Santiago en mí

Un poco de paciencia

Hoy me percato que desde finales de enero no escribo en el blog. Lo triste no es haberlo abandonado a su suerte, sino que apenas me había dado cuenta.

Los días me han pasado por encima con su carga de trabajo y estrés. Cuando avizoro un descanso, hay tres nuevas tareas esperando por mí. Solo la cervical o un emergente dolor de espalda me alertan del diario.

Entonces pienso en cuánto hay para hablar, pero luego lo encuentro escrito por otros blogueros, otros sitios, la gente. Y leo opiniones que comparto, otras no. Pero las leo, muy por arriba, en esos segundos donde el descanso es un acto inconsciente, y las manos se niegan a más. De cierta forma, este es un acto de rebeldía. Un mensaje a los lectores de este blog. Ya vendrán nuevas entradas, comentarios, reseñas, crónicas. Ya vendrán. Solo les pido, un poco de paciencia.

Anuncios

Navegación en la entrada única

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: