Santiago en mí

Archivo para la etiqueta “historia”

Gladys del Monte: Siempre seré trovadora

En 2004 Gladys del Monte protagonizaba, junto a René Urquijo y Meiber López, un concierto “poético-musical” en la Sala de Conciertos Dolores, de Santiago de Cuba. Durante los ensayos, una adolescente de quince años que hacía suyos los salones y pasillos de la sala, escuchó por primera vez la obra de la cantautora santiaguera. Nunca más la olvido.

Esa adolescente ingresaría en el Conservatorio de Música “Esteban Salas”, en la especialidad de piano. Años después, el canto la cautivó y nació una peña.

Casi cuando se cumplían 10 años de aquel concierto, los caminos del arte reunieron otra vez, en un mismo escenario, a la trovadora y a la adolescente.

Gladys de Monte en Crónicas de mi ciudad

Gladys de Monte en Crónicas de mi ciudad

Giselle Lage Gil, anfitriona de la peña cultural “Crónicas de mi ciudad”, cedió todo el protagonismo de la tarde a Gladys del Monte, cuya obra aprendió a admirar desde aquellos acordes preparatorios de un concierto.

Entonces, como si de “viejas amigas” se tratara, compartieron confidencias y canciones. Giselle preguntó por los inicios de la cantautora; Gladys rememoró el Movimiento de la Nueva Trova, los conciertos, la “guitarra guerrillera”. Giselle habló de la “necesidad de componer”; Gladys confesó sus musas, esas que llegaron cuando era necesario. De música y géneros hablaron, y Gladys aseguró: siempre seré trovadora.

Giselle sorprendió a Gladys con un muy bien preservado ejemplar, del programa de aquel concierto que enlazó sus caminos para este encuentro.

Como no podía ser de otra forma, la trovadora (que comparte sus días entre Santiago de Cuba y la ciudad mexicana de Mérida) y su guitarra llenaron de música la tarde. Sones, guarachas, trova tradicional y nueva trova, se hicieron acompañar de las voces y palmadas de un público, donde reconoció a antiguas amistades.

Especial resultó la interpretación a dúo entre Gladys del Monte y Giselle Lage, de los temas “Alas de mujer” y “Cada vereda de abril”; emblemáticos en la obra de la trovadora; perfecto colofón de esta especie de saga musical.

Giselle y Gladys interpretan temas de la trovadora

Giselle y Gladys interpretan temas de la trovadora

Once “Crónicas de mi ciudad”

Con la celebrada este 11 de julio, la peña “Crónicas de mi ciudad” cumplió once meses de vida, en los que ha intentado rescatar la crónica como género, a partir de la obra y vida de cronistas de todos los tiempos; así como realizar un acercamiento a esa mirada que músicos y artistas en general, ofrecen de la ciudad.

Julieta Aguilera compartió algunas curiosidades sobre las crónicas

Julieta Aguilera compartió algunas curiosidades sobre las crónicas

En esta ocasión nos acompañó la MSc. Julieta Aguilera, historiadora e investigadora, ex cronista de la ciudad. Como muestra de la colaboración que vendrá con el próximo año de las “Crónicas…”, Julieta realizó un breve acercamiento al libro Años y experiencias, de Ernesto Buch López; una curiosidad bibliográfica (apenas quedan dos ejemplares en Fondos Raros y Valiosos de la Biblioteca Provincial Elvira Cape”) en cuanto a crónicas se trata.

De la obra citada de Buch (publicado a mitad de la segunda década del siglo pasado) Julieta compartió con los presentes el texto titulado “El santiaguero”, del cual les brindo este fragmento:

“(…) Bromista consumado, en él [el santiaguero] parece reflejado el temperamento andaluz. Y en efecto, el dejo gracioso, la sutil ironía y el oportuno chiste matizan pintorescamente sus ocurrentes pláticas.

El humorismo fluye en él como algo ingénito y proverbial. Basta una hora de amable charla en nuestros salones para encontrar enseguida la sal chispeante el santiaguero.

Una comida en las altas horas de la noche, un velorio familiar y una velada artística ofrecen al visitante la oportunidad de calibrar la calidad de nuestro fino humorismo.”

Estrenos también regalaron Giselle y Erick Ramírez, con la conmovedora interpretación de “Te recuerdo Amanda”, de Víctor Jara y una muy agrdable versión de “La gota de rocío”, de Silvio Rodríguez.

Durante el mes de agosto, el espacio “Crónicas de mi ciudad” se acoge a un descanso; con la mirada fija en su primer aniversario, a celebrarse en septiembre. Muchas son las ideas para ese próximo año. Pero de eso ya habrá tiempo para detallar.

Público asistente a la peña

Público asistente a la peña

Próximas “Crónicas de mi ciudad”

La cantante y pianista Giselle Lage, invita a una nueva edición de la Peña Cultural “Crónicas de mi ciudad”, el próximo 11 de abril a las 4 pm.
En esta ocasión se conversará sobre la vida y obra de Carlos Forment, sucesor de la Don. Emilio Bacardí como cronista oficial de Santiago de Cuba. La invitada será la MSc. Julieta Aguilera, investigadora y cronista de la ciudad (2009-2011).

Colaborador:Noel Pérez García (cronista).
Lugar: Casa Natal “José María Heredia”

A la vuelta de un año

aniversario del huracan sandy

Foto René Silveira

Un año. ¿Qué es un año después de Sandy? ¿Una ciudad que se maquilla para el medio milenio? ¿Esos andamios que pululan en el centro histórico, e intentan rescatar a destiempo de la desidia? ¿Son cifras? ¿Cuántas cifras se manejan en un año?

El 25 de octubre, hace un año, no se pensó en el hoy. Si acaso, fueron fogonazos de lucidez, el deseo intrínseco de saber un mañana, no importaba cual, pero que existía. Hoy, un año después, hay quien todavía no piensa en ese mañana, porque el mañana es el presente que se filtra por donde no hay paredes, o techos, y se acurruca en una cama común, en una incertidumbre que ya dura mucho (no quiero decir demasiado).

¿Cuánto se ha hecho desde entonces? Decir que poco sería desconocer el esfuerzo de muchos. Pero no es suficiente y también otro tanto se ha hecho mal.

Recientemente escuchaba el testimonio de una santiaguera sobre Sandy y los días (meses, año) post Sandy. Hablaba y su voz parecía salir de entre los ramalazos del ciclón, de entre los escombros húmedos de la casa materna. Hablaba desde el dolor que no ha curado, y no parece amainar cuando alza la vista y ve el sol ensañarse sobre la piel de su madre. Como ella sé que hay muchos y otros, como yo, asumimos un nuevo temor a nuestro día a día.

Este 25 de octubre habrá pasado todo un año de lo que, tal vez, puede considerarse el peor desastre natural de la historia de esta ciudad. Ojalá sea una fecha no para el olvido, o para el recuerdo jactancioso por lo hecho; sino un momento para la revisión, para el impulso a esos planes de recuperación, para llegar a esos barrios alejados de las “arterias principales” y preocuparse por esos vestigios que, como el coco que quedará por siempre clavado en la cabilla de casa del vecino, nos recuerda a diario lo vivido.

Sandy duele todavía a la ciudad, o lo que es peor, a su gente. Hay a quienes un año pesa más que sus 365 días; porque cada día es sol y luna y lluvias que les corroe la piel y el ánimo. ¿Hasta cuándo?

Primeras “crónicas de mi ciudad”

Solo es posible imaginar el esfuerzo, la tensión que hay detrás de la organización de una de las tantas peñas culturales que, por suerte, van colmando los días de Santiago de Cuba, cuando uno se ve envuelto en ese ajetreo de coordinar invitados, crear un guión agradable, luchar contra el tiempo.

Pero que satisfacción embarga con el último acorde, y ese momento extraordinario en el que un público que ha aceptado la invitación, se acerca y comenta y agradece y elogia la propuesta que les hemos llevado.

Este viernes 13 de septiembre, a las 4 de la tarde, nació oficialmente la peña cultural “Crónicas de mi ciudad”, dedicada a mirar la historia de Santiago de Cuba, desde la percepción de los cronistas y su obra.

La Sala de Arte del Museo Provincial “Emilio Bacardí”, fue el escenario escogido para esta peña cultural. Amén del calor reinante, el placer de unir historia, música y artes plásticas en un mismo espacio, singulariza esta propuesta.

La anfitriona, Giselle Lage, acompañada por Fernando Guerrero

La anfitriona, Giselle Lage, acompañada por Fernando Guerrero

Para esta primera edición la joven cantante santiaguera Giselle Lage, anfitriona de la peña, convocó al Dúo Estocada, una elección que demostró su valía, según los elogiosos comentarios despertado por la actuación sus integrantes (Carlos y Julio), quienes destacan por su trabajo con las voces y los arreglos musicales para dos guitarras.

Dúo Estocada y Fernando Guerrero

Dúo Estocada y Fernando Guerrero

Otro de los invitados musicales fue el guitarrista acompañante y trovador Fernando Guerrero, quien en esta ocasión acompañó a la anfitriona en tres piezas musicales, entre las cuales no faltó el homenaje a César Portillo de la Luz, con su “Contigo en la distancia”.

En el acápite dedicado a las entrevistas, Noel Pérez García conversó con las jóvenes historiadoras Julieta Aguilera Hernández y Elizabeth Recio Lobaina.

Julieta es investigadora, miembro de la Unión Nacional de Historiadores de Cuba (UNHIC) y en el período 2007-2011, se desempeñó como Cronista de Santiago de Cuba, en la Oficina del Conservador de la Ciudad (OCC).

Elizabeth, por su parte, también investigadora y miembro de la UNHIC, es la actual Cronista de la Ciudad.

Con ellas se conversó sobre la cronografía oficial. Se conoció que no es hasta 1910, con el nombramiento de Don Emilio Bacardí, que aparece en Cuba la figura de un cronista oficial, aun cuando desde muy temprano en la historia, el hábito de recoger en crónicas la vida del país ya existía.

También se hizo una comparación entre la cronografía oficial del siglo pasado y la labor que hoy se realiza en la OCC. En ambos casos, se demostró, todavía continúa un esfuerzo personal, siempre difícil, y que exige un inmenso amor y entrega por parte de quien lo hace.

Momento de la entrevista. De izquierda a derecha, Noel Pérez, Julieta Aguilera y Elizabeth Recio

Momento de la entrevista. De izquierda a derecha, Noel Pérez, Julieta Aguilera y Elizabeth Recio

Otro de los objetivos de “Crónicas de mi ciudad” es el de promover la labor del Museo Provincial “Emilio Bacardí”, institución que gentilmente ofrece sus instalaciones para este empeño. En este sentido, los asistentes a la peña pudieron conocer de las Exposiciones transitorias y del mes, que se pueden disfrutar en el museo, así como las que serán inauguradas próximamente dedicadas a los hermanos Tejada (José y Félix), en el caso de la muestra transitoria; y a la vida y obra de José Boffil Cayol (muestra del mes de octubre).

Al finalizar, se invitó a los presentes a depositar flores en el monumento dedicado a Emilio Bacardí, frente al museo que muestra su nombre.

Julieta deposita flores a Bacardí

Julieta deposita flores a Bacardí

Inició así “Crónicas de mi ciudad”, una apuesta por otra mirada a la historiografía santiaguera. Su primera edición ya forma parte de la cronografía oficial de estos tiempos. Ahora el reto es mantenerlo.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Crónicas de mi ciudad

“Crónicas de mi ciudad” se denomina el nuevo espacio que, desde este viernes 13 de septiembre, y esperamos que por un buen tiempo, pasará a formar parte del panorama cultural santiaguero.

Con sede en la Sala de Arte del Museo Provincial “Emilio Bacardí”, “Crónicas de mi ciudad” propone un acercamiento a este género literario y a las figuras más relevantes que han recogido las vivencias de Santiago de Cuba, en sus casi quinientos años de vida.

La anfitriona del espacio será la joven cantante santiaguera Giselle Lage, a partir de una propuesta Nairobis Clavel Venero, una de las especialistas del Museo “Emilio Bacardí”.

Para este empeño, Giselle ha tenido el gesto de convidar al autor de este blog, quien tendré a su cargo una sección de entrevista con especialistas que, de una forma u otra, están ligados a la historia santiaguera a través de las crónicas.

En esta primera edición se propone un intercambio con la Lic. Julieta Aguilera, especialista de la Oficina del Historiador de la Ciudad; y la Lic. Elizabeth Recio Lobaina, actual cronista de la ciudad.

El espacio servirá igualmente para promover la labor de los especialistas del Museo Provincial “Emilio Bacardí”, en la preservación de la historia santiaguera.

Al final de cada edición, se le rendirá homenaje a Emilio Bacardí, al depositar una flor en el busto que se encuentra ubicado frente a emblemático edificio del Museo que lleva su nombre.

La invitación está hecha para este viernes, 13 de septiembre a las 4 de la tarde. Allá nos vemos.

Navegador de artículos