Santiago en mí

Archivar en la categoría “Olimpiada Mundial Ajedrez”

Olimpíada Mundial de Ajedrez Estambul 2012: Resumiendo

La última jornada de la Olimpíada Mundial de Ajedrez celebrada en Estambul, Turquía, se celebró el pasado 9 de septiembre y el evento ya es historia.

Armenia, Rusia y Ucrania en el masculino; y Rusia, China y Ucrania en el femenino, volvieron a repartirse las medallas, tal y como se esperaba pre competencia.

Para los cubanos la última fecha fue casi un reflejo de lo que aconteció a lo largo de todo el torneo.

Los varones derrotaron a un equipo esloveno rankeado inicialmente en el puesto 28. Así, los del archipiélago del Caribe cumplieron con su faena con un buen 2½ a 1½, no sin tener que lamentar el primer y único revés del GM Lázaro Bruzón (2 711) ante el experimentado jugador GM Alexander Beliavsky (2 609).

Los triunfos cubanos se lograron en el primer tablero y en el cuarto, por parte de Leinier Domínguez e Isan Ortiz; mientras Yunieski Quesada se “conformaba” con la paridad.

Gracias a este triunfo los cubanos anclaron finalmente en el puesto 11 del medallero general con 15 puntos (empatados del 9 al 18), confirmándose además como el primer equipo de Iberoamérica; en una actuación mejora ampliamente las de los últimos años, aunque pudo haber sido ligeramente superior de no haberse escapado algunos puntos en el camino.

En lo particular, fue un gran torneo para las dos principales figuras del patio, dígase los GM Leinier Domínguez y Lázaro Bruzón. Domínguez, luego de algunas rondas inciertas, cerró a todo tren con tres triunfos en línea frente a rivales de nivel, y culminó con 7,5 unidades en 10 partidas, lo que le reporta un incremento de 9,3 puntos para su elo y lo ubicó como el sexto mejor primer tablero del torneo. Jugó para un elevado performance de 2 786

Por su parte, Lázaro Bruzón sufrió una costosa derrota en su última presentación, lo que bien pudo haber sido síntoma del cansancio pues fue el único de los cubanos que jugó las once rondas. A pesar de esto, su actuación convence a los seguidores del juego ciencia en Cuba y brinda amplias esperanzas de que Bruzón se mantenga por un buen tiempo en el club de los 2700. El tunero terminó con 8,0 unidades en 11 salidas (jugó para un performance de 2 701) y sumó casi punto más a su coeficiente Elo; además de ser el noveno mejor segundo tablero del torneo.

El otro cubano que no perdió unidades fue el GM Isan Ortiz (5 puntos en 7 partidas) quien ve como su Elo suma 2,7 puntos.

Muchachas: más de lo mismo.

Por su parte, las muchachas llegaron a la última ronda con un pareo favorable que las ubicaba frente a las colombianas (puesto 34 del listado inicial), ante las cuales salían como favoritas.

Sin embargo, una vez más las cubanitas fallaron a la hora buena y tuvieron que despedirse con un 2 a 2, que deja que desear.

En esta ocasión el capitán del equipo femenino dio descanso a Sulennis Piña (de pésimo torneo) y alineó con su primer tablero titular, Lisandra Ordaz, mientras en el resto de las mesas se ubicaron por ese orden, Oleiny Linares, Maritza Arribas y Lisandra LLaudy.

El único triunfo antillano lo logró Ordaz, mientras que Oleiny y LLaudy no pasaron del empate y Maritza caía derrotada frente a la WFM Beatriz Irene Franco Valencia (2 253).

Este resultado ubicó a las cubanitas en el puesto 19 del medallero general, con 14 puntos; bastante alejado de su resultado anterior, aunque las reafirma como las primeras de Iberoamerica.

En el orden individual la única favorecida de las de Cuba fue la GM Lisandra Ordaz, quien sumó 6.0 puntos de 10 posibles y ve incrementarse su Elo en 5,8 unidades.

Para las santiagueras, en cambio, esta Olimpíada ha sido un torneo para olvidar.

Con el mayor coeficiente Elo entre las de la mayor de las Antillas, a Oleiny no le bastaron los 6 puntos en 10 partidas (5 victorias, 2 empates 3 derrotas) para mantener su Elo, el cual ve afectado en 20,4 unidades.

Pero le fue a la Arribas, quien merced de sus 4,5 unidades en 9 salidas, ve decrecer su Elo en 23,4 puntos.

Todas las cubanas adolecieron de lo que fue una fortaleza en el evento anterior, la contundencia contra rivales más fuertes. Muchos match que debieron ser ganados terminaron en empates, los cuales les restaron posibilidades a las cubanitas.

Así, el ajedrez cubano culmina una nueva batalla a nivel mundial. De positivo: el reafirmarnos al frente de Iberoamerica y el papel de nuestros dos principales ajedrecistas del momento, lo que brinda esperanza de futuras grandes actuaciones.

Lo negativo, la inestabilidad en el juego de los elencos cubanos y, en el caso de los varones, el débil rendimiento de los hombres de cola ante rivales de consideración.

Estambul 2012: Los “duros” no toman sopa

En la recta final, Leinier se ha anotado dos triunfos importantes

Más propicia no podía ser para Cuba la décima jornada de la Olimpiada de Ajedrez con sede en Estambul, Turquía. Ellas vencieron 3.5-0.5 a Suiza, y ellos empataron su dual meet con la potente formación de la India. Justo lo mejor que, a mi juicio, podía sucedernos.

Más claro ni el agua: a las chicas les hacía falta un éxito, de ser posible, arrollador. Marchaban muy retrasadas en la tabla -escaño 37-, y debían remontar posiciones de cara a la ronda decisiva, que se celebrará el domingo.

Y eso fue lo que hicieron. A diferencia de ocasiones anteriores -donde se mostraron patéticamente perdonavidas-, las pupilas de Walter Arencibia “cobraron” lo que les correspondía: esto es, Lisandra Ordaz, Oleiny Linares y Maritza Arribas dispusieron sin problemas de rivales inferiores, lo cual dejó sin (momentáneo) efecto la igualada de Lisandra Llaudy en el cuarto tablero.

Paradójicamente, a los hombres les valía más el empate que el triunfo, y lo lograron. Me explico: de ganar, los dirigidos por Reinaldo Vera tendrían que cerrar el torneo contra un elenco de máximo nivel, enfrentamiento que podría costarles muy caro en la tabla final de posiciones. En cambio, el abrazo en el score les mantendrá en un buen escaño, pero seguramente su último adversario no será de envergadura máxima.

¿Qué pasó en pulseada con la India? Algo de esto lo había conversado ayer con mi amigo Romelio Milián, una enciclopedia viviente del llamado Juego Ciencia. Le dije: “Estamos condenados a muerte en las mesas ‘de abajo’, de manera que si queremos equilibrar el marcador, hará mucha falta el empujón de los dos ‘duros’. Y sé que pueden, a pesar de la categoría de sus contrarios”.

Pocas veces como ahora me he alegrado tanto de acertar. Después de los esperados reveses de Yuniesky Quesada (2626) y Yusnel Bacallao (2583), Leinier (2725) y Bruzón (2711) ‘se pusieron contra el tráfico’ y les bajaron los humos a los compatriotas del gran Vishy Anand en un par de cotejos vibrantes.

Vayamos paso a paso. Quesada cedió con piezas negras ante el jovencito Parimarjan Negi (2664) en la variante Paulsen de la Siciliana. El criollo había manejado la partida con dedos de prestidigitador hasta que en el lance 23, en franca ventaja posicional, tomó un caballo envenenado en “h7″ y cedió la superioridad. Después, alguna que otra inexactitud acabó por rematarlo.

Por su parte, Bacallao llevó trebejos claros versus Abhijeet Gupta (2637), que optó por la Grünfeld e iba en busca del éxito hasta que cometió un blunder (40…Tb4) con el que regalaba la torre. Sin embargo, el cubano rindió su monarca después de la pifia adversaria. Desconozco el porqué, pues de acuerdo con el sitio oficial del certamen, aún le restaba tiempo en el cronómetro.

Lo cierto es que el match estaba 0-2 y Cuba requería par de éxitos, nada más y nada menos que a costa de Krishnan Sasikiran (2707) y Pentala Harikrishna (2685), ajedrecistas de probada clase y experiencia por arrobas. ¿Misión imposible? Nada de eso.

Primero festejó Bruzón, que apostó por la Inglesa y supo imponer la superioridad con que llegó a la instancia decisiva. Y al poco rato, Leinier cerró el círculo tras echar mano de la India de Rey y una técnica exquisita para promover su peón pasado en la columna “a”.

Así pues, hay muy buenas opciones de concluir la Olimpiada en plazas envidiables, sobre todo en el sexo masculino. No obstante, todavía habrá que esperar por los pareos para hablar con algo más de propiedad.

Tomado de Cubadebate

9na Ronda Olimpíada Mundial de Ajedrez: la suerte de nuestro lado

Mucha suerte tuvieron los dos equipos cubanos que intervienen en la Olimpiada de ajedrez, en Estambul, durante la novena ronda. Ambos triunfaron y esto les permitió avanzar en la tabla de posiciones; aunque los matches fueron más complicados de lo esperado.

En el torneo Abierto, la selección masculina enfrentó a Letonia. Solo el primer tablero, ocupado por Alexei Shirov (2706), parecía ser un rival de consideración y realmente Leinier Domínguez tuvo que esforzarse al máximo para conquistar el punto, en 90 movimientos.

Shirov estuvo inferior casi todo el tiempo y no le quedó otra alternativa que entregar las dos torres, a cambio de la dama del cubano. Leinier cometió algunas leves imprecisiones que alargaron un poco más la partida; pero sus dos torres, más el peón por la columna “g” propiciaron la victoria, sin dudas la más importante obtenida por él en la Olimpiada.

GM_Lázaro_Bruzón_Olimpíada_Mundial_Ajedrez

El GM Lázaro Bruzó mantuvo su invicto

Lázaro Bruzón condujo las negras y su oponente, Normunds Miezis (2580), escogió una Apertura Inglesa. Al igual que en la jornada anterior, el tunero jugó una partida muy tranquila que concluyó en apenas 32 jugadas, con la repetición de movimientos.

La tercera mesa la volvió a defender, con blancas, Yuniesky Quesada. Su adversario planteó una Defensa Siciliana, variante Najdorf y el cubano tuvo mucha suerte, porque a la altura del movimiento 38 el final de dama y cinco peones estaba muy igualado. Entonces el letón perdió la noción de la posición y trasladó su dama hasta la casilla c8. Quesada aprovechó esa pifia y no demoró en hacer 39. Dd4. Neiksans poco pudo hacer, ya que los dos peones, en la séptima fila, decidieron el encuentro.

En el cuarto tablero, la fortuna también le sonrió al matancero Yusnel Bacallao. Durante casi todo el duelo el cubano, con negras, estuvo muy inferior, especialmente después de su pifia, al tomar con su caballo el peón de g4, en el movimiento 21. Esto le dio una ventaja inmediata a Vitalijs Samolins (2404) quien parecía estar muy cerca de la victoria; sin embargo, dejó escapar varias oportunidades, hasta que cometió el error final, en la jugada 34. Bacallao calculó bien y encontró la combinación ganadora.

El triunfo por 3,5 – 0,5 sobre Letonia valió dos puntos, así que el equipo nacional arribó a 12 unidades y ascendió en la tabla de posiciones, cuando solo quedan dos rondas. El resultado más interesante de la novena jornada fue el triunfo de Estados Unidos sobre Rusia y esto complicó enormemente el evento, ya que existe un cuádruple empate en la cima, entre norteños, rusos, chinos y armenios, todos con 15 puntos.  

CHICAS TOMARON UN SEGUNDO AIRE

La selección femenina ganó su cuarto match de la Olimpiada, al derrotar 3-1 a Montenegro. En el primer tablero, Lisandra Ordaz, con negras, firmó la igualdad en 31 movimientos ante la Gran Maestra femenina Jovana Vojinovic (2337).

En la segunda mesa, Oleiny Linares chocó contra la Defensa Siciliana de Aleksandra Milovic (2181) y aprovechó que la torre de su oponente quedó atrapada para presionar con los dos peones doblados por la columna “f”. Ante la desventaja material con la que quedaría, Milovic optó por rendir su rey. La veterana Maritza Arribas jugó en el tercer tablero y terminó rápido su encuentro, al firmar el empate, en 34 jugadas, frente a Tijana Blagojevic, de apenas 2004 puntos de coeficiente ELO.

Por último, la debutante Lisandra Llaudy volvió a lucir bien y fue la primera en concluir su duelo, al derrotar en solo 25 movimientos, de una Siciliana, a Marija Stojanovic (2097).

Con la victoria, las cubanas arribaron a 11 puntos, en un evento que sigue dominado por las favoritas chinas, 16 unidades; mientras las rusas persiguen muy de cerca a las asiáticas, porque acumulan 15.

RESUMEN DE LOS EQUIPOS CUBANOS

Masculino:

GM Leinier Domínguez (2725) 1-0 GM Shirov, Alexei (2706)
GM Lázaro Bruzón (2711) ½ GM Miezis, Normunds (2580)
GM Yuniesky Quesada (2626) 1-0 GM Neiksans, Arturs (2537)
MI Yusnel Bacallao (2583) 1-0 MI Samolins, Vitalijs (2404)

Femenino:

WGM Vojinovic, Jovana (2337) ½  WGM Lisandra Ordaz (2344)
WFM Milovic, Aleksandra (2181) 0-1 WGM Oleiny Linares (2355)
Blagojevic, Tijana (2004) ½  WGM Maritza Arribas (2296)
WFM Stojanovic, Marija (2097) 0-1  WIM Lisandra Llaudy (2264)

Tomado de Cubahora

8va ronda Olimpíada Mundial de Ajedrez: “La Bastilla” quedó intacta.

Bastó una partida, la celebrada en la cuarta mesa entre el GM Isan Ortiz y GM Christian Bauer (2 682), para decretar la victoria de Francia sobre el elenco cubano 2½ a 1½ durante la octava ronda de la Olimpíada Mundial de Ajedrez que se celebra por estos días en Estambul, Turquía.

En efecto, ambos elencos se enfrascaron en un match feroz, en el cual los galos cumplieron con su favoritismo, no sin antes tener que conformarse con la paridad en las tres primeras mesas; donde las batallas entre los GM Vachier-lagrave (2 686) y Leinier Domínguez, en el primer puesto, y Lázaro Bruzón vs Fressinet (2 714) en el segundo, se confirmaron como las de mayor expectativas.

Una vez más el tablero zaguero no aguantó el resultado y los cubanos encajan otra dura derrota que los mantiene en el puesto 29, bien alejados de posiciones de vanguardia.

Destacar del match las tablas logradas por Bruzón quien mantiene el invicto contra un gran rival y protagoniza lo mejor de Cuba en la Olimpíada, incluyendo ambos sexos, con un 6,5 puntos de 8 posibles y suma 4 puntos a su Elo general.

Mañana los cubanos enfrentarán al equipo de Lituania

No escampa para las chicas

Las mujeres, por su parte, siguieron con su pálida labor, al emparejar un match por segundo día consecutivo; en esta ocasión contra un equipo turco que parecía más asequible para las nuestras, dado su menor Elo promedio.

Las cubanas, que dieron descanso hoy a la GM santiaguera Maritza Arribas (la MI Lisandra Llaudy regresó al cuarto tablero), debieron sufrir de un deja-vú pues nuevamente el protagonismo se lo llevaron las últimas mesas, tras la paz firmada en el primer y segundo puesto.

En el tercer tablero la GM Oleiny Linares pasó de heroína (ganó en la jornada anterior) a villana, al sufrir una costosa derrota a manos de la WCM Emel Kaya de 1 974 puntos Elo (muy por debajo de los 2 355 de la cubana). Ahora la santiaguera muestra un pésimo performance de 3,5 puntos en 7 partidas, que le reporta hasta el momento la mayor caída en Elo de todas las cubanas (25,8 unidades); en lo que quizás sea uno de sus peores torneos.

El empate lo brindó el triunfo de la MI Lisandra Llaudy con su triunfo sobre la WCM Kardelen Cemhan (1 938)

Este resultado derrumbó a las chicas hasta el puesto 48 del listado general y las emparejó para mañana contra el equipo de Montenegro (2 155) que se ubica en el lugar 41; otro match que debería reportarle a las nuestras (al fin) dos puntos. ¿Confíamos?

B: GM Laurent Fressinet (2 714)

N: GM Lázaro Bruzón (2 711)

1.e4 e5 2.Nf3 Nc6 3.d4 exd4 4.Nxd4 Bc5 5.Nb3 Bb6 6.Nc3 Nf6 7.Qe2 O-O 8.Bg5 Nd4 9.Qd2 Nxb3 10.axb3 Re8 11.f3 h6 12.Be3 Bxe3 13.Qxe3 d5 14.O-O-O c6 15.Qc5 Qb6 16.Qxb6 axb6 17.exd5 Ra1+ 18.Kd2 Rxd1+ 19.Kxd1 Rd8 20.Bd3 Nxd5 21.Nxd5 Rxd5 22.Ke2 Kf8 23.b4 Bf5 24.Bxf5 Rxf5 25.Ra1 Re5+ 26.Kd2 Rd5+ 27.Ke3 Re5+ 28.Kd3 d5+ 29.Ke3 Re5+ 30.Kd3 Rd5+ 31.Ke4 (½-½)

7ma ronda Olimpíada Mundial de Ajedrez: varones arriba, mujeres sin levantar cabeza.

GM_Lázaro_Bruzón_Olimpíada_Mundial_Ajedrez

El GM Lázaro Bruzó ha sido el más destacado por los cubanos en Estambul 2012

Hasta el lugar 13 del listado general ascendió el equipo masculino de ajedrez que participa en la edición turca de la Olimpíada Mundial, luego de derrotar convincentemente a la selección plurinacional que representa a los débiles visuales, 3½ a ½.

La única media unidad se les escapó a los cubanos en el segundo tablero, en esta ocasión defendido por el GM Yunieski Quesada, toda vez que el GM Leinier Domínguez se acogió al descanso.

Yunieski firmó el armisticio con Sergey Grigorchuch, quien no registra título oficial y muestra Elo de 2 298.

En el resto de los tableros los cubanos hicieron la tarea, encabezados por el GM Lázaro Bruzón (en el primer puesto) quien sumó su 6 punto en 7 partidas y sigue agregando unidades a su coeficiente Elo (4 puntos). El GM Isán Ortiz es el otro cubano que suma a su promedio.

Para la octava jornada los antillanos se las verán con el difícil equipo francés, donde sobresalen el GM Maxime Vachier-Lagrave (2 686 y 4,5 puntos de 6 posibles en el torneo) y el GM Laurent Fressinet (2 714, 4 puntos en 6 salidas); este último en un interesante duelo con Bruzón.

Las chicas ¿sin fuerzas?

A pesar de ascender hasta el puesto 38, el camino hacia un resultado similar al de la edición anterior parece cerrarse cada vez más para las muchachas del archipiélago, luego de empatar (2 a 2) frente a su similar de Belarus.

Precisamente las dos GM santiagueras que participan en esta Olimpíada fueron las que cobraron el mayo protagonismo, aunque con papeles diferentes.

La GM Oleiny Linares recuperó el camino victorioso en el tercer tablero, pero vio cómo su triunfo no resultaba suficiente cuando su coterránea Maritza Arribas caía en la última mesa; mientras en los primeros tableros todo quedaba en paz.

Hasta el momento todas las cubanitas van perdiendo puntos en sus coeficientes Elo, siendo la más afectada la GM Sulennis Piña (en otro torneo para el olvido) con 22,8 unidades. Oleiny pierde 12,1 y Maritza decrece en 15,1 puntos.

En la octava ronda las nuestras enfrentarán al equipo anfitrión, ubicado cuatro escalones más arriba.

Navegador de artículos