Santiago en mí

Archivo para la etiqueta “ajedrez”

Crónicas para acompañar a la guitarra

Si digo que se formó como saxofonista y solo llegó a la guitarra para que su madre no vendiera el instrumento que era de su hermano. Que luego lo sedujo la electrónica y se desempeñó durante más de veinte años al frente del área técnica de una empresa. Que durante ese tiempo nada supo de cuerdas y acordes; y solo por embullo de algunos amigos, llegó un día a la Casa de la Trova y hasta el sol de hoy. Si digo todo esto, pocos podrían identificar que hablo de uno de los mejores guitarristas acompañantes de la historia musical santiaguera, cubana, mundial: Gabino Jardines.

El maestro Gabino Jardines

El maestro Gabino Jardines

Gabino fue el invitado especial durante la tarde de este viernes 13 de mayo, en la peña “Crónicas de mi ciudad”. Era una deuda pendiente que durante poco más de dos años, trató de saldar Giselle Lage, la anfitriona del espacio, quien siempre ha agradecido la presencia de Gabino como parte indispensable de su aún joven carrera profesional.

No es para menos. Llamado con razón «maestro» por instrumentistas, trovadores, cantantes, músicos en general, Gabino ha ayudado a un sinnúmeros de intérpretes, quienes han encontrado en su manera de acompañar a la guitarra, una sello de garantía, de seguridad, a la hora de enfrentarse a los exigentes tribunales de evaluación para la vida profesional.

Fue una conversación la de esta tarde de viernes, entre un maestro y una alumna; pero también una clase magistral de música y de humildad; por parte de quien asegura aún no haber terminado de aprender.

Guitarrista de formación autodidacta con cuanto método de estudio del instrumento existe, estudioso empedernido, Gabino es sin dudas un referente dentro del panorama musical cubano. Aun así tiene palabras de agradecimiento para quienes lo acompañaron en ese camino.

Recuerda, por ejemplo, a Lorenzo Manso; con quien intercambió conocimientos a la par que aquel estudiaba guitarra en el Instituto Superior de Arte. «Yo le enseñé de la universidad de la calle y él me enseñó de la academia», confiesa quien ha tenido el honor de acompañar a figuras de la talla de Elena Burke, Farah María, Omara Portuondo y Eva Griñán, entre otros.

Sobre su relación con esta última también conversó Gabino. Recordó cómo llegó a acompañar a la Griñán: «ella me escogió cuando todavía yo comenzaba en la Casa de la Trova», recuerda; mientras confiesa que Eva fue una escuela para él: «Tenía un repertorio muy complejo, y era muy musical; con ella había que tocar casi perfecto»; algo que al parecer logró, dada la compenetración que lograron; tanto que bastaba un gesto para saber qué quería Eva en el escenario.

Brindó Gabino, también, algunos consejos sobre el arte del acompañamiento musical. «El guitarrista tiene su lugar, en su segundo plano; su papel es ayudar al cantante».

Giselle conversa con Gabino

Giselle conversa con Gabino

La tarde sirvió entonces para escuchar algunas interpretaciones del maestro Gabino a la guitarra, y verlo una vez más acompañar a Giselle a la guitarra, en la interpretación de un bossa nova, pasión que ambos comparten por la música del Brasil.

Fue un regalo que nos regaló estas “Crónicas…” que también contó con la primera participación en la peña del joven trovador Nelo González, miembro de la Asociación Hermanos Saíz, quien por estos días anda con su guitarra a cuestas por diversos escenarios santiagueros.

Igualmente disfrutamos de la picaresca de la narradora oral Georgina Soler, y Giselle se enfrentó al reto (ante la presencia de Gabino) de acompañar al piano a Carlos Javier Álvarez, director del Dúo Estocada, y amigo, en la interpretación de uno de sus temas.

Nueva edición de “Crónicas de mi ciudad” que se inserta así en el marco de la Jornada Heredia que, por estos días, ha estado celebrando la Casa Natal José María Heredia.

Nelo González llegó por primera vez hasta la peña

Nelo González llegó por primera vez hasta la peña

¡Capablanca volverá a jugar!

En 2010 escribí un post con igual título que este, pero entre signos de interrogación. Afortunadamente el Sierra Maestra, en su edición digital, me respondió, con beneplácito para todos los amantes del juego ciencia, en particular, y los santiagueros en general. Les comparto la buena noticia:

Tras 11 años cerrada al público, la Academia de Ajedrez “José Raúl Capablanca”, de esta ciudad, reabrió sus puertas para beneplácito de los amantes del deporte ciencia.

El emblemático centro -antiguo club social gallego, ubicado en el mismo corazón de la ciudad- recibió una reparación capital en todos sus locales, que incluyó pintura y sustitución de la carpintería dañada, baños nuevos, saneamiento del techo, entre otros.

La Gran Maestra Oleiny Linares expresó a nombre de los ajedrecistas y el movimiento deportivo santiaguero, la gran satisfacción que sentía por ver renacer un local en el cual, al igual que lo hiciera ella, iniciaron sus carreras los principales trebejistas de esta provincia suroriental.

Junto a Linares, en este local surgieron grandes maestros de la talla de Maritza Arribas (máxima ganadora de campeonatos nacionales femeninos, con nueve), Zilka Frómeta, Carlos Larduet, Eldis Cobo y Lelys Martínez.

Precisamente este último fue el encargado de iniciar una simultánea de más de 20 tableros con niños y jóvenes que se dieron cita para disfrutar de la renovada instalación, ubicada en el céntrico Parque Céspedes.

Asistieron a la ceremonia de apertura Lázaro Expósito Canto, primer secretario del Partido Comunista en Santiago de Cuba, así como dirigentes del Partido, el Gobierno y el INDER en el territorio.

Beatriz Johnson Urrutia, vicepresidenta de Gobierno en la provincia y su presidenta en funciones, dijo que “la reapertura de este local es un sueño materializado y es, además, una de las tantas obras que el INDER reanimará para el disfrute de los santiagueros como saludo al 500 Aniversario de la ciudad de Santiago de Cuba.

Maritza Arribas: máxima ganadora del ajedrez femenino cubano

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Leo con satisfación la noticia, aún cuando en verdad poco seguí este año los resultados del Campeonato Nacional femenino de Ajedrez. La GM santiaguera Maritza Arribas, rindió una excepcional labor para llevarse su décima corona en estas lides, quedando como máxima ganadora de los clásicos nacionales de este deporte, al superar a la también GM Asela de Armas.

La noticia la brindó el sitio web Cubahora, en los siguientes términos

ARRIBAS, 10 VECES REINA

Parecía que sus mejores momentos habían quedado, definitivamente, atrás. Perdió muchos puntos ELO en 2012 y no lució bien en la Olimpiada de Estambul; sin embargo, la veterana Gran Maestra Maritza Arribas acaba de demostrar que su nivel de juego sigue alto. Si alguien todavía lo duda, debería revisar la tabla final de posiciones del Campeonato nacional femenino, desarrollado en Holguín.

Arribas concluyó invicta, con seis triunfos y cinco tablas y aventajó por un punto completo a la ocupante de la segunda plaza, la matancera Yanira Vigoa quien hizo 7,5 unidades. El tercer lugar fue para una de las favoritas, la pinareña Lisandra Ordaz, líder del ranking cubano por su ELO de 2371.

Esta fue la décima corona de Arribas, por lo que rompió el empate con la villaclareña Asela de Armas y ahora es la mujer con más títulos en la historia de los torneos nacionales. La santiaguera triunfó por primera vez en 1992; luego volvió a la cima en 1997 y dominó por completo la década inicial del siglo XXI, con éxitos en las ediciones de 2001, 2002, 2003, 2004, 2007, 2008 y 2009.

Olimpíada Mundial de Ajedrez Estambul 2012: Resumiendo

La última jornada de la Olimpíada Mundial de Ajedrez celebrada en Estambul, Turquía, se celebró el pasado 9 de septiembre y el evento ya es historia.

Armenia, Rusia y Ucrania en el masculino; y Rusia, China y Ucrania en el femenino, volvieron a repartirse las medallas, tal y como se esperaba pre competencia.

Para los cubanos la última fecha fue casi un reflejo de lo que aconteció a lo largo de todo el torneo.

Los varones derrotaron a un equipo esloveno rankeado inicialmente en el puesto 28. Así, los del archipiélago del Caribe cumplieron con su faena con un buen 2½ a 1½, no sin tener que lamentar el primer y único revés del GM Lázaro Bruzón (2 711) ante el experimentado jugador GM Alexander Beliavsky (2 609).

Los triunfos cubanos se lograron en el primer tablero y en el cuarto, por parte de Leinier Domínguez e Isan Ortiz; mientras Yunieski Quesada se “conformaba” con la paridad.

Gracias a este triunfo los cubanos anclaron finalmente en el puesto 11 del medallero general con 15 puntos (empatados del 9 al 18), confirmándose además como el primer equipo de Iberoamérica; en una actuación mejora ampliamente las de los últimos años, aunque pudo haber sido ligeramente superior de no haberse escapado algunos puntos en el camino.

En lo particular, fue un gran torneo para las dos principales figuras del patio, dígase los GM Leinier Domínguez y Lázaro Bruzón. Domínguez, luego de algunas rondas inciertas, cerró a todo tren con tres triunfos en línea frente a rivales de nivel, y culminó con 7,5 unidades en 10 partidas, lo que le reporta un incremento de 9,3 puntos para su elo y lo ubicó como el sexto mejor primer tablero del torneo. Jugó para un elevado performance de 2 786

Por su parte, Lázaro Bruzón sufrió una costosa derrota en su última presentación, lo que bien pudo haber sido síntoma del cansancio pues fue el único de los cubanos que jugó las once rondas. A pesar de esto, su actuación convence a los seguidores del juego ciencia en Cuba y brinda amplias esperanzas de que Bruzón se mantenga por un buen tiempo en el club de los 2700. El tunero terminó con 8,0 unidades en 11 salidas (jugó para un performance de 2 701) y sumó casi punto más a su coeficiente Elo; además de ser el noveno mejor segundo tablero del torneo.

El otro cubano que no perdió unidades fue el GM Isan Ortiz (5 puntos en 7 partidas) quien ve como su Elo suma 2,7 puntos.

Muchachas: más de lo mismo.

Por su parte, las muchachas llegaron a la última ronda con un pareo favorable que las ubicaba frente a las colombianas (puesto 34 del listado inicial), ante las cuales salían como favoritas.

Sin embargo, una vez más las cubanitas fallaron a la hora buena y tuvieron que despedirse con un 2 a 2, que deja que desear.

En esta ocasión el capitán del equipo femenino dio descanso a Sulennis Piña (de pésimo torneo) y alineó con su primer tablero titular, Lisandra Ordaz, mientras en el resto de las mesas se ubicaron por ese orden, Oleiny Linares, Maritza Arribas y Lisandra LLaudy.

El único triunfo antillano lo logró Ordaz, mientras que Oleiny y LLaudy no pasaron del empate y Maritza caía derrotada frente a la WFM Beatriz Irene Franco Valencia (2 253).

Este resultado ubicó a las cubanitas en el puesto 19 del medallero general, con 14 puntos; bastante alejado de su resultado anterior, aunque las reafirma como las primeras de Iberoamerica.

En el orden individual la única favorecida de las de Cuba fue la GM Lisandra Ordaz, quien sumó 6.0 puntos de 10 posibles y ve incrementarse su Elo en 5,8 unidades.

Para las santiagueras, en cambio, esta Olimpíada ha sido un torneo para olvidar.

Con el mayor coeficiente Elo entre las de la mayor de las Antillas, a Oleiny no le bastaron los 6 puntos en 10 partidas (5 victorias, 2 empates 3 derrotas) para mantener su Elo, el cual ve afectado en 20,4 unidades.

Pero le fue a la Arribas, quien merced de sus 4,5 unidades en 9 salidas, ve decrecer su Elo en 23,4 puntos.

Todas las cubanas adolecieron de lo que fue una fortaleza en el evento anterior, la contundencia contra rivales más fuertes. Muchos match que debieron ser ganados terminaron en empates, los cuales les restaron posibilidades a las cubanitas.

Así, el ajedrez cubano culmina una nueva batalla a nivel mundial. De positivo: el reafirmarnos al frente de Iberoamerica y el papel de nuestros dos principales ajedrecistas del momento, lo que brinda esperanza de futuras grandes actuaciones.

Lo negativo, la inestabilidad en el juego de los elencos cubanos y, en el caso de los varones, el débil rendimiento de los hombres de cola ante rivales de consideración.

Estambul 2012: Los “duros” no toman sopa

En la recta final, Leinier se ha anotado dos triunfos importantes

Más propicia no podía ser para Cuba la décima jornada de la Olimpiada de Ajedrez con sede en Estambul, Turquía. Ellas vencieron 3.5-0.5 a Suiza, y ellos empataron su dual meet con la potente formación de la India. Justo lo mejor que, a mi juicio, podía sucedernos.

Más claro ni el agua: a las chicas les hacía falta un éxito, de ser posible, arrollador. Marchaban muy retrasadas en la tabla -escaño 37-, y debían remontar posiciones de cara a la ronda decisiva, que se celebrará el domingo.

Y eso fue lo que hicieron. A diferencia de ocasiones anteriores -donde se mostraron patéticamente perdonavidas-, las pupilas de Walter Arencibia “cobraron” lo que les correspondía: esto es, Lisandra Ordaz, Oleiny Linares y Maritza Arribas dispusieron sin problemas de rivales inferiores, lo cual dejó sin (momentáneo) efecto la igualada de Lisandra Llaudy en el cuarto tablero.

Paradójicamente, a los hombres les valía más el empate que el triunfo, y lo lograron. Me explico: de ganar, los dirigidos por Reinaldo Vera tendrían que cerrar el torneo contra un elenco de máximo nivel, enfrentamiento que podría costarles muy caro en la tabla final de posiciones. En cambio, el abrazo en el score les mantendrá en un buen escaño, pero seguramente su último adversario no será de envergadura máxima.

¿Qué pasó en pulseada con la India? Algo de esto lo había conversado ayer con mi amigo Romelio Milián, una enciclopedia viviente del llamado Juego Ciencia. Le dije: “Estamos condenados a muerte en las mesas ‘de abajo’, de manera que si queremos equilibrar el marcador, hará mucha falta el empujón de los dos ‘duros’. Y sé que pueden, a pesar de la categoría de sus contrarios”.

Pocas veces como ahora me he alegrado tanto de acertar. Después de los esperados reveses de Yuniesky Quesada (2626) y Yusnel Bacallao (2583), Leinier (2725) y Bruzón (2711) ‘se pusieron contra el tráfico’ y les bajaron los humos a los compatriotas del gran Vishy Anand en un par de cotejos vibrantes.

Vayamos paso a paso. Quesada cedió con piezas negras ante el jovencito Parimarjan Negi (2664) en la variante Paulsen de la Siciliana. El criollo había manejado la partida con dedos de prestidigitador hasta que en el lance 23, en franca ventaja posicional, tomó un caballo envenenado en “h7″ y cedió la superioridad. Después, alguna que otra inexactitud acabó por rematarlo.

Por su parte, Bacallao llevó trebejos claros versus Abhijeet Gupta (2637), que optó por la Grünfeld e iba en busca del éxito hasta que cometió un blunder (40…Tb4) con el que regalaba la torre. Sin embargo, el cubano rindió su monarca después de la pifia adversaria. Desconozco el porqué, pues de acuerdo con el sitio oficial del certamen, aún le restaba tiempo en el cronómetro.

Lo cierto es que el match estaba 0-2 y Cuba requería par de éxitos, nada más y nada menos que a costa de Krishnan Sasikiran (2707) y Pentala Harikrishna (2685), ajedrecistas de probada clase y experiencia por arrobas. ¿Misión imposible? Nada de eso.

Primero festejó Bruzón, que apostó por la Inglesa y supo imponer la superioridad con que llegó a la instancia decisiva. Y al poco rato, Leinier cerró el círculo tras echar mano de la India de Rey y una técnica exquisita para promover su peón pasado en la columna “a”.

Así pues, hay muy buenas opciones de concluir la Olimpiada en plazas envidiables, sobre todo en el sexo masculino. No obstante, todavía habrá que esperar por los pareos para hablar con algo más de propiedad.

Tomado de Cubadebate

Navegador de artículos