Antonia Pérez y nació el Vidrieros, Castilla León, España, donde transcurrieron sus primeros 5 años de vida, los más importantes en la formación de la personalidad en un individuo, trasladándose a la Argentina en 1951, donde residió hasta 1998; año, en que regresa a su país natal, España. Nota incluida a petición de Antonia Pérez.

      [2] Antonia Campos, Mar de Ausencias, con exordio de Amalia Celina Dones, Poetisa, Escritora e Historiadora de Necochea, provincia de Buenos Aires e ilustración de portada de Santiago L. Giorgi e ilustración de interior del antes mencionado y Sergio del Pozo. con cuadros de autopublicación, Santander, 2002.

      [3] No obstante, los primeros poemas en esta línea fueron escritos por mí en Febrero de 1977 para cantarle a mi primer amor, a mi amor por un hombre, Bernardo Nieves Vega, mi camagüeyano. Se trataba de un cuadernillo verde lleno de poemas escritos de puño y letra, reproducido en 3 ejemplares, siendo estudiante del MGIMO Universidad en Moscú. No conservo mi ejemplar, porque he viajado y cambiado de casa innumerables veces. Mi pluma fue comparada con Gertrudis Gómez de Avellaneda en esa temprana fecha. Mas, los primeros proyectos de libros literarios, en calidad de Escritora Profesional, surgen en Altahabana, La Habana, en 1998, y se hacen realidad en España, con un tránsito de la Ensayista a la Literata en forma de trilogía en el género de testimonio.

      • Realismo Romántico ¿Novedad o retorno?

        Autora: ANDREA TUTOR

        (texto no editado)

        En el Prólogo de la novela Vals para Karla, doy una definición de lo que entiendo, como Realismo Romántico, al pretender ubicar la Obra en algún movimiento literario. No era nuestra intención marcar diferencias con otros movimientos literarios y, mucho menos, con el realismo mágico, del cual nos alimentamos y consideramos una de las tres fuentes, que le dan origen o ejercen mayor influencia en nuestra labor creativa, a saber: Realismo Socialista[1], Lo Real Maravilloso o Realismo Mágico y Romanticismo. Al principio, estuvo presente un cuestionamiento sobre si debía denominarlo Realismo Romántico o Romanticismo Mágico. No obstante, consideré, que mi forma de escribir, hasta el momento, tiene que ver más con el Realismo que con la desbordante imaginación y hasta exageración del Realismo Mágico, que hace de mis lecturas una ambrosia y sirven algunas obras para aliviar mi corazón enfermo. No obstante, la mejor medicina para un enfermo es el Romanticismo, ya sea en Literatura o llevado al Cine, lo mismo sucede con la observación de un documental de algún Santo, con independencia de las canonizaciones[2]. En este último aspecto, sólo ha sido superado por mi propia Obra, que sirve de alivio en la enfermedad e, incluso, a mí, me ha sido muy útil ser sometida a una pequeña intervención quirúrgica, extirpación de un quiste, sin necesidad de anestesia. Fueron, precisamente, mis poemarios, los que tuve que leer durante tres horas antes de dormir, para operarme, en la mañana, y pasarme mi novela Vals para Karla por la pierna, así como el libro Mi Mágica Presencia de Saint Germain de Saint Germain[3]. La magia de esos libros reside en el amor, en la pureza del amor, desprendida de cada palabra.

        Es la magia del amor, su fuerza insuperable, aunque en mis libros, hasta el presente, no se ha hablado en términos mágicos del modo habitual, sino con un realismo ponderado, elegante, muy serio y delicadamente suave.

        “El Realismo Romántico constituye una síntesis entre el realismo, entendido como forma de reflejar la realidad del modo, en que es aprehendida por los sentidos, y el romanticismo, pero con la naturalidad y frescura de principios del siglo XXI… Un nuevo romanticismo hispano de inicios del s. XXI, que si bien utiliza elementos del Realismo en su prosa, incluye abundante simbolismo, más propio de la poesía, al igual que el juego con la estructura gramatical hacia el interior de la oración y el orden de las palabras… De hecho, se está ante un romanticismo con nuevos matices, enriquecido por la experiencia del Realismo y del Naturalismo, con una mayor intervinculación entre protagonistas y sociedad, con abundancia de temas sociales de carácter universal e intemporales”[4]. Se nutre de “lo real maravilloso” y/o “realismo mágico”, con una fuerte influencia del realismo socialista y de la mística cristiana. Estas últimas influencias, en mis obras, van a estar condicionada por mi experiencia vital y la importancia, en mi formación y corazón, de mi paso por la URSS y el amplio recorrido, en el transcurso de nueve años, por el territorio del inmenso Imperio Ruso, así como mi experiencia mística, que se inició en Moscú con la visita de luna Paloma Blanca, que se posó sobre mi cabeza en mi librero toda la noche, en pleno invierno.

        Inclusive, pudiesen encontrarse, a mitad de camino entre el Realismo Mágico y el Romanticismo, algunas novelas monumentales de finales del siglo pasado y principios del presente, tales como El amor en los tiempos del cólera de García Márquez o Inés del alma mía y, tal vez, alguna otra novela de la misma Autora. Por ello, ubico a ese Movimiento Literario, iniciado por Carpentier de forma magistral en Cuba, seguido por Lezama Lima, con un nivel no alcanzado por ningún otro, en el caso de ambos, y una Literatura de élites, pues, lo ubico, como una de las fuentes de que se nutre el Realismo Romántico de inicios del s. XXI, es decir, el Neo Realismo Romántico. No obstante, en las novelas indicadas están presentes características diferenciales, que las ubican, acertadamente, dentro del Realismo Mágico, marcado por las descripciones exageradas y del exuberante paisaje de América, que ya nos había sido avanzado por Carpentier en El Siglo de las Luces, Los Pasos Perdidos y Lo Real Maravilloso, no tanto en La Consagración de la Primavera. Los autores del boom latinoamericano en la Literatura Hispana del último tercio de siglo son continuadores del Movimiento, que tiene a Carpentier, en primer lugar, y a Lezama con Paradiso de cabezas, sobre todo, al primero desde la primera mitad del siglo XX.

        El propio Carpentier, al serle solicitado un ensayo sobre Realismo, reconoció, que existían tantos realismos, que se hacía muy difícil definirlo. Si algo nos enseñó a ver este Gran Maestro de la Literatura Universal, fue la parte mágica de la realidad y la denominó “Real Maravilloso”. Casualmente, cada vez que logro ver a DIOS y la MAGIA DIVINA en todas cosas, incluso las pequeñas, exclamo: “¡ME MARAVILLO!”. Sobre todo, hace un tiempo atrás y en Cuba, que estaba tan bien de carácter. Por ello, comprendo muy bien al Autor de El Siglo de las Luces al escoger el término. Él no se refería a la magia de hechiceros, sino a la MARAVILLOSA MAGIA DIVINA, que impregna todas las cosas. ¡Carpentier hablaba de luces, no de sombras!

        Según mi opinión, las novelas, que van a caballo entre el Realismo Mágico y el Romanticismo deberían estar ubicadas dentro de un romanticismo mágico y, con ello, no niego la veracidad y realismo del personaje de Inés Suárez y sus amantes[5], por ejemplo. De facto, Isabel nos tiene acostumbrados a pasiones tormentosas, vertiginosas, y a un modo de escribir sobre amor y sexo siempre estremecedor, desenfadado. Yo le llamaría “el puente” entre los dos Movimientos, sobre todo a García Márquez con Amor en los Tiempos del Cólera, que mi primo Oscar, hoy en Nueva York, le llamó, “El amor en el tiempo del encabronamiento”, con un sinónimo, que demostraba jovialidad o ignorancia. Por lo menos, a mí, me ha servido de puente para ser diferente a los realistas mágicos, aún, bebiendo del alimento de sus palabras[6]. Un especialista literario[7], con relación a Vals para Karla, fue quién señaló la forma laberíntica de la novela, pero a mi mente vino El amor en los tiempos del cólera, un laberinto con mayúsculas entre los laberintos y con un final tipo Isabel.

        De hecho, el Neo Realismo Romántico constituye un salto en la continuidad de los Movimientos Literarios, “por fuera de juego” de la “Autora”, que debió iniciar el Romanticismo en la última década del s. XX y acompañarme en estos inicios: en lugar de trabajar, jugó a interpretar el personaje de Fausto y su contrato con el mal. Ello me obligó a introducir un aire romántico[8] a mi forma objetiva de mirar y percibir los fenómenos vitales, reforzado por mi experiencia de Científica Social, muy alejada del existencialismo y su constante cuestionamiento sobre la existencia humana y su esencia, y de la percepción cristiana del martirologio y el enaltecimiento del dolor. Aunque para ser fiel a la verdad, debo reconocer mi inmensa capacidad de amar y el haber experimentado Grandes Amores.

        “En el Romanticismo[9] del siglo XXI, una de las primeras diferencias, que salta a la vista, con relación al Romanticismo del s. XIX consiste, en que se da una combinación del amor y la naturaleza, sin llegar a la exageración de esta última, sin la exaltación e idealización del mundo rural, sino una especial relación con lo citadino, así como un apego por el bienestar de la vida urbana. Está presente una relación armónica entre los dos medios y formas de disfrutar la vida y/o estancias en ellos[10]. Otra importante diferencia va a estar marcada por su elección de vida y abre una enorme distancia con el romanticismo alemán, caracterizado por una tendencia suicida y pactos con el diablo… Está presente, una opción clara, definida, por DIOS, por la SANTÍSIMA TRINIDAD. Con DIOS, TRIDUO y UNO, se mantiene una relación íntima, sobrenatural, llena de amor y responsabilidad”[11].

        Los críticos literarios, como norma, buscan el parecido de un autor con algún otro, que le ha antecedido. Desde mi punto de vista, ello constituye un error, pues la Literatura, al igual que la Historia, se desarrolla en espiral, de forma cíclica, a un nuevo nivel. Tal vez, lo más adecuado hubiese sido decir Neo Realismo Romántico, desde el principio. Mas, temo, que en algún momento anterior de la Historia de la Literatura o de la Humanidad haya habido algo similar, lo que no quiere decir idéntico. Y tendríamos, entonces, un neo-neo. Por tanto, me limito a insertar mi obra dentro del Realismo Romántico y hallar los puntos de contacto con otros movimientos, que le han antecedido y de los que se ha alimentado preferentemente y de forma consciente la ANDREA TUTOR. Transcurrido el tiempo, me decanté por anteponer el neo, es decir, por el Neo Realismo Romántico.

        La espiral humana es como una cadena de ADN, por la que suben y bajan los genios, los Ángeles del SEÑOR o de las profundidades, a iluminarnos: LOS QUE HOY ESTAMOS, AQUÍ Y AHORA, VENDREMOS MAÑANA A ILUMINAR A OTROS. Ciertamente, la coincidencia en alguna que otra frase, forma de enfocar un asunto o hasta la melodía de un verso, ocasionalmente, nos hace identificar al que nos acompaña en un momento específico. No siempre es el mismo ni, necesariamente, tiene que venir en solitario. Si me acompañase Balzac, pudiese estar dando gracias a Dios por los siglos de los siglos, aunque no quisiese emularle en la experiencia de sus personajes ni sus deudas. Honorato de Balzac, el más grande dentro del Realismo Romántico de la primera mitad de s. XIX, cuya obra fue el puente entre el Romanticismo y el Realismo. Un hombre asqueado de la sociedad, en que le tocó vivir y que nos dejó un Papa Goriot a manera de retrato y caricatura social, y la trilogía Ilusiones Perdidas, monumentos de la Literatura Universal, junto con la Comedia Humana; la primera y la última, en mi etapa preuniversitaria y, ya siendo Profesora de la Universidad de La Habana, volví a leer a Papa Goriot, así como la segunda, regalo de mis estudiantes de la Universidad de Relaciones Internacionales de La Habana (ISRI), en el Día del Educador, allá en noviembre de 1984 u 85.

        Quisiese llamar la atención sobre mi olvido involuntario de la existencia anterior de un Realismo Romántico, al escribir el Prólogo de Vals para Karla, siendo una admiradora de la Obra de Balzac, la que en mis lecturas no situaba dentro un movimiento determinado, en primer lugar, por no albergar pretensiones literarias, trabajando en las Ciencias Sociales y, en segundo, porque sólo constituían un entretenimiento y parte de la necesidad espiritual de cultivarme. También, quisiera testimoniar, que habiéndolo intentado, no me fue posible avanzar en las páginas de Germinal de Emilio Zola. Al hablar de experimental, en mi primera novela, propiamente dicho, Vals para Karla, no tiene ninguna relación con un Realismo Experimental. Así como, muy a pesar de mi conocimiento y preferencia por la Literatura Rusa, tampoco sigue la pauta del Realismo Socialista, con el cual la Autora ha tenido un contacto muy estrecho in situ, en sus diferentes expresiones. Más bien, me recreo, como Autora literaria, con la parte bella de esa sociedad, con esa burbuja, que el destino ha diseñado para mí y que he gozado en el transcurso de mi vida, llegando a su máxima expresión, en vida activa estudiantil y laboral, dentro de instituciones, mis período en una Universidad tan elitista, sublime y maravillosa, como el MGIMO, en que vivíamos, cual si flotásemos en el AROMA DIVINO, entre mi colonia Podnoi Motiv y el suavizante de ropa de Marion, Vernel. En mi Obra, esa quinta parte del Mundo siempre será cantada con el mayor amor, que puede albergar corazón humano.

        ¡Fue realmente maravilloso mi paso por Rusia!

        Aún teniendo los libros, en mis manos y biblioteca, jamás he leído una obra de Dostoevsky; hay algo que me lo impide. Dios me prohibió a El Idiota. Sí reconozco la influencia de los Grandes Autores rusos, a saber: Antón Chejov, Bulgakov, los Tolstoi: León y Alexei; del Gran Poeta y Narrador Alexander Pushkin, y mi enorme admiración hacia Tarás Chevschenko, Poeta Nacional de Ucrania, al cual conozco, ante todo, desde su autobiografía y faceta de Pintor, por haber visitado sus Casas-Museos en Kiev y a orillas del Dniepr o Dnipro[12]. ¡Magníficos museos de Pintura! Por más está decir, que he estado rodeada, en años muy importantes de mi formación, por la Arquitectura, Pintura y Cultura, en general, del Realismo Socialista, en su cuna, y bebido de las mejores obras de los clásicos rusos de todos los tiempos. No entraré en un cuestionamiento de las corrientes estéticas de ese período, porque me alejaría del tema en cuestión.

        En realidad, al escribir el Prólogo de Vals para Karla, el Prefacio a la Trilogía de testimonio y los prólogos e introducciones a los Poemarios, que aparecen en mi Web, para cumplir de forma aplicada con mi deber de Escritora en el intento de escribir un pequeño ensayo literario ante cada libro. Sobre todo en Vals para Karla; una obra, que consideraba, podía suscitar polémica y que planteaba nuevos acercamientos a temas de siempre al tiempo que de modo distinto, mucho más, antecediéndome una amplia experiencia dentro de la Investigación Social y de la Ensayística, sólo traté de esforzarme por encontrar una ubicación para mi trabajo dentro de un movimiento artístico. No pudiéndolo hallar dentro de mi conocimiento literario, lo he aceptado, como una simbiosis de varias tendencias, con matices propios y estilo muy personal, elegante y pulcro.

        El mismo hecho de no ser Especialista en Literatura, Filóloga quiero decir, sino una lectora altamente cualificada, que ha gozado del placer de disfrutar lecturas muy selectas, tal vez, sea lo que me haya permitido encontrar un espacio propio sin negar la influencia de aquéllos, que me han guiado en el oficio de escribir y han deleitado mi alma. Asimismo, por necesidades del oficio, he tenido, que adentrarme en el estudio de algunos temas especializados de la esfera de la Filología, sin la pretensión, hasta el momento, de avanzar en la especialidad, sino ser y una usuaria de ella, al modo que lo somos de un conjunto de programas de la Computación sin ser Informáticos.

        Hago un paréntesis para señalar, que quizá hubiese sido adecuado haber señalado en dicho Prólogo de Autor, que

        Vals para Karla no siguió un plan escrito, sino el hilo de una vida real, sin ser exactamente la vida de las personas, que sirven para la conformación de los personajes protagónicos; con el ritmo propio de un pensamiento, un pensamiento retrospectivo, y explotando al máximo la memoria de la Autora, su propia intuición y búsqueda de la verdad en una mente amiga, amorosa y una mente muy cercana; en mi mente siamesa. Juego con verme a través del otro, juego a percibir del modo, en que fui o debí ser percibida; no obstante, el personaje de Carolina no es una columna monolítica, sino que está conformado con varias personas, mejor dicho, le tomo momentos de la vida a otras para construir la historia. Hasta el momento, sólo he encontrado a una lectora, conocedora de parte de los escenarios, que prefiere a Carolina, la encuentra más positiva[13]. Todos aman a Karla, la prefieren. Karla por sí misma no se gana el afecto del público, sino que es la propia Autora, quien hace que el lector se enamore de Karla, mientras Karla hubiese ansiado ser Carolina. Incluso, la Autora le llega a prestar todo un conjunto de virtudes y atributos espirituales de Carolina, para enaltecerla, para elevarle su autoestima; por amor. Lo interesante es que la modelo de Karla, también, prefiere la Carolina, junto con mi ilustre lectora y amiga portuguesa, Dra. Natalia Antonia, doctorada en Ciencias Históricas del Instituto de Historia de la Academia de Ciencias de Rusia.

        Otra característica presente en esta novela y en la trilogía, que da testimonio de mi generación, es el hecho de haber trabajado no sólo en base a la memoria y a un plan no escrito, con elevadísimo nivel de concentración, sino, además, que la Autora no contó con los medios técnicos necesarios y tuvo que conformarse con su Español escrito, sin ayudas de diccionarios ni libros de consulta más allá del corrector de Windows98. Se encontraba en su etapa inicial de vida en España, donde llegó con una maleta, en la que venían unos escasos documentos, algunos recuerdos, casi ninguna ropa y dos cartas: la de la Vida y la de la muerte. ¡Dios le regaló la de la Vida!

        Retomando el hilo de la explicación, en esta excelente selección de lecturas, que indudablemente han influido e influirán en mi Neo Realismo Romántico, no siempre ha estado presente la voluntad propia: demasiadas coincidencias y encuentros afortunados ha habido en mi vida; libros entregados sólo al conocerme, llevados desde el distante México a Moscú, tan disímiles como Obras Completas de Sor Juana Inés de la Cruz, mi Poeta preferida; Filosofía Náhuatl y Antología de André Bretón, regalos de mi amigo Fernando Carmona[14] Jr. Lo veo, en el presente, y contando con una experiencia mística y una posterior formación religiosa cristina, la que ha ido ampliándose sin ningún tipo de dogmatismo, como que el Señor me ha ido presentando a mis Maestros, en la medida en que he ido creciendo, del mismo modo que me presentó a Kafka, siendo una niña de 11 ó 12 años, que cogió un libro voluminoso, traído a casa por su hermano mayor, y le quedó una impresión dual de La Metamorfosis y otros relatos del autor de Praga. Sucedió en una etapa de mi vida, en que dedicaba largas horas: días, noches y madrugadas enteras a la novela rosa, principalmente, de la autora asturiana Corín Tellado; novelas, que bebía una tras otra. Como cualquier otro adolescente lector, en mi lectura abundaban novelas de aventuras, policíacas y otras narraciones de la Literatura Juvenil. En mi acervo cultural de entonces, estaban presentes autores, como Víctor Hugo, Agatha Christie, y otros, los que tuvieron precedidos por Anderson, los Hermanos Grimm, Perrault, Juan Ramón Jiménez y otros.

        En Moscú, siendo estudiante del MGIMO, vuelvo a leer a Agatha Christie, en el idioma de la Autora, acompañada de la única novela escrita por Oscar Wilde, The Picture of Dorian Gray (El Retrato de Dorian…) y algunas otras del excelente Fondo de Literatura Universal de la Biblioteca[15] del Instituto Estatal de Relaciones Internacionales de Moscú (MIMO Universidad), de la que me honro y enorgullezco ser graduada.

        Siguiendo mis lecturas más significativas es justo señalar una novela, que hasta los ‘90 no sabía por qué había leído varias veces, La Vorágine, y las Obras Escogidas de Kafka, que constituyeron mi primer acercamiento a narradores y libros de mayor envergadura antes de mi entrada en el Bachillerato. Es posible, que a algunos no les parezca muy elegante o hubiesen preferido, que yo escondiese mi gusto por esas lecturas fáciles en mis últimos años de Primaria y en la Secundaria. ¡Cómo negarlo, si yo me he enamorado siempre de príncipes azules! ¡Si mi prometido en mis días universitarios era cual hermano mayor del Príncipe de Asturias, D. Felipe de Borbón y Grecia! ¡Hasta llegó a ser Gobernador de la provincia de El Camagüey! Mas, él quería ser Doctor en Ciencias. ¡Cómo negarlo, si yo he vivido entre Dioses encarnados!

        Si bien quise definir en el Prólogo de Autora de Vals para Karla lo que yo considero Realismo Romántico en los inicios del siglo XXI y que caracteriza mi obra, como señalé anteriormente, no pretendía profundizar en ello. Un comentario salido en El Diario Montañés al anunciar la presentación de la novela, en que se llamaba la atención sobre el surgimiento de un nuevo Movimiento Literario con características propias y lo colocaba en contraposición al realismo mágico, me hizo buscar información al respecto. Cuál no sería mi sorpresa, al encontrar, en octubre de 2006, la definición en Internet de un movimiento, que ya había existido bajo la misma denominación: “Realismo romántico es un término estético que suele referirse al arte que trata los temas de la volición y de los valores humanos, reconociendo también la importancia de la técnica artística y del reconocimiento de la realidad. El realismo romántico plasma frecuentemente a seres humanos heroicos en situaciones de alegría y triunfo vital, con un fondo optimista y una estimación positiva de la Ciencia y la Técnica”[16]. Se indica, que dicha denominación fue difundida por Ayn Rand, Filósofa y Novelista, quién lo definió, como la representación de las cosas y de los seres humanos “cómo podrían ser deberían ser”[17]. De hecho, la fuente señala, que Ayn Rand toma estos conceptos de Aristóteles, lo que me reafirmaría en el Neo-Neo Realismo Romántico.

        En ésta, mi primera novela, Vals para Karla, romántica y realista al mismo tiempo, me ha acompañado de forma particular MI PADRE, SEÑOR JUAN ANTONIO TORRES Y GARCÍA, un hombre inmensamente sabio y culto, que amó mucho a su primera y última esposas. Dalila era, con frecuencia, hacía presencia en sus pláticas. Tenía una forma muy sobria y profunda de enfocar y amar a las personas y las cosas. Me he preguntado: ¿Fue tan grande esa mujer o él la hizo grande con su amor más allá de su prematuro fallecimiento? Yo, conociendo a MI PADRE y a algunas de las hermanas de Dalila, puedo afirmar que MI PADRE fue quién la subió a lo más alto de los altares celestiales y, con ello, no niego su santidad anterior a su encuentro.

        Considero, que fue MI PADRE quién me enseñó a ser romántica, a amar más allá de lo posible y lo supuestamente imposible. En tanto, MI MADRE es la muestra de la resignación, del sufrimiento callado, la abnegación y rectitud. Por suerte no me parezco en nada a MI MADRE. MIS PADRES fueron personas rectas, siendo MI PADRE un tanto más flexible. MI MADRE fue más tipo novela de Corín Tellado: se enamoró de un hombre 19 años mayor, cargado de hijos y le dio muchos más; un hombre, que con su oratoria e inteligencia, sus ademanes nobles y refinamiento aristocrático podía doblegar el alma de cualquier mujer, a pesar de su escasa estatura. MI MADRE era mujer de guardar las cartas de su Amado, envueltas en cintas rojas hasta el final de su vida.

        Hay quién dice, que lo romántico es cosa del pasado, que no está de moda o que no tiene actualidad. No existe ser humano, que no aspire a encontrar el amor y a ser amado. Por cierto, no todas las personas poseen la capacidad de amar. Yo me atrevo a afirmar, que ser romántico es un gran reto en la actualidad, dentro de un mundo marcado por la materialidad y en que se le da más valor al dinero que al amor. Irremediablemente el amor irá erosionando, aquí y allá, al ídolo monetario. Un ídolo cambiante: ayer fue sal, más tarde el aceite, lana, perfume, oro, plata… moneda, papel, tarjeta, ficción. Demasiado dinero ficticio en nuestra época, demasiadas ofertas de dinero fácil y muy poco valor se le concede a lo real, a lo verdadero: al trabajo, al amor, a la amistad, a lo verdaderamente humano. No se es humano sin amor.

        Mucho más valor se le tiende a dar a un pacto firmado con desgano que a un sentimiento puro y apasionado, nacido, no copiado socialmente. De facto, es nulo el consentimiento prestado por error, violencia, intimidación o dolo. Cada vez, el hombre se hunde en mayor medida en sus depresiones y en un aislamiento social en medio del torbellino humano, de ruidos, de luces, de edificaciones, olores, mercaderías, propaganda… más besos que amor, más frases altisonantes que una caricia salida de lo profundo del corazón. Demasiado teatro para un público indiferente a nuestro bienestar espiritual, charlatán, controlador, malediciente… El amor no acaba nunca, lo romántico es una necesidad vital del hombre.

        Pues, una novela romántica nos coloca no ante una vida rosa, sino ante una historia real de amor, que ha tenido que desenvolverse entre las ataduras sociales; un amor castrado por la fobia social. Ese miedo que nos paraliza a casi todos. En ella, se verán reflejados nuestros propios temores y problemas íntimos, muchas veces inconfesables, a tal punto, que con frecuencia nos mentimos a nosotros mismos. Una novela romántica y realista es una seria apuesta por la felicidad del hombre, por su salud mental, emocional y física. Una novela romántica de inicios del s. XXI debe contener, necesariamente, un fuerte componente psicológico y sociológico sin ser una novela psicológica propiamente; debe ser un instrumento de autoayuda para el lector[18].

        Por otra parte, como Autora me restrinjo al uso de la Lengua Española en su forma más correcta y respetuosa, para con los lectores y para conmigo misma, sin abusar de excesos de adjetivos u obligar a los lectores a búsquedas excesivas en los diccionarios. Al mismo tiempo, se trata de enriquecer el léxico, que los localismos y nacionalismos, tan exacerbados en las últimas décadas, con un acento especial en la España de principios de siglo XXI, tienden a limitar, sólo utilizando, la mayoría de las veces por ignorancia, una o escasas formas de expresar un concepto. En este sentido, Vals para Karla nada contracorriente: no sólo intenta salvar un amor, sino a Europa, devolverle su espíritu cosmopolita[19] de los años, en que la propia Escritora vivió en su juventud y hasta la inicios de los ’90, compartiendo con individuos de casi todas las nacionalidades europeas, pero no sólo, y moviéndose por una amplísima área geográfica, que no solamente comprendía a Europa, sino también parte de Asia y América.

        La Autora, junto con sus amigos, que le han leído, y otros lectores, ha podido revivir una época que forma parte de su pasado de ayer y que se quiere trasmitir la imagen de que es Prehistoria; se intenta cambiar de vida y de historia de vida del mismo modo que se cambia de teléfono móvil. Una parte importante de los actores sociales, las familias, de los individuos intenta presentarse con una vida rosa en lugar de sus vidas reales, con una sonrisa falsa que esconde las penas e incomprensiones tras el bienestar material; muchas veces, lanzando sus frustraciones hacia los otros, vejando a otros para vengar, en terceros, las vejaciones recibidas.

        En ésta, mi primera novela romántica, como Autora me rasgo las vestiduras para dar un producto salido del corazón, tras romper las cadenas, que le aprisionaban y le hacían callar por tantos años, que le obligan a aceptar lo inaceptable y dar por bueno lo absurdo. Mas, en medio de la imagen social y por debajo de la mesa, de hecho, han estado presentes pactos secretos espirituales, con o sin palabras, para prolongar la relación amorosa, para mantenerla viva, a pesar de estarse gestando una traición apañada. Cambiando los medios sociales, escenarios, época, enfoques y estilos, tal vez, Vals para Karla sea el punto medio entre el Joven Wherter de Goethe y Romeo y Julieta de Shakespiare, a un mayor nivel narrativo. Pero, con la diferencia de que ANDREA TUTOR no es amante de la solución de los románticos alemanes e ingleses del pasado. ¡Mi opción siempre va ha estar al lado de la vida!

        Mas, o es, precisamente, en la novela, sino en la trilogía del género de testimonio, Las Caras de mi Locuras. Memorias de mi Generación, donde existe una coincidencia con los románticos del pasado al experimentar la presencia e influencia de Dios, en su vida real, de forma consciente; mantener una relación fluida con lo sobrenatural. Y, hasta cierto punto, la novela y, sobre todo, en la Poética se da una manifestación del automatismo en la escritura; fenómeno propio del surrealismo. Desde mi punto de vista, se está en presencia de la fusión o síntesis de varios movimientos literarios, cual un paso atrás y otro delante. Aunque, con relación al Realismo Romántico de principios del s. XXI, nos parece percibir una diferencia importante al no intentar elaborar un modelo de sociedad ideal o de comportamiento ideal. Tampoco, se presenta a protagonistas en un contexto de triunfo vital, con independencia de los triunfos profesionales y sociales de Carolina. Sí, en general, la proyección de la obra es positiva, optimista. No obstante, ANDREA TUTOR coincidimos con León Tolstoi, en que el hombre puede autoperfeccionarse, por lo menos debe ambicionarlo, debe escuchar en mayor medida su corazón, en lugar de prestar demasiados oídos a los que le rodean y tratan de coartar su personalidad para ajustarla a un patrón de grupo, que, por lo general, no es el mejor. ¡No es fácil, pero vale la pena intentarlo!

        El Neo Realismo Romántico no es un retorno al siglo XXI, sino una aproximación, desde el amor, a la vida presente, con la complejidad social del presente, donde se finge haber borrado las fronteras sociales, en tanto se acentúan. Está presente una movilidad social no siempre positiva ni sana. Se produce una inversión en la denominación romana del siglo la transposición de UNO, cual si se nos presentase el bajo astral, vistiendo las galas del REY del UNIVERSO, suplantándole en su suavidad dentro de una sociedad, que presumiblemente pretende dar una lectura del amor tergiversada, cual debilidad o locura. Por cierto, en un libro, que pretende ser un tratado en sexualidad humana y, en general, es un buen libro, escrito por un conjunto de especialistas en Psiquiatría y Psicología, El Libro de la Vida Sexual , dirigido por Juan José López Ibor[20], se afirma, que el amor es un tipo de obsesión enfermiza, cual algo insano, leve enfermedad. Existen individuos emocionalmente fríos, que van repitiendo, cual cotorras o comerciales baratos, que “lo real es el matrimonio y el amor es fantasía”. Sexólogos, que enferman de perversión, contaminan los matrimonios, sobre todo, las relaciones de amor de sus pacientes, indicándole tener fantasías sexuales y convertir en objetos de sus fantasías sexuales al ser amado, utilizarlo en sus relaciones sexuales con su pareja contractual, en calidad de afrodisíaco e interpretar roles en que se interpreta el rol del ser amado. Yo prefiero a los locos y locas amantes, y l Retorno siempre nuevo del Amor.

        ¡VIVAN LOS ENFERMOS DE AMOR!

        Santander, 29 de enero de 2007

        ——————————————————————————–

        [1] En algún momento futuro escribiré sobre Realismo Socialista, el que no es exclusivo al fenómeno social denominado Socialismo. Para mi sorpresa, he encontrado, en España, monumentos, que se insertan en este Movimiento Artístico. En Literatura, de hecho, se está ante la presencia de corrientes similares en la actualidad, cuando personas sin la preparación y experiencia adecuada saltan a la Literatura, como aquellos escritores obreros o proletarios.

        [2] El 25 de Diciembre de 2006, yo estaba desengranándome a consecuencia de una hemorragia uterina. Tuve que llamar a 3 personas: Pilar del Álamo (en Santander), a Marilosana Santana Navarro (a Aragón) y a la DRA. Amalia Peix. (a La Habana, Cuba) Colocarme 3 libros sobre el cuerpo: Mi Mágica Presencia de Saint Germain, Vals para Karla y La Biblia. Además, tuve 24 horas un documental sobre Juan Pablo II en el display de mi computadora, frente a mi cama. El día 26 remitió la hemorragia de forma impresionante, y a los 3 días no tenía siquiera pérdidas. La hemorragia comenzó, después de una llamada a Rangsdorf, Alemania.

        [3] Ambos libros me acompañaron en mi cartera y el de Saint Germain lo coloqué en la habitación contigua sobre una silla con la puerta abierta. Además, apliqué un conocimiento adquirido en Moscú: una operación sin anestesia, mediante un “tele puente” Tbilisi y Kiev; en Kiev, un m Médico conversando con la intervenida y en Tbilisi el Quirófano, con la paciente y los cirujanos (operación de hernia). Yo utilicé la Música de la radio, la conversación con las enfermeras y miré el color verde todo el tiempo. No experimenté dolor, solo una molestia cuando me dieron 5 puntos; a pesar de no haber suspendido el Adiro (ácido acetilsalicílico, sólo había una pequeña manchita de sangre, al levantarme de la camilla y salí caminando normal a hacer mis gestiones. Supongo, que sólo se pueda hacer en pequeñas intervenciones quirúrgicas y con paciente con dominio de sus emociones.

        [4] Del Prólogo a la novela Vals para Karla o Plagio, UniVersO Editorial OVO, Colección Clásicos de Hoy, Santander, 2006, pp. I y II.

        [5] Ver Prólogo de ANDREA TUTOR a la novela Inés del Alma Mía, hecho para homenajear a la Autora más vendida en el s. XX en su 65 cumpleaños. Fue el regalo más caro recibido, y la conmovió: “Querida Andrea: ¡Muchas gracias por escribir ese maravilloso prólogo para Inés del Alma Mía! Lo guardaré como un tesoro. Un abrazo. Isabel Allende” (07/08/2007 1:32)

        [6] Conste, que sólo he leído las Obras, que constituyen Masterpieces, de Carpentier, Lezama Lima, García Márquez, Isabel Allende y algunas otras como La Vorágine, Doña Bárbara, Sor Juana Inés de la Cruz o los Demonios en el Convento y debo concluir la lectura de Yo El Supremo de Roa Bastos. Para comprender la oscuridad del alma del hombre la DRA. Elena Díaz, en 1982, me prestó la Condición Humana y, cinco años más tarde, Eva Luna (son los únicos 2 libros, que me prestó en 10 años de relaciones de amistad).

        [7] Dr. Amaro Solana, doctorado en la Universidad de Navarra con una Tesis de Grado en Poética.

        [8] Yo siempre he tenido un aire romántico, hasta el corte de pelo, con que transité por el Bachillerato, por Ucrania, Rusia y con el que entré a la Universidad de La Habana. Es en 1987, más o menos, que MI HERMANITO RAÚL me cambia el corte. Tenía aspecto soñador y muy suave en los movimientos, en la forma de relacionarme con todos. Tenía conceptos muy elevado de la Amistad, el Amor y la virtud, al tiempo que era un alma muy libre.

        [9] Aquí, todavía me encuentro en la búsqueda de la inserción de mi novela y obra, en general, en un Movimiento, que, en sus inicios, pensé pudiese ser el Romanticismo, que era el proyecto común, que había lanzado, en dos líneas, la Dra. Marion Welzel para las dos, mientras yo me encontraba inmersa en las Ciencias Sociales y en los campos de Cuba, estudiando a los trabajadores agrícolas.

        [10] Ciertamente, debo confesar que con la edad y los achaques de mi corazón, cada vez, se me hace más evidente la necesidad de buscar el medio rural, alejarme del bullicio y la vida citadina; mi alma necesita del canto de las aves, del verdor de los campos y el murmullo de un arroyo.

        [11] Del Prólogo a la novela Vals para Karla o Plagio, UniVersO Editorial OVO, Santander, 2006, p. II.

        [12] Esta excursión fue una iniciativa de la Profesora de Ruso de la Facultad Preparatoria de la Universidad Estatal, Valeria Mijailovna, que se empeñó en cultivar al Colectivo Cubano “Chevschenko” en la Cultura Ucraniana. Esta profesora había sido la Metodología Principal de la Enseñanza de Ruso en la Facultad Preparatoria de la Universidad de La Habana, aunque cometo un anacronismo, al ser, en ese momento, independiente, con subordinación directa al Ministerio de Educación.

        [13] Nota a posteriori: a nivel de 2009, se dividen las preferencias entre Carolina y Karla. Lo curioso es que 2006 todos se enamoraban de Karla y, con posterioridad, comenzó a crecer la inclinación hacia Carolina, por su honorabilidad y pureza interior, por sus elevados conceptos.

        [14] Hijo del célebre Economista mexicano del mismo nombre, con el que tuve trato, por razones de trabajo, que con el hijo. Mas Fernando Carmona hijo es mi amigo, de sus época de estudios de Composición en el Conservatorio Tchaikovsky de Moscú. Vivíamos en el mismo edificio, me iba de restaurantes con él y compartíamos animadas e interesantes charlas, entre el humo de cigarrillos y la taza humeante o la copa de vino.

        [15] La Biblioteca del MGIMO cuenta con más de 700 000 volúmenes en Ruso y en más de 30 lenguas. La Biblioteca incluye un Museo de Libros Raros, con 21000 ejemplares únicos. Conserva el fondo bibliográfico en cámaras de gas herméticas.

        [16] Se insertan dentro del realismo romántico de la primera mitad del siglo XIX Honorè de Balzac, Stendhal, Sandra Shaw, Ayn Rand y otros.

        [17] http://es.wikipedia.org/wiki/Realismo_romÄ¡ntico. El “podrían ser” es relacionado con realismo y contrapuesto con mera fantasía. Entretanto, al “deberían ser” se le da una implicación moral y se eleva al nivel de la belleza y la virtud.

        [18] Tal vez, por ello, algunos lectores me han participado haber percibido Vals…, como un libro de autoayuda.

        [19] Para ser más fiel a mi recuerdo y experiencia de vida en la Europa de los ‘70, ’80 y hasta 1992, sería necesario puntualizar en el hecho, que al escuchar a los estudiantes europeos del MGIMO-Universidad, en privado, daba la impresión que cada nación se sentía superior a su vecino, con independencia de que se fuese búlgaro, checo, alemán, húngaro o polaco. A este fenómeno, le llamaría eurocentrismo, el que llega a tal punto que si un hijo de europeos nace en otra latitud, de no ser rico o famoso, se le considera “no nuestro”. Yo abogo, considerándolo más humano y civilizado, por ser cosmopolita, ser ciudadano del Mundo, del UNIVERSO.

        [20] Juan José López Ibor, Catedrático de Psiquiatría y Psicología Médica de la Universidad de Madrid. De la Real Academia de Medicina. Presidente de la Asociación Mundial de Psiquiatras 1968).

    • YO VI CRECER A ANDREA TUTOR

      (Editado)

      Por Ing. M. Ángel Torres Vila

      ¡Andrea Tutor, siempre distinta, en dependencia de la obra!

      Andrea Tutor es un fenómeno artístico literario, que hizo aparición en Santander: una persona, que entró al siglo XXI en cama, tras varios años de convalecencia y pérdida creciente de energías vitales. San Sebastián y, en particular, Santiago Mendi le vio andar con pasos inseguros, ante la incapacidad de su corazón, también, contribuyó al fortalecimiento de su órgano vital. Todavía, en Diciembre de 2000, yo le acompaño en su primer intento de avance, 100 metros más, hacia la subida del Monte, que lleva a la Ermita, ubicada en el Camino de Santiago.

      En Febrero de 2001, llega a mi casa de Santander y yo, como hermano, le doy cobijo. Fueron algo más de dos años muy interesantes de convivencia y cooperación. Aún sin las fuerzas necesarias, escribió su Currículum Vitae y comenzó a buscar trabajo. Hubo personas, como María Luisa Polo, de una Compañía de Seguros, hoy en su propia Inmobiliaria, y Esperanza Botella, Subdirectora de la Fundación Marcelino Botín, que le recomendaron irse de Santander a Madrid o Barcelona, porque para una persona, con el desarrollo personal y el Currículum Vitae de la Dra. Cary Torres Vila, no había trabajo en Santander. Ello le hizo plantearse un nuevo camino, que no era totalmente nuevo, sino una ilusión o, tal vez, un proyecto: escribir Literatura.

      Yo soy su hermano. Ello me dio la oportunidad de verle trabajar en la intimidad de su hogar en Cuba, unas veces sola y otras, acompañada de dos Profesoras de la Universidad de La Habana, cuando escribía la Historia Agraria de los municipios, que, ya estando en la jubilación y en Santander, obtuvo los dos más grandes galardones: Premio al Mejor Libro Científico Publicado, de la Universidad de La Habana y el Premio Nacional de las Ciencias Sociales, otorgado por la Academia de Ciencias. Se enteró por casualidad, la Profesora americana, que trabajaba con ella, le hizo llegar una fotocopia de la Certificación Acreditativa del primero, y el Premio Nacional de las Ciencias Sociales lo vio en Internet. Bien, en aquellos días, yo solía frecuentar su casa de Altahabana, porque estaba trabajando, como Subdirector Provincial de Acueducto de Santiago de Cuba, siendo el Encargado de llevar las negociaciones con el Sr. Zúñiga, Director de la Oficina de la UNESCO en Cuba. Teníamos una financiación significativa de la UNESCO para llevar agua potable a diversas comunidades. Pues, yo llegaba a La Habana con los datos en papeles cómo se podía, y mi hermana se sentaba en la computadora portátil y, durante varias madrugadas, después de regresar de la Universidad o hacer su propio trabajo, dedicaba varias madrugadas a pasarme todas aquéllas tablas y documentos, para que yo pudiese dar una buena imagen, una imagen profesional. Madrugadas y madrugadas, yo me dormía en la silla de madera y ella me despertaba: “Miguel Ángel, despiértate, que ese trabajo lo debió hacer mejor tu secretaria y tú eres quién lo necesita”.

      Recuerdo, en especial, un día, en que ella estaba trabajando, aún no era la Escritora Andrea Tutor, sino la Profesora e Investigadora Universitaria, la Dra. Torres, ella escribía y, luego, explicaba a sus compañeras de trabajo lo que había escrito, la lógica de su análisis. No siempre la comprendían y tenía que explicar varias veces, de diversas formas. Cuando se fueron sus colegas, yo le dije: “Cary, es muy duro tu trabajo. Estás halando una carreta muy pesada”.

      Llegamos a España con dos meses de diferencia, ella primero, en Agosto de 2000 y yo, en Octubre. Ella venía a ver si podía extender la vida. Traía un objetivo claro: vivir. Yo entré contratado, en calidad de Investigador, en la Facultad de Caminos y Canales de la Universidad de Cantabria, donde estuve unos dos años, trabajando en un Proyecto Internacional, coauspiciado por la Unión Europea, Geobrugg y la Universidad de Cantabria: diseñamos maquinarias, hicimos experimentos, llegamos a resultados concretos e introdujimos nuevas aplicaciones tecnológicas, incluso, ayudamos al Prof. Dani a escribir su Tesis de Grado de Doctorado. Fue una época muy bonita, cargada de camaradería y colaboración científica. Ello me permitió ayudar a mi hermana, Andrea Tutor, a imprimir los primeros borradores y la versión original de su Trilogía, la que fue presentada al Premio Planeta en 2002. Yo la llevé a Barcelona, entramos el Día del Sagrado Corazón de Jesús, un Viernes. Ella es quién sabe de esas fechas; yo soy ateo. La realidad es, que no pudimos llegar el día anterior, porque antes de llegar a Zaragoza el coche comenzó a tener problemas hidráulicos y no lo resolvieron siquiera varios mecánicos, siendo algo muy simple, que arreglé y era visible. Mi hermana me decía: “Eso es, porque tenemos que llegar a Barcelona en Viernes y no en Jueves. Me lo dijeron hace una semana”. Pero, yo no creo en esas cosas. Antes, tuvimos que pernoctar en Manresa, donde nació nuestro bisabuelo paterno. Nos alojamos en el Hotel Pedro III, como antesala de nuestra entrada en Barcelona y pisar la Rambla, de la que tanto hablaba mi madre por haber nacido, allí, su madre.

      Bien, yo vi crecer a Andrea Tutor de una persona débil, pero sumamente inteligente y con la vida más interesante, que conozco. ¡La más inteligente de todos los hermanos! Aunque, Cary siempre decía, que, según la Dra. Marlén Vistel, yo era el más inteligente y que ella compartía dicha apreciación. Lo cierto es que es ella, pero de otra forma, desde las Ciencias Sociales, las Letras. Su mundo es muy diferente al nuestro y no siempre la podemos entender. Yo, jamás, intenté imponerle mi pensamiento técnico; no obstante, escuchaba todas mis explicaciones técnicas con mucha atención. A veces, la mareaba.

      Pues, quería decirles, que Andrea Tutor se levantaba, cuando yo salía para el trabajo, para mi oficina en la Universidad de Cantabria, muchas veces con lo escrito el día anterior por ella. Se sentaba en pijama a la computadora, que estaba en mi habitación y, sobre éste, vestía un abrigo marrón, que usé en la construcción de la casa de mi hermano: le ayudé en algunas tareas, que se le hacían difíciles a los constructores, por ejemplo, el cálculo de la escalera. Con el abrigo marrón y el desayuno sobre el escritorio, la Dra. Cary Torres, es decir, Andrea Tutor escribía de forma incesante hasta el mediodía, luego, se bañaba y merendaba un té con galletitas o magdalena (en Cuba, le decimos panqué). Un poco antes de llegar a comer, es decir, almorzar, en Santander se dice comer, porque se almuerza muy tarde, preparaba la comida y veíamos dos novelas en la televisión. Yo partía de nuevo a la Universidad y ella a la computadora. Entre 10 y 11 de la noche, cenábamos; a esa hora, dejaba de trabajar y me daba lo escrito. Yo me quedaba viendo televisión y Cary se retiraba a su habitación a las 11 de la noche, más tardar, ya desde las 8 estaba de nuevo en pijama, a revisar, sobre papel, lo escrito el día anterior. Así escribió y lo hizo en una computadora Zenit, que había pasado por un fuego en la Oficina de Geobrugg de San Sebastián y fue recuperada, lavando con detergente Cif cada pieza impregnada en una sustancia pegajosa de humo y resinas plásticas, luego, secándola con una secadora de pelo. Funcionó y permitió, que mi hermana contara con un instrumento de trabajo, que se especializó en Literatura en el disco C y, en el D, surgió un proyecto ingieneril para una mayor seguridad de los vehículos y sus ocupantes en las carreteras, que todavía guardo conmigo.

      Fui leyendo, capítulo por capítulo, la Trilogía, según salían de la computadora. Conocía la historia, la había vivido; yo mismo era testigo, pero me fascinaba la forma, en que estaba escrita. Lo propio le sucedió al Doctor en Filología Amaro Soladana, propietario del primer apartamento, que tenía arrendado en Santander, donde mi hermana permaneció un año más; año dedicado a la Poética, a sus primeros cuentos infantiles y primer relato. Mientras vivimos juntos, escribió artículos primero, combinándolos, más tarde, con la Trilogía. Publicaba, como promedio, un artículo mensual en Santander y, con frecuencia, en El Nuevo Herald, de donde sólo recibía elogios, y los ubicaban en lugar destacado y en fechas significativas. Lo propio ocurría en El Diario Montañés; siempre sus artículos de opinión iban acompañados de la ilustración de la Sección. En realidad, yo esperaba su triunfo a nivel mundial, en Literatura, más trayendo tremendo Currículum Vitae, en el propio 2002. Nunca antes, yo había leído ni visto escribir sobre Cuba así, de forma tan honesta, sin exageración y con la comprensión de los procesos sociales; con la frescura de la niña, que se asombra; de la joven, que participa, se compromete; de la estudiante universitaria en Ucrania y Rusia y, posteriormente, desde la etapa de madurez científica. Nos paseó por la Perestroika y la Glasnosti de forma ilustradora, sin traumas, sin prejuicios. Siempre desde la mente preclara de la Científica Social, que intentaba no vendernos un ensayo social, sino una obra literaria, en forma de testimonio: una lectura suave, cual novelada.

      Yo seguí ayudándole, con consultas en Internet, imprimiendo borradores y versiones. Me asombraba su capacidad para generar papel, es decir, obras de diversa índole. No leí su siguiente libro hasta hace muy poco, por dejadez. No obstante, mi esposa quedó fascinada con la novela. Mientras leía, no hacía nada de la casa y yo le tenía que apurar, para que se encargase de los quehaceres. No hablaré de “Vals para Karla” en esta ocasión, sino de que fue escrita, cuidando a su madre, entre poemas y Música Clásica, que yo, sin saberlo, compré y fue el fondo musical, que le sirvió para entrar en un trance creador, como ella misma suele decir. Una Trilogía en completo silencio y una novela con Música Clásica, tocada en un sin fin, de background.

      ¡Andrea Tutor, siempre distinta, en dependencia de la obra!

      Miami, 1 de Agosto de 2009, Día de mi cumpleaños

      • Mi Observación de la Comunión del Domingo:

        10 de Agosto de 2008, Día de San Lorenzo

        La Misa, mi mejor fiesta, mi mejor paseo, desde que Mi Santísimo Hermano Raúl se fue al Cielo. Mi segundo mayor regocijo es estar en una iglesia vacía, en horas en que no hay celebración. Por ello, suelo decir, que los templos católicos deben estar abiertos, durante las horas de vigilia humana, pues son fuente de paz. Para mí, fue un descubrimiento, aún siendo atea en 1974. Entonces, solía entrar a la Iglesia de los Jesuitas de la Calzada de Reina en La Habana, la Iglesia del Sagrado Corazón de Jesús. Más tarde, en 1993, durante un período de acoso político y laboral en la Universidad de La Habana, por mi pensamiento y su libre expresión, los templos de La Habana constituyeron mi medicina, mi paz, mi fortaleza y purificación, antes y después, de hacer presencia en el recinto de la Universidad de La Haban, en su sede central de la Colina Universitaria.

        No voy a la iglesia por proselitismo religioso, entendido como resultado de la labor de captación de los cristianos de una u otra confesión, sino por el llamado de Dios, que me visitó en Moscú en forma de Paloma Blanca y durmió esa noche sobre mi librero[1] encima de mi cabeza. Ocurrió en 1990. Esto estuvo precedido por mi asidua visita al Templo Ortodoxo, ubicado en la calle Ordinka de Moscú, frente al Instituto de América Latina de la Academia de Ciencias de Rusia, donde preparaba mi Tesis Doctoral. Estas visitas, no tenían sentido religioso para mí, sino la intención de acariciar al alma con la paz de los templos y con la contemplación de los iconos, en calidad de obras de arte. En Moscú, de mi interior, brotó un grito inconsciente: “Señor, yo te amo, como nos enseñó Jesús de Nazaret”, que me sorprendió y me hizo meditar. De dicha meditación, surgió mi opción por la Iglesia Católica, muy a pesar de que en la infancia visitaba asiduamente la Iglesia Bautista y, en mis años de atea, escuchaba un susurro en mi interior: “Jehová es mi Pastor, nada me faltará”[2]. Yo nunca había visto ni tocado una Biblia, yo nunca había oído a un cura decir cómo amó Jesús de Nazaret. A mí, me enseñó, mi Padre ateo, a amar a Dios; me enseñó la Palabra del Antiguo Testamento y del Nuevo Testamento, sin una Biblia en la mano. ¡Mi Padre era La Biblia Andante!

        Cada vez, que penetro a un templo, con independencia de su confesión, entro a la Casa de Mi Padre. Cuando alguien me molesta, diciendo cómo debo de amarlo o cuestionándose mi amor y forma de amor, no sólo me ofende a mí, sino, y ante todo, a Mi Padre. Además, ofenden al que llevo dentro, a quién es mi fuerza y columna vertebral, al Cristo de la Nueva Era, a Jesucristo en su encarnación de 1963, a quién nadie ha amado, y amó, más que yo, y no ha habido ser humano a quién amara y ame más que a mí. Además, el hecho de haberme humillado ante Dios, en mi vida contemplativa, no me hace ni esclava ni sierva de Dios, porque no lo es Su Hija Amada.

        Este Domingo, Día de San Lorenzo, casi de forma inconsciente inicié una observación sociológica, pero que se hizo consciente rápidamente. Comencé a observar algo, en lo que nunca había prestado atención: cómo comulga cada hermano católico en la Parroquia de Santa Sofía. Para mi asombro, la mayoría toma la hostia consagrada en sus manos, lo que según una de mis Formadoras Religiosas, la Madre Inés Llerandi, Religiosa de Jesús María y Presidente de la Confederación de Religiosos de Cuba, es un signo de mayor compromiso cristiano; es la forma de decir al Señor: “Yo te tomo en mis manos, conscientemente, y me comprometo a seguirte, con independencia de cuáles sean las consecuencias”. No obstante, sé, que en las celebraciones especiales, en períodos fuertes de la Iglesia, Dios prefiere, que se tome en la boca frente al altar y al tragarla, que se le diga: “Señor, yo te amo”.

        En 2004, tuve la oportunidad de compartir con católicos ortodoxos, con una tendencia a la ingenuidad y al edulcoramiento de su relación con Dios. Estos se cuestionaban, agresivamente, a las personas, que tomaban la comunión en sus manos. Entonces, le expliqué lo anterior y les dije, que sería mucho más cuestionable el hecho, de no arrodillarse, pudiendo, ante el vino y la hostia consagrada, durante el Acto de Consagración. Para mí es esencial, como otros movimientos del cuerpo en Misa. Sin embargo, considero, que la dignidad de ser hijo adoptivo de Dios, le permite a cada ser humano adoptar su propia actitud, la que estime más respetuosa y exprese su verdadera forma de relación con Dios. Por ello, no cuestiono a los que quedan erguido, de pié, durante el Acto de Consagración. También, me parece una postura muy digna, siempre que no se arrodillen o doblen ante otros hombres; no sean aduladores.

        Continuando, con mi observación de la Comunión de este Domingo, con excepción de los pocos, que tomaron la hostia consagrada en la boca, todos, absolutamente todos los restantes, la tomaron en su mano derecha, dieron un giro de noventa grados y salieron andando, lo que es completamente normal, para no entorpecer al que viene detrás. Ya en camino hacia sus bancos, la llevaban a la boca, con mucho respeto, en uno u otro lugar de la trayectoria. Solamente, una señora mayor, muy beata y que asiste todos los días a misa, desde que tiene conciencia, la llevó hasta el banco y, colocándose de frente al altar, la tomó.

        No hubo ningún incidente extraño.

        Firmado por: DRA. CARY TORRES VILA, Cónsul de la Misericordia Divina en el Planeta. Doctora en Ciencias Económicas y Socióloga. Premio Nacional de las Ciencias Sociales en Cuba (2001) de la Academia de Ciencias de Cuba, por una historia sociologizada y Premio al Mejor Libro Científico Publicado (2000) por la Universidad de La Habana (ambos compartidos) y Ensayo Social del Concurso Pinos Nuevo del Instituto Cubano del Libro (1995). Profesora Jubilada de la Universidad de La Habana. Ensayista y Científica Social, Escritora, Poetisa, Prologuista, Editora e Ilustradora. Graduada de la Instituto Estatal de Relaciones Internacionales de Moscú del Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia (MGIMO Universidad (1981) y Doctorada en el Instituto de América Latina de la Academia de Ciencias de Rusia (1990). Fundadora del Movimiento Literario y Artístico del siglo XXI, Neo Realismo Romántico. TODO ELLO, POR LA GRACIA DE DIOS.

        ——————————————————————————–

        [1] Librero, en su primera acepción, es el individuo, que se dedica a vender libros. En su segunda acepción, es el mueble destinado a colocar libros: estantería o armario para libros.

        [2] Salmo 23.

      • 1
        El artículo idiota1
        Por Andrea Tutor
        Ante todo, pido disculpas por usar el término “idiota” en un escrito, pero “La idiotez
        más idiota”, aparecido en El País Semanal el 11 de diciembre, me ha obligado a ello, donde
        el vocablo, en tres variantes, se repite 25 veces en un comentario de sólo unas 800 palabras.
        Tal vez, a Javier Marías le resultó divertido reiterar una expresión, que crea malestar.
        Añadiría, que denota rabia interna hacia los Estados Unidos, España y, en particular, hacia
        Madrid. Se nos quiere mostrar abierto el autor, pero se queda en las intenciones al exponer
        la espuma del regionalismo e intolerancia entre las comisuras de los labios.
        Nos habla de regiones proscritas, refiriéndose a Cataluña. Nada más lejos de la
        realidad. Precisamente, Cataluña ha sido uno de los territorios de España más favorecidos
        en la distribución de las fuerzas productivas. Algo similar se pudiese decir de las
        Vascongadas en los últimos dos siglos, haciendo énfasis en la decisión de la Reina Isabel II
        de establecer su residencia de verano en San Sebastián, lo que constituyó un factor de
        desarrollo socio-económico e hizo crecer a la pequeña aldea-villa: se extendió por
        marismas y entre montes, hasta convertirse en el pulpo próspero de hoy. Mas, al igual que
        en el siglo XIX, las provincias más avanzadas pujan por quedarse con todas las ganancias,
        de lo que comienzan a reclamar en calidad de mérito propio y ha crecido con el sudor de
        toda una nación integrada por diversas etnias, que han fundido su sangre y cultura por años,
        siglos, milenios: ¿quieren el intelecto, los brazos y el mercado nacional español sólo para
        sí?, ¿se quiere el derecho a la explotación del mercado, pero no a la repartición de los
        frutos? No se debe incitar a guerras comerciales, ni son aconsejables, con sus boicots,
        1 Enviado esa misma semana a El País Semanal y no publicado.
        2
        bloqueos, medidas restrictivas, políticas preferenciales entre estados nacionales y, muchos
        menos, en los marcos de un Estado. No se puede pretender lanzar bombas y recibir en
        respuesta rosas rojas. La paz llama a la paz, y la fuerza, desgraciadamente, suele llevar al
        conflicto y la violencia. La diplomacia es la mejor vía de solución; una diplomacia seria y
        responsable, lo que está casi reñido con la diplomacia misma.
        Un fenómeno interesante tiene lugar en España – a los españoles nacidos fuera de
        España, si no son famosos, les cuesta ser reconocidos como tales por los peninsulares; en
        tanto, que los hijos de castellanos, y hasta de “cubanos”, comienzan a considerarse vascos o
        catalanes al nacer o vivir mucho tiempo en las Vascongadas o Cataluña, respectivamente;
        incluso, hacen planteamientos “nacionalistas”.
        No pretendo incluir en alguna tendencia determinada a personas, que no conozco,
        sino que solamente los utilizo a modo de ejemplo por la presencia de sus productos en
        España y el mundo: de dónde proceden los Torres, que hoy se nos muestran catalanes y nos
        deleitan con su espumoso cava, por sólo citar una de sus mercancías, que al igual que cada
        año cerrará con broche de oro la cena de Nochebuena, nos acompañará a la salutación de
        2006 y en cada ocasión especial, en que se reúnan familiares, amigos, o se celebre la firma
        de un contrato tras cualesquiera de las mesas españolas, se hallen en la Península o allende
        los mares, hasta en el frío Norte europeo.
        Es posible, que Javier Marías piense: “¿Quién le dio velas en este entierro?”. Me la
        da mi origen español de profundas raíces catalanas, asturianas, gallegas, y aragonesas en
        menor medida, así como mi experiencia en las consecuencias de un fenómeno de
        separatismo análogo, ocurrido con un siglo de diferencia. En Cuba, también se creó
        artificialmente una nacionalidad a través del sistema de educación y la propaganda, pero
        con una particularidad: se integraron otras etnias, las minorías, que enriquecieron el
        3
        mosaico cultural peninsular, integrado magistralmente en Cuba y Canarias, y se conservó,
        como patrón de Lengua, el mejor Español de la Hispanidad. Pues, una cuestión es la
        expresión oral de las capas medias y bajas de la población, y otra muy diferente, la Lengua
        impartida en la Enseñanza, divulgada por los medios de comunicación, así como la
        sobriedad y elegancia con que se use.
        Hubiese sido más instructivo para el lector, si Javier Marías nos hubiese
        deslumbrado con su dominio del Idioma Español escrito, que con su conocimiento de
        formas de expresión francesas, firmas y productos; que con el enfrentar a los autores de
        otras regiones hispanas a las editoriales catalanas, las que han obtenido pingües beneficios
        del trabajo de los autores, que le han permitido convertirse en los monstruos editoriales, que
        son hoy, y espero, sigan siendo en el futuro.
        En general, considero que los comunicadores estamos llamados a ser educadores y
        esta labor comienza con el uso del léxico, con las Letras. Evitemos términos tan vulgares,
        como montón, y formas gramaticales incorrectas, que nos abofetean desde la pantalla,
        radio, prensa escrita y libros. Siempre es más positivo trabajar por la unión y la verdad, por
        el bien de todos y no de unos pocos. ¡Viva España! ¡Viva la Hispanidad! ¡Viva la riqueza
        cultural, étnica y racial de la Hispanidad!
        Santander, 15 de diciembre de 2005
        Autora: Dra. Cary Torres Vila, alias Andrea Tutor Fernández. Española, nacida en
        Cuba. Escritora, Economista y Socióloga. Ex-Profesora de la Universidad de La Habana.
        D.N.I. 72179471-C
        © 2005, María Caridad Torres Vila (Cary) Torres Vila, alias Andrea Tutor Fernández

      • 1
        Respuesta a “Significado e insignificante”1
        Por Andrea Tutor
        En el número 92 de mayo del corriente año de Crónicas de Cantabria, llama la
        atención, que el autor trata de ilustrarnos en el significado de la palabra república, que de
        forma nada ingenua iguala con democracia, lo que constituye una abierta manipulación del
        término y de los lectores. Realmente, desde la Izquierda se hacen estos tipos de
        planteamientos con igual intención. La palabra “república” tiene diferentes acepciones y
        existen repúblicas de todos los matices políticos, desde democráticas hasta dictatoriales,
        incluso, totalitarias. Por ejemplo, la República de Cuba bajo el gobierno de Fidel Castro
        lleva más de 46 años de dictadura totalitaria; la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas
        extendió su existencia por 70 años, con igual carácter; Pinochet gobernó en la República de
        Chile, así como han existido repúblicas de las letras o literarias y hasta repúblicas
        aristocráticas.
        El autor de dicho comentario se refiere, evidentemente, a la acepción de república
        como “la forma de gobierno en la que el primer magistrado es elegido con carácter
        temporal por un colegio de electores”, lo que no necesariamente garantiza ni da carácter
        democrático a un gobierno. El ejemplo que toma, la República de Francia, es tristemente
        célebre, porque se caracterizó por un baño de sangre el surgimiento de la primera república
        moderna, la que no fue nada democrática y en la actualidad es una más. Además, uno de
        sus dirigentes, Napoleón, llegó a declararse Emperador. Tampoco, la experiencia de
        repúblicas en el Reino de España ha sido nada halagüeña: la Segunda República, y más
        famosa, estuvo acompañada de mucha sangre y represión, condujo a la Guerra Civil
        1 Enviado para su publicación, en calidad de artículo respuesta, y no publicado.
        2
        Española y sigue siendo fuente de división de una sociedad, que marcha a pasos
        agigantados hacia la modernidad. De hecho, aunque desacelerado, lo que es comprensible
        dentro de la lógica económica, el Reino de España sigue viviendo dentro del Milagro
        Español.
        La palabra “república”, como ninguna del Castellano, ofende al Rey D. Juan Carlos
        I.. Más bien, es inconstitucional y tiende a romper la estabilidad del Estado Español la
        propaganda por la constitución de una tercera república, desatada desde que el PSOE
        asumió el Gobierno Ejecutivo; los carteles con los que Izquierda Unida, en el mes de abril,
        celebró el aniversario de la Segunda República, en los que se cuestionaba implícitamente la
        forma de vida de la Familia Real y, en particular, del Rey. Lo más llamativo era, que los de
        Izquierda Unida reclamaban vivir como el Rey. Llamazares cada vez intenta parecerse más
        a Fidel Castro, quien reina sin sangre azul desde una, también tristemente célebre,
        república.
        Santander, 13 de mayo de 2005. H:10:44
        ANDREA TUTOR, Escritora. Sin filiación política. Reside en la ciudad de Santander.

      • CURRICULUM VITAE

        DR. PROF. KARY TORRES-FLOTATS, alias ANDREA TUTOR.

        Fecha de Nacimiento: Santiago de Cuba, 27.04.1954

        Nombre al nacer: MARÍA CARIDAD TORRES (y de) VILA

        Hija del primogénito del Sr. Don ANTONIO TORRES I FLOTATS, alias ANDRÉS TUTOR. Pintor y Decorador de Academia (Cariñena, Zaragoza, 1867- Santiago de Cuba 1909), Fundador Propietario de la Academia de Bellas Artes de Santiago de Cuba en 1903.

        1962 Curso Introductorio de Piano. Profesora: Maestra Adela Stable, ¿Profesora Jubilada del Conservatorio Provincial “Esteban Salas”?

        1963 Prácticas de Manualidades de rosas en telas y otros, maestra Alejandrina

        Grandales.

        1963 Ganadora del Concurso de Dibujo Infantil. Escuela Primaria “Salvador Pascual”,

        Santiago de Cuba.

        1966-67 Curso de Educación Musical: Profesora: Maestra DULCE MARÍA FERRÁ,

        Propietaria y Directora del Conservatorio Provincial Esteban Salas de Santiago

        de Cuba hasta la estatización.

        1971, 1972 Grupo Aficionado de Planes la Escuela al Campo, Lugar: “La Villa”,

        Veguitas, Oriente. IPU “Cuqui Bosch”. Directora del Grupo: María Elena Masó.

        1975 Participación en un Coro Hablado con actuaciones en el Teatro de la

        Universidad de Kiev “Taras Chevshenko”

        1976 Festival de la Facultad Preparatoria de la Universidad de Kiev “Taras

        Chevshenko”:

        1er. Premio de Coros Cantados

        1er. Premio de Pareja de Baile

        1er. Premio de Grupo de Baile (Actuaciones: Teatro de la Facultad

        Preparatoria; Televisión de Ucrania; Teatro Oktiabr de Kiev en la Gala a los

        Veterano de la Gran Guerra Patria (II Guerra Mundial)

        1989 Actuación puntual en la película “Matar al Dragón”, en la escena del Hotel

        Cosmos de Moscú, Mosfilm. En uno de los roles protagónicos: Vichislav

        Tíjonov.

        1998 Primeros dibujos en la técnica Ball Pin Pin, en Altahabana, La Habana, Cuba:

        Paloma-Gaviota, representando al ESPÍRITU SANTO en 3 ejemplares (firmados:

        Cary. Ubicación: 2 en Berlín, una propiedad de la Dr. Prof. Cary Torres y otra

        propiedad de la Dr. Marion Lenk) y una tercera en propiedad de Patricia

        Tamayo, R. J. M. Altahabana, monja mexicana de origen Maya.

        2006 Creadora de la expresión artística del Movimiento Literario y Artístico del

        Realismo Romántico del s. XXI.

        2006 Diseño del Logotipo UNIVERSO EDITORIAL OVO OWO OBO.

        2006 Diseño de Portada e Ilustración de la novela VALS PARA KARLA y otros libros.

        2006 Fundadora Propietaria del Sello Editorial UNIVERSO EDITORIAL OVO OWO OBO®,

        Santander, España.

        2006 Fundadora de la editorial, renombrada en 2008, EVA EDICIONES, S.L.

        Editor, Santander, España.

        2007 a 2012 Pintora Autodidacta, con clases canalizadas de su Abuelo el Maestro

        Academicista DON ANTONIO TORRES I FLOTATS.

        2007 9ª Edición del Concurso de Pintura de Santa María del Puerto en Cádiz,

        España.

        2007 I Muestra Individual del Neo Realismo Romántico en la Plástica: ANDREA

        TUTOR, Santander: Ilustración, Pintura y Fotografía.

        2007 2ª Edición del Concurso de Fotografía “Vivir sin tabaco”, Santander.

        2007 Concurso de Fotografía de Nacional Geographic.

        2007-2009 Diseño y elaboración de la Web profesional de ANDREA TUTOR y los

        Blogs.

        2008 Fundadora de UNIVERSO EDITORIAL OVO, S.L.

        2008 Diseño del Logotipo EVA EDICIONES, S.L.

        2008 Reproducción de los cuadros “Carolina” de ANDREA TTUTOR y “Los Iluminados”

        de RAÚL TORRES-FLOTATS en mural electrónico del Instituto de Energía

        Nuclear de la Academia de Ciencias de Cuba. Montado por la Dr. Margarita

        Cobas, La Habana, Cuba.

        2008 10º Edición del Concurso de Pintura de Santa María del Puerto en Cádiz.

        2008 2ª Edición del Concurso de Fotografía “Vivir sin tabaco”, Santander.

        2011 II Muestra Individual de ANDREA TUTOR, Creadora Realismo Romántico del s.

        XXI: Ilustración, Pintura y Fotografía, en el contexto del Lectura Internacional

        de Poemas, organizada desde la Stanford Universidad, EEUU. (350 ciudades)

        2012 III MUESTRA INDIVIDUAL: “ANDREA TUTOR EN EL HOTEL REAL”. 14 al 25

        de Marzo de 2012, con Acto Inaugural el Jueves 15.

    • VARIÓRUM [1]

      I

      Autora: DRA. CARY TORRES VILA Y GARCÍA FLOTACH FERNÁNDEZ SANTA MARÍA, GARCÍA JORRÍN

      (Sin editar)

      Vals para Karla o Plagio es una novela audaz, ante todo, porque se cuestiona los sacrosantos valores de la Sociedad Patriarcal y la institución, que le sirve como base y sustento, el matrimonio patriarcal e, implícitamente, la familia, del modo en que es entendida hasta hoy día. Va más allá y nos plantea un concepto de amor, que se contrapone al patrón, que se nos impone antes de tener juicio, para convertirse en prejuicio y tabú, en patrón de nuestro comportamiento sexual, de nuestras relaciones de pareja, en la selección de nuestra contraparte a la hora de conformar una familia. Sin ser agresiva la manera de enfrentar a la sociedad y sus valores éticos, levanta el escudo y blande la espada de la verdad para decir: “¡BASTA! ¡Basta de hipocresías y mentiras! Muestren el amor, que DIOS ha puesto en el interior, en el Espíritu, con independencia de sus cuerpos externos, de su apariencia biológica y función reproductiva. ¡Ustedes son más que vacas, más que ganado, más que reses!”.

      El hombre se diferencia de los animales, en que, como ser racional y civilizado, puede controlar sus deseos sexuales. Un perro aullará y sufrirá ante una hembra en celo; no podrá esconder su necesidad orgánica, exacerbada por la reacción química, que le provoca el olor, que desprende la perra en ese estado. Un perro no diferenciará entre una u otra perra, incluso, puede percibir los olores de otros seres en celo. En tanto, el hombre se sentirá estimulado sólo por ciertas personas, no necesariamente de sexo opuesto. No obstante, sí podrá, a expensas de su psyché, adoptar los patrones de comportamiento impuestos socialmente, ya sea por ajustarse a esas pautas o por intereses económicos, aunque ello le cueste su felicidad y salud mental; aunque tenga que autoengañarse y usar, como sucedáneos, el bienestar, terapias conductivitas y otros medios de supresión psicológica. Un ser humano escogerá los momentos, situaciones y contraparte para desencadenar su sexualidad, reprimirá el impulso sexual en determinados contextos y bajo ciertas circunstancias. También, es diferenciable el hombre, dicho de forma genérica, por su capacidad de crear y poder de aprendizaje, entre tanto, que, como ningún otro organismo posee algo DIVINO: las manos, los pies, los hombros y la posición erecta y erguida. Sólo pocos hombres se parecen a los animales físicamente. Existen personas con capacidad de amar, no todas; en los animales unas especies tienen esa capacidad y otras no. Asimismo, está presente una importante diferenciación en capacidad de amor, sensualidad y afectividad con una fuerte vinculación con el sexo, siendo el femenino, como norma, el más sensible al amor y romanticismo.

      Por otra parte, el modelo, en que se mueve la sociedad, le hará, a la mayoría, unirse en matrimonio en un período concreto de su vida, así como reproducirse siguiendo los modelos sociales. Es algo similar a hacer la Comunión: se ve a los amiguitos y amiguitas enfrascados en la Catequesis, que se le comprará trajes; se les hará una fiesta y se querrá participar de esa festividad; ser centro y protagonistas de un show social análogo. Luego, vienen los peros, las lamentaciones, las frustraciones y decepciones, las renuncias y las depresiones hasta que, al doblar nuestra espalda los años, flaquean las rodillas y se necesita el autoengaño para no perecer; se necesita justificar decisiones pasadas. Y, para ello, se tiene que mentir hasta así mismo, dando por bueno y maravilloso lo que ha sido un verdadero calvario, un desastre, una aberración. Un ejemplo de ellos es el acto de recomposición familiar presente en la novela VALS PARA KARLA. Acto frágil no sólo en calidad de pacto, sino psicológicamente, por lo que Karla debe mantenerse en movimiento constantemente para no permitirse pensar; frágil al punto de huir, esconderse, temer un encuentro con su amada Carolina.

      Por orgullo vano, se muestra una cara falsa al público, a manera de vencedores de una batalla, en la cual han sido vencidos; al público, que, de cierto modo, es tan culpable como Karla y su pareja contractual de su infelicidad y de la suya propia. Todos comienzan a mentir dentro y fuera de la familia, entre amigos, conocidos, vecinos, cual si no existiese un pasado. ¡Hemos llegado a las bodas de plata!

      Excepcionalmente, se encuentran parejas, que conservan la dulzura y el amor idílico, que los unió en la juventud; amor y amores, que ANDREA TUTOR les narrará en futuras novelas. Para ello, es preciso haberse encontrado con su alma gemela a edad temprana, antes de ser atrapado “sin salida” por la sociedad, y haber tenido el suficiente coraje, como para defender ese amor contra viento y marea, el que, al ser verdadero, pasará tempestades, pero, nunca, huracanes, si ambos han bogado juntos en un mismo sentido; si ninguno de los dos ha traicionado al amor.

      Siempre será más fácil y más cómodo, desde el punto de vista de una sociedad patriarcal, el hecho de que nuestra alma gemela sea de sexo opuesto al nuestro. Pero, no es así del modo en que funciona el UNIVERSO y DIOS, donde los humanos son la suma y selección de todo lo creado, su producto superior: unas veces se viene en cuerpo de hombre y otras, de mujer. Eso sí, siempre será nuestro Espíritu, más bien, una parte de él; la otra parte estará dentro del Ser, que sirve de complemento. Es, como si en el alma gemela se concentrase el reflejo externo de nuestro ser interno, y nuestro cuerpo y rostro adoptase, reflejase los cambios internos de nuestro complemento humano. Es decir, si se enriquece nuestro interior, el resultado del otro lado del espejo es, precisamente, externo; una pérdida de valores en nuestra contraparte universal lleva a un deterioro de nuestro cuerpo y salud. Esto me trae a la memoria El Retrato de Dorian Gray, única novela escrita por Oscar Wilde, en que el retrato del protagonista envejecía y, en el cuadro, aparecían las marcas de sus bajezas humanas, mientras aquél se mantenía joven y bello. Sólo en la unidad de esas dos partes, cada una en cuerpo humano, Carolina y Karla, es que se logra la plena felicidad, el verdadero amor, la plenitud de la realización, en fin, el equilibrio.

      El título original de la novela responde más que el subtítulo al estado del alma y el espíritu, con que fue escrita la Obra; la necesidad de acompañar la escritura por las notas del vals “Danubio Azul”, ante todo, y de un conjunto de otras composiciones de Strauss, con importantes entrada de Tchaikovsky en momentos claves de la redacción, le imprimen una musicalidad poética a la prosa y un estilo sublime, elegante, exquisito. Asimismo, la Autora necesitó compartir la escritura en prosa con la creación poética, surgiendo de esta forma y, en paralelo, la expresión poética del Nuevo Realismo Romántico en calidad de subproducto. En la Obra novelística, se reúne: ser su primera novela pura, al tiempo que experimental en varios planos; su primera experiencia poética[1][2] y, por primera vez, escribe al compás de música, Música Clásica repetida en un sinfín. Además, escribe su primer prólogo[2][3], Prólogo de Autor. Más tarde, crea ilustraciones, también por primera vez, aunque no de modo absoluto, pero sí como profesional[3][4]. Y, la DRA. CARY TORRES se convierte en Editora, a pesar de ya haber trabajado antes en la corrección y edición de otros libros y ensayos, estampando por primera vez el “Editado por”. De hecho, VALS PARA KARLA consagra, como Creadora literaria y artística, a ANDREA TUTOR. “Para mí, desde lo más alto de la Literatura Hispana, constituyó un descubrimiento y un honor, que me confiara la lectura de su novela, siendo un manuscrito”.

      La historia de un gran amor, en que la propia Autora ha estado implicada, la llena de un realismo sorprendente, aunque ANDREA TUTOR ha expresado, que si bien se basa en una historia real no responde a su conocimiento consciente de las relaciones tratadas. Escrita en un período henchido de paz interior y tras varios años de estudios de libros de carácter científico en materia de Psicología, Relaciones de Pareja y Sexualidad Humana, unidos a una vida contemplativa, alta capacidad de observación y reflexión, con un recapitular del pasado, unido a un éxtasis espiritual, producido por el disfrute del paisaje encantador de Cantabria: la vista de Los Picos de Europa en días invernales desde Santander y la multiplicidad de tonalidades del Mar Cantábrico, que, cual ojos color del tiempo, ofrece un color distinto y sugerente, cada día, a los que miran con los ojos del corazón. Todo ello ha hecho posible, que una Ensayista Social se haya revelado, cual una romántica de nuevos matices; que una Articulista de Opinión de estilo fuerte, a la vez que elegante, la que escribe siempre desde una Tribuna Libre, nos sorprenda con un concierto de letras de tonos celestiales.

      Este segundo nombre, “Plagio, ha sido introducido a posteriori, y el término está utilizado en el sentido de los antiguos romanos, es decir, comprar a una persona libre, sabiendo que lo era y retenerlo en servidumbre, o utilizar un siervo ajeno, como si fuese propio” –señala la Autora en su Prólogo. A ella misma no le gusta el subtítulo y lo omite al hablar de la Obra. A pesar de ello, reconoce, que esa sola palabra, en el sentido utilizado, es el resumen de la novela. El subtítulo ha sido una decisión en su carácter de Editora[4][5]. ¿Acertada o no? El tiempo dirá. No obstante, ha sido una curiosidad, que ha atrapado la atención de muchos lectores y una genialidad de resumen.

      La tarea de comenzar una actividad editorial, de hecho, se venía gestando en la sombra y sin su pleno conocimiento, cual jugadora de ajedrez en trance. La palabra “plagio”, que afirma, le fue sugerida desde las ALTURAS para disparar sus alarmas en otro sentido, utilizada en esta acepción señalada, nos coloca ante la relación matrimonial, que surge en el transcurso de la novela entre la protagonista alemana y el tercer componente del trío amoroso, que siempre supo, aún antes de intentar escurrirse entre las sábanas de Karla, que su corazón estaba comprometido, pertenecía a su amiga, a la que dormía en la cama paralela. Y, más tarde, Karla colocaría la suya a sus pies, a modo de señal de entrega, formando una L invertida. En medio de esa L, una mesita enana, sin patas, adornada por los encantadores mantelitos de Karla, se encargaba de lanzar una señal de sobresalto, un símbolo de interferencia. No fue comprendido por ninguna de las dos protagonistas. En estos, en apariencia, pequeños detalles hay un elemento mágico, que irá predeterminando y/o interpretando una pieza menor, que irá in crescendo con el pasar de los años, del mismo modo que algunos desencuentro entre personajes bíblicos desataron la furia de los elementos o llevaron al fraccionamiento de naciones, que, partiendo de un mismo tronco, han llegado a experimentar un odio atávico. Es cómo si la paz y la armonía entre estas dos mujeres, que bailan un bellísimo vals al compás del DIOS AMOR, hubiese sido una necesidad universal para el buen andar de la Historia, como si hubiese sido la pareja escogida en esta etapa trascendente, previa al cruce de milenios. Por ello, no sería arriesgado comparar a Vals para Karla con el Cantar de los Cantares, con un nivel de redacción y expresión superior, más amplio, ameno, complejo e instructivo; mayor belleza y con el nivel de instrucción propio del siglo XXI entre las élites sociales. Tal vez, haya que plantearse la necesidad de introducir el poemario Canto a Karla, como apéndices de la novela, aunque no siempre alcance, ANDREA TUTOR, en la Poética, la excelencia de su pluma en prosa, una prosa con un alto tinte poético, sin abuso de adjetivos y descripciones.

      Santander, 18 de diciembre de 2006.

      ——————————————————————————–

      ——————————————————————————–

      [1][2] En realidad, los primeros poemas escritos por Cary Torres datan de la década de los ’70, más exactamente, la primera mitad de 1977 y responden a otro amor, su gran amor heterosexual. Fueron escrito en la Habitación 5 del MGIMO Universidad del Ministerio de Relaciones exteriores de la URSS, en la Residencia de Estudiantes, sito en la calle Novocheriomuzhkinskaya, 26 de Moscú. Dichos poema, un cuadernillo, fue comparado, por la Bertha ¿?, estudiante de Economía de Jarkov, con Gertrudis Gómez de Avellaneda con gran entusiasmo.

      [2][3] ANDREA TUTOR hizo un primer intento de obtener un prólogo de la Dra. Marion Welzel, modelo de Karla en VALS PARA KARLA, pero ésta se sintió turbada ante tal petición y por ser a ella, a quien la DRA. KARY TORRES no quería dejar en el camino, abandonada y sin cumplir sus objetivos vitales, sus mayores anhelos e ilusiones. Marion Welzel había asistido a algunos talleres Literarios de Verano y se sentía demasiado profesional e importante para sentarse a escribir un prólogo a su amiga y amada, que era, a la vez que escritora, modelo de Carolina. Un segundo intento de obtención de Prólogo lo hizo con la Escritora chilena Isabel Allende, por el respeto y admiración hacia su obra escrita y por la necesidad que experimentó de que se explicara es nueva forma de narrar, ese algo nuevo que experimentó, una gran diferencia con las obras leídas en el transcurso de su vida, mientras escribía su primera novela, una novela de amor. Aunque la Chilena se sintió prendada con la novela, 2 cuentos y algún poema de TUTOR se escondió tras un pseudónimo, tomado del nombre de su juego de plumas de lujo, para dar su opinión y se disculpó por tener una vida muy complicada. Con ello, la Escritora chilena repite la actitud de un Académico, que se negó a darle un prólogo solicitado por Cela, el célebre Escritor español.

      [3][4] Los primeros dibujos, en edad adulta, los hace en el apartamento, heredado de RAÚL TORRES VILA, PRECURSOR del Realismo Romántico en la Pintura (1987); apartamento, ubicado en Altahabana, Boyeros, Ciudad de La Habana, CUBA, en 1998, en dibuja y reproduce, ANDREA TUTOR, en 3 ejemplares una paloma-gaviota, ESPÍRITU SANTO, con trazos geométricos, que regala dos: Sor Patricia Tamayo, r.j.m. y Dra. Marion Welzel, en sus respectivos cumpleaños de 1998, y otra la reserva para sí se encuentra, también, en posesión de Marion Welzel, en Rangsdorf Alemania). Dibuja, además, la Cornucopia de la Abundancia, que permanece encerrada con sus libro en el cuarto de desahogo de su apartamento de Altahabana y una postal con una margarita, encerrada en una casita de cristal, con una sola abertura, por el que puede escapar, mientras afuera brilla el Sol (se encuentra en la casa de su ABUELA ASTURIANA, sito en san Francisco de Asís Nº 2, Santos Suárez, Ciudad de La Habana). Todas con bolígrafo sobre cartulina verde claro, surgiendo la técnica Ball Pin Pin, que se recibe nombre en Santander, con la ilustración de la novela VALS PARA KARLA.

      [4][5] ¿Por qué una misma persona utiliza varios nombres? Primero, para diferenciar y definir en qué profesión y desde qué ángulo se está dirigiendo en cada momento. Segundo, porque cada una de las profesiones las realiza en diferentes estados espirituales y recibe influencia, no siempre, del mismo Maestro Ascendido. Tercero, por rendir tributo a su Papá, a través de ese Abuelo, que tanto le enseñó a amar y admirar, aquel niño que a sus 8 1/2 años perdió a su ser más querido y admirado, a su padre, a Tutor. Ambos y su hermano Raúl, quién le sostiene, reencarnó el abuelo, cree comprender, les guían en su labor creativa, en tanto su Madre, desde el Cielo, le recuerda su responsabilidad hacia sus hermanos, hacia la Isla.

    • Escobas de Yarey: pasado presente en Aristy

      Por ANDREA TUTOR, Creadora del Realismo Romántico o Neo Realismo Romántico del s. XXI, que tuvo como Precursor a RAÚL TORRES VILA, en la segunda mitad de los ’80.

      Tony Aristy[1], cuando se definía dentro del Realismo Social, se dirigió a mí con la cara petición de escribir un pequeño artículo sobre él y sus escobas para incluir en la Enciclopedia de República Dominicana. Se le sentía entusiasta, hasta eufórico, por la excelente acogida de sus Escobas. De hecho, se adhería al Movimiento Artístico del Neo Realismo Romántico o Realismo Romántico del siglo XXI, con el peculiar apellido Social añadido. No he correspondido su solicitud por faltarme elementos.

      Sí puedo asegurar, que ambos, sin contacto anterior, expresamos, de modos diversos y poéticos, la añoranza por el pasado reciente, por esa vida tranquila, suave, en que no estábamos atrapados por los objetos, las máquinas, las tecnologías. Todo lo contrario, nos sentimos y proyectamos humanos en el Arte. Aristy busca la belleza a través de la calidez de los tonos de la pintura, partiendo de la sencillez de lo cotidiano; tonos, que trasmiten la calidez de un hogar sin complicaciones, sencillo, austero, en el que prima la unión de dos mujeres, compartiendo las tareas.

      Ha sido realmente una coincidencia, que en la isla vecina de Cuba haya surgido, también, en el presente siglo un artista, que sienta afinidad con el planteamiento del Realismo Romántico del siglo XXI, que en su vertiente Aristyana nos llena de nostalgia por el pasado, al tiempo que recuerda que no se ha marchado aún, que las escobas de yarey han luchado con y contra el tiempo, los avances tecnológicos y convivido con ellos. Han superado su propio ciclo vital y han encontrado un espacio creativo y recreativo con diferentes luces dentro de la obra de Tony Aristy.

      Escobas usadas, escobas al sol, escobas que han barrido la inmundicia de este Mundo, purificándose juntas con los rayos ultravioletas del Planeta Rey. Escobas, que proyectan sombras, pero ellas mismas no lo son.

      Unas veces hacia arriba y otras, hacia abajo, pero siempre erectas, juntas en la mayoría de los cuadros. Aunque, muestra una, en fondo pálido, en solitario. Siempre, con maestría, tratadas las luces y sombras, que le imprimen un realismo sorprendente, creíble, cual si se estuviese ante los propios objetos, ante las escobas de yarey.

      Esas escobas de yarey, que nos han acompañado del otro lado de la Mar Océano, desde que abrimos los ojos al Mundo, desde que nuestra memoria fija los recuerdos; escobas, emuladas por las escobas de palmiche en los campos antillanos y han sido sustituidas, mayormente, por cepillos plásticos y por aspiradoras de diferentes generaciones en las ciudades; no obstante, aquí y allá, asoman el rostro. Aún, perviven en las islas antillanas, llenan de un olor peculiar las casas, mucho más, cuando se les humedece, cual sexo de mujer satisfecha, expresado en la cadencia de sus caderas al ritmo del movimiento de su primer barrido en la mañana fresca o al mediodía y, por qué no, al caer la tarde para aquéllas otras, que regresan del trabajo, tras haber barrido la casa ajena, hecho su primera jornada.

      Escobas, escobas, escobas, fieles testigos, aún nos acompañan; hablan de mujeres, a pesar que, hoy, tod@s las manejamos, barriendo al Mundo de suciedades, impurezas, deshonras, de malas acciones y, sobre todo, de desamor.

      Aristy nos las presenta al final de la jornada o aún no comenzada ésta, en su puesto de reposo o secándose al sol. Mas, sus cabelleras despeinada hablan por sí mismas de acción.

      Santander, España, 14 de octubre de 2010

      ——————————————————————————–

      [1] Tony Aristy (1963, San Juan, Santo Domingo). Pintor residente en Rhode Island, Estados Unidos. Su biografía puede ser consultada en: http://tony-aristy.blogspot.com/

      Distinguida Artista, poeta y amiga Andrea Tutor: Del email de Aristy del domingo, 17 de octubre, 2010 02:29: ” Distinguida Artista, poeta y amiga Andrea Tutor: Me llena de orgullo y gran alegria recibir su romántico artículo : “Las escobas de Yarey”, estoy muy feliz por su buen manejo critico, intelectual y sentimental sobre mis obras. Dándole las gracias a usted y con la esperanza de pronto conocerle en persona. UN FUERTE ABRAZO, Hasta pronto! Tony Aristy. 69 Alvira Avenue. Warwick, R.I. USA. Zip code 02888.

    • Al Autor de “Paradiso”

      Autora: ANDREA TUTOR

      El ILUSTRE SEÑOR DON JOSÉ MARÍA ANDRÉS FERNANDO LEZAMA LIMA tuvo a bien nacer en la Isla de Cuba, en La Habana de 1910, un día 19 de Diciembre y graduarse en la Facultad de Derecho de la Universidad de La Habana. Mas no fue la Jurisprudencia, la que llevó a la fama, a la cumbre de la Literatura Universal, al que llamaban Poeta José Lezama Lima. ¿Poeta? Lezama era y debe ser catalogado, en ese orden: Novelista, Ensayista y Poeta. Aunque, ciertamente, su carrera literaria se desarrolló a la inversa.

      No podía ser de otro modo, porque a los 27 años lo hizo célebre en los medios literarios su primer libro de poemas, Muerte de Narciso, aparecido en 1937, y fue combinando la Narrativa Corta con la Poesía para convertirse más tarde, en 1950, en Ensayista, con la publicación de su ensayo Arístides Fernández, al que le sigue una década dedicada a este género[1], casi en exclusiva., por lo menos, no es hasta 1960, que vuelve a la palestra pública con un nuevo poemario, Dador.

      Al parecer, su éxito en los géneros antes citados, así como en su labor dentro de diversas revistas culturales, a saber: Verbum, fundada por él en 1937, para con posterioridad crear Nadie parecía, Espuela de Plata y Orígenes, pusieron ante él la meta de una novela, su gran libro. Orígenes fue la más conocida de todas las revistas mencionadas, por agrupar a un conjunto de personas, que se convertirían en personalidades del Arre, en un proceso similar a los integrantes del Departamento de Filosofía de la Universidad de La Habana (1967 a 1971) y de la revista Pensamiento Propio, dentro de las Ciencias Sociales, la Cultura, la Política y la Diplomacia.

      También, transitó, Lezama Lima, por la Narrativa Corta, en calidad de Cuentista, pero lo que lo hace verdaderamente grande es su masterpiece, la novela Paradiso, un clásico desde su aparición, dentro de la Literatura en Lengua Española. Esta sola Obra lo define, y consagra, como Novelista, en un paralelismo con Oscar Wilde, incluso, ambos cuestionados socialmente por su homosexualidad. Ambas novelas, El Retrato de Dorian Gray, publicada 20 años antes del nacimiento de Lezama, y Paradiso, son obras esenciales dentro de la Literatura de todos los tiempos, siendo las primeras novelas de sus Autores. Ello parece ser una constante entre los Grandes de la Literatura y que nos es difícil superarnos. Ambos Poetas llevan delante de sus nombres esa profesión, en calidad de estigma. A diferencia de Oscar Wilde, Lezama dejó otra novela inconclusa, Oppiano Licario, la que vio la luz de forma póstuma.

      Mi lectura de Lezama comenzó, precisamente, por Paradiso en su edición de Era[2], ilustrada por René Portocarrero[3], regalo de mi amigo Fernando Carmona[4]. Considero, que es uno de los libros de más difícil lectura de los innumerables leídos por mí en medio siglo. Su lectura, desde mi punto vista, sólo es comparable con El Siglo de las Luces de Alejo Carpentier, aunque muy diferentes sus estilos y contenidos. Claves, enigmas, símbolos acompañan la escritura y la ilustración de esta eminente Obra. La escritura: compleja, con conocimientos, que no estaban de moda en aquellos tiempos, como hoy, en que el Movimiento de la Nueva Era ha puesto en circulación y al alcance del más amplio público un conjunto de enseñanzas ocultas, que sólo compartían un selecto grupo y otras, que estaban fragmentadas por diferentes religiones, ramas de la Ciencia, Metafísica y Esoterismo; así como la Alquimia, que creció para convertirse en la Química, rama particular de la Ciencia, tal vez, dejando parte de su conocimiento esparcido por otras sabidurías. Y, la ilustración: en apariencia simple, imperfecta, absurda, otras veces sobrecargada, sólo puede ser comprendida a través del lenguaje simbólico, el que busca expresión de ideas a través de formas; en esta forma de expresión está presente una multitud de mensajes ocultos a la vista de un observador profano o que ignore ese lenguaje tan importante para las Artes y para la comprensión de lo INVISIBLE y lo invisible, para llegar a asomarse a algunos de los misterios más grandes de la existencia humana y de la Vida.

      Las ediciones de Paradiso en Biblioteca Era han logrado con acierto unir dos grandes talentos de la Cultura Cubana y a verdaderos amigos, desde Escritor y Pintor hasta los amigos, que hicieron posible la publicación de la Obra de Lezama en México, con los primeros, honro a Julio Cortazar y Carlos Monsiváis. Por demás, está decir que la inclusión de las ilustraciones fue un éxito, pues, en una Obra tan extensa y difícil, da un respiro al lector cada cierto número de páginas[5].

      Muy a pesar de la fama del Escritor, como Poeta, no he tenido la oportunidad de leer gran cantidad de su poesía y la llegada a mí no me satisface, del mismo modo que un ensayo relacionado con la industria azucarera, que alguien me regalo la copia. Yo admiro al ILUSTRE SEÑOR DON JOSÉ MARÍA ANDRÉS FERNANDO LEZAMA LIMA sobremanera por Paradiso, y no por su Capítulo VIII, sino por sus 14 capítulos, por sus 490 páginas.

      En Paradiso intercala fragmentos de poemas y, en algunos, veo profecía, por ejemplo:

      “Ceñido el amanecer,

      los blancos de Zurbarán,

      pompas de rosicler.

      Los anillos estarán

      con el pepino y el nabo

      de las huestes de Satán.

      Cualquier fin es el pavo,

      tocado por la cabeza,

      pero ya de nuevo empieza

      a madurar por el rabo”.

      En la profecía siempre hay iluminación. En la vida real, la profecía anterior tomó cuerpo y se concretó: hay un anillo, que no puede entrar a esta casa. Pregúntenle a Karla Müller[6].

      España, 28 de Febrero de 2009

      © ANDREA TUTOR FERNÁNDFEZ SANTA MARÍA (DOCTORA CARY TORRES VILA), 2009.

      Noticias: El TUTOR más reciente, concluido el 23 de febrero de 2009

      Cuadro “VICTORIA” de TUTOR. Dimensiones: 800 x 600 mm Técnica: acrílico sobre tabla

      Fue visualizado el 9 de Mayo de 2008, a los 63 años del Día de la Victoria sobre el fascismo el 9 de Mayo de 1945. La visualización tuvo lugar en la Cocina del Estudio, de pié junto al escritorio, que sirve de fondo a esta página. Además, para hacerlo tuve, que mirar varias veces al Sol de frente para percatarme de que no tenía la redondez, que le imaginamos. Hoy, antes de escribir este artículo, se me hizo saber, de un modo muy especial, que había sido mi Hermano RAÚL TORRES VILA (16/371963 al 28/10/1991), JESUCRISTO que despidió la Era de Piscis, hijo de Acuario y Virgo, quién me había dado la visión y ayudado.

      ——————————————————————————–

      [1] El primer ensayo de Lezama Lima, según se señala en la Enciclopedia Digital Wikipedia, “Tiempo Negado”, publicado en Grafos, precede a su primer poema, bajo el título de “Poesía”. http://es.wikipedia.org/wiki/Jos%C3%A9_Lezama_Lima

      [2] La primera edición de Paradiso de José Lezama Lima salió en Biblioteca Era, 1968. Llamo la atención sobre este dato, pues en la Enciclopedia Digital Wikipedia se dice, que es de 1970, lo que corresponde a su segunda edición.; la tercera y la cuarta son de 1973 y 1976, respectivamente.

      [3] La Biografía de ambos autores puede ser leída en Wikipedia. En ellas aparecen tanto las principales obras y premios obtenidos por tan insignes Artistas de la Letras y de las Artes Plásticas.

      [4] Fernando Carmona Jr., Compositor y Pianista, graduado del Conservatorio Tchaikovskiy de Moscú.

      [5] Si bien no contaba, en el momento de escribir VALS PARA KARLA, con la novela Paradiso a mi alcance (se encontraba en San Sebastián, y no la había abierto el libro desde 1989, en que la leí en Moscú), sí estuvo en la Habitación-Oficina, en mi librero, junto al escritorio, durante la edición de VALS… Tal vez por ello, cual autómata o zombi “consciente” tomé un Sábado unos cartones de la caja de leche, los recorté y, bolígrafo en mano, hice mi primera “Carolina” en la técnica Ball Pin Pin y otras ilustraciones. El Sábado siguiente las completaría ya consciente de que se trataba de ilustrar mi novela., salida en Santander, España, en 2006, bajo mi sello editorial UNIVERSO EDITORIAL OVO OWO OBO®.

      [6] Karla Müller es la protagonista de VALS PARA KARLA.

      • ANDREA TUTOR ante PICASSO[1]

        Por ANDREA TUTOR[2]

        El Malagueño, que más lustre le ha conferido a su ciudad natal, se convirtió en mito, no por sus pinturas iniciales, sino por esas otras deformaciones y/o alteraciones, por esa otra expresión, aparentemente, más sencilla y menos técnica, cual si hubiese vuelto a la niñez. Sin embargo, Jesús de Nazaret nos aleccionaba, basado en su propia experiencia mística, que había que hacerse niño de nuevo para comprender a Dios y estar más cerca de Él. Parafraseándolo, diría, que sólo los niños nos bajan el Cielo a la Tierra, pero no es cierto, porque el Cielo siempre está abrazando a la Tierra, muy a pesar de la atmósfera contaminada, que intenta llenar ese espacio, con algo que le es ajeno, no le pertenece ni se le parece, el smoke.

        Antes de ser intelectual, sino una profesional altamente calificada, mi apreciación de la Obra más divulgada de Picasso era realmente muy negativa, lo que venía reforzado por ser nieta de un Pintor de Academia y la tendencia a los clásicos inculcada por mi Padre, que sólo a ellos interpretaba al violín y, con preferencia, a Schubert, desde los 5 años; acompañaba desde el violín, la labor artística de mi Abuelo o, en las noches, compartía con él un dúo de violín y piano. Mi Padre, que fue un genio truncado con la temprana muerte del suyo, que lo era en muchos sentidos también, siendo el hombre más culto y refinado, que haya pisado la ciudad de Santiago de Cuba en todos los tiempos, no era muy dado a las Vanguardias ni al Arte Popular. Pues, una aprensión similar a la que me causaba, y a veces causa, la Música Popular Cubana, estaba presente en mí con relación a las obras de los expresionistas, cubistas, impresionistas, surrealistas, puntillistas… y, por supuesto, hacia Picasso, el más grande de ellos y más longevo.

        Siquiera el “Guernica”, tan brillantemente recreado en la “La Consagración de la Primavera” por Carpentier y “El Alba”, reproducido por mi difunto primo Román Betancourt, quien era su ferviente admirador, además de amigo de un conjunto de Pintores Célebres, entre ellos, Portocarrero y Mendive. Este último le regaló un dibujo original sobre tela. De hecho, Román Betancourt solía pintar bajo la influencia de Picasso y se sentía, con gran fuerza, la compañía del Malagueño en ese torero ante el toro, que presentó entre un grupo de sus cuadros en uno de los hoteles de lujo de Berlín, con gran éxito y múltiples ventas, en el marco de su primera exposición berlinesa y con gran éxito de crítica. Pues, siquiera ese famoso Caballo, que aparece hecho pedazos e iluminado desde arriba por un foco y, desde la derecha, por un brazo con una lámpara, de alguien a quién no le vemos el rostro, logró sensibilizarme, y menos el entusiasmo de mi primo al referirse a la Vanguardia.

        He estado, por primera vez, ante un original del genial Malagueño en el Ermitage, en mis días de estudiante universitaria en el MGIMO de Moscú, el cual tuve la oportunidad de contemplar en tres ocasiones a lo largo de una década, en mis visitas a Saint Petersburg, entonces Leningrado. Se trata de “La fábrica de Horta de Ebro”, con su fragmentación de planos, cual imagen vista desde diferentes perspectivas y con trazos geométricos, que no persiguen el objetivo de reproducir fotográficamente el paisaje, sino mostrarnos los lados, las aristas y hasta los vértices de la geometría de las naves y chimenea, que conforman la fábrica, con una reproducción de los mismos, en un fondo gris, que nos muestra un cielo diferente; chimeneas de las que salen penachos de palmas, en los que hay maestría en el reflejo de las luces y una aparentemente insuficiencia de colores, que bien puede estar vinculada a la economía del Pintor en aquel momento o a un gusto estético definido o a impresionar al espectador desde un ángulo diferente, desde su perspectiva particular. Por mi experiencia particular, puedo decir, que, por momentos, en dependencia del estado de ánimo, se es más dado a unos o a otros tonos, a la suavidad o a la explosividad del carácter, que se manifiesta en la obra.

        Un contraste entre dos polos de Picasso, que no se contradicen, pero sí muestran estados de alma diferentes, es posible apreciarlo al contraponer a “Guernica” y a “El Alba”. En este último, está presente la ternura entre dos mujeres, que comparten un diván: una acostada, expectante, desnuda, y otra, sentada y recatadamente vestida, cual vieja, que le canta a la que yace; por supuesto, está lleno de desproporciones y, en él, hay algo absurdo; una no está sentada en el sofá propiamente y la otra, está acostada sobre el respaldo. No obstante, este absurdo forma parte de las excentricidades del Artista, de su modo de provocarnos. Porque, en Arte, muchas veces hay provocación, tanta como profecía. “Guernica”, en él hay dolor, mucho dolor, muerte, violencia; un toro deformado y una mujer, que grita, además, la paloma del Espíritu Santo, que también grita, con su pico alzado al cielo; un caballo de muchas letras, papeles heridos conforman su cuerpo; lamentos, expectación…

        No fue hasta 1989, el verano de 1989 en Dresden, que quedé fascinada ante la Obra temprana del Pintor Español, que creció como intelectual en París, al igual que mi Abuelo Tutor. Fue la Dra. Marion Welzel, la que me dio esa oportunidad, así como contemplar la Madona Sixtina de Raphael, en esa espléndida Galería de Pintura de Dresden, y la Escudilla, regalo del Zar Iván el Terrible al Príncipe Sajón. Fueron estas tres cuestiones, las que quedaron grabadas en mi mente, junto con la mejor mano pintada, que haya visto, posada en la empuñadura de una espada, que hoy no recuerdo al Autor. Mi Padre, siguiendo las enseñanzas del suyo, que fue el Maestro de los pintores, y de los que no llegaron a serlo, de Santiago de Cuba de inicios del siglo XX, siempre decía, que lo más difícil en Pintura es reproducir acertadamente una mano. Incluso, yo habiendo visitado tantos grandes y afamados museos de Pintura, desde el Ermitage de San Petersburgo hasta la Galería Tretiakoskaya, pasando por El Museo de Arte Decorativa de Moscú, el Museo de Bellas Artes de La Habana, la Casa Museo de Franz Halls en Harlem, Holanda, las Casas Museos de Shevchenko y otros, al pararme ante un cuadro, lo primero que miro son las manos. Por ejemplo, pudiese decir, que en el cuadro “El Beso” de Gustav Klimt, que tanta fama acompaña, la mano derecha de la mujer está mal pintada, cual si fuese una mutilada, una invalida y que la atracción sexual de éste está basada en dos elementos fundamentales: la pintura de oro y la mujer rendida ante su amante latino de cabellos rizos, negros.

        Vuelvo a enfrentarme a la Obra de Picasso, esta vez, a sus grabados, siendo ya la intelectual y no sólo la excelente profesional, que le visitó en Dresdem y la estudiante, que lo hizo en San Petersburgo. Cerraron en mi cara el Palacio del Embarcadero de Santander, un domingo, mas la vida me llevó, ante él, en una Sala de la Universidad de Oviedo, en el verano de 2007. Fue una visita memorable a la ciudad de mis antepasados asturianos, sentía que estaba en un lugar que me pertenecía, como si sus paredes fueran mi propiedad. ¡Fue maravilloso! ¿Por qué Andrea Tutor llega a Oviedo? Para llevar VALS PARA KARLA a Woody Allen, pues, estando en el Café Victoria de la Avenida Reina Victoria de Santander, vi en la TV, que estaba filmando en esa ciudad. Al día siguiente, subí a un autobús y en la estación ordené al taxista: “Al Hotel Reconquista, por favor”.

        En el vestíbulo, nos encontramos, Yo y Penélope Cruz, nos impresionamos mutuamente y, “¿Eres Penélope o su hermana Mónica?”. “Soy Penélope” –me respondió con una sonrisa. Se brindó amablemente para entregar de forma personal el ejemplar de mi novela al Director cinematográfico. Y, le prometí enviarle el suyo, al preguntarme, si no llevaba otro para ella, y adjunté dos más, para Andy García y Javier Bardem. A este último le vi de pasada al salir de la Catedral de Oviedo, al equivocar mi camino. Le dije a Penélope: “Daría, Usted, una perfecta Carolina, si lograse mantener esa imagen, que me ha trasmitido hoy. Usted es mucho más bonita y elegante, que en la pantalla y los anuncios”. Me fui al bar y Jerónimo me sirvió mi vino de la Hora de la Misericordia y partí a recorrer la ciudad. Mis pies me llevaron ante Picasso y su diálogo con la sociedad, su burla caricaturesca en sus grabados. ¡Cuál no sería mi asombro! Estoy segura, que mi Abuelo Tutor me acompañaba, junto al Malagüeño, en mi aventura ovetense. Me atrajo, cual imán, a su Exposición en el añejo edificio universitario.

        Pues bien, el Picasso Joven, magnífico Pintor en todas las piezas, que exhibe la Galería de Dresden, me hizo exclamar: “¡Ahora, sí puedo decir, que Picasso pinta! ¡Es un Gran Pintor!”. A partir de entonces, cada vez que me he enfrentado a alguna Obra o reproducción, he tratado de ponerme en consonancia con el Intelectual, con el cerebro del Artista, en la búsqueda no sólo de lo que yo interpreto, sino de qué pasaba por su mente durante su elaboración, cuáles eran sus entresijos mentales. Porque Picasso, ante todo, es un Pintor de ideas. Y, en ello, nos parecemos desde estilos y experiencias vitales diferentes, desde cosmovisiones disímiles. Ha habido personas, que al ver algunos de mis dibujos en la técnica Ball Pin Pin, han exteriorizado: “¡Se parece a un Picasso!”, a lo que invariablemente respondo: “No se parece a Picasso, aunque el Maestro a veces me acompaña. Es un Tutor. Y, sólo, se parece a un Tutor”

        El propio Picasso decía, que no le interesaban sus viejos cuadros, que sentía una curiosidad mucho mayor por aquellos, que todavía no había pintado. Yo no coincido con el Pintor en esta apreciación, pues el Picasso Joven es quién avala al Picasso maduro. Ese joven talentoso, con una técnica depurada y capaz de impresionarnos con sus cuadros casi fotográficos, de una elegancia exquisita y en magníficas composiciones, en su crecimiento, llegó al aparentemente menos técnico, pero intelectual, que busca más la expresión, la emoción y trasmitir la complejidad de un pensamiento; llevar a sus cuadros la magia de la Creación.

        Santander, 18 de Octubre de 2008

        Escrito en 1 hora y 18 minutos. Desde las 5:09 PM

        Terminado a las 18:27

        Revisado y Editado el 2 de Noviembre de 2008,

        Día de los Santos Difuntos

        ——————————————————————————–

        [1] Escrito para Cardos ni Ortigas Magazine, Volumen III. Revista de Literatura y otra Artes.

        [2] Escritora y Ensayista, Poetisa, Prologuista, Crítica, Editora e Ilustradora. Fundadora del Neo Realismo Romántico Cónsul de la Misericordia Divina, Doctora de Ciencias Económicas y Socióloga, Profesora e Investigadora Jubilada de la Universidad de la Habana (1997); Premio Nacional de las Ciencias Sociales en Cuba (2001); Premio al Mejor Libro Científico Publicado por la Universidad de La Habana (2000) y Ensayo Social del Concurso Pinos Nuevos, 2ª Edición (1995).

      • Luz u oscuridad

        Sobre la puesta de la obra teatral “La Revelación” en Santander, España.

        Por ANDREA TUTOR[1]

        “Aprisionados por la oscuridad y cautivos de una noche interminable”

        (Oscuridad y Luz)… “para tu pueblo santo brillaba una Luz intensa”[2]

        Tras cumplir una misión del Cristo de la Misericordia Divina, en éste, Su Adviento, y encontrándome en oración a pesar de mi gripe, salí de la Oficina de Correos de Pedro San Martín en dirección contraria a lo planificado, con las llaves apretadas en mi mano derecha y la Lignum Crucis por delante, indicándome el camino. Cuál no sería mi sorpresa al llegar a la altura de la Facultad de Medicina y encontrar una concentración de católicos ante un alto centro de estudios universitarios. Sorpresa negativa, por cierto. También, mi corazón penó de dolor al ver a muy buenas personas en el grupo e incorporándose a él, hermanos míos en la fe y hermanos de mi comunidad cristiana. Ya el Domingo, había visto el entusiasmo, con que fueron a firmar una carta para exigir la suspensión de una obra de teatro, “La Revelación”. Lo curioso es que la mayoría la firmó sin haberla leído, sólo por el comentario del párroco. Habiendo leído la carta, en el transcurso de dos días, tres veces, y con la mente en diferentes estados (primera reacción, escandalizada; segunda , duda y tercera reacción, cordura), me retiré de la parroquia inmediatamente. Y esperé a mis amigos fuera del perímetro del templo.

        Ante la Escuela de Medicina, le pregunté a un señor muy activo, supongo del grupo de organizadores, con una furgoneta, pancartas, chalecos fluorescentes y unas siglas, que no recuerdo, a qué se debía la manifestación. Resultó ser que la representación teatral había sido suspendida en el Centro Cultural Obra Social Caja Cantabria por las presiones de los católicos, pero había sido trasladada a las instalaciones de la Escuela de Medicina santanderina. Este señor, muy entendido, me citó de memoria el punto 1 del artículo 10 de la Constitución Española y en una de las pancartas, me pareció ver, un número de artículo excesivamente alto para los 142 artículos, que contiene la Constitución Española y en dicha pancarta se hacía mención a los musulmanes, que realmente no venía al caso; resultaba contraproducente.

        Le pregunté a este señor: “¿Usted vio la obra teatral?”. Su respuesta: “No, pero leí la carta”. Este señor, como la inmensa mayoría de los allí reunidos, no había visto la obra, sino que actuaba del mismo modo, que lo hace un partido político por orientación de un jefe, al que no se ve ni se conoce su rostro. No estaba ante católicos conscientes, documentados y con criterio propio, sino ante la masa. Y me duele, que personas inteligentes sean usadas en calidad de masa; cual personas, que no sienten la necesidad de expresar su propio criterio y, ante la arenga de una supuesta autoridad, van a aplastar a otros, aunque no sea con violencia física, pero a la que se puede llegar con un solo provocador o con un fanático, arengando. La masa siempre es fanática, porque, cuando se actúa como masa, los humanos nos comportamos al modo de toros en la Festividad de San Fermín.

        Hubiese aplaudido a mis amigos y hermanos en la fe, si tras ver “La Revelación”, y meditado, hubiesen escrito artículos, hablado en la radio… y hecho público sus propios juicios, donde estuviese presente un balance equilibrado entre el valor artístico de la obra y su cuestionamiento inteligente a los planteamientos del autor. Tal vez, se correspondería más, ante las supuestas inaceptables y blasfemas locuciones, que exceden a la libertad de creación artística y se convierten en ofensa para un grupo, marcadamente, significativo de sociedad, que los espectadores, por reacción espontánea ante tan graves ofensas, se hubiesen puesto de pie y abandonado la Sala; siempre que no hubiese sido de forma organizada de antemano, como ya he visto hacer en la Isla de Cuba. Por ejemplo, en que el Partido Comunista movilizó a sus militantes, les dio el día libre para asistir al cine (film “Alicia en el Pueblo de Maravilla”), tras el gobierno haber tenido que ceder a su exhibición, por presiones de los intelectuales de la esfera cinematográfica. En aquel caso, se constituyó en tarea partidista reducir aplausos en las salas de proyección y espacio a los espectadores no-comunistas, así como controlarse unos a otros, en medio de la semioscuridad.

        Volviendo a la entrada del recinto universitario santanderino, aquel hombre repetía lo de los condones “consagrados”, como lo más pecaminoso contra nuestra eucaristía. En mi opinión, sería mucho más conveniente y amoroso consagrar condones para enviar a África, donde las cifras de SIDA son la vergüenza y el escándalo más grande, que existe la Humanidad, cuestión que puede evitar un condón; consagraría condones para reducir sufrimiento y gastos en enfermedades, que tienen en muchos casos su origen, en primera instancia, en enfermedades de transmisión sexual, entre ellas: algunos tipos de cáncer de cuello de útero e hígado y ciertas cardiopatías; consagraría condones, para que sean utilizados para controlar el crecimiento demográfico de la raza humana, que pone en peligro la sostenibilidad del planeta Tierra, cuya carga demográfica tiene límites y, mucho más, a los niveles de consumo, que mantenemos en el Norte.

        No le digo al hombre, de forma genérica, que se abstenga, como tampoco se lo dijo Jesús de Nazaret, pues el sexo es una necesidad biológica y función muy importante para la salud física y mental humana, sino que no sea promiscuo y, como no puede garantizar la no promiscuidad del otro, que se proteja u obligue a su pareja a que le proteja. Incluso, podría decirle, lo que escandalizaría a los católicos fundamentalistas, que el mejor anticonceptivo natural es, precisamente, la homosexualidad. Así como me llama poderosamente la atención, que el Colectivo Gay use el mismo símbolo de la Alianza.

        Con ello, no me solidarizo con las actitudes de perversión y promiscuidad de algunos gays, como tampoco lo hago con los heterosexuales, que tocan niños y niñas dentro de sus familias, en su entorno; con los heterosexuales, que son aberrantemente promiscuos, y desprecio la falsa heterosexualidad de los homofóbicos y erofóbicos; mucho menos, con los exhibicionistas. Desprecio la hipocresía de un gran número de homosexuales, de acción y/o pensamiento, los que, por fobia social, se comportan, cual heterosexuales, y reprimen de palabra la homosexualidad.

        El pecado nunca será el amor, sino el desamor, con independencia de quiénes conformen la pareja o el matrimonio. Éste es una institución social de carácter histórico y, por tanto, cambiante. Se ha ido adecuando a los patrones de cada momento histórico y ha evolucionado en dependencia de la ideología y modelos de conformación de la familia del grupo, que sustenta el poder, ya sea religioso o laico, y a las necesidades de cada civilización, de cada sociedad específica.

        Vi, entre la muchedumbre, personas a quiénes les molestan los iluminados. Y, si pudiesen, nos darían con La Biblia en la cabeza, a los que nos atrevemos a hacer análisis diferentes a los suyos, los que se repiten, generación tras generación; análisis, que dejarían perplejas a religiosas consagradas, que hacen misión del otro lado de la Mar Océano. Gracias a DIOS, por lo menos, para una parte de la Iglesia Católica, dichos enfoques están superados; personas, que son capaces de, en Viernes Santo, decir: “En esta parroquia, no queremos iluminados”.

        Al hacer esta aseveración, echan de su propia Casa a DIOS HIJO, al que han acabado de celebrar con gestos afectados y alzando la voz; se echa a todos los profetas de La Biblia[3] y a los Iluminados, que la escribieron. El conocimiento y la libertad de pensamiento es luz. Se les hecha con el único objetivo de mantener al hombre en la oscuridad. Entretanto, YO pido:

        ¡SEÑOR, desciende sobre tus hijos e ilumínalos!

        ¡ESPÍRITU SANTO, VEN!

        ——————————————————————————–

        [1] DRA. CARY TORRES VILA {ANDREA TUTOR}. Escritora y Ensayista, Editora, Doctora en Ciencias Económicas y Socióloga. Profesora Jubilada de la Universidad de La Habana. Premio al mejor Libro Científico Publicado, Universidad de La Habana y Premio Nacional de las Ciencias Sociales, Academia de Ciencias de Cuba. Católica no-fundamentalista. Iniciadora del Movimiento del Neo Realismo Romántico, hecho público con Vals para Karla UNIVERSO EDITORIAL OVO, Santander, 2006 (novela ilustrada)

        [2] No cito del modo tradicional La Santa Biblia, sino como autora científica y me acusarán de sacar las frases de contexto. Frases tomadas de DIOS HABLA HOY. La Biblia con Deutorocanónicos. Versión Popular-Segunda Edición. Traducción de los textos originales: hebreo, arameo y griego. Ed. Sociedades Bíblicas Unidas, 1983, 1987. Deuterocanónicos, p. 160-161 (primera frase, Cáp. 17 y segunda, Cáp. 18)

        [3] Recuerden, la palabra “biblia” significa libros en griego. Ésta es sagrada, porque en los tiempos antiguos sólo los iluminados eran capaces de escribirlos para dejar testimonio al hombre del paso de DIOS y de los hijos de Dios sobre la tierra, y constituyen las mejores crónicas de la Antigüedad. Nos narran, en parte, las historias de hombres, que eran iluminados por Dios para trasmitir mensajes a sus pueblos, del mismo modo que se nos alerta desde las Ciencias y por medio de revelaciones sobre el futuro: en Ciencias Sociales, se le llama pronóstico, perspectivas y/o recomendaciones. Por cierto, algunos científicos tienen demasiada puntería para ser normal y sus conclusiones se adelantan, como norma, a los sucesos históricos. No obstante, en la Antigüedad el hombre era más respetuoso de Dios, sentía mayor temor de Dios, tanto creyente como no creyente. La Santa Biblia es uno de los mejores, sino el mejor libro, no sólo religioso, sino de la cultura humana en general. No olvidemos que nuestros católicos hasta los ’60 no podían hacer uso libre de la Biblia, sólo repetir la parte que se le contaba de ella. Hoy los libros se han devaluado por la elevación del nivel cultural de las masas y porque indiscriminadamente se publican libros, que no responden a la élite del pensamiento del momento, sino que se comercializan del mismo modo que se hace con cualquier otra mercadería.

      • Un Sheylon para la Oficina Oval

        Autora: ANDREA TUTOR

        No soy muy ducha en nombre de muebles y no conozco el mobiliario de la Casa Blanca, aunque sí la función de su Despacho Oval. Por ello y por no encontrar en Internet de modo expedito la forma correcta para llamar al mueble, que tengo en mente, y ayer vi, en una revista, uso el término cómo lo he escuchado y, tal vez, nunca leído.

        Desde las páginas de los rotativos se muestra a un Barack Obama en segundo plano al teléfono, que al parecer habla con desenfado y precisa algunos asuntos. Una foto de varios planos, por delante los pies, como los difuntos y unos documentos de trabajo borrosos; un buró, que trasmite la imagen de las carreteras, cuando las golpea el Sol y reverberan, junto a una pose maleducada y desdichada, en contraste con la claridad del busto y rostro, así como el gesto de precisión de su mano derecha, cual si estuviese puntualizando con delicadeza; en el background o último plano de la fotografía, la bandera de los Estados Unidos mostrada de forma parcial ante unas cortinas carmelitas, a las que les golpea la luz desde la derecha.

        Según aparece en Internet y en rotativos en el día de ayer, Miércoles 10 de Junio, la Casa Blanca decidió mostrar una particular fotografía del Presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, manteniendo una conversación telefónica con el Primer Ministro de Israel Biniamin Netanyahu.

        Barack, suena a barraca en Castellano y si se remarca la R, es decir se escribe doble, se está ante la palabra en Inglés. Precisamente, el nombre del actual Presidente de los Estados Unidos era lo que no me gustaba de él, durante la Campaña Electoral, al igual que el apellido de su contrincante. Un Rey y su Casa Real, un Presidente, un Primer Ministro son los que trasmiten la imagen de un país, en primer lugar. Esto implica una responsabilidad inmensa, un saber estar y una imagen pública impecable, por lo que, en privado, se está obligado a ser lo más correcto posible para no cometer errores públicamente o no sentir forzada su personalidad, no sentirse, cual si el traje le molestase. Es algo similar al uso de los cubiertos en la mesa.

        De hecho, para mostrar semejante imagen tiene que habérsele preguntado al Presidente de los Estados Unidos de América, hasta para hacerle la foto; además, haber sido aconsejado por algún asesor de imagen. Es una pena, que conserve su trabajo; no está calificado, sólo es efectista y prepotente, mal educado. Si el Presidente de los Estados Unidos sale con los pies, por no decir patas, sobre la mesa, incluso hablando con otro principal, qué se puede esperar del Mundo en una década.

        Es conocido, que mucho tiempo al escritorio provoca problemas circulatorios. Sería aconsejable colocarle un sheylon, en la Oficina Oval, al Sr. Presidente de los Estados Unidos, para que descanse sus piernas y cómodamente pueda conversar con sus interlocutores al teléfono. Nunca con personas físicas, porque también es de muy mala educación quedarse acostado al entrar un individuo a la intimidad. Me lo enseñó Mi Madre, cuando yo era pequeñita. Supongo, que tal pose la desaprobaría la abuelita de Obama.

        Por otra parte, para hablar con una personalidad política o diplomática, con un homólogo, debería mostrar mayor respeto, aún en su ausencia. Por ejemplo, sentarse correctamente o ponerse de pié. ¡Respete para que lo respeten! Los Estados Unidos de América no sólo son el país más poderoso del Mundo, sino su primera potencia, su cabeza, la que debe ir muy bien para que el Planeta no se pierda entre vulgaridades multiplicadas por las telecomunicaciones y la prensa amarilla.

        Santander, 11 de Junio de 2009

      • 1
        Hija del Bicarbonato
        (No editado)
        Aquella muchacha aún joven, pero ya casada ella misma, me repetía con cierta
        gracia y complicidad: “Soy hija del bicarbonato”. Yo solía devolverle una sonrisa, por
        lo que consideraba su broma preferida o el deseo de ser misteriosa o hija del misterio;
        coqueteo farmacéutico de casi dos meses. Hasta que al fin:
        – Por favor, explícame el asunto de tu ¿paternidad? bicarbonatada.
        Lo que, al parecer era un chiste, resultó una historia verdaderamente fascinante y
        que me ha hecho pensar en ella durante muchísimos años con cierta intermitencia. Hoy
        mismo, he recordado a aquella muchacha, nada ingenua, que con notas de excelente
        había logrado estudiar, perteneciendo a una familia humilde, en las universidades más
        ilustres de su país, en la más elitista, donde se compartían pupitres con los hijos de los
        hombres de más alto rango en la política y la diplomacia, de lo que era un verdadero
        imperio, un imperio con países satélites. Ella era del Imperio; yo, del último satélite, y
        para aterrizar en aquella tierra cubierta por la nieve, gran manto de escarcha, espesa
        capa de esponjoso hielo, necesité de un barco, el que llevaba el nombre del Imperio,
        Rossia; tuve que navegar muchos mares, hasta el azul y transparente Océano en una
        temporada estival de aguas tranquilas, salto de peces voladores, sustituidos por los
        delfines de la boca del Estrecho de Gibraltar, cual festival de fuegos artificiales, que se
        alzan de las aguas y caen en cascadas de cuentas iluminadas por el Sol del cohete
        central de sus cuerpos.
        Sí, en Rossia nació una joven humilde, que se graduó con Diploma de Oro en
        una escuela primaria cualquiera de la vasta Llanura Rusa; diploma, que le permitió
        acceder al sacrosanto recinto universitario. Por cierto, se le veía campesina, algo ruda;
        esto la diferenciaba de las señoritingas de nuestro elitista medio, siempre preocupadas
        2
        por la piel de sus abrigos, el esmalte de sus uñas, en arreglarse la cabellera una vez
        retirado el gorro, en hablar de sus últimas vacaciones en Londres, París o New York.
        Ella, Tania, tuvo la osadía de querer sobresalir por su capacidad, y mientras las
        señoritingas y señoritingos, “hijos del proletariado y del campesinado”, de esa
        indestructible alianza obrera-campesina, se paseaban por el extranjero, aquella casi
        aldeana, enfundada en botas militares, batía mezcla en una hormigonera para ganarse
        unos cuantos rublos, que le permitieran comprarse ropa adecuada para asistir a su
        universidad. Entretanto, yo, cuya curiosidad extrema arrastró hasta las tierras de la
        remota Siberia, lavaba y suministraba la piedra de mármol molida, a la hambrienta boca
        de la mezcladora, con mis tejanos empapados en agua casi hasta la cintura en aquellas
        friísimas madrugadas siberianas, en las que su esposo añadía cemento blanco y algún
        que otro colorante para así obtener una pasta, que inmortalizara nuestro trabajo y
        permanencia en unas tierras, en las cuales nunca más nos recordarían sus habitantes.
        Éramos unos de los tantos estudiantes, que pasábamos nuestras vacaciones de Verano,
        “construyendo el futuro”.
        Mas para nacer, se necesita ser procreado, concebido, engendrado, germinado.
        Ahí, era dónde residía el problema de aquel joven matrimonio, que se iba poniendo
        viejo sin haber traído al mundo un vástago, que le diese continuidad a la existencia
        humana, que cargase con sus apellidos, y los karmas propios y familiares. La felicidad
        de los aún no padres comenzó a girar en torno a las menstruaciones de Natalia: “que si
        se atrasó la regla”, “que si el período se adelantó”, “que si estaba en la etapa de la
        ovulación”… Daba la impresión, que más que una pareja eran dos sementales frustrados
        y se olvidaban de lo único, que puede dar realmente la felicidad, del amor. Convirtieron
        el acto de multiplicación de una terrible vigilancia de un calendario, en una
        competencia; una de las tantas competencias de este mundo por llegar al éxito y a
        3
        satisfacer lo que la sociedad exige de los individuos, olvidándose del ser humano y su
        eterna necesidad de afecto; de crecer en el amor. Relegaron, como tantos otros, el único
        sacramento válido ante Dios, el amor; ese amor de colores áureos, con el tono de la más
        bella aurora rota por el azul del cielo. Quizás, nunca se amaron verdaderamente y
        necesitaban, por ello, un eslabón falso de carne humana en esa cadena, que es la familia,
        hacia quién dirigir su amor y del que recibirían cariño. Se preocupaban y esmeraban en
        construir un puente, un puente humano entre dos islas rodeadas de tiburones, que, de
        algún modo, estaba construido sobre pilares hundidos en una tembladera.
        Por más que hacían cuentas y aplicaban los conocimientos de reproducción
        humana, aprendidos en sus días de Bachillerato, no aparecía la deseada, la necesaria
        criatura, que hiciese al padre sentirse macho y alardear de su virilidad ante los amigos.
        Alexei no se sentía cómodo ante la pregunta impertinente y persistente de “¿cuántos
        hijos tienen?” y hacía recaer en su esposa el peso de la infertilidad. Pues, él mismo no
        podía concebir en su mente la idea de ser quién tuviese problemas, de tener
        espermatozoides débiles o de que la calidad de su semen no fuese la adecuada por la
        baja cantidad de espermatozoides por campo, los que en su lucha por llegar a la meta
        dejaban la vida en el camino; eran expulsados por el abundante flujo de la vagina de
        Natalia. Chorros de esperma femenina enfrentaban a sus contrincantes, no daban paso a
        los intrusos, que querían apoderarse de sus ovarios para convertirse en esa suma de dos,
        en lo que es, probablemente, la vida humana. ¿Acaso la suma es de más de dos? Sólo
        Dios sabe. Es posible, que estuviesen presentes los elementos biológicos para constituir
        la carne, pero faltase lo primordial para amoldar y dar aliento a un hombre, sea hombre
        varón o varona; al fin y al cabo, no es hasta el segundo mes de vida, que surge una
        diferenciación en dependencia de un intercambio químico a nivel de cerebro del
        embrión. Ese embrión neutro, inicialmente femenino, embriona-¿embriono? y/o
        4
        embriona o embrión era el que Natalia y Alexei no llegaban a engendrar en su manía
        obsesiva de presentar una familia normal, de mostrar que eran sementales útiles en la
        cadena reproductiva humana. Aunque para ser francos, al igual que lo hacía la sociedad
        y lo hacen los veterinarios, Alexei era el único considerado semental por unos ovarios,
        que descendieron, en su día, para convertirse en testículos, dentro de los labios
        transformados en escroto, que hacen andar a muchos hombres de forma tan fea; más por
        teatralidad y falta de educación que por la molestia propia del órgano sexual. La pobre
        Natalia era acusada de no ser una tierra fértil, donde pudiese nacer la simiente viril de
        Alexei.
        Comenzaron los ir y venir de un médico a otro, los consejos de cómo aprovechar
        los días y las horas más fecundas, los tratamientos de fertilidad. NADA. Vivían
        pendientes del almanaque, uno en la cartera y otro colgado en la habitación, coloreados
        de diferentes tonalidades, según el ciclo menstrual de Natalia. Si Tania hubiese nacido
        de esa forma, hoy, le llamaríamos Hija del Calendario o Hija de la Luna. Ni los ciclos
        de la Luna ayudaron a la concepción de un nuevo solecito. Puede ser, que Dios
        realmente nos quisiese regalar una lunita y, por ello, se revelase con tal fuerza la vagina
        de Natalia o de Natasha, como se le llamaba entre amigos y en la familia.
        Fue tanto el stress social, que cargó esta pareja, que, de hecho, se perdió la
        sonrisa en sus rostros; se esfumaron las caricias y, cada vez, se hicieron más esporádicas
        las escasas manifestaciones de cariño, presentes en otros tiempos. Se transformaron en
        dos muebles refunfuñones, que se sentaban a la mesa de la cocina, única alegría en las
        horas de luz o en sendas butacas perdidos en sus propios pensamientos con la mirada
        clavada en la pantalla del televisor. No disfrutaban del acto sexual ni del juego erótico,
        que le debiese anteceder, acompañar y suceder; fueron perdiéndose en la prisa de
        5
        alcanzar el orgasmo de Aliosha en la vagina fría de Natasha; ya no había manantiales de
        esperma, sólo aridez y un flujo escaso de olor fuerte.
        Decidieron dar un giro a sus vidas, darse una oportunidad antes de plantearse
        definitivamente un divorcio: se fueron de vacaciones a las costas del Mar Negro.
        Conocer nuevas personas, disfrutar de paseos y baños de mar en aquel paraje, desde
        donde se divisaba una montaña, inmensa osa con su hocico hundido en las oscuras
        aguas de mísera salinidad. Entre los nuevos conocidos, había un anciano, que solía
        sentarse a meditar en un banco apartado del bullicio, a la sombra de unos pinos; daba la
        impresión de que bebía cada detalle de la Naturaleza y se perdía en profundos
        ensimismamientos:
        – Pioter Petrovich, me permite acompañarle en esta mañana– la voz de
        Natasha sonó a súplica.
        – Será un honor compartir unas horas con Usted, Natalia Sergueevna. Siéntese,
        por favor. Hoy se le ve melancólica. Lo delata esa mirada triste, algo en su
        voz.
        – La vida, distinguido amigo, la vida…
        – La vida la hacemos nosotros, aunque no, totalmente. También, nos la
        imponen, si no tenemos suficiente fuerza, coraje y constancia para alcanzar
        nuestros propósitos. No obstante, ahí está el destino de cada hombre sobre
        esta Tierra. Nunca sabremos con exactitud cuánto depende de nosotros
        mismos, de cada uno de los individuos y de su suma en cuerpos humanos, y
        cuánto depende de una Voluntad Superior.
        – ¿Es Usted creyente o Filósofo? ¿Cuál es su profesión?
        – Ninguna de las dos. Sólo he vivido mucho y visto demasiadas cuestiones en
        esta vida. Me he dedicado a traer niños al mundo, a anunciar el estado de
        6
        buena esperanza. Soy Médico, aunque ya no ejerzo la profesión -terminó la
        frase con nostalgia-. Ahora, a diferencia de mis días en el hospital, tengo más
        tiempo para observar la existencia y disfrutar de sus más pequeños, de esos
        ínfimos e íntimos, detalles, que escapan al ojo del ser humano, enfrascado en
        un afán desmedido por correr y llegar a ninguna parte. Hoy soy, eso, un viejo
        jubilado, un anciano, que ve pasar el tiempo desde un banco de cualquier
        parque.
        – Si existe ese Dios del que tantos hablan, Dios lo ha puesto, hoy, en la senda
        de mi destino. Desearía, Pioter Petrovich, consultarle mi caso en calidad de
        médico de mis males, que más que males son pesares –hizo una pausa.
        – Por favor, continúe. Soy todo oídos –le instó solícito.
        Cayó un rayo de luz sobre el rostro rubicundo y noble del anciano, que se
        filtraba de entre las ramas de los pinos. Parecía un iluminado, Natalia quedó perpleja,
        impresionada ante la coincidencia.
        – Sí, Dios existe. De lo contrario, no le hubiese marcado con esa fuente de luz
        en medio de la sombra. Su imagen, en este momento, es digna de un retrato.
        ¡Me da confianza!
        – ¿No me había dicho que no era creyente? Por lo menos, así, lo comprendí, yo
        –le miró a los ojos con interés, el doctor.
        – Ya no sé ni lo que soy. Sólo sé, que hay demasiadas coincidencias en este
        mundo, para que sean casuales.
        Se acomodó en el banco y comenzó la narración de sus avatares para concebir
        un hijo y de las dificultades en su matrimonio. Él se extrañó, que se hubiesen amado, en
        la fase inicial, y no hubiesen sabido resolver la situación; no hubiesen sido capaces de
        reconducir la relación hacia un mayor amor y unión de la pareja.
        7
        – Natalia Sergueevna, como norma, en las parejas bien avenidas, transcurrido
        un período de intentos frustrados, se asume la imposibilidad de procreación
        por ambos. Aquéllos, que no la asumen, no debiesen durar tantos años,
        revolviéndose en el mismo lodo. Disculpe, que le hable de este modo,
        tómelo, como una imagen poética de expresión. No vaya a ofenderse.
        – ¡De ningún modo! Usted continúe, por favor.
        – Pues, querida mía, lo primero, que debe plantearse antes de cualquier intento
        más, es si, realmente, ustedes conforman una pareja o el azar los unió en
        algún momento de la vida. A veces, ésta nos juega malas pasadas y hay que
        ir corrigiendo. En caso de ser una pareja y haberse desgastado en la obsesión
        reproductiva, deberían sentarse y preguntarse, si vale la pena seguir
        intentando la multiplicación de la especie o, incluso, si todavía hay algo que
        les una más allá de los intereses comunes y ataduras sociales, que surgen en
        los años de matrimonio. Esto es muy importante a la hora de tomar una
        decisión, pero lo esencial es el lado afectivo de la relación.
        – Me gustaría probarlo una vez más. Me refiero a tener un hijo. Mas, no sé ya
        qué método utilizar –no se podría precisar, si había angustia o temor en la
        voz de esta mujer, que avanzaba hacia sus cuarenta años.
        Se abre el silencio entre ambos, sus ojos se fijan en una ardillita bajo un cono de
        luz violácea; fenómeno extraño, cual si se tratase de una parábola de luz azul, que se
        abre, se difumina hasta convertirse en lila para luego pasar a blanca; el animalillo,
        continúa su camino, desciende por el tronco del abeto del lado opuesto de la acera,
        escoltado por dos hileras de bancos, en los que, aquí y allá, conversan veraneantes bajo
        las alas de sus pamelas o viseras de gorras. Cruza la senda y se detiene justo a los pies
        de Natasha, la que en un ligero movimiento los retira, como temiendo ser mordida por
        8
        el escurridizo animalillo. La ardilla se asusta y busca refugio en el árbol próximo. Unas
        nubes se ponen por el Este, confiriéndole un tono gris claro, poblado por nubes
        algodonadas, pero que no logran ocultar la luz solar del todo. El anciano se pone de pié
        y, con un gesto, invita a seguirle. Sus pasos les conducen a la orilla de la playa; una
        playa, que lleva piedras en lugar de arena; unas piedras, que de tan lavadas, se asemejan
        a las pelonas, que abundan en los ríos, aunque de menor dimensión. Ante el espectáculo
        del mar, el venerable anciano se siente conmovido:
        – El mar, como la vida, es un continuo cambio, un perenne movimiento. Y
        hablando de mar y de agua, le daré un consejo más. En mi opinión, pude
        estar presente en su supuesta infertilidad una elevada acidez en el flujo de su
        vagina. La mayoría de los médicos usan métodos modernos. Yo, en cambio,
        le daré un tratamiento casero. Incluso, Usted pudiese llegar a pensar, que soy
        un curandero. Pero no, no es así. Sólo los años y la observación me han
        hecho más sabio.
        – Por favor, acabe de decirme cuál es ese remedio –insiste con impaciencia la
        mujer.
        – Algo realmente sencillo. Prepare una solución de agua hervida con
        bicarbonato y hágase un lavado vaginal con una jeringa antes de cada acto
        sexual. Con ello, neutralizará los ácidos y puede ser, que, de ese modo,
        alguna simiente llegue a su destino y logre la fecundación. Es más, hágalo
        también, aunque no vaya a tener relaciones y, de cuando en cuando,
        estimúlese Usted misma.
        Natasha lo miró extrañada, pero por respecto a sus canas trató de no manifestar
        incredulidad. Si con ella se habían probado todos los avances científico-técnicos a
        disposición del hombre moderno, cómo algo tan simple, de ser útil, no era utilizado en
        9
        el arsenal de la Medicina. Es evidente, que se trataba de cosas de viejo. Bueno, qué más
        le daba intentar, sería una más de las tantas formas, en que se había experimentado con
        su aparato reproductor… Tal vez, se pudiese producir el milagro. ¿Quién sabe?
        – No es muy convencional, pero sí un viejo remedio, el que no se conoce en la
        Medicina actual. Ésta ha ido desechando mucho del conocimiento anterior y
        todo lo trata de suplir con pruebas sofisticadas y, a veces, un remedio o un
        cocimiento, que usaban nuestros antepasados, suele ser más efectivo o tan
        efectivo como una tableta u otro tratamiento complejo. Usted, si quiere,
        pruebe, pero con una condición, que me escriba y que la niña lleve el nombre
        de Tatiana.
        – ¿Por qué precisamente Tatiana? – le extrañaba, que hablase de niña con tanta
        seguridad y de que él se atreviese a escoger un nombre.
        Pioter Petrovich partió antes que el matrimonio Petrenko del sanatorio,
        dejándolos sumidos en un gran interrogante; partió, con sus bártulos, de uno de los
        tantos sanatorios y centros de descanso, que pueblan la Península de Crimea, ya sea en
        Yalta, Laushta, Alupka… en fin, de uno más de los sembrados a lo largo de toda la
        costa sur de la península, con excepción de Sebastopol, enclave de la Armada Rusa,
        semillero marítimo de navíos de diferente calado. Desapareció, Pioter Petrovich, en las
        fauces de un trolebús rumbo a Simferopol, desde donde un tren penetraría a la planicie
        ucraniano-rusa, cortando en dos los interminables campos de girasol, que se pierden en
        el horizonte; ese mar de girasoles sólo interrumpido por el océano de trigo… Tras el
        regreso a casa, la feliz noticia, meses de espera entre náuseas y sustos; llena de ilusión y
        cargada de preguntas, con un “¿cómo será después?” convertido en la constante de
        anhelos de la pre-mamá… Y llegó Tatiana, la Hija del Bicarbonato.
        © 2006, María Caridad Torres Vila (Cary) Torres Vila, alias Andrea Tutor Fernández
        10
        Nota: Escrito y revisado el domingo, 22 de enero de 2006, a partir de 14:03:53
        en unas 4 horas.

      • 1
        Me casé con un extraño
        Ante mí está sentada Natividad, una mujer triste, ya madura, pero que le queda mucho por
        vivir; una mujer que recibe la llamada de un recomenzar, pero que se siente sin fuerzas para
        emprender el nuevo camino; una mujer enferma de depresión, una más entre tantas, que un marido
        ha llevado a la despersonalización. Es casi como si conversara con Nadie. Me hubiese gustado
        nombrarla Nadia, un diminutivo ruso del nombre Esperanza, pero ella es Nadie, que debe renacer…
        La escucho lamentarse de su suerte y sé que ella también es culpable; ha permitido y propiciado el
        camino hacia la perdida de la autoestima. Le llaman Natividad, pero pudiese llamarse María, Josefa,
        Juana, Lourdes o ser tú misma y, por qué no, tú mismo.
        “Si tuviese que escribir mi historia, la titularía: Me casé con un extraño” – comienza así su
        propio relato. Mas le detengo y le preciso hablar sobre su niñez, sobre la relación entre sus padres y
        de sus padres hacia ella; comparar el trato recibido por los diferentes hermanos, según su orden de
        nacimiento. Natividad es una hija sándwich, un término que en Psicología se utiliza para denominar
        a los hijos que nacen, por lo general, detrás de un primer hijo deseado, pero que tienen la desdicha de
        venir al mundo con el mismo sexo del primogénito; no obstante, la definición psicológica se queda
        corta ante la inmensa cantidad de hijos e hijas, que con independencia del sexo que le precede, no
        reciben un trato similar al primogénito, ni son amados del mismo modo, así como aquellos hijos no
        deseados, que aún siendo primogénitos son torturados diariamente por padres, que muestran
        preferencia por su hermano menor. Este no es, exactamente, el caso de Natividad, quien todavía no
        era Nadie, sino una niña obediente, algo tímida y muy católica, pues es hija de una familia
        numerosa, la cuarta hija; ella pertenece a un paquete de hijas sándwich, ubicado entre la primogénita
        y el benjamín de la familia. Con una madre severa, la que no valoraba su dedicación y buen quehacer
        en los estudios, sino que jamás se mostró conforme con el hecho de que no se aplicase lo suficiente
        2
        en las labores de la casa y un constante decir, “Esta niña es una haragana” creció la holgazana
        Natividad, arropada por su padre; con muy buenas calificaciones culminó el bachillerato e hizo
        varios cursos hasta graduarse en Administración.
        Quería seguir estudiando, irse a la capital, pero se imponía la necesidad de trabajar y se fue a
        Holanda, un país del otro lado del Océano Atlántico, bañado por las aguas del Mar del Norte, unas
        frías aguas contenidas por numerosos diques, que como guardianes se erigen entre un mar profanado
        y los ladrones de su espacio vital; un mar con camisa de fuerza, que ha dado lugar a una amplia
        planicie, surcada por pequeños canales; una llanura verde, interrumpida por pequeños pueblos, que
        parecen salidos de un libro de cuentos; aquí y allá, un molino de viento para recordar que se está en
        los Países Bajos, The Netherlands. Al verlos, Natividad sólo evocaba la batalla del Quijote contra los
        molinos de viento, leída en las aulas del Instituto de su ciudad natal; a diferencia del Quijote ella se
        encontraba sola en un país desconocido, donde se hablan otros idiomas y a merced de una familia,
        que le contrató para cuidar a un niño y la había convertido en la criada interina de la casa. La abuela
        de la familia, oriunda de las tierras que le vieron nacer, le había traído en unas vacaciones para que
        cuidase del nieto, pero el hijo y la nuera holandeses no tenían miramientos para con ella. Natividad
        voló cargada de ilusiones y esperanzas; creyó que iba a conocer y recorrer mundo, enriquecerse
        como individuo. Mas comenzó a sentirse vejada en sus comidas a solas en la cocina, tras servir la
        mesa a los dueños de casa; en los días de lavado, en que su habitación era usada, además, para tender
        la ropa, lo que sumaba al mal aspecto la humedad desprendida de la ropa en un país que el frío
        calaba sus huesos, tan acostumbrados a la calidez de las costas del Caribe o al suave clima de la
        montaña, de aquella amplia meseta, en que se encontraba asentada su ciudad, una ciudad de
        América. En otras ocasiones, se guardaban allí los trastos viejos y se le daba para vestir ropa, que no
        se ponía en bolsas en la calle, para que en las noches o temprano en la mañana, antes del paso del
        camión de la basura, hurgasen los pobres en busca de calzado y abrigo.
        3
        Se le permitía salir muy poco y, con ello, se reducía su posibilidad de contacto con el mundo
        externo, conocer a otros seres humanos, encontrar un trabajo más digno e, incluso, aprender el
        idioma del país. Natividad no hablaba ninguna de las tres lenguas que forman parte del habla
        cotidiana de Holanda; sólo era capaz de un breve intercambio en inglés, una de las lenguas, logrando
        una comunicación elemental, al nivel de un niño de primaria, de preescolar. Fue algo más de un año
        que vivió en condiciones de maltrato humano, se enfrentó al dolor, la soledad y la humillación,
        durante el cual se pisoteó su dignidad. En una de esas escasas salidas, en que solía visitar una especie
        de Casino Español en busca de un intercambio en su propia lengua, de un contacto con el
        componente central de su identidad, conoció, mejor dicho, se encontró con Rafael.
        Estableció una relación, que se limitaba a charlar un poco y corresponder a alguna invitación
        a bailar de forma ocasional, pero que le permitía hablar su idioma y sentir un poco de calor humano.
        Este nuevo ¿amigo? se convirtió en su asidero al mundo, dentro de un mundo que le resultó ajeno y
        hostil. ¿Era hostil Holanda para con los extranjeros? En realidad, no; todo lo contrario, es un país de
        gente amable, abierta, fácil de contactar y comunicarse, pero para relacionarse hay que hablar, tener
        gestos amplios y estar abierto a otros. Al parecer, ese primer encuentro humillante con una familia
        holandesa de un ser tímido, como Natividad, le llevó a enquistarse, a hundirse en su propia soledad y
        escarbar en su fuero interno entre los momentos más tristes de su existencia. Rafael fue su válvula de
        escape; fue su primer antidepresivo. No le conocía, ignoraba los entresijos de su mente y su alma,
        sus secretos íntimos; esos que llevamos a cuestas todos los seres humanos. Incluso, Natividad tendría
        que tener secretos propios, no confesables, pero que en una relación íntima van abriéndose paso
        hacia la luz. ¿Por qué ambos habían llegado a edades avanzadas sin haber tenido una relación
        estable? ¿Acaso sólo buscaban escapar de sus respectivas soledades, refugiándose en dos soledades
        acompañadas?
        4
        Rafael era un hombre algo mayor que ella y que había recorrido mucho mundo; también un
        tanto solitario, aunque sí tenía un grupo de amigos con los que solía reunirse. Salió, siendo un
        adolescente, de la Montaña y surcó el Mar Cantábrico en busca de nuevos horizontes; navegó
        muchos mares hasta desembarcar de forma definitiva en el puerto de Rótterdam y ubicar allí su
        residencia, en un apartamento de un barrio obrero. Cambió el cuarto de maquinaria de un buque por
        las maquinarias de una fábrica en tierra ¿firme? Hizo vida de obrero durante largos años antes de
        encontrarse en aquella tarde de sábado, de un frío invierno holandés, más frío de lo usual, en medio
        de esa isla hispana de la ciudad de Rótterdam, hacia donde escapaba la comunidad hispano-parlante
        en busca de la sonoridad, musicalidad, grandeza y sobriedad de su lengua, de los jamones ibéricos y
        el buen vino de la Rioja, por no decir de España, para culminar la noche con un espumoso cava. En
        medio del jolgorio, apareció Natividad, cual ave asustada, paloma herida, nueva presa, carne fresca.
        ¿Se echó una moneda al aire o el aire sopló entre dos que estaban solos? Allí estaban uno frente al
        otro, intercambiando las frases de siempre, las mismas que se dicen todos los hombres, que se
        encuentran por primera vez y no tienen nada qué decirse desde el principio de los tiempos. Una
        bocanada o un sorbo de la copa de vino, una mirada a la concurrencia llenó aquellos vacíos en cada
        uno de los encuentros.
        “Mi regreso a casa estuvo acompañado de las cartas de Rafael y el no hallarme en ningún
        lugar. Ya no pertenecía completamente a mi lugar de origen, pero tampoco al que había abandonado.
        No sabía con exactitud qué quería, pero sí creía estar segura de desear volver a la tranquilidad de
        Holanda, a ese modo de vida un tanto diferente, que de cierto modo ya había hecho propio sin pleno
        conocimiento. Una vez más, Rafael se convirtió en mi salvador o en el cabo a que me aferraba en
        medio de mi extravío. Por correspondencia nos comprometimos y mi regreso fue a través de Madrid
        y Santander, donde una novia, que no era en realidad más que una conocida, y no muy bien
        5
        conocida, era presentada a su familia como su futura esposa… Vivíamos en su apartamento del
        barrio obrero, en calidad de amigos o de extraños. Hoy no sabría decirle con exactitud. Era algo
        similar a dos, que compartían un piso con la intención de conocerse un poco mejor desde la
        privacidad de sus respectivas habitaciones, que de cierta manera habían llegado a un acuerdo de
        contraer nupcias y hacer una vida en común; dos seres adultos, maduros, algo pasaditos, que se
        comportaban cuales adolescentes de los años cincuenta dentro de la libertad sexual de finales del
        segundo milenio, a las puertas del siglo XXI… En mi noche de boda me encontré ante un hombre
        extraño, que me mostraba su desnudez, del que no conocía sus caricias ni sus besos. ¿Fue tierno?
        No, sólo me penetró; cumplió con su obligación matrimonial, dio la espalda y se durmió… Con el
        tiempo me atreví a hacerle una tímida sugerencia, “Rafael, ¿Usted no se ha fijado en las películas
        cómo los amantes se acarician antes de emprender el acto sexual propiamente dicho?” Hizo caso
        omiso. He sido siempre una mujer utilizada; una mujer no satisfecha sexualmente. He vivido durante
        largos años con un ser desconocido, que llegaba a casa después del trabajo y de haber bebido algunas
        copas de vino o varias cervezas con los amigos. Para ser franca, por mucho tiempo fue amable de
        palabras y no utilizó ninguna frase burda en su relación conmigo, mas en presencia de los amigos no
        dejaba de decir vulgaridades y tacos sin ningún tipo de miramiento hacia mí. Provengo de una
        sociedad y de un grupo familiar, en el que no se suele proferir obscenidades y, mucho menos,
        improperios contra Nuestro Señor. Soy profundamente católica y fue ese, precisamente, el primer
        blanco del ataque psicológico hacia mi persona, hacia mi autoestima. Avanzado el tiempo, una de
        las ofensas preferidas sería el llamarme india con un tono despectivo. Lo curioso de este hecho es
        que un ser humano, que se considera a sí mismo racional, ofenda a otro por su origen étnico, pero al
        mismo tiempo desconoce parte de este origen, lo borra, pues me hubiese podido ofender por mi raíz
        también hispana, la que comparto con la india sin mayor trauma y que están tan hundidas en el
        pasado, que ni yo misma las conozco. Sólo sé que soy mestiza, porque conjugo características
        6
        genéticas de dos razas. ¿En qué soy culpable si es que hay alguna culpabilidad en el mestizaje de
        todos los pueblos del mundo? ¿Es culpable el género humano de haberse ido conformando de los
        hijos de Dios y de las hijas de los hombres, según reza en Génesis? Hasta en ese primer libro de
        Nuestra Santa Biblia, que hunde sus raíces en un tiempo desconocido hasta hoy, los hijos de Dios se
        percataron de que las hijas de los hombres eran bellas. Es más, en muchos pueblos se conserva la
        creencia de que la mezcla de razas trae como resultado seres más inteligentes… No quiero
        profundizar en estas cuestiones, ni en un sentimiento racista que se tiene como de muy mal tono en
        sociedad, pero que a la menor discrepancia brota del interior cual Allien… “¿Si no te gustaban las
        indias y me consideras tal, para qué te casaste conmigo? ¿Cómo es posible que ames a tu hija por
        cuyas venas también corre, junto con la sangre hispana, la indoamericana? ¿Acaso puedes tú afirmar
        y demostrar una pureza de raza? ¿Existe alguien en el mundo a estas alturas que pueda?” – le
        hablaba suavemente, porque ese es mi modo particular de expresión; no me gusta imponerme a
        otros, pero tampoco me siento bien cuándo otros lo intentan hacer conmigo; pero no, no valía la
        pena, ni vale, tratar de razonar inteligentemente con quien sólo quiere ofender, con quien maltrata de
        palabras y acciones a otro individuo, ya sea su esposa o ser humano cualquiera. El necio no es más
        que eso, un necio, y el insulso desdichadamente tiende al mal, por lo menos es lo que he aprendido
        de la sabiduría antigua, recogida en La Biblia… Estoy contándole mi historia de vida, sólo
        interrumpida acá o allá para encausar la narración, para puntualizar; me penetra con la mirada, una
        mirada que trata de leer el fondo de mi mente. De cuando en cuando, comprueba el buen
        funcionamiento de la grabadora. Es mi primera entrevista con una profesional. Yo he venido a
        buscar el apoyo y la comprensión de una hermana católica y he encontrado a una socióloga que me
        interroga, me hace meditar sobre mi propia vida, una persona que me mira fijamente con un dedo
        colocado sobre sus labios para imponerse silencio y no verter criterios. De pronto me interrumpe
        7
        para preguntar sin piedad, desde la frialdad de las ciencias”. “¿Cuándo te pegó por primera vez?
        ¿Antes o después de nacer la niña?”.
        Natividad me mira con cierto asombro, pero niega al instante haber recibido maltrato físico.
        Insisto, “¿Cuándo y por qué te dio la primera bofetada? ¿Cuál fue tu reacción?” Ahora niega
        categóricamente y afirma, que sólo se trata de un caso de maltrato psicológico. Sé que miente, que su
        falso orgullo no le permite admitir ante terceros el hecho de haber recibido, y consentido, maltrato
        físico; el haber aceptado las frases de arrepentimiento de siempre y aquel “Jamás volverá a ocurrir.
        Perdóname. Pero, es que tú tienes la culpa por sacarme de mis casillas. Te juro que es la última vez”,
        aquel amor jurado y nunca sentido, aquella necesidad de concluir juntos la vida y encaminar a la
        niña por las sendas de su propio destino, responsabilidad que debe ser compartida por ambos de
        conjunto… Natividad no parece ser una mujer histérica, sí muy sufrida; algo introvertida, es posible,
        en su relación de pareja, no tiene los rasgos de una mujer agresiva, más bien, sumisa.
        Al percatarme de que por este camino se cerraba al diálogo, le sugerí hablarme de su
        embarazo y del nacimiento de la niña. Tras medir mis intenciones, “Realmente, ninguno de los dos
        esperábamos tener un hijo; no lo buscamos. Fue un hecho fortuito, un hecho al que nos enfrentamos
        al recibir la información del médico. No estábamos preparados psicológicamente para ser padres y
        desde el punto de vista económico no contábamos con las mejores condiciones para tener un hijo. En
        primer lugar, Rafael hacía unos pocos días, que había perdido su empleo y yo lo perdería al avanzar
        mi estado de gestación. Esta cuestión hizo más tenso el embarazo y yo tuve que asumir todos los
        gastos de la niña, que estaba por venir. Para colmo sus ahorros los había invertido en unas acciones,
        que le hicieron perder casi todo sin siquiera tomar en cuenta mi opinión”. “¿Acaso no tenían una
        economía común?” – quise ampliar sobre el aspecto económico, el que surgía por primera vez en la
        entrevista con mucha fuerza. No tenían una economía común, cada cual aportaba parte de sus
        ingresos a la convivencia desde sus respectivos bolsillos; se habían repartido los gastos y cuando
        8
        alguno estaba sin empleo se quedaba dependiendo del otro la parte central de los gastos comunes.
        Todavía hoy tras diez años de matrimonio no han logrado formar una economía común, pero sigue
        siendo la economía el eje central de su relación de pareja y la llave de sus decisiones. Su primera
        gran depresión fue una depresión post-parto, profundizada por la estrechez de recursos; una
        depresión que se extendió por casi un año y que sólo fue superada gracias a una amiga, que le
        acompañaba en sus paseos y conversaba con ella, la escuchaba y trataba de comprenderla; por parte
        de su familia, siempre escuchó que su lugar estaba al lado de su marido y su hija, lo sigue
        escuchando hoy, en que camina como una ovejita perdida en los confines de un rebaño ajeno.
        Vuelvo al ataque, “¿Cómo se han comportado tus relaciones sexuales? ¿Cómo eran antes y
        después de nacer la niña? No sólo me refiero a calidad, sino también a frecuencia”. “Normales” – me
        responde. “¿Qué quiere decir normales para ti? Explícame eso con detalles, aunque no es necesario
        caer en intimidades” – le lanzo un reto, que le obliga a hacer un esfuerzo, “Teníamos relaciones
        como es normal en Holanda, donde la gente trabaja mucho y necesita descansar para ir al otro día al
        trabajo. Bien, como norma, se suele tener relación una vez al mes, algunas veces la frecuencia es
        menor”. “¿Y tú consideras eso normal? – le interrumpo -. “Allí es normal”. Ya no me contengo y
        rebato, “Eso no es normal ni en Holanda, ni en Rusia, ni en ninguna parte, pues los esquimales, que
        no tienen relaciones sexuales durante meses, mientras están invernando, lo que se debe a las
        condiciones extremas y a la necesidad de no consumir energías, llegado un mejor tiempo se pasan
        semanas de constantes relaciones, no paran de copular durante días… No, eso no es normal. Y tú
        como latina lo sabes – hago una pausa -. Yo he vivido en Rusia muchos años en mi juventud, donde
        hay mucho más frío que en Holanda y se sale a trabajar o a la escuela sin ser aún de día y se regresa
        con las primeras penumbras de la tarde o alumbrado con las luces artificiales de la ciudad, sé que
        ello no influía sustancialmente en el deseo sexual, ni en la calidad. Te podría contar una experiencia
        propia con un amigo húngaro, un amante de paso, que vivía con la creencia de que mantener
        9
        relaciones sexuales frecuentes, satisfactorias y varias veces en un día podía provocar impotencia. Ese
        infeliz hacía el sexo como un perro. Tampoco era así, pues los perros, cuando la perra está en celo,
        pueden mantener relaciones mucho tiempo, con una constancia frenética, de forma obsesiva. En fin,
        que aquel hombre joven desperdiciaba su virilidad por falsas creencias, que muy probablemente le
        llevarían a una impotencia prematura. Aunque estaba perpleja por su mal funcionamiento, nunca
        exterioricé mi desagrado, por lo que él estaba seguro de que funcionaba a las mil maravillas.
        Recuerdo, que un día antes de partir definitivamente de regreso a su país, fue a despedirse. Ya hacía
        algún tiempo que no estábamos juntos, pero nos despedimos, como corresponde a quienes han sido
        amantes y no se volverán a encontrar. Ese mismo hecho lo hacía más libre, pues no temía la
        probabilidad de un embarazo, en que tuviese que cargar con la responsabilidad… Se le veía más
        maduro. Fue más efusivo y rindió un poco mejor. Antes de irse me hizo una observación, “Hoy has
        estado mucho mejor”. Yo sólo me sonreí… Así son los hombres con demasiada frecuencia,
        Natividad, si la relación de pareja no funciona la culpa es de la mujer. Si no saben cómo satisfacer a
        una mujer, la culpa es de la mujer, a la que ellos no saben despertar su sexualidad. A un número
        importante de mujeres, la mayoría de las veces, le pasa como a ti, que su marido no se preocupa por
        la satisfacción de su pareja, sino sólo por calmar sus apremios. Si la mujer no llega al clímax, se le
        acusa de frigidez. ¿Sabes lo que pienso? Pues, que no hay mujeres frígidas, sino insatisfechas; que
        no hay muchas mujeres estériles, sino que no se pueden reproducir con el hombre que han elegido.
        Siempre me ha llamado la atención una cuestión relacionada con dos matrimonios conocidos, que no
        podían tener hijos en común y fueron sometidos a exámenes, incluso, se intentó la reproducción
        asistida en ambos casos; al pasar el tiempo, cada cual cogió por su lado y las cuatro personas con sus
        nuevas parejas han tenido hijos sin necesidad de ningún tratamiento. Eran matrimonio ante los
        hombres, pero no estaban diseñados para ser parejas efectivas, por lo menos no compaginaban en la
        labor de la reproducción. Aunque poder reproducirse tampoco garantiza la satisfacción y
        10
        compatibilidad sexual. Para mí está muy claro, que hay personas compatibles e incompatibles, y que
        una incompatibilidad sostenida lleva a la frigidez en la mujer y a la impotencia en el hombre. Aquí
        sólo te hablo de mi observación y de algunas lecturas aisladas, nunca como especialista. ¡Dios me
        libre! – vuelvo a hacer otra pausa antes de avanzar en un tema que sé le resultaría incómodo -. Bien,
        ¿cuándo sentiste necesidad de autosatisfacerte?”
        No da crédito a sus oídos, pues ella había conocido a esa Señora en la parroquia y un amigo
        común, muy beato y santo varón, le había llevado para que conversase con ella, le había dicho que
        sería bueno, que compartiese con esta amiga sus preocupaciones; ¿cómo era posible que le
        preguntase con tanto desenfado una mujer, a quien había visto en posición orante, beatísima?,
        “Parece, que no comprendiste la pregunta. ¿Cuándo comenzaste a masturbarte? ¿Qué te motivó?”.
        “No, nunca me he masturbado. Eso no entra entre las cuestiones que me puedo permitir. Ni siquiera
        sé cómo una mujer se puede autosatisfacer. Jamás he hablado sobre estos temas con nadie” –
        responde alarmada. Ahora sí estaba siendo completamente sincera. Le tuve que explicar, que ese era
        un modo más de alcanzar la satisfacción sexual; por supuesto, que no era comparable con unas
        relaciones sexuales de pareja plenas, pero que permitía canalizar los flujos, los humores, y disminuir
        las carencias sexuales y, por tanto, la agresividad, irritabilidad y depresión, a que conduce una
        prolongada insatisfacción y la frustración sexual reiterada. Le expliqué que la mayoría de los
        problemas psicológicos, que se manifiestan en la etapa adulta del individuo, tenían su origen en la
        infancia o en relaciones sexuales no satisfactorias, que, incluso, muchos problemas de la infancia,
        que salen a la luz en el recapitular de la vida, que tiene lugar al pasar la curva de los cuarenta, lo que
        puede darse antes o después en dependencia de la madurez del individuo, proceden de la relación
        con los padres en sus primeros años de vida, donde el componente sexual, según el criterio de
        muchos especialistas, aunque otros creen que es una exageración freudiana, juega un papel
        determinante. Yo, en particular, me inclino ante Freud, si bien, lógicamente, pueden estar, y de
        11
        hecho están, presentes otros factores, que hacen mucho más complicado el análisis… Cómo te
        habrás dado cuenta, ya he abandonado la entrevista para tener un intercambio de criterios contigo a
        otro nivel, como intelectual y como ser humano. Sé, que te ha extrañado que alguna persona de la
        Iglesia te hable como yo, pero el propio San Agustín, que era un venerable santo y sabio, aconsejaba
        a las monjas y a las viudas masturbarse. Es evidente, que con ello trataba de suplir la insatisfacción
        sexual y paliar sus consecuencias psicológicas en alguna medida, así como el daño que una persona
        insatisfecha puede producir a las personas que le circundan. Mas se equivocaba mi buen San agustín,
        no sólo las monjas y viudas, propiamente dicho, necesitan de la masturbación, sino todas las
        personas insatisfechas sexualmente, aún, teniendo pareja o, tal vez, San Agustín agrupase a todos los
        insatisfechos y los que observasen abstinencia sexual bajo el concepto de monjas y viudas”.
        “Ciertamente, los consejos más fuertes los he escuchado de religiosas consagradas antes de
        hablar con Usted. Ellas, como Usted, me han dicho sin más vuelta: “Divórciate. Y si se quiere
        quedar con la niña, déjasela”. Nadie, perdón, Natividad en este punto duda, pero tampoco es
        consistente; creo que quiere a la niña y le gustaría tenerla con ella, pero no parece ser un factor
        determinante. Una y otra vez, lo que define su decisión o indecisión es el aspecto material, el lado
        económico del asunto, al igual que cuando planteó el divorcio por primera vez y huyó a su país con
        la niña con el pretexto de ir de vacaciones, y ni siquiera se atrevió a comunicarle a Rafael sobre el
        inicio del proceso de divorcio … Volvió a Holanda con la niña, regresó a la cama de Rafael, pues él
        no quería vivir separado de su hija, su única familia en Holanda, la única familia que
        verdaderamente había formado; mas no fue ese el motivo de Natividad, sino el no haber encontrado
        un lugar al qué volver en su casa paterna; el ser una hermana distante, que al partir había perdido los
        derechos en la casa familiar y su lugar había sido ocupado por otros miembros de la familia que
        habían permanecido o nacido en ella. Con un “Aquí no tenemos sitio para ustedes” dicho por una de
        sus hermanas regresó adónde no era necesitada ni esperada, donde sólo era requerida, en realidad, la
        12
        presencia de la pequeña y ella sería la interina de la casa de su familia, que por obligaciones
        matrimoniales de muy cuando en cuando se le imponía un contacto sexual. Mientras Rafael no la
        apremiaba sexualmente, parecía que la relación funcionaba y que había cierta paz, hasta armonía se
        podría decir. Otras veces, sin motivos aparentes uno de los dos explotaba por la carga de rencores y
        rechazos contenida, acumulada en sus respectivos interiores.
        La cercanía de la tercera edad y una prejubilación de Rafael le trajeron de regreso a la
        Montaña, es decir, a su Santander natal, que ahora llevaba el nombre de Cantabria; no lo hicieron al
        pueblo del que había salido, en la adolescencia tardía, sino a la ciudad capital, a la bella capital del
        Norte, que se abre a la espléndida Bahía de Santander y ha comenzado a extenderse por la rivera del
        Mar Cantábrico hacia el Oeste, desde donde sopla El Gallego, con un mar que embiste de frente,
        como toro salvaje, en los días que llegan los gélidos vientos del Norte, del Polo Ártico, expulsados
        por esa cúspide de la Tierra, harta de tanta frialdad y marginación… Por las calles de Santander, por
        sus verdes y cuidados parques, anda una mujer triste que clama por compañía, por un abrazo amigo,
        que se abraza al primero que le tiende la mano o le dirige una palabra amiga; una mujer que llora al
        conversar, que hunde sus ojos en la tierra, que pisan sus pies; una mujer sumida en la soledad de una
        familia, que la quiere expulsar de su seno sin su sarmiento y sin sustento; una persona que necesita
        ayuda para no acabar con su existencia.
        Santander, 27 de julio de 2005,
        Día de San Pantaleón, uno de
        los tres santos de mi abuela
        asturiana habanera.

      • Ejercicio Literario:

        Relato Ultracorto, tres variantes en 34 minutos, haciendo recesos, a partir de una palabra: metrosexual

        Metrosexual

        (Primera variante)

        Las palabras compuestas siempre me hacen pensar en el origen de las mismas, en quién

        fue el primero en utilizarlas y cómo se le ocurrió semejante conjunción, aproximación,

        composición, construcción, intervinculación y muchos -ciones más. ¿Dónde tuvo su

        verdadero origen el término metrosexual? Ese vocablo, que nos llega a principios del

        siglo XXI, con tanta insistencia, desde las pantallas de los televisores, salta de las

        páginas de las revistas de cualquier kiosco, en fin, que ha pasado a ser un mérito y

        cualquiera, que quiera alardear de su fogosidad, se hace llamar metrosexual. Pues, no,

        no es una palabra tercermilenaria, sino que nació a medianoche, en una medianoche

        otoñal de los años setenta, cuando dos se miraban con gran intensidad, expresión de

        profundo amor y del ardor de jóvenes enamorados, que, por estar en lugar público, sólo

        veían incrementarse los deseos casi incontrolables de hacer el amor. Eso sí era hacer el

        amor propiamente dicho, cómo dije, se amaban. Y la pasión iba en aumento, cual se

        alzan Los Picos de Europa ante nuestras miradas; arrebato loco, que plasmó un beso en

        la frente amada. Ésta tuvo que lanzarse fuera; correr escaleras arriba para no violar al

        amante, que se le venía encima en aquel vagón del Metro, del Metro Moscovita.

        Santander, 4 de febrero de 2006; H: 18:57

        METROSEXUAL

        (Segunda variante)

        La palabra tercermilenaria metrosexual no tuvo su origen en el siglo XXI, sino que

        nació a medianoche, en una medianoche otoñal de los años setenta, cuando dos se

        miraban con gran intensidad, expresión de profundo amor y del ardor de jóvenes

        enamorados, que, por estar en lugar público, sólo veían incrementarse los deseos casi

        incontrolables de hacer el amor. Eso sí era hacer el amor propiamente dicho, cómo dije,

        se amaban. Y la pasión iba en aumento, cual se alzan Los Picos ante nuestras miradas;

        arrebato loco, que plasmó un beso en la frente amada. Ésta tuvo que lanzarse fuera.

        Correr escaleras arriba para no violar al amante, que se venía encima en aquel vagón

        del Metro, del Metro Moscovita.

        Santander, 4 de febrero de 2006; H: 19: 14

        METROSEXUAL

        (Tercera variante)

        Nada más lejos del amor que un metrosexual. Mas, su origen tuvo lugar en un vagón de

        Metro Moscovita, una agradable medianoche otoñal, cuando dos enamorados, en

        un arrebato pasional, se miraron a los ojos y fundieron en un beso, caricia de labios

        en medio de la frente; uno de esos ósculos, que hacen perder el juicio y darse a la

        fuga, escape de lo inevitable en apariencia.

        Santander, 4 de febrero de 2006; H: 19:31

    • CHAPEAU CERVANTES[1]

      “El ver mucho y leer mucho

      aviva los ingenios de los

      hombres”.

      Cervantes

      Por ANDREA TUTOR

      Escribir sobre Miguel Cervantes y Saavedra es un reto, no siendo Filóloga y, mucho menos, una estudiosa de la Obra del Gran Escritor de la Hispanidad, mejor dicho, el Primer Gran Escritor con una Obra Monumental y voluminosa, como EL INGENIOSO HIDALGO DON QUIJOTE DE LA MANCHA, considerada la primera novela moderna, de la que, en su Prólogo, se declara padrastro más que padre; su primera parte publicada, cuando el Escritor contaba con 57años. Aunque su primera obra extensa, La Galatea, una novela pastoril, sale a la luz un tiempo después de su regreso de Argel, donde guardó prisión. En el presente trabajo, parto de una apreciación similar a la de Antón Chejov, al decir: “Las obras de arte se dividen en dos categorías; las que me gustan y las que no me gustan. No conozco ningún otro criterio”. Pudiese decir más, se me viene preparando hace un período de tiempo para este escrito, el que asumo con cierta prudencia y sin apegarme a la crítica especializada, partiendo no sólo de mis gustos particulares, sino, y ante todo, de una relectura de algunas de sus Novelas Ejemplares y repasar por encima La Galatea, así como a EL QUIJOTE suelo, cada cierto tiempo, volver: tomar del libro y, a la azar, leer algunos fragmentos o capítulos, a la manera que hago con La Biblia. Además, he leído, lo que aparece en la Enciclopedia Digital sobre el Ilustre Escritor.

      A diferencia de otros, considero, que Cervantes cuenta con un solo Masterpice, EL INGENIOSO HIDALGO DON QUIJOTE DE LA MANCHA. Y, de ningún modo, comparto el criterio de que las Novelas Ejemplares hubiesen podido ubicarle en la cima de la Literatura Universal, junto a otros grandes de todos los tiempos, a saber: Cervantes, Alighieri, Shakespeare, Montaigne y Goethe, de no haber escrito EL QUIJOTE. Éste es un monumento y mito en la Literatura Universal, y ninguna otra obra del propio Escritor es comparable, desde mi punto de vista.

      En el comentario, sólo se hará referencia expresa a las Novelas Ejemplares, porque algunos fragmentos serán incluidos en el Volumen III de Cardos ni Ortigas Magazine, para la cual se escribe, que me será dedicada a mí, como Escritora y al Movimiento del Neo Realismo Romántico, que inicié al comenzar el siglo XXI. Yo misma he hecho la selección de los autores y obras, que me acompañan; comencé por Cervantes y sus Novelas Ejemplares, en Literatura, y por Picasso, en Plástica.

      ¿Por qué? Pues, uno de mis lectores, cuyo nombre significa novela en Ruso, al comentarme VALS PARA KARLA, me expresó, que no gustaba de los autores actuales, sino sólo de los Clásicos y era a los únicos, que leía y que contaba con una magnífica biblioteca de Autores Clásicos. Con mi libro, se llevó una muy agradable sorpresa por la precisión en el uso del Castellano, de cada palabra y la calidad de la prosa, además, de lo compleja y fácil de leer al mismo tiempo, a pesar de abordar temas sociales a un elevado nivel de análisis científico… Se arriesgó a calificarme, cuestión aventurada para un lector. Me comparó con Cervantes, Camilo José Cela y otro, que en este momento no recuerdo, y me dijo: “En una puntuación del 1 al 10, le daré 9, porque no estoy seguro de que pueda escribir un Quijote”. Y le contesté: “Ya yo tengo mi Quijote, aunque no esté publicado. Pero no pretenda, que sea una imitación del de Cervantes, porque si el mismo Cervantes reencarnase, no lo volvería a escribir igual, sino con el lenguaje de este tiempo, con los problemas que nos preocupan. Estoy segura, que escribiría un testimonio y no se escondería detrás del Ingenioso Hidalgo para contarnos su experiencia propia de contacto con Dios, con la Creación; con ese Dios que él sabía, que movía al Quijote, como movía al propio Escritor, del mismo modo que lo llevó por los campos de batalla, cárceles y escabrosidades sociales para enriquecer su acervo cultural y experiencias en medio de una sociedad tan jerárquica y tan mezclada a la vez, como nos la muestra en “La Gitanilla” ”.

      Cervantes era un iluminado, por ello, es un creador, un innovador y experimenta con todos los géneros literarios, que estaban a su alcance. Dentro de las Novelas Ejemplares transita por diferentes subgéneros de la novela: picaresca, costumbrista, bizantina, policíaca, se adentra en otras formas narrativas, como la miscelánea, hoy diríamos un collage de subgéneros, y la sátira lucianesca. En la colección de las novelas comentadas, algunas, a la luz del presente, no alcanzarían este calificativo, sino el de relato. Pues, la novela corta, en la actualidad, se ubica entre las 70 y 150 páginas. Muchas de ellas, sino la mayoría, no alcanzan esta medida. Eso sí, todas están perfectamente estructuradas y, de ellas, se desprende el profundo conocimiento de las diferentes capas sociales y sus formas de expresión oral, gestos corporales, costumbres, modos de vestir y conducirse en sociedad; por demás, se recrea en la retórica y preámbulos antes de entrar en el argumento propio de la narración. Al parecer, ello correspondía con el gusto de la época y, todavía hoy en día, se percibe, en el habla popular, esa forma humorística y picaresca; un humor subyacente, algo diferente, por ejemplo, al habla de la clase culta cubana, más dada a la ironía y al uso sobrio del Lenguaje. Inclusive, se diferencia del humor de las clases populares de otras poblaciones de América: en el caso de Cuba, en estos grupos, se suele usar más a lo que se denomina choteo o choteíto, la chanza y el doble sentido, el ‘cubaneo’, así como la inclusión de refranes, sentencias y algunas vulgaridades. Por otra parte, las Novelas Ejemplares están muy trabajadas, en el sentido de que cuentan con un conjunto importante de notas explicativas, que ilustran al lector en conocimientos más allá de la trama, en la edición de Francisco Rodríguez Marín de 1975.

      Según mi criterio, muchas de estas novelas se mueven en un entorno social bastante vulgar y esa vulgaridad trasluce la pluma de este genial Escritor, aunque aparecen algunos personajes de la clase media y media alta en calidad de protagonistas, como por ejemplo en “El casamiento engañoso”, para introducirnos a un diálogo monumental entre los perros Berganza y Cipión, que recibieron el don de la palabra y se apuraron a ponerlo en uso, por si no les duraba mucho el portento. Me atrevería a afirmar, que carece de interés la introducción de “El casamiento engañoso”, en calidad de preámbulo y pasa a ser secundario al avanzar en el diálogo canino.

      Sin temor a equivocarme, afirmaría, que las Novelas Ejemplares fueron escritas, dirigidas a la plebe, al amplio público y a la nobleza empobrecida, que se entremezclaba con ésta. Supongo, Cervantes las escribió para obtener medios de vida y para lograr un mayor impacto social de su obra, así como mostrar su capacidad para los diferentes géneros y posibilidad de comunicación con los diferentes grupos sociales. En su comprensión de Dios, le fue indispensable conocer la expresión de las clases bajas, porque Dios está conformado por un Todo; hasta entre las ollas de la cocina se encontraba, solía decir Santa Teresa de Jesús.

      Demasiado vulgar para mi gusto resultó “La Gitanilla”, aunque se le presenta simpática y admitida en las casas hidalgas, lo que, para mí, constituyó una sorpresa no agradable, mejor dicho, no concebible. La presencia de la esclavitud en España en la época de Cervantes ha sido un hallazgo curioso, por ejemplo, se encuentran en “El Celoso Extremeño”: la servidumbre está dividida en la dueña, es decir, el Ama de Llaves, sirvientas y esclavos. Esta última condición social, normal en las colonias de América, parecería un anacronismo en un país de Europa, para el conocimiento actual generalizado, y he indagado entre las personas de mi entorno, lectoras, y ninguna conocía sobre este hecho. Evidentemente, es un vestigio de la época del Reino Visigodo de Toledo, donde aún se conservaba, y hasta se vendían personas libres, de la raza blanca, incluso aristócratas, los que pasaban a la condición de esclavos y servidumbre.

      Otra curiosidad la constituyó, para mí, precisamente por lo generalizado del ceceo en la España de hoy, el hecho de que Miguel de Cervantes y Saavedra lo menciona, como una costumbre y defecto de dicción de los gitanos. En la actualidad, se nos presenta, como la forma más aceptada y correcta del Español, con predomino en el hablado en la Península. Entretanto, el ceceo es un tipo de tartamudeo, en los casos que no se restrinja a la C y a la Z propiamente, suavizada en la primera y un poco más fuerte en la segunda, y se extienda a la S y hasta a la D, lo que es muy común en España. He podido observar, en personas del Norte de España, un defecto en la colocación de la lengua para pronunciar las letras silbantes, es decir, la S, C, Z; también, la D. Por ejemplo, en la palabra Madrid y reloj, que en la Fonética Castellana correcta no se pronuncia la d final de Madrid ni la j en reloj, lo que puede estar relacionado con una omisión generalizada, que bien pudiese corregirse con una indicación de la Real Academia de la Lengua Española, por contar en el presente con mayor instrucción en todas las capas sociales y tomando en consideración, que en la Lengua Española, todas las letras, menos la H[2][1], tienen sonido y se pronuncian con claridad en el habla correcta. Esto pudiese hacerse extensivo a la diferenciación de la V y B, una labidental (labiodental) y otra labial, lo que contribuiría a una mejor ortografía y belleza del Idioma, a un mayor nivel de comprensión; lo propio debería ser exigido a los pueblos hispanoamericanos para la C y la Z, también, la V y la B. A mayor instrucción, corresponde mejor uso de la Lengua y no, a la inversa. Yo misma tiendo a pronunciarla la d y la j en las palabras ‘Madrid’ y ‘reloj’, por influencia del Ruso, donde se pronuncian todas las letras y se distingue fonéticamente la V de la B, con precisión y no se opacan los sonidos fuera del vulgo. En ningún caso, es aceptable cambiar la d por la z, con independencia de los localismos. La mayoría de los localismos, a no ser el uso de términos específicos y la musicalidad de la Lengua, su entonación, son errores en el uso del Idioma, que algunos individuos los trasladan a las palabras escritas: en Cantabria, he visto escribir ‘saluz’ en lugar de salud. Lo mismo sucede en las Novelas Ejemplares, donde, con frecuencia, se cambian las X por S, lo que se conserva en el lenguaje oral hasta el presente en España.

      Para concluir, quiero hacer tributo a Miguel de Cervantes por ese formidable relato, “El Licenciado Vidriera”, que a pesar de ser un tema simple, al igual que el de otras novelas de la colección, es ameno, fresco y lleno de ingenio; es una sentencia tras otra de cada una de las profesiones, oficios y cuanto pueda calificarse. Ante la profusión de Niños Índigo y Niños Cristal, que, como es lógico, siempre los ha habido, sólo que ahora hay mayores posibilidades de desarrollo de esas aptitudes, y sigue guardando una proporción con relación a la masa humana general, que no creo haya sido alterada de forma explosiva, cual boom de “geniecillos”, que no necesitan edad, experiencia ni cultivarse, sino sólo ser malcriados, he conocido a través de Cervantes al más escandaloso y cómico caso de Niño Cristal, en el siglo XVI, El Licenciado Rodaja Vidriera o Rueda. Evidentemente, se le calificaba desde las Alturas y, por no estar de moda el término, no comprendió, que se trataba de una condición de las criaturas humanas elegidas y pensó, que había adquirido la fragilidad del cristal. “El Licenciado Vidriera”, de la obra cervantina, conocida por mí, aparte de EL QUIJOTE, es de las más singulares e ingeniosas, sino la más cómica; sobre todo, su período de locura.

      En mi juventud, en el Bachillerato, no lo disfruté tanto como recientemente, en que me ayudó a salir de una crisis cardiaca, por lo mucho que me reí. Se lo aconsejo a todos, los que necesiten un tratamiento de risoterapia, junto con el “Coloquio que pasó entre Cipión y Berganza…”. ¡Chapeau, Príncipe de los Ingenios!

      Santander, 18 y 19 de noviembre de 2008

      ——————————————————————————–

      ——————————————————————————–

      [1] La Ilustración homónima fue realizada una noche, bajo dolores del corazón, recostada en mi puesto de meditación. Si bien había leído algunas de las novelas de Cervantes, recogidas bajo el título de Novelas Ejemplares en varios volúmenes, todavía no consideraba encontrarme en condiciones de escribir sobre el Insigne Escritor de la Lengua Española. Primero, apareció el ala del sombrero, todavía no sabía, que sería un sombrero; al completarlo, visualicé una mano en el gesto, que le da título, tomando el sombrero de una cabeza, que no veo, y extendiéndolo con energía en un “¡Chapeau Cervantes!” (Chapó, pronunciación). En esos días, había leído parte del diálogo de Cipión y Berganza. ¡Esos deliciosos perros!. El 77, que aparece, era DIOS UNIVERSO, pidiéndome perdón. Yo no se lo doy, hasta que no cumpla conmigo en cuerpo humano y del modo que lo he pedido. El número 77, corresponde a las veces, que hay que perdonar, según el Antiguo Testamento (AT).

      [2][1] En la actualidad, la H no tiene sonido alguno en la Lengua Española, a no ser que vaya antecediendo a la C, formando la CH; en algún tiempo anterior, la H sí tenía sonido y era casi inaudible por su suavidad, aún mayor a la h inglesa, que se pronuncia como una J suavizada. La Jota española, como la Ñ, no tienen rivales ni son comparable con ningún otro idioma occidental, aunque en América se pronuncia la J más cercana al Inglés, menos gutural, menos carraspeada. Del mismo modo, la S ha adquirido un sonido limpio, más silbante, que en el pasado, cuando su fonética era muy cercana la SH

      • CORALINA EN FESTIVAL

        Schola Cantorum Coralina

        Por ANDREA TUTOR[1]

        “La Música, Arte entre las Artes, estrella y guía de las Artes; Rectora de Escritores, Pintores y Artistas; caricia del alma, ante todo, la clásica, y medicina para el corazón”

        ANDREA TUTOR

        Para una amusicalísisma, expulsada de un coro por desafinar en sus días de Secundaria, nada más y nada menos, que por la Maestra Dulce María Ferrá[2], mi Profesora de Música, constituye un reto escribir un comentario sobre la Schola Cantorum Coralina, a no ser por el importante desarrollo de mi gusto y apreciación musical, el cual ha ido en aumento en los últimos años. Esperé, con ansias, el 57 Festival Internacional de Música de Santander, el que ha alcanzado un espacio y reconocimiento merecido entre los eventos de su tipo a nivel mundial. Pues, desde Miami, la maestra jubilada, Sra. Carmen Gamoneda, una de mis fans más entusiastas y amiga cibernética, me impuso sobre la próxima visita de la Schola Cantorum Coralina y, de inmediato, me puse en contacto con la Sra. Rayna Carmona, Encargada de Relaciones Pública de la Agrupación, quien amablemente me envió el Programa de la Gira Europea de Coralina 2008: Alemania, Dinamarca, Portugal, España.

        Schola Cantorum Coralina, un nombre que me sonaba conocido, pero tenía entre mis recuerdos pasivos. No obstante, con la mención de la Maestra Alina Orraca, vino a mi mente el Coro de la Plaza, el impresionante y excelentísimo coro de 420 voces, dirigido por Alina Orraca, para honrar y acompañar a Juan Pablo II en su visita a Cuba, en el Año del Espíritu Santo, 1998, que tanto impresionó a Su Santidad, a la nación cubana y a los televidentes de todo el Mundo. Ello provocó dos visitas al Vaticano, con sus respectivas actuaciones, por invitación de Mi Buen Papa.

        Schola Cantorum Coralina, es una agrupación vocal, que se aparta del formato típico de una coral, lo que fue previsto desde su concepción, en los marcos de la otrora Fundación Pablo Milanés, con sede en Calle 11 de El Vedado. Ciertamente, el 11 indica Maestría, todos los proyectos culturales, de la Fundación del famoso Cantautor cubano, gozaron del sello de la excelencia. 1993, en lo más profundo de la crisis cubana, Pablo Milanés, en un gesto altruista, financia a lo mejor de la Cultura Cubana. Entre sus proyectos de punta, destacan La Camerata Romeu, dirigida por la Maestra Zenaida Romeu, en una formación única y exquisita de instrumentos de cuerda y arco, integrada, en su totalidad, por mujeres jóvenes, y la Schola Cantorum Coralina de la Maestra Alina Orraca. La vida en los límites de la Fundación y su cosecha de éxitos en cada actuación, la maestría de sus integrantes, pero sobre todo la excepcionalidad divina de sus Directoras, las han hecho trascender más allá de la vida del proyecto inicial, y permanecer en el tiempo, con identidad propia

        La Música Sacra y Sinfónica Coral son unas de las especialidades de la Schola Cantorum Coralina, que le colocan en su más alto punto profesional y la hace merecedora de ocupar el estrellato entre las corales cubanas. No obstante, se pasea con riqueza vocal, gracia, versatilidad, humor, emotividad, notable sensibilidad artística y elevado tecnicismo por los diferentes géneros de la Música, desde el Renacimiento hasta la actualidad, y piezas de diversas procedencias culturales, bajo la maestría de la batuta de Alina Orraca. Esta eminente Profesora de Música Coral, con una excepcional carrera, tanto en el Magisterio, cuya labor, desde la Jefatura de Cátedra en la Escuela Nacional de Arte, ha sido reconocida a través de las más altas distinciones de la Educación en Cuba, como en la Dirección Coral, con un número importante de premios nacionales e internacionales, es orgullo de la Cultura Cubana

        La Maestra Alina Orraca, Fundadora de varios coros y de un Proyecto Coral, sui generis, que involucra a once coros infantiles, comenzando con niños de tres años, y varios orfeones de adultos, incluido el Coro Juan Pablo II de la Arquidiócesis de La Habana, rindió, con su dirección y la ejecución de la Schola Cantorum Coralina, integrada por Profesores, estudiantes y profesionales de Música Coral, a la multitud de espectadores, que desbordaron la capacidad de la Iglesia de Santa Lucía de Santander. Templo, ubicado en la parte más céntrica de la atractiva capital del Norte de España; cuidad, que cuenta con una de las más extensas y bellas bahías del Mundo, envuelta en paisaje y clima excepcionales.

        La actuación llegó a su punto más alto, al clímax, al acercarse las once de la noche de un día de suma importancia para todos aquellos, que siguen el Movimiento de la Nueva Era, en Jueves, Día de Júpiter y de Santo Domingo, 8 del 8 del 2008; día, en que se estaban celebrando en todo el Planeta, múltiples encuentros de grupos espirituales; en España, 89 más el particularísimo de Santa Lucía.

        Pues, en Santander, en la Iglesia de Santa Lucía, mientras cantaba, la Schola Cantorum Coralina, hasta mover los cimientos, en su interior, en el anonimato de la multitud, un muy selecto grupo de santos vivos estaba rogando por Cuba, por la prosperidad de la nación cubana. Con el público de pié, aplaudiendo, ante la magna interpretación del “Sanctus y Agnus Dei”, me encontraba con lágrimas en los ojos y las manos elevadas al Cielo, repitiendo: “Mi Hermanito, te pido por Cuba”. “Santa Madre de Dios, ruega por Cuba”. “Papá, ten piedad de nosotros”.

        Santa Lucía fue mi encuentro, personal, con Coralina, y un amistoso y cordial intercambio con la Maestra Alina Orraca, Rayna Carmona y con los integrantes de la Coral, que me dio la oportunidad de obsequiarlos con ejemplares de mi novela Vals para Karla, que da inicio de forma pública al nuevo Movimiento del siglo XXI, el Neo Realismo Romántico, a la vez que Alina y Rayna me regalaban el último disco grabado por Coralina, el que, amablemente, me dedico la Maestra Alina Orraca. Hacía mucho no compartía con una intelectual de ese nivel y con personas de la Cultura Cubana, lo que me llenó de dicha, así como verles triunfar, envueltas en ovaciones, que les obligaron a salir en más de una ocasión e interpretar cinco piezas adicionales, repitiendo “La Bien Aparecida, Luz de Cantabria”. En Iglesia de Santa Lucía, sólo tuvo lugar uno de sus tres conciertos de Cantabria, Comunidad del Norte de España, en el marco del 57 Festival Internacional de Música de Santander. Curioso, Alina Orraca nació en 1957, al igual que la modelo de Karla, protagonista alemana de mi novela.

        En su gira Europea de 2008, la Schola Cantorum Coralina, comenzó a cosechar éxitos, unas veces en concierto y otras compitiendo, en Baviera, Alemania, para, luego, desfilar por los escenarios alemanes de Schneeberg, Elsenfeld, Großostheim, Wuppertal, Düsseldorf y Berlín; seguidos de los de Copenhague, en Dinamarca. Para más tarde, deslumbrar a Valladolid con el virtuosismo de sus interpretaciones vocales en los más variados estilos y el dominio de los movimientos en el escenario, ya sea la sobriedad, por ejemplo, rayando con el carácter fúnebre de la pieza de entrada a la Iglesia de Santa Lucía, o en las excelsas ejecuciones de sus sopranos, en unos solos que han quedado grabados en las mentes de los espectadores y, todavía, son comentados, con una semana de diferencia, a pesar de la prodigalidad de entregas culturales de los veranos santanderinos; ya sea en las interpretaciones de la música cubana de prestigiosos compositores, muy conocidos dentro y fuera de Cuba, que, por momentos, contaron con la gracia de una semi danza, que impresionó a los santanderinos, tan acostumbrados a las corales en un formato rígido, así como el hecho de que la Maestra Alina Orraca tuviese la capacidad de dirigir bailando, en esas canciones de marcado sabor cubano o la picaresca canción para coro de Guido López-Gavilán o la belleza interpretativa del poema vocalizado de García Lorca, “Iré a Santiago”, escrito en su visita a Cuba.

        Tras Valladolid y antes de su participación triunfante en el 57 Festival Internacional de Música de Santander, desfiló por escenarios en Portugal: Moledo, Arcos de Valdevez, Ponte de Barca, Caminha. En Cantabria, los Conciertos de la Schola Cantorum Coralina tuvieron, como marco, la espiritualidad de sus añejas iglesias: en Isla, Iglesia de San Julián y Santa Basilisa; en Comillas, famosa localidad por la presencia de la Universidad Católica, orgullo de la largueza de los indianos para con su tierra de partida, Iglesia de San Cristóbal, y la ya mencionada Iglesia de Santa Lucía, en Santander. A continuación, fue Burgos, en el Monasterio de San Juan.

        Cierra su Gran Gira Europea de 2008, con broche de oro, en la capital del Reino de España, en la capital de la Hispanidad, en Madrid, precisamente, en la Víspera de la Celebración de la Asunción de la Virgen, la que se celebra en grande en la Península, teniendo en calidad de escenario, precisamente, la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción

        ¡Sobre la Schola Cantorum Coralina sopló el Espíritu Santo!

        España, 18 de agosto de 2008

        © ANDREA TUTOR, CARY (KARY) TORRES VILA, MARÍA CARIDAD TORRES VILA, 2008

        ——————————————————————————–

        [1] Cónsul de la Misericordia Divina, Doctora de Ciencias Económicas y Socióloga, Profesora e Investigadora Jubilada de la Universidad de la Habana; Premio Nacional de las Ciencias Sociales en Cuba; Escritora y Ensayista, Poetisa e Ilustradora, Editora. Fundadora del Neo Realismo Romántico

        [2] La Maestra Dulce María Ferrá, además, de poseer una excelentísima voz, que le llevo a la cúspide del Empire State, fue una excelente Directora y Profesora de varias especialidades de la Música. Fundadora y Propietaria del Conservatorio de Santiago de Cuba. Creó y dirigió la Banda de Música de Espino Fernández, la más famosa de la ciudad, Capital Primada de Cuba.

      • 1
        Literarias Siglo XXI
        REVISTA INTERNACIONAL LITERARIA Y CULTURAL
        Director Editor General: Juan Alborná Salado
        Habana: Dibujada y Desdibujada
        Geografía Literaria de La Habana
        Por ANDREA TUTOR
        Manuel Ángel Castañeda con su Geografía Literaria de La Habana, ilustrada por
        Helio Gógar, nos ofrece un recorrido por la Literatura contemporánea, que toma a La habana
        como escenario, unas veces la ciudad es protagonista y otras, telón de fondo. Es destacable el
        conocimiento del Ensayista de un conjunto de escritores: unos, con mayúscula y otros, con
        minúscula, que él logra conjugar, con acierto, en un volumen bellamente editado y con
        materiales de alta calidad. Además, Manuel Ángel contó con la amistad y asistencia de un
        excelente Ilustrador, que nos trasmite el colorido de los vitrales habaneros y la arquitectura
        colonial de La Habana, algunos de sus personajes en unas acuarelas y dibujos con
        carboncillos, de apariencia simple, rápidos, que con varios trazos y un poco de color, al
        descuido, hablan por sí mismos. La constante es la presencia de la paloma blanca, símbolo del
        Espíritu Santo, de la paz; los perros llaman la atención por la diversidad de su expresión y
        raza. Casi en el centro del libro un Hemingway, que mira desde el Cielo a su amado Cojímar;
        avanzando en sus páginas, un caballo penco con Lezama, precedido por un gallo rozagante,
        fuerte y soberbio. No podía faltar, siendo un Pintor español, la mulata, mito de la ciudad y la
        sexualidad.
        Es destacable la amplia bibliografía, que utiliza y domina el Autor de Geografía
        Literaria de La Habana, así como su esfuerzo intelectual por agrupar a tan disímil conjunto
        2
        de narradores y poetas, alcanzando un resultado no sólo ameno y coherente, sino también
        valioso e instructivo. Este libro permite hacer un recorrido rápido y argumentado por una parte
        importante de los autores cubanos, aunque se nota la ausencia de otros autores, a veces más
        destacados como intelectuales, por el nivel de su prosa y la calidad del producto literario que
        algunos de los mencionados. En mi caso particular, sólo conocía, entre los autores reseñados,
        a Carpemtier, Lezama, Jesús Díaz, Hemingway, Zoé Valdez y Cabrera Infante, unos tres más
        los había oído mencionar o visto, en España. Por ello, Manuel Ángel me presenta a autores
        cubanos desconocidos y/o poco conocidos dentro de la intelectualidad, así como a escritores
        españoles, que sucumben ante el magnetismo de La Habana.
        Zoé Valdez induce a Manuel Ángel a cometer un error histórico, como el de identificar
        a la guerra de 1895 con la Guerra Chiquita. Esta última tuvo lugar a continuación de la Guerra
        de los Diez Años, conducida por los Maceo y sus seguidores, que no acataron el Pacto o Paz
        del Zanjón. Pedro Juan, cual variante-copia masculina o contraposición isleña de Zoé Valdez,
        nos llena de vulgaridades, de marginalidad y del llamado ‘ambiente’, como propuesta de
        cubanía. Manuel Granados con lenguaje agresivo define a la ciudad y presenta a una Habana
        pervertida, viciosa, cual prostituta de cualquier puerto del mundo, en contraposición con La
        Habana señorial, dama elegante, sofisticada, amante de la música clásica. En esta definición
        habanera, un tanto traída de la época colonial, enfrenta sus dos polos diametralmente
        opuestos, entre los cuales existe una manifiesta aversión, olvidando a esa amplia mayoría de
        personas normales y decentes, que habitan la ciudad. Padura, Carlos Victoria y otros nos
        presentan una ciudad en crisis, en los años tristes de la conclusión del siglo XX.
        En un número importante de estos autores de segunda fila, se percibe un desbalance en
        su dibujar a la sociedad cubana, desde mi punto de vista sobre una sociedad estudiada por mí
        desde la Ciencias Sociales; sociedad, que se caracteriza, ante todo, por su diversidad, colorido
        y matices, incluso, en la capital. Hay fenómenos narrados, que considero cuestionables, y que
        3
        llevan a autores serios, como Manuel Ángel Castañeda, a presentarnos fragmentos de la
        narración en calidad de característica de la identidad nacional cubana. Por ejemplo, seres
        inescrupulosos, viciosos al juego, indiferentes ante el acto de la vida y el del ciclista, que se
        juega la vida por unos dólares en un cruces de calles, en una zona exclusiva y céntrica a la
        vez, Calle 23 y Paseo, en una zona muy vigilada y controlada por ser la avenida por dónde
        sube Fidel Castro hacia sus Oficinas en la Plaza de la Revolución. De haber sido cierto, fue
        algo esporádico y no puede trasmitirse siquiera, en Literatura, como una característica de la
        población (yo solía visitar en las tardes de los ’90 el Instituto Cardiovascular, pasando por esa
        zona, y no vi nunca nada que perturbase la tranquilidad que le caracteriza, con independencia
        del tráfico) En el período narrado, en la calle 23 entre 26 y 12, en el Vedado, sí hubo un grupo
        de jóvenes marginales, que se acostaban en la vía o tiraban las bicicletas delante de los
        autobuses/guaguas. Se comportaban con tanta temeridad, que los guagueros habaneros,
        temerarios de por sí en el timón, tenían pánico a hacerles daño. No digo, que de forma
        eventual no hubiese tenido lugar el hecho o en otra parte de la ciudad, más probable en
        Centrohabana; pero no se puede elevar a característica definitoria de identidad. En todos los
        pueblos del mundo hay marginales, ladrones, jugadores, y borrachos, mas esos no son los
        patrones socialmente aceptados y aprobados en Cuba
        . Carlos Victoria recrea en “El Resbaloso”, un personaje de las leyendas habaneras,
        que ya conocí en mis días de la Facultad Preparatoria, en los ’70, y que volvió con fuerza a las
        pláticas nocturnas de los ’90. Me encantó ver en la reseña a la obra de Armas Marcelo, que
        Harry, su protagonista, había conocido al Embajador Tabares, amigo mío y colega, con el
        cual compartí oficina y animadas charlas en la Universidad de La Habana. Miguel Mejides,
        siendo un autor cubano, usa la palabra ómnibus para referirse a la parada de transporte
        urbano, lo que constituye una incoherencia, pues ese término, en Cuba, está reservado para el
        transporte interprovincial. En La Habana, se puede hablar de guaguas y guagueros, y para
        4
        autores refinados, autobuses. Del mismo modo, Carlos Victoria introduce el término ‘chalés’
        para referirse a las casas de los repartos Miramar y Kohly; lo apropiado sería denominarles,
        como en Cuba: casas, residencias o mansiones. Chalet, en Cuba, se reserva para las casas de
        madera del estilo del sur de los Estados Unidos, que suelen estar situadas en repartos
        residenciales, entendidos como exclusivos, y en las afueras de las ciudades. Sería conveniente,
        que los autores cubanos no sacasen el lenguaje de contexto, introduciendo la forma de hablar
        de otros lugares y países.
        La mayoría de los escritores de segunda fila, nos presentan a una Habana tenebrosa,
        envolvente, temible… Ciertamente, esta Habana se diferencia de mi experiencia habanera, que
        pudiésemos enmarcar en un período de 30 años de vida adulta, entre 1969 y 2000. Yo nunca
        sentí miedo en La Habana. Yo solía llegar a mi casa en la madrugada. Incluso, caminé de
        noche por barrios, que tenían muy mala fama y no percibí el peligro. Fui asaltada en
        diciembre de 1995, en la calle Infanta a las ocho de la noche; supongo, que se me tomó por
        extranjera, y acertaron, porque llevaba casi 100 dólares en la cartera. En otra ocasión, en pleno
        día y por equivocación, viniendo del Palacio de los Congresos, nos desviamos del camino y
        caímos en un barrio desconocido, para el grupo de profesoras universitarias, que íbamos en el
        automóvil. Ese día, al acercarse un grupo de niños y adolescentes, sí sentimos miedo y
        subimos los cristales, por primera vez, en La Habana de los ´80. ¡Dos hechos en 30 años! Los
        años ’90 fueron mucho más agresivos, por el empeoramiento de la situación socio-económica,
        por la crisis general de la sociedad cubana, que llevó al incremento de la prostitución, el juego
        y el mercado negro, al surgimiento de una nueva lógica: la ley del sobreviviente, en que
        algunas de las prácticas de la población marginal tienen que ser absorbidas por un grupo
        mucho más amplio y, además, cerrar los ojos ante el origen de la mercancía a adquirir.
        Se debe destacar la honestidad de Abel Prieto, en su calidad de autor, al abordar uno de
        los temas presentes en la familia y la sociedad cubana, un tema espinoso, el problema racial.
        5
        La familia cubana, en general y con independencia de las razas, mantiene esa aspiración y
        meta, que recrea Abel Prieto: la de blanquear o preservar en la mayor medida posible su
        componente blanco en la sangre; el rechazo a los matrimonio interraciales, a pesar de que sean
        más comunes en la actualidad. Dentro de una familia, perteneciente a la raza blanca siempre
        será una tragedia, en tanto que para una familia de la raza negra será una adquisición, como lo
        presenta Prieto. En este autor, se destaca su elevado nivel intelectual en los análisis novelados
        de la sociedad, lo que Manuel Ángel Castañeda logra trasmitirnos con acierto. Más que un
        novelista, en Prieto, se siente a un ensayista. Con relación a Jesús Díaz, ese excelente Escritor,
        Cineasta y Guionista, me hubiese gustado que en Geografía Literaria de La Habana se
        hubiese incluido su magnífico libro Iniciales de la Tierra, que se desarrolla en el ambiente
        universitario y, muy probablemente, entre personas muy conocidas por mí, en una etapa
        posterior a su narración. Es evidente, Jesús se refiere al conocido caso de represión del
        Departamento de Filosofía de la Universidad de La Habana en los ’70. También, merecería
        mención su formidable guión de la película “Alicia en el pueblo de maravilla”, que tanto dio
        qué hablar en La Habana, donde parte de la intelectualidad cubana obligó, al régimen, a
        presentarla en las salas de cine, convirtiéndose en un hecho histórico. Tanto en el caso de
        Jesús como en el de Abel estamos ante verdaderos intelectuales, ante intelectuales de alto
        nivel.
        El ensayo lGeografía Literaria de La Habana, repito, nos pasea por un conjunto de
        escritores disímiles, heterogéneo, y con la ausencia de muchos escritores cubanos de renombre
        del interior de la Isla. Por ejemplo, Miguel Barnet con su Gallego, llevado de forma exitosa al
        cine, que nos ilustra sobre la inserción y asimilación de los españoles en Cuba entre las capas
        bajas y medias de la población; Enrique Cirules, que recrea de forma formidable la
        experiencia de la inserción de la mafia estadounidense en la cubana de los ’50, que sé que
        tiene que haber contado con la mano su esposa María, Historiadora, en la documentación
        6
        histórica, novela que conocí de su existencia aún antes de ser publicada en su propia casa;
        Cintio Vitier, un intelectual de muy alto calibre, con independencia de que lo leído por mí no
        me satisface, me refiero a mi gusto estético; Fernando Ortiz, que recrea el ‘ambiente’ de una
        forma mucho más culta, que la mayoría de los autores cubanos vivos… El no incluir a estos
        autores entre los reseñados, no quiere decir, que Manuel Ángel no los conozca, pues en la
        bibliografía consultada están incluidos Cirules y Barnet.
        A Geografía Literaria de La Habana la hace grande la presencia y tratamiento de
        Autores de la excelencia de Carpentier y Lezama Lima, cultos entre los cultos, dos de los más
        grandes, sino los más grandes Autores de la Lengua Española de todos los tiempos,
        superiores, incluso, que Miguel de Cervantes Saavedra. Es destacable la presencia, entre los
        autores extranjeros, en cuyas obras la Habana le sirve de escena, de Hemingway, Premio
        Nobel de Literatura, precisamente en el año de mi nacimiento, 1954, por su novela corta, El
        Viejo y el Mar, al que me referiré en otro comentario.
        El balance del libro de Manuel Ángel Castañeda es positivo e ilustrador, con algunas
        reiteraciones innecesarias. Desde mi opinión, es un libro que merece una segunda edición
        ampliada y corregida. Un libro indispensable en nuestro librero.
        Santander, 30 de diciembre de 2007

      • NO ME CAMBIES EL PIN[1]

        EL DÍA DE LA VICTORIA

        9 de Mayo de 1945

        Por ANDREA TUTOR[2]

        ¡63 años! ¡Sólo 63 años! Algo más de medio siglo, se derrocó al fascismo en Europa, oprobio del género humano; régimen, apoyado en el tristemente famoso Eje y encabezado por el nacionalsocialismo alemán, que convirtió a Europa en una carnicería humana, en una tumba enorme abierta por la maldad, el odio, el miedo a otro y la crueldad, que sepultó al 2% de la población mundial, entre ellos a 20 millones de rusos, ucranianos, bielorrusos, moldavos y otros soviéticos europeos. ¿Culpable? Un complejo de inferioridad de un cabecilla histórico, multiplicado por el complejo de inferioridad nacional, por la ambición desmedida de convertirse en el imperio, que realmente nunca fueron y no han sido. La esquizofrenia hitleriana individual y grupal impuesta a una sociedad a través de la propaganda, de la coacción y el miedo al rechazo social hizo, que nacieran monstruos de labradores y obreros, de intelectuales inteligentes, de niños de colegios; niños, que abandonaron sus juegos para tomar las armas. El que hasta ayer fue su amigo comenzó a ser su enemigo, el judío que compartía pupitre y juegos, el judío que se mantuvo hebreo; el vecino, del que se ambicionaban sus bienes, sus capacidades. Blasfemia elevada a virtud nacional.

        Gracias a Dios, hay ALEMANES, Alemanes y alemanes. Y, gracias a Dios, no todos los europeos son receptores de la cara más fea de Europa, la más agresiva. Gracias a Dios Europa es Madre de Crianza del Cristianismo y del Humanismo, que es lo mismo, cuando el primero no se torna oscuro, fosco y temeroso, no se regocija en la ignorancia y la falta de libertad, no niega la razón o cuando el segundo no trata de imponerse a toda costa y negando todo lo anterior, todo lo existente, no niega la fe.

        Si sólo fuera Alemania, mi preocupación estaría al nivel de la antesala del milenio. Mas, lo que vi en mi paso por Hannover en Febrero-Marzo de 2007, tocando flauta por la ciudad, en su Estación Ferroviaria Central, también en la de Berlín y otros sitios visitados por mí, así como en mi recorrido de observación in situ a través de varios países europeos: jóvenes y no tan jóvenes, haciendo alarde de fascistas, asustando con gritos y marchas militares a los transeúntes; todos vestidos de negro, cual perros dogbermann(s), alardeando de cursilería y bestialidad. Ese perro ha comenzado a moverse por Europa, primero en calidad de topo, turista, comerciante y, en la actualidad, muestra su hocico sin pudor, puja en la Unión Europa e intenta infectar naciones, infectar medios tan sanos como los círculos religiosos.

        Gracias a Dios, Europa es cuna de la Cultura Occidental y, por tanto, de los conceptos humanos más elevados de Occidente, de la civilización dominante desde la Antigüedad, por lo que sería capaz de autocriticarse y corregirse, de mostrar su grandeza y aprender de otros, como ha hecho siempre al asimilar y perfeccionar lo mejor, aprendido de otros pueblos. Por ejemplo, la higiene. Es hora de aprender de los Estados Unidos sus avances en temas tan importantes como la solución de la discriminación racial y su apertura a otros; su vocación de libertad.

        Los imperios forman parte del pasado militarista, de la ambición y el saqueo de otras naciones. Pasado de hombres, blandiendo armas blancas y regando la tierra con el fluido vital, engalanado con lustrosos uniformes de cordones y botones dorados, con fiestas de salones y sables ceñidos, cortesanas y concubinas, esposas y Damas. Armas blancas, cambiadas por fusiles y cañones, por tanques y aviones, cada vez más sofisticados. Pero, con una constante, la crueldad y bajezas, enaltecidas por lemas y arengas nacionalistas, pintadas de patrióticas por partidos y medios de comunicación.

        Señores, la crueldad es un defecto genético, una enfermedad, la que ha sido elevada a característica nacional en el caso alemán, en abierta tergiversación de los sentimientos personales, en flagrante violación de las personalidades individuales, que convierten al otro a la barbarie, ya sea en harapos y alpargatas o en levitas y botines. Un individuo incapaz de experimentar el sentimiento divino del amor es un enfermo mental; un individuo, que considere el amor, la solidaridad, la caridad, la bondad, el desprendimiento a favor del otro una debilidad es un ser despiadado, miserable; un individuo, que no sea capaz de dar parte de lo mejor que tiene a su hermano necesitado, en forma genérica, es cuestionable su ubicación en la categoría de persona y hasta en la de gente. No es más que un individuo. Es una bestia.

        El lugar de las bestias, como son entendidas en La Santa Biblia, es entre rejas. A las bestias se les encerró, tras pegarles con el palo en la boca el 9 de Mayo de 1945, cuando sobre el Reichstag ondeó la bandera de la URSS, cuando se unieron potencias de diferente signo ideológico para poner freno a la barbarie. Esto no quiere decir, que no hayan quedado focos de tensión o restos del fuego destructor, que necesitó aún de bomberos, como por ejemplo en el Asia; no quiere decir, que el fenómeno del nacionalsocialismo alemán no haya quedado latente al interior de algunas familias; muy hondo, adormecido en lo más profundo de algunos individuos o marcados en su historia familiar. No obstante, el principal escenario de las dos guerras mundiales fue Europa, siendo los escenarios complementarios: el Norte de África, Asia y, puntualmente, la costa pacífica de los Estados Unidos de América, acompañado de algunos combates navales.

        La batalla definitiva ha sido siempre sobre tierra. A fin de cuentas, Tierra es el verdadero nombre del Planeta y nunca agua, la que sólo se aloja en algunas de sus concavidades, las menos áridas. Europa es el corazón de la Tierra, del mismo modo que Europa pertenece a la Tierra y forma parte de ella. El corazón de la Tierra está muy enfermo y necesita ser curado, ser acariciado y no pisoteado por botas militares, por militares disfrazados de civiles, por civiles militarizados y adoctrinados. La Europa, que recibió al Tercer Milenio con la dulce sonrisa de la distensión, con la suavidad de la paz en la abundancia, alcanzada con la honestidad del diálogo entre las naciones y en base a la confianza mutua, a la apertura y tolerancia, hoy, se tambalea, cual gigante de escasa medida, que se tapa los ojos para no ver y los oídos para no oír el ruido de sus entrañas, la tenia, que crece en su interior y llegó la hora de vomitarla; la tenia de la xenofobia, la tenia de la deshumanización, la tenia facistoide y la tenia de la discriminación. ¿De qué presume Europa? La Europa de los burdeles y que se revuelca por todos los burdeles del mundo; la Europa de hijos naturales, bastardos y de matrimonios multirraciales; la Europa mestiza, tan mestiza como todos los mestizos del mundo; la Europa de rubios de caras chatas, de orejas pequeñas, facciones toscas, piernas delgadas…, combinada con elegantes perfiles, cabellos negros y sedosos, superando en belleza a los lisos y débiles claros, piernas monumentales y senos robustos… la Europa de gitanos e híbridos de todas las razas y naciones. La Europa conformada por los que estaban y los venidos, por los que eran asiáticos y, hoy, se sienten, como los más europeos, último llegado presumiendo de dueño de casa, de una casa ajena; casa, conformada por los que llegaron, antes y después, en este proceso infinito del movimiento del género humano sobre la Tierra, por los que seguirán llegando y yéndose, en este ir y venir acompañante de los flujos mercantiles y de capital, precediendo a los flujos culturales.

        ¡Es hora de Misericordia Divina! ¡Es hora de Justicia! ¡Es hora de la Razón!

        ¡Es tiempo de VERDAD! ¡Basta de silencio cómplice!

        Ante mis observaciones sociales, cuyos primeros síntomas me llegaron a La Habana, en un avance en tres tandas en el decenio de los ’90, pero que no percibo de modo claro y generalizado, en tierra, firme hasta 2004, y en un movimiento ascendente, cual abanico que se despliega antes de mecerse, alzo mi voz en señal de alarma, ante todo a la academia que calla o que suaviza el fenómeno presente, y se mueve al compás o a la zaga de la sociedad, en lugar de dirigirla, alertarla y cuestionarla; cuestiono a los grupos religiosos y ONGs, no todos por supuesto, que protegiendo a los que llegan los encasillan, los marcan, lo tratan como al otro, a los que usan a los grupos marginados para hacer proselitismo religioso y político.

        Y, hablo por otros, porque yo he encontrado hermanos dentro de mi Santa Iglesia Católica, hermanos en la fe, que siempre me han abrazado con cariño y comprensión, han acariciado mi corazón enfermo y han proporcionado, junto con mis hermanos carnales y personas de la Energía Universal, condiciones de vida y trabajo. Hablo por los que me han solicitado mi pluma, aún, cuando yo no percibía la discriminación racial, por lugar de nacimiento, por acento; la discriminación de ciudadanos europeos en Europa; la discriminación étnica, la discriminación de europeos no nacidos en Europa o crecidos fuera de ella; la discriminación por sexo, y otros muchos fenómenos relacionados y violatorios de la Declaración Universal de los Derechos Humanos; cada vez, con mayor frecuencia se violan los derechos humanos en Europa, en el marco de la Unión Europea. Hablo por mí misma, que el Día de la Victoria en dos autobuses de Santander, marcados con 6 y 106 (leer Apocalipsis en la Santa Biblia), fui tratada groseramente sin razón alguna por sus conductores, cual si entes del bajo astral lanzasen chispas de discordia, interfiriesen en la vida de los humanos, como si les molestase mi celebración particular de ese Gran Día. Fue un hecho raro, porque los y las conductores/ as de autobuses de Santander se caracterizan por su amabilidad.

        Unas veces estos fenómenos se expresan de forma burda y otras de forma sutil, me refiero a las vejaciones entre humanos, por ejemplo, desestimando dentro de las instituciones, ya sean públicas o asociaciones. Cuestiones, que consideraba puntuales entre 2000-2004, por mí observados en calidad de testigo cualificado, experta en estudios sociales, se han venido generalizando y forman parte de una enfermedad social, que se va convirtiendo en crónica. Un signo alentador ha sido la declaración del Partido Popular español de volver al centro, es decir, a la Centro Derecha; necesidad, que ya había alertado, de forma personal, en cartas, a dos de sus dirigentes nacionales, hace unos dos años.

        Sería conveniente, que desde la Izquierda, que no es inmune a estos fenómenos ideológicos y sociales marcadamente negativos, la que, en el caso de España, ha estado en el poder en la figura del PSOE, durante la agudización de los mismos, por lo que en gran medida es responsable de lo que se trasmite por los medios de comunicación y otras expresiones de la Cultura, por lo que sucede en las aulas, por los movimientos de opinión en el interior de la sociedad, pues, sería conveniente, repito, que la Izquierda, también, se propusiese y trabajase por moverse al encuentro, hacia la Centro Izquierda. Ello llevaría, por lo menos en España, al equilibrio, al tan sano equilibrio. Y, estaría, España, en capacidad de ser portadora de un mensaje de paz y amor dentro de la Unión Europea.

        El Día de la Victoria sobre el fascismo fue hace 63 años, es importante recordarlo, porque ni una sola persona preguntada por mí, Dra. Cary Torres, en Santander en el transcurso de todo el día, conocía la efeméride, habiendo estado la propia España tan vinculada a la derrota alemana. Tuve, que saludar a tres mujeres españolas con el nombre de VICTORIA, a tres hermanas católicas.

        Recordarlo, sin reinterpretarlo, hace volver a la cordura.

        España, 22 de Julio de 2008

        © ANDREA TUTOR, CARY (KARY) TORRES VILA, MARÍA CARIDAD TORRES VILA, 2008

        ——————————————————————————–

        [1] Aunque yo misma he cambiado en Abril o Mayo el Pin de mi cuenta, de forma demorada, al PIN, que hago referencia, es a la reinterpretación del EJE fascista, conformado por la Alemania hitleriana, Italia y Japón, en los años de la Segunda Guerra Mundial, así como a la reinterpretación de lo que sucedió a la Caída del Muro, a pesar que, en apariencia, no menciono este último proceso social, está implícito.

        [2]DRA. CARY (KARY) TORRES VILA, Cónsul de la Misericordia Divina, designada por Jesucristo., Profesora Jubilada de la Universidad de La Habana, Ensayista y Científica Social, Doctora en Ciencias Económicas del IAL de la Academia de Ciencias de Rusia, Graduada del Instituto Estatal de Relaciones Internacionales de Moscú (MGIMO Universidad) del Ministerio de Relaciones Internacionales de Rusia; Socióloga Rural. Premio Nacional de las Ciencias Sociales en Cuba. En la actualidad, usa el pseudónimo de Andrea Tutor. Desciende de la Familia Ilustre Asturiana Fernández Santa María. Fundadora del Neo Realismo Romántico, Escritora, Ensayista, Prologuista, Poetisa, Editora e Ilustradora, todo ello, por la Gracia de Dios, de la Santísima Trinidad Divina.

    • 1
      Literarias Siglo XXI
      REVISTA LITERARIA Y CULTURAL (junio de 2006). Miami.
      Director. Juan Alborná, Escritor y Periodista
      Un producto catalano-mallorquín:
      María de la Pau
      Por Andrea Tutor
      El próximo 15 de junio cierra la convocatoria para el Concurso Planeta de Novela 2006,
      por lo controvertido de los Premios Planeta y, la particular ola de críticas que despertó el
      Planeta 2005 y sus consecuencias dentro del mundo editorial y literario, ofrezco mi visión
      sobre la novela Pasiones romanas, que tantas pasiones levantó en el oscuro mundo
      literario español.
      A María de la Pau Janer le ha favorecido la suerte desde muy temprana edad, lo
      que le ha permitido construir una carrera literaria sólida, adornada con muchos premios
      de su tierra, la que presentaba una necesidad de productos locales en lengua regional. Y
      María de la Pau supo aprovechar la coyuntura. Llama la atención y levanta suspicacia el
      hecho de que una persona de 28 años pueda ganar un Premio de Novela, el Sant Joan,
      un género que necesita de mucha experiencia de vida y madurez para alcanzar calidad y
      trasmitir un mensaje más allá de un folletín. Sabemos, que los novelistas, aun los
      Grandes Maestros, que se han ganado su sustento toda la vida con su pluma desde la
      prensa, es el caso de Gabriel García Márquez y de Isabel Allende, sólo al doblar la
      curva de los cuarenta han alcanzado la solidez necesaria para ser buenos en el género.
      La ciencia ficción nos puede traer autores jóvenes con mucha imaginación; no suele ser
      el caso de la novela, que en su origen fue un género menor. Mas fue creciendo, no sólo
      2
      en páginas, sino, y ante todo, en vuelo literario, en contundencia de temas y modos de
      tratarlos.
      Vuelvo a repetir, levanta suspicacia, que los premios alcanzados por María de la
      Pau Janer sean de su región nativa, donde Mallorca es parte de la periferia catalana. En
      lo personal, no presento aversión hacia lo catalán, porque por mis venas corre sangre
      catalana y mi cultura está marcada por su huella. Tampoco puedo hacer una valoración
      integral de la obra de esta joven escritora, de mirada alegre y satisfecha, de sonrisa
      fresca, que refleja un facilismo, que no es propio de la vida, y lo trasmite a su novela
      Pasiones Romanas. Sólo me he leído este libro de la autora y lo he hecho por conocer
      un artículo de El Diario Montañés, en el que se comentaba una frase de Umbral sobre la
      carencia de estilo en la presentación del libro, que nos ofreció la Editorial Planeta en
      calidad de Premio Novela 2005, y por el aluvión de críticas negativas, recibido en su
      momento. Hace unos días, al solicitarlo en la Biblioteca “Menéndez Pelayo”, la
      muchacha, que atiende en el mostrador, me dijo: “No se lo aconsejo. La crítica es muy
      mala con relación a él”. Precisamente, por ello, que lo leí.
      ¿Tiene estilo María de la Pau Janer en Pasiones romanas? Incluso, puedo decir,
      que la pregunta está mal formulada, pues el estilo no se trasmite a una novela en
      específico, sino que forma parte integral de la escritura y refleja la percepción del
      mundo del autor. María de la Pau, como cualquier otra persona, tiene estilo propio.
      Podemos cuestionarnos, si es un estilo depurado o no, si su pluma es de alto vuelo o no,
      si hay refinamiento en su estilo literario. Todos los autores tienen estilo, al igual que
      todas las personas cuentan con personalidad.
      En primer lugar, diré, que hay mucha envidia en los comentarios hacia la novela
      Pasiones Romanas, la que a pesar de algunas deficiencias, las muchas soluciones
      facilistas y reiterativas, cual si no existiesen los condicionamientos sociales, para
      3
      personajes con personalidades diferentes, está bien conformada. Muy a pesar de las
      demasiadas casualidades, y yo creo en las coincidencias, se puede decir, que es un
      producto que se lee con agrado, en general. Nos hace sufrir junto con Dana; nos trasmite
      su simpatía hacia algunos personajes, aunque no siempre su valoración de lo positivo y
      negativo en un personaje coincida con nuestra escala de valores. Aún con algunas
      inconsistencias, se aprecia que es una novela inspirada y se capta la presencia de un
      genio visitándole, aquí y allá.
      Al leer este libro, que pienso debe ser el más sólido, hasta el momento, de su
      carrera literaria, para hacerse merecedor de un premio, donde sólo personas que
      escriben bien y creen tener posibilidades envían sus obras, se nota en la autora su
      juventud, que ha leído mucho y diverso, con amoríos y ciertas libertades; pero le falta
      madurez, la solidez y sabiduría tranquila, reposada, de Márquez e Isabel.
      Su Castellano es bueno, con falta de algunos signos de puntuación, pero adolece
      de sencillez. Da la impresión de una buena colegiala, haciendo largas composiciones en
      su clase de Literatura de Bachillerato, a manera de ejercicio literario, lo que le lleva a
      descripciones excesivas, que no aportan nada a la narración y sólo llenan espacio, por el
      afán de sumar páginas. Además, se observa la presencia de elementos de la telenovela
      en una obra literaria, que pretende ser el clímax de la autora. A veces llama la atención,
      que una Filóloga con un amplio vocabulario recurra, en la lengua escrita, a palabras
      vulgares, que son utilizadas por las capas más bajas de la población. Esto no se da sólo
      en momentos, en que interviene un personaje popular, como Matilde, sino mientras está
      discursando el narrador. Mas es justo señalar, que lo vulgar no es la tónica de la
      narración. Por otra parte, la falta de complejidad en el uso de la Lengua, con oraciones
      corta, más propias de la prensa escrita y del ensayo científico, en busca de claridad y
      fácil comprensión, llega a agobiarnos y da sensación de asfixia, cual si alguien leyese
      4
      apurada, del modo en que suelen leer los jóvenes en la Iglesia durante la lectura de la
      Palabra. En su mayoría, los jóvenes no saben leer bien, porque no se les ha enseñado a
      leer bien; no prestan atención a los signos de puntuación, ni a la tan necesaria
      entonación de la Lengua. Cuando leo a María de la Pau, siento, que me está leyendo un
      joven y no nos deja saborear la belleza, la sobriedad y la grandeza de la Lengua
      Castellana, esa forma larga y elegante de expresión de sus capas cultas.
      Es una novela que podría ser reducida a la mitad y lograr un mejor producto
      literario. También, me parece percibir, que fue escrita de forma cronológica y, luego,
      fueron barajados sus capítulos a manera de naipes. La falta de complejidad en la
      escritura y en el pensamiento, me hace dudar de una complejidad muy interesante
      presente en la estructura de la novela, con ese ir y venir tan bien logrado. No obstante,
      en ocasiones, parece forzado, como si se hubiesen añadido párrafos y fragmentos para
      lograr, que encajasen los capítulos. Este es el ejercicio más complejo y bien logrado,
      con una alta dosis de maestría en el libro de referencia. Me he preguntado a lo largo de
      la lectura: ¿merece María de la Pau Janer una crítica tan mordaz con relación a su
      novela? Vuelvo a repetir, hay mucho de envidia, aunque algunos de los señalamientos
      son justos.
      ¿Su novela era merecedora del Premio Planeta 2005? Sí, de no haber habido un
      libro superior entre los cientos, que suelen concursar. ¿Qué podemos decir de la
      escritora? Ha sido una fruta madurada en un proceso acelerado, en carburo, la que no
      llega a alcanzar todo su sabor por falta de tiempo. La comida cocinada a fuego lento
      siempre sabe mejor.
      © 2006, María Caridad Torres Vila (Cary) Torres Vila, alias Andrea Tutor Fernández
      (Escrito en 1 hora, entre las 10:15 y las 11:15 del 21 de febrero de 2006)

    • 1
      “Del Abrazo Imposible” a “Son de Cuba”1
      Por Cary Torres
      Después de haber leído “Cuba: el abrazo imposible” cualquier otra lectura deja
      sabor a poco, incluso, un libro de la misma autora. Por ello, quiero escribir sobre “Son
      de Cuba: conversaciones con el exilio” y me quedo en el abrazo abarcador, que esta
      gran mujer ha logrado dar en la distancia a toda una nación, ubicada a ambos lados del
      Estrecho de la Florida y, también, a sus ovejas dispersas por el mundo. El abrazo de una
      mujer que ama, sufre y lucha por quiénes la necesitan. Por eso, no puedo coincidir con
      Mari Paz, cuando dice, que es NADA SIN NADIE, cuando en realidad es TODA
      PARA TODOS.
      En el caso de Mari Paz Martínez Nieto, es muy difícil separar a la autora de la
      luchadora incansable en defensa de los derechos humanos, y por qué no decirlo, de
      cuanta causa justa haya llegado, más que a sus oídos receptivos, a su corazón
      excepcional. Pero quiero referirme a la autora, que en su primera entrega relata parte de
      su vida, mediante su obra. En tanto, que en la segunda, “Son de Cuba: conversaciones
      con el exilio”, nos presenta, a través de un diálogo ameno entrelazado con algunos
      monólogos, los que la autora permite con toda intención, un apretado resumen del
      exilio cubano: de los que salieron por no poder aceptar las ignominiosas condiciones de
      existencia de la “Nueva” Cuba y los que enfrentándose al tirano, tras años de dura
      cárcel y represión, se vieron obligados a marchar hacia el exilio.
      Mari Paz ha sabido jugar con dos géneros muy diferentes y en ambos
      encontramos perfección. El género epistolar, elegido para “Cuba: el abrazo imposible”,
      es, según algunos críticos literarios, uno de los más difíciles. Aquí, se nos presenta
      1 Publicado en El Nuevo Herald en noviembre de 2001
      2
      como una excelente comunicadora. En sus Cartas a Alde, el lector se siente identificado
      con una amiga, a la que se esperaba hacía mucho tiempo, una amiga apasionada, que,
      con gran amor, llama a la acción; una amiga, que nos enseña la fuerza de lo débil y la
      grandeza de lo pequeño. Esa maestra, que con voz autorizada, nos muestra la
      complicidad del silencio y de la inacción.
      En cada página, cada párrafo, cada línea, cada palabra, se siente palpitar al ser
      humano y nos hace vibrar junto con ella. Sólo alguien que ama, llora, ríe, disfruta y
      sufre, mientras escribe es capaz de trasmitir tantas emociones, con tal fuerza. Cada
      palabra tiene la intensidad de lo vivido, y debemos darle las gracias a Mari Paz
      Martínez Nieto por permitirnos vivirlo con ella.
      “Son de Cuba: conversaciones con el exilio” constituye una aproximación a una
      historia sociologizada, que sin las pretensiones de una especialista, nos lleva con mano
      experta por diferentes momentos de la Historia Cubana, según la vivieron y perciben
      sus protagonistas. Testimonios, que necesariamente, forman parte de la Historia de
      Cuba, y constituyen un legado para generaciones de cubanos, que hemos vivido de
      espaldas a esta otra cara de Cuba, por habérsenos negado el derecho a la información y,
      con ello, a tener pensamiento propio.
      Tanto con “Cuba: el abrazo imposible” como con “Son de Cuba:
      conversaciones con el exilio”, la autora abre a nuestros ojos, cómo lo ha hecho año
      tras año en la Comisión de Derechos Humanos en Ginebra, los capítulos del presidio
      político cubano, las celdas tapias (que adquieren expresión gráfica); convierte en relato
      histórico muchos fragmentos de rumores, poniéndolos en orden y contexto; rumores,
      que, antes, no sabíamos cuánto tenían de realidad ni de dónde provenían. Nos reafirma
      en el camino elegido.
      3
      La autora, con prosa ágil, logra introducir al lector en temas complejos y nos
      proporciona una lectura fresca, apasionante. A esta autora, que ha ganado, con su lucha
      y pluma, el ser llamada cubana, madrileña de pura cepa, se le dedicaran páginas de la
      Historia: ayer hizo historia con su vida de entrega a la causa cubana y hoy entrega sus
      libros, para que no sea olvidada, la historia ni los que ya no están, y que por sus páginas
      estarán siempre.
      Gracias, Mari Paz.
      Cary Torres Vila,
      Santander, 15 de octubre de 2001
      .

    • 1
      “A Dios rogando y con el mazo dando”
      Por Andrea Tutor Fernández
      El suplemento semanal del rotativo El País, del 16 de octubre, ilustra su portada con
      una fotografía de Morgana Vargas, hija del célebre autor hispanoamericano Mario Vargas
      Llosa, el que en el reportaje fotográfico introduce algunos comentarios, testimonio del
      enfrentamiento entre musulmanes y hebreos en reclamo de una misma tierra, la Tierra
      Elegida, basado, en lo fundamental, en entrevistas del escritor a sujetos situados en
      extremos ideológico-religiosos opuestos y otros, que aún dentro de esa pesadilla,
      denominada Península Palestina, conservan la decencia y logran ver más allá de los
      dogmas y las arengas. Estos últimos quieren y necesitan la paz, que, casualmente, en ruso
      se usan dos sinónimos para expresar el concepto de mundo: uno de ellos significa, además,
      Paz (Mir=Mup) y el otro, Luz (Sviet=Cbet) Y luz es iluminación, claridad, brillo, limpieza
      y no, precisamente, lujo; en tanto, paz es un estado de gracia, que tiene que ver más con el
      amor y la armonía, conceptos intervinculados e interdependientes, que con la comodidad
      del cuerpo. Sólo con paz, acompañada de justicia e iluminación divina, es posible
      crear, construir, amar, razonar. El fanatismo, de cualquier tipo, lleva a la intolerancia, a
      la agresividad, a la violencia, a la guerra, en fin, a la destrucción y autodestrucción.
      Tal vez, todos tengan razón, pero sólo parte de la razón y la verdad. Sin embargo,
      cada uno coloca su razón y verdad sobre la de los demás, acota el período histórico y se
      afianza en un conjunto determinado de hechos, que le hacen parecer merecedor de
      credibilidad; que sustenta sus puntos de vista y actuaciones. Para alcanzar la paz es
      “El ABC de la vida
      Me lo ha enseñado Dios
      Unas veces con trabajo
      Y otras, con amor”
      2
      necesario dialogar con los oídos y el corazón abiertos. No se puede defender nuestro
      derecho a respirar un aire limpio, mientras el otro se asfixia o muere de hambre, y sentirse
      en el derecho de contaminar el aire que ese otro respira. No se puede beber y negarle el
      agua al sediento. No es justo pretender ser los únicos portadores de la razón y merecedores
      de derechos. ¿Cómo suponemos que somos buenos cristianos, samaritanos, judíos,
      musulmanes… todos hijos de Dios, descendientes de Noé, de Abraham, cuando
      maltratamos a nuestro hermano? ¿Cómo se puede pretender hablar de caridad, solidaridad,
      humanidad y valores humanos, buscar la paja en el ojo ajeno con una viga insertada en la
      pupila?
      Me detendré en la foto de esos niños bellacos, cuyo entretenimiento consiste en
      lanzar piedras a los colonos israelíes para provocarlos y, luego, divertirse en la fuga bajo las
      balas de sus agredidos. Ciertamente, se está en presencia de futuros delincuentes, cuando
      menos, los que, en la situación de Israel, lo más probable será que resulten terroristas al
      recibir unas cuantas sesiones de entrenamiento y un lavado de cerebro. La otra cara de la
      moneda es la desproporcionada reacción de los colonos israelíes. ¿Cómo se puede
      amonestar a un niño o a persona alguna con pistola en mano o disparándole mientras huye?
      Se está en presencia de una sociedad profundamente enferma, iracunda, frustrada, donde se
      da un diálogo entre sordos, cuando más, y ante un mundo que mira ciego; se parcializa,
      minimiza el problema o hace ver que es un problema de otro, o del otro. ¿Cómo es posible
      que a niños les divierta más agredir que jugar football, que quedarse en la escuela o una
      variante un tanto extraña, la que presentan como alternativa, robar frutos?
      No, no sólo es un problema social de la Palestina y del llamado Tercer Mundo.
      Hasta muchos de los que claman por paz, que han soñado educar a sus hijos alejados de
      todo género de violencia, les aupan en la niñez con regalos tales como pistolas, escopetas,
      3
      ametralladoras, tanquecitos de guerra y muchos juegos electrónicos agresivos. La mayoría
      de los padres introducen la guerra, la violencia y los valores de los delincuentes en sus
      casas; crían a sus hijos con esos patrones desde sus ordenadores y televisores, desde sus
      video-players y DVDs, con revistas pornográficas; algunos hasta mantienen armas reales en
      sus propias casas, alaban a los militarotes de su entorno y convierten en héroes a personas,
      que cuentan con méritos suficientes para estar de por vida en prisión. ¡Cría cuervos y te
      sacarán los ojos! Por ejemplo, se escuchan quejas por un español terrorista preso en la
      Base Naval de Guantánamo; se grita, se remueve cielo y tierra para obtener su vuelta a
      casa; un terrorista, un miembro de Al Qaeda, un aborto de la sociedad, un hombre que
      andaba por el mundo implantando el terror, la barbarie, oponiendo a la razón la fuerza, y se
      abandona a quiénes nos necesitan.
      Vemos jóvenes occidentales envueltos en pañuelos-turbantes palestinos, al modo de
      Arafat, con fotos del Che grabadas en sus camisetas, alabando desfiles de regímenes
      fascistas, de izquierda o de derecha, e incumplimos nuestros deberes paternos al no
      corregirlos, aunque nos afanásemos en ser buenos en la escuela en otros tiempos, tan
      buenos que hasta alguno que otro llegó a ser un buen fascista, muy disciplinadito y represor
      de los liberales, entendido como libres, independientes, neutrales, centristas.
      El deber de los progenitores, en los que está depositada la patria potestad, es
      educarlos para que sean hombres justos y rectos, para que en la adultez cuenten con bases
      morales sólidas, que le sirvan en calidad de referentes de vida; explicarles el significado
      oculto de las demostraciones de fuerza; hacer crecer a constructores y no depredadores,
      caníbales. Así, no permitir la entrada en casa de valores enajenados, impuestos, en su
      mayoría, por los peores miembros de la sociedad, aunque muchas veces vayan de levita; no
      enarbolar esos valores ante los niños, adolescentes y jóvenes como patrones a seguir, como
      4
      la opción correcta; enseñarles que la decencia y humanidad, a veces, nos obliga a nadar
      contracorriente.
      Sorprende el hecho de que muchos jóvenes occidentales, cuya cultura está
      sustentada en el cristianismo y en los principios de libertad, fraternidad e igualdad,
      propugnados por la Revolución Francesa, los que, de hecho, son la base de la moral
      cristiana anterior a dicha revolución, se conviertan en el corazón de los Estados Unidos y de
      muchos países europeos al Islam o en fascistas; que en las aulas de las universidades
      occidentales se eduquen a terroristas y ellos adoctrinen a nuestros jóvenes. Habiendo
      estudiado y vivido durante largos años entre personas de diferentes nacionalidades,
      procedentes de todas las latitudes del Planeta, considero, el intercambio entre culturas e
      individuos, un proceso indispensable y enriquecedor en la formación personal, en caso de
      no amurallarse tras una figurada superioridad, y tratar de asimilar lo mejor que brinda cada
      individuo y cultura; si se abandonan los malos o no tan buenos hábitos, que hemos
      heredado a manera de tradiciones y costumbres. No siempre es mejor lo que hacía nuestra
      madre o nuestra suegra. Nosotros podemos ser mejores que ellos, dar mayores y mejores
      frutos, siempre que se crezca en humanidad, en bondad, si nos abrimos al Amor.
      Otra foto de Morgana Vargas nos introduce a una gran paradoja: un hombre devoto
      y respetuoso de Dios, rezando en posición beatísima y, posiblemente, haya hecho su viaje
      de rigor a La Meca, como todo buen musulmán en su vida, mas a su vera le espera un fusil
      AKM. ¿Es posible que un verdadero amante del Dios-Amor, Dios-Paz, Dios-Misericordia,
      Dios-Luz sea capaz de dañar físicamente a un ser humano, a un templo de Dios? ¿Cómo
      ese hombre puede inclinarse ante Dios Espíritu y matar a dios-hijo? ¿En nombre de qué
      Dios se matan, unos a otros, los hijos de Dios? Sólo puede ser en el de su cara oscura, en el
      de su Ángel Acusador y, en ello, no va el color de la piel, sino del alma. ¿A qué Dios
      5
      adoramos, consciente o inconscientemente, cuando dañamos, humillamos, aborrecemos,
      maltratamos, asesinamos a otro ser humano? ¿A quién respetamos en calidad de Maestro y
      Consejero más que al Cristo o al mismísimo Padre? Precisamente, el Señor Jesús de
      Nazaret nos alecciona desde las páginas del Evangelio, según San Mateo, que sólo
      podemos llamar Padre al Dios del Cielo, un PADRE con mayúsculas.
      Dra. Cary Torres Vila, alias Andrea Tutor Fernández. Cristiana. Española-cubana.
      Escritora y Economista. Ex–profesora de la Universidad de La Habana. D.N.I. 72179471-C
      Nota: Escrito el 7 de noviembre de 2007 y enviado de inmediato a El País. Recibí una carta amable
      en la que se declinaba la publicación. Parece, que le sobran los buenos artículos, aunque no lo
      considero así por lo que leo de cuando en cuando. Por lo menos El País no dice, que no necesita
      colaboradores como el ABC, dentro de una sociedad de libre mercado.

      • 1
        Literarias Siglo XXI
        REVISTA LITERARIA Y CULTURAL, mayo de 2006, Miami.
        Director: Juan Alborná, Escritor y Periodista
        El adiós de García Márquez1
        Por Andrea Tutor Fernández
        En Literarias Siglo XXI en fecha reciente, en su portada, se hace referencia al silencio de
        García Márquez en ésta, su etapa final, en que ha tenido a bien darnos una obra de
        despedida. Por ello, que al aparecer su última novela, una novela corta de quién nos tenía
        acostumbrados a obras monumentales, e impresionarme su foto en la cubierta, así como al
        tener noticias de su enfermedad, escribí este pequeño comentario para un Grande de la
        Hispanidad.
        Memorias de mis putas tristes más que una novela es una despedida. Desde su
        misma portada, nos da la espalda un clásico, que nos ha honrado con su presencia, un
        sabio a quien le visitaban las musas, que, por cierto, le han visitado también en su
        último libro, pero hombre al fin con sus debilidades y virtudes, con muchos defectos,
        como todo hombre. Es una noveleta hecha en correspondencia con la sociedad, en que
        ha vivido; una sociedad, donde se premia la vulgaridad y el mal gusto. Considero, que,
        por ello, este genial hombre nos lanza su última bofetada con un título agresivo y un
        tanto vulgar. ¡Ay, viejo sabio, cuánto conoces al hombre!
        1 También, con este artículo, circulando en Internet y desde mi página Web personal, quiero dar
        constancia de que he realizado innumerables gestiones, para que se quitase un comentario erróneamente
        endosado a mi persona, un comentario burdo e irrespetuoso, que antecedía al mío en La Casa del Libros,
        tienda digital. Explicaron problemas técnicos para eliminar dicho comentario, que sigo sin entender.
        2
        Nos grita desde su lecho: “¡Hipócritas!”. Tal vez, se haya reservado algo; se
        lleve en su momento parte de su propia hipocresía. Hoy leemos comentarios, en que lo
        tachan de pederasta, de pervertido… No, no es su mejor novela, ni siquiera es una buena
        novela, pero ahí están los atisbos de genialidad, de sabiduría en algunas escasas frases a
        lo largo de este cortísimo libro para un Grande de España, un Grande de la Hispanidad,
        UNA Grande de Hispanoamérica, que nos ha deleitado con su musicalidad, imaginación
        y maestría, las que alcanzaron su momento cumbre con Cien años de soledad. Obra,
        que si hubiese sido la única escrita por el Escritor, bien hubiese valido para colocarlo en
        un puesto cimero entre los clásicos, que con tanto brillo ha dado al mundo Nuestra
        América Hispana, orgullo de la Hispanidad y la Lengua Española, enriquecida en un
        proceso de integración y transculturación del otro lado del Océano Atlántico.
        Maestro de Maestros, ha gozado de un estilo particularísimo, solo comparable
        con Alejo Carpentier, con la salvedad de ser menos pedante al escribir. Algunos lectores
        no logran pasar las diez primeras páginas al enfrentarse a su obra; páginas necesarias
        para adentrarse en su mundo y gustar de su estilo, de su modo particular de pintar al
        mundo. Este poeta de la prosa nos regaló, también, una joya de la literatura mundial en
        El amor en los tiempos del cólera y qué decir del Otoño del Patriarca: es la
        mejor broma, que le pudo gastar a su amigo Fidel Castro. Fidel, como Stalín, quiso
        comprarse un escritor. Mas Gabriel García Márquez, Gabo para sus amigos, no era
        Maxímo Gorki, el que no escribió el tan esperado libro. ¡Ah!, pero García Márquez,
        aunque bebió y comió de la misma mesa que el tirano de La Habana, no sucumbió
        totalmente a su hechizo; no le regaló la novela que él deseaba, sino que hizo su
        caricatura, la caricatura de cualesquiera de las dictaduras del mundo hispano, tal vez, de
        las dictaduras humanas. Fidel, Pinochet, Rosas, Hitler, Stalín, HuSSeín y muchos otros
        son sólo aves de paso, pero la Obra de García Márquez, Isabel Allende, Valle Inclán,
        3
        Roa… permanecerán siempre a modo de enseñanza para el género humano. Nos gritarán
        con la suavidad de un poema en prosa: “¡No permitas, que te manipulen! ¡No permitas,
        que coaccionen tu libertad unos muñecos, unos payasos de feria! Payasos tristes y
        caricaturescos, que con la frialdad y crueldad de su enfermizo ego chocan sus manos en
        el lado oscuro y oculto de la luna”
        El libro que nos ocupa hoy, Memoria de mis putas tristes, es la tragicomedia de
        la tercera edad, de un hombre que ha vivido muchos años, muchos más que el propio
        autor, y que, como muchos adultos, se ha enamorado de una casi niña, igual que un
        amigo mío que me doblaba los años, que a sus noventa se llevó la sonrisa del amor sin
        jamás haber tocado a la no tan niña. ¿Nos asombra o nos molesta que García Márquez
        nos presente la tragicomedia humana? Muchos de los que tuercen el rostro en público,
        tras las pantallas de sus ordenadores, se deleitan con la pornografía infantil, toquetean a
        niñas de su entorno, de su familia, de sus aulas y van proyectando la apariencia de
        señoras y señores decentes. Muchos no se atreven a tocar a los niños, y a los no tan
        niños, pero en sus mentes, en lo que se ha dado por llamar fantasías sexuales, realizan
        los deseos no revelados, los deseos insatisfechos; hacen cosas peores, que las narradas
        por el ilustre novelador. Este novelista nos coloca ante nuestra propia vejez y pide
        indulgencia, pide tolerancia, pero ante todo pide honestidad y nos enseña que el hombre,
        en su sentido genérico, puede amar hasta su partida y que este amor no es
        necesariamente carnal. El protagonista quiso despedirse con una prostituta y encontró la
        candidez del amor puro. ¿No será por eso que nos la presenta como niña?
        Bien, la presente novela no es homogénea en calidad y su prosa no es tan
        elevada y bien escrita como la de García Márquez; no es su estilo, por lo menos, al que
        nos tiene acostumbrados. ¿Se han ido las musas? ¿Alguien le ha ayudado en la labor
        final, como Engels lo hizo con Marx en su obra El Capital? Claro, que, ésta vez, el
        4
        ayudante no tenía la genialidad del ayudado, pues no era asistido del mismo modo desde
        las Alturas.
        Santander, 11 de Diciembre de 2004
        © 2004, María Caridad Torres Vila (Cary) Torres Vila, alias Andrea Tutor Fernández

      • ¡Moscú, le pertenece!

        Autora: Dr. Marion Welzel (usa Lenk)

        “Adamar de mi vida” es un cantar a la elogiada, a la edad de 23 y 20 años, cuando yo la conocí: ella con 23 y yo con 20 años. Llegué primero, pero sólo fue en apariencia, porque esa habitación de la ciudad moscovita, de nuestro Moscú, que no es Moscú sin Kary Torres, que no es lo mismo, si ella no está, le pertenece. ¡Moscú, le pertenece! Ella era allí Reina. Y reina en mí por siempre, en mi interior, en mis recuerdos, en mis horas de ocio, con mayor frecuencia en mi almohada. Me sentí pequeña, muy pequeña, cuando apareció, una mañana de septiembre, por aquella puerta de la Habitación 5 del albergue de extranjeros del MGIMO Universidad. Me asusté. La vi tan grande, tan segura, tan estable, tan fuerte y amable, a pesar de su delgadez y delicadeza. Curioso, Cary Torres me vio a mí también inmensa, no asustó, sólo neo le gustó la oscuridad que encontró, sólo iluminada por mi sonrisa tímida. Refleja ese momento de forma excelsa en la novela VALS PARA KARLA, en que me canta a mí, a nuestro amor, mejor con mayúscula: NUESTRO GRAN AMOR. Amor entre dos almas muy románticas, muy apasionadas, pero con fidelidades de diferentes grados y matices.

        Ella. La Dr. Prof. Cary Torres es perfecta, aunque no lo es, porque no le gusta la perfección. Por ello, me ha comenzado a llamar mi “Perfecta Imperfecta”. Le gusta decir, que lo perfecto no existe, no tiene razón de ser, debe ser concluido, cerrado. A mí, me gustaba ser perfecta y no lo era, aunque me agradó la forma en que me retrató en la novela con el nombre de Karla, Karla Müller. Me parezco y no me parezco; me reconozco y no me conozco. Tal vez yo haya cambiado tanto, que no soy la de aquellos tiempos universitarios, en que doblada ante el escritorio rabiaba con la Economía Política. Era muy raro, que pudiese Kary Torres saber algo. Se preguntarán por qué: sólo dormía, leía novelas en Inglés, tomaba mucho té y comía con mesura; le gustaba conversar, pero solía estar mucho rato acostada boca arriba con la mirada fija en el techo, sin hacer nada; otras veces, se iba con los cubanos y, allá, yo a buscarla para cenar. Le encantaba del modo en que yo le mimaba: el desayuno en la mesa, servirle de despertadora. Gustaba de la escuela, como decía, al ir a clases, mas le gustaba estar en la residencia estudiantil, rodeada de amigos, que le admiraban y querían mucho. Yo más que todos, porque por ella siempre experimenté amor, le seguí por todo el mundo: Moscú, Ámsterdam, La Habana. Hoy, la ambición me retiene, asuntos que me avergüenzan y no me atrevo a mirar su rostro, del cual yo borré su sonrisa, le robé su felicidad, su armonía para sentirme feliz yo, con mi egoísmo, mi crueldad y la desidia a la vida, al tedio, al aburrimiento, que me ha acompañado desde que firmé un contrato de matrimonio ante autoridad humana.

        Yo la amo y la admiro. Me ha costado confesárselo, porque ella no era simétrica, sino asimétrica, amaba a un hombre y pensaba en él, cuando su vista estaba fija en el cielorraso de la Habitación 5, nuestra casa moscovita, nuestro nido de amor espiritual y de respeto profundo, igualdad. Siempre fue mi pareja ideal, mi pareja querida, mi pareja que yo hice dispareja.

        Recién me había mudado, en agosto de 1999, a una nueva casa, a una casa que surgió por la sugerencia de Kary Torres: mi amiga preclara, lúcida, práctica y afable, de quién siempre he oído palabras gratas, que han acompañado la soledad de mi vida familiar, la soledad de mi cuerpo. Decía, que recién me había mudado y la llamé por teléfono, estaba en Santiago de Cuba y tuve que hacer varias llamadas hasta encontrarla, para decirle, que sólo quería estrecharla en mis brazos, que quería esperar el Nuevo Siglo a su lado, juntas, aunque no sabía cómo (Completado por KTV). Porque espiritualmente ella me ha acompañado desde 1978, aquel abril de 1978 en que le regalé la primera naranja, una vela en forma de naranja. Fue mi primera petición de matrimonio, la que le ratifiqué, aun con mi familia delante, en La Habana, el 30 de abril de 2000 con otra vela naranja, con forma de naranja y, de palabra, el 2 de Mayo. Ya lo había hecho, estando embarazada de mi primer hijo, aún siendo solicitada en matrimonio por el preñador. Le dije a Kary: “Si fueses hombre, me casaba contigo. Yo quiero casarme contigo”. Se lo ha repetido cada cierto tiempo, estando casada por hombre, Esa es mi meta, ese será mi mayor triunfo en la vida: contraer matrimonio con Cary Torres ante autoridad humana, porque espiritualmente siempre hemos dormido juntas, hemos soñado juntas, hemos hecho el amor en la distancia, hasta reconocemos nuestras caricias y gestos en la distancia.

        Yo nunca he amado a mi marido, nunca me ha gustado, sólo he soportado la vida conyugal, con muchos sufrimientos y depresiones, tabletas e infidelidades, por esa horrible sociedad alemana, que nos convierte en autómatas, en subordinados, no importa de quién, siempre subordinándose en el partido, en el trabajo; en el hogar, primero, a un padre, que no me gustó y, luego, a un marido también militar, que tampoco me gustó, que me mira con mirada gélida. Refleja muy bien esa relación ANDREA TUTOR en su novela VALS PARA KARLA y no hay mejor palabra para describir mi matrimonio que “PLAGIO”, tal vez comedia, farsa.

        ¿Novelista? Una Gran Novelista de novelas modernas. ¿Ensayista? Mi preferida. De conversación fácil, amena, agradable y voz angelical; manos divinas, mirada acariciadora. Así es ANDREA TUTOR. No, así es la ADAMAR DE MI VIDA, la Doctora Profesora Cary Torres, mejor con K, como ella misma decía en Moscú.

        “Adamar de mi vida” es un cantar a la elogiada, a la amada por amor y admiración, a quién me inspira. Un cantar a la decencia y a la rectitud flexible, respetuosa, a la honradez, a la decencia y fuerza de voluntad. Venció a la muerte en todos los planos. Todavía, la muerte en el plano humano, cual serpiente solitaria, se aferra a quién le repugna, compra su voluntad, una voluntad dormida por el brillo, los olores y la gelidez, una gelidez hipnótica; por la rutina y el automatismo de hacer lo mismo cada día, a la misma hora, los mismos gestos, las mismas palabras y con total ausencia de amor, sólo la afección social: mi teatro.

        “Adamar de mi vida” es un cantar a quién ha sabido renacer, rehacerse una y otra vez contra viento y marea, contra las deslealtades, contra las bajezas humanas, contra el hombre mismo, contracorriente.

        Escribo Escritora con mayúscula, pudiese poner una mayúscula en cada letra, como lo escribe ella en su Web al referirse a los Grandes Escritores de todas las lenguas. Yo soy cursi, porque, cómo le escribía a La Habana en el siglo XX: “Yo soy una niña romántica de 14 años en mi interior. Hay personas que me consideran cruel y que tengo voz cruel”. No obstante, VALS PARA KARLA ha fijado nuestras edades en aquellos días maravillosos de la habitación 5, en que fui tan feliz; disfruté de una felicidad plena, tranquila, que no me obligaba a estar en movimiento, que no hacía sentir la necesidad de otras personas, mientras estuviese cerca MI AMADAR. A Ella quiero celebrar con las mejores palabras, las que me son difícil encontrar en una lengua extranjera, aunque estudiada, hablada, pensada y un millón de veces escuchada a mi oído, en mi interior en esa magnífica comunicación telepática, que ha sufrido interferencia en este siglo, cual si alguien estuviese interfiriendo, tal vez, varios.

        Mi vida ha sido el disimulo, el amor subliminado, mejor dicho, sacrificado. Yo la abandoné, cuando debía cumplir un compromiso, al que no fui presiona, a diferencia del matrimonio con hombre. Yo la abandoné, cuando me dijo, que estaba enferma del corazón, cuando no tenía suficientes alimentos. Aún éramos tan jóvenes, pero yo fui complicando la vida. Yo fui aceptando lo inaceptable, pero cómodo. Una comodidad soportable.

        No puedo, yo, olvidar Moscú. Esa vida, a la que con prosa sublime, de la que destila amor, le canta ANDREA TUTOR. Me embellece desde las páginas de esa magnífica novela que es VALS PARA KARLA. Ésta es una novela solicitada por mí con un “escribe sobre mí”, dicho al teléfono. Yo fui quién leyó la primera versión, que me fue enviada desde Santander el 5 de Diciembre de 2002 y había sido concluida el día anterior. He visto la versión publicada en el hotel cercano a mi domicilio, pero no ha llegado a mis manos el ejemplar que la AUTORA me envió dedicado. He tratado de conseguirlo en Internet, pero no está circulando en las tiendas. Debió haber llevado un prólogo escrito por mí; me fue solicitado. Me mostré irrespetuosa ante la amiga, que trató de darme la mano para que no me quedara detrás, entre viejas de pueblo y personas superfluas, gente de pueblo que no saben más que reproducir en mismo modelo social, que me asqueó en mis padres.

        Cuando estudie sus novelas, la publicada y las que esperan por edición, entonces, escribiré una crítica especializada, con los muchos talleres literarios, a los que he asistido durante más de una década, siempre con la mente puesta en un sueño, que no he hecho realidad: escribir una gran obra; la realización de un proyecto conjunto de las dos: discutir los personajes y la trama y, cada una, Escribir en su lengua nativa una novela; jugar con los lectores.

        Confieso, que yo misma al leer la primera versión de VALS PARA KARLA, le escribí a la Dr. Kary Torres: “Yo no recuerdo nuestra historia de esa forma” y me respondió: “Es una novela –se le sintió divertida al teléfono-. ¿Cómo se te ocurre que todo va a ser igual?”. Entonces, le reclamé, porque el personaje de Carolina es mejor, más íntegro, me gusta más. Yo siempre he querido parecerme a ella.

        Escrito en Berlín, 25 de marzo de 2011

      • LA NUEVA CUBA: HONESTA Y FIEL A LA VERDAD

        AUTORA: DRA. CARY TORRES VILA, PROFESORA DE LA UNIVERSIDAD DE LA HABANA. PROFESORA FUNDADORA DE FLACSO CUBA. PREMIO NACIONAL DE LAS CIENCIAS SOCIALES. DE LA ACADEMIA DE CIENCIAS DE CUBA. PREMIO AL MEJOR LIBRO CIENTÍFICO PUBLICADO, UNIVERSIDAD DE LA HABANA, ENSAYO SOCIAL DE PINOS NUEVOS [ANDREA TUTOR FERNÁNDEZ SANTA MARÍA]

        LA DRA. PROF. ELENA DÍAZ, SIMPLEMENTE, ES BRILLANTE, ADEMÁS, LA MEJOR NEGOCIADORA, QUE YO HAYA CONOCIDO: MUY AUDAZ. COMO INTELECTUAL, POSEE UNA CAPACIDAD POCO COMÚN, AÚN ENTRE LOS PROFESORES DE LA ÉLITE DE LA UNIVERSIDAD DE LA HABANA, DE INTERRELACIONAR FACTORES, QUE EN APARIENCIA NO TIENEN RELACIÓN, Y LLEGAR A UNA CONJUGACIÓN MUY CREATIVA. ELENA DÍAZ HUBIESE PODIDO SER UNA TEÓRICA[1]. ENTRE LOS INTELECTUALES CUBANOS DE LAS CIENCIAS SOCIALES, CONOCIDOS POR MÍ, SÓLO TRES, DESDE MI PUNTO DE VISTA, HUBIESEN SIDO CAPACES DE CREAR TEÓRICAMENTE: JORGE IBARRA, ELENA DÍAZ Y AURELIO ALONSO. JORGE EL MÁS CIENTÍFICO DE TODOS.

        DURANTE UNOS DIEZ AÑOS, ENTRE MUCHAS FUNCIONES, SOLÍA SER LA MEMORIA DE LA DRA. ELENA DÍAZ (1982 A 1992). EVIDENTEMENTE, QUE AL ESCRIBIR “Testimonio y Memorias: un cuarto de siglo revisitando FLACSO”, LE FALTÓ SU MEMORIA DE OTROS TIEMPOS. SOLÍA, YO, RECORDARLE LAS FECHAS, EN QUE HABÍA REALIZADO UNA U OTRA ACTIVIDAD, TRAS SU INVARIABLE: “CARY, POR FAVOR, VEN ACÁ. ¿CUÁNDO FUE QUE YO HICE ESO O VIAJÉ A LO OTRO…?. ME SABÍA DE MEMORIA EL CURRÍCULUM VITAE DE TODOS MIS COLEGAS[2] DEL CENTRO DE INVESTIGACIONES DE ECONOMÍA INTERNACIONAL (CIEI) Y DEL CENTRO DE ESTUDIO SOBRE EL DESARROLLO, ADSCRITO A LA OFICINA DEL RECTOR DE LA UNIVERSIDAD DE LA HABANA, EL QUE FORMA PARTE DE LOS LIMITADOS CENTROS ASESORES DE LA OFICINA DEL PRESIDENTE DEL CONSEJO DE ESTADO DE LA REPÚBLICA DE CUBA. ESTE ÚLTIMO, EL DES[3], FUE RENOMBRADO, POSTERIORMENTE, FLACSO CUBA. AMBOS CENTROS CONTARON CON LA DRA. ELENA DÍAZ, EN CALIDAD DE DIRECTORA, EN LOS MOMENTOS DE CRECIMIENTO E INCREMENTO DE SU IMPORTANCIA DENTRO DE LA ÉLITE DE LAS CIENCIAS SOCIALES EN CUBA Y EN EL EXTRANJERO, EN PARTICULAR, EN LA FACULTAD LATINO AMERICANA DE CIENCIAS SOCIALES CON SU SEDE PRINCIPAL EN COSTA RICA (FLACSO).

        DE HECHO, ELENA DÍAZ ES LA ARTÍFICE DEL SURGIMIENTO DEL PROGRAMA FLACSO CUBA, DESDE 1984, COMENZANDO EN EL CIEI. RESULTA LLAMATIVO, QUE EL ALMA MATER DE LA UNIDAD ACADÉMICA DE FLACSO EN CUBA Y QUIÉN LOGRÓ, EN DIFÍCILES Y PROLONGADAS NEGOCIACIONES, DESDE SU MEMBRESÍA EN EL CONSEJO SUPERIOR DE FLACSO DURANTE 8 AÑOS, QUE SUCESIVA Y ESCALONADAMENTE, TRANSITASE POR PROGRAMA, PROYECTO Y UNIDAD ACADÉMICA, EN UNA CONJUNCIÓN ÚNICA Y POCO ENTENDIBLE PARA FLACSO Y CIERTA RETICENCIA, PARA NO DECIR OPOSICIÓN, DE VARIOS MIEMBROS DEL CONSEJO SUPERIOR Y SU ENTONCES SECRETARIO GENERAL, EL DR. EDELBERTO TORRES RIVAS, QUE BORRE DE UN PLUMAZO, CON LA MENCIÓN DE DOS AÑOS, VARIOS AÑOS DE TRABAJO FUNDACIONAL Y ÉXITOS ACADÉMICOS, ELIMINANDO, CON ELLO, A LOS FUNDADORES.

        1984, RECUERDA A GEORGE ORWELL, A LA PERESTROIKA Y AL PROGRAMA FLACSO CUBA, CON SU PRIMERA MAESTRÍA INTERNACIONAL EN RELACIONES ECONÓMICAS INTERNACIONALES, QUE CONTÓ ENTRE SUS GRADUADOS CON LA MAESTRA EN CIENCIAS ROSA CHÁVEZ[4], QUE SEGUIDAMENTE SE OCUPÓ DE LA RELACIONES DE NICARAGUA CON LOS PAÍSES SOCIALISTAS Y EL CAME DESDE LA DIRECCIÓN NACIONAL DE RELACIONES INTERNACIONALES DEL FRENTE SANDINISTA. ESTA MAESTRÍA SE DESARROLLÓ, COMPLETAMENTE, EN EL CIEI, AÚN DESPUÉS DE NUESTRA SALIDA A FUNDAR EL CENTRO DE ESTUDIOS SOBRE DESARROLLO, LLEVÁNDOSE LA DRA. ELENA DÍAZ A FLACSO, POR TANTO, UN GRUPO IMPORTANTE DE PROFESORES DEL CIEI FUERON FUNDADORES DEL PROGRAMA FLACSO Y PARTICIPARON, BIEN EN LA CONFORMACIÓN DE LOS PROGRAMAS DE ESTUDIOS DE LA PRIMERA MAESTRÍA INTERNACIONAL EN RELACIONES ECONÓMICAS INTERNACIONALES O EN SU DIRECCIÓN O EN SU CLAUSTRO. ÉSTA FUE COAUSPICIADA POR LA UNIVERSIDAD DE LA HABANA Y FLACSO COSTA RICA. EL PRIMER RESPONSABLE DE LA MAESTRÍA INTERNACIONAL FUE EL LIC. EUGENIO ESPINOSA Y, ANTE LA FALTA DE ORGANIZACIÓN, LA DRA. ELENA DÍAZ ME NOMBRÓ SEGUNDA RESPONSABLE, LO QUE DESEMPEÑÉ HASTA MI SALIDA PARA LA COLINA UNIVERSITARIA EN NOVIEMBRE DE 1985 POR DECISIÓN DEL RECTOR DE LA UNIVERSIDAD DE LA HABANA, DR. FERNANDO ROJAS.

        1985, 1986, 1987 años del RENACER DE PROGRAMA FLACSO CUBA, DE SUS CENIZAS, CUAL AVE FÉNIX, CON UNA ACTIVIDAD IMPORTANTE EN LA CONFORMACIÓN Y APROBACIÓN DEL PRIMER, Y MEJOR, ESTUDIO DE POSTGRADO “RELACIONES INTERNACIONALES Y DESARROLLO”, COAUSPICIADO, NUEVAMENTE, POR LA UNIVERSIDAD DE LA HABANA Y FLACSO. LOS REFUNDADORES DE FLACSO CUBA FUIMOS: DRA. ELENA DÍAZ, DIRECTORA, DRA. MARTHA NÚÑEZ, SUBDIRECTORA, DRA. NIURKA PÉREZ, MIEMBRO DE COMITÉ DIRECTOR, LIC. JOSÉ BELL LARA, YO, LIC. CARY TORRES, TODOS PROFESORES, Y LA LIC. AIMÉE HAJDÚ. TAMBIÉN, EN EL GRUPO FUNDADOR CABE INCLUIR A DELFINA SÁNCHEZ, ADMINISTRADORA; LUCECITA, ANA MARÍA BATISTA, SECRETARIAS. LA ACTIVIDAD DE ORGANIZACIÓN Y CONTACTOS INTERNACIONALES RECAYÓ, SOBRE TODO, EN LA PROPIA DRA. ELENA DÍAZ, LOS LICENCIADOS BELL LARA, CARY TORRES VILA Y AIMÉE HAJDÚ.

        EL PRIMER ESTUDIO DE POSTGRADO INTERNACIONAL (UH FLACSO) CONTÓ CON UN CLAUSTRO SELECTO Y SU COORDINADORA FUE LA ENTONCES LIC. CARY TORRES. LA LIC. AIMÉE HAJDÚ REALIZÓ UN TRABAJO TITÁNICO, CON DOS VISITAS A LA SEMANA AL HOTEL, EN LAS AFUERAS DE LA CIUDAD DE LA HABANA, PARA PROVEER DE INFORMACIÓN Y LITERATURA CIENTÍFICA A LOS POSTGRADUADOS, LOS QUE PUDIERON ESCRIBIR SUS TRABAJOS DE FIN DE ESTUDIO DE POSTGRADO SIN NECESIDAD DE RECORRER CENTROS DE DOCUMENTACIÓN Y BIBLIOTECAS. AIMÉE HAJDÚ CAMINÓ, BUSCÓ Y GESTIONÓ DURANTE 3 MESES POR TODOS ELLOS.

        POR SER EL PRIMER ESTUDIO DE POSTGRADO Y PARA PODER CONTROLAR, RESOLVER CUALQUIER CONTINGENCIA Y EVALUAR DESDE DENTRO, Y DE FORMA INTEGRAL EL ESTUDIO DE POSTGRADO Y, CADA UNO, DE LOS CURSOS DE POSTGRADO INCLUIDOS, ASÍ COMO A SUS PROFESORES, ADEMÁS DE COORDINARLO, YO MISMA PROPUSE CURSAR EL ESTUDIO DE POSTGRADO SIN TENER UN INTERÉS ESPECÍFICO, EN ÉL, MÁS ALLÁ DE LA COORDINACIÓN. AL FINAL DEL CURSO, EVALUÉ A CADA UNO DE LOS PROFESORES E HICE SUGERENCIAS CON RELACIÓN AL CLAUSTRO Y LOS CONTENIDOS. ESTE CURSO CONTÓ CON CONFERENCIAS MAGISTRALES DEL DR. RAÚL PREVISH, DR. DON PEDRO VUSKOVIC Y DE LA DRA. PROF. HELLEN SAFA DE LOS ESTADOS UNIDOS, ASÍ COMO CON LA DECANA DE LA UNIVERSIDAD DE SAN JOSÉ, EN LA ASIGNATURA DE METODOLOGÍA DE LA INVESTIGACIÓN, COMPARTIDA CON LA DRA. MARTHA NÚÑEZ SARMIENTO PASCUAL.

        ESTE PRIMER ESTUDIO DE POSTGRADO INTERNACIONAL, DE CARÁCTER INTENSIVO, “DESARROLLO Y RELACIONES INTERNACIONALES” (SEGUNDO SEMESTRE DE 1987) TUVO UNA MATRÍCULA EXCEPCIONAL, ENTRE LOS GRADUADOS SE DESTACARON LA PROPIA COORDINADORA, LIC. CARY TORRES VILA, QUE ES LA PRIMERA QUE OBTIENE A CONTINUACIÓN UN DOCTORADO DE LA ACADEMIA DE CIENCIAS DE RUSIA (1990) EN 2 AÑOS, Y TRAS PASAR POR EL TALLER DE “ALTERNATIVAS DE DESARROLLO DEL CIDE (MÉXICO, 1988), EN LA DÉCADA DE LOS ’90 ALCANZA LOS TRES MÁS IMPORTANTES PREMIOS DE LAS CIENCIAS SOCIALES EN CUBA Y DE FORMA AUTODIDACTA SE CONVIERTE EN SOCIÓLOGA RURAL Y ESCRIBE, CON LA COLABORACIÓN DE OTROS PROFESORES LA HISTORIA AGRARIA DE 2 MUNICIPIOS CUBANOS; LA LIC. ANA EVELYN JACIR SIMAN[5] (DE LOVO), QUE SE DOCTORA POSTERIORMENTE EN MÉXICO Y AL CULMINAR LA GUERRA CIVIL EN EL SALVADOR ES LLAMADA A CONTRIBUIR CON EL PAÍS, DESDE VARIOS PUESTOS DE PRIMERA FILA, ENTRE ELLOS, LA COMISIÓN DE RECONSTRUCCIÓN NACIONAL, FUE LA MEJOR MINISTRO, DESDE LA CARTERA DE EDUCACIÓN, CON UNA LABOR SOCIAL IMPORTANTÍSIMA, RENUNCIANDO PARA POSTULARSE COMO CANDIDATA A LA ALCALDÍA DE SAN SALVADOR POR EL PARTIDO ARENA; TRAS SU DERROTA EN LA ELECCIONES, OCUPA LA PRESIDENCIA DE LA COMISIÓN PARA LA DEFENSA DE LOS CONSUMIDORES, LABOR EN LA QUE SE DESTACA A TAL PUNTO, QUE LOGRA SER NOMBRADA PARA UNA FUNCIÓN SIMILAR EN LA ORGANIZACIÓN DE ESTADOS AMERICANOS (OEA), ADEMÁS, EVELYN HA OBTENIDO UN PREMIO NACIONAL COMO ECONOMISTA EN EL SALVADOR; LA MAESTRA MARGARITA FAVILA, QUE EN LOS ’90 HACE DOCTORADO EN LOS EEUU Y, A SU REGRESO, OCUPA UNA CÁTEDRA EN LA UNIVERSIDAD AUTÓNOMA DE MÉXICO (UNAM) Y UN PUESTO DE DIRECCIÓN EN UN DEPARTAMENTO DEL EDIFICIO DE HUMANIDADES; LIC. JOAO DOS SANTOS DA SILVA, CASI INMEDIATAMENTE, TRIUNFA EN LAS ELECCIONES EN SAN SALVADOR DE BAHÍA Y SE CONVIERTE EN ALCALDE, ABANDONANDO PARCIALMENTE SU CÁTEDRA DE LA UNIVERSIDAD…

        EN 1988, ALCANZADO EL ÉXITO ROTUNDO DEL PRIMER ESTUDIO INTERNACIONAL DE POSTGRADO “DESARROLLO Y RELACIONES INTERNACIONALES”(SEPT-DIC. 1987), NOS DIMOS A LA TAREA DE LOGRAR UN ESCALÓN MÁS DENTRO DEL SISTEMA DE FLACSO, POR INICIATIVA DE LA DOCTORA ELENA DÍAZ Y BAJO SU DIRECCIÓN: ALCANZAR LA CONDICIÓN DE PROGRAMA FLACSO CUBA. GESTIÓN CON RESULTADO EFECTIVO, AÚN ANTE LA RETICIENCIA DE SU SEDE PRINCIPAL, PRIMERO, CON EL APOYO DEL DR. DANIEL CAMACHO Y, POSTERIORMENTE, DE AYRTON FAUSTO, MEDIANDO UNA VISITA DEL DR. EDELBERTO TORRES RIVAS, SECRETARIO GENERAL DE FLACSO, A CUBA. COINCIDIÓ CON LA ENTRADA DE LA DRA. ELENA DÍAZ A SU SEGUNDA PERÍODO DENTRO DEL CONSEJO SUPERIOR EN CALIDAD DE CONSEJERA A TÍTULO INDIVIDUAL, A LA QUE YA HABÍA SIDO ELEGIDA, EN 1983, SIENDO DIRECTORA DEL CIEI Y OSTENTANDO UNA CÁTEDRA EN LA UNIVERSIDAD DE LA HABANA DESDE LOS ’60.

        EL SEGUNDO ESTUDIO DE POSTGRADO INTERNACIONAL, AL AÑO SIGUIENTE, PRESENTÓ DIFICULTADES Y HUBO QUEJAS GENERALIZADAS DE LOS POSTGRADUADOS, LO QUE OBLIGÓ A UNA REUNIÓN CON ELLOS EN EL HOTEL MACHURRUCUTU, EN LA QUE PARTICIPÉ A MI REGRESO DEL CIDE DE MÉXICO. EL PROBLEMA PRINCIPAL RESIDÍA EN EXCESOS DE PARTE DEL COORDINADOR Y FALTA DE ATENCIÓN A SU TRABAJO. ELLO SE DEBIÓ, ANTE TODO, A UNA PÉSIMA ELECCIÓN POR PARTE DE LA DRA. ELENA DÍAZ, QUE SE DECANTÓ POR SU RECIÉN GRADUADO ESTUDIANTE DE DIPLOMA, QUE ACABABA DE ENTRAR AL CLAUSTRO UNIVERSITARIO Y NO POSEÍA NI LA EXPERIENCIA, NI LA PREPARACIÓN Y, MUCHO MENOS, LA MADUREZ NECESARIA PARA COORDINAR UN ESTUDIO DE POSTGRADO: UN DESASTRE. CONSIDERO, QUE UNO DE LOS PROFESORES DEL CENTRO DE ESTUDIOS SOBRE EL DESARROLLO (PROGRAMA FLACSO CUBA) DEBIÓ TRASLADARSE A MACHURRUCUTU, COMO YO LO HICE DURANTE 3 MESES EL AÑO ANTERIOR, CON EXCELENTES RESULTADOS. SI HUBIESE SIDO UN VIAJE A ESTADOS UNIDOS, ESTOY SEGURA QUE TODOS HUBIESEN ESTADO EN LA DISPOSICIÓN DE SACRIFICIO.

        1989 y 1990. SOY INCAPAZ DE DAR TESTIMONIO Y AYUDAR EN SU MEMORIA A LA DRA. ELENA DÍAZ, POR ENCONTRARME EN LA ACADEMIA DE CIENCIAS DE LA URSS, EN MOSCÚ, DONDE PUNTUALMENTE ME LLEGÓ LA CARICIA DE MI AMIGA, LA DIRECTORA, CON INNUMERABLES LATAS DE CAFÉ SOLUBLE, QUE ME PERMITÍA MANTENERME DESPIERTA Y ACTIVADA LA INTELIGENCIA, TAMBIÉN, SUS CARTAS DE APOYO EN LA DISTANCIA. OTROS SÍ LE AYUDARÍAN CON GUSTO, SOBRE TODO BELL LARA, A REMEMORAR.

        1991. NOMBRAMIENTO DE TODOS LOS PROFESORES DEL PROYECTO FLACSO CUBA, EN CALIDAD DE PROFESORES DE PLANTA DE FLACSO, EN SU CONSEJO DE ECUADOR (DRA. ELENA DÍAZ, DRA. MARTHA NÚÑEZ, DRA. NIURKA PÉREZ, DRA. CARY TORRES V., LIC. JOSÉ BELL LARA, DR. JOSÉ ANTONIO TABARES DEL REAL, LIC. EUGENIO ESPINOSA, LIC. MARINA MAYOLI, DRA. BEATRIZ DÍAZ. EN EL CASO DE LAS 2 ÚLTIMAS PROFESORAS NO ESTOY SEGURA, PUES LLEVABAN MENOS TIEMPO EN EL DES Y NO TENÍAN VINCULACIÓN ANTERIOR CON FLACSO CUBA, AUNQUE CREO, QUE SÍ FUERON NOMBRADAS. UN ASUNTO TAN IMPORTANTE, AL DARSE POR PRIMERA VEZ EN CUBA, DEBIÓ OCUPAR UN ESPACIO EN EL TESTIMONIO DE LA DRA. ELENA DÍAZ, ACOMPAÑADO DEL LISTADO OFICIAL DEL NOMBRAMIENTO).

        SE PREPARÓ LA PRIMERA MAESTRÍA INTERNACIONAL, SIENDO PROGRAMA FLACSO CUBA, SEGUNDA DESDE SU FUNDACIÓN, COMO PROYECTO EN 1984, EN ALGO ASÍ COMO DESARROLLO, A CARGO DE LA DRA. DELIA LUISA LÓPEZ. LOS PROGRAMAS DE ESTUDIO, PRESENTADOS POR DRA. DELIA LUISA Y APROBADOS POR LA DRA. ELENA DÍAZ, FUERON REVISADOS Y CUESTIONADOS POR LA DRA. CARY TORRES, POR LO QUE EXIGIÓ EL NOMBRAMIENTO DE UNA COMISIÓN METODOLÓGICA. APOYADA POR LA DRA. MARTHA NÚÑEZ, FUE CONFORMADA LA COMISIÓN METODOLÓGICA DE LA MAESTRÍA INTERNACIONAL EN DESARROLLO POR: DRA. CARY TORRES, DRA. ELENA DÍAZ, DRA. MARTHA NÚÑEZ Y DRA. DELIA LUISA LÓPEZ. SE REHICIERON LOS PROGRAMAS DE ESTUDIO, TRAS SU PASO POR LA COMISIÓN, INCLUYENDO TODAS LAS SUGERENCIAS DE LA DRA. CARY TORRES VILA.

        LA DRA. CARY TORRES VILA, TAMBIÉN, ERA LA ENCARGADA DE LA ELABORACIÓN DE LOS PRESUPUESTOS DEL PROYECTO, POSTERIOR PROGRAMA FLACSO. DE HECHO, EN LOS PRIMEROS 7 AÑOS DE TRABAJO DE FLACSO CUBA JUGARON UN PAPEL INESTIMABLE EL DR. ROJAS, RECTOR DE LA UNIVERSIDAD DE LA HABANA Y, ANTE TODO, LA DRA. ELENA DÍAZ, DIRECTORA Y MIEMBRO DE CONSEJO SUPERIOR DE FLACSO, CONTANDO CON DRA. CARY TORRES V. Y EL LIC. BELL LARA, SUS BRAZOS HASTA 1992.

        HASTA AQUÍ, LA HISTORIA CONOCIDA, POR MÍ, DE FLACSO CUBA. HA SIDO MUY GRATIFICANTE CONSTATAR EL DESARROLLO DENTRO DE LA RED DE FLACSO, SEGÚN TESTIMONIO DE ELENA,QUE HA PERMITIDO LLAMARSE UNIDAD ACADÉMICA Y MANTENER ESE STATUS TAN IMPORTANTE, ALCANZADO POR LA AUDACIA DE LA DRA. ELENA DÍAZ, QUE PERMITE LA DUALIDAD A SUS PROFESORES DE FORMAR PARTE DEL CLAUSTRO DE LA UNIVERSIDAD DE LA HABANA Y DE LA ORGANIZACIÓN ACADÉMICA INTERNACIONAL. ADEMÁS, ES ENCOMIABLE LA LABOR REALIZADA POR LA DRA. ELENA DÍAZ PARA LA SUPERACIÓN DEL DEBILITAMIENTO DEL CENTRO DE ESTUDIOS SOBRE EL DESARROLLO (PROYECTO FLACSO CUBA), TENIDA LUGAR EN 1992[6], CON LA “SALIDA” DE LAS DOCTORAS MARTHA NÚÑEZ Y NIURKA PÉREZ HACIA DEL DEPARTAMENTO DE SOCIOLOGÍA DE LA FACULTAD DE FILOSOFÍA E HISTORIA DE LA UNIVERSIDAD DE LA HABANA; NIURKA PÉREZ, CON EL EQUIPO DE ESTUDIOS RURALES Y LA INVESTIGACIÓN INTERNACIONAL SOBRE TRANSFORMACIONES AGRARIAS EN LOS PAÍSES SOCIALISTAS, DIRIGIDA POR LA DRA. PROF. CARMEN DIANA DEERE DE LA UNIVERSIDAD DE MASSASHUSSET Y FINANCIADA POR LA MAC ARTHUR FOUNDATION OF ILLINOIS, QUE TAN ALTO PUESTO EN LAS CIENCIAS SOCIALES ALCANZÓ, EL EER, A PARTIR DE 1993, INICIADO CON EL TRABAJO “THE VIEW FROM BELOW: CUBAN AGRICULTURA IN THE SPECIAL PERIOD IN PEACETIME” DE CARMEN DIANA, NIURKA Y ERNEL, Y DURANTE TODA LA DÉCADA DE LOS ’90, MUY EN PRIMER LUGAR POR LA EFECTIVA Y CUALIFICADA INCORPORACIÓN DE LA DRA. CARY TORRES VILA, EN MARZO DE 1993, POR “SALIDA” DE FLACSO CUBA Y DEL CENTRO DE ESTUDIOS SOBRE DESARROLLO, HASTA SU JUBILACIÓN ANTICIPADA EL 31 DE OCTUBRE DE 1997, EN PRESTACIÓN DE SERVICIOS EN EL EER, DESDE LA CÁTEDRA DE ECONOMÍA POLÍTICA DE DEPARTAMENTO DE DESARROLLO DE LA FACULTAD DE ECONOMÍA. EL LIBRO DE LAS HISTORIAS AGRARIAS DE TRES MUNICIPIOS CUBANOS, RESULTADO FINAL DE ESA INVESTIGACIÓN CONFIRIÓ UN PREMIO NACIONAL DE LAS CIENCIAS SOCIALES EN CUBA DE LA ACADEMIA DE CIENCIAS EN 2001 A 5 PROFESORES, 4 DE ELLOS DE LA UNIVERSIDAD DE LA HABANA (2 PROFESORAS DE PLANTAS DEL ANTIGUO PROGRAMA FLACSO Y OTROS 2 COLABORADORES DEL CENTRO DE ESTUDIOS SOBRE EL DESARROLLO, BASE DEL PROGRAMA FLACSO CUBA, Y LA PROPIA PROFESORA AMERICANA, CARMEN DIANA, QUE ENTRÓ SU INVESTIGACIÓN INTERNACIONAL POR EL DES, CON UN FINANCIAMIENTO IMPRESIONANTE).

        VARIAS MAESTRÍA Y EDICIONES DE ÉSTAS, MUCHOS GRADUADOS, Y MUCHOS PROFESORES DE FLACSO CUBA DOCTORADOS, QUE HAN CRECIDO, COMO INVESTIGADORES, A LA SOMBRA DE LA DRA. ELENA DÍAZ. Y SÉ, QUE, EN MUCHO, LE DEBEN AGRADECER SU FORMACIÓN. SI ALGO ES ELENA, ES FORMADORA DE INVESTIGADORES. LA UNIVERSIDAD TIENE QUE RECONOCER, MUY A PESAR DE ALGUNOS DESEMPEÑOS, SU PAPEL DENTRO DE LAS CIENCIAS SOCIALES, DESDE LA DIRECCIÓN DE LAS CIENCIAS SOCIALES Y LA FORMACIÓN, INCLUSO, DE PERSONAS NO PREPARADAS PARA AFRONTAR EL TRABAJO CIENTÍFICO Y DOCENTE DEL DES (FLACSO CUBA), QUE NO CUMPLÍAN NI DE CERCA LOS REQUISITOS INDISPENSABLES PARA ENTRAR AL CENTRO DE ESTUDIOS SOBRE DESARROLLO, ADSCRITO A LA OFICINA DEL RECTOR DE LA UH PARA EL ASESORAMIENTO, ENTRE OTRAS FUNCIONES, COMO PROGRAMA FLACSO CUBA, DE LA OFICINA DEL PRESIDENTE DEL CONSEJO DE ESTADO. ESTO IMPLICABA LA NECESIDAD DE ESA CALIFICACIÓN EXIGIDA, SEGÚN LOS OBJETIVOS DE LA FUNDACIÓN DEL EQUIPO DE ESTUDIOS SOBRE EL DESARROLLO, RENOMBRADO CENTRO. POR EJEMPLO, LA DRA. BEATRIZ DÍAZ, PSICÓLOGA, NO SE AJUSTABA A LAS LÍNEAS DE INVESTIGACIÓN Y NO CONTABA CON LA CALIFICACIÓN ADECUADA PARA INTEGRARLO, AUNQUE SÍ CON CAPACIDAD INTELECTUAL PARA SUPERAR SU NO CALIFICACIÓN PARA ESE DESEMPEÑO EN TEMAS TAN VARIADOS, COMO ALIMENTACIÓN, MEDIO AMBIENTE, BIOTECNOLOGÍA E INSERCIÓN ECONÓMICA DEL TERCER MUNDO, ENTRE OTROS, EN TANTO NO TRABAJÓ TEMAS DE SU ESPECIALIDAD, A SU ENTRADA, COMO DESARROLLO INFANTIL Y RETRASIO ESCOLAR, EN LOS QUE SÍ ERA ESPECIALISTA; LA DRA. DELIA LUISA LÓPEZ TAMPOCO CONTABA CON EL NIVEL CIENTÍFICO ADECUADO, AUNQUE SÍ CON EL RESTO DE LOS REQUISITOS, COMO ANTIGUEDAD Y GRADO CIENTÍFICO; EL COLMO FUE LA INCORPORACIÓN AL CENTRO DE GRADUADOS DEL INSTITUTO SUPERIOR PEDAGÓGICO DE LA HABANA (UNIVERSIDAD) Y GRADUADOS UNIVERSITARIOS, QUE TRABAJABAN DENTRO DE LA BUROCRACIA SIN EXPERIENCIA CIENTÍFICA SUFICIENTE, SIN LA CALIFICACIÓN DEL CENTRO, SIN GRADOS CIENTÍFICOS NI RESULTADOS RELEVANTES EN LA INVESTIGACIÓN. HA SIDO MUY MERITORIO POR PARTE DE ESOS JÓVENES INVESTIGADORES, QUE VI LLEGAR, EN SU DÍA, A FLACSO CUBA, SU CRECIMIENTO Y SUPERACIÓN, HASTA AL PUNTO DE UNO DE ELLOS ALCANZAR LA DIRECCIÓN ESTE AÑO, 2009. DE HECHO, SE TRABAJÓ POR CREAR LA FAMOSA BRECHA, TAN APLICADA A LOS ESTUDIOS DEL TERCER MUNDO.

        ¡FELICIDADES, REYNALDO!

        18 DE JUNIO DE 2009

        Día de San Germán

        ——————————————————————————–

        [1] Ante el fenómeno de la Perestroika, y mucho antes de mi salida a Rusia al Doctorado, caminando hacia el Comedor Machado por la acera del Stadium Universitario, le sugerí que se dedicase al estudio del Sistema Socialista, de forma seria y científica, para conocer y teorizar sobre sus virtudes y defectos, para saber qué era utilizable y salvable, incluso, para la aplicación dentro del Sistema Capitalista. Le hice referencia a esa capacidad excepcional con que cuenta o contaba, que nada tiene que ver con los tecnócratas.

        [2] Se debía a que yo ayudé a Elena Díaz a preparar los elementos para la solicitud del Premio Príncipe Balduino para el CIEI de 1984.

        [3] La desafortunada contracción (DES) del Centro de Estudios sobre el Desarrollo, que en su fundación por Resolución Rectoral en Mayo de 1985, abrió Oficina en el Edificio Varona en Noviembre de ese mismo año e inicialmente recibió el nombre de Equipo de Estudios sobre el Desarrollo, fue idea del Lic. Bell Lara, uno de sus cinco fundadores: DRA. ELENA DÍAZ, Directora; DRA. MARTA NÚÑEZ, Subdirectora; LIC. CARY TORRES, DRA. Niurka Pérez y Lic. José Lara.

        [4] Desde el Centro de Estudios sobre el Desarrollo, fui la Consultora Principal de dos Tesis de Grado de la Maestría Internacional en Relaciones Económicas Internacionales, que versaban sobre las Relaciones de Países de América Latina con el CAME (COMECOM), una de ellas, la de Rosa Chávez, el otro un mexicano de la Universidad Autónoma de Chapingo, que no recuerdo el nombre.

        [5] Este Estudio de Postgrado dio la oportunidad de estrechar fuertes vínculos de relación entre los postgraduados y con el claustro. Ana Evelyn Jacir me confió el original de su libro, antes de entregar a la edición. Ello permitió mi colaboración en la revisión, elevación del Castellano, y sugerencias de enfoques y desarrollos con relación al contenido. Fue tanto el celo por la obra de la amiga y su autoría, que siquiera se lo dio a leer al Lic. Bell Lara, que colaboraba con el Departamento de América del CC PCC en temas relacionados con el área en cuestión, siendo el libro más actualizado en ese momento. Este fue el primer libro de la Lic. Evelyn Jacir, con título aproximado la Economía Centroamericana. La Lic. Cary Torres no había escrito aún su primer libro, aunque sí trabajos de envergadura internacional y textos docentes. Se quedó con el libro, al regreso de Evelyn a México, para mejorarlo, trabajando algo más de un mes en sus horas extras. El original del libro corregido y las observaciones para su mejoría les fueron enviado, desde la Universidad de La Habana al CIDE de México D.F.:

        [6] La Lic. Aimée Hajdú se había visto obligada a renunciar de su puesto de Técnico Docente de la Universidad de La Habana, por intriga de Beatriz Díaz, usando su puesto de Secretaria General del Núcleo del Partido Comunista de la Rectoría de la UH.

    • ¿Libros Viejos?

      “En muchas ocasiones la lectura de un libro

      ha hecho la fortuna de un hombre, decidiendo

      el curso de su vida”.

      Ralph Waldo Emerson

      Autora: ANDREA TUTOR [1]

      Yo me asombré al decirme el Lic. Manuel Ángel Castañeda[2], refiriéndose a su libro de ensayo literario Geografía Literaria de La Habana, que ya era un libro viejo unos 3 años después de publicado, al pedirle ser el Comentarista Literario en la Presentación de VALS PARA KARLA, en Septiembre de 2006, lo que cumplió con excelencia, al ser quién presentó a Cantabria y al Mundo el nuevo Movimiento Literario, el Realismo Romántico, llamó la atención de la intelectualidad sobre el acontecimiento cultural y la importancia del hecho, a través de su diario y en el propio Lanzamiento. Su expresión me hizo exclamar: “¿Libros Viejos? ¿Cómo un libro puede ser viejo?”

      Un libro sólo es viejo, si se le maltrata físicamente, si está deteriorado y, aún así, algunos de ello con hojas, que se deshacen entre las manos, son joyas, tesoros de la Humanidad; muchas veces con mayor valor, que las ostentosas joyas, de las que se valen los millonarios para agasajar o comprar esposas y mujeres. Por cierto, no siempre se puede uno sentir solidario con el mal gusto de un gran número de personajes, que se nos muestran desde las pantallas de los televisores o desde las páginas de las revistas, dedicadas a la crónica social; mal gusto, que puede tocar hasta a la más rancia aristocracia y a Casas Reales de la añeja Europa.

      La volatilidad del mercado y su abarrotamiento, la conformación de personajes y personajillos, inflados por los Medios, no pueden vencer la calidad y elegancia, el buen gusto y la exquisita prosa, el saber hacer y decir de un conjunto de Escritores con mayúscula. Pues, “no son todos, los que están; ni son todos, los que se dicen, que son”. Esta realidad, toca pasado y presente. Evitemos, que se proyecte al futuro.

      ¿Qué es un libro viejo?. Son aquellas obras en forma de libro, que se comercializan en la red de segunda mano, a la que se le suele denominar: “Libros viejos” o simplemente “Viejos”. Existen establecimientos, que cuentan con una sección de Libros Viejos y otros se especializan, específicamente, en ellos. En estos lugares, se pueden encontrar ejemplares valiosísimos, rarísimos y conocimientos casi perdidos por el hombre, que en su afán por lo nuevo o por su indolencia ignorante desestima la sabiduría del pasado o la de otros o la de otras ramas del conocimiento o considera intrusos a profesionales, no graduados de su misma especialidad, que se aventuran y trascienden en diferentes campos del saber.

      Entre los libros viejos, estarán presente numerosísimas y excelentísimas bibliotecas heredadas por descendientes, que no merecen serlo de hombres sabios, que gozaban de la gran ilustración o que acumularon un legado cultural; descendientes y/o herederos, que lanzan a la calle una riqueza infinita, la que arrastrará la lluvia, se irá en el contenedor de reciclaje y los libros más afortunados llegarán a los estantes de “Libros Viejos” para ilustrar a los descendientes de otros, que fueron mejor educados y se les puso metas superiores o se las colocaron ellos mismos ante sí, lucharon y las alcanzaron, sin detenerse en lo logrado.

      La “añeja” Europa, que tuvo antepasados más antiguos todavía hacia el Este y Sureste, en el Imperio Persa, Medo, Asirio, Egipcio, Griego… La añeja Europa, que sólo en su parte Sur, bañada por el Mediterráneo, el Egeo, el Mármara y el Mar Negro, puede mostrarnos entre páginas de libros viejos el pasado de la Humanidad. Otros muchos pueblos son la base de esa misma Cultura, que los griegos supieron beber de egipcios y babilónicos; integrar y apropiar una riqueza incalculable por su carácter pacífico y abierto a otras culturas. Al mismo tiempo, influyeron y expandieron a todo Occidente el conocimiento adquirido y realzado, en esos libros viejos, que hoy se reeditan en un sinfín de evasión de derechos de autor. ¡Interesantes!. Mas, no siempre en mayor medida que libros actuales; libros, que tocan problemas, que nos ocupan, nos afectan o nos dan una satisfacción fresca, en consonancia con nuestros tiempos y con el conocimiento alcanzado por un gran numero de profesionales al más elevado nivel del conocimiento mundial.

      Un libro, que pueda catalogarse, como viejo, no debe ser escrito. Por ello, yo llamé la atención a Castañeda, al referirse, con frustración, a tan bella y costosa edición, interesante y curiosa conjunción de autores. Castañeda me presentaba, en las páginas de su libro, nuevos autores cubanos, ignorados por mí, completamente desconocidos y otros conocidos en alguna medida, muy a pesar de sus ventas en el exilio; autores desconocidos o poco conocidos dentro de la Intelectualidad Cubana; autores, que no eran, en su mayoría, intelectuales ni conocidos antes de salir de la Isla. Nos los presentó unidos en un libro con grandes plumas, tales como la de Carpentier, Lezama, Jesús Díaz (padre) y Hemingway. Con ello, les hizo subir un peldaño, en muchos casos, no merecido. En su ensayo literario, el criterio fundamental de presencia lo constituía el escenario habanero; objetivo planteado, ante sí, por Manuel Ángel. No es un libro viejo Geografía Literaria de La Habana, sino necesario en nuestras bibliotecas para conocer a autores de diferentes calibres, que recrean sus obras en el entorno físico y social de La Habana. En mi crítica literaria a su Geografía Literaria de La Habana, bajo el título “La Habana dibujada y desdibujada”, publicada en mi Web: http://www.andreatutor.com y en revistas culturales de Miami y Suecia, indicaba la capacidad de ese ensayo de contar con una segunda oportunidad y lo alentaba a trabajar en su siguiente edición, que bien pudiese tener el horizonte en la propia Habana.

      Los libros son como los excelentes vinos o los buenos rones: si resisten el paso del tiempo, y siguen cautivando la atención y corazones, si continúan siendo material de consulta y referencia, entonces, habrán vencido al tiempo y conquistado la Fuente de la Eterna Juventud.

      Santander, 25 de Abril de 2010

      N i ñ a

      Poema anónimo, encontrado dentro de un libro viejo.

      Niña

      que empiezas

      a verte y sentirte mujer,

      y sentir cosas bellas y nuevas…

      Niña

      que empiezas

      a caminar por el mundo,

      sin manos, ni bridas ni riendas…

      Espera,

      espera…

      que aún te queda mucho por caminar.

      Niña

      que un día

      te miras desnuda al espejo

      y ves que tu infancia se aleja…

      Niña

      que un día

      escuchas palabras de amor

      y te callas y sientes vergüenza…

      Espera,

      espera…

      que aún te queda mucho por caminar.

      Niña

      que un día

      en el umbral de tu puerta

      te besan los labios y tiemblas…

      Niña

      que un día

      te crees que el amor termina

      y amarras tu vida a cualquiera…

      ——————————————————————————–

      [1] DRA. KARY TORRES VILA, Escritora y Ensayista, Poetisa e Hispanista, Prologuista y Crítica literaria, Pintora e Ilustradora. Doctora en Ciencias Económicas del IAL de la Academia Rusa (1990), Graduada del MGIMO Universidad (1981). Profesora e Investigadora Científica de la Universidad de La Habana. Premio de la Ciencias Sociales y Humanística en Cuba (2001) de la Academia de Ciencias de Cuba, Premio al Mejor Libro Científico Publicado (2000) por la Universidad de La Habana; Ganadora en la Categoría Ensayo Social en el Concurso Pinos Nuevos (1995) 2º Edición, del Instituto Cubano del Libro.

      [2] Lic. Manuel Ángel Castañeda, Director del Multimedia “El Diario Montañés, Periodista y Ensayista, Vice-Presidente del Ateneo Santanderino.

      • Los Canarios de mi Papá[1] En el Día del Sagrado Corazón de Jesucristo 2008: Año del Perdón para Cuba. Autora: DRA. CARY TORRES[2], Cónsul de la Misericordia Divina por designación de Jesucristo. Doctora en Ciencias Económicas y Socióloga. Premio Nacional de las Ciencias Sociales en Cuba. Profesora Jubilada de la Universidad de La Habana. Le doy las gracias al Lic. Osvaldo Martínez, Director del Centro de Estudios de Economía Mundial y Presidente de la Comisión Económica de la Asamblea Nacional del Poder Popular de Cuba, también Profesor Titular Adjunto de la Universidad de La Habana, por darme la oportunidad de un artículo respuesta, con matices de ensayo, a su entrevista concedida a Juan Jesús Aznárez, aparecida en El País el 25 de Mayo de 2008. En ella, como siempre, nos fue grato disfrutar de la capacidad oratoria de Osvaldo, aunque no nos deslumbró el Economista, sino que mostró el rostro del funcionario, que sacrifica al Científico Social, al Investigador, al Profesor de la Universidad, que es en origen, y bueno. Comenzaré por algunas expresiones utilizadas en la entrevista bajo el título “Cuba reformará cuanto antes su sistema monetario”; expresiones, que suavizan la realidad cubana, al tiempo que la tergiversan, tales como: “Los bienes más apetecibles se venden en pesos convertibles a precios frecuentemente inalcanzables”. Si se estuviese hablando de artículos de lujo, sería comprensible la utilización de la expresión. No obstante, en Cuba a partir de los ’90, y hasta hoy, los productos elementales de la canasta básica deben ser adquiridos con moneda dura y no en la que los trabajadores reciben sus salarios: desodorante, aceite de girasol (de oliva es un lujo, que siquiera se pueden permitir los que reciben remesas familiares), jabón de baño, detergente, colcha de trapear, ropa y calzado sport, huevos, pollo y otros alimentos, hasta el papel sanitario. Esto para no hablar de ropa y calzado de vestir, y de otros productos alimenticios indispensables en cualquier país del mundo. Incluso, en Cuba, ha pasado a ser un lujo, ya por casi 50 años, comer pan con conserva/crema de guayaba, también conocido por “pan con timba”, que comían los obreros agrícolas, las personas que no contaban con medio para comer 2 comidas calientes al día, en el período anterior a la Revolución Cubana. ¡Ya no hablaremos de comerla con galleticas de soda y queso! Señores, la conserva de guayaba se vende en divisa y cara; las guayabas, que se podrían en el suelo en las fincas cubanas y daban alimento a los pajaritos, por ejemplo, en San Vila, la finca de mi abuelo gallego. “El doble mercado es una cosa que más le llama la atención a todo visitante en Cuba. Es muy difícil de entender, pero no es un capricho”. Ciertamente, no les llama la atención, sino que les disgusta. Ese ha sido el verbo utilizado por personas, que han visitado la Isla recientemente, así como hay otros que no van por el mismo motivo, además de resultar un destino caro, para lo que ofrece. Ciertamente, es muy difícil de explicar la presencia de doble circulación monetaria en cualquier país. Pero lo más embarazoso de explicar para las autoridades y los economistas cubanos es que la moneda nacional no tenga un valor de cambio universal, real y en correspondencia con el nivel salarial, en los límites del mercado nacional. Además, de la supresión, en la moneda, del texto, en que el Gobierno se obligaba a considerarlo moneda de cambio universal (hasta los ’90 la moneda, en su texto, garantizaba el canje en oro), sólo apareciendo un enunciado un tanto similar en el llamado peso convertible (CUC), que sustituyó la libre circulación del dólar estadounidense, con independencia de la Ley del Embargo Económico de 1962. ¿Cómo es posible explicar que la moneda principal de un país sea otra a la que se percibe el pago de la fuerza de trabajo? Esta aberración económica, un absurdo, está vinculada, en su origen, con la separación voluntaria de la moneda nacional del intercambio monetario internacional, la salida de Cuba del Fondo Monetario Internacional y, más tarde, la creación de tiendas especiales para el cuerpo diplomático y técnicos extranjeros, una experiencia presente el la URSS y la RDA, pero que no marcaba diferencias de forma tan significativa como en Cuba, debido a que las necesidades básicas, y muchísimo más, estaban garantizadas a un nivel aceptable, tendiendo a homogenizar a la inmensa mayoría de la población dentro de la capa media media y media baja. Además de esas tiendas en divisa, funcionaban un conjunto de tiendas especiales en pesos cubanos, y jerarquizadas, para los dirigentes y sus familiares. Este tipo de establecimiento tenía precios muy bajos e iba desde tiendas de productos alimenticios, tiendas de ropa hasta restaurantes y centros turísticos (con lo que comía una persona en el Restaurante 1830, por ejemplo, podían comer 4 en un centro de recreación custodiado por militares con armas largas, que había en la zona de Capdevila). También, existían tiendas para las personas, que viajábamos al extranjero, donde por precios asequibles se vendían mercancías propias para otras latitudes y productos ausentes en el mercado nacional, por ejemplo, maletas, sweter y ropa de mejor calidad. Incluso, se concedían préstamos bancarios para la adquisición de los módulos de ropa, una vez al año. De hecho, al interior del país existía una diferenciación o dos sistemas de precio: uno, para la amplia masa y otro, para la capa dirigente, a través de sitios específicos, a los que la población no tenía acceso y desconocía en la mayoría de los casos. Incluso, en Cuba, el CIMEQ[3], hospital, custodiado con armas largas, para los altos dirigentes cubanos y sus familiares, con limitado acceso a casos especiales a partir de un momento dado, los medicamentos se dispensaban gratis y de la mejor calidad, procedentes en su mayoría del área de moneda libremente convertible. Dichas desigualdades y tergiversaciones tenían lugar antes de trasladarlas de formas más amplia a toda la población y, en general, a la economía nacional, esta vez, surgiendo un mercado nacional en dólares de forma paralela. Ello me ha hecho recordar el Mercado Paralelo de los ’80[4], que siguió la misma lógica, con un doble sistema de precios en moneda nacional (mejor dicho, triple), y una marcada diferenciación social, aunque menor que la originada a partir de las reformas de los ‘90. Con la despenalización del dólar[5] a mediados de 1993, se extiende la red de tiendas y otros servicios en moneda convertible, lo que permite al Estado captar ingresos provenientes del turismo, pero ante todo de la prostitución y remesas familiares, al tiempo que le da un respiro aparte de la población, con ello, a los que en diversas formas logran vender alguna de sus habilidades, artesanos, mecánicos, cocineros, etcétera, o por la venta de productos de del hurto. El dólar estadounidense comienza a circular de forma paralela al peso cubano, pasando a ser la moneda más importante dentro de la Economía Cubana al devaluarse el peso a niveles espectaculares: 1 dólar en el mercado negro en los ’80 valía 2 a 3 pesos cubanos, llegando en julio de 1994 a 120 pesos y, en Varadero, a 140. Dicha circunstancia precisó de más de una operación militar secreta: suministro de divisa al mercado negro para estabilizar el cambio a niveles razonables y manejables. En la primera de ellas[6], se inyectó un millón de dólares a las puertas de las tiendas en monedas convertibles, las shopping (militares vestidos de civil con maletines de dólares), creando incertidumbre entre la población, incluso, entre los especialistas. En el caso del arroz, la bajada de precios se dio a través de la venta por las calles, estando prohibida y perseguida su comercialización fuera de los cauces oficiales de comercialización: hombres de 2 en 2, con un saco de arroz encima de una bicicleta, pregonando: “ARROZ POR 10 PESOS LA LIBRA”, sin reacción por parte de la policía. Ésta y otras medidas responden no a un capricho, como bien señaló Osvaldo Martínez, sino que son salvavidas de la dictadura. Su dirigencia se vio obligada a ceder asientos ministeriales a destacados Economistas, para que tomaran la economía en sus manos. A ello se debe la entrada del Dr. José Luis Rodríguez, hasta entonces subdirector del CIEM, al frente del Ministerio de Finanzas y Precios, acompañado por la Dra. Mirtha Villanueva de la Facultad de Economía de la Universidad de La Habana; más tarde, lo haría el propio Lic. Osvaldo Martínez[7], Director del CIEM, a quien se le encargó organizar el Ministerio de Economía, que asumió casi inmediatamente el Dr. Rodríguez, llamándose a la Dra. Raquel Hernández de su puesto de Decana en la Facultad de Finanzas de la Universidad de La Habana a sustituir a José Luis en la cartera del Comité Estatal de Finanzas y Precios (Ministerio de Hacienda). Se incorporan Economistas de renombre a empresas, que se iban creando para funcionar con la lógica capitalista, marcadas por un neoliberalismo sui generis y no declarado. Considero, que precisamente es el Sr. Osvaldo Martínez quién nos pudiese explicar con más autoridad y conocimiento de causa, junto con José Luis, la doble circulación de moneda en Cuba y sus interioridades. No basta con decir, que no es un capricho. Además de ser una de las medidas, que ha contribuido, de forma más efectiva, al incremento de la prostitución, la delincuencia, la marginalidad y la marginación de la mayoría de la población cubana, la caída de esa población en la miseria absoluta, la pérdida de valores morales, y la autoestima individual y nacional. Esta última, la perdida de autoestima, le puedo decir a Osvaldo, que no es de cierta manera, sino de manera absoluta y escandalosa. UNA VERGÜENZA NACIONAL. El hecho de que se esté pensando en la eliminación de la doble circulación monetaria pudiese verse como una señal esperanzadora. No obstante, pasa a ser preocupante, si se combina con la parte final de la entrevista, en que se presenta en calidad de esfuerzo o sacrificio del Estado Cubano la erogación de 980 millones de dólares en alimentos para satisfacer las necesidades mínimas de la población a través del sistema de racionamiento y otros fines. Para Osvaldo Martínez parece ser una distorsión la distribución igualitaria de productos alimenticios mediante la libreta de racionamiento, los que no alcanzan siquiera para mantenerse vivo y cuyo nivel de precios se corresponde con el nivel de ingresos y el valor adquisitivo de esos ingresos. Por entrevista, he conocido, que en la parte oriental de Cuba se dan dos vueltas de huevo, a los lectores no cubanos le sonará a extraterrestre, es decir, 2 veces al mes a razón de 5 huevos por personas: a 15 centavos por unidad en la primera vuelta y otros 5 huevos per cápita a 90 centavos. Realmente, resulta difícil creer que un huevo pueda tener un precio de 0.90. El entrevistado, una persona seria e integrada a la Revolución, aseguraba, que muchas personas no cogían la segunda vuelta de huevos por no contar con dinero para ello. Y afirmaba: “La gente se ve débil en la calle. La comida es muy mala”. Lo que es completamente cierto con la sola observación de fotos de Cuba en Internet. Foto tomada el 18 de Junio de 2008, posiblemente ya 19 porque estoy en pijama rosa, color que le gustaba a mi mamá y no a mí (n. 9/9/1919 Finca San Vila, Cuba, +31/10/2005, San Sebastián, España), Día Mundial de la Gran Invocación, haciendo lectura meditada, en voz alta, del libro de Metafísica “Lady Nada” con el pié derecho sobre América, luego, se me indicaba desde lo Alto colocar en billete nuevo de banco, que me dio Mariló ese día, porque sintió que me lo tenía que dar, del mismo modo que yo le di el té de Ceylán y otro objeto, que me fue indicado dentro de esta misión. El billete fue recorriendo otras zonas del mundo y lugares específicos, según se me iba indicando. Se hará énfasis en la comida por ser una cuestión vital y jugar un papel fundamental en la salud humana y en el bienestar, en reducir tensiones sociales y ésta ha sido el TALÓN DE AQUILES DE LA REVOLUCIÓN CUBANA a lo largo de su existencia; una enfermedad crónica, agudizada en los ’60, aliviada con la entrada al CAME (COMECOM) en 1972 y catastrófica a partir de septiembre de 1990. Es mayor muestra de insensibilidad e indolencia gubernamental: El arroz de 0,06 subió a 0,19 por las 5 libras por persona de la cuota, es decir, se multiplicó por 3 más 1 su precio (con 5 lbs. come 12 días una mujer, como máximo), se dan 2 lbs. adicionales a 0.90 (15 veces el precio de partida) y el arroz por la libre estaba al momento de la entrevista, hace un año, a 3,50 (58 veces) en las provincias orientales. Una persona necesita unas 10 libras de arroz, siendo conservadora; alimento básico en Cuba y que, por falta de otros alimentos más nutritivos, se utiliza para llevar al estómago al punto de satisfacción, es decir, eliminación de la sensación de hambre. Por tanto, una libra de arroz le sale a los pobladores orientales a 1,68 y cada persona necesita dedicar alrededor de 16,75, solamente, a la compra del arroz del mes. Una familia promedio cubana se ve precisada a erogar alrededor de 75 a 80 pesos sólo en arroz. El arroz le está costando al cubano 28 veces su precio antes de la subida a 019, la que necesitó una explicación política pública en su momento. Osvaldo, ¿se ha incrementado el salario 28 veces? Parece ser, que los salarios y las pensiones casi se han duplicado. Del aceite sólo diré, que un litro de aceite de oliva virgen extra en Lidl[8], valía 2,89 euros ayer y de girasol a 0,75, siendo el salario mínimo de 600 euros mensuales, la pensión mínima de alrededor de 500 euros y para los que no han contribuido, 328 euros, en España. Un litro de aceite de girasol, en Cuba, tiene un precio de 2,50 CUC, algo más de 3 veces el precio del Lidl español, ante un cambio de 1 por 24, saliendo el litro de aceite de girasol a 60 pesos cubanos. Con el salario medio declarado, se pueden obtener unos 6 litros de aceite, lo que necesitaría una familia promedio para un mes de consumirse la cantidad adecuada, un pensionista está en la capacidad de comprar sólo dos litros de aceite de girasol con sus ingresos mensuales (yo consumo 1 libro de aceite de oliva virgen mensual y no como nada frito). Quiero poner el ejemplo personal, por ser ilustrativo. Yo, Doctora en Ciencias, Profesora Jubilada de la Universidad de La Habana, perteneciente al grupo de altos ingresos, por lo que en virtud a una extraña legislación se me disminuía una parte porcentual de la pensión, entre 1997 y 2000 recibía 128,00 pesos cubanos mensuales, que sólo me alcanzaban para las medicinas, la electricidad, agua y alcantarillado y los productos de la libreta de racionamiento a principios de mes, ocasionalmente sobrepasaba esa suma y tenía que dejar de tomar el PPG, para el colesterol. Si pagaba la casa no podía comer siquiera lo de la libreta, que sólo alcanzaba para malcomer unos 10 a 12 días, y tomar todas las medicinas, por lo que tuve que liquidar en un solo pago el crédito o hipoteca de la casa con una remesa del exterior. Tuve conocimiento de un caso de 2 ancianos pensionistas, que se suicidaron en los ’90 por haber sido multados por vender café (no en grano, sino en tasas) en su domicilio para sobrevivir. LA SITUACIÓN DE LOS PENSIONISTAS ERA Y SIGUE SIENDO DESESPERADA. Se dice en la entrevista a Osvaldo Martínez, repito, Director del CIEM y Presidente de la Comisión Económica de la Asamblea Nacional del Poder Popular de Cuba, que el 50% de los 11 millones de cubanos tienen acceso al peso convertible. ¿A qué llama Osvaldo Martínez tener acceso a la moneda convertible? En este grupo, cabría ubicar a los que tienen entrada regular de moneda convertible, a razón de un mínimo de 100 pesos convertibles (CUC) mensuales para una familia de 4 miembros, que sólo le serviría para completar sus necesidades de alimentos y productos de higiene. De ningún modo, ubicaría entre los que tienen acceso a divisa a personas, que hacen trabajos eventuales por unos cuantos dólares, que de forma muy irregular le permite comprar alguna botella de aceite o a los que reciben una o dos veces al año unos dólares. Sí pueden estar incluidos, los que trabajando en la esfera de circulación de divisa, por medios ilegales, cuentan con ingresos en moneda fuerte, que les da la posibilidad de prescindir de la moneda nacional. ¡Hay hasta quiénes no la tocan! Pero hay otros que tampoco tocan la divisa. Y SI LA CIFRA DE LOS QUE NO TIENEN ACCESO SIQUIERA EVENTUAL, LLEGA AL 50%, como asegura el Presidente de la Comisión Económica de la Asamblea Nacional del Poder Popular de la República de Cuba, CASI 6 MILLONES DE CUBANOS SE ESTÁN MURIENDO DE HAMBRE, CASI 90 % DE CUBANOS ESTÁN DESNUTRIDOS Y EL 97% MALNUTRIDOS. ALIMENTOS NECESARIOS Alimentos necesarios en la dieta de los niños y, en general, de toda persona: · Lácteos: de ½ a 1 litro de leche o derivados lácteos (yogures, cuajada, quesos, etc.), lo que supondría 2 ó 3 raciones repartidas durante el día; · Carnes, pescados y huevo: 2 ó 3 raciones al día, · Frutas, verduras y hortalizas: consumir 5 raciones/piezas al día. No deben faltar 2 ó 3 piezas de frutas, como mínimo, diarias en la alimentación de los niños; se puede sustituir por jugos recién exprimidos. De verduras y hortalizas, se consumirán 3 o más raciones, algunas en forma de ensaladas o como guarnición de segundo plato, · Cereales (pan, maíz, arroz y pasta) y legumbres: deben consumir hasta alcanzar 6 raciones diarias. 1 ò 2 raciones se pueden tomar en el desayuno (pan, galletas, cereales de desayuno) o a media mañana (bocadillo). También, en el almuerzo, merienda de la tarde y comida/cena se puede incluir pan y, además, en el almuerzo y en la comida se puede incluir pasta, arroz y/o legumbres para completar el consumo aconsejado, · Dulces y grasas [9]: tomarse con moderación. Las grasas de elección será el aceite de oliva y algunos aceites de semilla, como el de girasol. Se desaconseja el uso de grasa animal. ____________ Fuente: “Los niños que comen bien hoy, vivirán mejor mañana”, Periódico de la Farmacia, Publicación de Salud y Bienestar, 2º Quincena/ Septiembre, 2007 (distribución gratuita), p.14, que a su vez fue tomado de Dirección General de Salud Pública de la Comunidad de Madrid. Dra. Cary Torres 12 años después y 8 años después de levantarse por segunda vez. Es sabido, que una parte importante del dinero que se ha obtenido, en la que se llamó la esfera dólar por muchos años, iba saliendo del país a invertirse en el extranjero. Por lo que parte del capital del país se está fugando al exterior, en lugar de se invertido en la economía nacional en la reanimación, para salir de la crisis general de la sociedad. Si el objetivo fuese de sacar mayor rendimiento del dinero en economías más dinámicas para, con mayores beneficios, incentivar la nacional, pudiese aplaudir esa lógica económica. Pero, jamás, al enriquecimiento ilícito de la capa dirigente y la apropiación de los resultados económicos del trabajo de millones de personas, la extorsión de una sociedad. Y, no se puede ser ingenuo, nadie se aferra al poder gratis y, mucho menos, a la edad en que el cuerpo pide descanso, menos tensiones y necesita un respiro. Es hora de retomar el tema, de exigir la apertura de las cuentas cifradas de los gobernantes, sus familiares y entorno cercano, de países dictatoriales y de países, donde los pobladores están siendo expoliados a la vista de todos. ¿Quiénes son, en realidad, los nuevos ricos a los que hace referencia Osvaldo Martínez? Ningún campesino en Cuba es rico, porque no tienen área de tierra suficiente, ni maquinaria y los mecanismos económicos no se lo permiten. Puede haber algunas personas, que a través de actividades ilegales, que los sitúan en el plano denominado como “anti-sociales”, que puedan permitir un poco más que la mayoría, pero tampoco pueden ser considerados ricos. No existe ninguna lógica económica capaz de explicar la situación de Cuba y de algunos otros países. No existen motivos reales, desde el punto de vista del funcionamiento económico de una sociedad, para la penuria del pueblo cubano a no ser los relacionados con el sistema totalitario. Aquí, se sonreirán algunos de mis amigos y colegas universitarios al recordarme, diciendo “la culpa es del Sistema”, cada vez, que entrábamos en el análisis de los problemas económicos y sociales de Cuba. Eso bien lo sabe Osvaldo, José Luis y otros muchos excelentes Economistas al servicio de las fuerzas en el poder, y que no tienen otra alternativa, hasta hoy, que garantizar la supervivencia del ese sistema, a no ser que se arriesguen a vivir una historia similar a la mía de los ‘90. Todo indica, que el Lic. Osvaldo Martínez ha gastado todos sus recursos de especialista, durante años, sin lograr dar una solución satisfactoria ni una salida de la crisis, sin que la economía se recupere en conciencia y profundidad, que le permita garantizar el bienestar de los ciudadanos y la sostenibilidad del modelo. ¿Es su culpa? No, incluso, considero, que otro Equipo de Gobierno pudiese, de forma inteligente, usar su experiencia. ¿Pueden los especialistas de la Isla, atrapados en la telaraña del modelo dictatorial totalitario, y con marcado acento unipersonal, levantar a sus hermanos del pantano? NO. La mayor traba para la solución política, económica y social está centrada, precisamente, en el modelo dictatorial, en la forma de poder, en la apropiación y uso ineficiente de los recursos, en los mecanismos de propiedad y en la falta de libertades e iniciativa privada. Por ello, en 5 meses he solicitado, 3 veces, la renuncia del Gobierno de La Habana para facilitar, viabilizar, iniciar un Proceso de Salvación y Reconciliación Nacional, y la he solicitado en nombre de Dios y es una responsabilidad de las fuerzas en el poder, de los “líderes” mundiales, de las diferentes fuerzas políticas y de los hombres y mujeres de buena voluntad de apoyar esta exigencia del Dios de Todos los Hombres y Todo lo creado, del Dios YO SOY EL QUE SOY, a través de ésta, su hija, hermana y colaboradora, de su Attaché en el Planeta Tierra, cuya primera misión es trabajar por a solución del caso de Cuba. Caso por caso, hasta ascender a un plano de verdadera libertad, tolerancia y bienestar para todos, sin igualitarismos, pero con justicia social. Bibliografía: 1. Mi primera fuente es mi conocimiento y experiencia de Científica Social dentro de la élite de las Ciencias Sociales en Cuba, respaldada por una excelente memoria, a pesar de haber estado sin circulación extracorpórea y en paro cardíaco más de 1 hora el 11 de julio de 1996, en el ICCCV de La Habana, ubicado en Ay17, El Vedado, La Habana, Cuba. No obstante, ya no es la de antes; 2. Torres Vila, Cary, Las Exportaciones de Azúcar Cubana, ante la nueva realidad de los Mercados “Soviéticos”, Editorial Ciencias Sociales, La Habana, 1996, pp.63 (publicado por primera vez en Ámsterdam Internacional Studies, Universidad de Ámsterdam, Febrero de 1992); 3. La participación en Cuba y los retos del futuro, Colectivo de Autores, compilador Dilla, Haroldo, Ediciones CEA, La Habana, 1996, 239 pp. 4. UBPC: Desarrollo Rural y participación, Colectivo de Autores, compilado y editado por Torres Vila, Cary y Pérez Rojas, Niurka, , Ediciones Universidad de La Habana, La Habana, Abril de1996, 239 pp. 5. Cooperativismo rural y participación social, Colectivo de Autores, compiladores Pérez Rojas, Niurka, González, Ernel y Aguiar, Universidad de La Habana, Equipo de Estudios Rurales, La Habana, Mayo de 1997, 220 pp. 6. Campesinado y participación social, Colectivo de Autores, compiladores Pérez Rojas, Niurka, González, Ernel y Aguiar, Universidad de La Habana, Equipo de Estudios Rurales, La Habana, Marzo de 1998, 168 pp. CUBA: Período Especial. Perspectiva, Colectivo de Autores, Editorial Ciencias Sociales, La Habana, 1998, 263 pp. Deere, Carmen Diana, Torres Vila, Cary, Pérez Rojas, Niurka, Aguiar García, Miriam, González, Ernel, Güines, Santo Domingo y Majibacoa. Sobre sus historias agraria, Editorial Ciencias Sociales, La Habana, 1998 (impreso en Febrero de 1999, tras pasar la censura del Ministro de la Agricultura). NOTAS: [1] El título del artículo tiene una interpretación teológica y está relacionada con San Antonio y con mi Padre, quien tenía muchos canarios y, aún, cuando quedab ala jaula abierta no salían volando, sino que quedaba aturdidos esterando a que él con una sábana o la mano los cogiera y los volviese a encerrar. Pero, San Antonio, que también era uno de los nombres de mi Padre, decidió darle a sus amados pajarillos la libertad. Además, los cubanos tenemos un acento muy cercano a los canarios, es decir, a los isleños. [2] La Dra. Cary Torres Vila es graduada del Instituto Estatal de Relaciones Internacionales de Moscú, del Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia (MGIMO Universidad), Facultad de Relaciones Económicas Internacionales (MEO) con especialización en Comercio Exterior, 1981; Doctorada en Ciencias Económicas, especialidad de Países en Desarrollo con especialización en América Latina del Instituto de América Latina de la Academia de Ciencias de Rusia (IAL), 1990. El Premio Nacional a lasa Ciencias Sociales y el Premio al Mejor Libro Científico Publicado (ambos compartidos) por un libro de historia agraria sociologizada, financiado por la Mac Arthur Foundation de Illinois; ya desde 1995 contaba con Ensayo social del Concurso Pinos Nuevos del Instituto Cubano del Libro en su 2ª Edición por un ensayo en Relaciones Económicas Internacionales escrito en 1992, que le costó ser reprimida. Ha participado en trabajos conjuntos del CIEI y el CIEM, en la primera etapa de su vida laboral universitaria y fue Colaboradora del CIEM hasta 1984. Como Escritora Literaria y Artista Plástica usa el pseudónimo de ANDREA TUTOR. Fundadora del Movimiento Literario, que inaugura la Nueva Era, o Tercer Milenio Cristiano, al iniciarse el siglo XXI, el Neo Realismo Romántico. [3] Sobre ésta y otras cuestiones de la sociedad cubana y socialistas, doy testimonio en la trilogía, que permanece inédita, escrita entre octubre de 2001 y abril de 2002, que constituye un testimonio equilibrado y serio, a la vez que de amena lectura, que se enmarca entre los días anteriores al 1 de enero de 1959 y el 8 de agosto de 2000, en que subo en un avión con destino a España. Tal vez, pueda ser considerado el Libro Blanco del Socialismo, aunque no es un libro respuesta, siquiera conocía en el momento de la escritura, sobre su existencia. Todavía no lo he leído, sino artículos haciendo referencia a él. [4] Acompañado por el Mercado Campesino en su primera edición, que concluyó en Mayo de 1986. Para reaparecer con nuevos actores y de forma más extensa el 1 de octubre de 1994. Tras en cierre del Mercado Campesino, el Mercado Paralelo siguió funcionando en solitario, hasta que se fue apagando en la medida que, en la segunda mitad de los ’80, se avanzaba hacia la crisis general y fue una de las señales de alerta, cual luz que pierde intensidad. [5] Hasta Julio de 1993, la tenencia de dólares constituía un delito y era penalizado con varios años de prisión, con independencia de la cantidad. [6] El movimiento del valor de cambio con relación al peso cubano se comportó a la inversa de la lógica económica y de los procesos, que estaban teniendo lugar en la superficie, tales como: la supresión de las remesas de familiares desde los EEUU, fuerte inestabilidad política y sin la economía dar síntomas de recuperación, como ya había señalado en “Mercado Agropecuario Cubano: Proceso de Constitución” En la práctica, el dólar sufrió una caída de 120 a 45. Más tarde, se llevaría a 40, 35, 25 y hasta llegar a 20 en algún momento, para luego estabilizarse en los 24-25 de 1995 a 2008. Una operación similar se hizo con el arroz, reduciendo el precio de éste de 50 pesos la libra a 10 pesos, unos días antes de la apertura del Mercado agropecuario el 1 de Octubre de 1994, más tarde, pasa a 3,50 en su venta libre, precio que se ha mantenido hasta Julio de 2007 (ultima información con que cuento). El primer trabajo de la academia, que intenta una explicación de estos fenómenos apareció publicado inmediatamente: Torres Vila, Cary y Pérez Rojas, Niurka, Economía Cubana. Boletín Informativo. Publicación periódica del CIEM, Nº 18, noviembre de 1994. [7] Me disculpe Osvaldo Martínez en caso de cometer error en su titulación, pues hasta que yo trabajé en Cuba esa era su titulación y no tengo noticia diferente. [8] Lidl, cadena de tiendas, extendida por Europa, de excelentes mercancías a precios relativamente menores, dirigidos, pero sin restricciones para otros sectores de la población, a las capas de menos ingresos. Es un negocio que crece constantemente y mejora la oferta. [9] Si bien las grasas deben consumirse con moderación, su consumo es insustituible para la salud humana, porque no solo suministran energía vital, sino que son fuente de vitaminas A y E, indispensables para el funcionamiento cardiovascular, la visión y la salud de la piel, entre otras funciones metabólicas. En tanto las frutas, suministran vitaminas y minerales, como el Complejo B tan importante para la salud del Sistema Nervioso Central, la piel y la mayoría de las funciones metabólicas. El Potasio es importantísimo para la salud cardiaca, del mismo modo que las proteínas. Observación: Confesaré, que cuando tengo, que trabajar el tema de Cuba, sobre todo, me molesto muchísimo. No me gusta leer sobre Cuba, porque me enferma, me duele el corazón y me violento. Escribo por todos: los que me comprenden y los que no, los que callan y deben elevar sus voces; los que no pueden alzarla por uno u otro motivo; los que no tienen acceso a la prensa, los que no tienen voz, los que no saben, que tienen derechos y los que su voto es un acto meramente formal para marcar la asistencia, para no ser marcados; por los que vi en nuestro recorrido por Cuba en los ’90 y en mis visitas posteriores a Santiago de Cuba, en cada uno de los años del triduo del Milenio, en que visité el Santuario de la Virgen de la Caridad en El Cobre e hice misión en la Iglesia Santa Teresita del Niño Jesús, en que visité cada casa de Calle 8 de Santa Bárbara y un centro de trabajo, unas oficinas; por los que quedaron, tras de mí, al subirme a un avión el 8 de Agosto de 2000 rumbo a España, rumbo a Europa; por los niños, los ancianos, los enfermos y los casi sanos, repito, por todos. **************************************************************************** 2008: AÑO DEL PERDÓN PARA EL PUEBLO DE CUBA Les pido perdón por no haber estado en la capacidad y no haber contado con contactos, apoyos y entendimiento suficientes para ayudarles desde 2003. Les pido perdón por la desunión, de los que debemos estar unidos, de los que tenemos medios y condiciones, los que tenemos voz por vivir en países democráticos. Les pido perdón y extiendo mi mano al Mundo por CUBA. Y de pié, mirando la foto del Cristo de la Misericordia Divina, del Niño que creció en mis brazos, del Niño que siempre caminó debajo de mi brazo, que fue mi bastón, y es mi Vara, mi Cayado, del que me sostiene y es mi columna vertebral, en su nombre y en el mío propio, solicito de forma enérgica la mediación de los Reyes de España y un acuerdo tripartito entre España, Estados Unidos y Alemania en representación de la Unión Europea, con Rusia de observadora y la participación del Dr. José Luis Rodríguez, Vice Presidente y Ministro de Economía, por la parte cubana, para trazar una política constructiva común y un Plan de Salvación e Integración Internacional. (Se ampliará en carta específica) ¡CUBA SÍ SÍ SÍ! ¡CUBA SÍ SÍ SÍ! ¡CUBA SÍ SÍ SÍ! Publicado: Friday, February 22, 2008. En Blog. Desde mi Lente © DRA. CARY TORRES VILA (MARÍA CARIDAD), ANDREA TUTOR FERNÁNDEZ SANTA MARÍA VOLVER ——————————————————————————– Los Canarios de mi Papá[1] En el Día del Sagrado Corazón de Jesucristo 2008: Año del Perdón para Cuba. Autora: DRA. CARY TORRES[2], Cónsul de la Misericordia Divina por designación de Jesucristo. Doctora en Ciencias Económicas y Socióloga. Premio Nacional de las Ciencias Sociales en Cuba. Profesora Jubilada de la Universidad de La Habana. Le doy las gracias al Lic. Osvaldo Martínez, Director del Centro de Estudios de Economía Mundial y Presidente de la Comisión Económica de la Asamblea Nacional del Poder Popular de Cuba, también Profesor Titular Adjunto de la Universidad de La Habana, por darme la oportunidad de un artículo respuesta, con matices de ensayo, a su entrevista concedida a Juan Jesús Aznárez, aparecida en El País el 25 de Mayo de 2008. En ella, como siempre, nos fue grato disfrutar de la capacidad oratoria de Osvaldo, aunque no nos deslumbró el Economista, sino que mostró el rostro del funcionario, que sacrifica al Científico Social, al Investigador, al Profesor de la Universidad, que es en origen, y bueno. Comenzaré por algunas expresiones utilizadas en la entrevista bajo el título “Cuba reformará cuanto antes su sistema monetario”; expresiones, que suavizan la realidad cubana, al tiempo que la tergiversan, tales como: “Los bienes más apetecibles se venden en pesos convertibles a precios frecuentemente inalcanzables”. Si se estuviese hablando de artículos de lujo, sería comprensible la utilización de la expresión. No obstante, en Cuba a partir de los ’90, y hasta hoy, los productos elementales de la canasta básica deben ser adquiridos con moneda dura y no en la que los trabajadores reciben sus salarios: desodorante, aceite de girasol (de oliva es un lujo, que siquiera se pueden permitir los que reciben remesas familiares), jabón de baño, detergente, colcha de trapear, ropa y calzado sport, huevos, pollo y otros alimentos, hasta el papel sanitario. Esto para no hablar de ropa y calzado de vestir, y de otros productos alimenticios indispensables en cualquier país del mundo. Incluso, en Cuba, ha pasado a ser un lujo, ya por casi 50 años, comer pan con conserva/crema de guayaba, también conocido por “pan con timba”, que comían los obreros agrícolas, las personas que no contaban con medio para comer 2 comidas calientes al día, en el período anterior a la Revolución Cubana. ¡Ya no hablaremos de comerla con galleticas de soda y queso! Señores, la conserva de guayaba se vende en divisa y cara; las guayabas, que se podrían en el suelo en las fincas cubanas y daban alimento a los pajaritos, por ejemplo, en San Vila, la finca de mi abuelo gallego. “El doble mercado es una cosa que más le llama la atención a todo visitante en Cuba. Es muy difícil de entender, pero no es un capricho”. Ciertamente, no les llama la atención, sino que les disgusta. Ese ha sido el verbo utilizado por personas, que han visitado la Isla recientemente, así como hay otros que no van por el mismo motivo, además de resultar un destino caro, para lo que ofrece. Ciertamente, es muy difícil de explicar la presencia de doble circulación monetaria en cualquier país. Pero lo más embarazoso de explicar para las autoridades y los economistas cubanos es que la moneda nacional no tenga un valor de cambio universal, real y en correspondencia con el nivel salarial, en los límites del mercado nacional. Además, de la supresión, en la moneda, del texto, en que el Gobierno se obligaba a considerarlo moneda de cambio universal (hasta los ’90 la moneda, en su texto, garantizaba el canje en oro), sólo apareciendo un enunciado un tanto similar en el llamado peso convertible (CUC), que sustituyó la libre circulación del dólar estadounidense, con independencia de la Ley del Embargo Económico de 1962. ¿Cómo es posible explicar que la moneda principal de un país sea otra a la que se percibe el pago de la fuerza de trabajo? Esta aberración económica, un absurdo, está vinculada, en su origen, con la separación voluntaria de la moneda nacional del intercambio monetario internacional, la salida de Cuba del Fondo Monetario Internacional y, más tarde, la creación de tiendas especiales para el cuerpo diplomático y técnicos extranjeros, una experiencia presente el la URSS y la RDA, pero que no marcaba diferencias de forma tan significativa como en Cuba, debido a que las necesidades básicas, y muchísimo más, estaban garantizadas a un nivel aceptable, tendiendo a homogenizar a la inmensa mayoría de la población dentro de la capa media media y media baja. Además de esas tiendas en divisa, funcionaban un conjunto de tiendas especiales en pesos cubanos, y jerarquizadas, para los dirigentes y sus familiares. Este tipo de establecimiento tenía precios muy bajos e iba desde tiendas de productos alimenticios, tiendas de ropa hasta restaurantes y centros turísticos (con lo que comía una persona en el Restaurante 1830, por ejemplo, podían comer 4 en un centro de recreación custodiado por militares con armas largas, que había en la zona de Capdevila). También, existían tiendas para las personas, que viajábamos al extranjero, donde por precios asequibles se vendían mercancías propias para otras latitudes y productos ausentes en el mercado nacional, por ejemplo, maletas, sweter y ropa de mejor calidad. Incluso, se concedían préstamos bancarios para la adquisición de los módulos de ropa, una vez al año. De hecho, al interior del país existía una diferenciación o dos sistemas de precio: uno, para la amplia masa y otro, para la capa dirigente, a través de sitios específicos, a los que la población no tenía acceso y desconocía en la mayoría de los casos. Incluso, en Cuba, el CIMEQ[3], hospital, custodiado con armas largas, para los altos dirigentes cubanos y sus familiares, con limitado acceso a casos especiales a partir de un momento dado, los medicamentos se dispensaban gratis y de la mejor calidad, procedentes en su mayoría del área de moneda libremente convertible. Dichas desigualdades y tergiversaciones tenían lugar antes de trasladarlas de formas más amplia a toda la población y, en general, a la economía nacional, esta vez, surgiendo un mercado nacional en dólares de forma paralela. Ello me ha hecho recordar el Mercado Paralelo de los ’80[4], que siguió la misma lógica, con un doble sistema de precios en moneda nacional (mejor dicho, triple), y una marcada diferenciación social, aunque menor que la originada a partir de las reformas de los ‘90. Con la despenalización del dólar[5] a mediados de 1993, se extiende la red de tiendas y otros servicios en moneda convertible, lo que permite al Estado captar ingresos provenientes del turismo, pero ante todo de la prostitución y remesas familiares, al tiempo que le da un respiro aparte de la población, con ello, a los que en diversas formas logran vender alguna de sus habilidades, artesanos, mecánicos, cocineros, etcétera, o por la venta de productos de del hurto. El dólar estadounidense comienza a circular de forma paralela al peso cubano, pasando a ser la moneda más importante dentro de la Economía Cubana al devaluarse el peso a niveles espectaculares: 1 dólar en el mercado negro en los ’80 valía 2 a 3 pesos cubanos, llegando en julio de 1994 a 120 pesos y, en Varadero, a 140. Dicha circunstancia precisó de más de una operación militar secreta: suministro de divisa al mercado negro para estabilizar el cambio a niveles razonables y manejables. En la primera de ellas[6], se inyectó un millón de dólares a las puertas de las tiendas en monedas convertibles, las shopping (militares vestidos de civil con maletines de dólares), creando incertidumbre entre la población, incluso, entre los especialistas. En el caso del arroz, la bajada de precios se dio a través de la venta por las calles, estando prohibida y perseguida su comercialización fuera de los cauces oficiales de comercialización: hombres de 2 en 2, con un saco de arroz encima de una bicicleta, pregonando: “ARROZ POR 10 PESOS LA LIBRA”, sin reacción por parte de la policía. Ésta y otras medidas responden no a un capricho, como bien señaló Osvaldo Martínez, sino que son salvavidas de la dictadura. Su dirigencia se vio obligada a ceder asientos ministeriales a destacados Economistas, para que tomaran la economía en sus manos. A ello se debe la entrada del Dr. José Luis Rodríguez, hasta entonces subdirector del CIEM, al frente del Ministerio de Finanzas y Precios, acompañado por la Dra. Mirtha Villanueva de la Facultad de Economía de la Universidad de La Habana; más tarde, lo haría el propio Lic. Osvaldo Martínez[7], Director del CIEM, a quien se le encargó organizar el Ministerio de Economía, que asumió casi inmediatamente el Dr. Rodríguez, llamándose a la Dra. Raquel Hernández de su puesto de Decana en la Facultad de Finanzas de la Universidad de La Habana a sustituir a José Luis en la cartera del Comité Estatal de Finanzas y Precios (Ministerio de Hacienda). Se incorporan Economistas de renombre a empresas, que se iban creando para funcionar con la lógica capitalista, marcadas por un neoliberalismo sui generis y no declarado. Considero, que precisamente es el Sr. Osvaldo Martínez quién nos pudiese explicar con más autoridad y conocimiento de causa, junto con José Luis, la doble circulación de moneda en Cuba y sus interioridades. No basta con decir, que no es un capricho. Además de ser una de las medidas, que ha contribuido, de forma más efectiva, al incremento de la prostitución, la delincuencia, la marginalidad y la marginación de la mayoría de la población cubana, la caída de esa población en la miseria absoluta, la pérdida de valores morales, y la autoestima individual y nacional. Esta última, la perdida de autoestima, le puedo decir a Osvaldo, que no es de cierta manera, sino de manera absoluta y escandalosa. UNA VERGÜENZA NACIONAL. El hecho de que se esté pensando en la eliminación de la doble circulación monetaria pudiese verse como una señal esperanzadora. No obstante, pasa a ser preocupante, si se combina con la parte final de la entrevista, en que se presenta en calidad de esfuerzo o sacrificio del Estado Cubano la erogación de 980 millones de dólares en alimentos para satisfacer las necesidades mínimas de la población a través del sistema de racionamiento y otros fines. Para Osvaldo Martínez parece ser una distorsión la distribución igualitaria de productos alimenticios mediante la libreta de racionamiento, los que no alcanzan siquiera para mantenerse vivo y cuyo nivel de precios se corresponde con el nivel de ingresos y el valor adquisitivo de esos ingresos. Por entrevista, he conocido, que en la parte oriental de Cuba se dan dos vueltas de huevo, a los lectores no cubanos le sonará a extraterrestre, es decir, 2 veces al mes a razón de 5 huevos por personas: a 15 centavos por unidad en la primera vuelta y otros 5 huevos per cápita a 90 centavos. Realmente, resulta difícil creer que un huevo pueda tener un precio de 0.90. El entrevistado, una persona seria e integrada a la Revolución, aseguraba, que muchas personas no cogían la segunda vuelta de huevos por no contar con dinero para ello. Y afirmaba: “La gente se ve débil en la calle. La comida es muy mala”. Lo que es completamente cierto con la sola observación de fotos de Cuba en Internet. Foto tomada el 18 de Junio de 2008, posiblemente ya 19 porque estoy en pijama rosa, color que le gustaba a mi mamá y no a mí (n. 9/9/1919 Finca San Vila, Cuba, +31/10/2005, San Sebastián, España), Día Mundial de la Gran Invocación, haciendo lectura meditada, en voz alta, del libro de Metafísica “Lady Nada” con el pié derecho sobre América, luego, se me indicaba desde lo Alto colocar en billete nuevo de banco, que me dio Mariló ese día, porque sintió que me lo tenía que dar, del mismo modo que yo le di el té de Ceylán y otro objeto, que me fue indicado dentro de esta misión. El billete fue recorriendo otras zonas del mundo y lugares específicos, según se me iba indicando. Se hará énfasis en la comida por ser una cuestión vital y jugar un papel fundamental en la salud humana y en el bienestar, en reducir tensiones sociales y ésta ha sido el TALÓN DE AQUILES DE LA REVOLUCIÓN CUBANA a lo largo de su existencia; una enfermedad crónica, agudizada en los ’60, aliviada con la entrada al CAME (COMECOM) en 1972 y catastrófica a partir de septiembre de 1990. Es mayor muestra de insensibilidad e indolencia gubernamental: El arroz de 0,06 subió a 0,19 por las 5 libras por persona de la cuota, es decir, se multiplicó por 3 más 1 su precio (con 5 lbs. come 12 días una mujer, como máximo), se dan 2 lbs. adicionales a 0.90 (15 veces el precio de partida) y el arroz por la libre estaba al momento de la entrevista, hace un año, a 3,50 (58 veces) en las provincias orientales. Una persona necesita unas 10 libras de arroz, siendo conservadora; alimento básico en Cuba y que, por falta de otros alimentos más nutritivos, se utiliza para llevar al estómago al punto de satisfacción, es decir, eliminación de la sensación de hambre. Por tanto, una libra de arroz le sale a los pobladores orientales a 1,68 y cada persona necesita dedicar alrededor de 16,75, solamente, a la compra del arroz del mes. Una familia promedio cubana se ve precisada a erogar alrededor de 75 a 80 pesos sólo en arroz. El arroz le está costando al cubano 28 veces su precio antes de la subida a 019, la que necesitó una explicación política pública en su momento. Osvaldo, ¿se ha incrementado el salario 28 veces? Parece ser, que los salarios y las pensiones casi se han duplicado. Del aceite sólo diré, que un litro de aceite de oliva virgen extra en Lidl[8], valía 2,89 euros ayer y de girasol a 0,75, siendo el salario mínimo de 600 euros mensuales, la pensión mínima de alrededor de 500 euros y para los que no han contribuido, 328 euros, en España. Un litro de aceite de girasol, en Cuba, tiene un precio de 2,50 CUC, algo más de 3 veces el precio del Lidl español, ante un cambio de 1 por 24, saliendo el litro de aceite de girasol a 60 pesos cubanos. Con el salario medio declarado, se pueden obtener unos 6 litros de aceite, lo que necesitaría una familia promedio para un mes de consumirse la cantidad adecuada, un pensionista está en la capacidad de comprar sólo dos litros de aceite de girasol con sus ingresos mensuales (yo consumo 1 libro de aceite de oliva virgen mensual y no como nada frito). Quiero poner el ejemplo personal, por ser ilustrativo. Yo, Doctora en Ciencias, Profesora Jubilada de la Universidad de La Habana, perteneciente al grupo de altos ingresos, por lo que en virtud a una extraña legislación se me disminuía una parte porcentual de la pensión, entre 1997 y 2000 recibía 128,00 pesos cubanos mensuales, que sólo me alcanzaban para las medicinas, la electricidad, agua y alcantarillado y los productos de la libreta de racionamiento a principios de mes, ocasionalmente sobrepasaba esa suma y tenía que dejar de tomar el PPG, para el colesterol. Si pagaba la casa no podía comer siquiera lo de la libreta, que sólo alcanzaba para malcomer unos 10 a 12 días, y tomar todas las medicinas, por lo que tuve que liquidar en un solo pago el crédito o hipoteca de la casa con una remesa del exterior. Tuve conocimiento de un caso de 2 ancianos pensionistas, que se suicidaron en los ’90 por haber sido multados por vender café (no en grano, sino en tasas) en su domicilio para sobrevivir. LA SITUACIÓN DE LOS PENSIONISTAS ERA Y SIGUE SIENDO DESESPERADA. Se dice en la entrevista a Osvaldo Martínez, repito, Director del CIEM y Presidente de la Comisión Económica de la Asamblea Nacional del Poder Popular de Cuba, que el 50% de los 11 millones de cubanos tienen acceso al peso convertible. ¿A qué llama Osvaldo Martínez tener acceso a la moneda convertible? En este grupo, cabría ubicar a los que tienen entrada regular de moneda convertible, a razón de un mínimo de 100 pesos convertibles (CUC) mensuales para una familia de 4 miembros, que sólo le serviría para completar sus necesidades de alimentos y productos de higiene. De ningún modo, ubicaría entre los que tienen acceso a divisa a personas, que hacen trabajos eventuales por unos cuantos dólares, que de forma muy irregular le permite comprar alguna botella de aceite o a los que reciben una o dos veces al año unos dólares. Sí pueden estar incluidos, los que trabajando en la esfera de circulación de divisa, por medios ilegales, cuentan con ingresos en moneda fuerte, que les da la posibilidad de prescindir de la moneda nacional. ¡Hay hasta quiénes no la tocan! Pero hay otros que tampoco tocan la divisa. Y SI LA CIFRA DE LOS QUE NO TIENEN ACCESO SIQUIERA EVENTUAL, LLEGA AL 50%, como asegura el Presidente de la Comisión Económica de la Asamblea Nacional del Poder Popular de la República de Cuba, CASI 6 MILLONES DE CUBANOS SE ESTÁN MURIENDO DE HAMBRE, CASI 90 % DE CUBANOS ESTÁN DESNUTRIDOS Y EL 97% MALNUTRIDOS. ALIMENTOS NECESARIOS Alimentos necesarios en la dieta de los niños y, en general, de toda persona: · Lácteos: de ½ a 1 litro de leche o derivados lácteos (yogures, cuajada, quesos, etc.), lo que supondría 2 ó 3 raciones repartidas durante el día; · Carnes, pescados y huevo: 2 ó 3 raciones al día, · Frutas, verduras y hortalizas: consumir 5 raciones/piezas al día. No deben faltar 2 ó 3 piezas de frutas, como mínimo, diarias en la alimentación de los niños; se puede sustituir por jugos recién exprimidos. De verduras y hortalizas, se consumirán 3 o más raciones, algunas en forma de ensaladas o como guarnición de segundo plato, · Cereales (pan, maíz, arroz y pasta) y legumbres: deben consumir hasta alcanzar 6 raciones diarias. 1 ò 2 raciones se pueden tomar en el desayuno (pan, galletas, cereales de desayuno) o a media mañana (bocadillo). También, en el almuerzo, merienda de la tarde y comida/cena se puede incluir pan y, además, en el almuerzo y en la comida se puede incluir pasta, arroz y/o legumbres para completar el consumo aconsejado, · Dulces y grasas [9]: tomarse con moderación. Las grasas de elección será el aceite de oliva y algunos aceites de semilla, como el de girasol. Se desaconseja el uso de grasa animal. ____________ Fuente: “Los niños que comen bien hoy, vivirán mejor mañana”, Periódico de la Farmacia, Publicación de Salud y Bienestar, 2º Quincena/ Septiembre, 2007 (distribución gratuita), p.14, que a su vez fue tomado de Dirección General de Salud Pública de la Comunidad de Madrid. Dra. Cary Torres 12 años después y 8 años después de levantarse por segunda vez. Es sabido, que una parte importante del dinero que se ha obtenido, en la que se llamó la esfera dólar por muchos años, iba saliendo del país a invertirse en el extranjero. Por lo que parte del capital del país se está fugando al exterior, en lugar de se invertido en la economía nacional en la reanimación, para salir de la crisis general de la sociedad. Si el objetivo fuese de sacar mayor rendimiento del dinero en economías más dinámicas para, con mayores beneficios, incentivar la nacional, pudiese aplaudir esa lógica económica. Pero, jamás, al enriquecimiento ilícito de la capa dirigente y la apropiación de los resultados económicos del trabajo de millones de personas, la extorsión de una sociedad. Y, no se puede ser ingenuo, nadie se aferra al poder gratis y, mucho menos, a la edad en que el cuerpo pide descanso, menos tensiones y necesita un respiro. Es hora de retomar el tema, de exigir la apertura de las cuentas cifradas de los gobernantes, sus familiares y entorno cercano, de países dictatoriales y de países, donde los pobladores están siendo expoliados a la vista de todos. ¿Quiénes son, en realidad, los nuevos ricos a los que hace referencia Osvaldo Martínez? Ningún campesino en Cuba es rico, porque no tienen área de tierra suficiente, ni maquinaria y los mecanismos económicos no se lo permiten. Puede haber algunas personas, que a través de actividades ilegales, que los sitúan en el plano denominado como “anti-sociales”, que puedan permitir un poco más que la mayoría, pero tampoco pueden ser considerados ricos. No existe ninguna lógica económica capaz de explicar la situación de Cuba y de algunos otros países. No existen motivos reales, desde el punto de vista del funcionamiento económico de una sociedad, para la penuria del pueblo cubano a no ser los relacionados con el sistema totalitario. Aquí, se sonreirán algunos de mis amigos y colegas universitarios al recordarme, diciendo “la culpa es del Sistema”, cada vez, que entrábamos en el análisis de los problemas económicos y sociales de Cuba. Eso bien lo sabe Osvaldo, José Luis y otros muchos excelentes Economistas al servicio de las fuerzas en el poder, y que no tienen otra alternativa, hasta hoy, que garantizar la supervivencia del ese sistema, a no ser que se arriesguen a vivir una historia similar a la mía de los ‘90. Todo indica, que el Lic. Osvaldo Martínez ha gastado todos sus recursos de especialista, durante años, sin lograr dar una solución satisfactoria ni una salida de la crisis, sin que la economía se recupere en conciencia y profundidad, que le permita garantizar el bienestar de los ciudadanos y la sostenibilidad del modelo. ¿Es su culpa? No, incluso, considero, que otro Equipo de Gobierno pudiese, de forma inteligente, usar su experiencia. ¿Pueden los especialistas de la Isla, atrapados en la telaraña del modelo dictatorial totalitario, y con marcado acento unipersonal, levantar a sus hermanos del pantano? NO. La mayor traba para la solución política, económica y social está centrada, precisamente, en el modelo dictatorial, en la forma de poder, en la apropiación y uso ineficiente de los recursos, en los mecanismos de propiedad y en la falta de libertades e iniciativa privada. Por ello, en 5 meses he solicitado, 3 veces, la renuncia del Gobierno de La Habana para facilitar, viabilizar, iniciar un Proceso de Salvación y Reconciliación Nacional, y la he solicitado en nombre de Dios y es una responsabilidad de las fuerzas en el poder, de los “líderes” mundiales, de las diferentes fuerzas políticas y de los hombres y mujeres de buena voluntad de apoyar esta exigencia del Dios de Todos los Hombres y Todo lo creado, del Dios YO SOY EL QUE SOY, a través de ésta, su hija, hermana y colaboradora, de su Attaché en el Planeta Tierra, cuya primera misión es trabajar por a solución del caso de Cuba. Caso por caso, hasta ascender a un plano de verdadera libertad, tolerancia y bienestar para todos, sin igualitarismos, pero con justicia social. Bibliografía: 1. Mi primera fuente es mi conocimiento y experiencia de Científica Social dentro de la élite de las Ciencias Sociales en Cuba, respaldada por una excelente memoria, a pesar de haber estado sin circulación extracorpórea y en paro cardíaco más de 1 hora el 11 de julio de 1996, en el ICCCV de La Habana, ubicado en Ay17, El Vedado, La Habana, Cuba. No obstante, ya no es la de antes; 2. Torres Vila, Cary, Las Exportaciones de Azúcar Cubana, ante la nueva realidad de los Mercados “Soviéticos”, Editorial Ciencias Sociales, La Habana, 1996, pp.63 (publicado por primera vez en Ámsterdam Internacional Studies, Universidad de Ámsterdam, Febrero de 1992); 3. La participación en Cuba y los retos del futuro, Colectivo de Autores, compilador Dilla, Haroldo, Ediciones CEA, La Habana, 1996, 239 pp. 4. UBPC: Desarrollo Rural y participación, Colectivo de Autores, compilado y editado por Torres Vila, Cary y Pérez Rojas, Niurka, , Ediciones Universidad de La Habana, La Habana, Abril de1996, 239 pp. 5. Cooperativismo rural y participación social, Colectivo de Autores, compiladores Pérez Rojas, Niurka, González, Ernel y Aguiar, Universidad de La Habana, Equipo de Estudios Rurales, La Habana, Mayo de 1997, 220 pp. 6. Campesinado y participación social, Colectivo de Autores, compiladores Pérez Rojas, Niurka, González, Ernel y Aguiar, Universidad de La Habana, Equipo de Estudios Rurales, La Habana, Marzo de 1998, 168 pp. CUBA: Período Especial. Perspectiva, Colectivo de Autores, Editorial Ciencias Sociales, La Habana, 1998, 263 pp. Deere, Carmen Diana, Torres Vila, Cary, Pérez Rojas, Niurka, Aguiar García, Miriam, González, Ernel, Güines, Santo Domingo y Majibacoa. Sobre sus historias agraria, Editorial Ciencias Sociales, La Habana, 1998 (impreso en Febrero de 1999, tras pasar la censura del Ministro de la Agricultura). NOTAS: [1] El título del artículo tiene una interpretación teológica y está relacionada con San Antonio y con mi Padre, quien tenía muchos canarios y, aún, cuando quedab ala jaula abierta no salían volando, sino que quedaba aturdidos esterando a que él con una sábana o la mano los cogiera y los volviese a encerrar. Pero, San Antonio, que también era uno de los nombres de mi Padre, decidió darle a sus amados pajarillos la libertad. Además, los cubanos tenemos un acento muy cercano a los canarios, es decir, a los isleños. [2] La Dra. Cary Torres Vila es graduada del Instituto Estatal de Relaciones Internacionales de Moscú, del Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia (MGIMO Universidad), Facultad de Relaciones Económicas Internacionales (MEO) con especialización en Comercio Exterior, 1981; Doctorada en Ciencias Económicas, especialidad de Países en Desarrollo con especialización en América Latina del Instituto de América Latina de la Academia de Ciencias de Rusia (IAL), 1990. El Premio Nacional a lasa Ciencias Sociales y el Premio al Mejor Libro Científico Publicado (ambos compartidos) por un libro de historia agraria sociologizada, financiado por la Mac Arthur Foundation de Illinois; ya desde 1995 contaba con Ensayo social del Concurso Pinos Nuevos del Instituto Cubano del Libro en su 2ª Edición por un ensayo en Relaciones Económicas Internacionales escrito en 1992, que le costó ser reprimida. Ha participado en trabajos conjuntos del CIEI y el CIEM, en la primera etapa de su vida laboral universitaria y fue Colaboradora del CIEM hasta 1984. Como Escritora Literaria y Artista Plástica usa el pseudónimo de ANDREA TUTOR. Fundadora del Movimiento Literario, que inaugura la Nueva Era, o Tercer Milenio Cristiano, al iniciarse el siglo XXI, el Neo Realismo Romántico. [3] Sobre ésta y otras cuestiones de la sociedad cubana y socialistas, doy testimonio en la trilogía, que permanece inédita, escrita entre octubre de 2001 y abril de 2002, que constituye un testimonio equilibrado y serio, a la vez que de amena lectura, que se enmarca entre los días anteriores al 1 de enero de 1959 y el 8 de agosto de 2000, en que subo en un avión con destino a España. Tal vez, pueda ser considerado el Libro Blanco del Socialismo, aunque no es un libro respuesta, siquiera conocía en el momento de la escritura, sobre su existencia. Todavía no lo he leído, sino artículos haciendo referencia a él. [4] Acompañado por el Mercado Campesino en su primera edición, que concluyó en Mayo de 1986. Para reaparecer con nuevos actores y de forma más extensa el 1 de octubre de 1994. Tras en cierre del Mercado Campesino, el Mercado Paralelo siguió funcionando en solitario, hasta que se fue apagando en la medida que, en la segunda mitad de los ’80, se avanzaba hacia la crisis general y fue una de las señales de alerta, cual luz que pierde intensidad. [5] Hasta Julio de 1993, la tenencia de dólares constituía un delito y era penalizado con varios años de prisión, con independencia de la cantidad. [6] El movimiento del valor de cambio con relación al peso cubano se comportó a la inversa de la lógica económica y de los procesos, que estaban teniendo lugar en la superficie, tales como: la supresión de las remesas de familiares desde los EEUU, fuerte inestabilidad política y sin la economía dar síntomas de recuperación, como ya había señalado en “Mercado Agropecuario Cubano: Proceso de Constitución” En la práctica, el dólar sufrió una caída de 120 a 45. Más tarde, se llevaría a 40, 35, 25 y hasta llegar a 20 en algún momento, para luego estabilizarse en los 24-25 de 1995 a 2008. Una operación similar se hizo con el arroz, reduciendo el precio de éste de 50 pesos la libra a 10 pesos, unos días antes de la apertura del Mercado agropecuario el 1 de Octubre de 1994, más tarde, pasa a 3,50 en su venta libre, precio que se ha mantenido hasta Julio de 2007 (ultima información con que cuento). El primer trabajo de la academia, que intenta una explicación de estos fenómenos apareció publicado inmediatamente: Torres Vila, Cary y Pérez Rojas, Niurka, Economía Cubana. Boletín Informativo. Publicación periódica del CIEM, Nº 18, noviembre de 1994. [7] Me disculpe Osvaldo Martínez en caso de cometer error en su titulación, pues hasta que yo trabajé en Cuba esa era su titulación y no tengo noticia diferente. [8] Lidl, cadena de tiendas, extendida por Europa, de excelentes mercancías a precios relativamente menores, dirigidos, pero sin restricciones para otros sectores de la población, a las capas de menos ingresos. Es un negocio que crece constantemente y mejora la oferta. [9] Si bien las grasas deben consumirse con moderación, su consumo es insustituible para la salud humana, porque no solo suministran energía vital, sino que son fuente de vitaminas A y E, indispensables para el funcionamiento cardiovascular, la visión y la salud de la piel, entre otras funciones metabólicas. En tanto las frutas, suministran vitaminas y minerales, como el Complejo B tan importante para la salud del Sistema Nervioso Central, la piel y la mayoría de las funciones metabólicas. El Potasio es importantísimo para la salud cardiaca, del mismo modo que las proteínas. Observación: Confesaré, que cuando tengo, que trabajar el tema de Cuba, sobre todo, me molesto muchísimo. No me gusta leer sobre Cuba, porque me enferma, me duele el corazón y me violento. Escribo por todos: los que me comprenden y los que no, los que callan y deben elevar sus voces; los que no pueden alzarla por uno u otro motivo; los que no tienen acceso a la prensa, los que no tienen voz, los que no saben, que tienen derechos y los que su voto es un acto meramente formal para marcar la asistencia, para no ser marcados; por los que vi en nuestro recorrido por Cuba en los ’90 y en mis visitas posteriores a Santiago de Cuba, en cada uno de los años del triduo del Milenio, en que visité el Santuario de la Virgen de la Caridad en El Cobre e hice misión en la Iglesia Santa Teresita del Niño Jesús, en que visité cada casa de Calle 8 de Santa Bárbara y un centro de trabajo, unas oficinas; por los que quedaron, tras de mí, al subirme a un avión el 8 de Agosto de 2000 rumbo a España, rumbo a Europa; por los niños, los ancianos, los enfermos y los casi sanos, repito, por todos. **************************************************************************** 2008: AÑO DEL PERDÓN PARA EL PUEBLO DE CUBA Les pido perdón por no haber estado en la capacidad y no haber contado con contactos, apoyos y entendimiento suficientes para ayudarles desde 2003. Les pido perdón por la desunión, de los que debemos estar unidos, de los que tenemos medios y condiciones, los que tenemos voz por vivir en países democráticos. Les pido perdón y extiendo mi mano al Mundo por CUBA. Y de pié, mirando la foto del Cristo de la Misericordia Divina, del Niño que creció en mis brazos, del Niño que siempre caminó debajo de mi brazo, que fue mi bastón, y es mi Vara, mi Cayado, del que me sostiene y es mi columna vertebral, en su nombre y en el mío propio, solicito de forma enérgica la mediación de los Reyes de España y un acuerdo tripartito entre España, Estados Unidos y Alemania en representación de la Unión Europea, con Rusia de observadora y la participación del Dr. José Luis Rodríguez, Vice Presidente y Ministro de Economía, por la parte cubana, para trazar una política constructiva común y un Plan de Salvación e Integración Internacional. (Se amp
    • :

      EMBAJADORA DE LA MISERICORDIA DIVINA

      Escribo en nombre de MIS PADRES, MI HERMANO RAÚL y, también, en nombre propio. Mas, fue MI PADRE, quien le conoció de forma más cercana por sus actividades extralaborales y su responsabilidad frente al Núcleo del Partido del Aserrío Reynaldo Grenot, “San José”, de su activismo en diferentes planos y niveles. Yo no conocí a Juan Almeida Bosque, de forma personal, siquiera coincidí con él; no obstante, sí conozco la admiración de MIS PADRES por él, y su obra, su gran obra oriental.

      Amor y creación sólo sale del corazón de un hombre bueno. Me refiero a la creación positiva, al hacer un jardín en toda la ciudad, al sembrar árboles para mitigar el fuerte sol santiaguero. Garzón fue poblado de robles y nos alivió, a mí y a mis compañeros de la Secundaria Espino Fernández y del Cuqui Bosch, el camino de la casa a la escuela, en que llegábamos con las axilas mojadas y las blusas pegadas a las espaldas. Se construyeron canteros, bajo los aún jóvenes robles, como nosotros mismos; robles, que crecieron con prodigalidad. Canteros con flores de mar pacífico y otras muchas plantas fueron plantados, levantados con trabajo voluntario de los vecinos y recursos, destinados, por él, para el embellecimiento de la ciudad, de la segunda capital de Cuba.

      Así lo percibí yo, recuperando la Capital Primada del Archipiélago Cubano del abandono, en que estuvo sumida durante el Gobierno Provincial anterior. Amó mucho a la ciudad y la ciudad le devolvió ese cariño, no olvidándolo, amándolo y dándole la última despedida con magníficas muestras de amor. Quién amor siembra sólo frutos de amor debe recoger, lo contrario, sería antinatural y no respondería a la esencia humana, sino a “la bestia”.

      De Cádiz, me llamaron para comentarme dos hechos, tenidos lugar en la Isla de Cuba recientemente: el fallecimiento del Juan Almeida Bosque el 11 de Setiembre y el Concierto por la Paz del 20. Lo primero me conmovió, sin tener en cuenta las diferencias de enfoque sobre los procesos socioeconómicos e históricos. Por ello, le digo adiós al hombre y al dirigente, que nos sacó de anonimato y la desidia, a nosotros los nacidos y habitantes de Santiago. Le digo adiós al mejor de los habaneros, que, de ser bueno, dejó sus restos mortales, bendiciendo a la tierra santiaguera.

      Foto tomada de Internet

      También, le digo adiós al intelectual, que dejó una obra testimonial importante, que abarca una veintena de libros en más de un idioma, ante todo, al compositor de bellas canciones, que nos deleitaron en la voz de varios de los más importantes cantantes cubanos, sobre todo, en la voz de Farah María y Beatriz Márquez.

      Su santidad la gano el día 27 de Setiembre de 2009, con su ascensión al Cielo, en mi segundo día de oración, dedicado a él y a la sra. Ofelia Carbonell, mi tía política. Fue una oración de conjunto y subieron cogidos de la mano, él le guiaba, porque ella había perdido la noción del tiempo y el espacio, no tenía memoria.

      Pues, su santidad la ganó no sólo con la caricia a la ciudad y la provincia, donde habitó DIOS, y por conocerle personalmente y respetarle, sino también por ser un hombre sabio y sensible. Otro gran mérito, que lo sitúa ante MI PADRE, en fin, ante la TRINIDAD DIVINA, ante la dulce sonrisa del NIÑO, que le dio, en enero de 1974, la bienvenida a Brezhneven su presencia, en Ruso, a las puertas del Centro Escolar “26 de Julio”, es la mejor canción cantada a la Virgen, en Cuba, y una de las mejores del Mundo, cantada por uno de sus hijos ateos, “La Lupe”.

      Juan Almeida Bosque le cantó con infinito amor a la MADRE del CIELO, en su advocación de María de la Guadalupe. Es una verdadera lástima, que no se haya encontrado con la Virgen Guadalupana encarnada y de misión en Cuba. Ella le hubiese mirado con la más dulce y acariciadora de sus miradas. Yo le llamaba , a veces, La Guagalupana.

      En mi nombre y en el nombre de La Lupe encarnada, y que no lleva ese nombre, que se mueve por las calles de la Isla y las bendice con la huella de sus pasos, pero sobre todo en el nombre de LA TRINIDAD DIVINA, LE DECLARO SANTO.

      Al mismo tiempo, aprovecho para pedir clemencia al Presidente de la República de Cuba, para que permita la salida del país al hijo de Juan Almeida Bosque, que, según he leído en Internet, no ha sido respetado suficientemente su dolor y su enfermedad.

      ¡Qué nuestro querido SAN JUAN de SANTIAGO ruegue por nosotros!

      Santander, España, 5 de Octubre de 2009

      © Montaje manual y foto de backgrond: ANDREA TUTOR

    • VICTORIA DEL DIÁLOGO IGLESIA Y ESTADO CUBANO

      La EMBAJADORA DE JESUCRISTO expresa su satisfacción por el resultado positivo de su intermediación y participación de una parte de la Iglesia Cubana, en la figura del Cardenal Ortega, Arzobispo de La Habana, así como manifiesta inquietud por la ausencia de otras confesiones cristinas en tan importante proceso de acercamiento de Iglesia y Estado para la solución de un asunto espinoso.

      “Dos excesos: excluir la razón,

      no admitir más que la razón”[1][1].

      Blaise Pascal

      “VICTORIA DEL DIÁLOGO IGLESIA-ESTADO: SERÁN LIBERADOS EL RESTO DE LOS 75” es el título, que se nos ofrece desde CubaNuestra Digital, en un e-mail llegado al buzón electrónico de la DRA. CARY TORRES, directamente desde la Redacción de Estocolmo, al que acompañan las caras sonrientes y festivas del Cardenal Jaime Ortega Alamino[2][2] y el Canciller del Reino de España, Sr. Moratinos.

      http://www.cubanuestra.nu/web/article.asp?artID=19398

      Ciertamente, no se puede hablar de diálogo, sino del monólogo epistolar, iniciado, de forma sistemática, a finales de 2007, punto inicial de la MISIÓN DE LA MISERICORDIA DE LA DIVINA EN CUBA desde la ubicación, conscientemente, de la DRA. KARY TORRES. Con anterioridad, y a título personal, se interesó por la prisionera enferma del corazón Martha Beatriz Roque en cartas al Dr. Fidel Castro y a Juan Pablo II, en la que exigió la visita pastoral del Cardenal de La Habana y su intercesión (2003).

      ¿Qué victoria? ¿De quién es la victoria? ¿Dónde está la Victoria?

      LA VICTORIA ES DE DIOS.

      Victoria y sus diversas variantes son las protagonistas más fuertes y recias de la recientemente terminada novela pastoril moderna de ANDREA TUTOR. Un título adecuado para una novela o el nombre de una protagonista, en este caso de varias. Ello no siempre resulta de buen tono en diplomacia y, mucho menos, constructivo, sino que puede provocar una reacción contraproducente en una de las partes negociadoras y que ha decidido dar pasos positivos, que bien pudiesen haber estado precedidos de un aviso muy diplomático de la Encargada de Asuntos Religiosos del Comité Central del Partido Comunista de Cuba, Lic. Cary Diego, Profesora de la Universidad de La Habana y amiga del Canciller actual del Estado Cubano, con un “El Gobierno no vería mal un encuentro de Usted con el Presidente”. Esto implica: “Pida una cita. Será recibido y habrá diálogo. Hay un espíritu de comprensión, es decir, intención de solución”.

      A la derecha de la foto la Lic. Cary Diego, Encargada de la Oficina de Asuntos Religiosos del CC PCC, Profesora de la Universidad de La Habana (ha sido liberada de la UH para ocuparse de esas funciones). La DRA. CARY TORRES conoce a la Lic. Cary Diego desde 1974, cuando eran estudiantes de la Facultad Preparatoria “Hermanos País” y Cary Diego era la Secretaria General del Comité de Facultad de la UJC (Juventudes Comunistas). Entonces, Cary Torres era militante de la UJC y dirigente de su Comité de Base. Ambas estudiamos en Rusia en la misma generación: Moscú y Leningrado. ESTOY SEGURA, QUE CARY DIEGO ESTABA PRESENTE EN LAS NEGOCIACIONES Y NO SE LE MENCIONA TAMPOCO, SIN EMBARGO, EN LA NOTA DE PRENSA DEL ARZOBISPADO DE LA HABANA, SE MENCIONA AL OBISPO ACOMPAÑANTE DEL CARDENAL ORTEGA. ES NECESARIO SER MÁS RESPETUOSOS Y DIPLOMÁTICOS EN ASUNTOS TAN DELICADOS.

      ¿POR QUÉ LA “AUSENCIA” DE LAS CARY?, CASUALMENTE DE LA MISMA GENERACIÓN.

      La Cardenal Inés Llerandi[3][3], Madre Superiora de las Religiosas de Jesús María Altahabana, Presidente de la Conferencia de Religiosos de Cuba, Graduada de la Universidad de La Habana en 1959, y amiga personal y Formadora en Religión de la EMBAJADORA DE JESUCRISTO, solía ilustrar en sus clases sobre la relación entre fe y razón. Por ello, muy a pesar de recibir indicaciones, enseñanzas y guía directa del CIELO, entendido en calidad de OLYMPO, EL NUEVO OLYMPO, he solicitado de la Facultad de Historia de la Universidad de La Habana, de la que me honro ser parte de su Claustro, aún en la jubilación y desempeñando otras funciones intelectuales, una investigación exhaustiva y efectiva para demostrar, documentalmente, la manifestación de la ALIANZA DIVINA en CUBA y no permitir, que se escamotee ese REGALO DIVINO A SU ISLA PREFERIDA. Por ello, la única hija de TUTOR, que también murió desangrado al igual que RAÚL, su nieto menor, llevó en nombre de CUBA, CUBA TORRES (Sanford) y está sepultada en Hialeach[4][4], Florida.

      En Miércoles y Jueves Santos de 2009, en “PILARES DE LA NUEVA CUBA II”, publicado en varios sitios de Internet, incluida CubaNuestra Digital, trabajos escritos con el fin de dar asesoría pública y lanzar luz al Gobierno de La Habana, sin ser solicitada, en aras de la Sociedad Cubana y por responsabilidad social, además de deber ante la SANTÍSIMA TRINIDAD DIVINA y en su calidad de Científica Social Cubana, educada con el financiamiento del Gobierno de La Habana, Ucrania y Rusia (URSS), en ese orden, escribió:

      <>

      En Carta del 10 de Febrero de 2010 al Gral. Raúl Castro Ruz, Presidente de la República de CUBA, la DRA. KARY TORRES, EMBAJADORA DE LA MISERICORDIA DIVINA[5][5], MÁXIMA REPRESENTANTE DE DIOS TODOPODEROSO DIVINO en el planeta TIERRA, en quién vive JESUCRISTO DESDE EL 11 de Julio de 1996 y a quién dejó su poder al partir, manifestó:

      “Cuba, en el presente, no tiene una dotación de presos políticos comparable, ni remotamente, con los ’60: presos, por alzarse en armas contra el Poder Revolucionario; por intentos de revertir la situación gubernativa del país, por la intención y acciones para derrocar a las autoridades en el poder, etc. Además, en Cuba, por parte de las autoridades, durante todo el período de la Revolución Cubana, se ha cometido el error conceptual de colocar en una misma bolsa a las causas comunes de intento de salida ilegal del país con las causas políticas; ha dado el mismo tratamiento a ambos grupos, haciendo crecer su población penal política sin ningún sentido, al tiempo que negando [sic.] su existencia. Esto último es infantil. Adicionalmente, no existen grupos con capacidad de revertir la situación en Cuba, amenazar seriamente al poder, en una sociedad desarticulada y con limitaciones en derechos humanos. Por tanto, no existe ninguna necesidad de guardar a 53 personas en prisión por causas, que pueden ser consideradas de conciencia, mejor dicho, políticas. Por segunda vez, sugiero, al Presidente de la República de Cuba, liberarlos y terminar con este tema, que graba la imagen internacional del Gobierno de la República de Cuba.”

      http://www.andreatutor.com/CARTAS/Caso%20Orlando%20Zapata%20Tamayo.htm

      En 15 de Marzo de 2010, nuevamente se dirige al Presidente de CUBA, usando la eficaz mediación del Sr. Faure Chomón, dirigente histórico de la Revolución Cubana y amigo personal del Presidente de CUBA, para hacer llegar una carta al Lic. Guillermo Fariñas, con ORDEN DIVINA de suspender el ayuno político prolongado. Que se haya tenido noticias: “El 22.03.2010, por primera vez, un alto Oficial de la Seguridad del Estado, en la Provincia de Villa Clara, de apellido de De la Fe, visitó al disidente Lic. Guillermo Fariñas en su domicilio para pedirle, que suspendiese la huelga de hambre”.

      http://www.andreatutor.com/CARTAS/Cese%20huelga%20Fariñas.htm

      También, en 15 de Marzo de 2010, la EMBAJADORA DE LA MISERICORDIA DIVINA se dirige al Párroco Rector del Santuario de Nuestra Señora de la Merced, Sacerdote Mercedario José Mondejar, para vía eclesial[6][6], hacer llegar la misma carta al Lic. Guillermo Fariñas: “Le pido lleve esa carta, en la visita pastoral, que le solicito. Y, si fuese preciso, debe hacer acto de presencia el Cardenal de La Habana, Su Excelencia Jaime Ortega y Alamino… ES ORDEN DE DIOS, lo dejo en sus manos”.

      El 19 de Marzo de 2009[7][7], Día de San José y Día de los Padres (en España), volvía a hacer referencia, en carta personal al Presidente de CUBA, en otro contexto, a los 53 presos de conciencia, que provocaban protestas públicas de las Damas de Blanco. La EMBAJADORA PEDÍA MODERACIÓN DE LAS AUTORIDADES Y SE CONSIGUIÓ.

      DRA. KARY TORRES en la finca de los Carrera Doral en Pinar del Río, Junio de 1975. La piedra tiene figura de OSA. Por cierto, en el CIEI, teníamos a Blanquito, Enrique Blanco de la Osa, que me adoraba.

      La Nota de Prensa del Arzobispado de La Habana, del miércoles 7 de julio, firmada por Orlando Márquez Hidalgo, hace referencia al momento, en que el Cardenal Ortega se incorpora a la negociación de la Iglesia[8][8] y el Estado Cubano, en la más alta instancia de poder: “se conversó sobre el proceso iniciado (debería ir entrecomillado, cuestionamiento de la EMBAJADORA) el pasado 19 de mayo (2010), cuando el presidente Raúl Castro Ruz recibió al cardenal Jaime Ortega y al presidente de la Conferencia de Obispos Católicos de Cuba, monseñor Dionisio García Ibáñez”.

      http://www.cubanuestra.nu/web/article.asp?artID=19398

      La EMBAJADORA DE JESUCRISTO reitera su satisfacción por el resultado positivo de su intermediación y participación de una parte de la Iglesia Cubana, en la figura del Cardenal Ortega, Arzobispo de La Habana, así como expresa inquietud por la ausencia de otras confesiones cristinas en tan importante proceso de acercamiento de Iglesia y Estado para la solución de un asunto espinoso.

      Además, comprende el escalonamiento de la liberación y salida de Cuba de los disidentes y sus familias, que aún permanecían en prisión desde Marzo de 2003. Espera, que se respete la decisión personal, de cada uno de ellos, con relación a escoger el lugar de residencia.

      Siempre que haya respeto puede haber diálogo.

      Respeto a todas las Partes.

      El diálogo es entre dos o más participantes. No siempre un monólogo es un monólogo, porque puede que haya una oreja, y alguien, que diga: “O…i..go” y un cerebro, que piense y medite, aunque no hable en apariencia, sino que lance señales de humo, como los indios.

      Ahora recuerdo a MI PADRE y su anécdota del triunfo literario de Gertrudis Gómez de Avellaneda en una España, donde no había lugar para mujeres. En aquel concurso, se dieron 3 premios de poesía y fueron llamando a los autores; subió, Tula, al escenario: una, dos y tres veces. Alguien exclamó: “¡Es mucho hombre esta mujer!”. Entonces, decidieron burlarse, ponerla en situación incómoda y le propusieron versar con una de las rimas más difíciles, que existe: la palabra “indio”. Ella, Gertrudis Gómez de Avellaneda, exclamó:

      “Un loco dijo prescindio,

      en lugar de prescindió

      y un ciego dijo que vió

      en la cuerda bailando un indio”

      Santander, 9 y 10 de Julio de 2010.

      ——————————————————————————–

      [9][3] La Cardenal Inés Llerandi ha sido una de las dos primeras mujeres cardenales del Mundo, nombradas directamente por DIOS e informadas, por mí, a través de la Iglesia Católica de Pinar del Río, mucho antes de haber, la Iglesia Anglicana, nombrado su primera Cardenal mujer.

      ——————————————————————————–

      [1][1] Esta cita, desconocida por mí, me ha llegado por e-mail, justo para ser incluida de “Proverbios”, servicio gratuito de Internet.

      [2][2][2][2][2][2] En las películas americanas, a todos los Mayordomos le llaman Jaime. Un Mayordomo es un Administrador sui generis. Desde 1998, AÑO DEL ESPÍRITU SANTO, el “Papa” de la Iglesia fue nombrado por DIOS, estando, YO, en Estado de Gracia, en el 7ma. Planta del Edificio Blanco con brillo de 9 plantas de Altahabana, construido, entre otros, por RAUL TORRES, JESUCRISTO ENCARNADO, al entrar al Apartamento 71 A, ante Yenei Álvarez Gallego y su hijo mayor,<EDUARYEN,: “EN 2005, TÚ SERÁS EN PRÓXIMO PAPA, UN PAPA CUBANO”. Pudiese estar recogido en la Trilogía de testimonio, escrita entre 2001 y 2002, en el Tercer Libro. Además, se lo comuniqué a la Cardenal Patricia Tamayo, Religiosa de Jesús María Altahabana (en Pentecostés de 2000, me presentó, en Sacramento de Confirmación, ante el Cardenal Ortega en la Catedral de La Habana). En la Biblia y en los nombres de las personas, que nos han rodeado, sobran pruebas de la manifestación de la ALIANZA DIVINA, que vino en silencio y con un DIOS, que transitó por diversas religiones y fue EL DIOS ATEO, MI PADRE, EL SANTO HERMANO, que camina a mi lado desde Febrero de 1977 (todavía era atea y estaba en Moscú), como lo hacíamos RAÚL y YO a su lado en cuerpos humanos. LA ALIANZA DIVINA NO SE MARCHARÁ EN SILENCIO. YO NO LO HE PERMITIDO, AUNQUE NOS HAYAN RODEADO DE SILENCIO POR TODAS PARTES, DE OSCURIDAD, COMO APARECE EN LAS ALFOMBRAS DE PASILLO (LAS USABA EB LA HABITACIÓN), QUE ME REGALÓ SOR PILAR EN 2003, HIJA DE LA CARIDAD, CON EL SIGNO DE PISCIS Y VENUS, RODEADOS DE NEGRO. MAS, HAY ZAETAS EN 4 DIRECCIONES, ROMPIENDO LA OSCURIDAD EN TODAS LAS DIRECCIONES DE LO EXISTENTE, DE LO CREADO Y POR CREAR.

      [4][4] En el jardín de la casa de CUBA TORRES (HIJA LEGÍTIMA DE TUTOR, Y HERMANA E HIJA DE CRIANZA DE MI PADRE), en Hialeach, hay un framboyán de flores violetas, color del RAYO VIOLETA DIVINO (LILA CLARO ES EL QUE ME SALE, A VECES, POR LOS OJOS, DESDE QUE INICIÉ LA MISIÓN DIPLOMÁTICA, MEDIADOS DE 2007), regido por SAINT GERMAIN DIVINO, cuyo TEMPLO CELESTIAL DIVINO se halla sobre la Isla de Cuba.Tal vez, por ello, la primera esposa de MI PAPÁ se llamó DALILA, y la esposa legítima y madre de sus 6 hijos menores y madre de crianza de 2 más, 8 hijos en total de MI PAPÁ fue MI MADRE, que el pueblo más importante a su finca es La Maya.Estamos en la ERA DEL CUMPLIMIENTO DE LAS PROFECÍAS MAYAS.

      [5][5] La DRA KARY TORRES no tiene ninguna intención de administrar la institución eclesial, ni ninguna otra institución. Esa labor corresponde al Sacerdote, que se tiene que sentar a su lado a administrar la institución eclesial, como, en reiteradas ocasiones, ha expresado con la cita exacta de La Biblia sobre “EL RETOÑO” (aparece en los blogs, que circulan en Internet).

      [6][6] Cada vez, que la EMBAJADORA, en carta al Presidente y habitantes del Archipiélago de Cuba, tocó un tema relacionado con la Iglesia Católica de Cuba, pidió al Señor Presidente hacer copia y entregarla al Cardenal Ortega, Arzobispo de La Habana.

      [7][7] El 16 de Marzo de 2010, RAÚL TORRES hubiese cumplido 47 años. Días antes de escribir sobre los presos políticos y las Damas de Blanco, en Marzo de 2010, por primera vez, soñé con MI HERMANITO de la edad, en que dejó de existir en cuerpo humano de RAÚL TORRES: entraba a una cárcel, y sin delito, sin ser arrestado. y, Yo lo vi entrar, también, fui a visitarlo. Estaba oscuro, húmedo, sucio aquel recinto. Lo raro fue, que, cuando iba a salir, Yo, dejándolo dentro, tuve que bajar por un lugar oscuro, peligroso, por una escalera, que no era escalera, sino 2 cabillas pararalelas con escalones de cabillas (barras de acero de la construcción), formando V V V, y no eran firmes. Yo temía caerme y, cuando se terminó esa bajada, había una Carpeta de Policía con varios funcionarios penitenciales sentados charlando. Ese fue el sueño. Por ello, me interesé personalmente e intercedí. Recordé otra visión en 1992, estando despierta (AÑO DE LA SANTÍSIMA TRINIDAD al igual que 2010), en una celda de Mazorra, mientras limpiaba con un bloomer amarillo toda la suciedad, hasta el nivel que alcanzaba mi mano: era una prisión y, en todos, veía la cara de MI HERMANITO. ÉL, RAÚL TORRES VILA, era noble, muy noble y pacífico, dulce y bondadoso, acariciador; decente, muy decente y educado, jamás, hubiese estado en prisión. POR CIERTO, SI LA MEDICINA TIENE UNA ASIGNATURA PENDIENTE, ESA ES LA PSIQUIATRÍA (Ver TRilogía de testimonio de ANDREA TUTOR, Libro Tercero).

      [8][8] Desde Agosto de 1992, en que estando en oración en la habitación de MI HERMANITO, en el edificio rosado de la Micro de la CUJAE, pedí que fuese elevado al mejor lugar del CIELO, de esa otra forma de existencia y dónde se fuese más feliz, y se desató una gran tormenta espontánea. Yo dije: “DIOS me escuchó. Con esos rayos y relámpagos, me lo hace saber”. Está en la Trilogía de 2002. Desde entonces, comencé a oír en mi interior: “LOS TORRES VILA SON IGLESIA EN LA VILLA DEL SEÑOR”, del mismo modo que escuchaba, siendo atea y desde niña, “JEHOVA ES MI PASTOR, NADA ME FALTARÁ” y me daba seguridad y tranquilidad, relax. En su primera infancia, es decir, antes de ir a la escuela, sólo MI HERMANITO veía a SU MAESTRA Y AMIGO invisibles, y los oía y le hablaban. Le divertía mucho cómo LA MAESTRA regañaba a SU AMIGO, que RAÚL entendía que el nombre era CINKLOI o SinCloi. No había un aula ni otros niños, sino sólo Él con esas DOS PERSONAS DIVINAS

    • La Dra. Cary Torres vuelve pisando fuerte a la Ciencias Sociales

      Santander, España, 26.10.2010

      Tras 18 años de distanciamiento de las Relaciones Económicas Internacionales y de las Ciencias Económicas, en general, y 14 de la Sociología, este verano de 2010, ha interrumpido sus vacaciones y suspendido todo tipo de viaje para concentrarse en la búsqueda de soluciones a la situación económica de Cuba. Esto ha dado por resultado el ensayo monográfico CUBA: HACIA UN MODELO DE DESARROLLO ECONÓMICO PROPIO, el que formará parte de un libro, que analizará los diferentes modelos aplicados en el país desde 1511 a la fecha. En el presente ensayo de 161 páginas, traza las líneas fundamentales de un modelo de desarrollo económico, que contempla la solución de las necesidades básicas de los habitantes del Archipiélago Cubano sin conmociones sociales, priorizándolas sobre cualquier otro tipo de soluciones. En la segunda parte del ensayo, dedicada a desarrollos sectoriales, muestra algunas ramas, y vías de creación de empleo y generación de movimiento económico ascendente, partiendo casi de la nada. Pone de ejemplo a los hombres que llegaron con algo más de lo puesto e hicieron crecer el país hasta convertirlo en la Perla de las Antillas, en la más rica de la Islas de América y ubicarlo entre los tres países más prósperos de la Región Latinoamericana.

      La implementación de este modelo, en combinación con las ramas priorizadas, en la actualidad, en el desarrollo cubano, e intervinculadas, haría salir a la República de Cuba de la situación de crisis e involución social, en que ha permanecido las pasadas dos décadas, apunta la Científica Social Cubana y Profesora de la Universidad de La Habana, que ostenta los tres principales premios de las Ciencias Sociales en Cuba, correspondientes a su trabajo científico anterior a su temprana jubilación, a los 42 años por enfermedad cardiaca[1].

      Deja la ropa de ANDREA TUTOR, Escritora y Artista Plástica, aunque combinando la escritura de la monografía con Pintura, para volver a brillar desde las Ciencias Sociales. Y, rematar con sello de oro, un ensayo sociológico, concluido en el día de ayer en Santander, España: “Renta Social Básica: Estudio de Caso en Cantabria”. A pié de firma, indica, que ha sido concluido el día del nacimiento de su abuelo gallego, su abuelo materno.

      La Dra. Cary Torres es graduada de la Universidad Estatal de Relaciones Internacionales de Moscú (MGIMO Universidad) del Ministerio de Asuntos Exteriores de la URSS, de su Facultad de Relaciones Económicas Internacionales (REI), en 1981 y doctorada en el Instituto de América Latina (IAL) de la Academia de Ciencias de la URSS en 1990. Dos instituciones del más alto ranking mundial en sus especialidades: la primera, con el mejor Claustro Universitario de Europa, sólo comparable con la Escuela de Negocios de Harvard y, la segunda, la más grande e importante de Europa en el momento de su doctorado, entre las dedicadas al estudio de América Latina.

      Con sendos ensayos, económico y sociológico, la Dra. Cary Torres actualiza su brillante Currículum Vitae en las Ciencias Sociales, alcanzado a los 16 años de trabajo en la Universidad de La Habana. Y, demuestra, que los profesionales, con excelente calificación de base, no se descalifican, aún, separados de su rama de conocimiento.

      Reporta: UNIVERSO EDITORIAL OVO OWO OBO® DESDE SANTANDER, ESPAÑA.

      ——————————————————————————–

      [1] El 10 de Julio de 1996, se retira de las Ciencias Sociales en Oración de Despedida y Acción de Gracias en el Instituto de Cardiología y Cirugía Cardiovascular de Cuba (ICCCV), dejando abierta la posibilidad de que DIOS le concediese más vida. El 11 de Julio sufrió un infarto masivo, que le llevó a una segunda intervención, en que se le declaró fallecida a corazón abierto, tras superar la hora de paro cardíaco. Hoy, agradece a SU PADRE y al BENJAMÍN de la Familia TORRES, el devolverle la vida y sostenerla con todas sus capacidades intelectuales en perfectas condiciones y en desarrollo creciente.

      • III MUESTRA INDIVIDUAL DE ANDREA TUTOR

        “ANDREA TUTOR EN EL HOTEL REAL”

        DISCURSO INAUGURAL

        Es un placer contar con la presencia de ustedes en este sobrio y elegante Salón, el lugar público más exquisito y exclusivo de Santander, de Cantabria, que con el Hotel la Reconquista de Oviedo, comparte mi predilección por aquellos tiempos románticos, en que predominaba el buen gusto.

        El buen gusto es la base de la belleza, que, en definitiva, es el amor. Por ello, acostumbro a decir, que dónde hay belleza y amor se está en presencia del Arte. Y lo escribo con mayúscula. El resto es anti-arte.

        En mi Pintura, predomina la búsqueda de la belleza y la expresión de sensaciones positivas, tales como: elevación del espíritu, alegría, éxtasis y hasta euforia. Por ejemplo, me he puesto eufórica, también, la meta muy alta, que constituye un escalón en mi carrera pictórica: reflejar en un cuadro la belleza deslumbrante de la terraza y las vistas desde esa terraza del bellísimo entorno natural de Santander, con una de las bahías más bellas del Mundo y con esa montaña andante; esa montaña, que acompaña al caminante: Cabarga. Un cuadro, todavía en elaboración, para agradecer la amabilidad del Hotel Real, su señor Director, Koldo Díaz, e Iván Barranco Blanco, Director Comercial, y de todos y cada uno de los empleados del Real, entre ellos, lectores y admiradores por esa exquisita y delicada novela VALS PARA KARLA de mi autoría, que dio inicio, de forma pública al NEO REALISMO ROMÁNTICO, el Realismo Romántico del siglo XXI. Ésta puso, ante mí, la tarea de desarrollar la expresión plástica del Movimiento Literario y Artístico, así como escribir los 5 primeros CUADERNOS DE HISPANÍSTICA DE ANDREA TUTOR.

        Mis guías y referentes en tan osada aspiración y realización son indudablemente los Grandes Maestros de todos los tiempos, ante todo, mi Abuelo, DON ANTONIO TORRES I FLOTATS. Uno de esos grandes Maestros catalanes, también aragonés, de la Academia de finales del siglo XIX, que el anti-arte y el mal gusto promocionado trató de engullir. Por ello, me planteo crecer a la Academia. ¡Aquella Gran y Privilegiada Academia! Por supuesto, sin abandonar el simbolismo, y la expresión sublimada y exteriorizada del sub-consciente, sin abandonar la experimentación. ¡Y, dar libertad a mi creatividad! Pues, otro de mis guías, está ubicado en Ucrania; en un intelectual, que le acompaña mayor fama por Poeta, y ello no le hace justicia al Pintor: El Poeta Nacional de Ucrania, Taras Chevshenko, en cuyas dos Casas Museo me he deleitado, una en Kiev y otra en las afueras, junto a las aguas del río Dniepr. También, están presentes los grandes maestros españoles, rusos, florentinos, flamencos, franceses e italianos, que forman parte de las exposiciones de los más afamados y ricos museos del Mundo, comenzando por el Hermitage en Saint Petersburg, la Galería Tretiakov y el Museo de Arte de Moscú. Lugares, en que, por primera vez, entré en contacto directo con los más afamados Maestros hasta el presente y sus cuadros originales. Por sólo mencionar algunos, diría: Gue, Chevschenko, Miguel Ángel, Rafael, el Greco, Velázquez, Goya, Rubens, Rembrant. En el otro tipo de arte, recuerdo entre esos miles y miles de cuadros a uno de Picasso en el Hermitage, del que ya he escrito en mi Web. Otro conjunto de grandes museos de Arte, ya sea por sus objetos decorativos o por su magnífica colección de Pintura me fascinó en Dresden, tras la visita al Zwinger, allá por 1989, justo el verano preámbulo de la caída del Muro de Berlín. Allí, pude contemplar al joven Picasso y exclamé: ¡Ahora puedo decir que sí sabía pintar! Por cierto, pintaba mucho mejor en su juventud, cuando no había contaminado su quehacer artístico.

        No pretendo dar una lección de Pintura, tampoco; hacer un recorrido por esos museos divinos, que han escuchado mis pasos, y los de mi Abuelo, que me precedió con la distancia de un siglo, con mayor conocimiento de la Historia del Arte y rigor artístico.

        Agradezco su presencia, una vez más, en la seguridad, que en el transcurso de estos 9 días de exposición podamos reencontrarnos y dialogar. Quedo obligada a la Dirección del Hotel Real por haberme cedido el espacio más elevado y exclusivo del Norte de España.

        GRACIAS.

      • El azul brillante, transparente, traslúcido,

        con lindas nubes frecuentes y algodonadas,

        ¡Oh, cielo!, se puso un caballo blanco ahorcajas,

        ¿Caballo? Es dragón de larga cola, disfrazado.

        Caballo que no es caballo, tampoco, jata;

        huye despavorido Guernica apicassada.

        Es el brío del nuevo, reluciente Pegasus potro:

        relincha, da coses, ilumina la Alborada.

        Intercepta nube en forma de manta esponjada;

        le intenta detener sus patas, las amarra.

        ¡Mas, Pegasus renaciente, fresco, desafiante

        alza frente, lanza provocadora mirada!

        ¡Ah! La mar inquieta aquieta mi sutil mirada:

        olas espumosas se diluyen en la playa,

        gama de azules matices hasta lontananza.

        ¡Mar Cantábrico, presentas tu cara plateada!

        En la Playa de los Peligros, posa una barca.

        Una Barca sin dueños contempla la mar brava.

        Tras gélido Invierno, Corriente suavizada,

        llega la Primavera: borra huellas pesadas.

        Las arenas finas, doradas de El Sardinero;

        libre faja de playa: encoge, estira y ensancha,

        según la marea y las fases de la Luna pasan.

        ¡Soporte, base, pedestal de mi heroica Barca!

    • Volverá a tratar el tema racial en Cuba, después de haber escrito sobre el Sincretismo Religioso en Cuba, que ha circulado ampliamente en los Medios Digitales. El artículo ensayístico opinático fue escrito en respuesta a una Revista Digital, que desafortunadamente confundía a los católicos de Cuba con los cultos africanos, asimilados a Cuba por el fenómeno de la esclavitud..

      Esta vez, se prepara para escribir un ensayo con el título “Raza y Status Social en Cuba”, al haber sido tratado la cuestión por conocidos científicos y colegas suyos de la Universidad de La Habana: Dr. Esteban Morales y Lic. Rafael Hernández (con anterioridad, en el CEA), según apareció en Internet.

      PREMIO NACIONAL DE LAS CIENCIAS SOCIALES EN CUBA, ACADEMIA DE CIENCIAS (2000). PREMIO AL MEJOR LIBRO CIENTÍFICO PUBLICADO POR LA UNIVERSIDAD DE LA HABANA (2000). ENSAYO SOCIAL EN EL CONCURSO PINOS NUEVOS, 2ª Ed.., INSTITUTO CUBANO DEL LIBRO (1995). PROFESORA DE LA UNIVERSIDAD DE LA HABANA. PROFESORA FUNDADORA DE FLACSO CUBA

      • Recientemente, nos visitó M. S. Gorbachov, Premio Nóbel de la Paz en 1990, ex-Secretario
        General del Partido Comunista de la Unión Soviética (1984-1991), ex-Presidente del Presidum
        del Soviet Supremo de la URSS. El hombre de la Prestroika y la Glasnosti, a quien se le dedica
        un extenso espacio en el Suplemento Semanal de El Diario Montañés del domingo 11 de
        Diciembre.
        1′”
        Se agradecen las magníficas instantáneas, que acompañan la entrevista, las cuales
        y rústico del campesino, que nunca dejó de ser a pesar del largo trayecto desde sus años de
        agricultor a la más elevada cima de poder mundial. La traducción al Español de su
        entrevista no nos permite disfrutar de ese fuerte acento sureño y la omisión de letras en la
        pronunciación de muchas palabras rusas; errores fonéticos que hicieron reír a través de
        actores cómicos, que le imitaban desde la pantalla de los televisores y escenarios. Quién
        haya vivido en la URSS sabrá que esto último fue, precisamente, 10 que marcó la escena
        política con un “¡ahora sí hay un hombre nuevo en el Kremlin!”.
        Me hubiese gustado seguir escuchando al hombre nuevo, que nos mscmó y
        decepcionó a los que tuvimos el honor de ser testigos presénciales de su Perestroika y
        acompañarle desde el anonimato en plazas, meetings, lecturas, discusiones grupales y desde
        las páginas de nuestros trabajos científicos. Hoy se nos muestra, también, agotado en su
        discurso, pero, como hombre, tiene el defecto de no saber cuándo se acaba el protagonismo
        social y a la hora del retiro intenta no quedar al margen de la vida activa de la sociedad. Me
        ha recordado a los jubilados hombres, que solían visitarme en mis días de convalecencia –
        vida contemplativa – prisión domiciliaria y/o marginación social en Cuba en la segunda
        1
        mitad de los ’90. Pues, como es bien sabido, ningún profesor universitario va a la cárcel por
        opositor; a nosotros nos convierten la casa, el barrio y la vida en celdas tapiadas. No nos
        sacan un ojo, como a Calixto Serret, tras las rejas, sino que nos lanzan vigas a los ojos y
        nos crean estados de opinión desfavorables para que nuestra luz no hiera la oscuridad de la
        vista, de los que nos circundan.
        . Hoy encontramos a Mijaíl Sergueivich entre los algo más de 50 millones de
        habitantes de Rusia, que según él, añoran el regreso de la URSS. Por suerte, esa cifra se
        aproxima sólo a la sexta parte de la población, que tenía la URSS en sus años de gobierno;
        es minoría, al igual que el 16% de los ciudadanos alemanes de la ex-RDA,que sueñan con
        un vuelta-atrás. Casualmente, una sexta parte de la población de la República de Cuba se
        vio obligada a abandonar el país en la primera década de la implantación del comunismo y
        a pesar del crecimiento de la población, en casi medio siglo, esta proporción no ha
        descendido, pues el flujo, de los que no quieren vivir bajo un sistema comunista, es
        . lAM(,i…H-\2 ;J.~
        imparable. Si Cuba no fuese una isla, ya Fidel Castro teBdRa-que haber importado fuerza de
        trabajo de África o de los países vecinos.
        Mijaíl Sergueivich, la Perestroika concluyó con su salida del poder, tras el fracaso
        del golpe de estado, perpetrado por los comunistas ortodoxos el 19 de agosto de 1991, el
        reconocimiento de la independencia de Estonia, Lituania y Letonia, y la desintegración
        efectiva de la URSS, que tuvo su punto final el 31 de diciembre del mismo año al arriar la
        bandera roja de la hoz y el martillo en el Kremlin. Seguir afirmando, que el conjunto de
        reformas y transformaciones estructurales, que dieron al traste con el comunismo o, mej or
        dicho, que hicieron menos estrepitosa su caída sigue en curso, es una ficción. El proceso
        ulterior, dirigido por Eltsín en Rusia y otros dirigentes en las 14 restantes repúblicas exsoviéticas,
        si bien tiene como punto de partida y base las reformas iniciadas por Gorbachov,
        2
        I
        ¡…
        se ha ido ajustando a las características territoriales, su ubicación geográfica y en la
        economía mundial, así como estos procesos de “democratización” han estado marcados por
        la correlación de las fuerzas políticas al interior de cada una de las repúblicas, surgidas
        como estados independientes. En muchos casos, es lamentable la herencia recibida del
        poder soviético, cargada de una práctica de años d,e corrupción, nepotismo, amiguismo,
        abuso del poder, y sometimiento y mantenimiento de la inmensa mayoría de la población
        en un status, que tiene que ver más con un siervo moderno que con la dignidad de persona,
        que reconoce la Declaración Universal de los Derechos Humanos a todos los seres
        humanos nacidos en el Planeta.
        Sería conveniente hablar más de la necesidad de preservar los avances obtenidos por
        el sistema socialista o comunista en áreas de igualdad de derecho entre géneros, esa
        igualdad de oportunidades que aspira España y aún está muy lejos de alcanzar; mayor
        estabilidad y seguridad laboral, igual salario a igual puesto de trabajo, la calificación y el
        desempeño de una labor son determinantes y no el sexo; en el reconocimiento de la
        igualdad de todos los hijos con independencia de ser legítimos o bastardos; la atención
        estomatológica y oftalmológica incluidas en el sistema de la seguridad social, así como
        cualesquiera de los tratamientos médicos; que los graduados de profesiones encuentren un
        puesto de trabajo acorde con su calificación. Estas y otras cuestiones sí son herencias
        positivas y contribuciones del sistema comunista a la humanidad; de ellas hay que
        enorgullecerse y hacerlas metas comunes, alcanzables para todos los habitantes de la
        Tierra y, en primer lugar, en el llamado Primer Mundo, que cuenta con una base material
        suficiente para permitírselo.
        ..
        Quisiera referirme a dos puntos más de la entrevista: la existencia de
        multimillonarios en la ex-URSS ya la intención de Sadam HuSSeín de abandonar el poder,
        confesada por Gorbachov. Evidentemente, la existencia de personas con capitales tan
        elevados en un país, en el que se hacía creer a la población que los bienes eran propiedad
        de toda la sociedad y era administrada por el Estad? socialista a favor de todas las capas
        sociaJes, es muy cuestionable. El origen de estas riquezas sería lo primero que debería ser
        investigado, posteriormente, ser confiscadas y redistribuidas socialmente; además, el 1%
        pudiese ser asignado al Tercer Mundo para la solución de problemas globales, como la
        pobreza.
        Sentiría una enorme satisfacción escuchar a Mijaíl Sergueivich convertido en
        paladín de esos millones de soviéticos extorsionados por los dirigentes comunistas de los
        gobiernos ejecutivos, de la KGB, del Ejército Rojo y de los Complejos Industriales, que
        aprovecharon el final de la Perestroika, y los procesos de democratización y reconversión
        económica para hacerse de la enorme riqueza de la segunda potencia mundial. ¡Ah!Y que
        no me responda como a Eltsín en la Conferencia Extraordinaria del PCUS en mayo de
        1988: “Borís Borisevich, te has quedado atrás” o como el nieto de Tijonov (entonces
        Primer Ministro de la URSS) me dijo en Siberia: “Cary, querida, Cuba está muy lejos” al
        pedirle que los dirigentes soviéticos de la brigada del komsomo/ fueran ejemplo de la
        misma forma, que nos enseñaban a nosotros desde niños.
        Por otra parte, coincido con Gorbachov que es necesario poner coto a la mafia rusa.
        Mas no soluciona el problema dar castigos ejemplarizantes con soldados de poca monta;
        hay que ir a los grandes capos, que no creo que estén muy escondidos, cuando vemos
        exposiciones de venta en Moscú para multimillonarios y sus hijos estudian en los mejores
        colegios privados suizos, se pasean por el mundo derrochando el dinero de un pueblo que
        4
        los soportó, un pueblo explotado durante 70 años y robado en 10adelante. La URSS era un
        país rico de habitantes pobres, como se solía decir en los años de la Perestroika. ¿Adónde se
        fue toda esa riqueza? Y nuestro querido Mijaíl Sergueivich sabe, que en su gobierno se
        detuvo la investigación por corrupción en Asia Central. cuando los investigadores de la
        Fiscalía General de la URSS llamaron a las puertas del Kremlin. Hecho, que nos trae a la
        mem~ria una noticia aparecida en la prensa soviética de aquel interesantísimo período, que
        regaló Gorbachov al mundo, en que se aseguraba, en lo personal no me consta y sólo fue un
        comentario visto y escuchado por mí en el programa de televisión “Vzgliag”¡ sobre un
        supuesto presente en forma de diamante, hecho por el matrimonio Gorbachov, a Galina, la
        hija de Brezhnev (Secretario General del PCUS y Presidente del Presidium del Soviet
        Supremo hasta su fallecimiento a principios de los ’80) y con el que supuestamente se le
        abrió la puerta del Buró Político y se le cedió un asiento. Gracias a Dios, aquel diamante
        e.”a mágico y sus caminos son infmitos, y lo que en el corto plazo puedo parecer oscuro, a
        mayor distancia, permitió salir los destellos multiplicados de entre las fisuras del edificio
        rojo de base negra envuelto en una penumbra gris oscura.
        Respecto a la intención de HuSSeín de abandonar el poder de forma pacífica,
        anunciada por Gorbachov, me parece, que Mijaíl Sergueivich se nos muestra ingenuo, si en
        realidad creyó en la sinceridad del mensaje del dictador iraquí. Era menos inocente ante
        otro dictador en su visita de abril de 1989 a La Habana. Si HuSSeín, realmente, hubiese
        estado interesado en una solución por vía pacífica, hubiese salido del poder ya en 1991, tras
        la expulsión de sus tropas de Kuwait Si algo el mundo tiene que lamentar de la actuación
        de las Fuerzas Aliadas, encabezadas por los Estados Unidos, en aquella ocasión, fue la noculminación
        de la tarea, así como la labor de las Naciones Unidas no resultó ser lo
        suficientemente efectiva por muchos años en la solución del problema de Irak, país
        5
        generador de inestabilidad en el área, que inició y sostuvo una guerra de conquista
        territorial contra Irán y ocupó. saqueó e incendió a un país vecino, a un país árabe. a otro
        miembro de la OPEC, a un país miembro de las Naciones Unidas. Tendríamos que
        preguntamos: ¿por qué en Naciones Unidas se pueden sentar los representantes de países
        violadores del derecho internacional en otro status 9ue no sea el de acusados?, ¿por qué
        estados miembros y con derecho al veto en el Consejo de Seguridad se amparan en ese
        derecho para proteger a un tirano, a un hombre que sojuzga y explota a toda una nación, a
        un hombre que usa la fuerza contra los países vecinos, a un hombre que usa armas. de
        exterminio masivo contra la población de su propio país, a un hombre que elimina
        físicamente a sus oponentes?
        En la política exterior de la URSS, a la cual Rusia en cierto grado da continuidad, se
        prestaba especial atención a los países que conformaban su área de influencia, Irak entre
        ellos; incluso, Lenín lo trazaba como política a seguir desde antes de la toma del poder en
        Octubre de 1917. Considero, que fuese posible que el gobierno de Rusia sí estaba
        interesado en la salida de Sadam HuSSeín del poder y en encontrar una solución pacífica
        del conflicto, y que, a pesar de su elevada influencia y presencia en Irak. no se encontró en
        la capacidad de hacer que HuSSeín cediese ante los más de 12 años de presiones
        internacionales en busca de dicha solución.
        HuSSeín, de hecho, es el mayor responsable de la catástrofe que vive hoy el pueblo
        de Irak. de haber profundizado las discrepancias entre grupos religiosos musulmanes, de
        haber hecho más amplia la brecha entre los dirigentes y la población en general en materia
        de bienestar, de haber implantado el terrorismo como forma de vida… pero que, además,
        utilizó un método a la hora de la derrota, que los cubanos conocemos como “guerra de todo
        el pueblo” y para el cual se prepara de antemano al ejército, la policía y la población
        6
        simpatizante, que en caso de una pérdida del poder pasan a actuar de forma clandestina para
        boicotear cualquier posible arreglo, dificultar la reconstrucción nacional y, eventualmente,
        volver al poder. Esta forma de lucha recuerda la resistencia de la población soviética en las
        zonas ocupadas por los nazis en los años de la II Guerra Mundial; a otra escala, los
        comandos urbanos del Movimiento 26 de Julio, l~ acciones de emboscadas y asaltos
        relámpagos de la lucha guerrillera, a lo que se suma una forma nada occidental como los
        atentados suicidas. Por ello, me atrevería a asegurar que HuSSeín dudó de las verdaderas
        intenciones de EEUU de llegar a Bagdad, así como confió en la posibilidad de que los
        países occidentales con intereses económicos en Irak y Rusia lograrían detener a las tropas
        de los EEUU e Inglaterra, únicos ejércitos participantes en las acciones militares antes de la
        toma de Bagdad. Por otro lado, más que defender Bagdad preparó la huida y la
        reconversión de las fuerzas represivas y el ejército en comandos terroristas.
        No, Mijaíl Sergueivich, HuSSeín no quería la paz y por ello no propició, en ningún
        momento, una solución que no fuese la armada. Ahora bien, es hora de que el Gobierno de
        los Estados Unidos ceda el control en Irak a las Naciones Unidas. Pero, también, es hora de
        que la Organización de Naciones Unidas se implique de forma más resuelta en la solución
        de los conflictos internacionales y en la transformación de un orden internacional, que
        permite la presencia y prolongación en el tiempo de gobiernos corruptos, opresores de sus
        pueblos, antidemocráticos, dictatoriales, así como la necesidad de hablar menos y actuar
        más por la solución de los problemas globales que afectan a la humanidad y, con particular
        fuerza, a las naciones menos favorecidas en la distribución de las fuerzas productivas a
        nivel mundial; trazar pautas para reducir las inequidades del comercio internacional y dar
        una ayuda efectiva y controlada de forma eficiente a procesos de desarrollo en el Tercer
        Mundo, e, incluso, en países del Norte que cuentan con un elevado nivel de pobreza aún en
        7
        nuestros días, como España. Por supuesto, que hay marcadas diferencias entre la población
        pobre del Norte y la del Sur, pero no deja de ser menos aplastante desde el punto de vista
        psicológico.
        Tal vez, los años le esténjugando una mala p~da a Gorbachov, quien brilló entre
        los estadistas más destacados de los últimos siglos y que nos permitió, junto con Ronald
        Reagan y George Bush padre, entrar a un siglo XXI un tanto diferente, y fue uno de los
        hombres, que con su quehacer político y diplomático más ha contribuido a la paz mundial,
        a la no-autodestrucción del planeta Tierra. Nunca sabremos con exactitud el gran alcance de
        la figura de M S. Gorbachov dentro de los Planes Divinos, pero con lo que se nos ha
        mostrado, de forma consciente, tiene ganado el Cielo sin tener en cuenta su ateísmo
        aparente y pequeños pecadillos humanos.
        En el plano interno, jugó un papel excepcional: primero, como visionario, estratega
        e impulsor de un sistema de reformas, que tocó todos los aspectos de la vida de una
        sociedad enquistada e inamovible; segundo, fue consecuente con la ruta trazada, pero tuvo
        la flexibilidad suficiente para jugar con el acelerador y el freno en el camino de la
        Perestroika y la Glasnosti en sus 7 años al frente del estado soviético; tercero, supo servir
        de punto medio de la balanza de las fuerzas políticas, oscilando entre uno y otro lado, según
        cambiaba la interrelación entre conservadores y progresistas (es llamativo el uso de estos
        términos en el contexto de laPerestrojka: donde el concepto de conservador se deió para la
        iZQuierday ultra conservador para los más reacios comunistas ortodoxos, para los fascistas
        de izquierda, como el fumoso Coronel Negro; en tanto, progresista se utilizaba para
        denominar a los anticomunistas. reformadores comprometidos con los cambios
        democráticos. la consecución de un estado de derecho v una economía de mercado) y por
        8
        último, fue factor decisivo, por las dos últimas características señaladas, en evitar grandes
        conmociones, derramamiento de sangre y que el agua se saliese del cauce.
        E.n fin, a la actividad de Gorbachov, como líder de la Unión Soviética y del bloque
        socialista, se debe no sólo la paz mundial por la culminación de la “guerra fría”, sino
        también la ausencia de una guerra civil generalizad~ en el territorio de la URSS y Europa
        Cen1I:al,que hubiese arrastrado al mundo a una Tercera Guerra Mundial. Sólo por ello,
        cualquier ciudadano del mundo debe quitarse el sombrero e inclinar su trente al paso de
        este gigante de la historia del hombre sobre la Tierra, que ya es historia y está eri la
        Historia.
        En el plano internacional, una vez concluido, de forma brusca, su mandato en
        calidad de Jefe de Estado, lo hemos visto en el papel de embajador de buena voluntad,
        similar al que realiza J. Carter, ex-Presidente de los EEUU, en algunos conflictos.
        Considero, que el hecho mismo de que Mijaíl Sergueivich se involucre en la solución
        pacífica de un conflicto debe servir de garante y dar confianza a las partes en litigio, pues
        tiene sobrada experiencia en la solución de cuestiones complejas a escala internacional y su
        implementación hacia el interior de la sociedad, así como en su pasado ha dado sobradas
        muestras de credibilidad y de ser un hombre consecuente, y que guarda un alto nivel de
        coherencia entre su dIscurso y sus actos.
        No obstante, nunca se debe perder de vista, que, como cualquier ser humano, tiene
        sus preferencias y conveniencias, que sus palabras y decisiones tienen un trasfondo
        ideológico. Mijaíl Gorbachov no es un socialista, como varias veces subrayó en la
        entrevista, en los términos que es entendido en Occidente; él es, ante todo, un comunista, el
        último comunista en el poder. Un comunista, que hizo lo mejor que pudo por perfeccionar
        y humanizar al sistema comunista, darle un rostro democrático y flexibilizar su economía;
        9
        es decir, intentó construir una sociedad socialista sin la presencia del totalitarismo. Cuestión
        que la práctica evidenció como un imposible a finales del siglo pasado, lo que nos sitúa
        ante el planteamiento leninista de la necesidad de una dictadura “proletaria”, de una
        revolución cultural, un control férreo de la sociedad; una sociedad de castas neo-feudal
        sobre la base de un capitalismo absolutista y monopolista de estado para el establecimiento
        y des~ollo de un sistema social, que iguala a todos, mejor dicho, a casi todos, a la absoluta
        mayoría en la pobreza; a los profesionales universitarios les reserva niveles de clase media
        baja y media, y sólo la capa dirigente guarda para sí misma el status económico . de
        multimillonarios, millonarios, ricos y clase media alta. Ellos son los reyes, los príncipes,
        duques, condes, marqueses y barones del sistema socialista, el que proclama la igualdad
        t\
        como mejor bandera, pero con una diferencia sustancial: no tien~clase, ni refinamiento, ni
        t;.”‘”
        un compromiso paternal pañrios súbditos. O para parodiar a Orwell, es mejor ponerlo de
        este modo -los cerdos, que se sitúan al ftente de la rebelión para echar a los hombres de la
        granja y, luego, irnitarles; mas, como en Rebelión en la granja, siempre habrá un burro que
        conselVe la memoria y recuerde a todos cómo fue en realidad y qué decía el decálogo, que
        se enarboló para sustentar dicha rebelión y cuál fue su evolución. Yo en privado me llamo,
        a mí misma, el Borriquito del Señor.
        Al mismo tiempo, la nomenclatura dirigente no carga con la responsabilidad de las
        decisiones y se adscriben a una categoría, que en Cuba denominamos categoría corcho. la
        que permite trasladar de un cargo público y/o militar infinitamente a un mal funcionario,
        término que en Cuba se aplica a los “responsables” y no a los empleados que ostentan un
        puesto de trabajo estatal. Por ejemplo, un mal ministro o un ministro que tenga alguna
        diferencia importante con el Jefe del Estado en un país con gobierno comunista pasa a ser
        un embajador; si no se portó muy mal o se le quiere premiar, será en un país del Norte y en
        10
        caso de salir muy mal parado, le tocará alguna representación en Aftica; o como hacía el
        Che Guevara dentro del Ministerio de Industrias de Cuba en su época de Ministro: si le
        contradecía alguien o no quería cumplir alguna de sus normas, a veces absurdas y rígidas,
        enviaba castigado por unos meses al dirigente intermedio rebelde a trabajar en calidad de
        obrero o de ejecutivo de poca monta a una fábrica al~jada de la capital.
        . Nos complace haber contado con la presencia de Mijaíl Sergueivich en España y, eñ
        particular, su participación en el Encuentro del World Political Forum (Foro Político
        Mundial), que él preside, y ha tenido lugar en Granada. Confiemos que ha vemdo no a
        activar el detonador de la granada, sino a aconsejar prudencia, a trasladar una experiencia
        reciente de cómo no se deben hacer las tareas de casa para no tener que volver a corregir la
        historia con vientos de perestroika.
        La Perestroika obró cual la mariposa, del famoso efecto mariposa dentro de la
        Teoría del Caos, que batió las alas, y Gorbachov fue el corazón que le dio impulso, le llenó
        de fuerza vital, y tuvo en Eltsín su mano derecha y contraparte, el bastón que le sostuvo al
        flaquear sus piernas. No desearíamos que, en su último período de vida, esa mariposa, con
        un corazón excepcional, se nos presente al mundo y dentro de la propia Rusia en calidad de
        larva, que en su involución tiende a convertirse en oruga.
        i Por cierto, fue suspendido y hasta se dijo que hubo intervención de un comando de asalto, para
        evitar que saliese al aire la semana siguiente. De hecho, una semana más tarde se realizó una
        parodia al asalto al comienzo de la puesta en escena; programa que desapareció de las pantallas,
        siendo el de mayor tele-audienciaen toda la URSS, así como una revista informativa dominicaltras
        dar la noticia concerniente a la manifestación más grande que recuerda la historia: en 1990, dos
        millones de moscovitas desfiló entre armas y carros de combate, emplazados en las bocacalles,
        hasta la Plaza Manezh con los dirigentes del Frente Popular a la cabeza: Eltsín, Popov, Estuchenko
        y otros. “¡Dos millones de Moscovitas saltaron sobre su propio miedo y tomaron las calles de la
        ciudad con militares armados en calidad de espectadores!” – con ello concluyó un magnífico
        programa.
        Dra. Cary Torres Vila, alias Andrea Tutor Femández. Española cubana. Escntora y
        Economista en Relaciones Económicas Internacionales, Doctora. en Ciencias Económica con
        especialización en la Economía de Países en Desarrollo. Premio Nacional de las Ciencias Sociales
        en Cuba (compartido) Ex -profesora.de la Universidad de La Habana. D.N.I. 72179471-C
        _M¡;. é~/’J ~.,J “e.~?1.

      • III MUESTRA INDIVIDUAL DE ANDREA TUTOR

        “ANDREA TUTOR EN EL HOTEL REAL”

        DISCURSO INAUGURAL

        Es un placer contar con la presencia de ustedes en este sobrio y elegante Salón, el lugar público más exquisito y exclusivo de Santander, de Cantabria, que con el Hotel la Reconquista de Oviedo, comparte mi predilección por aquellos tiempos románticos, en que predominaba el buen gusto.

        El buen gusto es la base de la belleza, que, en definitiva, es el amor. Por ello, acostumbro a decir, que dónde hay belleza y amor se está en presencia del Arte. Y lo escribo con mayúscula. El resto es anti-arte.

        En mi Pintura, predomina la búsqueda de la belleza y la expresión de sensaciones positivas, tales como: elevación del espíritu, alegría, éxtasis y hasta euforia. Por ejemplo, me he puesto eufórica, también, la meta muy alta, que constituye un escalón en mi carrera pictórica: reflejar en un cuadro la belleza deslumbrante de la terraza y las vistas desde esa terraza del bellísimo entorno natural de Santander, con una de las bahías más bellas del Mundo y con esa montaña andante; esa montaña, que acompaña al caminante: Cabarga. Un cuadro, todavía en elaboración, para agradecer la amabilidad del Hotel Real, su señor Director, Koldo Díaz, e Iván Barranco Blanco, Director Comercial, y de todos y cada uno de los empleados del Real, entre ellos, lectores y admiradores por esa exquisita y delicada novela VALS PARA KARLA de mi autoría, que dio inicio, de forma pública al NEO REALISMO ROMÁNTICO, el Realismo Romántico del siglo XXI. Ésta puso, ante mí, la tarea de desarrollar la expresión plástica del Movimiento Literario y Artístico, así como escribir los 5 primeros CUADERNOS DE HISPANÍSTICA DE ANDREA TUTOR.

        Mis guías y referentes en tan osada aspiración y realización son indudablemente los Grandes Maestros de todos los tiempos, ante todo, mi Abuelo, DON ANTONIO TORRES I FLOTATS. Uno de esos grandes Maestros catalanes, también aragonés, de la Academia de finales del siglo XIX, que el anti-arte y el mal gusto promocionado trató de engullir. Por ello, me planteo crecer a la Academia. ¡Aquella Gran y Privilegiada Academia! Por supuesto, sin abandonar el simbolismo, y la expresión sublimada y exteriorizada del sub-consciente, sin abandonar la experimentación. ¡Y, dar libertad a mi creatividad! Pues, otro de mis guías, está ubicado en Ucrania; en un intelectual, que le acompaña mayor fama por Poeta, y ello no le hace justicia al Pintor: El Poeta Nacional de Ucrania, Taras Chevshenko, en cuyas dos Casas Museo me he deleitado, una en Kiev y otra en las afueras, junto a las aguas del río Dniepr. También, están presentes los grandes maestros españoles, rusos, florentinos, flamencos, franceses e italianos, que forman parte de las exposiciones de los más afamados y ricos museos del Mundo, comenzando por el Hermitage en Saint Petersburg, la Galería Tretiakov y el Museo de Arte de Moscú. Lugares, en que, por primera vez, entré en contacto directo con los más afamados Maestros hasta el presente y sus cuadros originales. Por sólo mencionar algunos, diría: Gue, Chevschenko, Miguel Ángel, Rafael, el Greco, Velázquez, Goya, Rubens, Rembrant. En el otro tipo de arte, recuerdo entre esos miles y miles de cuadros a uno de Picasso en el Hermitage, del que ya he escrito en mi Web. Otro conjunto de grandes museos de Arte, ya sea por sus objetos decorativos o por su magnífica colección de Pintura me fascinó en Dresden, tras la visita al Zwinger, allá por 1989, justo el verano preámbulo de la caída del Muro de Berlín. Allí, pude contemplar al joven Picasso y exclamé: ¡Ahora puedo decir que sí sabía pintar! Por cierto, pintaba mucho mejor en su juventud, cuando no había contaminado su quehacer artístico.

        No pretendo dar una lección de Pintura, tampoco; hacer un recorrido por esos museos divinos, que han escuchado mis pasos, y los de mi Abuelo, que me precedió con la distancia de un siglo, con mayor conocimiento de la Historia del Arte y rigor artístico.

        Agradezco su presencia, una vez más, en la seguridad, que en el transcurso de estos 9 días de exposición podamos reencontrarnos y dialogar. Quedo obligada a la Dirección del Hotel Real por haberme cedido el espacio más elevado y exclusivo del Norte de España.

        GRACIAS.

    • “El Maestro a través de la Pupila”

      Crítica a la III Muestra Individual de ANDREA TUTOR

      I

      Ser Pintor conceptual es ser Intelectual, un Intelectual Superior. Precisamente, en ANDREA TUTOR se percibe, en cada uno de los cuadros y dibujos, una mente preclara, con ideas elaboradas de forma precisa, coherente y en la que se intervinculan todos sus conocimientos profesionales, con independencia de la materia.

      Si un cuadro pudiese ser representativo de lo anterior es “Castro en quinta acepción”. En él, se percibe a la Intelectual y Científica Social, a la Especialista en Relaciones Económicas Internacionales y a la Hispanista en una aparente marina muy sencilla, jamás simple: un paisaje con el mar en primer plano y, en el cual, la profundidad de los planos está excelentemente lograda. ¡Un cuadro de gran profundidad! Tal vez, esa sea la clave de haber llamado y centrado una importante atención por parte de los visitantes de la Exposición durante los 10 días oficiales, y 12 efectivos. Y, en ello, no sólo ayudan los planos marcados, sino también la selección de los colores.

      “Castro en quinta acepción” es un título surgido por la búsqueda de comprensión del cuadro bosquejado con una brocha 18”, en que quedaban restos de pintura azul, sobre un playwood[1] barnizado. Hubiese sido ideal, que la Artista, en lugar de aplicar el óleo, lo hubiese reproducido en otra tabla. Y, tuviésemos, ahora, dos cuadros impresionantes, los mismos y distintos: uno, el bosquejo; otro, el óleo. El genial bosquejo, hecho en unos segundos, ante la lavadora en la cocina del Estudio de Santander, bailando y cantando: “Master, Master; Master, Master…”.

      Por otra parte, ha sido una omisión imperdonable, por no cansar a los presentes en el Acto Inaugural y no sobreactuarse, que la Artista Plástica no hiciese más presencia poética en el canto a sus cuadros en el transcurso de la Actividad Inaugural. Los Invitados hubiesen agradecido el poema “Acepciones”:

      Castro: diversas acepciones;

      mas, dos sobran, donde falta otra.

      ¿Aldea pretérita del pueblo celta

      o fortificación en la Romana Iberia?

      Conglomerado hacinado,

      iglúes de piedra

      de techos de paja

      o de pizarra gallega.

      Juego de canicas,

      otrora, piedras.

      ¿Pueblos mezclados

      de amos y esclavos,

      traídos y sumados

      por la europea tierra?

      Tal vez, pedrusco anclado

      en medio de la marea,

      algo separado de la tierra:

      orgulloso, plantado,

      erguido, desafío,

      cual alcanzable meta.

      La mar espumosa

      de olas inquietas

      lame la costa

      o golpea la piedra.

      De un lado, América;

      del otro, Europa;

      Castro les observa

      y no le gusta

      ni la una ni la otra.

      ¿Acaso el MEP[2] toca?

      ¡Y, la Casa Amarilla,

      en la vieja Europa,

      a todos mira,

      y cuestiona!

      Castro la colmena,

      la miel brota

      de la agujereada cera;

      endulza la boca.

      ¡Hacia el castro,

      avanza la aurora!

      Tras bosquejar el cuadro, sintió necesidad de saber, por inspiración, cuáles eran todas las acepciones del término “castro”, apellido de los Gobernantes cubanos, y consultó el Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española, según sus palabras en el recorrido a toda la Muestra exhibida el 15 de Marzo. Entonces, supo qué había pintado. Puso un primer título “Marina castro”, luego, prefirió modificarlo al haber escrito el poema. Ello expresa el elevado nivel intelectual e intervinculación de una obra maravillosa, en que no sólo hay experimento, sino, y ante todo, la mirada inquisitiva de la Investigadora en busca de explicación a su propia Obra.

      En la pareja de tulipanes: flor que le encanta a la Pintora, símbolo de declaración de amor y encuentro; flor de origen persa, a pesar de la errónea creencia, que le sitúa en los Países Bajos, donde se ha reproducido de forma excepcional, pues, un no buen observador cree ver dos flores casi idénticas, que escogieron el lugar más adecuado a ellas: la zona Norte del Salón Principal del Hotel Real de Santander, con “Victory” de compañera, al que se hará referencia. En ellas, la Autora utilizó diferentes combinaciones técnicas con aparente igual resultado: en el primero, el más robusto, y primero pintado, creció a un óleo, entretanto, el otro es óleo puro, sin intervenir siquiera

      la mano de la Dibujante. Deslumbrantes en el contexto expositivo, aún con baratas enmarcaciones provisionales.

      Un interés especial despertó “VICTORY”, sin contar con la iluminación adecuada en todo momento. Aparentemente ingenuo, cual dibujo de niña pequeña, bueno, no tan pequeña, y con un mar, cuyo horizonte aparece inclinado y que la “Pupila” confiesa, necesita ser mirado, desde el tercer cuadrante matemático o segundo en Dibujo. Por lo menos, así fue cómo lo pintó, cual visto desde otra dimensión. En la pintura, sobrevuelan las 3 palomas-gaviotas, pintadas por la todavía aficionada en 1998, Año del Espíritu Santo[3].

      Este cuadro parece tener una interpretación, que escapa a lo netamente simbólico para ser una interrelación entre la humana y la DIVINIDAD. Aunque la Pintora lo denomina “Victory” por un conjunto de coincidencias: LXIII (63) Aniversario de la Victoria Soviética sobre el Fascismo alemán y haber saludado, unos momentos antes, a 3 mujeres con el nombre de Victoria en la Parroquia Santa Sofía, pues, se debe a una visión, en forma de flash, al poner su mano sobre su escritorio, donde estaba editando el poemario Madrigales, en su versión de 54 páginas.

      Pudiese tener otra interpretación, que escapó en su momento a la propia Pintora, la V es 5 en números romanos, también, la letra inicial del Viernes, día en que tuvo lugar a visión, que, en su centro, según explica ANDREA TUTOR, la V estaba sobre color blanco. Esto nos estaría hablando de VENUS: AMOR y BELLEZA. Inclusive, en una sola V se resumirían 3V: VENUS, su día de la semana: Viernes y el número de su día 5[4]. Tal vez, sea posible inferir, que fue quién guió y dio la Gran Victoria en la II Guerra Mundial a la URSS y los ejércitos aliados. Acompaña a la V un check-mark, el signo de aprobación[5]. ¿Será VENUS el ESPÍRITU SANTO? ¿Serán las 3 palomas-gaviotas la confirmación? Es posible, que se necesite un tiempo más para conocer el exacto significado del declive en el horizonte.

      La V en color plata habla de pureza de Espíritu; el círculo dorado, de perfección imperfecta, condición necesaria para seguir avanzando, mejorando, creciendo, evolucionando hacia delante, tendiendo a la perfección, cual meta alcanzable y perfeccionable al mismo tiempo. No obstante, en la visión, el círculo es una circunferencia perfecta, que irradia rayos dorados.

      En general, la Muestra ha impresionado por su colorido y lo que algunos llaman diversidad de estilos, contando con el visto bueno del público profano y preferencias divididas entre uno u otro cuadro y, en particular, ha llamado la atención lo novedoso de su técnica Ball Pin Pin, que algunos llegaban a exclamar: “¡¿Con bolígrafo?! ¡No puede ser!”. Los cuadros a bolígrafo sobre lienzo salieron muy bien parados a los ojos del público, que desfiló por el Hotel Real: habituales, huéspedes y nuevas caras, atraídas por la Pintura de ANDREA TUTOR.

      El estilo de ANDREA TUTOR está marcado por un acercamiento, en gran medida autodidacta, a las técnicas, y a los diferentes materiales y medios, por el avance en el dominio de los instrumentos, el crecimiento del Dibujo a la Pintura; por un estudio libre de la Historia del Arte, y el tratamiento y soluciones, que dan algunos Maestros para conjugar escenas o lograr un tránsito en las diferentes partes de un cuadro. Hasta el momento, la única obra de ANDREA TUTOR, “MI PAPÁ MIRA CON AMOR”, que ha necesitado de una transición de escenas y de un avance conceptual, es más, interiorizar una situación prolongada en el tiempo y no comprendida, para sacarla sublimizada a nivel de consciente y, luego, conocer de la existencia de una situación compleja, que ha marcado su vida en los diversos planos: real, ideal, astral.

      Continuando con el estilo, resalta el dominio y seguridad en el trazo con bolígrafos, presumiblemente con lápices y otros instrumentos del Dibujo, sobre todo, de la escritura manual, que son, en definitiva, los que más ha usado desde la niñez. Hasta ahora, no ha utilizado carboncillo y se ha aventurado poco en el retrato, aunque en algún estudio se asoma la retratista, que aún no es.

      El uso reiterado del bolígrafo, instrumento que mejor domina, lleva consigo un riesgo importante a la hora de la corrección al ser mucho más difícil enmendar los errores. Además, el barniz necesita de mayor cuidado; siempre se está ante el temor de la disolución de parte de la obra, con independencia del soporte: tabla, lienzo o cartón reciclado. También, es más difícil cubrir correctamente los trazos o se ve obligada a cargar la mano en la cantidad de pintura, cuando hace crecer o no, o sólo varía al acrílico o al óleo o combina técnicas sobre un cuadro en la técnica Ball Pin Pin. Asimismo, muestra maestría en el reforzamiento de las líneas a mano alzada, que ya había señalado, en 1974, su Profesor de Dibujo Técnico de la Facultad Preparatoria de la Universidad de La Habana, Lic. José Luis Rodríguez, antes de viajar a la URSS a sus estudios universitarios: Rusia y Ucrania, en orden inverso.

      Más que ante diversidad de estilos, que expresaría la búsqueda de un estilo cómodo o el tanteo aquí y allá, parece más adecuado hablar de creatividad, de una personalidad artística muy bien definida y que no busca en otros, sino en su interior, en su intelecto, que intenta huir de la reiteración y enfila su mirada a la innovación creativa.

      El estilo de ANDREA TUTOR es diferente, marcadamente personal. ¡Nuevo! Hecho, del que ya ha dado muestras en toda su Obra, a lo largo de su vida profesional, como bien señalaba en la primera mitad de los ’90, s. XX, la Profesora de la Universidad de La Habana, Dra. Miriam García Aguiar, y han hecho referencia críticos y lectores, incluso, anteponiendo sus artículos de opinión, con un tratamiento fuerte de los temas y la suavidad infinita de su pluma literaria, de su novelística ante todo. Una pluma o teclado, que acaricia al alma, que enamora, y brochas, pinceles y bolígrafos, que elevan el alma en la contemplación, la llenan de certezas y claridades, aún ante el predominio de las curvas o contribuyen esas curvas suaves a la caricia de la mirada. No hay colores ni contrastes estridentes, materiales mezclados o tirados para impresionar o parecer novedoso, sino una obra cuidada, que es guía y complemento, a la vez, de su carrera literaria. Es la expresión desde las Artes Plásticas del Romanticismo Realista, de un Realismo Romántico, enriquecido por su experiencia vital, por la grandiosidad de sus sentimientos. Y, ha luchado para que las bajezas humanas no marquen, negativamente, la belleza de su Obra.

      Viernes Santo, 6 de Abril de 2012, H: 21:18

      “El Maestro a través de la Pupila”

      Crítica a la III Muestra Individual de ANDREA TUTOR

      En la foto, frente a la Escuela Normal[6], sobre la columna el primogénito de el Maestro Don ANTONIO TORRES I FLOTATS en 1906, vestido con ropa de montar, PAPÁ de la Dr. Prof. Cary Torres, alias ANDREA TUTOR, de pié el hermano que le sigue, padre de la esposa del Maestro Jesús Ortega, Concertista de Guitarra y Profesor de la Universidad de Arte de La Habana (ISA)

      Autor de foto postal, tomada de las postales comercializadas de Santiago de Cuba: DON ANTONIO TORRES I FLOTATS, alias ANDRÉS TUTOR.

      Postal tomada de una colección de Internet. Se parece a su benjamín y duodécimo hijo a esa edad. Repetía con insistencia: “Lo miro y me parece estarme viendo a mí de pequeño”

      Cámara similar a la de DON ANTONIO TORRES I FLOTATS, alias ANDRÉ TUTOR, con que se tiraron las fotos de la postales de Santiago de Cuba y otras de la época

      II

      Desacertadamente, El Diario Montañés al referirse a ANDREA TUTOR apuntaba la “pintora cubana”. Vuelve a repetirse el mismo error en Santander, que ya desde el MGIMO (Universidad del Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia) fue corregido en 2008, calificándola no como “Escritora cubana, sino universal”, en la crítica especializada a su novela “VALS A KARLA o la novela moderna vista desde Moscú”. La calificación de un Escritor o Pintor, de un Intelectual, no responde a su nacionalidad concreta o a su país de nacimiento, sino a su proyección temática. Si ANDREA TUTOR, es decir, la Dr. Prof. Kary Torres-Flotats, pintase toros, corridas, vendimias y otros temas costumbrista ibéricos no sería posible calificarla por su país de nacimiento. Curiosamente, estaban en la foto de El Diario Montañés[7] dos cuadros: “La Barca de Oro”, reflejo o resultado de un paseo interiorizado por la española Playa de Los Peligros de Santander, llevado a su expresión abstracta o impresionista, no pudiese definir con precisión, y un magnífico mamey colorado, en que se combina lo natural con su expresión simbólica, una pepita de oro, es decir, la semilla color oro, que significa amor, riqueza y poder.

      El mamey es una fruta oriunda de Cuba, una fruta deliciosa, incomparable, exquisita, inigualable. Aquí, se tendría a una Pintora, que se encuentra vinculada a sus dos nacionalidades, hasta el momento. No diríamos, que es una Pintora santanderina, aunque se haya inscrito legalmente en Los Juzgados de Santander con pleno conocimiento y decisión propia, como un día SU PAPÁ la inscribió en el Juzgado de El Cristo, provincia de Santiago de Cuba, sin su conocimiento, cual bautizarse por su convicción o por la de sus padres. ¿De dónde es ANDREA TUTOR? Habría que preguntarle a la Escritora y Ensayista, devenida también en Pintora. Con seguridad, respondería: “De dónde he sido feliz, libre y respetada; amada, aceptada y no excluida por mi nacimiento”. Por cierto, la Intelectual ama a todos los países, en que ha sido aceptada y querida, respeta su dignidad humana. ¡Y le encanta, se extasía con la belleza del entorno santanderino!

      Es llamativo, cuando no loable, que sus cuadros se insertaron de forma excelente en el marco de la sobriedad y distinción del Salón Principal del Hotel Real de Santander. Inclusive, el elegantísimo piano de cola no restó valor y atención sobre los cuadros y, en particular, a “La Barca de Oro” y al “Mamey con Pepita de Oro”. Al contrario, lanzó el mensaje de una gran Artista capaz de llenar su obra pictórica cualquier salón elegante y que precie el buen gusto, la belleza. Del mismo modo, quedó enmarcado de forma sorprendente la entrada del Restaurante “El Puntal”. La vista de “El Puntal” iluminado, con sus puertas abiertas, su enorme columna verde y la panera de plata, en un abrazo con “La Barca de Oro” y “Victory”, fue verdaderamente fabulosa, inclusive vista desde el Bar a través del pequeño saloncito con fotos de la Familia Real. Por 12 días, se pudo gozar de la expresión plástica del Realismo Romántico del s. XXI de la mano de su Creadora.

      Estamos ante una Pintora, que ya vimos en su faceta de Ensayista y Escritora, Creadora de un Movimiento Literario y Artístico en el siglo XXI, gracias a la solidez de su formación universitaria, aunque no sólo, y a su desarrollo dentro de universidades, y posterior, para no hablar de sus orígenes, en los que destaca la figura cumbre del Su Abuelo Paterno, el MAESTRO DE ACADEMIA ANTONIO TORRES I FLOTATS, alias ANDRÉS TUTOR. Pues, estamos ante una Pintora, que tras haber transitado y vuelto a las Ciencias Sociales, con éxito y plenitud de forma, una Intelectual en la plenitud de su desarrollo, que no gusta de definiciones territoriales, sino de avances, gradaciones, progresos e integralidad en el conocimiento y crecimiento intelectual. ANDREA TUTOR, DRA. PROF. KARY TORRES, es, ante todo, una Intelectual polifacética, una polígrafa capaz de adentrarse en diversas ramas del conocimiento con el mismo éxito que en el Ensayo Social desde la Economía hasta la Sociología con incursiones en la Historia, la Escritura Literaria, la Hispanística y la Pintura. Se pudiese denominar “Diplomática del Pincel” en las Artes Plásticas del mismo modo que se califica a sí misma “Teórica del Lesbianismo en la Universidad de La Habana”.

      Adentrándose, de nuevo, en la III MUESTRA INDIVIDUAL DE ANDREA TUTOR, que tuvo lugar del 14 al 26, con Acto Inaugural el 15, contando los días efectivos de exposición de sus cuadros, en el exclusivo HOTEL REAL DE SANTANDER, único lugar público santanderino de su predilección, sería justo detenerse en dos cuadros, que forman un conjunto, aunque con enmarcaciones diferentes: “Valle” y “Asimetrías del Campo Florido”, que la Autora estuvo tentada a llamarle “Alegría” en calidad de título alternativo. Ambos cuadros son paisajes simbólicos, realizados de forma diferente y sin la intención original de que fuesen una pareja. Son cuadros alegres, llenos de colorido con predominio del verde, color que va tan bien con la Pintora, cuyo signo es Taurus, por tanto, es su color, sobre todo en esos alegres matice primaverales. Árboles ingenuos, infantiles, similares a algunos dibujos de su infancia, que reflejan la redondez del follaje de muchos árboles frutales de Cuba. Las asimetrías comienzan en el primer plano: una entrada con barandas doradas, a la izquierda una planta robusta, recostada al madero dorado; pudiese expresar la grandeza de lo femenino, ante un puente escoltado por dos hileras de flores, siempre superando la dimensión de la izquierda, donde en el plano posterior se encuentra un campo de golf y, frente, su complemento productivo: una granja, lugar de reproducción de delicias alimenticias, que formará parte de los manjares tras el deleite del deporte. También en primer plano, hay agua fluyendo y jardines, mientras que el campo abierto está lleno de flores y múltiples senderos, cual jardín natural.

      Entretanto, en “Valle” predomina la sabana inculta, cual espacio abierto para el trote de un caballo, que no está visible. Con posterioridad y para que formase un conjunto con el “Asimetrías de Campo Florido”, se le añadió un pequeño lago y parte de una granja, por el excelente efecto y mejor lograda parte del cuadro, de hecho, la granja de “Asimetrías de Campo Florido” atrapa la vista del espectador, aunque con la iluminación del Hotel Real son otras partes que destacan, resaltando la entrada una vez salvado el puente, los árboles frutales; fluorescente se presenta el campo de golf, que del plano posterior se hace protagonista junto con la entrada, cual capicúa en el dominó. Precisamente, por esa puerta apareció la luz[8], se detuvo delante de la puerta para formar, junto con ésta el signo de Libra, dando la señal de inicio de la Actividad Inaugural en Jueves.

      La ilustración de la novela VALS A KARLA constituyó el punto de partida de la carrera profesional en las Artes Plásticas de ANDREA TUTOR, que retoma sus primeros dibujos infantiles olvidados en el tiempo, cual ejercicio didáctico, y su afición o entretenimiento en sus clases de Bachillerato, en que llenaba sus libretas de dibujos, que, en mucho, presentaban ya similitudes con la ilustración y el dibujo con bolígrafo de hoy, que hace presencia también en sus cuadros en otras técnicas. Además, los dibujos de 1998, en que, con bolígrafo, en contraportadas verde claro de una revista especializada en Economía, que recibía de Londres todavía en su jubilación de su Cátedra de la Universidad de La Habana, pintó, por separado, tres ejemplares de la paloma-gaviota, una casita de cristal con una margarita atrapada dentro con una sola salida, mientras fuera brillaba el Sol, y la Cornucopia de la Abundancia.

      Se ha hablado de la exactitud y seguridad en los trazos de líneas de diferentes curvaturas sin el uso de instrumentos de Dibujo. Ahora, es oportuno detenerse en el simbolismo de esas líneas rectas y curvas, unas veces enfrentadas y otras haciendo alegorías mitológicas, conjurando o profetizando o simplemente trasmitiendo, en el conjunto, belleza. Lo curioso es que la Dr. Prof. Kary Torres-Flotats no comulga con el Vanguardismo a toda costa, pero sí comparte con él algunos puntos de contacto, como la suma de lo simbólico y lo natural, lo imaginario o ideal y lo real; la realidad percibida y, luego, convertida en idea, en que la percepción es un tanto diferente a lo natural real, llegando a una representación no exacta de la realidad y a paisajes de memoria, que conjugan lugares diferentes o elementos, que centran la atención de la Artista, muy a pesar de su Realismo, que no llega al Naturalismo.

      Su no comunión con las tendencias modernistas tan en boga, sobre todo, en el siglo XX, tras un enfrentamiento voraz con el Realismo Naturalista de la Academia y Pintores Academicista, que les superaban en dominio de técnicas, perfección de sus cuadros y en el estudio histórico, es decir, la fundamentación histórica de sus Obras, pues, su no comunión fue sembrada por el MAESTRO DON ANTONIO TORRES I FLOTATS, a través de su primogénito, su queridísimo, admiradísimo y mimadísimo hijo mayor, el niño prodigio de Santiago de Cuba, el PAPÁ de la Pintora, DON ANTONIO TORRES-FLOTATS Y GARCÍA DE TINEO-FERNÁNDEZ-SANTAMARÍA, a quien considera su primer Maestro en todas las asignaturas, su iniciador en el Dibujo con explicaciones y lecciones prácticas a edad muy temprana, y Consultante hasta su salida a Rusia. Aún ante este posicionamiento con raíz familiar, la Artista no huye del encuentro entre las dos tendencias en líneas generales: determinantes o contrapuestas, experimentando con intensidad la fuerza del símbolo, de los lenguajes onírico y subliminal, incluso, usando de forma puntual el automatismo en la pintura, por ejemplo, en el boceto de “La Barca de Oro”´; el puntillismo, en el tratamiento de algunos fondos, sin entrar al origen del puntillismo y otros fenómenos, que acompañan a esos movimientos artísticos, que ya a finales del siglo XIX e inicios del XX el Maestro DON ANTONIO TORRES FLOTATS catalogaba como pintores en contacto con lo oscuro, por decirlo de un modo abreviado y sin entrar en explicaciones, que nos desviarían del tema.

      Este simbolismo presente en la Obra de ANDREA TUTOR, particularmente en la ilustración, y que fue incomprendido por algunos de sus lectores y colaboradores, señalándolos cual ingenuos, simples, que no trasmitían mucho o no veían relación con el texto. Ello habla más del desconocimiento de otros modos de comunicación, de la diversidad de lenguajes en la expresión del intelecto. Según varias enciclopedias consultadas, el simbolismo en el Artes es una expresión idealista contrapuesta al Naturalismo, el Positivismo y el espíritu científico de la época. Fue definido como “el arte que materializa mediante símbolos (formas) las ideas que genera el acto artístico. También, en el simbolismo del último tercio del siglo XIX, se hace referencia a las alusiones alegóricas, al arte visionario y místico. Este movimiento tocó no sólo las Artes Plásticas, sino también la Literatura y, en particular, la Poesía, y hasta la Música, con nombres tales como W. Blake, Runge, Bresdín (Artes Plásticas) Baudelaire, Mallarmé, Rimbaud (Literatura), y Debussy y Fauré (Música) entre otros. Dicho Simbolismo, surgido en Francia, se extendió a otros países de Europa y otros continentes, fundiéndose o formando parte del impresionismo, el abstracto, y otras ramas del modernismo y vanguardismo, que fueron muy bien acogidas por los medios sociales.

      En ANDREA TUTOR, sobre todo en su ilustración y dibujos, la figura retórica con trazos aparentemente simples guarda estrecha relación con la metáfora, que sustituye a una realidad intensa, de fuertes emociones y ofrece una imagen, que da margen a la interpretación y a la comprensión de actitudes humanas.

      Este corazón con cuernos, enfrentando a un florero también con cuerno, que ha intentado reconvertirse en unicornio, que fue expuesto los días Jueves (22), Viernes (23) y Sábado (24), forma parte de las ilustraciones de la segunda novela de la Escritora, Ensayista y Pintora, SON DE CAROLINA/ KAROLINA’S SON. Constituye la expresión artística en forma simbólica de una situación tensa, que tuvo lugar y dio origen a la novela tan solicitada por los lectores, la continuación de VALS PARA KARLA; le acompaña una Karla, mujer encerrada en sí misma sin cabeza propia y que se autosatisface, se autoconcibe. Con estos dos ejemplos, parece ser suficiente para percibir el simbolismo en la obra pictórica de la Científica Social crecida a Artista. No obstante, no se quisiese terminar este tópico sin mencionar uno de los dibujos, ilustración en sus inicios, crecido a cuadro, que ha gozado desde su aparición en las páginas de VALS PARA KARLA de la predilección de los lectores y de los que han recibido en regalo[9] variantes de él, “Kryon: Historia y Religión”:

      Cuadro en la técnica Ball Pin Pin en algo recuerda la propia firma de la Escritora y Pintora. Ha sido rehecho, y varía un tanto la interpretación actual a la inicial, para presentar el Sábado, 24, en la III Muestra Personal “ANDREA TUTOR EN EL HOTEL REAL”, sustituyendo al único cuadro que no era de su autoría: “Los Iluminados” (1987) del Precursor del Movimiento Artístico RAÚL TORRES-FLOTATS, de quien es continuadora de su obra tan sólo iniciada. Ese cuadro fue presentado por el Natalicio de su HERMANITO: 16 de Marzo de 1963. Un cuadro oscuro, hecho con escasos materiales, que tenía a mano, al sentir la necesidad de expresarse artísticamente, en que, con rayos de luces, se destacan los contornos bien definidos de dos figuras, que son tres, en realidad, los modelos.

      La Obra, que combina su realismo, su romanticismo y su mente objetiva, que se debate entre el Materialismo y el Idealismo, a través de experiencias místicas, que le han llevado a incursionar, estudiar y expresar ese misticismo, entre aceptaciones y rechazos de su parte. ANDREA TUTOR no ha permitido, que su experiencia mística anule a la Intelectual, ni que los círculos religiosos le impongan una vida mojigata, de la cual lucha por escapar, por liberarse y lo hace a través de su Obra, y luchando contra las fuerzas del oscurantismo, que siempre es ignorante. Tal vez, el cuadro “Carolina”, que parte de una ilustración de VALS PARA KARLA, logre expresar, como ningún otro, en contraposición con la ilustración de la serpiente de dos cabezas en forma de 2, una aproximación, desde las Artes Plásticas simbólica a la Sabiduría tan vilipendiada desde el Catolicismo oscurantista, el que al más sagrado y elevado Don del ESPÍRITU SANTO : _la Sabiduría_ es colocada en el árbol del infierno[10]. Pues, en ese cuadro, que combina las técnicas Ball Pin Pin, acrílico y la purpurina, un cuadro que fue elaborado en el transcurso de un año, primero en oro y plata, conjuga los colores del Arco Iris y en esos ojos, que son glándulas mamarias a la vez, está el símbolo de la Sapiencia, los ojos de la lechuza, de los que estudian en las noches hasta altas horas para enriquecer su mente, su bagaje cultural. Est@s son, en definitiva, las puntas de lanza del progreso, del desarrollo, los que llevan hacia delante el saber y las sociedades.

      El siguiente cuadro en Ball Pin Pin sobre lienzo, que muestra la belleza de los trazos, sin aparente significación y cargado con las palabras mágicas “Alegría”, “Felicidad”, “Saludos”, “Hola”, la mayoría escritas en Lengua Rusa, confirma la atracción sobre los espectadores por esta novedosa técnica y la belleza de las combinaciones de curvas y figuras geométricas o manzana y huevo. Una vez, preparado el soporte, el cuadro fue diseñado en unos segundos, tras dos copas de vino Cariñena, lugar de nacimiento de su abuelo catalán de Cariñena, es decir, su Maestro y Tutor en las Bellas Artes. La velocidad fue asombrosa, al terminar dejó caer el bolígrafo sobre el lienzo y exclamó: “¡Eso es genialidad! Mañana refuerzo las líneas”. Es un cuadro sobrio y bello, aún sin enmarcar, completamente distinto. Sólo comparable con “Kryon: Historia y Religión”

      No se puede concluir el recorrido crítico por la Muestra sin hacer mención a un cuadro, que no le favorecía la ubicación, sin embargo, está muy bien logrado tanto por el dibujo previo como por el tratamiento de colores y distancias, en los que predominan dos planos y, dentro de estos planos, hay diversidad de planos hasta llegar a un tercer plano, que estando no está tan marcado como los dos mencionados, el cielo. Este cuadro ha sido el primero hecho por la Pintora, cual encargo, y constituyó un crecimiento en su carrera pictórica, un acercamiento a la meta planteada: crecer a la Academia sin abandonar lo simbólico y su novedoso estilo. La pintura en cuestión es “Cabarga vista de mi ventana”, sobre la base de un boceto, que acompañó el cuadro, realizado desde su Estudio de Pintura de Santander. Este es un cuadro, que permite ser pintado con diversidad de colores y matices, porque es un paisaje cambiante; es una vista capaz de impresionar, emocionar a las personas sensibles, a los amantes de la belleza.

      No se recorrerá uno a uno todos cuadros presentados en la III MUESTRA “ANDREA TUTOR EN EL HOTEL REAL”, porque sería muy largo este ensayo crítico sobre la Obra Plástica de la Autora, con lo expuesto hasta este punto parece ser suficiente en la comprensión de la importancia de su expresión artística y de su crecimiento profesional, del carácter diferencial de su Obra, elevado nivel de elaboración intelectual y espiritual, y la integralidad y complementariedad de la Obra de un genio, que está aquí, en cuerpo humano. Y, tiene una importante obra de calidad acumulada, que abarca varios campos del saber y, sobre todo, el literario, desde la Novelística hasta la Poética, pasando por varios subgéneros de la Narrativa. La III Muestra ha demostrado, que ANDREA TUTOR es una Pintora profesional con estilo y carácter propios.

      Es evidente, que aún le falta avanzar en algunas esferas técnicas, como el conocimiento de los medios, en el propio Dibujo Artístico, y tratamiento y solución de pinturas más compleja, en las que se ha propuesto avanzar. Es imprescindible para la Pintora recibir lecciones de Dibujo Artístico para crecer a retratista y para pintar, con éxito, la figura humana en primeros planos, así como animales, de los que hasta ahora ha huido en su pintura.

      La III Muestra Individual no fue estática, sino que la Pintora fue mostrando, junto a la Muestra inicial cuadros en menor formato, cual exposición complementaria y agregó dos cuadros importantes en el transcurso del período expositivo. En total se expusieron 34 cuadros y dibujos, de ellos, en todo el período 20 cuadros y 3 bocetos; 2 cuadros añadidos y 9 que se fueron moviendo de lugar, entrando y saliendo del Salón. Además, estuvo expuesta la ópera prima de Realismo Romántico del siglo XXI, la exquisita novela de ANDREA TUTOR, su primera novela escrita, VALS PARA KARLA, que marca un hito en su vida intelectual, situándola entre los grandes Escritores de la Lengua Española aún sin haber sido, hasta el momento, ampliamente divulgada por deficiencias de los canales del mercado del libro y por requerir que persona adecuada se encargue de gestionar su Obra Literaria y Pintura. El motivo de haber sido expuesto corresponde a que el libro forma parte de su carrera plástica: primer diseño de portada, en que persiguió el objetivo de que fuese llamativa, tras un estudio de mercado, y primera novela ilustrada.

      En resumen, hay cuadros de la Pintora, que si los colores fuesen interpretados en calidad de notas musicales se estaría ante algunas piezas clásicas, del mismo modo que ANDREA TUTOR no es capaz de pintar de forma excelente una cabellera sin la compañía de la Música Clásica. Una Intelectual, una Literata, una Artista, que canta a sus cuadros a través de su Poética. ¡Y, que disfruta, experimenta alegría creando!

      Domingo y Lunes, 8 al 9 de Abril de 2012

      ——————————————————————————–

      [1] El playwood le recuerda a SU PAPÁ a la DR. PROF. KARY TORRES-FLOTATS. Su PAPÁ le trasmitió no sólo el amor a su SEÑOR PADRE, el Maestro de Academia DON ANTONIO TORRES I FLOTATS, alias ANDRÉS TUTOR FERNÁNDEZ, sino sus enseñanzas y algunos conocimientos de Arte. Su PAPÁ nació el 18 de Febrero de 1901.

      [2] MEP son las siglas, que la DR. PROF. KARY TORRES-FLOTATS, usó para designar de forma abreviada su Modelo Económico Propio para sacar a la República de Cuba de la crisis económica y social, que se prolongó por más de dos décadas. (Verano-Otoño de 2010). El cuadro dio la señal de inicio de la redacción de dicho programa.

      [3] Se encuentran en poder de las entonces amigas: dos en ¿Berlín? y otra en ¿La Habana? No obstante, una de Berlín es propiedad de la Pintora.

      [4] La propia Pintora tiene Número de Vida 5, aplicando la Numerología.

      [5] El signo check-mark le recuerda siempre a la Pintora a SU PAPÁ, a quien le gusta decirle “MI PAPÁ” y no de ninguna otra forma. En ese “mi” tan posesivo y remarcado, cuando ama, cuando quiere o le es especial una persona.

      [6] Escuela Normal de Santiago de Cuba, que llevó el nombre inicial de Escuela Modelo, es una de las mejores escuelas de Magisterio, que haya existido. En ella, en los ’40 del s. XX, estudió la segunda hija del ILUSTRE SEÑOR DON ANTONIO TORRES-FLOTATS Y GARCÍA DE TINEO- FERNÁNDEZ SANTAMARÍA, Sra. María de los Ángeles Torres Quintana (Michán), usa el apellido Asencio o Asensio en La Florida, Miami. Michán fue incluida en el Libro de Honor del Magisterio en los Estados Unidos de América, según carta a “SU PAPAÍTO”· Solamente, ejerció la profesión en los Estados Unidos, al crecer los hijos.

      [7] El Diario Montañés, Miércoles 21 de Marzo de 2012, p. 71.

      [8] Ana significa luz, también, es el nombre del sexo femenino, por ello, la expresión “Dar a luz”.

      [9] Los individuos, que han colaborado con la Dr. Prof. Cary Torres o han auspiciado alguna de sus actividades, durante estos 12 años de estancia en España, han recibido algunas de sus ilustraciones, escogidas por ellos mismos desde las páginas de VALS PARA KARLA.

      [10] En el Año Jubilar (11.Julio.2009), en Santo Domingo de la Calzada, hubo una formidable exposición, que congregó cuadros de renombre mundial, con una introducción informática del infierno. Una de los feligreses de Santa Sofía llamó, ex profeso, a la Dr. Prof. Kary Torres para que oyese, que del árbol salía la voz que situaba a la Sabiduría en lugar inadecuado y perverso. Todos estaban absolutamente divertidos en el infierno y fue la parte que más les gustó con gran algarabía de sacerdote y feligreses. Entonces, la Intelectual, a la que, en el Año del Espíritu Santo (1998), los niños de la Capilla de Jesús María Altahabana pusieron en su asiento el DON DE LA SABIDURÍA y Sor Paola exclamó: “¡Nunca antes, ha sido mejor dado!”, pues, ANDREA TUTOR respondió en Santo Domingo de la Calzada: “Siquiera respetan el Catecismo. La Sabiduría es unos de los dones más preciados del ESPÍRITU SANTO”. Además, DIOS, siempre según el Catecismo de la Iglesia Católica, construyó al Mundo con SABIDURÍA y AMOR.

      • P: El Hotel Real ha sido una gran apuesta. ¿No temió enfrentar una exposición en tan selecto escenario y con un público, que viene a sentarse a una mesa a pasar una tarde de encanto?

        R: Todo lo contrario. ¡Ese es mi público! Por lo menos, el más aproximado en Santander.

        Ciertamente, en el Hotel Real no se acostumbra a hacer exposiciones, aunque, hace un tiempo a acá, ha habido contadas de ellas y alguna actuación de artista al piano. Antes de mí, expuso pintura Palomo Linares.

        P: ¿El torero?

        R: Sí, el que nos fascinó, en Cuba, con una película o varias. Ahora, no pudiese definir. Sólo recuerdo las plazas rebosantes de público. Creo, que era un hombre pequeño de estatura. Pues, estuvo en el verano de 2011.

        P: ¿Vio sus cuadros?

        R: No. No tuve noticias de la exposición, sino hubiese asistido y le hubiese saludado e intercambiado algunas palabras. Mucho más, tal vez, entrevistado. Además, sabe, que presento interés en descifrar el proceso creativo y cómo llega ese momento en la vida de personas con diferentes profesiones tan alejadas, en apariencia, como el ruedo de una plaza.

        P: ¿Cómo surgió en Usted la idea de la III Muestra Individual en el Hotel Real?

        R: Una Muestra Individual siempre es una gran apuesta y más en un Salón tan especial. Mis dos muestras anteriores se produjeron en un contexto, que me es muy cómodo, mi Estudio Literario y Artístico de Santander: La Primera Muestra, 27 de Septiembre de 2007, durante el Veredicto del Jurado del Concurso de Cuento Infantil “RAÚL TORRES IN MEMORIAM”, contó, inclusive, con músicos búlgaros, que me deleitaron con la canción rusa “Noches de Moscú” y, la Segunda, más reciente, el 24 de Septiembre de 2011, aprovechando la celebración de la Lectura Internacional de Poemas de Santander, organizada por la Stanford University de los Estados Unidos de América.

        No obstante, le puedo decir, que me sentí mucho más cómoda en el Hotel Real. Allí, siempre me siento en casa, en un medio más acorde con mi propio Yo. Me encanta la atmósfera del Hotel Real. Es el único lugar de Santander, que visito desde hace varios años.

        La primera vez, que me plantee una Muestra Individual en un salón público, fue en 2011, visitando una exposición de la Fundación Botín. Recuerdo, que decidí ver a Esperanza Botella, por ello, llegué a la Sede de la Fundación, unos pasos más adelante. Es una persona muy amable. Y, nos saludamos, conversamos afablemente siempre, que nos hemos encontrado en el transcurso de estos 12 años de vida en Santander. Se había jubilado y era mi único contacto en la Fundación Marcelino Botín.

        Entonces, le escribí a la DRA. ANA PATRICIA BOTÍN, a la cual suponía no conocer personalmente, no obstante, es mi lectora y, durante años, le he enviado los Boletines, que aparecían en mis blogs y escritos de mi Web; invitado a visitar una u otra página. Yo siempre he querido conocerla y no sabía dónde encontrarla. Inclusive, pinté un cuadro y decidí regalárselo, sólo por conocer una graduada de la Universidad de Harvard. Ella y Yo somos las personas, que tenemos graduaciones más elevadas en Santander, posiblemente, en Cantabria.

        P: ¿Competencia?

        R: No, no, no, de ningún modo. Curiosidad, interés. Siempre he escuchado maravillas de Harvard, el tremendo nivel de esa Universidad, una de las mejores del Mundo. Existe el imaginario, que todo el que se gradúa de Harvard University es una eminencia y, en especial, de la Escuela de Negocios. Mi interés inicial sólo era en el plano universitario. Sabe, que soy Profesora de la Universidad de La Habana y, todavía, participo en alguno que otro evento científico internacional con ponencias.

        P: Continuemos con la génesis de la III Muestra Individual de Pintura, que nombró de forma tan personal: “ANDREA TUTOR EN EL HOTEL REAL”.

        R: Pues, le había escrito a la DRA. BOTÍN expresándole, que consideraba que era hora de salir al público con una Muestra Individual. Ciertamente, me animó mi visita a las exposiciones en la Fundación Botín, cómo le dije, aunque acostumbro a visitar las galerías y exposiciones, más en el período de 2007 a 2010 que en la actualidad.

        Se estrenaba 2012. Yo estaba debajo del enorme Árbol de Navidad del Salón Principal del Hotel Real, tomándome mi chocolate de Año Nuevo, acostumbro a hacerlo. Conversando con alguien conocido, surgió la idea, 2 de Enero de 2012. Bueno, mi segundo chocolate, porque el primero lo tomé a solas en el Estudio. Pensé en los cuadros enmarcados y conté los espacios. En una servilleta, allí mismo, diseñé la ubicación.

        Declaro, que siempre da temor; de la misma forma que enfrentarse a una nueva tarea o dar una conferencia en un tema complejo. Aunque, cuando empiezas te relajas y avanzas sin dificultades. Lo mismo, cuando vas a escribir un libro o te propones hacer un cuadro superior a los anteriores. Se teme no estar a la altura o se siente, que la tarea supera la preparación y las habilidades alcanzadas hasta ese momento. Es subir un escalón. Cada peldaño es un desafío.

        El lugar me era muy cómodo. ¡Y, ello ayuda! Estoy acostumbrada al público y mi relación con el personal del HOTEL REAL es exquisita. ¡Ellos son mis amables lectores, mis admiradores! Esto ayuda y eleva el ego.

        En verdad, la Dirección del HOTEL REAL, me apoyó y facilitó el sentirme libre, el poder hacer y decidir. Sé, que no les defraudé. Tanto el Sr. Koldo Díaz, Director, como el Sr. Iván Barranco Blanco, Director Comercial, quien se encargó personalmente de la gestión promocional y estuvo en varias ocasiones conmigo, resolviendo todo de forma muy eficiente, quedaron gratamente impresionados por mi III Muestra Individual de Pintura y lo bien que se veía el Salón.

        Todavía, estoy en deuda con ellos, es decir, con el HOTEL REAL; no he terminado el cuadro prometido, que formará parte de la colección de cuadros del HOTEL REAL. Y, allí, estará en exposición permanente. Es muy importante ese cuadro, por ello, me he tomado tiempo. Siquiera pinto, si no tengo deseo. Quiero acercarme un paso más a la Academia en ese cuadro y no es fácil, porque no he tomado aún clases de Dibujo Artístico. Además, el tipo de sociedad, en que vivimos está diseñada para vivir con prisa, las gestiones llenan el tiempo y la creación necesita de espacio, relax y tiempo. Es un proceso de crecimiento continuo. Hay una diferencia importante entre los que pintan obsesivamente y los que pintamos por elaboración intelectual, por alcanzar una meta.

        Quería salir en Enero, pero me aconsejó Iván dejarlo para un momento de mayor afluencia de público y, de ahí, el inicio de la Primavera. Me pareció muy bien, porque yo misma nací en Primavera. Además, me permitió celebrar el Natalicio de MI HERMANITO RAÚL TORRES, exponiendo su cuadro “Los Iluminados”, que marcó, junto con “Los Pajaritos” (en Cuba) el inicio, en 1987, de lo que debió ser una genial carrera pictórica autodidacta. En él, reencarnó mi Abuelo TUTOR, es decir, DON ANTONIO TORRES I FLOTATS, Pintor y Decorador de Academia, con estudios en París: LA ESTRELLA DE LOS TORRES. Sabía 14 idiomas y dominaba 7, aparte de los otros conocimientos y estudios. Estoy hablando de finales del XIX a la primera década del siglo XX.

        Precisamente, a los invitados de mi III Muestra Individual se les brindó un vino Reserva de Cariñena. Con esos caldos, se pagaron los estudios y muchos viajes de Mi Abuelo antes de viajar a Cuba en 1897, a 30 años de edad, tras la caída de su padre en el Combate del Ramón de las Yaguas en 1895, en la Guerra de Cuba. Su Padre, el Capitán RAMÓN TORRES fue el Gran Héroe de aquella batalla, junto con su tropa. He escrito un cuento en Enero de 2005; un cuento, muy especial, dentro de la primera entrega de Cuentos de la Historia de España: “El Capitán de Caballería”.

        De hecho, canalicé a mi Bisabuelo Paterno, nacido en Manresa, Barcelona. Recuerdo, que le comenté a Isabel Allende cómo se dio el proceso de “Encuentro” con mi ascendiente y escritura, y le envié el cuento. Fue antes de que escribiese INÉS DEL ALMA MÍA. ¡Magnífica novela histórica! Junto con VALS PARA KARLA, constituyeron las 2 mejores novelas de 2006, valoración que compartimos las dos Escritoras.

        Continuando con INÉS… Es evidente, que Isabel entró en contacto, canalizó a la protagonista. Es un proceso de ascender o descender por la Espiral de la Historia Humana, en dependencia con quién se entre en contacto: el Astral o el bajo astral. En 2007, le hice un Prólogo Homenaje por su 65 cumpleaños en 2007. Éste fascinó a la colega y ha estado promoviendo la venta de sus libros en Internet en primera línea. También, por la fecha, le envié un cuadro en la técnica Ball Pin Pin, en los comienzos de mi carrera profesional pictórica. Hace unos días, como por arte de magia, apareció el acuse de recibo; emergió entre los papeles.

        R: ¿Cuál fue el hecho más sobresaliente en los días de exposición, de la III Muestra Personal?

        P: Comenzaré diciéndole, que mi temor era no contar con público en la Actividad Inaugural, porque la prensa y las autoridades de Santander no han sido muy colaboradoras con mi Obra Literaria y Artística, siquiera con el Movimiento Literario y Artístico. Parecen osos asustados. (Risas). Son raros.

        Cuestión que les costó la pretendida Capitalidad de la Cultura Europea en 2016. Imagínese, que habiendo surgido un Movimiento Literario y Artístico en la ciudad de Santander, el Movimiento Literario del siglo XXI, por no haber sido uno del pueblo, se pusieron renuentes. Y, la Capitalidad se fue al País Vasco, no el Movimiento ni la Creadora. Eso sí, es posible, que la película hecha en San Sebastián sobre una relación lésbica haya tomado mucho de VALS PARA KARLA. Es posible. Por ello, no fui a ver la película. No quise enfadarme.

        Hubo público en cantidad satisfactoria. Había asientos para todos, pero no sobraron los asientos, tanto el Salón como el Bar aledaño estaban llenos, sin tumulto. No hubiese sido apropiado para el lugar. Inclusive, se utilizaron, en varias ocasiones, las sillas de la decoración, también, en la Inauguración.

        Claro, que tuve que mover contactos de hace unos años. Y, personas, como Carmen Palomera, que siempre responde con su presencia y lleva a algunas de sus amigas.

        Estuvo Don Ángel Benito y su Sra. Esposa. Un encanto de persona.

        P: ¿Usted le conoce?

        R: Ahora sí, pero no les conocía. Les invité a través de sus hijos, porque he comprado en una de sus zapaterías, la más cercana al Ayuntamiento. Llegó y me saludó; se presentó con mil amores y pidió excusas, porque su esposa llegaría un poco más tarde.

        Ella se disculpó al terminar la Actividad Inaugural y me explicó las razones. Me encantaron esas personas. ¡Son muy buenos sus hijos, muy trabajadores!

        Belén González y su amiga me acompañaron a la mesa, la primera tuvo la amabilidad de hacer las fotos y prometió hacerme llegar otras hechas con su teléfono móvil. A Belén, la conozco desde Octubre de 2001, dirigió mis prácticas del Curso de Informática en una Empresa Aseguradora y de Inversión. Ambas lectoras, al igual que Cristina, Directora de la Oficina de Correos 2, y su amiga Félix, acompañada de su esposo.

        Bueno, la mayoría de los allí reunidos son lectores míos, aunque no todos. Había personas, en número importante, que no me eran conocidas. Del mismo modo que, días más tarde, llegaron muchos, que no me conocían, por haberles llamado la atención la entrevista radial. Si me pregunta qué dije, no lo sé. Normalmente, soy muy espontánea en las entrevistas y no las preparo.

        También, estuvo al completo el grupo de amigos de Rufi Sáenz, mi Modista, que los convocó a petición mía. Ellos estuvieron, también, en la presentación de VALS PARA KARLA, el 4 de Octubre de 2006, a pesar de la inclemencia del tiempo. Integrante de ese grupo de amigos, el Dr. Ing. Juan Antonio Torres, quien colaboró en los días de exposición en la transportación, complementado por su hermano. Cuestión importante, porque, de lo contrario, no hubiese podido hacer tanta presencia física. Sólo me tomé dos días de asueto, que agradeció mi corazón.

        P: De todas formas, no ha respondido a mi pregunta. ¿Qué fue lo más sobresaliente?

        R: ¡Los cuadros! ¡Claramente, Yo! (Sonrisas)

        Aparte de ellos, lo más sobresaliente fue, la llegada de la DRA ANA PATRICIA BOTÍN en respuesta a mi invitación. Después de un discreto y breve saludo a mi persona en el umbral del Salón Principal, se reunió en la zona del Bar con sus amigos, a los que ella había convocado. Sólo señalaré, que no les conocía y les invité por mí misma. Lo más remarcable fue un hombre joven, un caballero, que aparece en una foto con la DRA. ANA PATRICIA, Sergio García y Nadal en un encuentro amistoso de golf, tenido lugar hace uno o dos años en Santander. ¡Una belleza de hombre! ¡Una gentileza poco habitual en esta ciudad! En la medida que me aproximaba a la mesa, a la que estaba con Iván, se paró e hizo una reverencia, tocando los talones, cual oficial de otros tiempos, y esbozó una amplia sonrisa. ¡Me deslumbró! Y, le dije: “¡Es Usted muy lindo! ¡Se parece a un actor americano! No recuerdo cuál, pero se parece”.

        P: ¿Conocía Usted a Dña. Ana Patricia?

        R: Le dije, que no, personalmente. Al menos, creía Yo. Al saludarle en la Actividad Inaugural, Yo no sabía a quién saludaba. Aunque sí le había visto, en lugar público, en Diciembre de 2010. Se me acercó y conversó conmigo. Quería conocerme. Yo le traté amablemente, pero no le presté mucha atención. Simplemente, era una persona, que me había abordado y hecho preguntas normales; llegó rápido y se fue con la misma prontitud. Sí me llamó la atención: me dio gracia. ¡Ahora, sé, que hizo una travesura! Ella sabía con quién hablaba, también, que Yo quería conocerla. Ese día, hasta intenté venderle un libro. Eso sí, me dio la impresión, que aquella Señora había leído mi novela.

        Fue, precisamente por el parecido, que me llamó la atención, desde que puso sus pies en el vestíbulo del HOTEL REAL. Y, le fui a recibir.

        De haber sabido, que era la DRA. ANA PATRICIA BOTÍN, la hubiese invitado a sentarse a mi lado y brindar conmigo. No dio la talla completamente. No obstante, es muy halagador, que se haya desplazado, desde Londres, con una agenda tan apretada, para estar en la Actividad Inaugural de mi III Muestra Individual de Pintura. Yo lo percibo, como una demostración de apoyo y solidaridad de una colega, de la santanderina con mayor preparación intelectual. En calidad de reconocimiento a mi constancia, crecimiento intelectual, amplitud de desarrollos, siguiendo un objetivo definido, claro y por etapas, también, admirable esfuerzo personal. Desde esta entrevista, le expreso mi más sincero agradecimiento.

        P: ¿Hubo alguna otra presencia remarcable?

        R: No puedo decirle, porque Yo no conozco, personalmente, a los Botín ni a las hermanas O’Shea. Sólo conozco a los personajillos de Santander, los más visibles, entre ellos, algunos periodistas y políticos.

        A la SEÑORA MARQUESA, le invité por fax el Miércoles 21, que me tomé un descanso. Y, al parecer, iba a venir el Jueves, luego, se avisó que no les había sido posible venir a Santander. Hubo indicios. Y, además, estaba, en el Bar, Dña. Carmen Botín. No sé, si el mismo día o el siguiente estuvo una Señora, que se parecía a la Marquesa, pero no era ella. ¡Además, la Marquesa O’Shea me hubiese saludado! Al parecer era su hermana, la Directora de la revista Telva. Coincidió con la aparición ese mismo día, sobre las mesas del Hall, una revista Spend In con una entrevista a su persona.

        Durante 2 ó 3 días, la III MUESTRA coincidió con un seminario de la Radio, de Cadena SER; días, en que hubo un público interesante y diferente.

        P: ¿Hubo periodistas? ¿Le entrevistaron?

        R: Conversé con algunos de ellos, que se acercaron a los cuadros, sobre todo, con Raquel, que recorrió la III Muestra completa, y la visitó en varias ocasiones. Fue tan amable, que me permitió fotografiarle y me participó su opinión. Ellos tenían un seminario para empresarios sobre asesoramiento de los Medios de Comunicación en Marketing. No estaban allí en calidad de reporteros.

        Eso sí, el Martes 20 de Marzo, Cadena SER me entrevistó telefónicamente. Salí en directo. Ello atrajo público, al igual que la foto grande de “La Barca de Oro”, “Mamey con Pepita de Oro”, junto al piano de cola, un lujo de fotografía, y la breve, mas elogiosa, reseña de El Diario Montañés, salida el Miércoles 21 en la p. 71.

        Nos extrañó, que no se hiciesen presente otros medios santanderinos en la Actividad Inaugural del Jueves 15 de Marzo, habiendo enviado la Invitación, el Tríptico y una Nota de Prensa. Por ejemplo, a El Diario de Cantabria Alerta, donde, en 2003, publiqué algún artículo; Onda Cero y la COPE; la televisión cántabra: Telecabarga, el Canal de la COPE y Telebahía.

        En mis primeros años en Santander, solían invitarme con frecuencia a la Radio, inclusive, a programas de una hora de duración. Estuve en Programa Contrapunto de Telecabarga. Y, mis acostumbrados artículos de opinión en El Diario Montañés. Bueno, eso fue antes de preguntar cuándo me iban a pagar por mis artículos periodísticos, que contaban con el favor del público o cuándo me iban a dar una columna.

        P: ¿No le han pagado nunca por sus artículos?

        R: No. Parece, que sólo comen los de la nómina fija. No obstante, lo mejor de los periódicos son las páginas de artículos de opinión. Muchas veces, pasan a ser “colaboraciones”. Supongo, que a unos les pagan y a otros, no. Recuerdo, que se quejaba el Dr. Prof. Lobato, de la Universidad de Cantabria, por tal asunto y que, avanzado el tiempo, dejaban de publicarle para no pagar.

        No hemos ido de tema. Antes de volver al tema en cuestión, quiero decir, que es una práctica no sólo de España, sino de El Nuevo Herald de Miami. Recuerdo, que el Dr. Armando Portela, amigo de los tiempos del doctorado en la Academia de Ciencias de Rusia, hoy, Columnista de la página financiera de El Nuevo Herald, también, de Cuba News, se ponía eufórico, cada vez, que escribía y ponían mis artículos en fechas de trascendencia histórica, con la ilustración. Llegó a exclamar: “¡Has desplazado a Georgina, la esposa de Montaner, que es la columnista estrella de El Nuevo Herald! Tus artículos están ocupando el lugar más importante de la Sección de Opiniones”.

        Estoy hablando de 2001 a 2003. Fueron mis primeros artículos en El Nuevo Herald, los que estimularon la curiosidad del Lic. Manuel Ángel Castañeda, anterior Director de El Diario Montañés, por conocerme. Me dijo d. Raúl Álvarez, entonces Presidente de la Asociación Cubana de Santander: “Castañeda me dijo: “Quiero conocer a quién escribe tan bien”. Ha hecho una cita para mañana, quiere que vayas conmigo a la sede de El Diario en La Albericia”. En esa oportunidad, me pidió un artículo mensual. En realidad, llegó a publicarme hasta 2. El día más memorable fue, en el que salieron 2 artículos el mismo día: uno en Alerta y otro, en El Diario Montañés. Luego, escribí algunos artículos a petición del Lic. Juan Gómez Arozemena para el semanario, que él dirige, Gente en Santander. Allá en 2006 ó 2007, con motivo del Lanzamiento Mundial de VALS PARA KARLA desde Santander, me prometió hacerme una entrevista a doble página. Todavía, está preparándola o esperando el momento. Debe ser celta Juan, porque en la Lengua Celta Gallega a España se le llamaba la Tierra de la Espeira. Se supone, que de ahí proviene el nombre actual, reformado. Me gustan más los visigodos: llegaron a tierra de buen vino, jamón ibérico y excelente paño, lana. ¡Ya se le llamaba Hispania!

        P: ¡Pasaron por aquí los celtas! Fue tierra de tránsito.

        R: No, no pasaron, sino que estuvieron antes de llegar a Galicia, sus reses pastaron en esos prados. Y, supongo, se mezclaron con los que estaban y con los llegados posteriormente; unos se asentarían y otros seguirían andando en esa o en las sucesivas generaciones. Ningún pueblo pasa y sigue. Es un eufemismo histórico.

        P: ¿Cuál de los cuadros expuestos es el de su predilección?

        R: Cada cuadro tiene un significado diferente y responde a diferentes estados de ánimo.

        Mi cuadro favorito y, por ello, me lo regalé en fecha tan importante, es “La Barca de Oro”: 30 Aniversario de mi graduación en el MGIMO UNIVERSIDAD (1981) y 20 de mi Doctorado en Ciencias Económicas en la Academia de Ciencias de la URSS (1990) y 15 en Ciencias Sociológicas (1996).

        P: Hemos estado mirando las fotos de varios días de su III Muestra Individual en el Hotel Real. Ha llamado la atención el parecido de un hombre, en abrigo rojo, con Botín. ¿Era DON EMILIO?

        R: No pudiese asegurarle. Yo jamás le he visto en persona. Sólo le he visto en las noticias. Ese Señor de la foto llamó mi atención, porque se mostró muy interesado en el cuadro con las palabras mágicas y en el tríptico. Solamente, se movió del grupo, a unos pasos dónde estaba el cuadro en la técnica Ball Pin Pin: un lienzo pintado con bolígrafo. No recorrió la Muestra, por lo menos, ese día. Yo lo fotografié desde el otro extremo del Salón, donde había montado algo así como una oficina. En el momento, en que hice la fotografía, pensé, que era un turista dentro de un grupo de turistas o huéspedes del HOTEL REAL. No tiene otra significación la foto y el parecido es pura coincidencia. Se le veía muy interesado. Yo no sé, si estuvo allí. Sería un honor, del mismo modo que sería anormal, el haber estado y no haberme saludado.

        P: Hemos visto un cuadro erótico, en que Usted es la modelo. ¿Pudiese develarnos cuáles son sus fantasías sexuales? Es más, Usted es, de cierto modo, una Escritora erótica. ¿Avanzará en la pintura erótica?

        R: Se refiere a la “Erección de Carolina”. Es un cuadro, que pinté, primero en un cartón y se lo regalé al Licenciado en Periodismo Lucendo Pombo, un buen conocido, porque me ofendió al leer VALS PARA KARLA. Sé, que no fue su intención ofenderme, pero me ofendió. Entonces, mi enfado lo volqué en un cartoncito y, luego, resultó ese cuadro. Me hizo dos propuestas indecorosas, además, de una confesión. ¡Estaba eufórico con la novela! Le ha sucedido a varias personas, preferentemente, varones. Algunos han referido haber experimentado erecciones frecuentes a los más de 80 años, también, en algunos cuarentones y cincuentones.

        En el cuadro, estaba más delgada que ahora. Decidí engordar unas libras, así se sigue diciendo en Cuba. Más delgada me veo mejor, según los cánones de belleza actual. Me gusta estar más delgada, pero me siento mejor de salud con el peso actual. Es cuestión de percepción de la belleza. Cuestión, que responde a la evolución histórica. Es un concepto completamente histórico, también, territorial y étnico. De hecho, la palabra belleza es ‘crasotá’ o ‘krasotá’, por ello, la letra C es la Letra de la Belleza. Esto infiere que estar gorda, en el pasado, era sinónimo de belleza. De ahí, nos llegan modelos gordas y gorditas, llenas de celulitis, desde los cuadros de los Grandes Maestros de la Pintura.

        Hasta ahora, no soy una escritora erótica, aunque algunos y algunas se masturben con VALS PARA KARLA o tras su lectura. El propio Lucendo Pombo sintió curiosidad por saber, si me había excitado, escribiendo la novela. Le defraudó mi respuesta: “No”. La escritura de VALS… fue tan suave y fluida cómo los lectores la perciben, aunque con menor atropello que el ritmo, con que la leen. Un sacerdote español de la Iglesia de La Merced en La Habana la leyó en menos de 24 horas.

        ¿Es una novela erótica? No, es una novela bella y sensual con un altísimo nivel intelectual, y la introducción de toda una serie de conocimientos y respuestas a preguntas existenciales del ser humano, ante todo, al surgimiento del sentimiento amoroso entre personas de un mismo sexo y, en particular, del más atávico lesbianismo.

        ¿Por qué atávico? No es comprensible a la luz de La Biblia la homofobia desatada contra el lesbianismo. En La Biblia, no se condena como a la homosexualidad masculina, considerada perversión homosexual del modo en que está tratada en Sodoma. No es, de ningún modo, la homosexualidad masculina en general.

        No todos los lectores comprenderán. Yo escribo, para los que entienden. Los otros pueden ver las telenovelas de Miami y leer folletines.

        P: Ciertamente, no se cree erótica.

        R: Sensual, amable y con gran distinción.

        Aclaro, que la sensualidad y la lascivia no son sinónimos, aunque estén refrendados como tales por la Real Academia de la Lengua Española. Dicha relación sinónima tiene que ver con la percepción de la sensualidad desde círculos erofóbicos cristianos. Ello no debería influir en las Ciencias. Éstas tienen la obligación de ser objetivas. Aunque, ciertamente, están llenas de subjetividades.

        No hay amor sin admiración, del mismo modo que no hay amor sin sensualidad. Si no hay sensualidad, la relación sexual pudiese catalogarse de animal reproductiva. ¡No somos animales los seres humanos! Por lo menos, no todos. Aunque, en algunos círculos, se les trate de reses y ovejas. En algún otro lugar, se les llama perros, perras y putas. Tan antiguo tratamiento como el surgimiento del Patriarcado. Pienso, que fue una revancha, que llega a nuestros días: el maltrato femenino, la imposición por la fuerza, el herir la autoestima de las féminas, entre otros métodos. Son métodos de seres inferiores. Ello se expresa tanto a nivel personal, familiar como social.

        No obstante, puede dicho tratamiento ser anterior, pues un análisis de algunas palabras nos llevaría a la conclusión de que se aplicaron términos de la vida diaria, de las actividades económicas, a diferentes tipos de relaciones, objetos, sujetos. De hecho, un vocabulario limitado, cual ha de suponerse el de tiempos prehistóricos, dio lugar a las acepciones, incluido el uso figurado de las palabras. Con el paso de los siglos, se tiende a enquistar el significado, mucho más, con la letanía religiosa conducente al fanatismo.

        P: Tratemos temas más leves. A Usted siempre se le va la mano hacia las Ciencias Sociales.

        R: ¡Es mi profesión! Estamos marcados por nuestras profesiones, cual buenos y malos hábitos.

        P: ¿Cuáles son sus fantasías sexuales?

        R: Es curioso, no me lo han preguntado hasta ahora. Tal vez, algunos crean saberlo. Son bien sanas: bañarme con mi pareja. Esa es mi más importante fantasía sexual. ¿Otra? Pues, que me tome por la cintura y me atraiga hacia sí en una piscina. Ésta sí la he tenido en la vida, es muy grato, en mi relación con mi primer novio, el Ing. Bernardo Nieves Vega. Fue en la piscina del buque Rossia, 1975. Espero, deleitarles en una novela ya comenzada y aparcada hace varios años. Fue una relación muy bonita, con más acción que VALS PARA KARLA.

        Por cierto, la novela SON DE CAROLINA/ KAROLINA´S SON, todavía sin editar, tiene más acción sexual a petición de los lectores de VALS… Esa novela sí me excitó al escribirla. No sé, si tiene relación con la influencia espiritual de los lectores; no siempre muy sanos sexualmente. Algunos me han molestado en mi campo magnético.

        Posiblemente, la vida azarosa de los actores se deba a las fantasías sexuales de los televidentes, y espectadores de las salas de cine y teatro. También, culpa de los sexólogos y otros especialistas, que inducen a sus pacientes a resolver temas de falta de empatía sexual dentro de una pareja a través de terceros. Eso sí es una perversión.

        Mis fantasías sexuales no existen de la forma, en que se acostumbra a hablar sobre dicha cuestión. Yo

        siempre amaré a personas concretas, seres reales, personas admirables, y que me gusten, me atraigan, me llamen la atención y despierten mis emociones. Además, cada relación es una relación en sí misma. No mezclo personas ni relaciones.

        Por ejemplo, los que siguen mi Web, pueden haber leído mis más recientes poemas, porque me ha conmovido la modelo del personaje protagónico de una de mis futuras novelas. Por ello, he vuelto a la carga ¿erótica? Yo diría amorosa, galanteo amoroso, a la sensualidad del amor, que pudiese llevar el alma a punto para escribir una bellísima novela de amor, por lo menos, a un crecimiento poético. ¡Erato, la Musa amable, amorosa, desplazó a Talía!

        Ya tiene título. Eso sí, todavía, no me encuentro con la información suficiente para escribirla. Es muy necesaria la observación participante, porque se desarrollará en una clase social muy elevada, con gustos y formas de decir, actuar y ser diferentes a la media social, con tipos de relaciones complejísimos. Yo sólo las intuyo. Hay título, modelos protagónicos, escenarios por conocer, y mucho por experimentar y observar. ¡QUIERO AUTENTICIDAD!

        P: ¿Y los cuadros eróticos? Gustan mucho y desde siempre.

        R: Es una meta tan grande como pintar los bellos y cambiantes cielos de Santander. En esto último, me ayudaré de las fotografías y mi Abuelo TUTOR. ¡ÉL SERÁ MI MAESTRO! Los mejores cielos los hace la Academia. Y, pintar bien, con maestría el cielo, es en sí mismo una especialidad. Son contados los Grandes Pintores, que la crítica resalta, en primer lugar, sus cielos.

        ¿Erotismo en mi pintura? Primero, el retrato. Sería muy erótico, aunque vestida, pintar a mi ya escogida modelo. Aún, no me encuentro con los conocimientos y habilidades estrictamente necesarios para emprender un retrato con éxito. Habrá que probarlo e insistir. En este sentido, la mayor dificultad es que no me gusta repetir los cuadros. Algo similar, me sucede con mis relaciones de amor.

        P: Una última pregunta: ¿Cuál es su próximo proyecto?

        R: Primero, concluir un conjunto de cuadros, que se encuentran en elaboración. Segundo, seguir avanzando en el rescate de la Obra de mi Abuelo Torres, es decir ANDRÉS TUTOR. En tercer lugar, seguiré recitando y subiendo algunos poemas a mi Web y otros sitios de Internet.

        A veces, combino las labores y ello se expresa, en que avanzo en un sentido y otras cuestiones tienen que esperar. No obstante, todo esto forma parte de lo habitual.

        Mi mayor y más inmediato proyecto es ser dichosa, encontrar a una persona adecuada, admirable y a la que pueda amar con todas las fuerzas de mi ser. Gracias.

        Santander, España, 6 de Mayo de 2012

    • Los tres Diegos

      Me enfrento a una casa de dos plantas, que hace esquina, custodiando un parque. Es una mañana soleada y el calor hace buscar la sombra protectora de cualquier árbol. Este parque, a su vez, es antesala de la Catedral Primada de la Isla de Cuba, la que se yergue, tras sus altos balcones en forma de amplias terrazas, que albergan a sus pies diversas tiendas de artesanía, librerías, oficinas. Sorteando los vehículos, atravieso la calzada, que cede bajo mis pies ante el azote implacable del Sol de este día estival, que amenaza con cruzar el meridiano. El Sol, en su cenit, arranca vapores fulgurantes de la franja asfáltica. Piso el umbral sin más preámbulo, pues está al borde, casi en la misma calzada.

      Es una casa relativamente modesta para estos tiempos, y mucho más, si se tiene en cuenta a su propietario inicial, nada más ni nada menos que Don Diego de Velásquez, el primer Gobernador de la Isla de Cuba, la que recibió en el descubrimiento el nombre de Juana, en honor a la que sería Reina de Castilla, hija de los Reyes Católicos, la futura Juana la Loca, esposa de Felipe I, El Hermoso, y madre de Carlos I de España y V de Alemania; la Reina, que enloqueció de amor, por lo menos, así fue del modo que trascendió a la Historia. Pues, estamos en una isla loca, pero a su vez en la ciudad menos loca, a su vez, la más sensata de la Isla. ¿O me confundo? Mas, la casa, que hoy es una edificación común, a principios del siglo XVI, debió ser un verdadero Palacio para una villa, que recién se establecía; para aquellos primeros pobladores europeos, que se sumaban a la limitada población nativa, encontrada en la Isla; población, en merma constante, a causas de enfermedades desconocidas hasta entonces por aquellos parajes y los suicidios de familias indígenas. La Casa del Gobernador y la Catedral presidían la Plaza; eran las edificaciones de mayor importancia en la primera ciudad-capital, la que todavía no era ciudad, sino una de las siete villas de la Isla de Cuba. Al igual que las restantes, comenzó por ser un caserío de modestos bohíos de forma rectangular, inclusive, la Catedral era un bohío. Nada que ver con la majestuosidad catedralicia del presente.

      De pronto, la penumbra interior, que apenas dejaba ver tras el resplandor del exterior, se iluminó y apareció Don Diego de Velázquez en persona, delante de mí. Se hizo visible lo invisible y lo visible, no visible. Al parecer, ellos no se percataban de mi presencia extemporánea. Corría una brisa fresca en el interior y aquellos tres hombres, sentados a la mesa, conversaban amigablemente, pero yo solamente veía a dos y los gestos suaves de unas manos delicadas de hombre al uso de la palabra. Me llamó la atención, que un coracero compartiese mesa con el Gobernador de la Isla. Bromeaban sobre las exigencias de Hernán Cortés, más bien, se burlaban por la buena ocurrencia de Don Diego Torres, Cronista de la época, algo así como un Secretario Privado para asuntos delicados del Gobernador y, con particular presencia, a partir del nombramiento de Cortés al frente de la Alcaldía de la Villa-capital, y amigo. Hablaba Don Diego Torres, el primer Torres que pisó América. Al callar éste, el Coracero entre carcajadas apuntó:

      – ¡Si no le bastan los caballos, que monten en burros! ¡De tres en tres! –los otros dos Diegos se le unieron con sus risas.

      Hacía algún tiempo, Don Diego de Velázquez había encomendado a Hernán Cortés, con el que, en algún momento anterior, había presentado ciertas desavenencias personales, por no contar con otro mejor y tomando en consideración el fracaso de su enviado anterior, Grijalva, en su expedición a Yucatán, pues, le encargó la exploración de las costas y territorios mexicanos, adonde le envió con una expedición de unos seiscientos hombres. Hernán no se limitó a cumplir las órdenes del Gobernador. Éste, tampoco, tenía potestad para iniciar una conquista del continente americano sin la autorización debida. Su ambición le lanzó a la conquista del territorio de los mexicas, cuya casta gobernante y aristocrática estaba constituida por los Aztecas, con un Emperador a la cabeza del Imperio. Todo un imperio con construcciones monumentales y una organización, estrictamente, jerárquica de la sociedad y con un sistema de vasallaje de unos grupos étnicos sobre otros.

      Estando enfrascado en la conquista y colonización de México, Don Hernán Cortés dependía de los abastecimientos llegados de la Isla de Cuba, de aquella isla loca y, en particular, del casabe, una torta elaborada a partir de la yuca. En Cuba, yuca era la palabra, con que los indios taínos denominaban a aquel extraño alimento, una raíz alargada de cáscara marrón, que, con el menor roce, dejaba al descubierto un color rosa subido, cual segunda cáscara, pero más rolliza y lisa; el interior del tubérculo era carnoso y blanco, con un cordón fibroso a todo lo largo en su parte central. La planta, desconocida para Europa, era bella, cual diseñada para un jardín, muy parecida a la Flor de Pascua. Y, en sus raíces, muy cercanas al tronco, se encuentran varias yucas, cual rosa náutica a flor de tierra. Yuca, alimento salvador, base de la conquista de América. Ante la falta de harina de Castilla, es decir, de harina de trigo, el que no crecía en aquella latitud, se tuvieron que acostumbrar al casabe, de ahí surgió el refrán, “¡A falta de pan, casabe!”, que todavía se utiliza en la Isla en nuestros días, la que cada vez es más loca; tiene demencia crónica, como Juana, según decían. No era precisamente el casabe, el que les movía a la risa, ni el tocino, la carne de cerdo y sus más diversos derivados, que se enviaban a México a los conquistadores a cambio de gruesas sumas, lo que dio esplendor a las villas y enriqueció a sus moradores, sino el monopolio de las yeguas.

      Por cierto, el propio Colón se sorprendió en su segundo viaje por la feracidad de una tierra, en la que los cerdos abandonados en pleno bosque, se reproducían con una celeridad inimaginable. Esa tierra fértil y cultivable, como ninguna otra, dio la materia prima para fabricar el pan de yuca, que no era pan, sino una tortilla o torta grande, circular y seca; tubérculo, rallado con guayos de piedrecillas hincadas en una tabla; masa prensada y dejada secar, producto, que precisaba ser humedecido para ingerir, el casabe, en el mejor de los casos, con carne de puerco. Los Cerdos nacían en torrente, se movían entre los plantíos de yuca y maíz, entre los bohíos, servían de cabalgadura a los indiecillos, se perdían en el bosque y regresaban al caer la tarde. Maíz, yuca, cerdos, pescados, aves y una insipiente ganadería vacuna, que proveía de carne fresca y salada y, más desarrollada, la caballar. ¡En esa isla, había una eterna Primavera para plantas, animales y humanos!

      El objetivo de esa política comercial restrictiva radicaba en garantizar las exportaciones de equinos, tan necesarios para los ejércitos de aquellos tiempos y, mucho más, teniendo en cuenta la fuerte impresión, que le causaba a los indios ver a esos hombres diferentes, envueltos en ropajes llamativos, con armas de metal, que vomitaban fuego, cabalgando sobre unas bestias desconocidas; no sabían, si eran parte de su mismo cuerpo, el que se desdoblaba y dividía en dos al desmontar; hombres calzados. Los caballos, que constituían tanques de guerra de siglos pasados, fueron el Talón de Aquiles de Cortés, pues el pícaro Don Diego Torres sugirió, solamente, embarcar hacia las costas mexicanas caballos machos, por lo que se crearía una dependencia comercial de la Isla, y fuente permanente de entrada de oro y plata durante la conquista de nuevos territorios.

      Pasado un tiempo, Cortés comenzó a quejarse al Don Diego Gobernador por esta limitación, que iba en contra de sus intereses y no le permitía fomentar la reproducción de caballos en las tierras conquistadas, así como hacía erogar constantemente dinero para sustituir los caballos enfermos, heridos y muertos en las batallas y caminos. El Gobernador de Cuba permanecía impasible y hacía oídos sordos a las quejas de Cortés, es más, se divertía sobremanera, a lo que contribuía el humor, un tanto de aldeano, de Diego, el Coracero, quien le acompañó en su viaje a América, al enrolarse en el segundo viaje del Almirante Cristóbal Colón, junto con él.

      Entonces, se estableció en La Española, y al mostrar valentía y fiereza en la represión de una sublevación de indígenas, la guerra Higüey, otro Diego, esta vez, Colón, hijo del Almirante, lo nombró Gobernador de Cuba y le encargó su colonización, es decir, el establecimiento de villas y explotación de sus recursos económicos, sobre todo, la extracción de oro. Su más fiel acompañante en todas esas peripecias y aventuras había sido don Diego, nombre que siempre pronunciaba a secas y sin apellido acompañante, un Diego cualquiera. En cambio, con el otro Diego, Don Diego Torres la relación mantenía todas las normas de una educación castiza.

      Fue tanto lo que sufrió Cortés con lo de las yeguas y tan firme el Gobernador de Cuba en su monopolio de yeguas, que el primero tuvo que recurrir, directamente, a los Reyes Católicos para hacer una reclamación de lo que él consideraba un abuso en las atribuciones de Velázquez. Con una carta de Su Majestad la Reina Isabel, La Católica, llegaron yeguas a México.

      En una ocasión, se dirigían los tres Diegos a El Caney, un caserío de indios taínos a algo más de una legua de camino hacia el Este, poblado de bohíos cónicos y rectangulares, donde predominaban los primeros, habitado por indios pacíficos y laboriosos. Aunque, para ser justos, habría que decir, que su régimen de trabajo era algo lento y no tenían la fortaleza de un europeo, pues se alimentaban, en lo fundamental, de vegetales y pescado y, según decía Don Diego Torres, el tipo de alimentación era determinante en los estados de ánimo y no sólo en la robustez de los individuos, sino, y ante todo, en la cantidad de energía de éstos. Él era un gran observador y consideraba la observación, como una de las mayores fuentes de sabiduría, en perfecta conjunción, con la reflexión. Solía decir:

      – Observe, Su Excelencia, hasta las piedras del camino nos hablan. Los árboles nos dicen por dónde sale el sol y las estrellas han guiado al hombre desde antaño. Es, que Dios nos va hablando de diferentes formas. Nos habla en cada flor, en ese gesto dubitativo de su rostro, mientras me escucha –se sonrío irónicamente-. Nosotros hemos perdido el sentido del olfato. Mas, Vuestra Excelencia, habrá notado, que los indios olfatean el aire y saben si hay alguien cerca, si es español o indígena. Ponen sus orejas en tierra y descubren el trote de nuestros caballos, aún, a una gran distancia. ¡Es que hasta nuestros olores delatan el tipo de alimentación!

      – ¡Ay, Don Diego!, Don Diego, Vuestra Merced sois un sabio. Mi mente se dedica a asuntos más terrenales. Mis preocupaciones centrales están en cómo sacar más oro, en que los ríos se agotan y, cada vez, hay que ir más lejos; en que la fuerza de trabajo india es escasa; en que estos hombres y mujeres los mata la tristeza.

      – No es la tristeza, sino el trabajo forzado y una disciplina, un régimen de trabajo, al que no están acostumbrados. Ellos necesitan más de su vida bucólica que de nuestra Cultura superior. Eso sí, nos respetan mucho y casi nos adoran, pues nos creen hijos de los Dioses, Semidioses –suspiró-. Sin embargo, nosotros abusamos de ello.

      – Ya veo, Don Diego, que se inclina por las ideas de Don Bartolomé de las Casas. ¡Pero, Don Diego, el Padre de las Casas es Sacerdote! –señaló, enfáticamente, Velázquez– De facto, está, Usted, desarrollando un sustento teórico a la prohibición de la Encomienda.

      Diego, el Coracero, se aburría por el giro, que había tomado la conversación, por lo que se puso a observar el paisaje a ambos lados de la senda paralela al riachuelo, que los llevaba a El Caney. Algo se movió entre la maleza.

      – ¡Alto! ¿Quién vive? –gritó don Diego, mientras disponía sus armas.

      – ¿A qué viene tanto alboroto? –preguntó, el Gobernador.

      Pero, ya el Coracero no le escuchaba; con su caballo a todo galope, el casco puesto y la espada en mano, batiendo el aire sus holgados gregüescos, llamados también calzones y leonas, con predominio del amarillo sobre el rojo, y las abiertas mangas del jubón, flotando en saludo constante, arremetía contra los matorrales. Salieron corriendo unos hombres en cueros y con sus cuerpos pintados, al modo de los indios. Tras lanzar varias piedras, se perdieron en la espesura. A su regreso, apuntó enfáticamente:

      – Eran salteadores de camino. Bandidos.

      – A mí, me parecieron indios, pues iban en cueros, incluso, sin taparrabos –apuntó Velázquez.

      – Parecían demasiado corpulentos para ser indios –observó Don Diego Torres-, pero la distancia y la rapidez de la acción no me dejaron advertir más detalles.

      – Estos eran unos indios de pechos peludos y con bigotes. Al parecer, más que la energía empleada en el ataque, les espantó ver la armadura plateada del Gobernador y su vistoso sombrero. No es lo mismo asaltar al Excelentísimo Gobernador de la Isla que a unos simples moradores de la Villa –repuso sabiamente el Coracero, que después de la carrera y el susto sudaba copiosamente.

      – Por lo menos, nos amenizaron el camino en estos tiempos tan faltos de acción, de vida sedentaria, un tanto pastoril –apuntó Don Diego Torres con su casi imperceptible sonrisa.

      A la llegaba al batey central del poblado de El Caney, rodeado de bohíos y caneyes, salieron corriendo a saludarles los indios ancianos, mientras los más pequeños se escondían, amparados por la desnudez de sus madres: unas, con un nené en brazos y otras, con sus vientres abultados, tan abultados como los de sus hijos parasitados. El Gobernador, después de intercambiar los saludos protocolares, se dirigió a quién parecía ser el Jefe:

      – Quiero poner en su conocimiento, que, en lo adelante, se autoriza el matrimonio de los moradores españoles con las nativas. En el día de hoy, quiero formalizar la ceremonia de matrimonio de don Diego, mi Coracero y amigo, con su hija. Pues, a pesar de contar con hijos, en común, no han recibido el Sacramento Cristiano –hizo una pausa, como midiendo la necesidad de ser más extenso o no, luego, prosiguió-. Sus Majestades los Reyes de España, Don Fernando de Aragón y Doña Isabel I de Castilla, han dado su consentimiento a tales uniones, en vista de la carencia de mujeres entre los españoles.

      – Con mucha humildad, le expreso, que ya están casados en nupcias taínas. Ya que él es hispanyol, acepto que mi hija se someta a ese otro rito –hablaba lento, con un acento fuerte, pero tratando de dar a sus palabras parsimonia y corrección-. De tomas formas, ella ha sido cristianizada y, por ello, debe respetar los ritos cristianos.

      – Esto implica, que, una vez celebrado el matrimonio cristiano, vivan, como marido y mujer, en la casa de don Diego en Cuba –que era cómo se le llamaba de forma abreviada a la Villa de Santiago de Cuba.

      Tras los saludos formales y un breve apretón de manos, quedó sellado el entendimiento, y la primera unión legal de un español y una india taína. No obstante, por aquella aldea corrían ya demasiados ¿indiecitos? con pelos amarillos y ojos verdes, mezclados con el color cobrizo de sus pieles; un cobrizo algo más pálido que el de sus madres.

      Estoy sentada escribiendo la crónica de los primeros años de nuestra vida en la Isla de Cuba. Sólo, ahora, me doy cuenta, que ocupo el cuerpo de Don Diego Torres. Hasta el momento, no me sentía más que como espectadora invisible, que no lograba ver el rostro de una de las voces de ese frecuente trío. Soy Diego; quiero ver mi rostro, mi faz de entonces. Me paro ante el espejo, un espejo de plata circular, de esos antiguos espejos traídos de España, arrancado a última hora de una de las paredes de nuestra casa, en las inmediaciones de Toledo. Había algarabía a mi alrededor; mis parientes, acostumbrados a las partidas de los varones hacia batallas cristianas, se preparaban para mi despedida; en su mayoría, personas de estatura media y porte distinguido, por lo que esperaba, que el espejo me devolviese una imagen similar. Ante mí, apareció un elegante hombre de mediana edad, algo delgado, enfundado en un traje marrón de la época, que me hacía imaginarle en Salones o montado en un blanco corcel, pero que resultaba anacrónico y muy caluroso en el medio actual. Mi educación me exigía estar abotonado y siempre erguido. Adpero, por entre tejidos naturales y mi cuerpo, cual surtidores constantes, rodaban las gotas de sudor por mi piel, mojaban la ropa en las espaldas y axilas; sufría, sufría mucho mi corazón.

      Santander, Mayo de 2005

      Nota: Del libro Cuentos de la Historia de España. Primera Entrega, Santander, 2005

    • Apertura de un misterio

      Yo soy el hijo del Cabo de la Guardia Civil, José Julián, de aquel Guardia Civil, destacado en La Habana, el hijo traidor, como me llamaba en su pensamiento con decepción. Mas, mi padre no sabía, que los hombres somos, muchas veces, hijos de las circunstancias, que nos rodean, las que nos precipitan en uno u otro sentido, sobre todo, cuando somos adolescentes. En la adolescencia, tiene mayor peso la opinión del grupo de amigos jóvenes y personas, que admiramos, que la de nuestros padres y todo el resto de la familia. Es más, con frecuencia, el adolescente se siente en la necesidad de marcar distancia, de romper con patrones; es rebelde.

      El hombre no siempre actúa correctamente, pero eso no es lo más importante. La honestidad de nuestras acciones, sus intenciones profundas son las que cuentan ante DIOS. Hay que ser honesto con uno mismo, luchar por lo que se ama y en lo que se cree realmente. Hacer lo socialmente correcto suele llevarnos a contradicciones muy hondas, contradicciones con nuestro propio ser, con nuestra alma y, allí, está una partecita de DIOS, la que se subleva y no nos deja vivir en paz… Hice lo posible por ser honesto y consecuente; por ello, dediqué mi vida a una labor, en la que creía… Supongo, que, como todo hombre, tenía pretensiones de poder, quería trascender, perpetuar mi recuerdo, marcando la Historia. Utilicé dos vías para alcanzarlo: mis artículos y obras literarias, y mi acción política. Cómo les contó mi padre, yo era un bohemio, un hombre de vida ligera, de muchas mujeres, fiestas y tragos; de conversaciones y discusiones políticas en bares y restaurantes; un hombre, a quien le gustaba polemizar en círculos y tertulias políticas; amaba oírme a mí mismo. Me gustaba, que me aplaudiesen; fui un gran orador de estatura pequeña. ¿Acaso no era pequeño Napoleón? Él solía decir, en cuerpo humano, que la estatura de los hombres se mide de la cabeza al cielo. Claro, que lo decía, porque era muy bajo de estatura, al igual que yo, Simón Bolívar, Hitler y algunos otros, los que tratamos de suplir la falta de tamaño físico con otros tipos de alturas. Es una necesidad de compensar nuestras deficiencias, de resarcir nuestros complejos. No siempre es cuestión de tamaño, aunque éste tiene cierta importancia en las actitudes de los hombres.

      Ya saben, que estuve en La Habana, después de haber vivido por largos años en la Península. A mi llegada, no conocía a nadie; hasta mis padres y hermanas me resultaban seres un tanto ajenos, recuerdos de rostros más jóvenes e infantiles, y frases amables y amorosas de las muchas cartas recibidas al otro lado de la Mar Océano. Fue emocionante mi entrada a La Habana; aún en la distancia, mi corazón galopaba dentro de mi pecho y al entrar por la boca de la Bahía, con el Faro del Morro a la izquierda y La Punta a la derecha, tuve que llevarme las manos al pecho. Soy Poeta, no lo puedo evitar. Todavía, en mi presente estado, vuelvo a emocionarme con la evocación… Me hablaron de un restaurante en las afueras, allá por “La Chorrera” donde se comía muy bien. Restaurante del mismo nombre, propiedad de un asturiano, Don Antonio, de Tineo, un pueblo de montaña, rodeado de un verde sin igual, en los meses de Verano.

      Al entrar, vi un Salón muy concurrido y muchos hombres elegantes, amparados detrás de sus puros. En un gesto rápido, me pasé la mano derecha, cual filo de navaja, del hombro izquierdo al derecho, en una imaginaria decapitación a ras del tronco. En fin, hice la famosa señal de los masones para saber, si había alguno en el recinto. De inmediato, se acercó con la mano extendida y una sonrisa un mulato corpulento, con gafas y voz educada:

      – ¿A quién tengo el gusto de saludar?

      – Don José Julián para servirle –salvé, escoltado por mi acompañante, las primeras mesas del Salón Principal y me senté, junto a otros comensales, a la mesa, hacia la que me condujo el distinguido mulato.

      Entre copas de vino, jamones y chorizos, sobre todo mucho humo, transcurrió media tarde de una charla animada. Decidimos hacer el camino de regreso a La Habana, es decir, a esa parte compacta, que dio origen a la ciudad, a la Habana intramuros, andando por la larga senda; Calzada, que corría paralela a la costa, con un espléndido azul, acariciándonos, y el salitre, pegándose a nuestros sudores. Por el camino, Juan Gualberto argumentó sobre la necesidad de una nueva contienda y que era un momento propicio, pues se podría capitalizar la fuerza esclava liberada, que no encontraba una ubicación satisfactoria dentro de la estructura social; cierto nivel de descontento, el no saber qué hacer con sus vidas en las nuevas circunstancias, pudiese ser canalizado hacia un malestar contra la Corona y crear la nueva necesidad de una segunda liberación, esta vez, de la Metrópoli. Insistía, en que, para ello, era necesario agrupar a varios Generales de las guerras pasadas y que sería muy conveniente participación blanca; ante todo, Generales insurrectos blancos, que no permitiesen convertir la contienda en una guerra interracial, que condujese a un nuevo Haití. Solía decir, Juan Gualberto, en confianza: “A los negros hay que utilizarlos, pero mantenerlos con mano firme. Eso sí, cuando fundemos la República, nada de bailes y fiestas de negros. ¡Basta de incultura!”. Era más duro, con relación a la expresión cultural de la raza negra, que cualquiera de sus acompañantes blancos; mucho más duro que las autoridades peninsulares, los que permitían, una vez al año, las Fiestas de los Santos Reyes Magos, en que a los negros se les permitía salir a las calles a celebrar con ritos y trajes de sus respectivos lugares de origen: bailes de diablitos descalzos, contorsiones, gritos, saltos; gestos grotescos, tambores retumbando y mucho colorido.

      Me convertí en un asiduo cliente de “La Chorrera” y un aficionado a su arroz homónimo, el que ganó tanta popularidad, que constituye un plato de la Cocina de la Isla: arroz a La Chorrera; un plato de la Cocina Cubana, creado por un asturiano. Don Antonio, ocasionalmente, se sentaba un rato a la mesa conmigo; me invitaba al plato de la casa y a un buen vino. Me preguntaba mucho sobre la Península y hablaba de su hijo mayor, al que no veía desde pequeño. Estaba orgulloso de su hijo mayor, el que quería ser Húsar, y miraba con ternura a aquéllos, una hembra y varón, que a veces acudían a almorzar con una bella y distinguida dama de cabellos rubios y ojos azules, rostro pálido y delgado, de mirada profunda y ademanes nobles, que lo corregía con dulzura por su forma de hablar, con esas terminaciones duras de La Montaña, cargada de ues dónde deberían ir nuestras oes, que ya había escuchado en mi paso por Santander. No coincidíamos en las apreciaciones de los eventos políticos e históricos, mas nuestras discrepancias nunca se erigieron en obstáculo para mantener una relación educada.

      Los atardeceres, solía pasarlos a la orilla de la mar y, luego, subir por el Paseo del Prado y terminar la noche en el Café “El Louvre”, con sus mesas colocadas bajo los sopórtales, en animadas charlas y, de vez en vez, recitar alguno de mis poemas…

      – Hijo, sé concreto. Háblales de lo que ellos no saben o conocen a medias, mientras que la verdad es sólo una. No tiene matices ni medios tonos.

      – Sí, padre –hice una pausa-. Mi padre, este buen hombre, no deja de velar por mí y de corregirme, aún estando en el Cielo.

      Pues bien, hoy no les vengo a contar mi vida. No intento justificar mi actuación terrena; esa ya es historia y está incluida en la Historia. Hoy, les hablaré de mi muerte, aunque el término no sea exacto. No existe la muerte, sería pasar o caer en la nada, y yo estoy, aquí, comunicándome con ustedes; vivo en Espíritu. Prefiero decir, que les narraré mi caída en combate en la Guerra de Cuba de 1895. Caí un 19 de Mayo de 1895 en un lugar llamado Dos Ríos, cercano a la confluencia de los ríos Cauto y Contramaestre. Mi caída, la que me llevó a un viaje extraño, diferente a todos los que había hecho por el Mundo, la que me condujo a la Verdad, estuvo rodeada de circunstancias anormales.

      Saben, que había vivido en los Estados Unidos de América y, allí, había formado un partido, el que se encargó de crear las condiciones y coordinar los esfuerzos por alcanzar la independencia económica y política respecto a la Corona de España. Éste adoptó, en calidad de objetivo último, el establecimiento de una república independiente en el territorio de la Isla. Parte de esa verdad, es que, a escala internacional, manteníamos una vinculación muy estrecha con los liberales y anarquistas; estos últimos eran unos socios utilizables, pero no confiables por el carácter extremo de sus acciones; demasiado radicales para mi gusto. A diferencia de algunos miembros de mi partido, yo no era anexionista, ni pro yanqui y, mucho menos, sentía ninguna antipatía ni rechazo hacia España, a la que amaba profundamente… Quería una Cuba independiente en el plano económico y político, que le permitiese surcar por los caminos de la modernidad. Mas, consideraba, que nuestra identidad estaba ubicada al otro lado del Océano; teníamos mucho que ver con la Península y poco con nuestros vecinos. Éramos, a decir de Saco, los españolitos:

      “De la leche sale el queso

      del queso sale el quesito,

      de los españoles grandes

      salen los españolitos.”[1]

      Me preocupaban los Estados Unidos y la presencia de una tendencia anexionista o muy pro intervencionista dentro de las filas de nuestro partido. No obstante, al partir con rumbo a la Isla de Cuba para, desde dentro, crear las condiciones, a través de la insurrección armada, con la intención de implantar la nueva república, encargué a Don Tomás, que continuase los contactos con políticos americanos. Se hacía necesario que ese país presionase a España; le exigiese su salida de Cuba ante la inestabilidad de sus altos intereses económicos en el territorio cubano y la negociación con los insurrectos. Di instrucciones, de venir al caso, de que se comprasen voluntades políticas.

      Nosotros, los revolucionarios, habíamos comenzado a utilizar el término “cubano”, el que jurídicamente no existía y no iba más allá de una definición, que, solamente, abarcaba a la parte blanca de los nacidos en la Isla; definición surgida a raíz de la Guerra Grande o de los Diez Años y recogida por la Ilustre Sociedad Antropológica de Cuba; cito, “hombre blanco nacido en Cuba”. Por supuesto, esta definición no era aceptada por todos y no se ajustaba a la legalidad, pues todos los nacidos libres, en la Isla, eran españoles. Yo nunca fui otra cosa que español; un español hijo de españoles. ¡Un español separatista! Un español, que, como otros españoles de la Península, quería vivir en una república al estilo de la República Francesa.

      Un arma importante, en nuestra lucha, resultó ser una organización pseudo-religiosa, la masonería, que nos permitió contar con la solidaridad casi incondicional de nuestros hermanos en distintos lugares del Mundo, así como trabajar en la clandestinidad, a través de la comunicación y el secreto masón. Yo mismo fui el más alto dignatario dentro de la Masonería de la Isla de Cuba. En fin, Don Tomás se quedó sustituyéndome en los Estados Unidos de América y yo partí a los campos de batalla. Mi presencia en la Isla era necesaria; ya, desde Nueva York, existía un diferendum sobre la forma de conducción de la lucha y, sobre todo, de quiénes estarían en capacidad de asumir la Presidencia de la futura república: un civil o un militar.

      Gómez y Maceo, Generales de la pasada guerra, se inclinaban por la opción militar; en tanto, yo siempre fui intransigente en esta cuestión y no admitía un militar al frente de una república, eminentemente, civil; mi opción era la civil. Siendo, yo, el Presidente del Partido Revolucionario, era evidente, que me correspondería iniciar la Presidencia; entretanto, Gómez y Maceo y, en particular, este último, que sí había nacido en Cuba, consideraban reunir mayores méritos que un advenedizo, como yo, por su participación en las guerras anteriores. El caso de Gómez era más complejo, pues no había nacido en la Isla de Cuba y le antecedía un pasado militar con el Ejército Español, que trató de reconquistar a Santo Domingo y, a ello, debía su fama de buen estratega militar. Éste, para llegar a la Presidencia, necesitaría de una excepción, lo que no sería difícil al ser el Jefe Militar previsto para la contienda, lo que lo revestiría de un aura de libertador.

      Nueva York fue, cual bomba, que nos dispersó y alejó por un tiempo. Tal vez definitivamente, a pesar, que con labor diplomática, sumé de nuevo a esos dos grandes líderes insurrectos a mi labor para iniciar la contienda y financié, desde el Partido, las respectivas expediciones, así como la mía, las que nos llevaron a entrar a la Isla de forma oculta. Es muy conocida, ha sido muy repetida, una de mis frases, “Hay cosas, que para lograrlas, han de andar ocultas”… Nos reunimos, en La Mejorana, los tres caudillos de la nueva guerra, una reunión muy secreta; excepto nosotros, nadie supo nunca sobre lo que, allí, se habló. De esa reunión, salí condenado a muerte. Mas, yo no lo sabía. Al no poder presentar argumentos, a parte de ambición personal, que sostuviesen una Presidencia militar, dio la impresión de que, al fin, habían logrado entender la importancia y necesidad de un gobierno integrado por civiles. Sorpresivamente, los Generales Máximo Gómez y Antonio Maceo coincidían e insistían en concederme un alto grado militar, subordinado a Gómez. Con ello, pasaba a ser un oficial sin academias y sin combates; un militar, que, tampoco, tendría acceso a la Presidencia de la República. Yo los vetaba a ellos y ellos, a dúo, a mí… Recibí dos regalos en aquellas jornadas, que sirvieron de contexto a la reunión de La Mejorana: grados militares y un hermoso corcel blanco, regalo de los hermanos Maceo. Mi caballo se destacaba, por su color y brío, de entre los aún escasos de la recién formada Columna…

      Mis días en los campos de la Isla estuvieron plagados de imágenes poéticas; quedé deslumbrado por la belleza de su flora y su fauna. Cada pausa la utilicé para escribir frenéticamente; escribí mucho en mi Diario de Campaña y comencé una larga carta a un amigo. Hoy, me pregunto cuál era el sentido de dicha carta; una carta, que nunca sería enviada. Por qué escribía una carta a un amigo extranjero, si había entrado de incógnito a la Isla; era un contrasentido, adpero me ayudaba a pensar, a desarrollar ideas y me permitía una comunicación a un nivel, que no me era posible, con los que me rodeaban. Necesitaba hablar con un amigo y, entre mis correligionarios, no tenía ninguno.

      Llegó el momento del combate, mi primera batalla con un arma en la mano en suelo de Cuba; ciertamente, era Cuba, la Provincia de Santiago de Cuba u Oriente, a la que todos llamaban Cuba en mi tiempo. Una Cuba, que yo no conocía, de espesos montes y matorrales, alternando con claros bosques de esbeltos tallos; siempre acompañado por el canto del sinsonte, la gallina de Guinea, la torcaza, el colorido plumaje de las cotorras y, en las noches, el croar de ranas e insistente chillido de los grillos. En ese fascinante entorno, se dio mi primera y única batalla, en la llanura de Contramaestre, surcada por el río Cauto y uno de sus afluentes, el que le daba nombre a la región. Al conocer de la presencia de tropas españolas en un caserío cercano, Gómez decidió sorprenderlos, según me comunicó. Organizó el ataque: él, con un grupo de hombres, atacaría por el flanco izquierdo; yo, con otro pequeño grupo, embestiría de frente, por el centro, y los terceros lo harían por el derecho… Se ha dicho, que recibí órdenes de quedarme en el Campamento, que tomé una dirección equivocada… Se han dicho muchas cosas al respecto, pero la verdad sólo es una: cruzamos el río por un puente y doblamos a la derecha; casi de inmediato, nos dividimos para situarnos en nuestros respectivos flancos, y lanzarnos al ataque. Por alguna razón, que la rapidez no me permitió comprender, me vi cerrado por el flanco izquierdo y, el río a la derecha, no permitía buscar otra vía de escape; toda la carga defensiva del Ejército Español, que nos estaba esperando, caía sobre mí y mis acompañantes, los que se replegaron sin haber recibido orden alguna de mi parte… Cada vez, que miro al pasado, veo a un Gómez, que no presentó combate, que dobló en U hacia su izquierda y, con ello, quedé atrapado y bajo el cruzado fuego enemigo, sin posibilidades de escapar; veo a un Gómez, leyendo entre las páginas de mi Diario, arrancando las relativas a los días, que precedieron al combate, donde estaban los apuntes sobre La Mejorana y mis observaciones ulteriores. No caí de cara al Sol, como escribí en el poema; caí bajo la lluvia del plomo enemigo y delatado, entregado por mis amigos-enemigos; por mis hermanos masones, que no sólo me traicionaban a mí, sino a la divisa Amistad, Amor y Verdad. Traicionaban a DIOS, a G.

      Santander, Abril-Mayo de 2005

      Nota: Del libro de Cuentos de la Historia de España (Primera Entrega), Santander, 2005

      ——————————————————————————–

      [1] Versos de José Antonio Saco.

    • Mi tío Húsar

      En una villa de Asturias, que, entonces, se llamaba Cangas de Tineo, entre montañas nevadas, nació un niño muy lindo y bueno. Le llamaban Pepito, al que tenía los ojos color del cielo. Nació entre mucho brillo, encajes y vuelos; con gran señorío, se educó el nieto mayor de su abuelo. Todos sus amigos corrían contentos, cuesta abajo hacia la fuente, mas se detenían ante el escudo excelso, que adornaba la fachada de la casa del abuelo. Y, llenos de júbilo, gritaban contentos:

      – ¡Buenos días, Pepito! Venid, con nosotros, a la fuente. ¡Hace un día muy bueno!

      – Les estoy agradecido –contestaba muy correcto-, pero el Profesor vino, me puso muchos deberes y los vendrá a revisar luego.

      Sus abuelos querían hacer de Pepito un niño modelo, pero, como cualquier otro niño, quería correr con sus amigos, jugar sus juegos. Sólo, de cuando en cuando, a ellos se les permitía el acceso a la Casa Solariega, para que compartiesen sueños y distrajesen al amado nieto.

      En tanto, a su padre le molestaba todo aquello. No entendía el porqué su hijo no podía ser un niño como todos, al proceder, él, de familia burguesa con una educación corriente. Mas, su esposa le decía:

      – Sé discreto. A mis padres, le molesta, cuando hablas con tanto acento y quieres rebatir con vulgares argumentos. El niño pertenece a Familia Ilustre e ilustres tienen que ser sus sueños. Por tanto, aunque porfíes, Pepito debe ser educado para ello.

      El buen Don Antonio miró el interior de su SEÑORA esposa, a través de esos ojos azules, azules como el cielo, que lo miraban entre severos y amorosos, que lo derretían por dentro. Mientras tanto, cabizbajo, comenzó a tejer planes; se imaginó surcando los mares, alejándose de sus suegros. Tuvo que esperar, porque era muy pronto para ello, pues su mujer estaba en cintas y un viaje no era un juego en aquellos tiempos. Sin hacer comentarios, recogió información, vendió sus bienes y compró pasajes, para cuando hubiese buen tiempo, tomando en consideración que la Flota remontaba el Océano sólo dos veces al año.

      En Abril, nació la niña. María Herminia Pantaleona le pusieron, más ella siempre prefirió ser Herminia y, así, la conocieron sus nietos. A diferencia de su hermanito, no lució una cabellera rubia y los ojos color del cielo, sino que llevó en su niñez cabellos castaños, que se le oscurecieron con el paso de los años y, en combinación, ojos pardos. No se parecía mucho a su madre, que mostraba una fragilidad lánguida y una piel casi transparente, más bien, pudiese decirse, que era la copia perfeccionada del padre.

      – Con tantos nombres, la niña no va a saber ni cómo se llama –protestó, Don Antonio, entre dientes.

      – Es costumbre de familia. Usted bien lo sabes –respondió airada, Doña Josefa, la abuela-. No contrajo matrimonio con una aldeana, sino con una Dama. Y, Damas han de ser mis nietas.

      En la noche, entre mantas, comunicó a la bella Amelia, su consorte, las verdaderas intenciones de su silencio y le pidió, que le acompañara, ya no le era posible soportar y vivir junto a sus suegros. Estos no le respetaban y creían, que sus hijos eran de ellos. La esposa afligida musitó:

      – No sé qué decirte. Debemos conversar con mi SEÑOR padre. Por supuesto, te apoyaré hasta dónde sea correcto.

      Mientras tanto, Pepito comenzaba a entretejer sueños. Se veía siendo un soldadito, pero no del modo de aquéllos, que estaban en la balda de su aposento. El pelo rubio se le transformaba en castaño, que contrastaba con su pálida piel, cachetes sonrosados y sus ojos azules. Su porte distinguido y maneras gentiles le hicieron exclamar al tío:

      – En él, veo a un Húsar. José será mi sucesor en el Regimiento.

      Corrió alegre Pepito a comunicar el suceso a Don Antonio, que se mantenía el mayor tiempo posible en su alcoba.

      – ¡Déjate de boberías! No piensu seguir aquí pur más tiempu. Nos vamus a La Habana en cuantu haya buen tiempu.

      – No hable Usted tan feo, padre. ¿No ve, que los abuelos le dicen el Aldeano por esa fea costumbre?

      – Está decididu. ¡Basta ya de supurtar a tus abuelus! –remarcó, cada palabra, con mayor acento, como ermitaño bajado de La Montaña, el que nació en la Villa deTineo.

      Corrió Pepito, llorando al Salón, donde estaba, la familia, reunida. Expresó, que él no quería separarse de sus abuelos, que su padre quería llevárselo a La Habana. Mas, ser Húsar era más preciado sueño. Se armó gran revuelo en la casa: unas lloraban, otros reñían. El abuelo Miguel llamó al orden:

      – Muy bien, ya que ese es vuestro deseo y vosotros formáis una familia, nadie puede impedir, que hagáis sus propios caminos. Eso sí, al niño nadie lo saca de esta casa. Él es mi heredero y será Húsar, como mi hermano, porque lo ha pedido y, para ello, está su abuelo, para garantizarle sus deseos.

      Remontaron el Océano, se perdieron en el tiempo, mientras Pepito se hacía hombre en Cangas de Tineo. Se marchó, a Madrid, a casa de su tío Ministro para concretar sus anhelos. Él lo llevó al Regimiento de Húsares de Pavía. Allí, comenzó su entrenamiento en uniforme de diario: chaqueta encarnada, pantalones azules y guantes grises cubrieron su elegante cuerpo. Con gorra roja y capote gris azul, se movía mi tío, el Húsar, por el Regimiento. Fue tanta su disciplina, a la que, ciertamente, estaba acostumbrado, que fue muy destacado su desempeño. ¡Aprendió cuánto le exigían y, muchos más, con gran empeño! Pronto lo ascendieron a Teniente de Húsares. En la Ceremonia, vistió de gala y su tío Ministro se movía contento en su asiento; saludaba a sus amigos y presentaba al Húsar de Cangas de Tineo.

      En entorchado traje de gala, por el colbac cubierto, donde se distinguían las iniciales del Regimiento de los Húsares de Pavía, HDP en oro cubierto, con su pelliza azul en el hombro izquierdo, se presentó en casa del tío. Su prima, deslumbrada por el primo Húsar, comenzó a vivir el más grande y hermoso de los sueños, descubrió el amor. A él, ella le traía a la mente un lejano recuerdo, cuando su madre lo acunaba en sus brazos y le daba muchos besos. Si miraba sus ojos, quedaba turbado; sentía gran desconcierto. Ante el sentimiento mutuo, conversaron, tío y abuelo. Los dos hermanos llegaron a un acuerdo: pedir una dispensa a la Iglesia, pues los primos la necesitaban para contraer matrimonio entonces, más por hemofilia que porque hubiese pecado en el hecho.

      No sólo suspiraba por el tío Pepe la prima, quien alucinaba con el Húsar aún despierta, entre amigas y paseos por “El Retiro” de Madrid, sino también solía haber gran revuelo, cuando éste se paseaba por Cangas de Tineo o visitaba sus Salones; lo miraban las doncellas y sus madres dejaban entrever la posibilidad, que el Húsar fuese el padre de sus nietos. Por más que se insinuaban, el tío Pepe no fijaba sus ojos en ellas. Para él, solamente existía su prima, y la consideraba la más bella y grácil criatura, una princesa.

      Era muy diestro con el sable, dominaba varias lenguas y, al jinete, no había nadie, que le pudiese ganar una apuesta. Lo mandaban a misiones especiales y siempre tuvo acierto en ellas. Como recompensa, le adornaban órdenes el pecho, junto a la de San Fernando, que lucía todo el Regimiento. Él pidió ir a la Guerra de Cuba, pero lo impidió su abuelo, así como su abuela y madre, una a cada lado del Océano, con sus rezos. La última oraba en La Habana y la primera, en Cangas de Tineo. En La Habana, su familia se enorgullecía y hablaba constantemente sobre él:

      – El tío Pepe es Húsar de la Reina Doña María Cristina. ¡Es un valiente! Nosotros estamos muy orgullosos de él –decía el sobrino Antonio a sus hermanos pequeños-. A Cangas de Tineo, algún día iremos. Miren su retrato. ¿No es verdad que es muy apuesto?

      No pudo ir a Cuba. Se murieron, en La Habana, sus padres y no conocía a sus hermanos pequeños. Ellos nacieron en La Habana y él, en Cangas de Tineo; él era asturiano de Asturias y sus hermanos, asturianos habaneros.

      Si su tío, el Ministro, había participado en el golpe de Estado, al lado del General Martínez Campos y Primo de Rivera, proclamando Rey de España a Alfonso XII, hijo de la destronada, como resultado de “La Gloriosa” o Revolución de Topete de 1968, Isabel II, pues, al tío Pepe le correspondió ser Correo Real para misiones especiales de Su Majestad la Reina Doña María Cristina, participar en desfiles militares ante Sus Majestades. En particular, recordaba el primero, en que el Rey Alfonso XIII dejó de ser niño y se presentó vestido de Húsar a pasar revista al Regimiento 20. Número, que hacía recordar el origen húngaro de ese cuerpo armado, formado por la influencia de Los Austria en la Corte Española y que dio inicio a la existencia de los Húsares de Pavía en el siglo XVII. Estos, con intermitente presencia, se mantuvieron en la vida política, militar y social del Reino, hasta que la Segunda República puso fin a su existencia por la manifiesta lealtad de la tropa a Sus Majestades los Reyes de España.

      Nuestro apuesto y valiente Húsar exploró los bosques de la frontera hispano-francesa en el Pirineo Aragonés; subyugado por la belleza del paisaje, comenzó a escribir poemas, que guardaba en el portapliegos de cuero negro con las iniciales doradas, en su libreta. Cual jilguero, cantaba a la frontera:

      En la frontera del Reino

      vigilo con gran atención,

      pues el Rey vecino

      muestra demasiada ambición.

      ¿Qué se disputan,

      siendo de la misma sangre?

      Al Norte, franceses Borbones;

      de este lado, españoles Borbones,

      mezcla de Austrias con sangre alemana,

      vuelta a unir a la Castellana.

      ¿Qué se disputan,

      siendo de la misma sangre?

      Casi al finalizar su carrera militar, se trasladó a Ceuta a una misión secreta. Estando en aquella ciudad española del Norte de África, informó sobre las intenciones de Abd el Krim, de atacar la posición de Kudia Tahar para impedir el desembarco del Ejército Español. Ya, en aquel momento, estaba muy enfermo; la tisis, como frecuentemente se le llamaba a la tuberculosis entonces, había debilitado su cuerpo, por lo que, al concluir su misión en Ceuta, fue desmovilizado del Regimiento de Húsares de Pavía. Se retiró, de nuevo, a Cangas de Tineo.

      Su novia lo esperaba con la ilusión de casarse y pasar a vivir en la Casa Solariega de los Fernández Santamaría. Pero, era tan sublime su amor, que nuestro apuesto Teniente, con el mayor pesar del Mundo, declinó su ofrecimiento de matrimonio por temor a contagiar a su bella y elegante novia. Y, como su tristeza era tan profunda, así como el dolor de verla pasar a lo lejos, en sus estancias en Cangas. Para evitar el dolor de la cercanía en Semana Santa y Verano o de sus estancias más largas, también huyendo de caer en la tentación de relacionarse con ella de nuevo, con las terribles consecuencias de una posible enfermedad incurable, tomó la decisión de irse a Santander en busca de paz y de mejor clima, donde los inviernos no eran tan crudos como en el Suroeste de Asturias. Entretanto, la melancolía hacía estragos en la afligida prima; no había manera de que se interesase en otros pretendientes, solamente, leía y releía los poemas, que su primo el Húsar le había dedicado. En especial, gustaba de aquél, escrito en uno de sus viajes al Principado de Sajonia:

      Ante la Madona Sixtina,

      quedé perplejo;

      no sabía, si contemplar al Niño

      o a mujer tan bella.

      La tenía a mi lado

      y no apartaba la vista de ella,

      al vislumbrar su retrato

      hecho, antes, que naciera.

      El tío Ministro comenzó a inquietarse por la salud de su hija. Decidió, que debía casarse lo antes posible, para que ocupase su mente con las obligaciones de una esposa. Al oír los argumentos del padre y sobre la necesidad de darle herederos, la bella muchacha decidió tomar los hábitos. No le prodigaría sus mimos a nadie sin amor; no viviría una vida oscura, gris y llena de hipocresía. Sólo, se entregaría por amor y, por ello, se entregó al SEÑOR JESUCRISTO, muy a la usanza de los tiempos. Se fue al convento.

      En Santander, mi tío Húsar vivió en las afueras de la ciudad; solía pasar la mayor parte del tiempo solo y gustaba andar, respirar el aire puro, ser acariciado por la brisa marina, la que, por momentos o en algún recodo del camino, se transformaba en ráfaga. Por aquel entonces, era pequeña la distinguida capital del Norte. En días buenos, de cielo azul y sol brillante, subía la colina de Cazoña, desde donde divisaba los nevados Picos de Europa en la distancia, para imaginarse, detrás de ellos, a su Cangas de Tineo de la infancia y primera juventud, que le traían muy gratos recuerdos; recuerdos queridos, gratos y distantes en el tiempo. Sentado sobre el prado, veía salir los navíos, que remontarían el Océano Atlántico y atracarían en La Habana. Se preguntaba a sí mismo, si sus hermanos y sobrinos irían a recibir a los que llegaban de la Península, como él hacía, de vez en vez, con los que partían; aprovechaba para hacerles unas letras, y enviar retratos y algunas golosinas nacionales, lo típico de la región. En la práctica, no tenía familia el tío Húsar, cercana quiero decir, en la Península, después de fenecidos sus abuelos, por lo que se conformaba con las fotografías de sus dos hermanas y hermano, y de sus sobrinos indianos.

      Paseaba por La Maruca, pues le encantaba contemplar la pequeña ensenada de cambiante dimensión a causa del juego de la Luna y el mar; andaba hasta el Faro, pasando por Cueto, fascinado por la costa del Cantábrico, absorto en el vuelo de multitudes de estorninos en constantes ondulaciones y zigzagueos; acariciado por el ruido de las olas y el sonido de los campos en permanente pastoreo.

      Caminaba el caballero, que seguía sintiéndose soldado por dentro. Allá, por la finca “San Quintín”, con cierta frecuencia, se cruzaba con un Escritor en su paseo, que, siendo del otro bando, sabía comportarse, cual un señor, sólo que llevaba la chaqueta del traje abierta. En aquellos tiempos, la sociedad estaba dividida, en los que eran leales al Rey y los que deseaban implantar una república, copia del estado vecino o de algún otro estado lejano de costumbres bárbaras para el gusto de la mayoría de los habitantes del Reino. A pesar de que los ánimos estaban un tanto sobresaltados, se llevaban la mano al ala de sus respectivos sombreros y, con leve inclinación, se saludaban Escritor y Húsar, como manda DIOS.

      Camino a La Magdalena, cuando tomaba otro camino, por la ladera sur, bordeando la Bahía de Santander, cuya bellaza le hacía soñar y hacía salir a flote al Poeta, se detenía en el Público Lavadero, para recordar a aquellos amigos de la infancia, que se entretenían, viendo a las mujeres lavar; les divertían sus alegres charlas, parloteo incansable, imparable, entrañable; inclusive, se llegan a remangar las blusas, mostrando sus rollizos brazos y hasta algún tobillo al subirse la falda, lo que hacía una delicia de sus observaciones y les llenaba de fantasías. Se detenía aquí y allá, saludaba a algún conocido de paso y se internaba, por unos instantes entre las más estrechas calles de segunda y tercera fila, para adquirir algo en las múltiples tiendas del Centro, para de nuevo volver a enfrentarse al mar, dejar su mente volar, repetir batallas y los entrenamientos, recordar viajes… Pues, mi tío Pepe nunca dejó de ser Húsar en su pensamiento.

      Santander, Verano de 2004

      Nota: ANDREA TUTOR, Cuentos de la Historia de España, Primera entrega, Santander,

      2005.

    • Llegó el Abuelo

      (Del libro de cuento infantil Cuentos del Abuelo, Santander, 2004, escrito como regalo en su primer cumpleaños al niño Alejandro Agad Aznar, por la caballerosidad de su abuelo, el Sr. ex-Presidente de España y añade el agradecimiento de la autora haberle servido de testigo silencioso de su difícil negociación para el rescate de su Obra Literaria).

      Mi estado de placidez llegó a su término. Me revuelvo y empujo con los pies. Quiero salir por ese agujero. Empujo y empujo, mas no puedo. Necesito algo, que no tengo; sé que lo encontraré saliendo… Alguien me alza por los pies; corre líquido por mi cuerpo. Hay tanta luz, que abrir los ojos no puedo; los aprieto muy fuerte, como mis puños cierro, los que son asidos por un invisible cuerpo, que me sujeta a la vida en estos momentos primeros… No sé qué pasa a mi alrededor, a veces hay jolgorio y otras, silencio; me golpea la luz o la tenue penumbra acaricia mi cuerpo.

      Hay alegría en las voces, que se inclinan sobre mí. Parece, que ha comenzado la fiesta por mi nacimiento. Sólo conozco a dos por las caricias, que recibí estando dentro del cesto; también, hay otras, de las que tengo un vago recuerdo. Todos hablan de un tal Alejandro. Ese es el nombre, que más recuerdo… Cuando abro los ojos, a todos veo sonriendo; no conozco los rostros, pero sí el olor de su aliento y, en el caso de algunos, reconozco hasta el olor del cuerpo… ¡Esa es mi mamá! Muy joven aún por cierto; un tanto pequeñita y pensar, que pudo mantenerme dentro con estas piernas largas y encorvadas, que ejercito todo el tiempo, pues, con ello, logro un profundo sueño.

      Esas gafas horribles son de mi viejo, que, aunque estén de moda, no dejan de ser feas por ello. Sus labios invisibles sonríen, mientras acaricia mis cabellos. No entiendo mucho de medidas, a todos veo inmensos con relación a mi cuerpo, el que reconozco poco a poco en cada movimiento y, con mis manecitas, lo voy recorriendo. Ya comienzo a percibir algunas diferencias. Sé, que esa es la abuela; me mira tiernamente todo el tiempo. Me habla entre caricias; me llena de besos. La veo algo bajita, pues le llega a mi padre sólo al pecho. ¡Al cogerme en sus brazos, ya estoy en el Cielo!.

      Se oye una voz grave; todos hacen silencio, mientras se acercan unos pasos, que predicen a un hombre grande y corpulento. Se inclina sobre mi cuna, un hombre pequeño, que lleva unos bigotitos debajo de la nariz con corte recto. ¡Ese es mi abuelo! Él me llama Alejandro. Me alza en sus brazos y me da un beso. Me eleva por los aires, hay algarabía:

      – ¡No le hagas eso! –censura el coro de mujeres, que siempre me están sobreprotegiendo.

      El abuelo no hace caso, yo lo miro sonreído desde mi no alto cielo. Y, entonces, me hago la idea de que, así, me ven todos ellos. Me rodea con sus brazos y sale a dar por el jardín un paseo; retoza a nuestro alrededor un alegre perro. Luego, se sienta y me narra sus recuerdos. Otras veces cuenta historias, que no comprendo. Mas, él dice, que no importa, si no lo entiendo. Me habla suave y despacito, para que sus frases se graben en mis recuerdos. “Más tarde, su propio discurso irá componiendo, entretejiendo éstas y otras palabras, que cultivamos en su intelecto” –dice el abuelo.

      Vivimos en muchas partes; en avión, nos vamos, de allá para acá, moviendo. Hasta he navegado en yate y, al Mundo, he ido recorriendo. Escucho lenguas diversas a mi alrededor, pero yo prefiero la de mis abuelos, que, también, es la de mis padres y mis tíos inquietos.

      El lugar, que más me gusta, es la casa de mis abuelos maternos. Antes de dormir, siempre me hace cuentos el abuelo. Me habla de hadas y sortilegios. Incentiva mi fantasía, suele decir. Pero, él no sabe, que yo les veo, cuando se acercan a mi cuna con sus varitas mágicas, regalándome lindos sueños. Asimismo, sonrío al jugar conmigo aquel Amigo Primero, que me asía de la mano al perder la placidez y el recogimiento, perdido entre tanta luz, sonidos; en la inmensidad del Universo.

      ¡El abuelo inventa historias para su nieto, que entrelaza con la vida, pues él gusta decir, que la vida es el mejor cuento!

      Del libro de cuentos inédito Llegó el Abuelo (2004)

    • Crecí como escritora

      Para darnos cuenta de nuestro camino y crecimiento, en uno u otro oficio, se necesita transitar por muchos estadios. A veces, cuestiones, que escapan a nuestra observación, incluso no tomamos en cuenta a la hora de señalar cómo fuimos formados, nos harán reconocer en ese, nuestro pasado, las primeras semillas, que iban cayendo en terreno fértil. Pudiésemos decir, que diferentes individuos son colocados ante una serie de acontecimientos y enseñanzas similares, pero cada uno se desarrollará en su propio sentido, seguirá su propio camino.

      Crecí viendo leer a mi padre, oyendo sus relatos sobre la familia, la vida y La Biblia, con esa forma culta y elegante, que le caracterizaba, con ese decir refinado sin pedantería y palabras rebuscadas, mas siempre del más elevado Castellano. ¡Me encantaba escuchar a mi padre! Mi hermanito Raúl y yo fuimos sus dos más files oyentes y discípulos. Mi hermanito siempre fue un artista, un artista autodidacta: magnifico bailarín, actor, pintor, constructor y un retoño de arquitecto. Ambos, siempre, me acompañan, junto al abuelo Tutor; me ayudan a escribir, a pintar y, mi padre, hasta a escribir cartas y hacer la contabilidad. Soy una sostenida desde el Cielo, pero eso solamente lo se ahora.

      Pues, mi padre me narraba sobre aquél amigo suyo, desde los días de su niñez, que inventó la novela radial con su “Derecho de Nacer” o de otro de sus amigos, Ñico Saquito, quien fue una gloria de la música cubana o de, en sus días de Jefe de Viajantes de Cruzellas y Cía. en Pinar del Río, las visitas nocturnas su casa, en esa ciudad, del compositor Pedro Junco, que nos legó su inmortal “Nosotros”. Él mismo, fue un potencial gran músico, truncado por el temprano fallecimiento de su padre, mi abuelo Tutor, el Pintor, Decorador y Comerciante. Debió haber partido a Alemania a la temprana edad de 10 años para, desde la casa de la tía-abuela, continuar sus estudios de violín, hasta convertirse en un clásico ese gran hombre de estatura pequeña, que no soportaba la música popular. Oyendo los relatos sobre el abuelo Tutor, crecieron nuestras aspiraciones a seguir su ejemplo, a beber de los genes artísticos depositados en nuestros cuerpos, pero no seguimos el camino del Arte, sino de las Ciencias, las Técnicas, el Magisterio y la Economía casi todos sus nietos, con independencia de dónde nos encontrásemos, en Cuba o en los Estados Unidos, en Venezuela o en Rusia; hasta es posible que esos descendientes desconocidos, tal vez, de nuestra tía-abuela alemana, también, lleven la fibra artística dentro. De hecho, no solo yo escribo en mi familia, quiero decir Literatura, sino mi hermano Desiderio, a quien le editaré su primera novela corta. Mi hermano Juan Antonio, para nosotros Johnny, es autor de importantes manuales universitarios en la especialidad de Ingeniaría Civil. El fue el primer profesor universitario en mi familia nuclear, seguido por mí. Yo nunca logré escribir libros de texto, solo algunos materiales didácticos para mis estudiantes de Comercio Exterior y de Transporte Internacional, verdaderamente pocos. Aunque profesora universitaria, nunca di muchas clases, un privilegio de los que pertenecíamos a la élite de las Ciencias Sociales en Cuba y lo que tengo que agradecer, en gran medida y en primer lugar, a la Dr. Elena Díaz, quien insistió, en que trabajase con ella al decir a quién debía ser mi “jefe”: “Yo soy un barco. No puedo trabajar en la Universidad, porque no me gusta ser polilla; no me gusta siquiera imaginarme sentada detrás de un buró y con espejuelos, enfrascada entre muchos libros. Yo estudié para diplomática, porque me gusta viajar y pasear por el mundo. No quiero estar encerrada; amo la libertad”

      Pues, Elena, con esa inmensa sabiduría y tacto para tratar a sus subalternos y amigos, razonó en su interior: “Una persona, que es capaz de decirle a quién se supone, que será quién dirija y evalúe su trabajo, que no sirve, nunca le fallará de comprometerse a hacer algo; tiene que ser una persona, extremadamente, sincera y responsable. ¡Yo voy a sacar el caballo blanco, que está dentro de esa piedra!”. Luego, me lo confesó

      .

      Volviendo a mi niñez, quién me hizo amante de la novela, de la radionovela, una adicta, fue mi vecina Cachitica, con la cual escuchaba, todas las tardes, dos novelas radiales; mientras en las noches, bebía, una tras otra, las novelas de Corín Tellado. De hecho, el principio y el final de “Vals para Karla” son un homenaje a esa gran escritora de novelas rosas de origen asturiano, como mi abuela Maria Herminia Pantaleona. Ciertamente, no soy una escritora de novela rosa, aunque sí una escritora romántica en muchos sentidos y realista en muy primer término, sin excluir la magia, que subyace en la vida, aparentemente, material y real; en este mundo mágico, donde la mayor magia y encanto se expresa en el amor. Posiblemente, mi experiencia en la investigación científica y de Ensayista Social me hayan salvado de escribir novela rosa y alcanzar mayor envergadura, profundidad y complejidad en la primera novela, que he escrito, VALS PARA KARLA, que aunque presenta un título alternativo o subtítulo, yo prefiero llamarle por su título original.

      En mis días en la enseñanza primaria, en la Escuela Pública Nº 84 Salvador Pascual, en las mañanas era 27, (de los hermanos pequeños, solo mi hermano Johnny alcanzó a estudiar en escuela privada, el Colegio Bautista “El Salvador”), entonces, mi fuerte era la Ortografía, muy superior a la de hoy, y participaba, representando a mi Escuela, en cuanto concurso de Ortografía había en la ciudad de Santiago de Cuba. Luego, llamaban la atención mis composiciones y algún que otro dibujo, pero yo me incliné, siguiendo la tónica de los tiempos, hacia la política. Tal vez,, se debiera al momento histórico, que se estaba viviendo en Cuba, el triunfo de la Revolución Cubana y la militarización de la sociedad, y a ese deseo de participación, que encontró su frustración en no haberme permitido mi madre ser pionera con un rotundo: “Las niñas decentes no son pioneras. Las niñas decentes, cuando terminan sus clases vienen para su casa; no andan por las calles, como los varones”. Severa mi madre, muy severa, pero nos dio una educación excelente y, también, nos dejó entrañables relatos, que algunos crecerán en novelas entre las manos de mi hermano Cutty (Desiderio) o mías, al igual que los idílicos parajes de la finca del abuelo Juan, mi abuelo gallego, padre de mi madre, ya se asoman en las páginas de ambos.

      Fue mi padre, quien escribió mi primer ensayo experimental sobre la Historia del Imperio Chino, la China de los Mandarines, estando, yo, en el Bachillerato, en el Instituto de Segunda Enseñanza “Cuqui Bosch”. ¿Un fraude? No, una meta a alcanzar, una tarea marcada para el futuro. Era mi padre, diciéndome sin palabras: “Así tienes que escribir, cuando seas una intelectual de las Ciencias Sociales”, mientras yo soñaba con ser médico, cirujana. Ciertamente, aún no he alcanzado el nivel de mi padre, pues no utilizo locuciones latinas al escribir, no las manejo con habilidad; no estudie latín. Recuerdo, que mi hermano Johnny quería ser Arquitecto y mi padre le dijo: “Estudia para Ingeniero Civil, pues podrás hacer lo que hacen los arquitectos y lo que ellos no son capaces de hacer”. Era mi hermanito pequeño, el benjamín de la familia, quien había nacido para ser el Arquitecto. En verdad, mi padre no se equivoco al indicarnos, sin obligarnos, la profesión adecuada. Pues, yo siendo una niña, que decía, al mismo tiempo, que quería ser intelectual y médico, sin saber que lo segundo no tiene que ver, en la gran mayoría de los casos, con lo primero, y que aparta al individuo de la necesaria reflexión intelectual en buena medida. Mi primera vocación, después de mi fantasía de trapecista, no la seguí, pero sí, desde las relaciones económicas internacionales, crecí hasta convertirme en Ensayista Social. Y, en mi retiro activo santanderino, fuera de toda expectativa de vida, me empine un poquito más para tocar la cumbre de las Letras y, como Oscar Wilde, aunque sea con una sola novela, esta primera novela, “Vals para Karla”, ya puedo considerarme entre los novelistas de principios del siglo XXI, entre las Literatas del Nuevo Milenio. Colocando a un lado la modestia y mi timidez intrínseca, me atrevería a considerarme una clásica, desde el mismo momento en que me llegó la bendición del Cielo a través de la genial Escritora chilena Isabel Allende, una de las más grandes plumas de la Lengua Española de todos los tiempos; la más grande entre los grandes, por elección de los lectores, en el siglo XX, y hasta hoy.

      Volviendo al oficio de escribir, y el modo en que a mí se me dio este crecimiento, pudiese mencionar algunos de mis maestros en el Ensayo Social: los cimientos fueron sembrados en el Instituto de Relaciones Internacionales de Moscú (MGIMO-Universidad) por mis tutores de trabajos de curso y diploma; la ya mencionada Dra. Elena Díaz, de la Universidad de La Habana; la Dr. Carmen Diana Deere, entonces en la Universidad de Massachussets, hoy en la Universidad de la Florida, la que, además, es culpable de que sea un tanto work-colhic (una palabra que conocí con ella y significa ser un adicto al trabajo) y el Dr. Gerd Junne de la Universidad de Ámsterdam. Ellos son los que han tenido una mayor influenza en mi desarrollo, como Científica y Ensayista, pero no son los únicos; destacable es la presencia del Dr. Alex Fernández-Jilberto, ese chileno-catalán-holandés que rinde frutos en la Universidad de Ámsterdam, del Académico y Dr. Víctor Volski, quien por décadas fue Director del Instituto de América Latina d la URSS, de la Dra. Martha Núñez y la Dra. Niurka Pérez de la Universidad de la Habana, entre otros. Con todos ellos, he tenido el gusto, y el honor, de trabajar y compartir amistad.

      Mas mi entrenadora en escritura, o mejor dicho, quien me obligó a expresarme para ser comprendida con claridad, incluso, para un lector de la Lengua Española no nativo; a expresar mis sentimientos, emociones, sensaciones y descripciones, mediante palabras, fue la Dra. Marion Welzel, quien me sirvió de modelo para conformar el personaje de Karla y actuó para mí en la vida real, quien ha sido mi musa y es mi Venus; quien me lanzó los más grandes retos en mi vida, trazo las líneas de nuestros proyectos literarios y, hasta hoy, yo he cumplido con mi parte dentro dichos proyectos y sigo esperando a mi complemento, a “mi yunta”, como dicen vulgarmente en Cuba. Realmente, formo parte de una yunta de “vacas”, donde el yugo ha quedado sostenido por la más débil en apariencia, por la que tenía menos dones y voluntad desde la juventud, también, en apariencia. Un dúo que es una unidad desde el Cielo, antes de venir a la vida terrena en los cuerpos de Cary Torres y Marion Welzel: ella mira al futuro y yo doy los pasos en el presente; una es ratón de laboratorio y la otra, científica, observadora social; una lo tenía todo desde el principio, y se confió, y la otra, lo fue alcanzando paso a paso con constancia, con trabajo, dejando “partes de su cuerpo en cada herida”, para parodiar a Joan Manuel Serrat en una de sus mas famosas canciones; una aprendió a organizarse, a organizar sus papeles de trabajo y la otra, a desorganizar su mesa de trabajo, a dejar las cosas por doquier, como si alguien hubiese invertido el orden. Tal vez,, existiese un pacto secreto entre esas dos partes de una misma célula cósmica antes de nacer, pero que en vida yo, en particular, no me conformo con semejante destino y lucho por alcanzar mis ideales y mi felicidad, y porque ella los alcance también, aunque me tenga que odiar para ello. Realmente, no creo, que un gran corazón sea capaz de albergar un sentimiento tan bajo y sórdido. Mi Venus será una gran escritora, porque en ella está Goethe.

      ¿Cómo escribo? Pues, no lo sé. Nunca he seguido una regla fija para escribir. No tengo método y, por tanto, no puedo enseñarles nada. Cada obra, cada artículo, cada ensayo, cada escrito tiene su propia dinámica y su período de preparación, no siempre consciente de mi parte. Incluso, llego a sorprenderme al llevar a las páginas, hacer realidad, entrelazar las disímiles experiencias y conocimientos, que preceden a la escritura. Puede ser, que eso nos pase a todos, pero de lo que sí soy consciente es que en mi fase previa de Ensayista Social no lo percibía: fue mi amiga la Lic. Miriam García, Profesora jubilada de la Universidad de La Habana (con quien comparto el Premio Nacional de las Ciencias Sociales de Cuba, junto a Carmen Diana Deere, Niurka Pérez y Ernel González), quien, por primera vez, llamó mi atención hacia el hecho de que ninguno de mis trabajos se parecía a otro, que todos tenían una concepción diferente. En tanto, mi amiga Diana Margarita Favela, hoy en la UNAM y a quien conocí en su etapa d Investigadora del CIDE de México, junto a, mi también amiga, la Dra. Evelyn Jacir (ex-Presidente de la Comisión de Reconstrucción Nacional de El Salvador, tras la guerra civil de ese país centroamericano, y ex-Ministra de Educación por ARENA), la advirtió en mí la característica de ser muy impresionable o, tal vez, quiso decir, que yo me llevaba mucho por la impresión, que causaban en mí las personas, las cosas y los hechos.

      Tanto Margarita como Evelyn aparecieron en mi vida en un momento importante, en que no me satisfacía el dogmatismo, en el que me habían instruido y, en cierto modo, educado; ella contribuyeron a dar frescura flexibilidad a mi pensamiento, hacerme partícipe de otras realidades no conocidas y darme, entre ambas, la única posibilidad de visitar México, país tan entrañable y especial, con una relación particular con Cuba (siempre bromeo con Marga, que dicha relación se debe a que Montezuma debió tener una amante cubana; el mismo modo que he escuchado en Cuba, que el nombre de Mercedes en los coches Mercedes Benz se debe a que la esposa o amante, no recuerdo bien e ignoro si es real, del Sr. Benz era cubana y se llamaba Mercedes; por cierto, en Nuevo Vedado, en La Habana, vive una señora, que se dice es de esa familia y estrena con mucha frecuencia Mercedes). Con Evelyn estuve sobre la Pirámide del Sol y, allí, la fotografié, al igual que fotografié a Marion recostada a la estatua del Alma Mater, en lo alto de la escalinata de la Universidad de La Habana, y con la cartera dejada a un lado, en el suelo.

      Continuará….

    • :

      PREMIO NACIONAL DE LAS CIENCIAS SOCIALES EN CUBA DE LA ACADEMIA DE CIENCIAS

      FUNDADORA DEL NEO REALISMO ROMÁNTICO

      Por ANDREA TUTOR [2]

      CRECÍ ESCRITORA II [1]

      No he cumplido con mi amiga mexicana, la Dra. Diana Margarita Favila Gavia, Profesora de la UNAM, la que al leer “Crecí como Escritora”, publicado hace un año en mi Web, se interesó tanto, que me solicitó su continuación inmediata. Más que nada, he estado abrumada por un conjunto de tareas y avanzando en la expresión plástica del Neo Realismo Romántico, desde el desconocimiento absoluto de las técnicas, y siempre guiada, lo que no me ha permitido dedicar todo el tiempo necesario a mi Web, así como he sentido la ausencia de un especialista en Diseño de Páginas Web, que le de una mejor estructura y efectos más profesionales, más atractivos. Si bien he recibido ayuda, en la etapa inicial de su conformación, he tenido que trabajar en su desarrollo, en solitario y con muchísimos conocimientos olvidados, lo que me ha impedido satisfacer a amigos y lectores en la medida requerida. Intentaré en este texto suplir algunas de sus inquietudes, sobre todo, de personas, que me conocen tan bien como Margarita y, aun así, le son de sumo interés mis escritos.

      Ante todo quiero reconocer la ayuda y Presencia de mi Padre el Sr. Juan Antonio Torres y García en mi labor de Escritora. Su Presencia constate y ayuda, en Espíritu, contribuyen en gran medida a la elevación de mi lenguaje escrito, muy superior a mi lenguaje oral, cuando logro la concentración debida y soy dócil. Con frecuencia, he leído de escritores, que reconocen ser mejores en la expresión escrita. Y, yo, en particular, lo atribuyo no sólo a que el lenguaje escrito nos permite mayor concentración, utilizar zonas del cerebro, que quedan bloqueadas, en la mayoría de las personas, durante el acto de hablar. Además, no está presente la interferencia de un interlocutor, con sus diversos lenguajes. El nuestro se encuentra presente, pero en silencio. Siempre se conversa con el público o con un ser determinado, con la persona, que se tiene o ha tenido mayor nivel de comunicación, aunque no esté presente. Es muy probable, que la comunicación se establezca con su parte espiritual, pero se hace desde el silencio de la creación, con la música arrancada del teclado de una computadora y/o del roce del lápiz o la pluma con el papel, dependiendo el modo que le sea más cercano e íntimo a cada escritor, de su desarrollo en el uso de los medios o en su reticencia a disfrutar de la posibilidad y comodidad de las nuevas tecnologías. Ante el teclado, siempre estoy al piano, le arranco ritmo y música, que muchas veces lleva el compás de la pieza clásica, que se interpreta desde mi cadena de música de trabajo. En otras ocasiones, escribo en silencio, por ejemplo, los artículos y ensayos. Entretanto, la narrativa, ya sean novelas, cuentos, prólogos u otros escritos, cada uno escoge por sí mismo su música; incluso, me llega a través de personas inverosímiles, cual sucesión de coincidencias, hasta llegar a su destino. Y, ahí está, en la carátula del CD, el número 18 repetido 3 veces, que me hace presente a mi padre (mi padre es Acuario y nació el 18 de febrero de 1901) para escribir la novela y un CD de Sofía Rotaru, traído, para mí, desde la propia Moldavia, cuna de mi preferida cantante en Ruso desde mis días en la capital ucraniana, Kiev: el segundo, el de Sofía Rotaru, me llena de ánimo amoroso, expresado en su título y en la alegría de la melodía y la voz, en la letra; mientras el primer, dada la sobriedad clásica eleva el espíritu para dar a mi prosa la trascendencia y vuelo, que merecen los lectores del siglo XXI, de la Nueva Era; acariciarles el alma e ilustrar sus mentes, enriquecer sus análisis y sentimientos. Pues, un CD llegó de Moldavia, y fue un obsequio amable de una de mis lectoras, que quedó fascinada y plena de júbilo con VALS PARA KARLA, augurándome un gran éxito en todo el territorio compuesto por los países, que integraban la URSS; el otro, alguna persona desconocida lo dejó en el edificio violeta de El Sardinero, frente a la Ballena y al Real Racing de Santander, ese que unos le dicen azul y otros violeta, donde mi hermano tiene su base de apoyo en Santander y desde donde realiza sus investigaciones en los laboratorios de la universidad de Cantabria, para diseñar nuevas aplicaciones técnicas y tecnologías en la construcción: yo creo en Literatura, tras haber creado en Ciencias sociales, mientras el Dr. Ing. Juan Antonio Torres Vila crea en la Ingeniería civil por casi 40 años. Pues, en ese edificio, de donde me llegó la música, por intermediación de Ramón, el Encargado, mi Hermano y Jesús, esta vez, el CD “Gran Selección de Música Clásica” cortesía de Argentaria.

      Por cierto, mis libros, siempre con la ayuda de mi amigo Jesús, Ingeniero asturiano de la misma villa, Cangas de Tineo, ahora del Narcea, de la que procede parte de mi familia paterna, se montan en el edificio violeta o azul, así como se realiza la impresión de las diferentes versiones, primero desde la Oficina de Investigación de Geobbrug Suiza, que dirigía mi hermano Johnny, también trabajó mi otro hermano Ingeniero Civil, y ahora desde 3S Geotech y Tecnología, firma de mi hermano.

      Volviendo al tema de la inspiración y sobre la escritura de mis trabajos literarios, siempre está presenta un proceso de preparación previo, del que no siempre soy consciente del objetivo: se me introduce a la búsqueda de información, se me muestran cuestiones sobre las que debo meditar, o se me hace meditar en voz alta, discutir, aparentemente, conmigo misma algunos temas y por medio de esa discusión, en ocasiones hasta acalorada, cual si tuviese un interlocutor, que me pusiese banderillas, voy desarrollando o esbozando ideas, que, luego, de forma más elaborada aparecerán en mis escritos. De hecho, comienzo mi trabajo de forma mental, mientras me debato conmigo misma por no avanzar en cuestiones, que tengo pendientes o en las que me había propuesto realizar. ¡El hombre propone, pero Dios dispone! A veces me molesta, que Dios me use para su fin y no siempre tenga suficientemente en cuanta mis intereses personales. Ocasionalmente, digo que no, pero al verme viva, sé que no tengo ese derecho. Aunque mi Hermanito me ha dicho, que yo no soy sierva ni esclava, siquiera de Dios, porque soy su Hermana e Hija de Dios, su Tata. Considero, que Dios es un maltratador, que me chantajea y que me promete cuestiones, que aplaza en el tiempo, que me dice que obtendré algo y, luego, el permite, que se usurpe mi puesto, por ejemplo, el Premio Planeta 2002 o los Premios Alegría de Santander 2004 y 2007. ¿Es Dios culpable? No y sí, porque permite, que el mal pisotee al bien, permite que la poesía diabólica sea elevada, solo por rara y no por calidad sobre la poesía celestial.

      Tengo derecho a enfadarme con Dios. Sí, sin embargo, digo y reconozco, es más, doy testimonio, que cuento con la asistencia del Cielo con una fuerza nunca antes vista por mí, ni escuchada, al tiempo que no caigo en trances, del modo en que he visto a otros, sino de una forma similar, en que sólo lo conocen los genios, pero en mayor grado porque es durante las 24 horas del día, y muy pocos se inclinan hasta el suelo para agradecerlo. ¿Todos lo perciben? Estimo, que la mayoría, que vive este fenómeno espiritual sí es consciente, supongo que de una forma tal sean contados de existir otro humano, que sea movido por el Espíritu de Dios. Dicho literalmente, aunque en algunos puede ser que su egocentrismo e incredulidad les lleven a creer, que sólo se trata de su inteligencia y que son superdotados, como yo misma creía estando dentro de las Ciencias Sociales al hacer pronósticos acertados y conclusiones arriesgadas. He tenido que avanzar en otros campos, en que no soy especialista, sino desde el profano que asoma la nariz para salir alzado en brazos por la Creación, para percibir en toda su magnitud la influencia divina y la comunicación telepática con espiritual, que están habitando cuerpos humanos. No estaría en la capacidad de asegurar, que esas personas son conscientes de dicha comunicación, pero sí que en la distancia me apoya su ser interno, aunque sus seres externos se muestren indiferentes, hasta en mis fotografías se puede percibir, es posible que la ayuda provenga de la multidimensionalidad de los individuos, por los menos de aquellos a los que podemos considerar que gozan de la dualidad humano divina.

      Un asunto tal escapa a toda coquetería o pose intelectualoide; es testimonio de la participación de la Creación en la creación artística, valga la redundancia. Considero, que es hora, que los escritores, músicos, intelectuales, profesionales honestos y que están seguros de ser asistidos den testimonio de la presencia de Dios en su obra, la que siempre se escribiría con mayúsculas. Es hora de reconocerse copartícipes de la Espiritualidad Divina y asumir sus responsabilidades. Yo les puedo asegurar, que Miguel de Cervantes experimentaba este fenómeno, que él describe muy bien en el personaje, que le hizo célebre, Don Quijote, aunque lo caricaturiza o refuerza la primera etapa en que aún no lo sabía manejar, como tampoco lo supo llevar en sus inicios San Juan de Dios y sufrió la llamada “locura de santo” al no creerse merecedor de tan elevada condición y elección.

      Quiero aclarar, que no es un asunto de dominio de técnicas, aunque sea necesario ir avanzando en ellas, sino de inspiración, y la inspiración siempre viene del Espíritu Santo. Sólo con el dominio de las técnicas o imitación de métodos y estructuras de otros se puede llegar a un producto literario, pero nunca la creación de Literatura.

      Estamos en el siglo XXI ha surgido un nuevo estilo y una nueva forma de decir en Literatura, el Neo Realismo Romántico en Santander, España, y comparte cuna con Cuba y, en particular con Santiago de Cuba y La Habana, así como reconozco a Moscú y Kiev como madres, que cuidaron y contribuyeron de forma decisiva en mi crecimiento como profesional y en mi experiencia vital, por lo que siempre estarán presentes en mis escritos, de hecho, ya he escrito un relato ruso, que aunque en Español parece escrito por un Escritor ruso, La Hija del Bicarbonato”. No se le han abierto los caminos al Neo Realismo Romántico, sino que todo lo contrario, porque los promotores de la cultura se han ido quedando en el pasado, siguen montados en el esquema del Realismo Mágico o en la novela fácil o al estilo kafkaiano, en el rebuscar y montar libros, que nos dan las facilidades, que brinda Nacional Geographic y las películas americanas, que gozan de una magnífica puesta en escena y estudio de escenarios; bien se prepondera todo tipo de novela histórica, muchas de muy débil empaque y en las que se percibe la ausencia de una verdadera investigación histórica, más propia de las novelitas de aventura para adolescentes que de gran literatura. Vivimos en un momento, en que se están aupando a autores no consolidados intelectualmente en detrimento de autores con una carrera sólida, porque así no se tienen competidores fuertes; de ese modo se crea una enorme brecha entre unos cuantos ascendidos, no siempre sobre pilares consistentes, fabricados más por la propaganda que por sus plumas en algunos casos, a base de marketing se hacen “grandes”, aunque no tengan estilo ni sean originales en lo absoluto.
      Estamos en el siglo XXI, en un período, en que Dios, entiéndase como se considere oportuno por cada individuo, tomando como punto de partida su historia personal, la de su familia, grupo y educación recibida, está iluminando al Mundo en abundancia. Se está en presencia de un flujo inimaginable de mensajes, que necesitan del filtro de la ilustración, de la razón y la flexibilidad del pensamiento humano; la necesidad de que las personas mejor preparadas en este mundo, sobre todo sus Doctores más importantes, den un paso decisivo hacia el crecimiento espiritual consciente y penetren en el conocimiento de muchas cuestiones, que, como norma, hacemos de forma inconsciente, pero la hemos venido haciendo siempre, de manera fácil, suave, fluida y es, por ello, que nos han favorecido y guiado a mayor altura que a la masa humana; nos han situado en su cúspide. Me refiero a los Intelectuales y Científicos de más alto rango dentro de cada uno de los países, no a la burocracia de la intelectualidad, sino a los

      © Foto de Juan Antonio Torres Vila, 28 de Octubre de 2007.

      que han crecido por el desarrollo del intelecto y no han sacrificado su desarrollo intelectual en la lucha de poder. Estos intelectuales están llamados a aclarar muchas cuestiones y llevar sus conocimientos al plano de la Literatura, lo que es un gigantesco reto, para que estén al alcance de todos los seres, con independencia de su nivel cultural. Yo aplaudiré a aquél, que sea capaz de escribir sobre cuestiones complejas y puedan ser entendidas e integradas a su vida por personas, incluso, con cierto retraso mental, por personas con escasa instrucción y por personas, que no tengan hábito de lectura ni intereses en la esfera del pensamiento. ¡Quién logra eso es un genio de la pluma!

      En el presente, hay una sobreabundancia de mensajes, canalizados por personas, que sí han alcanzado el desarrollo espiritual necesario para entrar en contacto con las entidades de otros planos o dimensiones, con seres que de forma telepática y/o moviéndose entre nosotros están influyendo el curso de la historia, en nuestras vidas. Muchos de estos mensajes están llenos de ambigüedades o de términos, que, en mi caso, no les encuentro referente. Incluso, he hecho un llamado a mis amigos, los Doctores Vivian Incera y Efraín Ferrer [3], Físicos Teóricos, para que nos aclaren conceptos y menciones, que me dejan perpleja, por ejemplo, la existencia de una tal “energía curry” y, para mí, el curry es un muy sabroso y agradable, al paladar, condimento, suma de diversas especias, como el buen té. También, escuchamos, que “el hombre es eléctrico” y “la mujer es magnética”, y se habla, como si detrás hubiese científicos. Ciertamente, en mis conocimientos rudimentarios de Física, que no van más allá de mis clases de secundaria básica y bachillerato, esto suena a absurdo, porque ambos fenómenos están dentro de la rama de la Física, que estudia la electricidad y, precisamente, el imán tienen la capacidad de atraer debido a su polaridad y carga eléctrica. Además, la redacción de la mayoría de esos textos adolece de falta de claridad y precisión en el uso del lenguaje y conceptos. Serios problemas de edición. Este problema está presente, también, en la abundancia de libros de Autoayuda, que a veces repiten lo mismo innumerables veces y otras utilizan 8 páginas, para lo que se puede decir en una.

      Se debe ser más consciente de la necesidad de ahorrar papel y palabras, de sintetizar los mensajes y usar cada palabra con la mayor precisión posible, así como ser prudente en trasladar los conceptos de aplicación en un lugar del mundo a otro, porque, incluso, el remolino de los sumideros en los líquidos en el Norte gira en el sentido contrario que en el Sur. No se pueden trasladar fenómenos propios de una cultura a otra sin el debido estudio y observación a pequeña y mediana escala, en un período de tiempo prudencial. Por supuesto, se hace referencia a asuntos trascendente y que pueden tener consecuencias imprevisibles y no a métodos de sanación, que tanto bien hacen, alivian y hasta prolongan la vida, ejercicios espirituales y algunos conocimientos, que hacen establecer contacto de forma más consciente con Dios y la Creación. Por otra parte, un mayor conocimiento de la dualidad y/o multiplicidad simbólica de los objetos, palabras y símbolos, tan útil en la Literatura y en las Artes, en general, permite romper con muchos atavismos y prohibiciones, con muchos miedos sociales inducidos, producto de la ignorancia y/o la manipulación.

      Al parecer, me he desviado de tema, en lo absoluto, porque quiero hacer un llamado a la necesidad de la precisión en el uso de las palabras, porque la palabra puede tomar cuerpo metafísicamente, así como los seres humanos necesitan de certidumbres y veracidad para poder caminar con seguridad, sin temores. Yo les puedo decir, que a mí me visitan los míos, que se fueron y otros, que Dios tiene a bien enviarme. Conozco otras personas serias, que también son visitadas y hay celebridades, que reconocen ser asistidos en su trabajo. En mi caso, no me dan temor, sino que me son de ayuda, pero que, además, me llegan voces, que inducen a malas acciones y yo logro captarlas del entorno, cual pensamientos trasmitidos. Advierto, que somos nosotros, a través del filtro de nuestra educación, de nuestra conciencia, de nuestras virtudes, de esa poderosa razón humana, los que estamos encargados de decir no, cuando no corresponde con nuestro concepto del bien y el mal, con nuestra forma de percibir la vida. Aunque el concepto del bien y el mal no es una cuestión rígida, sino que se ajusta a la formación de los individuos, a su cultura u pertenencia social, a su época histórica. Por ejemplo, la palabra bárbaro y el ser bárbaro, que hemos ido transformando en alo bueno, en halago, incluso, asumiendo algunos valores negativos de la barbarie como símbolos de desarrollo, cual características social y personal positivas, además, se le van imponiendo de forma agresiva al entorno.
      Con ello, no quiero decir, que el ser humano no pueda crecer, evolucionar, y avanzar en su concepción y apreciación de los fenómenos; en su cosmovisión. No obstante, tenemos que ser responsables, por nuestra vida y por el futuro de la humanidad, hacia dónde dirigimos nuestros pasos, hacia qué influencias externas y, a veces, internas seguimos, porque los espíritus tienen la capacidad de montársenos encima o dentro, de movernos y guiarnos, de inducirnos pensamientos y hasta de trabajar en nuestros estados de ánimo.
      En este sentido, mi mayor preocupación está, precisamente, centrada en la Literatura y en otras ramas del Arte, que, como pocas, están bajo la influencia de la espiritualidad, a través de las diferentes fuentes de inspiración, de las musas, de los genios, de los artistas ascendidos, que vienen a ayudarnos a nuestro taller y traen consigo sus malhumores, sus movimientos y hasta concepciones. Es una ayuda apreciable, muy valiosa y se debe reconocer, que no se llegaría lejos sin ellos. He aquí, cuando debemos estar atentos, porque el afán por crecer por trascender, por alcanzar la merecida fama nos puede conducir por caminos inciertos y pactar con quién debiésemos rechazar. Cuando se nos presenta un invisible amigo escritor y nos induce a escribir una novela, en la que se desarrolla un crimen, debemos detenernos, pensar mucho y decidir sobre ella. Les puedo decir, que yo tengo esa novela, que daría una magnífica película norteamericana y la he detenido desde 2006, porque no quisiera sangre ni sacrificios de vidas en mis novelas; es una novela con una trama excelente y apasionante, una novela llena de enseñanzas, pero con crímenes, que no quiero que tomen cuerpo y, por ello, no la he concluido. Es una novela, que está en mi pensamiento completamente estructurada y que casi la he vivido, cual Miss Marple.
      De hecho, muchas de nuestras vidas están marcadas por los personajes de novelas y relatos del pasado, cual si estuviésemos viviendo las historias de los más famosos narradores; es la vuelta de los Escritores y sus personajes, ante lo que nos encontramos en el inicio de esta Nueva Era, del siglo XXI: los muertos han salido a la superficie, los que se encontraban en el Seol y los ascendidos, del Cielo, los purificados, han bajado a librar la batalla del Apocalipsis contra ellos y el campo de batalla es la Tierra; nos mueven, al modo de niños jugando con soldaditos de plomo. Con una mano sobre el corazón y la otra sobre la Biblia, les aseguro, que no somos responsables al 100% de nuestros actos, ni nuestros destinos, que el libre albedrío es un espejismo, que la sincronicidad con que se mueve el mundo y todos los que estamos dentro de él no da lugar a dudas. Un buen observador, un ojo muy entrenado en la observación, y con espiritualidad elevada, se asombra y maravilla, pero no puede dejar de preocuparse.

      ¿Podemos hacer algo para lograr nuestra liberación o a lo sumo un grado de independencia tal, que nos permita hacer nuestras propias vidas? Es muy difícil, porque nos moverán en ciclos, y cada cierto tiempo, nos colocarán ante la misma combinación de naipes, cual si estuviésemos ante la pescadilla, que se muerde la cola. Estimo, que en ocasiones, por lo menos, sí se puede hacer por desviar los acontecimientos y, de hecho, se son desviados por los individuos, pero, incluso, algunas de esas aparentes desviaciones llevan al mismo fenómeno inevitablemente. Esto siempre me hace recordar la salida de los judíos de Egipto, y la tozudez del Faraón, que sumió a su pueblo y ejército en la desgracia, pero al mismo tiempo la Biblia es clara en señalar, que Dios los hacía ponerse más recalcitrantes para hacer mayor su castigo. Sé, que la mayoría no estará de acuerdo conmigo al cuestionarme la veracidad de un concepto tan apreciado, como el del libre albedrío, pero yo me limito a la observación y a la verdad de lo observado y revelado, a los que puedo comprender de una lectura inteligente y no dogmática de la Santa Biblia, con un repasar la Historia.

      Por otra parte, está presente el temor de no cumplir la Voluntad de Dios. Ahí, es, por cierto, dónde tiene que entrar a jugar un rol fundamental nuestra razón, que es el filtro de la fe. Los escritores, en general, pero muy en primer lugar los que escribimos, además, cuentos y los que preparan juegos para los niños, debemos ser responsables por qué tipo de escrito y qué alimento le damos a las almas, a los espíritus: veneno o frutas del bosque, ruidos enfermizos o música clásica; belleza artística, llena de ideas sugerentes o deformidades y mensajes, que le hacen daño al hombre en su interior. Las Artes, en general, están influidas, iluminadas desde dos lados, cuando menos. Para hablar de forma esquemática, diría, que por las fuerzas de la Luz y las de la Oscuridad. ¡Hagamos penetrar la Luz a la oscuridad para iluminar y ver las múltiples bellezas, que son presas de ella! De este hecho, yo misma no he sido consciente hasta hace poco, porque se nos alimenta indiscriminadamente con unos y otros productos artísticos, incluso, se nos trastocan los conceptos..
      No quiero erigirme en censora, del mismo modo que no acepto, que personas atrasadas, conservadoras e ignorantes me censuren, sino que el propio creador se detenga en el análisis de su obra, que no se alinee a la facilidad o a lo que dicen los mercaderes del Arte, que más vende. Nosotros somos responsables, ante el Mundo y ante el Universo, hacia dónde marchamos. Somos el motor, que hace mover la maquinaria de la historia humana y del sistema, como un todo, hacia la destrucción o la construcción. Es una cuestión dialéctica, porque para construir siempre se comienza por destruir, salvo el acto de la concepción y, ocasionalmente, se rompe el himen o se ocasiona dolor. Pues, se destruye, ya sea el edificio viejo o la Naturaleza. Desde mi punto de vista, lo natural siempre supera a todo lo que construimos de forma artificial. Incluso, nuestras recreaciones artísticas, jamás, llegarán a reproducir la belleza natural en todo su esplendor. Siquiera los excelentes medios fotográficos actuales, capaces de captar algunos fenómenos, que se denominan paranormales, aunque no siempre, serán capaces de reproducir, por ejemplo, el color violeta brillante, tendiente a rosáceo del rayo violeta de la transmutación, de la Misericordia Divina, que sólo algunos hemos tenido la dicha de visualizar y/o ver en todo su esplendor, tanto rodeando la edificación y entrando por los ventanales de vidrio como en forma de flash, iluminándonos o saliéndonos, con intermitencia de cuando en cuando, a través de los ojos. Ese cielo, que habla en cada forma y que las cámaras captan, con bastante precisión, no es posible reproducirlo con fidelidad, con todo su esplendor y multiplicidad en ningún lienzo o narración escrita. Por ello, yo recreo, en mis obras, los comportamientos humanos, sus actuaciones sociales, sus contradicciones y ambigüedades; los condicionamientos sociales, que le hacen un cobarde social, víctima, en la mayoría de los casos, de seres controladores, gendarmes pagados y gendarmes por gusto propio, genialmente recreado por Antón Chejov en ese cuento magistral, leído por mí muchas veces, en Español y Ruso, “Un hombre enfundado”, aunque me gusta más mi traducción del título “El hombre en su envoltura”.

      Recientemente, he vuelto a releer algunos relatos de Chejov y Pushkin, Maestros entre los Maestros de la Literatura Rusa, y me he asombrado, ante todo, por la calidad de la prosa de Chejov y su corrección en el uso de los signos de puntuación, incluso, superior a Alexander Pushkin. Cada cierto tiempo, vuelvo a Chejov, un Autor, que no me gustó al leerlo en mis días de bachillerato, en el Instituto Preuniversitario “Cuqui Bosch” de Santiago de Cuba, donde pude disfrutar de la excelencia de mis profesores de Literatura. Por ello, pido a Dios, me acompañe la dra. Albérica Miyares en este andar por las Letras, que partió al Cielo sin saberme Escritora, aunque sí Ensayista Social. Ella siempre me daría corrección y saber estar, la mejor palabra y rectitud; me haría navegar, como en el Cuqui Bosch, por lo mejor de la Literatura Universal, sin perderme en el marjal de textos y abstenerme a tocar, lo que no sume o multiplique.

      Pues, en aquellos días que la dra. Albérica Miyares me introducían a la Literatura Rusa, con los cuentos de Chejov, entre otros autores, yo le oía hablar de la grandeza del Maestro del relato corto y cuentos rusos, y no podía compartir tanto júbilo. Me cuestiona, mentalmente, que fuese cierto y no propaganda de la crítica literaria, que suele repetir slogans con relación a autores, que han alcanzado la fama y desestimar a otros autores, que muchas veces los superan, pero que el mercado, aún, no ha movido sus medios propagandísticos alrededor de sus figuras.

      No fue hasta vivir y estudiar en Rusia, que por curiosidad me vuelvo a acercar a Antón Chejov para comprobar, si era bueno o no de verdad, en su propia Lengua. ¿Por qué lo hice? Ante todo, porque había oído hablar muy mal de la Obra de José Martí traducida. Evidentemente, no era culpa del Autor, sino de las malas traducciones. Pues, me dije: “A lo mejor con Chejov sucede lo mismo” Cuál no sería mi sorpresa al leerlo en Ruso. ¡Insuperable! Incluso, al leer a Chejov, puedo esbozar a sus personajes en pequeños dibujos, acompañando el texto, los visualizo. Bien, esto es en la actualidad, y responde a un desarrollo ulterior, alcanzado sólo a partir de la ilustración de mi novela VALS PARA KARLA.

      Amo a Chejov y me encanta Pushkin, sobre todo, en ese bellísimo poema “Yo le he amado”, que está incluido en el libro, en que canto a Karla, y en toda novela y obra, que le dedique a mi amor, ya sea en medio de la armonía más perfecta, como la que rodeó la escritura de esa mi primera novela, propiamente dicho, y se ajusta a los cánones del género, a la vez que rompe con todo lo anterior para crear un producto completamente nuevo, distinto, original, novedoso en cuanto a estructura y tratamiento de temas; a la forma tan delicada, a la vez, honesta de discernir sobre temas, que siguen siendo escabrosos para la mayoría de los individuos, y libro cargado con la experiencia vital de un amor, cuya pureza llegó a ser cuestionada por la persona que amó de forma más sublime y pura, de la persona que amó sin mezclas y sin someterse a los tabúes, Carolina, es decir, YO. Algunos lectores lo ven, también, como libro de autoayuda. Ese no fue su objetivo, pero sí estoy consciente de sus efectos terapéuticos en enfermedades cardíacas y en depresiones, elevación de la vitalidad.

      Además, se desarrolla en un momento histórico trascendente, los 23 años de preámbulo a la llegada del Tercer Milenio y toma como escenario preferente dónde tuvieron lugar los hechos más importantes y que condicionaron el curso de la Historia, Moscú y Berlín, aunque se pasea por otros escenarios. Al leer a mis Autores admirados y predilectos, no siento que mi Obra esté por debajo de ellos, incluso, por momentos, por el nivel de mi prosa y depurado estilo, por la importancia y seriedad de los temas, el nivel intelectual y rigurosidad, con los que están tratados, puede superarlos, además, de contribuir en mayor medida a la reflexión de temas que nos preocupan a todos, que si bien actuales, son intemporales y universales.

      Mi segunda novela, todavía en fase de revisión, en esta línea ha sido escrita a petición de lectores, que sienten que es un tema, que necesita un desarrollo ulterior y quedaba abierto a otras novelas. El primero en señalar estas características fue el Doctor en Filología de la Universidad de Navarra, Amaro Soladana, quien me acompañó en la parte inicial de mi carrera literaria, y puso a mi disposición su biblioteca especializada. Ello me permitió hacer algunas lecturas, de gran importancia para el desarrollo de mi carrera literaria; lecturas dentro de la especialidad de la Filología sobre la estructura de la novela, la poesía, creación y público, entre otros muchos temas. En unos casos, seguía un orden estricto: hacía apuntes y me comportaba al modo de los estudiantes universitarios; en otros, había lecturas de capítulos, fragmentos, consultaba aquí y allá, como hacemos los profesores universitarios y los científicos sociales a la hora de trabajar alguna temática.

      Fueron cuatro años rodeada de libros de una parte del conocimiento, que escapaba a mi esfera anterior de estudio y trabajo. Pero, estoy segura, que bien por lo estudiado o porque en el aire flotaban las musas y los Profesores de la Palabra me visitaban, sumado a mi experiencia de Ensayista Social y Articulista de Opinión, así como a una larga y abundante correspondencia epistolar, logré un elevadísimo y exquisito estilo, combinar géneros, avanzar en diferentes ramas de la Literatura y consolidarme con una abundancia de libros en un relativamente corto período de tiempo, en sus versiones originales, que no había conocido hasta entonces. Fundar un nuevo movimiento literario, el Neo Realismo Romántico. Jamás, había escrito tan rápido y con tan elevada prosa, la que he ido mejorando con el tiempo, aún, sin leer en la misma medida que antes, siempre de forma muy selectiva y bajo la estricta supervisión de lo Alto, que escoge por mí los libros, que he de llevarme de la Biblioteca, lo que me hace recordar un documental, en que MacKinley[4] hace referencia a un fenómeno similar al recopilar información para el desarrollo de su teoría, o han de traerme a mi lugar de trabajo materiales, que necesito o necesitaré en el futuro inmediato.
      Cuando miro al pasado, quisiera advertir mi vida dividida en dos mitades: el trabajo y mi vida privada, pero no lo logro; aunque pensaba, que así era. Veo la mitad de mi cama llena de libros, en lugar del abrazo que compartir. Veo la cama del lado, pegada a la que dormía, con libros y documentos, en los que estaba trabajando, unas hojas de papel con los apuntes hechos a toda prisa en medio de la noche, porque en sueños me llegaban ideas o un buen párrafo, y me levantaba para no olvidarlos. Recuerdo, en particular, la noche previa a la entrevista de la periodista del Noticiero de la Televisión Cubana, Ana Maura Carbó, especializada en temas agrarios: había visitado con nosotras una de las recién formadas UBPC y recorrido Güines, cooperativas sui generis, surgidas en la segunda mitad de 1993 y nosotras, desde el EER de la Universidad de La Habana, habíamos sido pioneras (curioso, porque yo nunca fui pionera) de su estudio y pronósticos; Ana Maura había estado en mi casa de Altahabana, en Boyeros, revisando algunos documentos e información trabajada por nosotras dentro de la investigación de la Mac Arthur Foundation de Illinois y, al día siguiente, llevaría las cámaras a la casa de la Dra. Niurka Pérez Rojas, en el Vedado, donde transcurriría la entrevista. Debíamos hablar sobre fluctuación de la fuerza de trabajo y su comportamiento en las nuevas cooperativas. A pesar de que era un tema, en el que veníamos trabajando por más de un año, yo no me conformaba en divagar e improvisar, por lo que me di a buscar, antes de irme a la cama, entre las entrevistas sociológicas y otros materiales primarios, algunos datos, que me permitieran sacar conclusiones, proyectarme o, por lo menos, explicar los movimientos, sus causas y factores, que estaban determinando el curso de los procesos. Estando en cama, hice las anotaciones de lo recogido en el trabajo de campo, que me permitiese, a la mañana siguiente, pensar un poco antes de la entrevista, y me acosté. Pues, no había pasado la primera hora de sueño, cuando en por mi mente comenzaron a fluir todas las ideas, conclusiones y explicaciones, que me apresuré a poner en un papel, obligándome a despertarme e incorporarme en la cama. En esa época, solía dormir con hojas de papel en la cama adjunta, por si se me ocurría algo interesante en las horas de sueño. Al llegar a casa de Niurka, compartí con ella la información y mis apreciaciones; nos dividimos, lo que diríamos sobre ello, pues eran ideas nuevas, que no se habían trabajado aún, por lo menos, entre los expertos del tema no se había debatido. Esa entrevista la cerré, yo, explicando el colchón de la crisis de la Economía Cubana de los ‘90, que le había conferido flexibilidad y permitido sobrevivir al sistema, lo que está recogido en un párrafo en un brevísimo ensayo, que fue una ponencia muy apreciada en un Seminario Científico en el Ministerio del Azúcar, unos días más tarde. Pues, tras mis últimas palabras, el camarógrafo exclamó: “¡Coñooo…, lo que dice la Profesora es durísimo! ¡Bomba pura!”. No era bomba, sino la verdad analizada y dicha. Esto formaba parte de la tónica y reacciones a algunas de mis intervenciones públicas, como aquella en que Juan Valdés Paz, eminente Sociólogo, dijo tras una de “mis bombas”, acompañada de mi femoral adolorida por una reciente coronariografía: “¡Déjame quemarme! ¡Me voy a sentar a tu lado, Cary Torres!”. Esto último fue en un Evento Científico en el Centro de Estudios de América (CEA), adscrito al Comité Central del Partido Comunista de Cuba, que con independencia de su partidismo en las Ciencias, siguiendo la tónica leninista, es un tanque pensante, que cuenta con un colectivo científico respetable.
      Pues, con un Padre, que hablaba y escribía el mejor Castellano, que halla escuchado en mi vida, con la Literatura Universal recibida en el Bachillerato y por la excelencia de mis profesores, unido a una intensa y constante lectura desde muy temprana edad, y un crecimiento refinado en los gustos literarios, que seguí cultivando con lecturas de autores importantes en Inglés y Ruso, sumado a mi experiencia en el Ensayo Social de 18 años, y no tan larga, pero sí convincente práctica de Articulista de Opinión, enmarcado en una vida contemplativa, iniciada a finales de 1991, pero reforzada tras mi jubilación, y una formación religiosa católica con las monjas de Jesús María Altahabana, evolucioné a la Literatura con la preparación necesaria y con las coincidencias vitales, que me llevaron a contar con las condiciones más que indispensables y los apoyos de buenos hijos de Dios.

      España, 16 de Junio de 2008
      Día de Santos Jacob y Julia

      [1] La primera parte “Crecí como Escritora” puede ser leída en: http://webs.ono.com/andreatutor/index.htm
      [2] ANDREA TUTOR (Dra. Cary Torres Vila), Fundadora del Neo Realismo Romántico a inicios del siglo XXI en Santander, España. Autora de la excelentísima novela VALS PARA KARLA. Desde Octubre de 2001, inició su desarrollo en la Literatura de entretenimiento y reflexión, con posterioridad a la jubilación de su Cátedra en la Universidad de La Habana, donde alcanzó los más altos galardones, que confieren las Ciencias Sociales en Cuba, transitando por la Relaciones Económicas Internacionales, la Economía Nacional y la Sociología Rural, en todas con relevantes éxitos. Su brillante trayectoria en las Ciencias se vio interrumpida por una enfermedad cardiaca severa. En Agosto de 2000, emigra y recupera, en lo posible, la salud. Su actividad literaria comienza con artículos de opinión en El Diario Montañés, Alerta y El Nuevo Herald, reproducidos por CubaNet y La voz de Cuba, entre otros. Desde 2003, se dedica preferentemente a la Literatura y en 2006 comienza la edición e ilustración. En este último aspecto trabaja en el desarrollo de la expresión plástica del Movimiento Artístico y Literario, tras haber avanzado en la Poética, la Cuentística y el relato corto, escribiendo para todos los públicos: infantil, juvenil y adultos.

      2 Ambos fueron Investigadores en el Instituto de Física de la Academia de Ciencias de Cuba y tras su Doctorado en el Instituto de Física de la Academia de Ciencias de Rusia, trabajaron 2 años en el mismo laboratorio de esa institución moscovita, que el Académico Zajarov, para luego emigrara a los Estados Unidos, donde han trabajado en la Universidad de Nueva York en su Campus de Fredonia y en la actualidad en una Universidad de Illinois.

      [4] Dr. MacKinley, Científico, que desarrolló una Teoría sobre el movimiento de las capas terrestres en la Protohistoria y dio una posible interpretación a la extinción de los dinosaurios.

      ® Andrea Tutor, es el pseudónimo literario y artístico de la Dra. María Caridad (Cary) Torres Vila y está registrado desde junio de 2002 y lo comenzó a utilizar en 1992 en Holanda.

      © sobre todas las fotos de Andrea Tutor, el copyright es de la propia Andrea Tutor.

      ——————————————————————————–

    • :

      (Sin editar)

      Un cuerpo debilitado, un corazón cansado y nuevos proyectos. Detrás, una carrera brillante en las Ciencias Sociales

      Una maleta a medio llenar u una mente llena, rica, bella; suave, amable al llegar a España, a ver a su querida Europa, cuando creía que eran sus últimos días de vida: Querida no querindanga.

      Escrito en estado de gracias, hace 11 años, en la casa de la Ensayista, la casa construida por las manos de su hermano por la casa reconstruida de sus raíces. A las 11 de la noche, se sentó, sin saber qué escribiría, y salieron esas primeras 10 páginas de la novela, que recibiría al ser registrada el título de VALS PARA KARLA.

      Estos papeles, guardados en cualquier caja durante años, fueron el principio de una profecía o diagnóstico, algunos llamaría poder de imaginación; papeles convertidos en una obra de Arte, en un clásico, que quiso ser escamoteado, pero la Escritora no lo permitió.

      Esto era VALS… al llegar a España, en 9 de Agosto de 2000.

      Las llaves me la dio el Cielo, mi Padre. Siempre me ha gustado tener llaveros abultados y llevarlos en la mano, sostenerlo firmemente, desde el Bachillerato, desde el Cuqui Bosch:

      Unos papeles arrancados a toda prisa para meter en una maleta, a última hora, y presillados/grapados, en la parte superior del primer capítulo de una novela, que sólo traía sugerencias de título, el cual debió escoger la modelo de Karla Müller. Hizo silencio, ante la fotografía resumida de lo que, al parecer, era su vida, su nueva vida, la oculta: “No soy feliz”, “Felicidad construida” o “¿Otro matrimonio perfecto?”. Un cuarto título, también enviado a Marion Welzel, como posible título, es en realidad el título de una novela, que está por escribir; la tercera o cuarta con Karla Müller en el papel protagónico.

      Esas pocas líneas suelen ser proyectos de libros. En la foto, 5 proyectos de libros traídos a España. La mayoría de mis proyectos son mentales.

      La Trilogía, Las Caras de mi Locura y de VALS PARA KARLA:¡Una ilusión hecha realidad!

      A simple vista no traía nada, dentro llevada TODO

      Trabajé con la memoria y lo aprendido, sin diccionarios, sin consultar libros, sin Internet, pero con un coraje a toda prueba y la ayuda de DIOS.

      ¿El título? Oyendo a Julio Iglesias, en el coche Xantia, aparcado en la calle San Luis de Santander, frente al locutorio DAKAR, pienso: “Sí a la Creación. Sí Kar y como la protagonista se llama Karla y leyendo de una forma antigua, y entre los Valses, con que fue escrita, allí mismo decidí titularla: VALS PARA KARLA.

      ¿El subtítulo? Se debe a una advertencia de Dios., ante 1 un posible plagio de la Obra, pero que yo quise dar una lectura antigua para justificar su introducción intelectualmente.

      ENCUENTRO EN “EL AMSTERDAM”, título original de 1998 del primer capítulo de mi primera novela pura y, a la vez experimental. Desde 1998 se previa una estructura asimétrica y diferente, sin estar aún segura de lograrla:

      UN RETO CUMPLIDO CON ELEGANCIA, SOBRIEDAD, HONESTIDAD Y A LA MAYOR ALTURA DE LA HISPANIDAD.

      LA VANGUARDIA del “Cuqui Bosch” sobre cumplió, como siempre.

      Dicen, que los cubanos no llegan o se pasan. En Literatura, la segunda condición indica genialidad, ser un Clásico.

      ¡ANDREA TUTOR UNA CLÁSICA VIVA!

      ¡Y QUE SEA POR MUCHOS AÑOS!

      Papeles viejos, que datan de la Semana Santa del Año del Espíritu Santo, 1998, en medio de un éxtasis espiritual; papeles perforados, con los huecos rectos del fuerte teclear la máquina de escribir; signos de puntuación, que por marcados, penetran al papel, cual señal de la importancia de los signos, indicando una línea futura de especialización, en momentos que ANDREA TUTOR no veía futuro; el futuro, que hoy es pasado y presente a la vez, que se expande en su presencia y con Su Mágica Presencia.

      1998: AÑO DE INICIO DEL NEO REALISMO ROMÄNTICO, de su concepción inmaculada, sin contacto con la intelectualidad y en medio de la oración contemplativa.

      1998: Lugar: ALTAHABANA, BOYEROS, LA HABANA, CUBA

      1998: AÑO DEL ESPÍRITU SANTO, EN LA CASA DEL ESPIRITU SANTO,

      DEL SANTÍSISMO

      Cardenal Herrera Oria 18, 12-A, entre 2001 y 2004, se convierte en la oficina literaria de ANDREA TUTOR, pseudónimo tomado de su Abuelo, Pintor de Academia. Lo utiliza, por primera vez, en Ámsterdam para firmar unos artículos, que cuestionaban la creación de las Brigadas de Acción Rápida en la Isla de Cuba y la aplicación de la pena de muerte.

      En Cardenal Herrera Oria, salen de su computadora los primeros artículos de opinión, desde julio de 2001, haciendo presencia, durante 2002 y 2003, en las páginas de varios diarios, de la prensa plana, con gran éxito de público.

      No obstante, ella se siente ante todo ESCRITORA y cómo mejor se siente es escribiendo.

      VALS PARA KARLA es tan exquisita, que el Lic. Orlado Martínez , antiguo colega de la Universidad de La Habana le escribe desde la Florida:

      “Esto es bellísimo… No puedo parar de leer… Tuvo que haber sido escrita en éxtasis…”

      La novela fue escrita, para agasajar a la Dra. Marion Welzel por cumplirse ese año, los 25 años de nuestro encuentro en Moscú, en nuestro amado y querido Moscú; veinte y cinco años de un matrimonio espiritual y lleno de complicidad en el amor; un amor bellísimo y, de mi parte, purísimo, del modo en que trasciende a la novela. No todo es real en la narración, pero sí lo es ese inmenso y trascendente AMOR, que obliga al lector a desear la unión de la pareja, la consumación física de ese matrimonio.

      Este libro enseña a conocer el AMOR. Cura corazones con sólo colocarlo sobre él. Es una magnífica cura social, en muchos sentidos. Fue escrito por amor y con amor, para cantar a su AMOR.

      Preimpresión, mediados de 2006.

      VALS PARA KARLA, en forma de mercancía libro.

      Santander, 7 de abril de 2009

    • DECRETO SOBRE MI SALUD Y ESTADO DE BIENESTAR

      YO, DR. PROF. MARÍA CARIDAD TORRES VILA, que me hago llamar DR. PROF. CARY o KARY TORRES, y uso el pseudónimo o alias literario y artístico de ANDREA TUTOR, con Documento

      Nacional de Identidad 72179471C, en PLENA CAPACIDAD JURÍDICA Y MENTAL, EN PLENA CAPACIDAD FÍSICA Y SÓLO CON LIMITACIONES POR UNA SEVERA ISQUEMIA CARDÍACA, DECRETO DE FORMA ABSOLUTA, que mientras cuente con estado de conciencia, es decir, esté despierta, sólo yo puedo decidir sobre mi vida y los tratamientos médicos, que se me apliquen.

      PROHIBO DE FORMA ABSOLUTA Y DETERMINANTE LA INTROMISIÓN DE PERSONAS, QUE EN ALGÚN MOMENTO EN EL PASADO FORMARON PARTE DE LA FAMILIA DE MIS PADRES carnales y legales, TOMEN DECISIONES SOBRE MI VIDA Y TRATAMIENTOS MÉDICOS. SÓLO LES PERMITO COLABORACIÓN SOLIDARIA EN MOMENTOS, EN QUE YO LA SOLICITE Y DE LA FORMA, EN QUE LA SOLICITE.

      EN CASO DE ESTADO DE INCONSCIENCIA, EN EL SENTIDO DE PERDER EL CONOCIMIENTO O CAER EN COMA, entonces y sólo entonces, la DRA ANA PATRICIA BOTÍN SERÁ LA ÚNICA, previa consulta con el ICCV, QUE DECIDIRÁ SOBRE LOS TRATAMIENTOS Y MEDIDAS A TOMAR, POR SER QUIÉN MEJOR SABE MIS DESEOS Y FORMA DE PENSAR. En cualquier caso, sería necesario consultar con la Sra. María de los Ángeles Pérez Blanco, quien me conoce y ha protegido en la enfermedad y otros temas desde la Pastoral de Enfermos. No obstante, el criterio de la DRA. ANA PATRICIA BOTÍN, siempre mediado por la consulta a los DR. Lorenzo Llerena, Director del Instituto de Cardiología y Cirugía Cardiovascular de La Habana, y la DR. en Ciencias Médicas A. Peix, Jefe del Servicio de Medicina Nuclear del ICCCV. El criterio de estos profesionales médicos será determinante y la Dr. Ana Patricia Botín tendrá que tenerlos en cuenta a la hora de decidir, siempre tomando en consideración su elevadísima calificación y posibilidades; ello le obliga a ser consecuente con sus altos estudios.

      Quiero patentar en este documento, que estoy en contra de la eutanasia y la prohíbo en mi persona, ASÍ COMO EXIJO USAR TODOS LOS ADELANTOS CIENTÍFICOS Y TRATAMIENTOS MÉDICOS, QUE PROLONGUEN LA VIDA Y DEN MAYOR CALIDAD DE VIDA SIN PONER EN RIESGO MI CORAZÓN.

      Firmado en Santander, España, a los veinticinco de Enero de dos mil trece.

      DR. PROF. MARÍA C. TORRES VILA

      Profesora Titular de la Universidad de La Habana

      Escritora y Ensayista, Poeta, Pintora,

      Editora e Hispanista.

    • :

      FUNDADORA DEL NEO REALISMO ROMÁNICO

      B. H.: Hace mucho, que vengo siguiéndole y le he visto luchar contra viento y marea. También sé que no cuenta con todas las capacidades de otros tiempos, de los tiempos de su cátedra universitaria.

      ¿Cómo se convirtió la Dra. Cary Torres en Andrea Tutor, una escritora cubana?

      A. T.: Ante todo, le diré, que yo no soy una escritora cubana, sino una ESCRITORA, una ESCRITORA con mayúsculas, una ESCRITORA DE LA LENGUA ESPAÑOLA, Y QUE RESPETA LA LENGUA EN SU MEJOR VARIANTE, y de las que escribe con una de las mejores, más elevadas y elegantes prosas, sino la mejor, de la LENGUA cASTELLANA, dentro de la Narrativa y el Ensayo. Una escritora cubana es aquella, que escribe sobre temas netamente cubanos, los cuales se identifican, en la actualidad, como norma, con el tratamiento de las capas marginales o muy populares, más populares que los de mi gusto.

      Pues, MI AMADA Y AMIGA, MI ALMA GEMELA, LA DRA. MARION WELZEL, DOCTORA EN CIENCIAS JURÍDICAS INTERNACIONAL, fue la que puso en mi mente tal idea, con el deseo de no recorrer, ella misma, sola ese camino. Quería tener a su lado a su alma gemela, a la que dormía en la cama paralela en la Habitación 5, luego, formando escuadra: yo, con mi bata de felpa a rayas y ella, con una preciosa bata naranja brillante. Todavía, en el 2000, lo anhelaba, lo consideraba nuestro proyecto. En el 2001, yo emprendí ese camino a solas y en difíciles condiciones. Sobre todo, no me ha acompañado la salud de hierro de otrora. Se suele afirmar, que las almas gemelas no pueden formar pareja. Esto es una tergiversación del bajo astral para evitar la unión de las fuerzas del AMOR. Sólo se es completamente feliz compartiendo todo, dá lo mismo qué, con su ALMA GEMELA, CON SU COMPLEMENTO. A mí Dios me regala cosas, que deseo y no me lenan, no me dura la alegría por muy largo tiempo, porque no existen sustitutos fiables y perdurables, con qué sustituir a un alma gemela y, mucho menos, SI SOMOS DOS DIOSAS VISITANDO LA TERCERA DIMENSIÓN. un bello ejemplo lo ha sido LA PAREJA HETEROSEXUAL CONFORMADA POR MIS AMADOS AMIGOS, LOS SEÑORES MONTSERRAT VALLVEY Y EULOGIO GÓMEZ, también hispanocubanos. Él la precedió.

      B. H.: ¿Podría preguntarle el porqué de su ausencia, de la DRA. WELZEL?

      A. T.: No estaría capacitada para responderle.

      B. H.: ¿No encuentra arriesgado, con sólo una novela publicada, VALS PARA KARLA, hacer semejante aseveración sobre su prosa?

      A. T.: En lo absoluto. Primero, porque he escrito, mucho más que publicado, durante un número importante de años ensayos sociales a un excelente nivel. Le invito a abrir Vals para Karla, editado por mí y dónde hasta las faltas me pertenecen, porque no contó con correctores ni tenía diccionarios e Internet, como ahora. Ábralo y compárelo, abriendo, aquí y allá, al azar los libros de autores, que el mercado ha ubicado entre los primeros, incluso de best-sellers como Los Pilares de la Tierra, por cierto, mi elemento es tierra en el horóscopo occidental. Verá, que, en muchos, la prosa es muy simple, a la altura de un bachiller. Ya lo había señalado en mi comentario literario al libro Pasiones Romanas de María de la Pau, que resultó Premio Planeta 2005, publicado en la revista literaria digital Literarias Siglo XXI de Miami. Y si lee las primeras páginas de El Jardín de mi Amada de Echenique, que considero, usurpó un lugar que me correspondía, el Premio Planeta 2002, se dará cuenta al compararlo con mi prosa, que ha llegado la hora de la salida de algunos de estos autores del mercado. ¡Hace cinco años! Sólo los mantienen los que no permiten la libre competencia y reciben ganancias fáciles sólo por nombres, alrededor de los cuales se han creado expectativas no siempre justificadas. Por ejemplo, yo le puedo decir, que si un buen agente literario se hubiese hecho cargo de mi obra, vería mi rostro desde todas las estanterías y vitrinas. Aunque yo esperaba, y deseaba, ser un nombre sin rostro, desligar a la Dra. Cary Torres de Andrea Tutor, para poder seguir paseando con mis amigos y observando la vida desde dentro.

      No obstante, le aseguro, que a la más famosa Escritora, yo, le pongo unos jeans corrientes y unas zapatillas deportivas, la visto de forma común y me paseo por toda España en autobuses con ella y nadie la conoce. Y, si se le dice quién es a alguien, se burlará a sus espaldas. Simplemente, no le creerá.

      ¿Sabe?, Dios me dijo, de antemano, que ese Premio Planeta era mío y me avisó, 7 días antes, que el DÍA DEL SAGRADO CORAZÓN DE JESUCRISTO, 7 de junio de 2002, debía presentarme en Planeta, la editorial, y entregar la TRILOGÍA LAS CARAS DE MI LOCURA. Memorias de mi Generación al Concurso. Yo cumplí: trabajé incansablemente durante 7 meses en la Trilogía testimonial, escrita cual novela en primera persona,con la garantía de que todo es cierto, moderado y comprobable, un documento histórico, parte de los Evangelios, que tengo la obligación de escribir y seleccionar, que respondía, y responde, a una necesidad histórica dentro del desarrollo de la Humanidad. De hecho, estamos ante un Testamento, parte componente del Novísimo Testamento, y me presenté a entregarla en el momento, que se me señaló.

      Yo no creo en nacionalismos, ni en xenofobia, ni en mercados saturados, porque el intelecto no tiene nacionalidad. Le puedo asegurar, que la mayoría de los que elevan la nariz, y presumen de nacionalidad y nacimiento, han visto y recorrido menos Europa que yo. Son menos europeos ¡A América la conozco de libros, a Europa la he caminado! Color, sí: uno puede servir a la Luz o a las tinieblas o a la oscuridad. Con sólo leer títulos, a veces, podemos darnos cuenta quién o quiénes han estado detrás, a quién sirve un autor determinado, quién guía a su espíritu desde el lado invisible de esta realidad, que llamamos vida.

      Incluso, considero, que podía haber cogido el Premio Planeta 2003 y hasta el 2005, con mi novela VALS PARA KARLA, pero estaba pendiente de respuesta en una Agencia Literaria. Ambas obras y algunos poemas forman parte de ese Testamento.

      B.H.: Sé, que ha sido atea por muchos años. Yo lo sigo siendo, por ello, cuando me hablan de las musas, pienso que es coquetería de los escritores. ¿Existen las musas?

      A. T.: Sí. Cualquier escritor inspirado, honesto, lo reconocería sin miedo a que le tilden de raro o que algún ignorante se burle de su trance literario. Hay ensayistas, que escriben y hablan de creación, especialistas, que no creen en la espiritualidad de la creación artística. Es una pena que estudien y hablen de lo que no conocen. Ya lo señalé en mi Prólogo a Inés del Alma Mía, escrito para homenajear a la Autora en su 65 cumpleaños.

      Por cierto, entre los que se creen ilustrados, existe mayor abundancia de ignorancia prepotente que entre los poco instruidos. Ya me pasó el día de la presentación de mi novela VALS PARA KARLA en el Ateneo de Santander, con un funcionario, que se cree intelectual. Se burló al, yo, decir, que escribía en trance, en trance literario. Supongo, que me imaginó encendiendo velas, haciendo contorsiones y ritos extraños. Yo sólo llamo al Espíritu Santo al comenzar a escribir, cómo me enseñó mi Madrina de Confirmación, Sor Paty, al iniciar a orar, con la, aparentemente, simple oración: “¡Espíritu Santo, ven!” y Ella me responde: “AQUÍ ESTOY”, en un susurro. A mí me ayuda a escribir mi Padre, pero los errores son míos, porque Él escribía mejor que yo, a pesar de que había ido mucho menos a la escuela. Su Castellano era perfecto, elevadísimo, cultísimo, como el de mi abuelo Tutor, pero más limpio, sin influencia de otras lenguas.

      ¿Se imagina, que la mayoría de las personas, en Santander, no sabe qué significa ser intelectual? Y usan la palabra: unos, por coquetería y otros, por ignorancia.

      En realidad, el proceso creativo es una actividad, en la que se conjuga, como en pocas o en ninguna otra, el intelecto, con mayor flexibilidad que la razón, más allá de ella, con la espiritualidad. Sólo una mente muy flexible, concentrada y constante puede entrar en contacto con la Creación de modo consciente. Para ello, se necesita una elevación espiritual importantísima. Es una experiencia de Dios, un regalo, la mayor riqueza a la que se puede aspirar en cuerpo humano. Los creadores saben de qué hablo. Sin embargo, los recopiladores de información y redactores, no.

      B. H.: ¿Usted sería capaz de identificar, al leer libros, cuales son inspirados?

      A. T.: Por supuesto, aún, aquellos basados en hechos reales, vividos por los propios autores.

      B. H.: Dejemos el tema espiritual a un lado, aunque sí continuaremos con su evolución intelectual. ¿Ha dejado completamente los ensayos sociales, en los que había alcanzado los más altos galardones, que da la Academia en Cuba? Todos conocemos el alto nivel científico del país muy a pesar de las dificultades de los años de crisis. ¿Volverá a los ensayos?

      A. T.: Considero, que uno nunca abandona del todo su profesión, porque forma parte de su experiencia vital. Si me lee con detenimiento, encontrará mi experiencia de Ensayista en mis Artículos de Opinión, en mi Narrativa, donde novelo temas sociales. También, en mis prólogos, comentarios literarios y, hasta, en mi poesía. Mucho de ello lo puede leer en mi Web, aunque todavía está en conformación.

      Ya no escribo Ensayo Social, porque se necesita demasiada fuerza, energía y salud para dedicar las horas necesarias a la investigación, a la búsqueda de información, elaboración, análisis y escritura; para soportar la tensión de un aula, y cada vez es peor porque se va perdiendo el respeto y la educación formal. .

      Por otra parte, he experimentado un crecimiento intelectual, como profesional, vinculado a mi vida contemplativa, en que cada vez se abren nuevos campos ante y para mí, se me regalan nuevos dones. Yo crecí a Escritora desde el Jardín Infantil de parvulitos del Bachillerato, pasando por párvulos en el MGIMO, Mi Universidad Moscovita, LA MEJOR uNIVERSIDAD DEL MUNDO EN LA PREPARACIÓN DE DIPLOMÁTICOS, DE ESPECIALISTAS DE LAS RELACIONES INTERNACIONALES, DE LAS RELACIONES ECONÓMICAS INTERNACIONALES Y OTRAS ESPECIALIDADES COMPLEMENTARIAS, como Derecho Internacional y Periodismo Internaciona, que, si bien, estaban a la altura, quedaban a la zaga de las dos FACULTADES más fuertes e importantes del MGIMO. Incluso, fue MEO la que estrenó el NUEVO EDIFICIO de la Avenida Bernadskiy Prospekt. Mi llegada al MGIMO estuvo precedida por estancias de un año en las universidades de La Habana y Kiev, para comenzar en la escritura profesional desde el Ensayo Social, siendo Profesora e Investigadora de la Universidad de La Habana. Ciertamente, éste, el Ensayo Social, desarrolló mi capacidad de escritura, de describir y explicar procesos mediante la palabra escrita, lo que no siempre es fácil. Sobre todo, decir con claridad las ideas y los caminos, que conducen a ellas. Los sentimientos y su expresión escrita los he desarrollado de forma epistolar.

      B. H.: ¿Me está hablando de genialidad?

      A.T.: Tal vez. Pues, la genialidad no consiste en buscar temas raros, ni palabras complicadas, poco usuales, rebuscadas, sino en explicar con claridad y fluidez pensamientos y situaciones sociales, humanas complejas. ¿Ha leído, Usted, MASTER Y MARGARITA de Bulgakov? ¡Una extraordinaria novela de la Literatura Rusa! ¡Está brillantemente escrita y es extremadamente compleja! Yo la leí en Ruso y la disfruté sobremanera, lo mismo con Oscar Wilde en “The Picture of Dorian Gray”. No sé, si algún día pueda, yo, llegar a escribir así. ¡Y lo necesito! ¡No siempre es fácil escribir lo que se vive!

      B. H.: ¿Tanto así?

      A. T.: A veces, inventamos la ficción para hacer creíble la realidad o convertimos la realidad pasada en mitos.

      Martes, 15 de enero de 2008

    • LA DOCTORA CARY TORRES ES ENTREVISTADA EN EL MARCO DEL 280 ANIVERSARIO DE LA FUNDACIÓN DE LA UNIVERSIDAD DE LA HABANA, DONDE OCUPÓ UNA CÁTEDRA HASTA SU TEMPRANA JUBILACIÓN Y OBTUVO LOS MÁS ALTOS PREMIOS DE LA ACADEMIA EN LAS CIENCIAS SOCIALES EN CUBA. AT: Ésta será una entrevista sui generis, donde la Escritora y la Articulista de Opinión intentará abordar algunos temas específicos del trabajo de la Dra. Cary Torres en su calidad de Ensayista, Profesora de la Universidad de La Habana y Científica Social. Se ha tomado la celebración del CCLXXX (280) Aniversario de la Fundación de la Universidad de La Habana, donde la Dra. Cary Torres trabajó desde su graduación, desde su regreso a Cuba, tras haber estudiado en la más prestigiosa Universidad de Relaciones Internacionales del Mundo, la MGIMO Universidad, en su Facultad de Relaciones Económicas Internacionales, con especialización, además, en Comercio Exterior y trayendo en la maleta dos idiomas graduados, Ruso e Inglés, a nivel de Traductora de negociaciones intergubernamentales. Ante todo, pudiese explicar cuál fue el motivo de su temprana jubilación. CTV: Lo primero, que quiero expresar es mi gran satisfacción y honor por haber formado parte del Claustro de la Universidad de La Habana, por 16 años, aunque se me reconocieron 18 años de trabajo en el momento de mi jubilación, el 31 de Octubre de 1997, después de más de un año de reposo bajo peritaje médico, a consecuencia de mi operación de corazón del 11 de julio de 1996. Ese día, fallecí y fui declarada fallecida, a corazón abierto, en mi segunda intervención quirúrgica en el transcurso del día, al haber sufrido un infarto, que se consideró masivo y que abarcó las 2/3 partes del corazón, con un paro superior a una hora y sin estar conectada, en esa segunda operación, circulación extracorpórea, según me han explicado. Mi cerebro no fue afectado, aunque así se esperaba. Incluso, al volver en mí a las 7 de la tarde noche del día 11, tuve conciencia plena del día y lugar, en que estaba. Un profesor de la Facultad de Economía, el esposo de Mirtha, ahora no recuerdo su nombre, un año antes, superó un paro de 45 minutos, con el mismo cirujano cardiovascular, el Dr. Horacio Pérez, del ICCCV. En esta entrevista no considero, que deba centrarme en ese hecho, que coloca un hito en la Historia de la Humanidad, que mi cuerpo transitó por la muerte y volvió, que fue ocupado por mi Hermano y mi Padre, lo que me ha permitido contar con dos muletas y vivir mucho más allá de toda expectativa médica, así como conservar todas mis capacidades mentales, conocimientos y, aún, incrementar mi capacidad de aprendizaje y flexibilidad mental, para poder admitir lo inadmisible, desde mi educación Marxista Leninista, que Dios existe y que, en realidad, hay vida eterna. No sólo es la vida eterna tras el acto de defunción, sino que en el pasado reciente, en pasado tan reciente que pudiésemos llamarle presente, me asombra cómo llegan amigos del pasado, Profesores de la Universidad de La Habana y otras Universidades a asesorarme en mi trabajo actual, sobre todo, cuando trato temas sociales, documentos y artículos de opinión, puntualmente en la edición; también, en mis meditaciones, períodos preparatorios para algún escrito. Por ejemplo, cuando necesito reír o arreglar un poco la estancia con buen gusto, llega la Dra. Martha Núñez, en su dimensión divina, a ayudarme. Me río mucho con Martha, porque en su dimensión divina suele usar, con mayor agudeza aún, su fina ironía, su sarcasmo. Me divierto mucho con Martha y recuerdo mis tardes en la terraza del patio de su casa, jugando con Andresito, aún pequeño, o tomando café con ella, mientras Eduardo Ruiz, su difunto esposo, se tomaba su trago al llegar del trabajo. La dulce sonrisa y el amor, que me tenía su madre. Por cierto, fue una de las escasas personas de las que me despedí. Fui a casa de Martha Núñez a despedirme de Angeliquita, cuando ya casi no podía andar por los dolores de corazón, unos días antes de partir. No se imaginarán ustedes, que se me pueda olvidar el momento, en que, ante el Gallo de Mariano, en la sala de Martha, Angeliquita, con un amor tremendo, me llevó un café. Y no me burlo, porque me lo tomé y no hice comentario alguno. Había calentado el café en el jarrito, que estaba un poco de aceite del último sofrito. Y le dije, igual que a Lilia, la madre de la Dra. Niurka Pérez, que nos hacía un agua chirría en lugar de café, que nos salvó la vida durante nuestros períodos de trabajo en la Historia Agraria, que ha sido tan premiada y que no podrá obviarse en los estudios presentes y fututos sobre Cuba, con independencia de dónde se realicen. Yo le llamaría la Historia escrita con agua de chirria y té azucarado. Pues le dije. “Gracias, estaba muy bueno”. Lo dije por educación y para que se sintiese cómoda. A.T.: Me parece percibir, que su relación con sus colegas tenía matices de amistad, de una relación cercana, incluso, a sus familias. ¿Esa era la tónica de las relaciones entre los profesores de la Universidad de La Habana? CTV: No sabría decirle. Yo, en particular, no soy partícipe de utilizar a las personas. Tanto en mi trabajo como en mis estudios, he mantenido relaciones muy afectivas, muy cercanas con mis compañeros de trabajo o de estudios. De esa etapa de mi vida, le puedo decir, que a algunos de ellos, ya les decía mis dioses y yo me sentía, cual si estuviese parada en un podio o en un pilar con mis dioses rodeándome. Yo calificaba a todos: por su inteligencia, por su bondad, por su saber estar y porque me caían bien. Así, me sentía entre mis amigos. Tenía hasta jerarquías dentro de mis relaciones, pero no lo hacía de forma consciente, en cierto modo, porque era atea. Una atea sui generis, ya que en mi interior con demasiada frecuencia escuchaba: “Jehová es Mi Pastor, nada me faltará”. “Jehová es Mi Pastor, nada me faltará”. Yo pudiese decirle, que no sólo era amiga de mis colegas profesores de la Universidad tenía relaciones de amistad muy próximas, sino también con las secretarias, Ana María Batista, Mercedes Pérez Lago, Nancy Lima; con Blanquito, es decir, Enrique Blanco de la Osa, Judith; en fin, con todas las personas del personal sin tener en cuenta su posición dentro de la Universidad. Mi entrono universitario próximo me era completamente cercano, lleno de afectividad, paz y armonía la mayor parte de mis años en la Universidad. Mantenía excelentes relaciones con la Lic. Aimeé Haydú; esa judía húngara, nacida en Cuba y con dos ramas, una húngara y otra española. Me visitó Aimeé a Ámsterdam en 1972, cuando estuve cuatro meses trabajando con mis queridísimos amigos, el Dr. Prof. Gerd Junne y el Dr. Prof. Alex Fernández Jilberto. Quiero mencionar con particular cariño a Delfina Sánchez, Finita, la Administradora del DES, antes había trabajado con nosotras en el CIEI, al igual que su prima Nancy Lima, Maestra de Secretarias. La Dra. Prof. Elena Díaz sabía escoger muy bien su personal, y ello se reflejó en su trabajo y el ascenso havia la cúspide de las Ciencias Sociales de, grupo que la alzó y ella alzó, fue un proceso bellísimo, que quiso ser truncado por ambiciones personales. Ello condujo a una de las tantas guerritas universitarias, que traían al Dr. Rojas, al Rector, con los pelos de punta, aunque el resultado final fue positivo para la Universidad de La Habana, porque del CIEI surgieron tres centros de investigaciones: el Súper DES, pequeño, pero excelso, con cinco fieras: Elena, Martha, Niurka, Bell y yo, sólo Elena podía conjugarnos, porque estaba consciente y lo decía, que todos éramos personalidades muy fuertes y definidas; el CIEI se mantuvo, pero se debilitó y ello llevó a tener que llamar a la Lic. Miriam Fernández, Asesora del Dr. Carlos Rafael Rodríguez, a que jugase el papel simbólico de Directora, mientras otra profesora, a quien le quedaba grande el saco, hacía las funciones desde un nombramiento de Subdirectora, que también le quedaba grande: quedó muy débil el CIEI y no se puso sobre sus pies hasta que el Dr. Antonio Romero, entonces, Licenciado fue puesto al frente de la Dirección, a pesar de su juventud y comenzaron a moverse hacia el CIEI alguno de los Profesores de la Facultad de Economía de mayor prestigio; fue, entonces, que parió a su segundo hijo, el Centro de Estudios de la Economía Cubana, que ya había sido engendrado por la Dra. Prof. Elena Díaz en un Equipo Cuba dentro del CIEI, que yo nunca le encontré sentido a no ser el querer darle un poco de autoridad y marcar diferencias entre el Lic. Alfonso Casanova y el resto de los Investigadores. No se justificaba esta diferenciación con su ejecutoria científica; fue un capricho de Elena o de quién se lo sugirió, tal vez, Oneyda Álvarez, desde la Vicerrectoría de Ciencias Económicas. En esta calificación no hay nada personas, es estrictamente objetiva. Había profesores mucho mejores y con excelencia real en sus investigaciones y docencia, A Alfonsito le faltaba mucho para ser un buen profesional, y los vínculos extra-universitarios y la presunción no deberían elevar a individuos dentro de un recinto universitario. La Universidad de La Habana se visto afectada por la política de cuadros, que preferencia a los dirigentes de organizaciones políticas, como el Partido Comunista, la Unión de Jóvenes Comunistas y los Sindicatos, también vínculos con el MININT o la ANEC, a la hora de escoger a su personal dirigente en la esfera docente y de la investigación. Desde mi punto vista es muy cuestionable. Por ejemplo, en el Centro de Estudios Cubanos había personas más calificadas, mejores economistas que Alfonsito, por ejemplo, Zuáznabar y Everleny. Incluso, considero, que la elección del Dr. Prof. José Luis Rodríguez, para que ocupase un Vice-Ministerio estuvo más basada en la posición dirigente de Alfonsito que en su ejecutoria intelectual. A lo mejor se ha desempeñado bien en su Vice-Ministerio por sus características burocráticas y su tendencia al control; le gustaba controlar, mandar, imponerse. Cosa rara, porque cuando lo conocí, al incorporarme al CIEI, era un joven dulce y las referencias, que tenía de condiscípulos de la Primaria, Secundaria y Bachillerato era muy buena, calificándolo de niño tímido y que necesitaba ser protegido en el entorno estudiantil; pues, yo misma le ayudé en su primera ponencia para su primer viaje al extranjero, a México: Elena le arregló la ponencia y le elevó el nivel, la vi yo escribiendo y con Blanquito, me sentaba a dictarle, luego, yo corregía, fue la correctora de esa ponencia, y Elena leía de nuevo para ver si había, que adicionar algo más. Estaba Alfonsito Casanova muy nervioso y asustado, como Delia Luisa en su primer viaje a Venezuela y los Estados Unidos; incluso, los cuatro nos pasamos un fin de semana trabajando en la ponencia, que llevaría Alfonsito a su primer viaje a México, allá en 1982, a su regreso, le había crecido los testículos y ya tenía que abrir mucho las piernas para caminar y el pecho se le abultó. Alfonsito Casanova no tiene punche, como Economista. En el CIEI estaba el Lic. Orlando Martínez, que le superaba con creces, y fue maltratado y señalado por Alfonsito. Era el mejor especialista joven y nunca se le reconoció, con un “Pero Alfonsito es integral”, como el arroz precocido. Gracias a Dios, Orlandito presentó una ponencia a una de las organizaciones de las Naciones Unidas y fue premiada. Para ese entonces, Orlandito había tomado la inteligente decisión de quedarse en el extranjero, después de un muy cuestionado permiso de viaje. Volviendo al DES, es decir, el Centro de Estudios sobre el Desarrollo adscrito a la Oficina del Rector. Nos divertía mucho utiliza el “nosotras” para el colectivo en su conjunto y me río, porque al Dr. Bell Lara lo incluíamos en ese nosotras, y no porque fuese homosexual, sino porque siempre estábamos un grupo de profesoras y él era el único varón. Incluso, e una anécdota universitaria, hubo una confusión en un cumpleaños colectivo del Sección Sindical de la Rectoría y a Bell le regalaron un enorme ‘bloomer’ (braga) rosa y carraspeó la garganta, como es su costumbre, y dijo: “Je, Je, Je, se lo llevaré de regalo a mi mamá”. Siempre, que hablo del DES, me refiero al momento, en que se creó y los primeros años de funcionamiento del DES. Entonces, era el Súper DES un Equipo de Investigaciones fuera de liga, con cinco estrellas. Elena Díaz, en calidad de Directora; Martha Núñez, Subdirectora, Niurka Pérez, Bell Lara y yo. Recuerdo, que mi entrada en el DES se demoró unos meses, pero sí inauguré oficina con ellos, porque había una exigencia muy fuerte para entrar a ese grupo, que funcionaría adscrito a la Oficina del Rector para trabajos de asesoramiento e investigaciones dirigidas a la Oficina del Presidente de la República y vinculadas con el Departamento de América del Comité Central, así como otros Organismos Centrales del Estado, por ejemplo, Martha Núñez era Asesora de a Federación de Mujeres Cubanas a nivel nacional, incluso, viajó con Vilma Espín, la Presidente de ese organismo, a la Cumbre de Nairobi. Para entrar en el DES, se exigía, en su momento fundacional, ser Doctor en Ciencias y tener más de 20 años de experiencia, con resultados de investigación excepcionales. Sólo 2 Profesores no cumplíamos los requisitos: Bell Lara, que no era Doctor, pero sí reunía el resto de las exigencias, y yo, que todavía no era Doctora y sólo tenía tres años y diez meses de trabajo en la Universidad, de graduada. No obstante, Elena Díaz sí me pidió. Yo estuve, desde en principio, en la lista de 6 profesores, más Aimeé Haydú. El otro Profesor, que Elena pidió, era Eugenio Espinosa, que todavía no era Doctor, pero sí cumplía el resto de los requisitos, pero no pudo entrar al DES hasta mucho más tarde. La decisión de mi entrada al DES fue del Dr. Rojas, el Rector. Cuando la Dra. Blanca Nieves Gómez Trueba, Vicerrectora de Relaciones Internacionales, le llevó a firmar mi nombramiento para Jefe de Protocolo de la Universidad de La Habana, dijo, que no, que si yo me iba para un cargo burocrático, él estaba seguro de que debía permitir mi entrada al DES y le pidió a Elena, que me llamase y comenzase a trabajar con ella, inmediatamente, que luego se vería la forma institucional de arreglar, oficialmente, mi entrada. A finales de Octubre o principios de Noviembre de 1985, me encontraba en el DES. No fue un capricho, ni por amiguismo. Yo traía una calificación altísima de Rusia y una capacidad excepcional de trabajo, que ya había demostrado desde mi primera investigación, que recibió la felicitación del Comandante Piñeiro, Jefe del Departamento de América del Comité Central, al Ministro de Educación Superior por la elevada calidad e importancia de la misma. Allí, también escribí las 2/3 partes. ¡Yo siempre he sido VANGUARDIA en todos los trabajos!, desde los Planes las Escuela al Campo, Crimea, Siberia, en las fábricas de Moscú, en la Universidad y, ahora, en Literatura, cuando algunos me suponían en liquidación. ¡Siempre me he superado a mí misma y a mis Maestros! No obstante, siempre he sido humilde y respetado a mis Maestros, me he sentido amiga y discípula, aún de aquellos que no lo saben. Fui la mejor discípula de mi Padre y mi Hermanito, cuando me sentaba a la vera de mi Padre, de su lado derecho, un poco más bajo, a escucharle en silencio. A mi Hermanito lo sentaba sobre su pierna derecha. Ese, mi primer trabajo de investigación, como profesional, fue dirigido por la Dra. Oneyda Álvarez, entonces Licenciada y Vicerrectora; ella distribuyó los temas. A mí, me dio las Relaciones Monetario-Financieras de los Países-Miembros del CAME con América Latina. Fue horrible, porque estaba recién graduada y no era especialista en relaciones monetario-financieras, sino en Comercio Exterior. Por supuesto, había estudiado durante cuatro semestres ese tipo de relación, pero estaba acostumbrada del MGIMO, que ese no era mi campo de trabajo. Teníamos estudiantes, que se graduaron de esa especialización, una súper especialización, más allá de la general, es decir, de las Relaciones Económicas Internacionales. Puse el grito en el cielo. Me dio pánico. Fue un reto, de los más grandes que tuve en mi vida en la Universidad de La Habana. El otro gran reto fue trabajar en Sociología Rural y escribir la Historia Agraria de los municipios Güines y Santo Domingo. En mi primera entrevista y trabajo de campo, estaba muy nerviosa y temía hacerlo mal, inclusive, interiormente me decía: “¿Qué le voy preguntar a un campesino sobre campo y desde una posición de conocedora?”. Al concluir la entrevista, la Dra. Prof. Carmen Diana me dijo: “Eres muy buena entrevistando”. Yo le respondí: “Yo lo que estaba era muerta de miedo. Temía, que se diera cuenta de que no sabía nada” Continuando con mi inicio en la Universidad de La Habana, acabé haciendo, también, las Relaciones Comerciales, la Introducción y las Conclusiones, pero esta parte ya fue un paseo. Alfredo González, que lo dejé en el Centro de Estudios de América (CEA), en el momento de mi jubilación, como Administrador, se encargó del resto: las Relaciones de Colaboración Económica. Este Documento fue uno de los documentos base, presentados por Delegación Cubana a la elaboración del Documento Estrella del CAME, que trazaba la Política Económica Quinquenal del CAME y los Países-Miembros hacia los Países en Desarrollo, junto con el dirigido por el Dr. José Luis Rodríguez, entonces Subdirector del CIEM y, hoy Vice-Presidente y Ministro de Economía. José Luis dirigió la investigación en general y, en particular, la parte referida a las Relaciones de Asia y África con los Países del CAME. Con este comienzo, dentro de las Ciencias Sociales y, en particular, de la investigación en las Relaciones Económicas Internacionales, así como la docencia en la asignatura de Geografía Económica Mundial, la parte correspondiente a la URSS y Países Socialistas, marcaba mi lugar dentro del Claustro de la Universidad de La Habana y sin hacer ningún tipo de alarde. Mi mayor debilidad era exponer mis trabajos, me daba miedo escénico. Era raro, porque yo estaba acostumbrada a hablar en teatros; virar reuniones, cual si fuesen tortillas, de ello, pudiese dar testimonio el Dr. Wenceslao Carrera, hoy Viceministro de Ciencia y Tecnología, que fue como un hermano para mí durante toda mi estancia en la URSS y hasta me tuvo, que sujetar firme por la cintura, en Quinto Año, para que no pudiese a correr al Ministro de Educación Superior, Vecino Alegret, que se comportó irrespetuosamente y rampante en una reunión con los estudiantes en Moscú; me quejé al Embajador. Parece ser, que mi miedo escénico inicial, que me curó Elena Díaz, después lo cuento, estaba relacionado con el hecho de que los profesores hablan mucho de ellos, presumían de lo mucho que sabían, siempre estaban hablando de Economía y yo no hablaba sobre esos temas; a mí me daba la impresión de que no dominaba la retórica de mi profesión. En parte, estaba vinculado al hecho de que tenía la necesidad de traducir algunos términos al ruso para poder sentir sus conceptos, por ejemplo, el término valor no me decía nada en Economía, sino decía en Ruso ‘ctoimost’; esa palabra rusa desencadenaba los conocimientos, los distintos conceptos sobre los diferentes tipos de valor. Por otra parte, provenía de una familia, en que no se acostumbraba a celebrara a los hijos, excepto al mayor, y donde se nos enseñó a no vanagloriarse, a ser sobrios. Geografía Económica Mundial, yo la había recibido en el MGIMO bajo el nombre de Economía Mundial y la impartí sólo parcialmente, en un equipo de tres profesores: el Dr. Pedroso, Roxana Brizuela y yo. Yo impartí la parte correspondiente a Países Socialista y escribí los materiales docentes; subí el nivel de esa asignatura al del MGIMO. Para ello, no sólo usé los materiales, que se usaban en la Universidad de La Habana usualmente, sino todo mi conocimiento económico, histórico y geográfico de la URSS y el Este Europeo de aquel momento, la actualicé y fui región económica por región en el caso de la URSS. Decía, que algo similar a mi primera investigación en la Universidad de La Habana, me sucedió con la asignatura de Transporte Internacional, que se denominó “Organización y Técnica de las Operaciones del Transporte para el Comercio Exterior”, en el programa para la Especialidad de Comercio Exterior de la Facultad de Economía. La impartí, por una emergencia. Transporte Intencional, tampoco, era mi especialidad. En el MGIMO teníamos tres especialidades: Comercio Exterior, Relaciones Monetario-Financieras y Transporte Internacional. Yo sólo había recibido dos semestres de Transporte Internacional, como estudiante del MGIMO. La primera clase fue un desastre, lo recordarán mis estudiantes del curso para trabajadores, en específico, la sobrina de Llompart, que unos 15 días más tarde me comparó con El Principito. Aquello fue un desastre, señores, porque no había materia qué impartir en los apuntes, que me había dado el profesor anterior. Este señor no era profesor de la Universidad de La Habana y no tenía nivel para serlo; no obstante, había impartido la asignatura a un nivel similar al Técnico Medio de Comercio Exterior de la Escuela de Comercio Exterior adscrita al MINCEX. No se correspondían los contenidos con una especialidad universitaria, pero en la Universidad de La Habana, hasta mi llegada, no hubo quién impartiese la asignatura de Transporte Internacional entre los profesores de su Claustro. En esa, mi primera clase de Transporte, en 15 minutos, yo impartí lo que aparecía para una clase y les dije: “Señores, váyanse, que no tengo nada más qué impartirles”. Salí desmoralizada. Llamé a Moscú… Leonela Santana, que entonces era estudiante del MGIMO e hijastra del Embajador, una de mis diosas, me salvó. En una semana, ya tenía en mis manos el Manual de Transporte Internacional para la Especialidad de Comercio Exterior de la Facultad de Relaciones Económicas Internacionales del MGIMO. Llamé a Moscú y dejé un recado con una amiga común a Leonela Santana, que entonces era estudiante del MGIMO e hijastra del Embajador, una de mis diosas. Me salvó, pues, en una semana, ya tenía en mis manos el Manual de Transporte Internacional, para la Especialidad de Comercio Exterior de la Facultad de Relaciones Económicas Internacionales del MGIMO. Llegó por valija diplomática. Por otra parte, la difunta Teresita, funcionaria del MINCEX, que murió en Hungría de un ataque de asma, me aconsejó ir a CUFLET a conocer a Soberon y pedirle su folleto sobre “Fletamento de Buques”. Por cierto, más que folleto es un libro no editado por una editorial, reproducido en forma de folleto. Excelente material, que contribuyó de forma excepcional a una parte de la asignatura en la Especialidad de Comercio Exterior y al único curso, que impartí en el ISRI. Esos dos libros fueron esenciales para subir el nivel de la especialidad de Comercio Exterior en la Universidad de La Habana. Es una verdadera pena, que no hubiésemos entrado a la Universidad de La Habana, como Profesores de la Especialidad de Comercio Exterior, más graduados del MGIMO. Sólo, Leonela Santana me sustituyó, a petición mía, en calidad de Profesora Adjunta, por un semestre, lo que me permitió asistir a un Entrenamiento de Postgrado, precisamente, en Relaciones Monetario-Financieras de los Países Capitalistas en el MGIMO. Fui la única graduada, que regresó al MGIMO y aproveché para dar, además, dos exámenes de Minimum: Economía Política y Filosofía, en el semestre que estuve en Moscú en 1984. También, a Ana María Reyes, por propuesta mía, se le pidió impartir la Asignatura de Derecho Internacional, en calidad de Profesora Adjunta. Por cierto, hace poco he enviado un e-mail a la Dra. Prof. Elena Díaz y al Dr. Antonio Romero, para que soliciten la entrada al Claustro de la Universidad de La Habana, con vista a su fortalecimiento, de la Lic. Ana Mari Nieto, quien ha ascendido dentro del Banco Nacional de Cuba hasta Director; tengo entendido, que está en la Escuela del MINCEX, que no tiene el nivel necesario para una profesional, como Ana Mari, ni para un graduado del MGIMO. Sería una adquisición muy importante para la Universidad por la inteligencia de Ana Mari Nieto y por haber sido la mejor estudiante cubana de su graduación, así como provenir de un sector de la Economía tan difícil de comprender con claridad, y con una experiencia práctica envidiable. Para mí, es muy importante el fortalecimiento constante de la Universidad de La Habana. Esa debe ser una preocupación permanente de todo su Claustro y, en primer lugar, del equipo dirigente. No se puede entrar al Claustro de la Universidad de La Habana por haber sido dirigente de alto nivel o por ser hijo o padre o nieto, sino porque se es de la élite intelectual del país, por calificación. Ese es el trabajo más alto e importante dentro de la Sociedad Cubana y debe ser respetado en sumo grado. No hay nada superior en la Sociedad Cubana. ¿Quién prepara a la clase dirigente? ¿Quién prepara como Centro Rector a los profesores de otras universidades? ¿Quién da los Doctorados de mayor nivel en Cuba? Eso hay que preservarlo y engrandecerlo, a toda costa. ¿Quién domina? La Colina. Yo soy libre por antonomasia Ya no tengo el tipo de amigos de antes. No tengo amigos intelectuales en la actualidad. Los que tengo ahora son personas comunes y no pueden conocerme, ni comprenderme. Tampoco, quieren conocerme, sino someterme a sus costumbres, a su modo de ver y ser. ¡Cosa muy difícil con Cary Torres! Yo soy libre por antonomasia. Recuerdo, una persona, que me dijo, allá en 1998, y ella misma sabe quién es, que ya sabía por qué había venido a Cuba a hacer misión: “Para conocerte. Tú eres la persona más libre, que he conocido”. Imagínense, que venía del “Mundo Libre”, como solía decir la actual Dra. Evelyn Jacir. Por cierto, Evelyn ha resultado brillante en su ejecutoria; fue la mejor Ministro del Gabinete en la Presidencia anterior de El Salvador y, después, de su Candidatura para Alcalde de San Salvador, pasó a desempeñar la función de Presidente de la Comisión de Consumidores. Ha hecho muy buenas obras en ambos cargos, pero yo la evalúo, en más alto grado, en su etapa inicial en el Gobierno, presidiendo la Comisión de Reconstrucción Nacional después de la Guerra Civil de El Salvador, para lo que fue llamada desde México. Realmente, en el momento, en que me catalogaba, Mi Madrina de Confirmación, por mi grado de libertad, quedaba muy poco de mí. Ya no era la Dra. Cary Torres de otros tiempos, el corazón me había jugado una muy mala pasada. En Cuba, se suele decir: “Sólo queda el casco y la mala idea”. Lo de casco, y no lo ubico en la cabeza, siempre me recuerda a la Dra. Prof. Elena Díaz, y volvemos a la Universidad. Por el caballo, que iba a sacar de la piedra. A.T.: Un caballo. Una piedra. ¿A qué se refiere? CTV: Está narrado en la trilogía de testimonio, que lleva por subtítulo “Memorias de mi Generación”. Yo no quería trabajar en la Universidad de La Habana al graduarme del MGIMO. Por supuesto pretendía trabajar en el Servicio Diplomático o el Ministerio de Comercio Exterior, en algunas de sus representaciones en el exterior. Incluso, el Director de Cuadros del INTUR, Ministerio de Turismo, ya me había asignado ala atención de un área geográfica angloparlante y estaba en proceso de admisión, cuando me llamaron de la Universidad; fui aprobada y mi vida hubiese sido muy distinta. Era Leonela Santana quién quería trabajar en la UH y yo, por el contrario, hice todo lo posible por quitarme la UH de encima, pero no hubo forma. Pienso, que anhelaba la Universidad, porque su madre la Dra. Bertha Boado, había sido Profesora de la Universidad de la Habana y Severo Aguirre del Cristo había sido Decano de la Escuela de Agronomía de la Universidad. También, porque era a lo más que se podía aspirar en Cuba y ella se había esforzado mucho por tener 5 en todas las asignaturas, hasta no iba a los exámenes, si pensaba que no sacaría 5. Fue una excelentísima estudiante, doblada casi todo el día sobre los libros. Tanto su madre como su padre eran famoso profesores universitarios, ella tenía una meta muy alta y condiciones excepcionales al vivir en la Residencia del Embajador y ser su hijastra. Fue una verdadera pena, que no pudiese formar parte del Claustro de la Universidad de La Habana. Era muy estudiosa, eso sí, menos estable y necesitaba hablar por teléfono obsesivamente. Yo la malcriaba mucho. Llegué al CIEI, por llamada de Oneyda Álvarez, para que me presentara a una entrevista con la Directora. A la Oficina de la Directora del CIEI, entonces era Elena Díaz, llegué con mi hermano el Dr. Ing. Juan Antonio Torres Vila, que era Profesor desde 1970 de la CUJAE, para los que no son cubanos diré la Universidad Tecnológica de La Habana. Aunque cometo un anacronismo, porque en 1970 la CUJAE era la Escuela de Ingeniería de la Universidad de La Habana y sólo en 1976, con la creación del Ministerio de Educación Superior y, consecuentemente, el debilitamiento, intencional considero yo, de la Universidad de La Habana, se crean otras universidades, que se desprenden de éstas. Por ejemplo, la Facultad de Pedagogía se separa y multiplica para convertirse en el Instituto Superior Pedagógico “Enrique José Varona”. De forma similar aparece la Universidad Agropecuaria, la CUJAE, el Instituto Superior de Ciencias Médicas, años más tardes, le salen, a éste último, tentáculos. No obstante, considero, que responde además a una necesidad de ampliar las capacidades universitarias, por la masiva entrada a las universidades. Sé, que eso debilitó a la Universidad de La Habana, pero más que debilitar a la Universidad hizo crecer la diferencia entre la Universidad de La Habana y el resto de las Universidades del país, con marcada fuerza, con relación a la mayoría de las universidades surgidas en 1976 y en adelante. Por suerte, el Dr. Rojas no permitió la salida del Área de Ciencias Económicas de la Universidad de La Habana. Tuvo mucha visión el Rector. A quién saludo con especial cariño y respeto, y reconozco en calidad de mejor Rector, que ha tenido la Universidad de La Habana en la Historia conocida por mí, la vivida y la escuchada, Benemérito Rector. A.T.: Bien, Usted no estudió en la Universidad de La Habana. Tampoco, en La Habana en general. Supongo, que su contacto con la Universidad de La Habana se limite a su permanencia en su Claustro ¿Ha escuchado mucho de la historia anterior a Usted? CTV: Exactamente. Yo tuve una gran suerte. Esa ha sido una de mis loterías, uno de mis billetes millonarios. He tenido el honor y la dicha de trabajar con un conjunto de intelectuales ya consolidados, y que forman parte de la élite de las Ciencias Sociales en Cuba, lo que me situó en ella desde el mismo momento de mi ingreso en el Claustro de la Universidad de La Habana, recién graduada. Además, con las personas, que me tocó trabajar estaban, y están, muy bien insertados en las relaciones de poder. Eso nunca han sido mi fuerte, aunque no negaré, que me he movido en las latas esferas. Incluso, antes de graduarme, fui amiga del Embajador Severo Aguirre del Cristo. Un excelentísimo Señor y no por Embajador, ni por Presidente de la Asamblea Nacional del Poder Popular, ni por haber sido Miembro del Consejo de Estado y otros muchos cargos de importancia, sino por la excelencia de su persona, su integridad y honorabilidad, su honestidad. Es el mejor comunista, que he conocido después de mi Papá. Me quería mucho y yo a él. Fue una pena, que yo estuviese en Holanda, cuando falleció. Creo, que fue lo mejor, porque yo acaba de tener y un golpe demoledor en mi vida, la defunción de mi Hermanito. Por cierto, tengo un agradecimiento permanente para con la Dra. Elena Día y la Universidad de La Habana, Elena cerró el DES, mientras mi Hermanito, Raúl Torres Vila, estuvo tendido en la Funerario de Calzada y K, fue enterrado; ordenó a todos mis compañeros acompañarme la mayor parte del tiempo, me llevó a su casa para que descansase, me bañase y comiese; estuvo conmigo todo el tiempo, incluso, mientras se depositaba su cuerpo. Elena conocía lo importante, que era, y es, mi Hermanito para mí; un hijo más que un hermano. En la CUJAE, también, se tomaron medidas excepcionales esos dos días. Continuando con la Universidad, en el CIEI, Centro de Investigaciones de Economía Internacional, donde trabajé entre 1982 y 1985, el grupo era algo más amplio, primero, éramos 14 y, luego, más de 20 profesores, pero mis relaciones de amistad se restringían, en gran medida, a personas de más edad que a mi grupo generacional. Esto se debía al grado de madurez y a los temas de conversación, así como a las formas de diversión. Pues, yo trabajé con aquellos profesores, que fueron pasados por el fuego junto con el Departamento de Filosofía de la Universidad de La Habana y la Revista Pensamiento Crítico, a principios de los ‘70. Conocí a través de ellos a muchos de los que conformaban ese grupo, que hoy está diseminado por diferentes ramas de la Ciencia, la Cultura y la Educación, también, del Poder. La mayor diferencia que había entre ellos y yo consistía en que yo era muy pro soviética y ellos no, lo que es comprensible por el asunto del famoso Departamento de Filosofía. Siendo estas personas intelectuales multidisciplinarios, que se movían y/o combinaban la Sociología, Filosofía, Historia, Economía y lo que hiciese falta para obtener resultados fehacientes y/o útiles, no me quedaba más remedio a mí, que ir integrando nuevos conocimientos y asumir otras esferas del pensamiento. Por ejemplo, yo no tocaba los temas de la mujer. Sólo una vez, ayudé a la Lic. Miriam García a preparar, para ella, una comunicación, con vista a participar en una Conferencia Científica Internacional. Eso sí, participaba de las discusiones sobre esos temas, más como oyente, porque mis amigas me pedían acompañarles o porque formaban parte de los Eventos Internacionales de la Universidad. Yo no soy feminista, las que fueron mis compañeras de trabajo sí, algunas por lo menos. Por ejemplo, la Dra. Prof. Martha Núñez se reía y decía, que ella era feminista en la Universidad y actuaba, como si no lo fuese en su casa. Se burlaba Martha Núñez de ello. Pues, cuando muere Eduardo y los machistas de la Embajada de Cuba en Moscú tratan de subirla a un avión y devolverla a Cuba, cual esposa viuda, la Dra. Prof. Martha Núñez los paró y les dijo: “Ustedes, disculpen, pero yo no soy una esposa. Yo vine de Cuba con nombramiento. Yo soy la Conseja de Prensa de esta Embajada y que se haya muerto el Ministro Consejero, no quiere decir, que yo no siga en mi cargo diplomático”. Considero, que muchas mujeres, en Cuba y en el Mundo, deberían tomar ejemplo de Martha Núñez, cuando la intentan reducir al papel de esposas. Yo le diría en Ruso: MOLODIETS! Ahora, que menciono a Martha, quiero llamar la atención a las autoridades universitarias y al Claustro sobre una cuestión, que no puede ser admitida. No puede llegar la Delegación de la Mac Arthur Foundation a la Universidad de La Habana y la Doctora en Ciencias Económicas del IAL de la Academia de Ciencias de Rusia, Master en Sociología de la Universidad Católica de Santiago de Chile y Socióloga, graduada de la Universidad de La Habana, que ha ocupado dos cargos de importancia en el Cuerpo Diplomático de Cuba, ante el CAME y ante el Gobierno de Rusia, amablemente servirles de guía y traductora, porque Martha habla de forma magnífica el Inglés desde niña, y que en Internet se le llame “Marta Núñez, la guía”. Dentro de la Universidad de La Habana, entre amigos, nos podemos decir el nombre, que, como norma, lo acompañamos del apellido, pero aún siendo amigos, al referirnos por escrito o hablando con otra persona, con el mayor respeto, se antepone al nombre el Grado Científico o la palabra Profesor. Yo le escribí a la Dra. Prof. Martha Núñez, que se quejase y exigiese, que arreglasen la página Web, donde se mostraba su foto, delante de las columnas de la Facultad de Matemáticas en la Colina. A.T.: Se ha sonreído al decir “Colina”. ¿De qué maldad se ha recordado? CTV: No es de ninguna maldad. Más arriba señalaba el debilitamiento relativo, por qué no absoluto, de la Universidad de La Habana, relacionado con la extirpación de sus facultades, de un número importante de ellas, de algunas muy fuertes. ¿Cómo decirle? Pues, “La Colina”, así le llamamos a la Universidad de La Habana de forma genérica, porque en esa colina del Vedado están ubicados los edificios principales de la Magna Institución Cultural del país, de Cuba, en su segunda ubicación histórica. Sólo recientemente me he enterado de la última parte del slogan, que más gritan los estudiantes universitarios. ¿Por qué se le suprimió? En mi etapa como Profesora de la UH nunca lo escuché completo, sino sólo: “¿Quién vive? Caribe. ¿Quién va? Universidad UNIVERSIDAD. UNIVERSIDAD. UNIVERSIDAD. Penosa omisión, la de ¿Quién domina? La Colina”. Por ello, me sonreí. Sólo he leído en las entrevista de una eminente Profesora de a Universidad de La Habana en el marco de esta celebración, del 280 Aniversario de a Fundación de a Universidad de La Habana. “La Colina”, así le llamamos a la Universidad de La Habana de forma genérica, porque en esa colina del Vedado están ubicados los edificios principales de la Magna Institución Cultural del país, de Cuba, en su segunda ubicación histórica. Sólo recientemente me he enterado de la última parte del slogan, que más gritan los estudiantes universitarios. ¿Por qué se le suprimió? No quiero profundizar en la Historia de la Universidad, porque hace mucho no leo ni escucho de ella. Para mí la Historia Universitaria no tiene mucho que ver con las cuestiones, que suelen contar los Profesores de la Universidad. Primero, porque yo misma no estudié en la Universidad de La Habana, lo que fue una gran suerte para mí, porque mis compañeros de trabajo no habían sido mis profesores. Ello me colocaba en una posición muy cómoda con relación al grupo y a los profesores más jóvenes, que solían dirigirse a Martha, a Elena, a Niurka y otros, anteponiendo la palabra “Profesor”, que, en Cuba, gracias a Dios, todavía marca distancia y obliga al uso de “Usted” en el trato mutuo. En la Universidad de La Habana, yo aparte del trato en el aula, en que es obligado entre estudiantes y Profesores el Usted, sólo me diría de Usted a contadas personas: Dra. Elena Díaz, a pesar de ser mi amiga, casi una madre por 10 años, jamás dejé de decirle Usted o dirigirme sin anteponer si Grado Científico en público, incluso, sola; al Rector Rojas y a la Dra. Blanca Nieves Gómez Trueba, la Vicerrector; incluso, a Dr. Tabares del Real, que se nos incorporó al DES, tras terminar sus funciones de Embajador en Hungría, lo trataba de tú. Segundo, porque yo no tengo ningún compromiso con la Historia “Revolucionaria” de la Universidad de La Habana. Cuando analizo la Universidad siempre lo hago a la institución de enseñanza, a su Claustro y, jamás, a la participación en la lucha clandestina, en las huelgas y, por supuesto, no me conmueven. Para mí, eso forma parte del estudiantado, jamás, del Profesorado. Es tan anacrónico, como la tanqueta en la Plaza Cadena. Considero, que la Historia de la Universidad de La Habana, como institución, la hacen los listados de Profesores con Premios Nacionales en las Ciencias, con importantes distinciones y reconocimientos universitarios, sus Centros de Investigación, acompañados de sus logros científicos y descubrimientos; su Claustro y algunas reuniones de éste, por ejemplo, el Claustro de Ciencias Sociales de la Universidad de La Habana, reunido en Febrero de 1991 en el Teatro de la Facultad de Biología. Yo le llamaría el Claustro de las Ovaciones, donde reconocidos Profesores e Intelectuales expusieron valientemente sus puntos de vista. No voy a mencionarlos, porque todos los que estuvimos sabemos quiénes nos paramos y cuando y por qué. Para todos ellos mis respetos y admiración. Un Claustro que hizo historia, por los asuntos tan importantes, trascendentales para Universidad y el país, donde se plantearon exigencias tales como: autonomía universitaria; eliminación de los Planes de Asignatura nacionales y de obligatoria impartición, en miras de elevar la docencia en correspondencia con el elevado nivel del Claustro de la Universidad de La Habana y que cada profesor impartiese el máximo de conocimientos posibles, sin obviar contenidos obligatorios y un esquema general; volver al elitismo dentro de las univ