Santiago en mí

Desempolvando rejas y herreros

Una invitación a caminar Santiago de Cuba y ver, observar, extasiarnos en esos detalles que el diario cubre con velos de cotidianidad; siglos de arte al alcance de todos, huellas de otras manos que desde principios del siglo diecinueve nos tipifican desde las rejas. Esa fue el convite de la más reciente edición de la peña cultural “Desempolvando”, del Archivo Histórico Provincial de Santiago de Cuba, luego de su receso estival.

A las rejas y los herreros se dedicó este espacio, que apuesta por el rescate de costumbres y tradiciones de una ciudad que casi desanda ya por los quinientos años.

Para el necesario acto de desempolvar algo que, paradójicamente, forma parte del diario de los que habitamos esta ciudad, los organizadores de la peña invitaron a la Dra.C. María Elena Orozco Melgar, una de las voces más autorizadas para hablar sobre el devenir constructivo de Santiago de Cuba.

Discípula del Dr. Francisco Prat Puig, a quien denomina como un “médico para las casas”, la Dra.C. Orozco recordó sus caminatas por la ciudad junto a su maestro, en las cuales descubrieron las principales características del enrejado que caracteriza a esta ciudad.

Con una notable vocación pedagógica, ante la insistencia del conductor del espacio, la también investigadora, apoyándose de imágenes, hizo un recorrido por las rejas más hermosas que son posibles encontrar en Santiago de Cuba, donde, según aseguró, las más bellas están en la ciudad antigua (el Centro Histórico de la ciudad).

Para complementar las palabras de la Dra.C. María E. Orozco, también se invitó a Antonio Desquirón, poeta, crítico de arte, curador santiaguero, quien a finales de la década del 80 del pasado siglo, se dedicó a caminar las calles de Santiago de Cuba, tomando fotografías de las rejas, hasta lograr conformar un “Catálogo” que, en llamativa portada de cuero, reunió el Fondo Cubano de Bienes Culturales.

Oportuna fue, igualmente, la presencia de Ariel Jiménez, profesor de herrería en la Escuela Taller “Ugo Luisi”, de la Oficina del Conservador de la ciudad, quien comentó sobre las diferencias en el oficio, entre aquellos primeros herreros cuyas obras anónimas adornan la ciudad. Descendiente de herreros, Jiménez mostró parte de su quehacer con el hierro, como artista independiente.

En el acápite cultural destacó la actuación del Conjunto Folclórico de Oriente con un canto a Oggún; y el estreno del performance “Por qué”, del bailarín y coreógrafo santiaguero Yanosky Suárez, que será presentado este 27 de septiembre en la populosa calle Aguilera.

Fue una tarde de revelaciones, en la que se limpió de brumas la ciudad en la que vivimos. Al menos, al salir a la calle, estoy seguro que muchos de los presentes observamos a Santiago de Cuba y sus casas con otros ojos.

Anuncios

Navegación en la entrada única

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: