Santiago en mí

Archivo para la etiqueta “Alexei Bell”

54 Serie Nacional de Béisbol: se avecina un equipo “de futuro”

Lo confieso: no seguí la serie provincial de pelota. No se debe a que los juegos, en su mayoría, tuvieron lugar en horas tempranas de la tarde, o en la mañana. En verdad, no he hallado en mí el interés por esos equipos municipales, de donde se nutre la selección mayor de la provincia.

Quizás por eso poco tengo que decir de la renovación que se muestra en el listado de 52 preseleccionados que acaba de anunciarse, con vistas a conformar el equipo Santiago de Cuba, a la 54 Serie Nacional de Béisbol.

Ya lo había anunciado el director técnico Luis Danilo Larduet, en entrevista ofrecida apenas finalizada la edición anterior de los clásicos cubanos. Ahora lo cumple. Son pocos los consagrados que permanecen con opciones de integrar el elenco santiaguero. Solo Héctor Olivera, Luis Yánder la O, Alexei Bell, Reutilio Hurtado, Edilse Silva, Alberto Bisset (sic) y Alaín Delá, aseguran una base “probada” (ya ven, se pueden enumerar). Claro que hay otros que suman años de experiencia (por ejemplo Andrés Reina y Joaquín Carbonell, por solo mencionar dos casos) pero, a todas luces, se tratará de una formación prácticamente novata.

La fortaleza del futuro equipo santiaguero estará en los jardines, donde apenas uno de los “imberbes”, podría colarse en la alineación. Ya en el cuadro y los lanzadores, sí que deberán lucirse uniformes nuevos.

Mucho dice esta preselección (en la que llama la atención —aunque no asombra— la ausencia de jugadores como Danny Betancourt, Yaumier Sánchez, Maikel Castellanos, Pedro Poll y Luis Miguel Nava). En primer lugar, una coherencia entre lo dicho y hecho por Danilo. Se trata de conformar un equipo “de futuro”, con el cual se pueda armar un “team work” a partir de las ganas de jugar y no del saberse establecido. En segundo lugar, mucho no debe esperarse de esta selección; cuando más, que luchen por colarse una vez más entre los ocho grande, misión que, con la renovación del pitcheo, se ve más que difícil.

Me gustaría ser el primero en sorprenderme con la actuación de jóvenes que, quizás, para quienes hayan seguido “la provincial”, sean más certezas que promesas.

Espero que a partir de esta nueva edición, aparezcan nuevos nombres que admirar, más que por los resultados (necesarios), por su entrega en un terreno en el que Santiago de Cuba, ha escrito más de una historia.

Pre-selección del equipo Santiago de Cuba, de pelota.

Receptores:

1.- Alberto Díaz

2.- Isandro González

3.- Leonel Galán

4.- Daniel Sánchez

5.- Jorge Tamayo

6.- David Falcón

7.- Andrés Reina

8.- Orrelly Ribeaux

Jugadores de cuadro:

9.- Norberto Castellanos

10.- Yoel Yanqui

11.- Luís Casamayor

12.- Héctor Olivera

13.- Luís Yander La O

14.- Aníbal Sierra

15.- Dasiel Sevila

16.- Daniel Aguilera

17.- Santiago Torres

18.- Camilo Quinteiro

19.- Yunier Durán

20.- José David Silveira

Jardineros:

21.- Alexei Bell

22.- Reutilio Hurtado

23.- Edilse Silva

24.- Joaquín Carbonell

25.- Leonel Vinent

26.- Luís Suri

27.- Henry Pantoja

28.- Yeri Martínez

29.- Yoelkis Guibert

30.- Sergio Barthelemy

Lanzadores:

31.- Alberto Bisset

32.- Alaín Delá

33.- Jorge Luís Bravo

34.- Osmeni Romero

35.- Ulfrido García

36.- Carlos Font

37.- Jorge Ricardo Díaz

38.- Adrián Sagarra

39.- Edialbert Valentín

40.- Georgi Cuevas

41.- Osquiel Cutiño

42.- Virgilio Moroso

43.- Edisleidis Núñez

44.- Florencio Maletá

45.- Brayan González

46.- Yoendri Montero

47.- Nelson Pérez

48.- Yubisley Portales

49.- Henry Delá

50.- Ángel Luís Márquez

51.- Relly Hechavarría

52.- Bernardo Céspedes

Lea el artículo original aparecido en el Sierra Maestra

Ya están los refuerzos ¿y ahora?

Pongo el parche antes que la herida: no me gustó la selección de los refuerzos de Santiago de Cuba. Estoy seguro que a otros muchos tampoco.

Cierto que en la pelota actual, Alfredo Despaigne es el típico merengue frente a la escuela, nadie quiere dejarlo. Pero para un equipo como Santiago, hay pérdidas que son ganancias. Saquemos cuentas.

Desde mi modesta opinión (y otra vez creo que la de muchos) Santiago estaba necesitado de al menos un lanzador abridor y relevistas; mientras que las debilidades ofensivas las notaba en el short stop y los jardines (dada la lesión crónica de Alexei Bell, que le impide jugar a ‘toda máquina’).

Luego, al pedir a Alfredo Despaigne en primera ronda, Santiago dejó escapar a casi todos los mejores abridores del campeonato quienes, desde luego, fueron ‘engullidos’ por los otros manager sin apenas respirar, dígase Vladimir García, Ismel Jiménez, Norge Luis Ruiz, y un no muy largo etc, pero etc al fin.

Y es que las matemáticas no son tan difíciles y las evidencias gritan. De los cuarenta jugadores a seleccionar, más de la mitad fueron lanzadores. Eso esa una realidad del béisbol cubano, falta pitcheo y, como dice el refrán y como demostró Artemisa, una vez más, cuando hay pitcheo, no hay bateo, aunque seas Despaigne.

Cierto que parezco contradecirme, pues Despaigne es jardinero y era una de las carencias. Pero Despaigne es jardinero izquierdo (y…y ya, lo otro es designado), justo donde está Edilse Silva. Ah claro, pudiéramos pensar: Despaigne en el jardín izquierdo y Silva en primera; es una opción, pero luego Larduet pide a Mendoza (Santi Spíritu), quien es primera base (y….y ya). Ahí no entendí.

Hubiera preferido jugadores más versátiles, que permitieran cubrir tanto el cuadro como los jardines. Otro Maikel Castellanos, por ejemplo, pero con mejor ofensiva.

Los lanzadores solicitados son otro punto aparte. Solo me siento satisfecho con Yadir Rabí (Ciego de Ávila), a quien le noto grandes valores como relevista, desde que se echara a su equipo a cuestas en el único campeonato conquistado por ‘los trigres’.

Los otros, Yander Guevara (Ciego de Ávila) y Alberto Soto (Granma), si bien han demostrado en otras oportunidades su calidad, no han tenido la mejor de las series. Ahí están sus números (sobre todo PCL, y WHIP); los cuales, acepto no lo son todos (recuérdese el caso de Yonder Martínez el año anterior), sí dicen mucho.

En fin, ya están los refuerzos. No hay marcha atrás. Sin embargo, debo ser coherente conmigo mismo, y en un comentario anterior había dicho que la presencia de Danilo Larduet frente al conjunto era un punto de avance, así que, confiemos en su análisis, en su capacidad para conocer cada detalle del equipo que lidera, y sobre todo, sentirse satisfecho con los refuerzos (¿qué le dejaron?) escogidos.

Santiago de Cuba ya tiene equipo

Más de lo mismo. Lo esperado. Se dio a conocer la nómina de Santiago de Cuba para la Serie 53 de béisbol y no hay grandes sorpresas, encontrándonos con un equipo con grandes lagunas en el pitcheo y una caja de sorpresas en la ofensiva.

El regreso de Olivera y Navas a la alineación titular, la permanencia de Poll y Reutilio, contra vientos y almanaques, solo generan una ligera expectativa. Habrá que ver si la edad de unos y la recuperación de otros, les permiten asumir el reto que implica ser los más consagrados del equipo.

Por lo demás, Bell como motor ofensivo de un conjunto que aspira a regresar a los play off, cosa que, aunque me tilden algunos de optimista, creo posible.

La mayor confianza radica en la dirección del equipo. La presencia de Luis Danilo Larduet, probado ya en estas lides, trae algo de calma, el saber que hay un cerebro beisbolero en el mando.

Ahora solo queda esperar. El próximo 3 de noviembre comenzará la fiesta nada más y nada menos que contra el eterno Industriales. Habrá mucha tela por donde cortar.

Les dejo con la nómina, según lo informó el periodista Onel Caparrós Torres.

Por : Onel Caparrós Torres.

En reunión celebrada en horas de la tarde de hoy fue dado a conocer el equipo que representará a Santiago de Cuba en la venidera Serie Nacional de Beisbol, y que tendrá la aspiración de ubicarse entre los ocho primeros y pasar a la segunda fase del certamen.

Los receptores escogidos fueron Alexis Durruthy, Andrés Reyna y el debutante Isandro Goonzález, mientras que en el cuadro estarán Pedro Poll, Luis Miguel Nava, el novato Joel Yanki, Héctor Olivera, el muy recuperado José David Silveira, Adriel Labrada, Maikel Castellanos, Daniel Aguilera, Luis Yander La O, Yosvani Hurtado y Aníbal Sierra.

Los jardines del equipo Santiago de Cuba serán defendidos por Alexei Bell, Reutilio Hurtado, Edilse Silva, Gelkis Jiménez y el debitante Sergio Bartelemy.

El cuerpo de lanzadores lo integran Dany Betancourt, Alaín Delá, Ulfrido García(z), Eddyalbert Valentín(Z), Osmeni Romero, Orlando Barroso, Ángel Luis Márquez, Alejandro Vicet, Yaumier Sánchez, Mario Ibáñez, Jorge Luis Bravo, Pedro Agüero, y el zurdo novato Jorge Ricardo Díaz.

La dirección del equipo estará a cargo del muy capacitado Luis Danilo Larduet, quien tendrá como auxiliares a Ernesto Gaínza y Heriberto Rosales, y como entrenadores de pitcheo a Elizardo Guillart e Ismael “Pupi” Duharte.

También forman parte del equipo el preparador físico Rubert Infante, el fisioterapeuta Yuri Aldana, el médico Carlos Cordovés, el sicólogo Yunior Enamorado, el cargabates Pedro Pablo Pileta en su retorno después de un accidente el pasado año, y Gerardo Castañeda, quien cumplirá las funciones de Delegado.

En estos momentos, un representativo santiaguero se encuentra en Sancti Spíritus en un tope de preparación, y desde el día 17 ese mismo grupo de jugadores, entre los que se encuentran todos los intgrantes del equipo dado a conocer, participarán en la Copa “Antillana de Acero”.

Tomado de Cubadebate

¿17 equipos?

Esa es la pregunta que incrédulos, asombrados, irónicos, decepcionados, hacen muchos aficionados al Béisbol en cada espacio deportivo de los medios digitales de prensa, luego de que la Comisión Nacional de este deporte anunciara que la venidera Serie Nacional 51, a comenzar en noviembre de este año, mantendrá entre los equipos participantes a Metropolitanos mientras que el antiguo equipo Habana cederá su lugar a los conjuntos representativos de las nuevas provincias Mayabeque y Artemisa.

Esta decisión de la alta dirección de la pelota cubana despierta una vez más la polémica sobre la pertinencia o no de la existencia de un equipo como Metropolitanos que, temporada tras temporada, aún ante los pronósticos más optimistas, no abandona los lugares sotaneros de la tabla final de posiciones. Sin embargo, creo que en esta ocasión la verdadera polémica no tiene como centro al equipo rojo de la capital, sino a la nueva estructura propuesta.

De cambiar la estructura de las Series Nacionales se viene hablando, sobre todo por parte de aficionados (quienes muchas veces parecen demostrar más dominio de la pelota nacional que los propios directivos y periodistas deportivos del país) y algún que otro profesional de la prensa, desde hace mucho tiempo; pero en ambos casos, el cambio aboga por una disminución del número de equipos en aras de concentrar la calidad y el talento de nuestros peloteros y “elevar el techo” del béisbol cubano que, en los últimos tiempos, parece tambalearse en cada evento al que asiste una escuadra nacional, no importa si la conformen los “insentables” o se tengan en cuenta los “rendimientos en la pasada Serie Nacional”. Luego, este incremento en el número de conjuntos parece ir contra toda la lógica que reclama el momento.

Lo cierto es que la estructura vigente hastala Serie Nacional50, había demostrado en los últimos años, que los resultados obtenidos por no pocos peloteros, más allá de su talento (probado o no), tenía una elevada incidencia en la baja calidad de muchos conjuntos de nuestras series, fundamentalmente en el área del pitcheo. Y ya que toco ese tema, vale pensar un poco en este acápite según la nueva estructura propuesta. por ejemplo, un equipo como el Habana, con el mejor pitcheo de nuestra Serie Nacional, ve ahora dividida sus huestes en dos conjuntos: los representativos de Artemisa y Mayabeques (comoquiera que llamen sus equipos), luego, cabe preguntarse, ¿acaso estos equipos contarán con un pitcheo la mitad de efectivo que el del conjunto original?…ojalá.

Lo cierto es que una vez más la Comisión Nacional de Béisbol (CNB) parece nadar contra la corriente, lo que me hace recordar una petición vertida por un aficionado en el sitio digital del periódico Juventud Rebelde: ya va siendo hora de que la CNB rinda cuentas al pueblo sobre su gestión.

Santiago a la 51

Mientras tanto, los seguidores del béisbol en Santiago, tienen sus propias novedades en casa. Comenzando desde la presentación de Alcides Sánchez como nuevo manager del conjunto rojinegro, en sustitución de Antonio Pacheco, hasta el posible regreso a las Series Nacionales del estelar y útil Manuel Benavides, aunque bajo el mando del controvertido Víctor Mesa, esta vez a la cabeza del equipo de Matanzas.

Una vez más el equipo indómito centrará su poder en hombres como Héctor Olivera, Alexei Bell, Reutilio Hurtado, Pedro Poll y Luis Miguel Navas, estos últimos reverdeciendo laureles luego de haberse especulado de su posible retiro para esta serie, lo cual dio lugar a no pocas suspicacias.

Alexei Bell volverá a ser uno de los pilares del equipo Santiago

Además, el elenco santiaguero podrá nutrirse de nuevas y talentosas figuras como las que por estos días compiten bajo el nombre de Serranos en la Liga de Desarrollo, en la cual marchan con excelente paso de diez juegos ganados y sólo dos perdidos, el mejor balance del campeonato. Entre esos jóvenes destacan figuras como Gelkis Jiménez, Leonel Vinent, Yander La O, entre otros.

También resalta la inclusión en la preselección que se prepara con vistas a la serie venidera de los jugadores Edilse Silva y Michel Gorgüet, quienes años anteriores se desempeñaron con meritorias actuaciones en los conjuntos Holguín y Guantánamo y ahora regresan con fuertes posibilidades de incluirse en la “novena” indómita.

En fin, que aún sin comenzar ya la Serie 51 está dando de que hablar en todo el país, y eso es bueno, aunque lo importantes es disfrutar de un espectáculo de calidad y, para nosotros los santiagueros, ver a las avispas retomar sus planos estelares; soy de los que cree que es posible. ¿Qué piensa usted?.

Destacada actuación santiaguera en Intercontinental de pelota

En la madrugada de este domingo (hora de Cuba) finalizó en Taipei de China, la Copa Intercontinental de Béisbol, evento que reunió a diez equipos representativos de Asia, Europa y América, y que representó para Cuba, su última actuación internacional del año, justo antes de dar inicio a la Serie Nacional (SN) número 50.

El equipo cubano se alzo con el triunfo en el juego final, con marcador de 4 carreras por 1 frente a Holanda, y obtuvo así su segundo título internacional del 2010, luego del triunfo alcanzado en el Campeonato Mundial Juvenil, y las derrotas sufridas en el Torneo de Haarlem, Holanda, y en el más reciente Pre-Mundial de Puerto Rico.

Más allá del bajo nivel competitivo de esta Copa Intercontinental, donde de los diez equipos en disputa, sólo los ocupantes de los cuatro primeros puestos (Cuba, Holanda, Italia y Taipei de China) mostraron verdaderas condiciones de luchar por el título, el evento nos dejó una mejor imagen del equipo cubano que la mostrada en los compromisos anteriores; y a los santiagueros en particular, el agradable sabor por el excelente desempeño de nuestros coterráneos.

El santiaguero Héctor Olivera, fue el Jugador Más Valioso de la Copa

Esta vez todos los titulares se los llevó el estelar camarero Héctor Olivera Amaro quien, pese a no tener su mejor día en la jornada conclusiva, se alzó con la condición de Jugador Más Valioso (MVP) del campeonato, a lo cual se suma sus liderazgos individuales en average (517), carreras anotadas (10) y hits conectados (16); así como ser seleccionado como el segunda base del equipo Todos Estrellas. Sin dudas, esta actuación del camarero indómito viene a redondear una temporada internacional de ensueño para él, y nos aviva las esperanzas de una actuación similar en la ya cercana SN 50.

El Todos Estrellas de la Copa Intercontinental, en general, contó con la presencia de cinco peloteros cubano. Además del ya mencionado Olivera, se incluyeron: Yuliesj¡ki Gourriel como tecera base (logrando al fin una actuación como la que se le exige a su talento); Georbis Duvergel en los jardines (demostrando que hoy por hoy es el mejor primer bate titular de los equipos Cuba—aunque a veces los directivos del béisbol cubano se olviden de eso–); Yadier Pedroso como mejor lanzador relevista; y Alexei Bell como jardinero.

Para Bell, su inclusión en el Todos Estrellas de esta Copa, luego de haberse incluido también en esos equipos de los torneos de Haarlem, Holanda, y del recién finalizado Pre-Mundial, de Puerto Rico; viene a corroborar que el haber llegado al equipo nacional sin la titularidad, sólo se debió a otra de las decisiones inexplicables de la dirección del béisbol cubano. El santiaguero bateo en cada torneo para promedios cercanos a los 400, además de demostrar versatilidad al ocupar diferentes turnos ofensivos sin disminuir su rendimiento.

Por último una mención especial para el veteranísimo Norge Luis Vera, quien a pesar de sólo trabajar durante un juego en este torneo, en el cual lanzó seis entradas sin permitir libertades, demostró que sigue siendo uno de los lanzadores más estables de nuestra pelota.

Cuba celebra una nueva victoria (a pesar de no constituir un medidor ideal, dada la calidad del evento) luego de una prolongada sequía. Por lo pronto todo queda listo para el inicio de nuestro Clásico Nacional; y los santiagueros de seguro tributaremos un merecido aplauso a los nuestros, en el primer partido que se celebre sobre el querido terreno del estadio Guillermón Moncada.

Navegador de artículos