Santiago en mí

Archivo para la etiqueta “calles santiagueras”

Lecciones del San Valentín en Santiago de Cuba

Son impresiones que me llevé luego de caminar algunas calles de la ciudad ayer 14 de febrero, día del amor:

1. Muchas mujeres reciben rosas sólo el 14 de febrero: había que ver el tumulto de personas impacientes por comprar una rosa (o un ramo) en sitios donde el resto de la semana (del mes, del año) apenas se adivina un comprador esporádico.

2. Muchas parejas solo comen en restaurante el 14 de febrero (y en paladares y en cafeterías y en la calle en general…). Me pregunto si después de soportar una inmensa cola, parado frente aun restaurante que no se vacía, tendrían humor para seguir el festejo.

3. Los teatros se llenan el 14 de febrero; aunque la obra (de una calidad aceptable) no versara sobre el amor; y aunque el resto de la semana (el mes, el año) no nos hubiera sido difícil sentarnos en las lunetas y no en una de las escaleras laterales.

4. La vida cultural de la ciudad se hace evidente para muchos, solo el 14 de febrero: Enramadas parecía mediodía aún a las doce de la noche, aunque las tiendas no estuvieran abiertas. Otros días, los pasos llevan a mucho lejos de los teatros, las peñas y otras ofertas donde “la moda”•brinde un respiro…

5. Las personas guardan en sí unas ganas enormes de decir
“Felicidades”. Si no andamos a la viva, no sabemos si nos felicitan por el cumpleaños, el San Valentín, o el año nuevo (en pleno febrero)

Pero, eso sí, mucha risa, mucha felicidad, una ciudad viva, como siempre me gustaría verla.

(en foto) Las lomas de mi Santiago

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El recorrido culminó con una misa al aire abierto en la Catedral santiaguera….

Miguelnoa's Weblog

La Virgen de la Caridad del Cobre que fuera declarada patrona de Cuba en 1916 y que constituye un símbolo de nacionalidad y patriotismo por sus vínculos con las luchas independentistas, este 8 de septiembre recorrió las calles de Santiago de Cuba desde el Arzobispado hasta la Catedral.

La Virgen de la Caridad o Virgen Mambisa como también se le conoce celebra este año el 400 aniversario del hallazgo de su imagen en la Bahía de Nipe por los indios Juan y Rodrigo de Hoyos y el negro esclavo Juan Moreno.

Con el apoyo de las autoridades y organizaciones políticas del municipio y la provincia la procesión se desarrolló exitosamente y culminó en la catedral santiaguera.

Ver la entrada original

Matamoroson ¿en sordina?

Gala inaugural del Matamoroson

Ya comenzó en Santiago de Cuba el ¿festival? Matamoroson. La apertura oficial tuvo lugar en gala celebrada el pasado miércoles en la Sala Principal del Complejo Cultural Heredia, con la presencia de parte del talento artístico que durante casi una semana amenizarán algunos espacios de la ciudad.

Como era de esperar, el evento ha tenido gran repercusión en los medios de prensa y sitios digitales. La presencia en esta urbe de algunas de las principales orquestas del país, la celebración de eventos teóricos y otras actividades colaterales se convierte en caldo de cultivo ideal para el reportaje y la crónica cultural; mientras frases como “Fiesta del son”, “Santiago de Cuba al ritmo del son” acapararán titulares

Sin embargo, algo no anda bien con este ¿encuentro? de soneros.

Con un programa que promete música en vivo desde horas tempranas de la mañana hasta bien pasada la media noche, era de esperar que el ambiente citadino quedara marcado por el sonido de cuerdas y trombones, de piano y tumbadoras; que cada rincón de la urbe se estrenara como escenario para el disfrute de sextetos, orquesta y bailadores. Mas no ha sido así.

Contrario a como sucede con otros eventos de similares aspiraciones, dígase Festival del Caribe y Encuentro de Trovadores; el Matamoroson ha optado por circunscribirse a dos escenarios principales que tienen como epicentro las áreas del Teatro Heredia; mientras ha obviado (al menos en lo que se ha promocionado) espacios en la ciudad como los parques y plazas.

De ahí que cuando ya los primeros acordes sonaban en el Heredia, o en el parqueo de la Ciudad Deportiva “Guillermón Moncada”, el resto de la urbe estaba sumida en un total silencio y quizás no pocos olvidaron que apenas a unos kilómetros se “soneaba” y se bailaba.

Llega a tal grado el ostracismo de lo que debió ser un evento popular, que el tan rimbombante Salón del Son, en la calle Enramadas, no mostraba en cartelera a ninguno de los artistas implicados en el ¿festival?, mientras desde su interior hacia ecos un estruendoso mutismo. Aunque es de esperar que esto cambie con el pasar de los días y se una, junto a la Casa de la Trova y la Casa de la Música de EGREM, a la vorágine sonera.

Pocas horas antes Adalberto Álvarez, presidente del Matamoroson, había expresado que “El son se defiende creando espacios para que la gente baile”; entonces resulta paradójico que tantos de esos “espacios” se hayan desaprovechado en una ciudad tan musical como Santiago de Cuba.

Un músico amigo daba sus justificaciones: “es que ya ninguna de las orquestas quiere tocar en lugares abiertos, pues el público se pone muy ‘malcriado’”, decía; mientras también especulábamos sobre la pertinencia o no de estas fechas para un evento de ese tipo: justo al finalizar el período vacacional y en los primeros días del inicio de las actividades laborales.

Ese amigo, integrante de un sexteto participante en el Festival, compartía con nosotros luego de esperar infructuosamente que llegara algún público a la Casa de los dos Abuelos, espacio de Artex en las cercanías de la Plaza de Marte.

Es posible que cuando el próximo domingo quede clausurada esta nueva edición del Matamoroson, la prensa nacional se haga eco del “éxito” del evento, de la presentación de un sinnúmero de orquestas y agrupaciones, del público bailador que colmó espacios.

Y ojalá sea así, por el bien del encuentro y del género. Pero hasta el momento el Festival suena en sordina.

Las calles de Santiago de Cuba (IV)

Plaza de Marte

Una de las curiosidades de Santiago de Cuba está en el nombre de varios sitios, algunos de ellos importantes por ubicarse en su centro o casco histórico, relacionados con generales españoles que alguna vez estuvieron o se vincularon con esta ciudad, cumpliendo alguna misión dada por las autoridades coloniales peninsulares.

Repasándolos saltan a la vista nombres que permanecen en el uso cotidiano de los santiagueros, aunque no se imaginen de dónde salieron tales topónimos, ni quiénes eran ni qué hicieron por esta ciudad. Es el caso del Parque Serrano, la Plaza de Marte, antiguo Campo de Marte,  la calle Escario, la de Vargas y la de San Pedro; otros quedaron en el camino, y en ese caso recordemos al antiguo Paseo de Concha, que tomara posteriormente el de Martí.

Veamos los nombres de ayer, los oficiales y los populares de hoy:

1-  Parque Serrano                 — Parque de Labra1           — Parque Serrano
2- Plaza de Marte                 — Parque de la Libertad2     — Plaza de Marte
3- Calle general Escario         — Juan Clemente Zenea3     — Escario
4- Calle  Vargas4                    — Vargas                           — Vargas
5- Paseo de Concha            —  Paseo de Martí 5               — Paseo de Martí

Sus datos mínimos son los siguientes:

1José María Labra, parque. Lugar de interés social en la cuenca y ciudad de Santiago de Cuba, SC, en los 20°01’37”  lat. N y los 75°45’37” long. O, a 29,0 m de altitud, mun.  Santiago de Cuba, SC. Se conoce como parque Serrano. Es un urbanónimo hispano tomado  del apellido del general Francisco Serrano, duque de la Torre, quien atendiera la Capitanía general de la colonia de Cuba desde el 24 de noviembre de 1859 hasta el 10 de diciembre de 1862. Se apreció su labor interna en el mejoramiento del país, ofreció a los criollos pruebas de consideración personal y llevó a cabo una política de concesiones en el régimen colonial vigente, tratando de fortalecer los lazos entre España y Cuba.

2Libertad, parque de La.  Lugar de interés histórico-social de la cuenca y ciudad de Santiago de Cuba, SC, en los 20°01’35” lat. N y los 75°49’14” long. O a  50,0 m de altitud, mun.  Santiago de Cuba, SC. Se conoce como plaza de Marte. Surge como Campo de Marte en el siglo XIX como espacio público, primero para el entrenamiento de las tropas del antiguo cuartel colonial español Reina Mercedes (Ciudad Escolar 26 de Julio). Es el  segundo parque de la ciudad. Es un urbanónimo hispano y lo toma del nombre de la independencia (neocolonial) obtenida en 1902. (V. hotel Libertad).

3Juan Clemente Zenea, calle.  En la cuenca y ciudad de Santiago de Cuba. Origen en calle Diez del reparto Santa Bárbara, en los 20°01’18” lat. N y los 75°48’33” long. O, mun. Santiago de Cuba,, y destino en la plaza de Marte, 20°01’35” lat. N y los 75°49’14” long. O, municipio de  Santiago de Cuba. Con 1 senda, pavimentada en buen estado. Su nombre antiguo era general Escario apellido de un militar español que participó en la Guerra Hispano-cubano-estadounidense contra las fuerzas cubanas y las interventoras de EE.UU. Actualmente solo se usa Escario.

4Vargas, calle. En la cuenca, centro histórico de Santiago de Cuba. Su nombre antiguo y actual es Vargas. Datos diversos señalan que el apellido es el del brigadier español Carlos Vargas Machuca Cerveto quien fuera gobernador del Departamento Oriental desde mayo de 1855 hasta marzo de 1850. Su labor para reconstruir a la ciudad fue loable en aquellos tiempos, pues había sufrido los efectos de varios sismos y de una epidemia de cólera hacia 1852. Por sus gestiones personales comenzó a tener calles, plazas y parques, e introdujo el ferrocarril para comunicar a Santiago de Cuba con sus alrededores y con otras poblaciones orientales, entre otros beneficios.

5Martí, paseo de. En la cuenca y ciudad de Santiago de Cuba. Origen en ave. Victoriano Garzón, en los 20º01’28” latitud N y 75º48’58” longitud O, municipio de  Santiago de Cuba, SC y destino en ave. Cuarenta del reparto Nuevo Vista Alegre, en los 20º01’52” latitud N y 75º50’39” longitud O, municipio de  Santiago de Cuba, SC. Longitud: 5,8 km. Ancho vial: 23,5 m. Con 2 sendas, un paseo interior, pavimentada en buen estado. Es un urbanónimo hispano tomado de José Martí, Héroe Nacional cubano./ Su nombre antiguo era paseo de Concha tomado del apellido del capitán general de la colonia, José Gutiérrez de la Concha, a quien se le dedicara la inauguración del alumbrado público de gas en la ciudad en 1858 un gobernador español.

Navegador de artículos