Santiago en mí

Archivo para la etiqueta “Aquiles Jorge”

Otra página abierta…

Con Cedeño en su Página Abierta

Con Cedeño en su Página Abierta

¡Y sucedió! Confieso que tenía algo de temor, pues a veces la fértil imaginación de Reinaldo Cedeño, puede poner en aprietos al más sagaz de los entrevistados. Pero afortunadamente parece que pasé el examen, y Santiago en mí tuvo su página abierta este viernes 19; para hablar del sitio, su origen e intenciones.

Honor doble. Primero, por haber sido escogido por Cedeño para inaugurar el acápite de la página digital, antes que otras tantos proyectos de mayor relevancia; y segundo, por compartir esa deferencia con Nereyda Barceló, autora de Senda Interior y destacada periodista santiaguera con quien, hasta ayer, no había tenido el placer de conversar, y ya hoy, y gracias a Cedeño, estamos en contacto para futuras colaboraciones.

Así que, desde Santiago en mí, las gracias a Cedeño y los organizadores de Página Abierta.

Página para los historiadores

A la historia y las letras dedicó Reinaldo Cedeño la más reciente edición de su Página Abierta; ocasión para la que invitó a Damaris Torres, Presidenta de la Unión de Historiadores de Cuba, en esta provincia; y al destacado historiador santiaguero Israel Escalona.

La primera abordó aspectos referentes a la vida (llena de confusiones históricas) de María Magdalena Cabrales, la esposa de Antonio Maceo.

Por su parte, Israel Escalona fue interrogado por Cedeño, entre otros aspectos de su obra, acerca del vínculo historia literatura y la mejor forma de llevar el conocimiento histórico al público general.

El espacio contó además con sus secciones habituales (y muy gustadas) el Panel de la Sabiduría (donde ¡al fin! pude hacerme de un libro) y la página del lector.

El acápite musical estuvo a cargo del guitarrista concertista Aquiles Jorge, quien regaló dos piezas musicales de su autoría, una de ellas dedicada a las manos de Martí.

Por su parte, Cedeño aprovechó la ocasión para leer una de sus admirables crónicas y el poema “¿Quiénes son ellos?”, curiosamente estrenado por su autor, en una de las ediciones de Café Concert, peña cultural que organiza Aquiles Jorge.

Así cerró una nueva edición este libro especial que regala Cedeño. El encuentro queda marcado, como siempre, para el último viernes de cada mes…

Santiago en mí tendrá su página abierta

Hoy me llega a mi correo la invitación oficial a la nueva edición de la Peña Página Abierta, ideada por el buen amigo Reinaldo Cedeño. La misma tendrá una novedad, una especie de página digital, donde se mostrarán algunos “proyectos digitales” creados en Santiago de Cuba. Para esta especie de primicia, Cedeño ha tenido la deferencia de invitar a “Santiago en mí”. Allá estaremos este viernes 19 de julio. Ya les contaré.

Viernes 19, 6 pm / PAGINA ABIERTA dedicada a la historia y las letras

La historia y las letras protagonizaran este viernes 19 la Peña PAGINA ABIERTA, en el salón Juan Pablo Segundo (Atrio de la catedral, entrada por San Pedro) en Stgo de Cuba

Entre los invitados: Los historiadores, Damaris Torres e Israel Escalona, el virtuoso de la guitarra Aquiles Jorge y la actriz Karina Arguelles.

También los proyectos digitales Santiago en mí (Noel Pérez) y Senda interior (Nereida Barceló) y los espacios de participación El panel de la sabiduría y La página del lector.

Todo bajo la conducción del periodista Reinaldo Cedeño y equipo de la biblioteca Pedro Maurice

 

Vuelven al combate los Aquiles de Santiago

Santiago de Cuba tiene sus Aquiles. No portan armadura, pero sí guitarras, y cada uno, a su estilo, gana sus propias batallas épicas.

Uno es bajo y de abundante pelo; el otro abunda de brillo en su testa. El uno retoma un nombre de barrio francés (curiosamente cerca de donde vive el otro), y rescata la tradición mambisa hasta hacerla palpable. El otro, fundador (oficial o no) de la nueva trova, pudo haber sido de aquellos de guitarra en ristre y serenata, y dispone una mesa en el que el menú invita a la gula, no execrable, por la música.

Uno escogió el último viernes del mes. El otro el primero de los sábados. Quiso entonces la casualidad de los días, que en esta ocasión, como pocas veces, estuvieran tan cerca un viernes de un sábado; y aquellos paralelismos entre ambos guerreros del arte, se hicieran más evidentes.

Ambos se vieron precisados de posponer su arte ante los desastres de Sandy: uno porque la ciudad aún no se sacudía los ramalazos del ciclón; el otro porque en los días subsiguientes otros eran los imperativos.

Así, ambos retomaron sus peñas (campos de sus heroicidades en la eterna batalla por la cultura) con apenas horas de diferencias y, cómo si no, tuvieron todavía que vencer la impertinencia de una lluvia que a muchos aún humedece el rostro.

Pero son estos Aquiles tan persistentes como el homérico: el Café Concert regresó a los salones interiores del antiguo Ayuntamiento; y el Menú se tuvo que redistribuir entre los pasillos del Centro Cultural “Francisco Prat Puig”.

Y como primeras peñas luego de la más terrible experiencia de esta ciudad, la huella imperecedera de ese nombre estuvo presente. Primero en el “Terriblemente Sandy” de Aquiles Jorge, interpretado en medio del más absoluto silencio entre el público, un silencio de memorias; un día después, en el “Rabo de nube” de Silvio Rodríguez, esta vez en la voz de José Aquiles acompañado por la joven Giselle Lage; y en las siempre bien recibidas estampas del laureado poeta Reynaldo García Blanco.

Y como si cumplieran con un pacto, cada peña siguió por derroteros similares, al ritmo de acordes y poesía, que es lo mismo que decir a ritmo de trova.

Aquiles Jorge invitó a los jóvenes trovadores Michel y Roly, y a un dúo de aficionados de la Escuela de Instructores de Arte de la ciudad, quienes merecieron efusivas muestras de aceptación. Además, contó con un cierre de lujo por parte del Orfeón Santiago que, con su estilo inconfundible, también homenajeó a la canción trovadoresca con temas tales como “Te amaré” y “Santiaguera”.

A su vez, José Aquiles, más allá de interpretar sus siempre estimables piezas “La otra santiaguera”, “Desnuda” y “Estampa Nº 1 a Santiago”, dedicó la Peña al Aniversario 40 de la Fundación del Movimiento de la Nueva Trova (2 de diciembre de 1972) y regaló piezas claves dentro de la cancionística cubana con piezas de Nicola, Silvio y Pablo. Igualmente, invitó al trovador Alexander Milián, quien mostró parte de su repertorio.

Fuera de estas similitudes, cada Peña mantuvo sus secciones habituales. El Café Concert volvió a las inestimables crónicas de Juan Antonio Tejera, quien ofreció interesantes datos que relacionan a Santiago de Cuba con los sucesos del 27 de noviembre de 1871.

Mientras, el Menú tuvo en sus ofertas la entrevista a la historiadora María Elena Orozco, la sección La Gaveta, y las ya mencionadas estampas de Reynaldo García Blanco.

Santiago tiene sus Aquiles, y por ahí andan, con pies ligeros, brindando lo mejor del arte santiaguero. Ni siquiera Sandy puede borrar eso.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El Café Concert regresa al barrio en Homenaje a Frank País

Por estos días llueve sobre la ciudad. Ora fina llovizna, ora chaparrón implacable; los santiagueros viven estas jornadas con los ojos al cielo, adivinando el momento exacto en el que habrán de aflorar paraguas, o el portal más cercano para escampar.

Pero pareciera que la vida se trastoca en Santiago de Cuba por la amenaza de lluvias. Nada más alejado de la realidad. La ciudad sigue su curso, acaso más agitado por las prisas, pero no rehuye a las costumbres.

Quizás por eso a nadie pasó por la cabeza la posibilidad de que el Café Concert “Virtud y Conciencia”, que organiza el guitarrista concertista Aquiles Jorge cada último viernes de mes, no se realizara. Y más. Quizás por ese apego a las costumbres; Aquiles presumió de osadía y trasladó su habitual peña fuera de su recinto del antiguo Ayuntamiento de la ciudad, para ofrecerla en un espacio extraordinario: la calle San Bartolomé entre Trinidad y Habana; frente a la Casa Museo Frank País García.

Así que el Café Concert, como aquel primigenio de la emigración franco-haitiana en el Tivolí, regresó a los barrios, esta vez, al populoso Consejo Popular Los Maceos, donde está enclavada la casa que vio nacer a uno de los más intrépidos revolucionarios cubanos. (Y solo allí uno se percata de cuan enlazadas estuvieron la vida de Frank y Maceo, no sólo ya por las coincidencias de fechas e ideales, sino por la cercanía de ambos hogares).

El motivo escogido para la realización de esta edición del Café… en este sitio fue, al decir de Aquiles Jorge, homenajear el Aniversario 52 de los CDR (Comité de Defensa de la Revolución); pero también pudo ser el celebrar la reinauguración de la Casa Museo, como parte del Complejo Histórico de la Lucha Clandestina; constituido además por la Casa de Doña Rosario (madre de Frank País) en el Tivolí, el Museo de la Clandestinidad, y el Centro de Investigación sobre la Lucha Clandestina; como bien explicó la Dra.C. Maricel Coloma, directora de esta última institución.

Aquiles JOrge con brazalete del 26-7

Durante la Peña Aquiles Jorge portó un brazalete original del M-26-7

Y como especial fue el sitio, especial también fue la tarde; desde el propio inicio en el cual Aquiles Jorge volvió sobre la guitarra con su pieza Patria (otrora Himnos), portando sobre el brazo izquierdo, uno de los brazaletes originales identificativos de los integrantes del Movimiento 26 de Julio.

Además de las presencias habituales de Juan Antonio Tejera, con sus crónicas de ciudad, en esta ocasión dedicada a esos nombres antiguos de las calles y sitios santiagueros; y del Dr. Ricardo Odelín, con sus increíbles crónicas martiana; la jornada contó con momentos de lujo.

Por un lado la actuación de la joven solista Giselle Lage, acompañada a la guitarra por el trovador Fernando Guerrero, quienes interpretaron el bolero “Historia de un amor” y el tango “Volver”; ambas canciones, favoritas de Frank País en sus años mozos. Por su parte, Fernando aprovechó la ocasión para regalar a los presentes una de sus composiciones: “Si tú”.

Giselle y Fernando

La joven solista Giselle Lage y el trovador Fernando Guerrero

El cierre no pudo ser mejor para una tarde en que asiduos a la Peña y vecinos del lugar fueron cómplices. La actuación del multipremiado Orfeón Santiago brindó un sello de distinción difícilmente igualado en otras oportunidades.

La interpretación de tres obras (“Desolación”, de Matamoros; “El que siembra su maíz”, de Ignacio Piñeira y “Juramento” de Matamoros), bastó para reafirmar la calidad interpretativa de esta institución santiaguera.

“Otra raya más para el tigre”, cabría decirle a Aquiles Jorge, quien ya nos va acostumbrando a formar parte de sus “memorables locuras”. Así que, para el mes de octubre, cuando ya se promete la celebración del Día de la Cultura cubana, se presagian nuevas emociones.

Café Concert Olímpico

Aquiles Jorge

Aquiles Jorge

Quien un día logre asomarse a la mente de Aquiles Jorge, quizás termine mareado en la vorágine de ideas que la domina. A veces resulta difícil seguirle el paso a sus ideas, pero queda la satisfacción de que el resultado que de ellas salga, no será poco menos que admirable.

En esta ocasión el guitarrista concertista apostó por la unión del arte y el deporte, quizás por aquello que lo segundo es parte también de lo primero; y dedicó la más reciente edición del Café Concert “Virtud y Conciencia”, al agasajo a los deportistas santiagueros que formaron parte de la delegación cubana a los XXX Juegos Olímpicos de Londres, 2012.

Robelis Despaigne, medallista de bronce olímpico en la cita londinense, fue el encargado de arriar la enseña nacional que ondea en lo alto del edificio del Gobierno Municipal, sede de la Peña; en ceremonia que da inicio al espacio mensual.

El anfitrión sorprendió con una interpretación del tema central del filme Carrozas de fuego (tema escogido por los organizadores olímpicos para las ceremonias de premiación en Londres 2012), fusionado perfctamente con su “Himnos”, pieza que abre cada último viernes de mes, el acápite artístico del Café; que en esta ocasión estuvo presidido por una muestra del Diario de Cuba (perteneciente a los fondos del Museo Emilio Bacardí de esta ciudad) en el cual se refleja la consternación por la muerte del primer alcalde republicano de la Santiago de Cuba, acaecido el día 28 de agosto, hace ya noventa años.

La de este viernes fue una Peña variada, con la presencia de artistas consagrados como el Magic Sax Quartet, quienes interpretaron piezas de su último disco, “Para el alma divertir”; y aficionados, como los jóvenes del Group Catalunya, con una muestra de sus danzas típicas.

El Magic Sax Quartet fue uno de los invitados de lujo.

El Magic Sax Quartet fue uno de los invitados de lujo.

Además se contó con la presencia del actor Agustín Salas, quien declamó el poema “Santiago todo amor” de la autoría del doctor en medicina Arturo Frómeta Matos; un simpático recorrido por algunos de los barrios más populosos de la ciudad.

Otro médico, el Doctor Ricardo Odelín, autor del libro “Las enfermedades de José Martí”, disertó sobre las efemérides martianas; mientras el siempre sorprendente Juan Antonio Tejera regalaba una de sus crónicas, esta vez, dedicada al deporte nacional.

Para el final, Aquiles deparó una simpática sorpresa, al acompañar a la guitarra, vestido con el atuendo típico de los caratecas, al maestro Karen Aguilera, cinta negra y tercer Dan de Karate-do, en la evolución de una kata, movimientos típicos de este deporte, en coreografía que fue recientemente premiada en un evento deportivo a nivel nacional.

Así, entre deportistas y artistas, entre música y músculos, entre homenajes e historia, transcurrió el Café Concert que desde ya anuncia una edición especial para el mes de septiembre, dedicada al mártir santiaguero, Frank País García.

Robelis Despaigne

Robelis Despaigne, bronce olímpico, arrió la enseña nacional

Navegador de artículos