Santiago en mí

El 500 vox populi

No puede ser de otra forma; ya sabemos que el cubano es así, cuando la coge con algo Y qué mejor que un quinientos aniversario y todo lo que conlleva y conllevará.

Sí, porque, como dicen los comentaristas deportivos, «esto no se acaba hasta que se acaba», y el año del Quinientos comenzó este 25 de julio y se extiende hasta el 25 de julio de 2016, Expósito dixit.

Nada, que todavía hay tiempo para seguirnos asombrando, para disfrutar de tanta inauguración y reinauguración, para terminar de saber por fin si venderá queso en la esquina de San Félix y Heredia; si montaremos en el tranvía; para revisitar el Museo Bacardí, la Galería Oriente, la Casa de la Cerámica.

Ya vendrán los turistas a hospedarse en el Imperial, cuando las lonas que cubren aún parte de la construcción inconclusa, den paso a oropeles similares a los que ya engalanan el lobby.

Ya habrá tiempo. Todo un año. Y mientras, la vida sigue, y las personas no terminarán de sacar de su mente y de sus labios este aniversario. Y cuando no estén contentos con algo: el helado derretido, las tiendas sin jaba de nailon, el transporte que no llega; las medicinas «en falta»; se les escuchará decir, «y eso que estamos en quinientos»; como si la efeméride, por sí sola, fuera a convocar milagros.

La gente, la misma gente que se conmovió con la voz de Vilma acompañada al piano, en una gala artística (creo) muy digna, aunque otros puedan diferir. que aplaudió, aun desde la distancia, el maravilloso espectáculo de pirotecnia con que se dio la bienvenida al 25 de julio.

Todavía hoy se habla de estas últimas jornadas: del carnaval, de las galas, de por qué Eusebio Leal y no Olga Portuondo, y todo bajo el influjo de los quinientos. Y eso no es malo. A fin de cuentas, no todos los días se cumple esa edad. Malo sería caer, una vez más, en eso de la «furia»: «cogerlo todo con furia». ¿Y después?

Después, la vida. La misma de todos los días, en una ciudad un año más vieja, pero que intenta, a toda costa, rejuvenecer, modernizarse. Acompañémosla en ese intento, pero porque lo merece, y no por una fecha, una meta, un compromiso. Santiago es más que un aniversario. Ninguno de nosotros estará dentro de quinientos años más, entonces, lo que vayamos a hacer, hagámoslo ahora. Y bien.

Navegación en la entrada única

Un pensamiento en “El 500 vox populi

  1. rafaymechy en dijo:

    Sent from my MetroPCS 4G Android device

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: