Santiago en mí

Archivo para la etiqueta “Festival de la Trova Pepe Sánchez”

Se aprestan las gargantas de los trovadores

Festival-Internacional-de-la-Trova-Pepe-Sánchez1El Festival de la Trova “Pepe Sánchez”, en su edición correspondiente a este 2016, abrirá sus puerta el próximo 16 de marzo y se extenderá hasta el 20 de marzo.

Según se ha dado a conocer, se dedicará en esta oportunidad a los 90 años de vida de Fidel Castro, y a la figura de René Urquijo Salazar, ícono y defensor por excelencia del género trovadoresco.

El Festival también rendirá homenaje al Centenario de Walfrido Guevara; a la obra musical de Silvio Rodríguez y sus 70 años de Vida; a los 70 años de Noel Nicola y de Eliades Ochoa; a Adriano Rodríguez, Santiago Feliú, Caridad Saborit, al Septeto de la Trova (por sus 40 años), Sexteto Sonarte (por sus diez años de labor); a los 30 años de la Asociación Hermanos Saiz (AHS) y a los 15 años de la Agencia “Son de Cuba”, de la EGREM Santiago

Dentro del amplio programa que propone el Comité Organizador, encabezado por el trovador Eduardo Sosa, resaltan las siguientes actividades:

16 de marzo, 8:30 pm, Escalinata del Museo Emilio Bacardí: Gala Inaugural. La misma pretende abarcar todos los períodos por los que se ha desarrollado el género, desde la conocida vieja trova pasando por la nueva trova hasta llegar a la novísima, interpretada respectivamente por los que defienden este género en sus distintas etapas.

17 de marzo, 8:30 pm, Sala Dolores: Gala Especial “El Trovador de Siempre”. Dedicada a la obra musical de René Urquijo, defensor por excelencia del género trovadoresco y al que se está dedicando el evento.

19 de marzo, 8:30 pm, Sala Dolores: Gala por el día del Trovador. Gala concebida para rendir tributo a la obra musical de los que se homenajearán en el marco del festival.

19 de marzo, 6:00 pm a 10:00 pm, calle Heredia: Gran Trovada, en conmemoración del día del trovador, está organizada para el intercambio entre los participantes de otras provincias y artistas del patio.

20 de marzo, 8:30 pm, Parque Céspedes: Gala de Clausura

El Festival de la Trova “Pepe Sánchez” se desarrolla desde los primeros años de la década de los 60 y ha propiciado el encuentro de diferentes generaciones de las más auténticas expresiones de este quehacer artístico.

Siempre se hace coincidir con el 19 DE MARZO, DÍA DEL TROVADOR en Cuba, en conmemoración al natalicio de nuestro José “Pepe” Sánchez, padre de la canción trovadoresca.

Tomado del sitio web del Septeto de la Trova

 

Anuncios

Al final la trova se impuso

Finalmente parece que todos los astros se alinearon, astros con nombre de mujer y categoría de esposa, para que yo pudiera ir a algunos de los principales conciertos que deparó la 53 edición del Festival Internacional de la Trova Pepe Sánchez, en su segunda mitad.

Más allá de un agotamiento que no me dejaba siquiera abrir la boca para (mal)cantar las canciones de mi preferencia, fueron dos días, viernes y sábado, donde mis pies memorizaron cuántos metros separan mi casa de la Sala Dolores y esta del Iris Jazz Club.

Primero fue el (muy perseguido por muchos) concierto del trovador Luis Barbería y dos de las integrantes de las extraordinarias chicas de Sexto Sentido. Concierto que, entre mis conocidos, provocó reacciones disímiles, me impresionó sobre todo por el exquisito trabajo con las voces entre Barbería y las muchachas. Es un complemento perfecto entre el amplísimo espectro vocal de un hombre que se mueve por las zonas más graves con una facilidad de espanto (y parece guardar en su garganta —diafragma, estómago o donde sea— su propio arsenal de percusión) y las ya acostumbradas, aunque no por eso menos impresionantes, dotes vocales de las de Sexto Sentido, que hacen ver el arte de interpretar una canción como algo muy sencillo.

Resaltar del concierto el aparte con Eduardo Sosa y con Raúl Torres. ¡Sencillamente sublime!

La noche de ese viernes marcó mi reencuentro con el autor de temas ya emblemáticos en la cancionística cubana como Se fue y Candil de nieve. Raúl Torres se presentó con un formato acústico (guitarra, cajón y algunas misceláneas) en el escenario del Iris Jazz Club. Se hizo acompañar también de Adrián Berazaín quien no dudó en regalar dos de sus temas.

Una vez más Raúl no me decepcionó; si bien los arreglos de voces para este formato, realizados a algunas de las canciones de su repertorio, no fueron de mi total agrado. ¡Pero qué se yo de música!

Con toda la informalidad que brindaba la noche y el espacio, interpretó varios de sus temas más recientes, mientras reservaba algunos otros para el concierto que daría el domingo. No pudo, sin embargo, negarse a la petición del público de cantar sus imprescindibles.

El sábado guardaba uno de los más esperados regalos de este festival (aún no estoy claro si formaba o no parte del mismo, o fue simple coincidencia): la presentación de la soprano norteamericana Bárbara Hendricks.

Una Sala Dolores abarrotada acogió a la Hendricks quien ofreció un variado programa en compañía de la Orquesta Sinfónica de Oriente, integrantes de algunos de los coros de la ciudad (Orfeón Santiago, Madrigalista y tal vez otro) y dos músicos suecos (ruego me disculpen no recordar los nombres): un saxofonista y un guitarrista.

De lo lírico al jazz, hasta el cierre con Pata Pata de Miriam Makeba, Hendricks dio muestras sobradas de su talento y profesionalidad.

Si algo habría que señalar al concierto es la actuación del coro que, a ratos, lució tímido, desconcertado, tenso; y solo muy tarde ya en el cierre del concierto, pareció soltar amarras.

El complemento de la noche del sábado fue, una vez más, el Iris Jazz Club, esta vez con la actuación de Adriana Aseff y su grupo Boomerang, a quienes hacía mucho ya que no escuchaba. En esta ocasión, de regreso a un escenario que habían hecho habitual hace unos años, mostraron parte del trabajo que estará recogido en un disco. Finalmente invitaron a Luis Barbería y las chicas de Sexto Sentido, el promocionado “plato fuerte” de la noche.

Mucho más tuvo todavía el Festival de la Trova, clausurado este domingo en el populoso parque Céspedes. Sobre su realización, éxito o no, poco puedo decir desde la periferia. Algo sí me queda claro (y lo repito), ojalá siga cada año, adueñándose de los espacios que por derecho propio le pertenecen.

Cavilaciones en tiempo de trova

Llega a la mitad el Festival de la Trova Pepe Sánchez y aún no he podido escuchar unos acordes de guitarra, más que los de la inauguración del evento teórico celebrada el pasado 22 de abril, en la sede de los artesanos de Santiago de Cuba.

Se me escurren los días entre los dedos, las obligaciones, el cansancio y la falta del Programa Oficial; y pienso en aquellos otros festivales en los que disfruté la bohemia.

Anoche hice un amago de esos tiempos. Fui hasta el patio de la Biblioteca Elvira Cape, sede de las descargas auspiciadas por la Asociación Hermanos Saíz; pero solo alcancé las pruebas de audio: a las once de la noche aún no había comenzado.

Entonces envidié a los trovadores, demás participantes del evento, y público que carga los estigmas del trasnochador, por la fidelidad para los que allí se presentarían, supongo, hasta bien entrada la madrugada.

(Entonces sentí pena por la anciana que, asomada al destartalado balcón que da hacia el patio de la biblioteca, se preguntaba, quizás, hasta qué hora los bafles marcarían el ritmo de su insomnio)

Ahora ando a la caza de los conciertos de la Sala Dolores para este fin de semana: los de Sexto Sentido, la mesosoprano Bárbara Hendricks y Raúl Torres (anunciados para viernes, sábado y domingo respectivamente); pero el incremento (al doble) del precio de entrada me impulsa a la selección. Aún no decido.

Dos días más andarán los trovadores por las calles, plazas e instituciones de Santiago de Cuba. Todavía no sé cuánto de esta edición podré disfrutar. Pero otros ya lo han hecho, lo hacen, lo seguirán haciendo. Es válido. El Pepe Sánchez es de Santiago de Cuba. Que así sea por muchos años.

Comienza Festival de la trova en Santiago de Cuba

En horas de la noche de hoy, el Parque Céspedes de esta ciudad será testigo de la apertura de una nueva edición del Festival de la Trova.

Ayer se hacían los últimos ajustes de sonido; más de una vez se dejó escuchar el spot promocional del evento. Si bien para los que seguimos el acontecer de este y otros eventos similares, todavía es un misterio, un suceder de rumores, el programa oficial del mismo.

Se decía de la inauguración (ya confirmada) con un concierto de Buena Fe en el recién remozado Anfiteatro “Mariana Grajales”; se decía del concierto (ya confirmado) de Polito Ibañez y sus invitados, en la Sala Dolores (seguramente otra vez pequeña), se decía de la actuación de Raúl Torres (lamentablemente aún no confirmada) también en la (insuficiente) Sala Dolores.

Hasta acá llegarán otros juglares y agrupaciones cultoras de este género. Destacan (más por preferencias personales, lo reconozco, que por su probada calidad) Eduardo Sosa, en su función de presidente del Festival y Pepe Ordáz, ya un habitual a estas fiestas.

Varios escenarios acogerán actuaciones durante los días del evento. Entre ellos el de la Asociación Hermanos Saíz, este año en su nueva sede de La Claqueta, en la Calle Santo Tomás, frente a la Catedral. Allí se deberán vivir descargas de trovadores del patio y sus invitados.

Entre otras personalidades, el Festival estará dedicado a la memoria de Eva Griñán, algo que se agradece infinitamente, por aquellos que pudimos tratar con la intérprete santiaguera.

Desde hoy las noches se vuelven tropelías por asistir a los conciertos, fundamentalmente los de la Sala Dolores, que se convierte en una máquina infernal de estrategias para lograr hacerse de una entrada y luego de un asiento. Pero son tropelías que lo valen.

Parque sin trova, pero la música sigue

El pase de diapositivas requiere JavaScript.


Finalmente el Parque Céspedes mantuvo sus equipos de audio bajo las lonas. La programada inauguración de la edición 51 del Festival Internacional de la Trova “Pepe Sánchez”, se trasladó hacia la Sala de Concierto Dolores, a unos metros del céntrico escenario, que pierde así una oportunidad de convertirse en plaza ideal para un evento de este tipo.

Pero más allá de estos desajustes en el Programa (al menos en el que llegó a mis manos) y que parecen hacerse tan habituales en cuantos eventos culturales suelen prepararse en esta ciudad, la Gala Inaugural del Festival logró generar las expectativas suficientes como para seguir cada una de las presentaciones que por estos días se generen en Santiago de Cuba.

Sin grandes pretensiones, la Gala mantuvo un buen equilibrio entre la trova más tradicional, el bolero, el son y la nueva trova; además de reservar momentos exquisitos como el reencuentro del público santiaguero con Sonia Silvestre, o la impresionante voz de una joven japonesa que apuesta, junto a su guitarrista acompañante, por la música trovadoresca.

Asimismo, destacar las actuaciones de Eduardo Sosa, Tony Ávila (que mantiene sus niveles de popularidad) y el incombustible Pepe Ordáz.

También se presentaron en el hermoso escenario de la Sala Dolores el septeto Moneda Nacional, el Dúo Cohíba, el Dúo Voces Latinas acompañada a la guitarra por Fernando Guerrero, Xiomara Silva (a quien se homenajeó por sus 45 años de vida artística), Rubén Lester, y la actuación especial de Eduardo “Tiburón” Morales.

Para hoy se anuncian numerosas actividades en varios escenarios. En la noche, el público de esta ciudad de seguro desbordará las limitadas capacidades de la Sala Dolores para asistir al concierto de Tony Ávila y su grupo.

Más tarde, en el patio de la Biblioteca Provincial, se mantendrán las acostumbradas descargas de “Trova sin traba”, con la trovadora santiaguera Adriana Asseff como anfitriona.

Santiago trovadoresco, noches de bohemia…¡qué más se puede pedir!

Navegador de artículos