Santiago en mí

Vacaciones

Cuándo será que tome unas vacaciones con todas sus letras, no unas simples “vacas”, o solo unas “va”.

De esas de dormir toda la mañana, aunque me sea casi físicamente imposible. Al menos remolonear entre las sábanas hasta darle un motivo a mi coriza.

Levantarme soñoliento a hacer un breve zapping, de solo cinco canales, a la televisión nacional. Desistir. Dormir otra hora. Levantarme y mirar burlón el reloj. Y luego pasarme una buena parte del día inmerso en uno de esos libros que me hacen cola desde hace meses.

Tal vez leer toda la estiba.

Por qué no, pasar el día y la tarde entre otras sábanas, más calidad y juguetonas, sin pensar en que di mi palabra para ayudar en un evento, o tengo que salir a resolver algún problema por el mal trabajo de otros. En las vacaciones deberían estar prohibidos los problemas.

Mis vacaciones son el reflejo de mi grave incapacidad con los planes, nunca se me cumplen. Ahora miro desconfiado esa idea de hacerlas coincidir, en el 2014, con la Copa Mundial de Fútbol.

Por suerte aún me quedan unos días, reservados estratégicamente para que coincidan con esos otros que nos regalan a fin de año. Desde ya cruzo los dedos y miro al cielo, no vaya ser que por ahí caiga una vaca, de la de verdad, y se joda todo.

Anuncios

Navegación en la entrada única

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: