Santiago en mí

Archivo para la etiqueta “Emilio Bacardí”

Dos años contando la ciudad

segundo aniversario crónicas de mi ciudadLa cantante solista, Giselle Lage Gil, invita a la celebración por el segundo aniversario de la peña cultural “Crónicas de mi ciudad”, que tendrá lugar en su sede habitual de la Casa Natal José María Heredia, el próximo viernes 11 de septiembre, a las 4:00 pm.

Será una oportunidad para el reencuentro con varios de los artistas que nos han acompañado durante el último año, y con ese público fiel que cada segundo viernes de mes, se unen a Giselle y sus colaboradores para contar a esta quincentenaria ciudad, desde quienes viven y trabajan en ella.

La música será la protagonista de la tarde, con algunas sorpresas y, algo que no puede faltar en los cumpleaños… (eso nos lo reservamos, por ahora).

“Crónicas de mi ciudad” surgió en septiembre de 2013, y sus dos primeras ediciones las celebró en la Sala de Arte del Museo Provincial Emilio Bacardí. Cuando esta institución cerró sus puertas para una reparación capital, la Casa Natal Heredia acogió la idea.

Entre los invitados que han prestigiado las tardes de Crónicas se cuentan: la Dra.C. María Elena Orozco, el trovador José Aquiles, el guitarrista concertista Aquiles Jorge, el bolerista Joel Leyva, la investigadora Julieta Aguilera (antigua cronista de la ciudad), el periodista y escritor Reinaldo Cedeño, entre otros infaltables colegas y amigos.

Un año cronicando una ciudad

(en colaboración con Sierra Maestra)

Varias miradas a una misma ciudad y su gente. Desde la música, la poesía, la investigación histórica y la entrevista, la peña cultural “Crónicas de mi ciudad” apuesta por rescatar la obra y el oficio del cronista, visto como aquel que, desde su arte, cuenta el quehacer de una ciudad.

Este 12 de septiembre el espacio cultural cumplirá su primer aniversario de fundado, y lo celebrará en su habitual sede: la Casa Natal “José María Heredia”. La invitación llega de la mano y voz de la joven cantante santiaguera Giselle Lage Gil.

Surgida en colaboración con el Museo Provincial Emilio Bacardí, las primeras ediciones de la peña tuvieron como escenario la Sala de Arte de esa institución. Luego, ante la restauración, pasó a su espacio actual, la Casa Natal de “José María Heredia”, el primer poeta romántico de América.

¿Por qué una peña al cronista y las crónicas?, cabría preguntarse. La respuesta la brinda Giselle:

“Este espacio surgió a partir de una propuesta de Nairobis Clavel Venero, entonces especialista del Museo Bacardí. Queríamos diferenciarnos de otras peñas de la ciudad, y se nos ocurrió que, dado el sitio donde se realizaría (en ese momento la Sala de Arte del Museo), y la tradición que tiene la ciudad en el oficio del cronista, ya teníamos el tema.”

Las crónicas de Bacardí y Forment; la mirada de los viajeros a la ciudad de Santiago de Cuba; crónicas de ciclones, terremotos y eventos culturales; han sido algunos de los temas que han servido de motivo para compartir con poetas, trovadores, instrumentistas e investigadores santiagueros.

Cuando se intenta resumir qué ha sido lo más importante en este año, Giselle no duda en mencionar el “público que cada segundo viernes de mes, nos acompaña”.

“Agradecemos también la colaboración de los habituales Erick Ramírez (trovador) y Dúo Estocada, y a todos los invitados que han compartido con nosotros, de manera especial a la MSc. Julieta Aguilera, fundadora del espacio y colaboradora, y al trovador José Aquiles, por convertirse en una especie de mecenas.”

¿Cómo ve el futuro de “Crónicas de la ciudad”, a partir de ahora y, en especial, en medio de las celebraciones por el 500 Aniversario de la fundación de Santiago de Cuba?

“Lo principal es mantener el espacio, que es algo realmente difícil, aunque placentero —comenta Giselle Lage—. Para los próximos meses tenemos muchas ideas: nuevas secciones, nuevos invitados. Por su parte, los 500 años de la ciudad nos brinda un universo bien amplio de temas. Mucho se escribirá de Santiago de Cuba en los meses venideros, y nosotros, desde nuestra peña, trataremos de contribuir a eso.”

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Nueva cita con “Crónicas de mi ciudad”

Este viernes 12 de septiembre, a las 4 pm en su espacio habitual de la Casa Natal “José María Heredia”, Giselle Lage y sus invitados celebrarán el primer aniversario de este espacio. Será una tarde para todos aquellos que han acompañado, cada segundo viernes de mes, a la anfitriona en ese intento por rescatar el oficio de narrar una ciudad, desde sus diversas artes y la cultura.Crónicas de mi ciudad

 

Primeras “crónicas de mi ciudad”

Solo es posible imaginar el esfuerzo, la tensión que hay detrás de la organización de una de las tantas peñas culturales que, por suerte, van colmando los días de Santiago de Cuba, cuando uno se ve envuelto en ese ajetreo de coordinar invitados, crear un guión agradable, luchar contra el tiempo.

Pero que satisfacción embarga con el último acorde, y ese momento extraordinario en el que un público que ha aceptado la invitación, se acerca y comenta y agradece y elogia la propuesta que les hemos llevado.

Este viernes 13 de septiembre, a las 4 de la tarde, nació oficialmente la peña cultural “Crónicas de mi ciudad”, dedicada a mirar la historia de Santiago de Cuba, desde la percepción de los cronistas y su obra.

La Sala de Arte del Museo Provincial “Emilio Bacardí”, fue el escenario escogido para esta peña cultural. Amén del calor reinante, el placer de unir historia, música y artes plásticas en un mismo espacio, singulariza esta propuesta.

La anfitriona, Giselle Lage, acompañada por Fernando Guerrero

La anfitriona, Giselle Lage, acompañada por Fernando Guerrero

Para esta primera edición la joven cantante santiaguera Giselle Lage, anfitriona de la peña, convocó al Dúo Estocada, una elección que demostró su valía, según los elogiosos comentarios despertado por la actuación sus integrantes (Carlos y Julio), quienes destacan por su trabajo con las voces y los arreglos musicales para dos guitarras.

Dúo Estocada y Fernando Guerrero

Dúo Estocada y Fernando Guerrero

Otro de los invitados musicales fue el guitarrista acompañante y trovador Fernando Guerrero, quien en esta ocasión acompañó a la anfitriona en tres piezas musicales, entre las cuales no faltó el homenaje a César Portillo de la Luz, con su “Contigo en la distancia”.

En el acápite dedicado a las entrevistas, Noel Pérez García conversó con las jóvenes historiadoras Julieta Aguilera Hernández y Elizabeth Recio Lobaina.

Julieta es investigadora, miembro de la Unión Nacional de Historiadores de Cuba (UNHIC) y en el período 2007-2011, se desempeñó como Cronista de Santiago de Cuba, en la Oficina del Conservador de la Ciudad (OCC).

Elizabeth, por su parte, también investigadora y miembro de la UNHIC, es la actual Cronista de la Ciudad.

Con ellas se conversó sobre la cronografía oficial. Se conoció que no es hasta 1910, con el nombramiento de Don Emilio Bacardí, que aparece en Cuba la figura de un cronista oficial, aun cuando desde muy temprano en la historia, el hábito de recoger en crónicas la vida del país ya existía.

También se hizo una comparación entre la cronografía oficial del siglo pasado y la labor que hoy se realiza en la OCC. En ambos casos, se demostró, todavía continúa un esfuerzo personal, siempre difícil, y que exige un inmenso amor y entrega por parte de quien lo hace.

Momento de la entrevista. De izquierda a derecha, Noel Pérez, Julieta Aguilera y Elizabeth Recio

Momento de la entrevista. De izquierda a derecha, Noel Pérez, Julieta Aguilera y Elizabeth Recio

Otro de los objetivos de “Crónicas de mi ciudad” es el de promover la labor del Museo Provincial “Emilio Bacardí”, institución que gentilmente ofrece sus instalaciones para este empeño. En este sentido, los asistentes a la peña pudieron conocer de las Exposiciones transitorias y del mes, que se pueden disfrutar en el museo, así como las que serán inauguradas próximamente dedicadas a los hermanos Tejada (José y Félix), en el caso de la muestra transitoria; y a la vida y obra de José Boffil Cayol (muestra del mes de octubre).

Al finalizar, se invitó a los presentes a depositar flores en el monumento dedicado a Emilio Bacardí, frente al museo que muestra su nombre.

Julieta deposita flores a Bacardí

Julieta deposita flores a Bacardí

Inició así “Crónicas de mi ciudad”, una apuesta por otra mirada a la historiografía santiaguera. Su primera edición ya forma parte de la cronografía oficial de estos tiempos. Ahora el reto es mantenerlo.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Incrementa su patrimonio el archivo de Santiago de Cuba

santiago de cuba_olga portuondo

Con la incorporación de valiosos documentos patrimoniales, donados por Olga Portuondo, Historiadora de la Ciudad de Santiago de Cuba, el archivo provincial del territorio incrementa su acervo cultural.

Resalta el manuscrito original del libro Cuba: Constitución y Liberalismo (1808-1841), texto que refleja la vida política en la zona oriental del país durante ese período, publicado por la Editorial Oriente en 2008 y merecedor del Premio de Crítica de Ciencias Sociales al año siguiente.

Elsa Almaguer, subdirectora de la institución, dijo a la AIN que la prestigiosa intelectual cedió, además, algunas de sus investigaciones, objetos relacionados con su familia y fotocopias de bibliografías consultadas por ella en el Archivo de Indias.

Como curiosidad, acotó, la también Premio Nacional de Ciencias Sociales 2010 obsequió la primera máquina de escribir utilizada en su quehacer científico.

Agregó que en estos momentos organizan todos los objetos y documentos donados, posteriormente serán clasificados y descritos, para finalmente crear el fondo personal y ser puesto a disposición de los usuarios interesados en revisarlo.

El Archivo Histórico Provincial de Santiago de Cuba ocupa el inmueble de la antigua Real Cárcel, edificación declarada monumento nacional en 1998.

Atesora más de dos mil metros lineales de documentación, entre fondos personales e institucionales, y se destacan textos con gran valor patrimonial, como los testamentos de Marta Cabrales y Perucho Figueredo, y otros originales de Antonio Maceo, Carlos Manuel de Céspedes y Emilio Bacardí.

La doctora en Ciencias Olga Portuondo ha escrito importantes libros como El Cobre: santuario nacional (1997); La catedral primada de Cuba (1997); Una derrota británica en Cuba (2000).

Ha recibido importantes reconocimientos como los Premios Nacionales de Historia (2003) e Investigación (2006).

Emilio Bacardí: un hombre de todos los tiempos

Aniversario 90 de la muerte de Emilio Bacardí

La desconocida casa de Emilio Bacardí

– Homenajes al Primer Alcalde digno de Santiago de Cuba

– El murciélago de los Bacardí

– Santiago y los Bacardí

Santiago de Cuba, 28 ago.- Emilio Bacardí murió cuando todavía Santiago de Cuba lo reclamaba. Para muchos, aquel 28 de agosto de 1922 fue uno de los días más tristes en la historia de la ciudad.

La prensa cubría el suceso como noticia de primer orden, y los diarios, no solo del oriente cubano sino de todo el país, lo tenían con grandes titulares en su portada: murió Don Emilio Bacardí.

Pero ese Don no era solo el calificativo social sino también el reconocimiento a la grandeza.

Patriota hasta el cansancio, Bacardí desarrolló desde joven un fuerte sentimiento anticolonialista que provocó en él agonías, destierros y empeños interminables.

Estableció contactos con deportados y exiliados, donó armas y municiones al Ejército Libertador, intercambió correspondencia con sus principales líderes: así ayudó a la causa libertaria cubana.

En 1902 el voto popular lo llevó al cargo de Alcalde Municipal, y con él la  mayor parte de su gran obra: Bacardí reconstruyó la ciudad destruida tras la guerra, dio trabajo a desempleados y a las mujeres viudas de patriotas, firmó un proyecto que protegía a obreros y familiares  ante algún accidente de trabajo, creó un plan de construcción de casas que debían ser vendidas a los trabajadores con una rebaja del 10 por ciento.

Y por si fuera poco, renunció a la mitad de su sueldo por considerarlo excesivo en el puesto de la Alcaldía.

Hombre de letras, Don Emilio dejó a la posteridad 3 novelas, varias obras de teatro, un excelente trabajo historiográfico con las Crónicas de Santiago de Cuba, y una obra periodística con un fin eminentemente social y humano.

Hoy, 90 años después de su muerte, Santiago de Cuba le agradece haber tenido el primer museo creado en Cuba, su banda de conciertos, su ceremonia de la bandera, su escuela de Bellas Artes…

Bien merecido tuvo entonces el título de Hijo Predilecto de la ciudad; bien merecido tuvo también aquella gigante y espontánea manifestación de duelo cuando se supo su muerte al cumplir 78 años de edad.

Hoy no podría escribirse la historia de esta ciudad, de su desarrollo social, económico y cultural, sin dedicar gran parte a este hijo ilustre, por la simple razón de que hoy Santiago de Cuba no sería la misma si no fuera por Emilio Bacardí.

Tomado de Radio Mambí

Navegador de artículos