Santiago en mí

A la vuelta de un año

aniversario del huracan sandy

Foto René Silveira

Un año. ¿Qué es un año después de Sandy? ¿Una ciudad que se maquilla para el medio milenio? ¿Esos andamios que pululan en el centro histórico, e intentan rescatar a destiempo de la desidia? ¿Son cifras? ¿Cuántas cifras se manejan en un año?

El 25 de octubre, hace un año, no se pensó en el hoy. Si acaso, fueron fogonazos de lucidez, el deseo intrínseco de saber un mañana, no importaba cual, pero que existía. Hoy, un año después, hay quien todavía no piensa en ese mañana, porque el mañana es el presente que se filtra por donde no hay paredes, o techos, y se acurruca en una cama común, en una incertidumbre que ya dura mucho (no quiero decir demasiado).

¿Cuánto se ha hecho desde entonces? Decir que poco sería desconocer el esfuerzo de muchos. Pero no es suficiente y también otro tanto se ha hecho mal.

Recientemente escuchaba el testimonio de una santiaguera sobre Sandy y los días (meses, año) post Sandy. Hablaba y su voz parecía salir de entre los ramalazos del ciclón, de entre los escombros húmedos de la casa materna. Hablaba desde el dolor que no ha curado, y no parece amainar cuando alza la vista y ve el sol ensañarse sobre la piel de su madre. Como ella sé que hay muchos y otros, como yo, asumimos un nuevo temor a nuestro día a día.

Este 25 de octubre habrá pasado todo un año de lo que, tal vez, puede considerarse el peor desastre natural de la historia de esta ciudad. Ojalá sea una fecha no para el olvido, o para el recuerdo jactancioso por lo hecho; sino un momento para la revisión, para el impulso a esos planes de recuperación, para llegar a esos barrios alejados de las “arterias principales” y preocuparse por esos vestigios que, como el coco que quedará por siempre clavado en la cabilla de casa del vecino, nos recuerda a diario lo vivido.

Sandy duele todavía a la ciudad, o lo que es peor, a su gente. Hay a quienes un año pesa más que sus 365 días; porque cada día es sol y luna y lluvias que les corroe la piel y el ánimo. ¿Hasta cuándo?

Anuncios

Navegación en la entrada única

Un pensamiento en “A la vuelta de un año

  1. Yo tambien fui testigo del suceso y te lo cuento con fotos: http://mi3rapupila.wordpress.com/
    Hoy publico la segunda parte del trabajo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: