Santiago en mí

Archivo para la etiqueta “José Aquiles”

Dos años contando la ciudad

segundo aniversario crónicas de mi ciudadLa cantante solista, Giselle Lage Gil, invita a la celebración por el segundo aniversario de la peña cultural “Crónicas de mi ciudad”, que tendrá lugar en su sede habitual de la Casa Natal José María Heredia, el próximo viernes 11 de septiembre, a las 4:00 pm.

Será una oportunidad para el reencuentro con varios de los artistas que nos han acompañado durante el último año, y con ese público fiel que cada segundo viernes de mes, se unen a Giselle y sus colaboradores para contar a esta quincentenaria ciudad, desde quienes viven y trabajan en ella.

La música será la protagonista de la tarde, con algunas sorpresas y, algo que no puede faltar en los cumpleaños… (eso nos lo reservamos, por ahora).

“Crónicas de mi ciudad” surgió en septiembre de 2013, y sus dos primeras ediciones las celebró en la Sala de Arte del Museo Provincial Emilio Bacardí. Cuando esta institución cerró sus puertas para una reparación capital, la Casa Natal Heredia acogió la idea.

Entre los invitados que han prestigiado las tardes de Crónicas se cuentan: la Dra.C. María Elena Orozco, el trovador José Aquiles, el guitarrista concertista Aquiles Jorge, el bolerista Joel Leyva, la investigadora Julieta Aguilera (antigua cronista de la ciudad), el periodista y escritor Reinaldo Cedeño, entre otros infaltables colegas y amigos.

Anuncios

José Aquiles y su pasión por Santiago de Cuba | Tomado de CMKC

José Aquiles Vierelles y la Peña del Menú

José Aquiles Virelles y la Peña del Menú

José Aquiles Vireyes ha colocado en el mercado internacional su nuevo disco al calor de las celebraciones por el medio milenio de su ciudad Santiago de Cuba, por eso y más, hoy la CMKC se complace en proponerle esta entrevista con el muy laureado compositor y trovador, devenido en un magnífico promotor cultural y comunicador a través de su tradicional y muy concurrida La Peña del Menú, con sede en el Centro Cultural Francisco Prat Puig de esta urbe oriental. ¿Por qué un hombre decide aferrase a la guitarra y a los versos? ¿Por qué se queda en Santiago de Cuba, lejos de esa Habana abarcadora y que seduce? ¿ Por qué si eso puede dejarlo fuera del círculo en el que se inscriben los que ganan la “gloria”?

Habrá que preguntarle a José Aquiles, ese trovador intenso y profundo y otra vez trovador, que ha llenado las noches y las mañanas y todas las horas de Santiago con sus canciones. Un hombre fiel a su música y a su tiempo, que aun cuando está lejos de su ciudad no deja de regalarle sus mejores melodías.

Leer más: José Aquiles y su pasión por Santiago de Cuba.

El vigor de la canción | Giselle Lage en La Jiribilla

Resulta casi un imposible, y que ocurre con mucha más frecuencia de lo que deseamos, el develar las novedades sonoras que acontecen más allá de los predios capitalinos. Los consabidos problemas objetivos y subjetivos (más lo primero que lo segundo y también viceversa, diría Benedetti), nos impiden a menudo hacer salir a la luz de los medios nacionales los no pocos brillos que atesoran las provincias.

Fotograma del video clip (Última tentación. Quidam Pilgrim ft Giselle Lage) del corto animado “Mundo Sumergido”. Cortesía de Giselle Lage. Foto tomada de La Jiribilla

Si usted pasa por Santiago de Cuba y puede darse un salto por alguna de las peñas que allí acontecen, en especial alguna ligada a la buena canción, no deje de escuchar a Giselle Lage Gil. Todavía parece una adolescente, de figura esbelta y una apariencia casi frágil, que sus ojos grandes y serios desmienten de inmediato. Pero, mejor, espere a que cante. Entonces descubrirá una voz hermosa, un sonido donde se notan ya el rigor y el talento, y un futuro donde no faltarán mayores logros y estaturas, si tan serio camino se mantiene y cultiva como merece.

Giselle ha cursado diversos estudios de piano y de canto. Sus primeras inquietudes musicales, cantar y prender canciones nuevas según refiere, la llevaron de la mano de su familia hasta las cantorías infantiles en la Sala Dolores y a las primeras clases de piano con la profesora Daysi Díaz Páez. Luego vendrían los estudios en el conservatorio Esteban Salas, hasta que, vencido el nivel Medio, cumpliera su servicio social como profesora y pianista acompañante de la propia Escuela Vocacional de Arte santiaguera. En tal recorrido, los sueños de la niñez se fueron haciendo real presente.
En su provincia, además de compartir labores con algunos de sus coterráneos, como el trovador Erick Ramírez, también ha recibido la atención de espacios televisivos locales, en especial los dedicados a los creadores más bisoños. En el corto animado Mundo sumergido, de Alien Ma, interpreta el tema principal del filme en un featuring con Quidam Pilgrim, y protagoniza el clip promocional de esta producción.
Por fortuna, ya Giselle cuenta con una grabación de su trabajo. Un disco que debemos (como tantos otros de por esos lares), a ese santiaguero incansable que es el trovador José Aquiles. Acompañada a la guitarra por el maestro Gabino Jardines, la joven cantante asume retos mayores en ese registro. Proyectada más allá de las canciones de sus colegas troveros, Giselle se introduce en un repertorio selecto, hondo, variopinto, donde se respira del filin, del bolero latinoamericano e incluso del tango y del Brasil.

Con repasar brevemente los autores que suma este fonograma, se puede al menos ya aplaudir de primera mano las intenciones que busca tocar, lejos de toda concesión y colmado de magníficas obras. Baste mencionar a César Portillo de la Luz y José Antonio Méndez, Isolina Carrillo, Ernesto Duarte, Marta Valdés, María Teresa Vera y Guillermina Aramburu, Tom Jobim y Vinicius de Moraes y hasta un Gardel y Lepera, muy dignamente defendido.

Con ese aire sonoro especial que Gabino sabe recrear (que no por gusto fue el guitarrista de doña Eva Griñán), el disco transpira una atmósfera deliciosa, sin artilugios. El acompañamiento deja entrever los justos momentos para que brille la voz solista y propicia a la vez una base sólida que arropa cálidamente cada tema. Giselle no tiene una de esas voces de potente emisión o de apabullantes notas ultra altas en su tesitura. Pero su registro agradable y limpio, su manera personal de construir cada tema, ofrecen a cambio esa interpretación sin estridencias, ese filin raigal, esa oportunidad de detenerse a escuchar y disfrutar de una canción por su validez per se; justo para dejarse llevar a los ensueños que sus autores nos revelaron con tales obras. Tal sensación, creo que escasa en los avatares musicales del hoy, al menos aquí se percibe claramente. Y, mejor aún, se disfruta.

Hay todavía, por supuesto, un poco de sombras por vencer. A pesar de que se escucha de un tirón, con sumo placer, es claro que no es este el disco que consagrará a esta artista ni mucho menos. Quizás algo más de fuerza a la hora de entregar la canción, algún melisma que sobra, un par de entonaciones que pudieron ser mejor logradas o intencionadas en otro aire, son lugares todavía perfectibles. Un larguísimo trecho de rigor y dedicación, mucha madurez y entrega de por medio, le queda a esta artista por desbrozar. Pero, a la vez, este disco mejorable es quizás el primer grande y sólido paso en ese viaje. El sólo hecho de que una intérprete novel ya decida medirse con tal repertorio, y salga del paso con tino, logrado buen gusto, y calidad coherente con su juventud y sus capacidades, es de por sí digno de elogio.

Así que,  lléguese por Santiago de Cuba. La canción, la buena canción, libre y vigorosa, sin tener que ir a descubrirla sino tan sólo a disfrutarla, también suena y vive por esas cálidas tierras.

Tomado de La Jiribilla

“Crónicas de mi ciudad”: despidiendo el 2014

Esos azares que se presentan como llamadas telefónicas a última hora, piedras que no dejan de ponerse en el camino; nos hicieron llegar tarde a la Casa Heredia. Allí estaban, sentados en tertulia en los bancos que otras tantas han presenciado, varios de los habituales a la peña “Crónicas de mi ciudad”. Amigos.

Su fidelidad no deja de asombrar, es motivo suficiente para este empeño de cada mes, para olvidar otras tantas cosas que frenan, y dejarnos llevar por las que impulsan.

En apenas diez minutos todo estuvo listo. Y comenzó la última edición del 2014.

Los versos de José María Heredia marcaron el inicio. A 211 años de su natalicio, fue el sencillo homenaje de los organizadores de estas crónicas.

DSCF8693

Giselle Lage y Erick Ramírez en “Crónicas de mi ciudad”

Luego de la presentación de rigor y la interpretación de dos temas por parte de Giselle Lage, anfitriona del espacio; Adonis Vargas, uno de los asiduos, colaborador entusiasta, se unió a los homenajes, en esta ocasión, para festejar un nuevo año de vida de Nereyda Barceló, periodista eterna y cófrade de otras tantas peñas.

DSCF8697

Adonis Vargas hoomenajeó a la periodista santiaguera Nereyda Barceló, presente en la peña

En la sección literaria, se presentó el texto Personajes populares y cuenteros en Santiago de Cuba, de Ramón Martínez Hinojosa; un singular texto que, en medio de los festejos por los 500 años de fundación de esta ciudad, se vuelve imprescindible.

Una agradable sorpresa resultó la actuación de Ronaldo, joven trovador de la Universidad de Oriente, poseedor de una voz impresionante y canciones desgarradoras.

DSCF8701

El joven trovador Ronaldo, sorprendió agradablemente por la potencia de su voz

Otro de los regalos de esta última edición del 2014 de las “Crónicas de mi ciudad”, fue la actuación del trovador José Aquiles quien, cual si se encontrara en su Peña del Menú, accedió a interpretar los temas que el público presente, seguidor de su obra, le solicitó. Así, se dejaron escuchar los acordes de “Mira”, “Amores que se fueron” y “La otra santiaguera”.

El cierre estuvo a cargo una vez más de Giselle con la interpretación “Ten”, un conmovedor tema de la autoría del trovador (y amigo) Erick Ramírez.

Así fue la despedida de “Crónicas de mi ciudad” a este 2014. El venidero año ya serán otros y muchos los pretextos para un nuevo encuentro, cada segundo viernes de mes, a las 4 pm, en el patio de la Casa Natal José María Heredia.

DSCF8699

Nereyda Barceló en la peña “Crónicas de mi ciudad”

DSCF8708

José Aquiles complació a los presentes con los temas que le solicitaron

Un año cronicando una ciudad

(en colaboración con Sierra Maestra)

Varias miradas a una misma ciudad y su gente. Desde la música, la poesía, la investigación histórica y la entrevista, la peña cultural “Crónicas de mi ciudad” apuesta por rescatar la obra y el oficio del cronista, visto como aquel que, desde su arte, cuenta el quehacer de una ciudad.

Este 12 de septiembre el espacio cultural cumplirá su primer aniversario de fundado, y lo celebrará en su habitual sede: la Casa Natal “José María Heredia”. La invitación llega de la mano y voz de la joven cantante santiaguera Giselle Lage Gil.

Surgida en colaboración con el Museo Provincial Emilio Bacardí, las primeras ediciones de la peña tuvieron como escenario la Sala de Arte de esa institución. Luego, ante la restauración, pasó a su espacio actual, la Casa Natal de “José María Heredia”, el primer poeta romántico de América.

¿Por qué una peña al cronista y las crónicas?, cabría preguntarse. La respuesta la brinda Giselle:

“Este espacio surgió a partir de una propuesta de Nairobis Clavel Venero, entonces especialista del Museo Bacardí. Queríamos diferenciarnos de otras peñas de la ciudad, y se nos ocurrió que, dado el sitio donde se realizaría (en ese momento la Sala de Arte del Museo), y la tradición que tiene la ciudad en el oficio del cronista, ya teníamos el tema.”

Las crónicas de Bacardí y Forment; la mirada de los viajeros a la ciudad de Santiago de Cuba; crónicas de ciclones, terremotos y eventos culturales; han sido algunos de los temas que han servido de motivo para compartir con poetas, trovadores, instrumentistas e investigadores santiagueros.

Cuando se intenta resumir qué ha sido lo más importante en este año, Giselle no duda en mencionar el “público que cada segundo viernes de mes, nos acompaña”.

“Agradecemos también la colaboración de los habituales Erick Ramírez (trovador) y Dúo Estocada, y a todos los invitados que han compartido con nosotros, de manera especial a la MSc. Julieta Aguilera, fundadora del espacio y colaboradora, y al trovador José Aquiles, por convertirse en una especie de mecenas.”

¿Cómo ve el futuro de “Crónicas de la ciudad”, a partir de ahora y, en especial, en medio de las celebraciones por el 500 Aniversario de la fundación de Santiago de Cuba?

“Lo principal es mantener el espacio, que es algo realmente difícil, aunque placentero —comenta Giselle Lage—. Para los próximos meses tenemos muchas ideas: nuevas secciones, nuevos invitados. Por su parte, los 500 años de la ciudad nos brinda un universo bien amplio de temas. Mucho se escribirá de Santiago de Cuba en los meses venideros, y nosotros, desde nuestra peña, trataremos de contribuir a eso.”

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Nueva cita con “Crónicas de mi ciudad”

Este viernes 12 de septiembre, a las 4 pm en su espacio habitual de la Casa Natal “José María Heredia”, Giselle Lage y sus invitados celebrarán el primer aniversario de este espacio. Será una tarde para todos aquellos que han acompañado, cada segundo viernes de mes, a la anfitriona en ese intento por rescatar el oficio de narrar una ciudad, desde sus diversas artes y la cultura.Crónicas de mi ciudad

 

Navegador de artículos