Santiago en mí

Pedro Águila y los pomitos

Por: Juan Antonio Tejera

El santiaguero gusta de decir que no es muy disciplinado, que le gusta contravenir algunas órdenes, lo mismo en el hogar que en la calle. Ello viene de muy atrás en la historia, con aquello colonial de “se acata pero no se cumple”. Sin embargo, al mismo tiempo es muy inteligente y sabe cuándo es realmente necesario lo necesario.

Pedro Águila es uno de color muy cercano al carbón. Se mantiene informado de todo lo que sucede y ha comprendido perfectamente que si quiere mantenerse lejos de ciertas enfermedades tiene que cumplir con las indicaciones que orientan los medios y las visitas del personal de la salud a su hogar. Pero como al mismo tiempo, es santiaguero, es medio jaranero, completamente chota, dice que si sigue en la práctica diaria, se va a volver blanco como un papel.

Y es que se está refiriendo a los “pomitos”, eso que hay que utilizar cada vez que se entra a un lugar público y en el que uno de ellos contiene un compuesto con cloro, un blanqueador por excelencia. Pero, no vaya a equivocarse, él no está protestando, está bromeando y cumple efectivamente lo que está dispuesto. Y en este sentido no es sino un ejemplo de la actitud de todos. Y entonces, como no es extraño para nosotros la cola, usted los ve, no sólo a Pedro, a todos, esperando su turno para lavarse las manos, enjugarlas y clorificarse. Y mientras tanto, son las bromas, los comentarios, en ocasiones hay quienes llevan la cuenta de las veces que han tenido que echarse cloro.

Pero todo ello, es parte de nuestra naturaleza, de nuestra forma muy especial de ser. Como lo es también el hecho de que en este sentido, en el de la salud, somos muy disciplinados, cumplimos, como debe ser, con todo lo orientado, no nos molesta que se nos llene la casa de humo porque sabemos que tiene un sentido que no agradecen los mosquitos, ni que nos revisen los tanques de agua, aunque nos llenen de números y fechas las paredes aledañas.

Y esa es la conclusión: el santiaguero gusta de cuidar todo lo que tiene que ver con su salud y con la salud de todos. Porque sabe que hay que conservar a toda costa, lo más valioso, el ser humano, nuestro mayor tesoro en esta ciudad.

Anuncios

Navegación en la entrada única

3 pensamientos en “Pedro Águila y los pomitos

  1. Pingback: Pedro Águila y los pomitos | santiago en mi | Scoop.it

  2. Me parece muy interesante tu crónica, he estado en Santiago y he constatado que realmente así son los santiagueros. Un abrazo desde mi oasisdeisa.wordpress.com

  3. Noel Pérez García en dijo:

    Gracias Isa…el mérito es de José Antonio Tejera

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: