Santiago en mí

Aplausos para Eduardo Sosa en la Sala Dolores

Siempre tuve la sensación de que mucho había demorado en disfrutar de un concierto de Eduardo Sosa. Pero, de alguna forma, sabía que lo haría. Y ese momento llegó ayer 5 de febrero, quizás en el mejor escenario posible: la Sala Dolores, de esta ciudad de Santiago de Cuba.

Con una personalidad cautivadora, donde tal vez ojos más suspicaces (o no) descubren a ese guajiro de Tumba 7 —ese extraño lugar que por los azares de la geografía lo ubicó, afortunadamente, bajo el gentilicio de santiaguero—, Eduardo Sosa es también, a mi entender, la voz más impresionante del panorama trovadoresco (por no decir musical) cubano.

Pero ese estremecimiento que asalta nada más que escuchar la potencia de su canto, se complementa con unas letras inteligentes, de alto vuelo poético, aún desde los ritmos más soneros y campesinos.

Como el viaje que seguramente lo llevó desde las montañas santiagueras hasta Miramar y el Vedado, Sosa guió la noche de concierto desde esas canciones picarescas del campo, donde recoge en no pocos casos su propia biografía, hasta las que abordan un Cuba más contemporánea y global, sin abandonar el guiño de humor que caracteriza a los cubanos. No faltó tampoco el homenaje a la trova tradicional, al bolero, a Silvio, a Sara González y a José Nicolás; en cada caso con acertados comentarios que contribuyeron a un mayor acercamiento al público.

Acertó también en invitar a William Vivanco, otro de los buenos santiagueros (esso que viven en La Habana, según el escritor Heras León), que dobló voces con Eduardo y a su vez, regaló algunas de sus más populares canciones, con las que logró parar al público de sus asientos.

Sosa cantó entre cerrados aplausos que reconocían su camaleónica capacidad vocal; entre silencios estremecidos por una letra, y algún que otro nudo en la garganta.

Un concierto de lujo, sin dudas, de los que siguen en boca de todos aunque pasen horas del fin. Una oportunidad que tal vez pueda repetirse, más pronto de lo esperado, en los días que deparará la Jornada de los Trovadores, el próximo mes de marzo.

Anuncios

Navegación en la entrada única

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: