Santiago en mí

Archivo para la etiqueta “Georgina Soler”

Cronista por convicción

A sus 68 años recién cumplidos, Armando Céspedes habla con el énfasis de los apasionados. ¿Su pasión?, la geografía y la historia. Más que pasión, obsesión. Desde aquel primer Atlas en inglés que le regalara su madre, cuando el dinero no era precisamente lo que sobraba, la geografía lo ha acompañado siempre, y en esa ruta, la historia ha sido otra aliada.

Armando Céspedes intercambió anécdotas, crónicas y mucho conocimiento con el público

Armando Céspedes intercambió anécdotas, crónicas y mucho conocimiento con el público

A su currículum se suman otras denominaciones que, sin embargo, no logran abarcarlo: escritor y dramaturgo radial, narrador, poeta y cronista. Habría que sumar la rara habilidad de leer las cartas, escondida, como buen prestidigitador, bajo la ficticia manga.

Su vida ha estado marcada por derroteros no siempre llanos. Piedras y hasta simas ha encontrado a su paso. Un cáncer, la incomprensión, la mezquindad humana, han tratado de derribarlo. Pero Céspedes no se cansa. Su fe es el conocimiento, la necesidad de compartir, enseñar, educar.

En su haber tiene obras tan extraordinarias como el Diccionario Geográfico Provincial de Santiago de Cuba; lamentablemente nunca publicado. Algo similar ha sucedido con otras de sus investigaciones, algo que no lo amilana. Él sigue ahí, hurgando en esos misterios que aún depara una ciudad como Santiago de Cuba.

Entre lo más curioso de su quehacer quizás se encuentren esa “sana manía” de encontrar gazapos. Sus “víctimas”, pues los medios. Lo anima una vez más ese educador que lleva dentro. Muchos le han agradecido, confiesa, otros, ni caso. Pero ahí está acumulada la evidencia, la paciente labor de años, aunque, según cuenta, no habrá de ser tan difícil cuando a diario un mar de gazapos (geográficos, históricos, etc) ofrece abundante pesca (en una próxima entrada de este blog, traeremos algunos ejemplos).

Jaranero, Céspedes parece no poder conversar sin que la crónica, la anécdota ocupe un espacio. Una charla con él es un laberinto, en el que siempre hay una salida, por donde emergemos cargados de cosas nuevas.

Era una deuda contraída casi sin saberlo. Pero una peña como “Crónicas de mi ciudad”, no podía dejar de invitar, a Armando Céspedes, cronista por convicción; autor de sus propias “crónicas de mi ciudad”, en la radio santiaguera. Deuda saldada. Valga entonces como homenaje.

Primeras crónicas del año

Así, con invitado de lujo, comenzó este 2016 la peña “Crónica de mi ciudad”; en su sede habitual del patio de la Casa Heredia.

Dúo Estocada en Crónicas de mi ciudad

Dúo Estocada en Crónicas de mi ciudad

Para el buen paso, los amigos. El Dúo Estocada regresó para promocionar el concierto “Canciones para un año”, que este 9 de enero tendría lugar en el Museo de la Imagen.

Una muestra de su quehacer, con nuevos arreglos realizados al piano por Giselle Lage, anfitriona de la peña, sirvió de antesala al concierto. Se sumó, Odelkis Rueda, percusionista de la ciudad, e integrante de la agrupación de Giselle, en sus noches del Iris Jazz Club.

Otra asidua, Georgina Soler, regaló su picaresca, esas narraciones que sorprenden y esa gracia sin igual que la ha llevado a convertirse en invitada permanente a cuanta peña cultural existe en la ciudad.

Georgina Soler, todo un banquete en cada actuación

Georgina Soler, todo un banquete en cada actuación

Y Giselle, acompañándose al piano, como distinción de este espacio, recibe el año de estas nuevas “Crónicas de mi ciudad”. La invitación es permanente: segundo viernes de cada mes, 4:00 pm, Casa Natal José María Heredia.

Cierre entre amigos

Cierre entre amigos

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Con palabras, manos y gestos de mujer

La mujer fue el centro de la más reciente edición de la peña cultural Crónicas de mi ciudad. La canción, la narración oral, la música clásica y la crónica, todo, llegó con palabras, manos, gestos de mujer. Incluso los hombres que llegaron la tarde del 13 de marzo hasta el improvisado escenario de la Casa Natal José María Heredia, lo hicieron guiados por la impronta de alguna mujer. A ellas se dedicó la tarde; si pretextos hicieran falta, por la reciente celebración del Día Internacional de la Mujer.

Comienzo por las protagonistas que se unieron a Giselle Lage, anfitriona del espacio, para regalar su arte.

Lleliandra  González

Lleliandra González

Una vez más (y siempre, porque así lo piden los fieles) la simpatía de Georgina Soler, maestra eterna y narradora oral. Luego, alguien que por primera vez se sumó a este empeño de cada mes: Lleliandra González, guitarrista concertista y directora de la Orquesta de Guitarras Ecos, quien regaló tres piezas: Mamá Inés, Canción Triste y una versión de Suavecito, de su propia autoría.

La crónica llegó quizás de la voz menos esperada. JacquelinFerraton, francesa de nacimiento, santiaguera por amor y devoción a esta ciudad. Hizo de las delicias de los asistentes a la peña, con su crónica sobre las calles de Santiago, historia real, se empeña en reconocer, al narrar sus peripecias por calles que se ocultan bajo dos nombres y sinuosos derroteros.

La amiga francesa Jacquelin Ferraton,  tuvo a su cargo la crónica de la tarde

La amiga francesa Jacquelin Ferraton, tuvo a su cargo la crónica de la tarde

Desde la canción, se sumó a la anfitriona otra de las voces que repiten y siempre se agradece: Elsa Moreno, solista y anfitriona de la peña Carlos Gardel.

Pero los hombres no quedaron atrás. Desde el mismo inicio, con el regalo del Dúo Estocada, interpretando el antológico tema Mujer, que popularizara el grupo Manguaré; la magnífica manera de hacer del trovador Erick Ramírez, y la voz, cordialidad y simpatía del solista y trovador Vicente Machado, incitado especial de la tarde, por parte de Giselle.

No faltaron las secciones habituales: el comentario literario, dedicado en esta ocasión el texto El asesinato de Merry la americana, una deliciosa e hilarante noveleta, publicada en el año 2010 por Ediciones Santiago; y la sección ¿Qué sabe Ud. de Santiago de Cuba?, dedicada también, de forma especial, a la mujer santiaguera.

Si alguna sombra pudo haber empañado la tarde fue la imposibilidad de contar con la presencia de Juan Antonio Tejera, colaborador de este blog, y quien había sido invitado de manera especial, para conocer sobre su quehacer desde la crónica y disfrutar de sus viñetas sobre esta ciudad de maravillas, como gusta llamar a su Santiago de Cuba. No fue en esta ocasión. Pero confiamos en que será…

Dúo Estocada

Dúo Estocada

Elsa Moreno

Elsa Moreno

Vicente Machado, trovador y solista

Vicente Machado, trovador y solista

 

Navegador de artículos