Santiago en mí

Reencuentro con los fieles de Crónicas…

Segundo viernes de enero. Cuatro de la tarde. El reencuentro de “Crónicas de mi ciudad” con sus fieles, con los nuevos que se acercan a este espacio pensado para narrar a Santiago de Cuba desde la canción, la oralidad, la historia, el arte en general.

Principio del año quinientos para un urbe que es puro ajetreo, que se retoca y es más polémica que nunca. Y en ese ajetreo las peñas son un eco más.

La cita ya estaba hecha, desde hace más de un año se conoce el sitio: el patio interior de la casa del Cantor del Niágara, patio que cede su belleza a los andamios que sustentan paredes compartidas, que nos dice, nos grita(rá) constantemente que la ciudad se transforma.

Allí nos dimos cita, bajo la batuta de Giselle Lage Gil, anfitriona de estas crónicas, que cedió los primeros compases de la tarde a Mirtha Clavería, Carmen López y Rosa Rodríguez, responsables de presentar el más reciente número (52), de la revista cuatrimestral Viña Joven, del Centro Cultural y de Animación Misionera San Antonio María Claret.

Honor que el Mirtha (Directora de la publicación) y el colectivo de Viña Joven conceden a “Crónicas de mi ciudad” por ser, la de este viernes 9 de enero, la primera presentación oficial de un número en realidad “exquisito”; en el que se recogen, entre otros interesantes artículos y textos, los dedicados a sendas figuras de la más reciente historia de esta ciudad: El Diablo Rojo y Francisco Prat Puig.[1]

Otro invitado de lujo fue el Dr.C. Israel Escalona, destacado investigador e historiador de Santiago de Cuba; quien compartió con Noel Pérez García, la sección literaria de la peña dedicada, en esta ocasión conversar sobre el desarrollo de la crónica por José Martí.

Tomando como pretexto el libro Alas en la memoria, una selección de las “escenas norteamericanas” publicadas por Martí entre los años 1881 y 1883, Israel Escalona nos acercó a ese universo del Martí cronista, periodista y a otros textos en los que se destaca la impronta del Apóstol en este género.

Un hermoso momento resultó la actuación del dúo Leyendas, conformado por el guitarrista y trovador Yoan Vara (quien ha compartido en otras ocasiones las “Crónicas…) y el joven violinista Jorge Vázquez quienes, con apenas dos temas, se ganaron por derecho propio y solicitud del público, una nueva invitación.

El humor llegó de la gracia de la narradora Georgina Soler, quien no dudó en complacer las peticiones de los presentes y regaló dos de sus más pícaras declamaciones.

Complementaron la tarde la siempre agradecida actuación de los trovadores Erick Ramírez y del Dúo Estocada, unidos una vez a Giselle para un cierre de altos quilates.

Comenzó bien el trayecto de “Crónicas de mi ciudad” en este 2015 y con ella, de otras muchas de las peñas que se convierten, cada semana, en el momento oportuno para disfrutar del buen arte de esta ciudad.

Navegación en la entrada única

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: