Santiago en mí

De mensajes y culpas

Un mensaje en la televisión nos alerta sobre el sexo seguro; pero en las farmacias hace meses no aparecen los preservativos.

Otro spot nos aconseja cambiar el cepillo dental cada tres meses; pero puede suceder que en ese tiempo no se abastezcan de cepillos las tiendas.

La higiene es otra constante en los mensajes de bien público: “lávese bien las manos”; pero el azar juega sus piezas cuando de comprar jabones de 5 pesos moneda nacional (los más asequibles a la mayoría de la población) se trata…

…y algunos se preguntan quiénes son los culpables. ¡Eso está claro!: el desodorante y el papel sanitario que, en extraño conciliábulo, han decidido ausentarse del mercado interno, brindando un mal ejemplo a sus cófrades.

Anuncios

Navegación en la entrada única

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: