Santiago en mí

Pablo Milanés, desde la sección B-5

Pablo Milanés en Santiago de Cuba

Vista del concierto de Pablo Milanes en Santiago de Cuba. Foto: Sierra Maestra.

Después de veinte años Pablo Milanés cantó en Santiago de Cuba, en un Teatro Heredia desbordado y participativo (como me gusta verlo), durante más de hora y media.

Fue una deuda saldada con creces. El público (más de dos mil personas), agradeció cada canción, y coreó, como “coral fantástica”, los temas más reconocidos del cantautor. Fue un concierto del que, no dudo, la prensa solo sabrá brindar elogios. Y no dudo que los valga; de parte de Pablo y sus músicos todo contribuyó a ello. Pero esas alabanzas al concierto ofrecido en el “majestuoso” escenario santiaguero, solo pueden ser dichas por quien no se halla sentado en la sección B-5, fila 3, butaca 8 del balcón del complejo cultural Heredia, o en cualquiera de las butacas de dicho balcón, incluso, por algunos que alcanzaron sitio en la platea del teatro.

Y es que en ese rincón de la edificación el concierto se escucha como si intentáramos reconocer sonidos que emergen desde los instrumentos de músicos que tocan en un local cerrado, mientras permanecemos en la calle.

La música y la voz de Pablo nos llegaban reverberantes desde el escenario, y a mis espaldas se podía sentir, casi tocar, un silencio decepcionante. Graves faltas en el sistema de audio de un escenario como el del Heredia, mutaron hasta lo irreconocible algunas canciones y todos los comentarios del cantautor. Temas como “Proposiciones”, “Los días de gloria”, “De qué callada manera”, “Ámame como soy”, hasta el fantástico cierre con “El breve espacio”, fue posible escucharlas con mejor calidad gracias a que, como buen cubano, nos corre por la sangre y las cantamos desde el recuerdo; y al extraordinariamente afinado coro de mil gargantas que acompañaba estas piezas clásicas.

Lamentable que un espacio como el Heredia, llamado a ser el escenario de las grandes actuaciones en esta ciudad, prive a sus clientes el disfrute a plenitud de cuanto acontece en su tarima, debido a un deficiente diseño de sonido que silencia en varias secciones de la edificación, cuanto se dice en el proscenio.

Pablo cantó, después de dos décadas y Santiago de Cuba lo agradeció como sabe hacerlo con los grandes artistas. Él cumplió, pero al Heredia le queda mucha deuda todavía con su público.

 

Artículos relacionados:

http://www.sierramaestra.cu/santiago/cultura/como-coral-fantastica-califica-pablo-milanes-a-publico-de-santiago-de-cuba

http://www.cubasi.cu/cubasi-noticias-cuba-mundo-ultima-hora/item/20150-santiagueros-cantaron-con-pablo-milanes

 

Anuncios

Navegación en la entrada única

7 pensamientos en “Pablo Milanés, desde la sección B-5

  1. Qué bueno Noe que pudiste ir y disfrutarlo. El tipo es un grande. Un abrazo y ojalá que arreglen el sonido del Heredia, para la próxima…

  2. Anónimo en dijo:

    Llorón….!!!!!!!!

  3. la formula del looco en dijo:

    Reblogueó esto en Santiago de Cuba…y comentado:
    Una excelente crónica de un amigo a quien quiero mucho, no solo por inteligente y excelente escritor, sino también por buena persona…. Llorón..!!!!!!!!! la próxima vez levántate temprano pa que cojas mejor asiento

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: