Santiago en mí

Archivo para la etiqueta “Museo Provincial Emilio Bacardí”

Si de temblores se trata

Nadie creería que por estos días alguien en Santiago de Cuba pudiera desear que la tierra temblara. Cierto que no se habla de otra cosa, pero siempre en el plano de «solayava», o «misericordia». Sin embargo, nada hay más cierto como aquello de que «cada regla tiene su excepción».

Poco después de las tres de la tarde de este jueves 21 de enero, se dejó sentir en Santiago de Cuba (y otras localidades y provincias aledañas), el sismo perceptible número ¿27?, ¿28?…ya perdí la cuenta. Otra vez, no lo sentí, pero me enteré casi de inmediato.

Solo unos minutos después, camino a casa, pasé frente al Museo Provincial Emilio Bacardí. Todos los trabajadores de la Empresa de Telecomunicaciones de Cuba (la nunca bien ponderada ETECSA, cuyo edificio radica en Aguilera esquina Carnicería) estaban allí: como impulsados por la sacudida del edificio que los acogía, salieron disparados hacia el breve espacio abierto que se enfrenta a la escalinata del Bacardí (bien por ellos).

Representaban un cuadro interesante. Aquí y allá rostros nerviosos, cuchicheos, llamadas por teléfono. Justo lo que uno se imagina observar en un caso como este. Pero al pasar junto a un grupo de ellos, le escuché decir a un hombre:

«Ojalá tiemble todos los días a esta hora, para irnos más temprano»

Crónicas de viajeros para una cronista (+ galería de fotos)

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Allí estábamos, en la Casa Natal “José María Heredia”, agradecidos de su hospitalidad, de acogernos luego del necesario cierre por reparación, del Museo Provincial “Emilio Bacardí Moreau”, sede original de la peña “Crónicas de mi ciudad”.

Solo quedaba disfrutar de las ventajas que nos ofrece el lugar: audio, espacio, tiempo. Como todo reinicio, estábamos algo tensos. El que fallara el fluido eléctrico tampoco ayudó. Un ligero escollo, nada que no se pueda salvar. Poco después de las cuatro de la tarde, aún sin electricidad, comenzamos la tercera edición de esta peña que pretende acercarnos a la ciudad a través de los cronistas y su obra.

Fue esta una edición especial desde el inicio (aunque hay momentos así, que es preferible que no lleguen). Giselle Lage, anfitriona de la peña, quiso dedicar la tarde a la memoria de Teresa González Guerra, quien fuera cronista de la ciudad de Santiago de Cuba, y que recientemente (el 28 de octubre) falleciera en esta ciudad.

A la vida y obra de Teresa nos acercó Julieta Aguilera, compañera de trabajo y amiga, pupila en la labor de cronicar la ciudad. Luego, todo cuanto después aconteció en la peña, tuvo esa distinción especial, el recuerdo de quien, de haber podido, también hubiera estado sentada entre nosotros.

Los viajeros del siglo XIX santiaguero fueron el centro de la tercera “Crónicas de mi ciudad”. A sus obras, muchas aún inéditas en español, nos acercó la Dra.C. María Elena Orozco Melgar, quien tuvo a bien leernos fragmentos de textos de aquellos viajeros franceses que, con extraordinaria naturalidad, nos legaron la visión del Santiago de Cuba decimonónico. Visión esta que, a decir de la destacada investigadora y docente de la Universidad de Oriente, es de extraordinario valor para entender una época que, en no pocas ocasiones, escapa a la documentación oficial.

Antes, habíamos disfrutado de la voz de la anfitriona del espacio, quien una vez más se hizo acompañar a la guitarra por Fernando Guerrero, a quien, además, tuvimos la oportunidad de escuchar en su carácter de trovador, con dos piezas de su autoría.

Otro momento especial de la peña fue la presencia de la especialista Yusmara García, del Museo Provincial “Emilio Bacardí”, toda vez que en este mes de noviembre, se cumplen 101 años de la llegada, a esta ciudad, de la momia egipcia que desde 19012, se conserva en el museo, gracias a la gestión de Don Emilio Bacardí.

Detalles sobre el viaje de esta peculiar “viajera”, fueron dado a conocer por la especialista, a través de la lectura de fragmentos del Memorándum enviado por Don Emilio a José Boffil, entonces director del museo santiaguero.

El momento del cierre estuvo a cargo del trovador invitado Erick Ramírez, anfitrión de la peña “Atrovamiento”, en la ciudad de Palma Soriano. Erick deleitó a los presentes con dos temas en solitario y luego se hizo acompañar de Giselle y Fernando para compartir dos temas más, como perfecto colofón para la tarde-noche.

Transcurrió así nuestra primera edición en ese ambiente especial de la Casa Natal “José María Heredia”. Agradecidos una vez más de un público excelente, ese que nos impulsa en cada oportunidad, y nos da la certeza de un nuevo reencuentro. El próximo está fechado para el 13 de diciembre, y en esa ocasión, seguiremos con los viajeros, pero ya en pleno siglo XX.

Empeñado

Últimamente ando empeñado y esto, aunque parezca extraño, me produce gran alegría. Supondrán entonces que no se trata de adeudos que inquieten mis sueños; aunque a veces si me ponen en situaciones comprometidas, de las que intento salir de la mejor manera y, de una forma u otra, siempre lo logro.

Se trata en verdad de una manera jocosa, y rápida, de expresar ese afán de involucrarnos en el quehacer cultural santiaguero, que se expone en cada una de las Peñas que hoy abundan en la ciudad. Así que, andar empeñado no es más que andar de Peña en Peña.

Podrá parecer una locura el que incluso me haya auxiliado de un almanaque para marcar el itinerario. Pero no lo es tanto, cuando ya pienso en actualizarlo porque desde su “última edición”, no son pocos los espacios que han estrenado propuestas atractivas, y otros a los que, a pesar de un tiempo ya en sus funciones, aún no he podido asistir.

Pocas son las semanas donde no existe una Peña en la ciudad, incluso en un mismo día, si se apura, puede asistir a tres espacios diferentes y ser testigo de una variedad extraordinaria de ideas y maneras de hacer.

Claro, también hay algunas que coinciden y eso, créame, suele ser un dolor de cabeza que intento remediar con una solución poco menos que salomónica: un mes una y al siguiente la otra.

También suelen coincidir el público, personas que, al igual que yo, desandan de Peña en Peña, y se vuelven cómplices, promotores naturales de la propuesta de su preferencia, fuente confiable en la que saber de lo ocurrido el día que no fuimos, o de algún nuevo espacio que se une al espectro cultural.

Por eso me asombro cuando algún conocido se queja que no hay espacios donde ir a pasar un rato agradable. Ya lo dice el refrán, no hay peor ciego…

En fin, si es usted de los que gusta de la cultura, del talento local, o si está de paso por la ciudad y quiere compartir buena música, historias, risas, y más, esta es mi propuesta: le adelanto un breve itinerario, aún incompleto, de algunos de las Peñas habituales de Santiago de Cuba:

Peña del Menú. Anfitrión: José Aquiles. Primer sábado de cada mes, Centro Cultural “Francisco Prat Puig”. 6 de la tarde. Buena música, entrevista a personalidades de Santiago de Cuba.

Peña “Crónicas de mi ciudad”. Anfitriona: Giselle Lage (cantante). Segundo viernes de cada mes. Sala de Arte del Museo “Emilio Bacardí Moreau”. 4 de la tarde. Una mirada a Santiago de Cuba desde los cronistas y su obra. Además, buena música y entrevistas.

Libros del Patio. Anfitrión: Jorge Matos (escritor). Segundo viernes de cada mes. 6 de la tarde. Patio del Ayuntamiento de Santiago de Cuba. Lectura de poesía, trova, entrevista a escritores santiagueros y rifa de libros.

Desempolvando. Anfitrión: José Pascual Varona y Archivo Histórico Provincial (AHPSC). Tercer viernes de cada mes, 4 de la tarde. Patio del AHPSC. Rescata costumbres, tradiciones de Santiago de Cuba. Invitados musicales, danza, teatro.

De Santiago. Nuestro Reino. Anfitrión: Rodolfo Tamayo (escritor). Tercer viernes de cada mes; 5 de la tarde. Sala de lectura de la Biblioteca Provincial “Elvira Cape”. Entrevista a escritores, música y rifa de libros.

Café Concert Virtud y Conciencia. Anfitrión: Aquiles Jorge (guitarrista concertista). Último viernes de cada mes, 6 de la tarde. Patio del Ayuntamiento de Santiago de Cuba. Historia y música se dan la mano.

Página Abierta. Anfitrión: Reinaldo Cedeño Pineda (escritor y periodista) y Centro Cultural “Monseñor Pedro Meurice Estiú”. Último viernes de cada mes, 6 de la tarde. Sala Juan Pablo II de la Catedral de Santiago de Cuba.

Peña Con Filtro. Cuarto Jueves de cada mes, 4 de la tarde. Callejón del Carmen. Lectura de opesía, trova, rifa de libros.

Peña del Bolero. Todos los sábados, 6 de la tarde. Patio “La Jutía Conga”, de la Uneac.

Otras peñas (a las que aún no me he adaptado a su horario)

Peña del Dúo Estocada. Museo Casa Natal de José María Heredia. Sábado.

Peña VW Música y Poesía. Museo Casa Natal de José María Heredia. Sábado.

De lluvias y de crónicas de mi ciudad

I. La lluvia

¡Qué publico maravilloso el de las Peñas! Fieles, con esa fidelidad cómplice, sincera. Fidelidad que no cree en lluvias torrenciales, de esas rompe-planes. Lluvias como la que este viernes 11 de octubre amenazó con borrar de cultura la ciudad; encerrar en sus casas los ánimos de salir y dejar vacías las sillas.

Un ahora de lluvia intensa y el temor de que la segunda edición de “Crónicas de mi ciudad”, pasara sin penas ni glorias, en la ausencia de un público. ¡Se nota que aún somos nuevos en esto de convocar asiduos!

A las cuatro de la tarde, cuando aún el sol sorprendía alguna gota rezagada, ¡allí estaban! Rostros amigos, conocidos y por conocer, nuestro público, los que han confiado en esta propuesta de ver la ciudad desde los cronistas y su obra.

Allí estaba el anciano de ochenta y cinco años, el de tantas otras peñas, “resbalé hace poco”, me cuenta y entre la preocupación por su salud, la sonrisa que asegura, “ya estoy bien”, y luego me confiesa que esas escaleras que llevan a la Sala de Arte del Museo Provincial “Emilio Bacardí” son mucho para sus años.

Allí estaba el poeta, la poetisa, el historiador que nos sorprende y enorgullece, la eterna periodista, los amigos nuevos y los de siempre. Allí estaban todos. Nuestro público. Esos rostros que también conforman la peña. Ojalá por mucho tiempo.

II. La Peña

Poco después de las cuatro de la tarde (para dar tiempo a rezagados por la lluvia) comenzó la segundo edición de “Crónicas de mi ciudad”.

La dividimos en dos segmentos. En el primero, luego de la siempre agradable interpretación de la anfitriona, Giselle Lage, acompañada a la guitarra por el trovador Fernando Guerrero; el protagonismo estuvo en la presencia del periodista e investigador histórico Joel Mourlot Mercaderes.

Mourlot nos guió en un breve recorrido por la vida de Ambrosio Valiente Duany y, en especial, su “Tabla cronológica de los sucesos ocurridos en la ciudad de Santiago de Cuba, desde su fundación hasta nuestros días”, obra considerada uno de los antecedentes de la cronografía de Don Emilio Bacardí; y de la cual el público presente pudo escuchar fragmentos leídos por el invitado; una oportunidad inigualable, dado la rareza de un texto del cual apenas se conserva un ejemplar en la Biblioteca Nacional “José Martí”.

En un segundo momento, una vez más marcado por la voz de Giselle, y la guitarra del concertista Aquiles Jorge, con obra de Leo Brouwer; se unieron a los primeros la fotógrafa Ada Vieria (del Museo “Emilio Bacardí”) y a la poetisa Marisol Mendoza.

Ellos rememoraron un mismo suceso desde su arte, una mirada plural al paso del huracán Sandy por Santiago de Cuba, hará pronto ya un año. Tres formas distintas de cronicar un hecho, de resumir el sentir de muchos en una misma emoción.

Así, las fotos de Ada rememoraron imágenes impregnadas aún en nuestras retinas. La experiencia personal y la poesía de Marisol anudaron gargantas, y la música de Aquiles dibujó recuerdos de una tragedia común. Ese es el arte, también un modo de cronicar la ciudad.

Una hora de Peña nos sabe a poco. Pero es una hora entre amigos y amantes de esta ciudad. La cita es para el segundo viernes de noviembre y, entre otros tantos estímulos, para esa ocasión nos convoca la celebración del aniversario 101 de la llegada de la momia egipcia (que se expone en el Museo “Emilio Bacardí”) a Santiago de Cuba.

Después de lo visto en este mes, sabemos que el reencuentro está seguro.

Más fotos en nuestra página de Facebook



Primeras “crónicas de mi ciudad”

Solo es posible imaginar el esfuerzo, la tensión que hay detrás de la organización de una de las tantas peñas culturales que, por suerte, van colmando los días de Santiago de Cuba, cuando uno se ve envuelto en ese ajetreo de coordinar invitados, crear un guión agradable, luchar contra el tiempo.

Pero que satisfacción embarga con el último acorde, y ese momento extraordinario en el que un público que ha aceptado la invitación, se acerca y comenta y agradece y elogia la propuesta que les hemos llevado.

Este viernes 13 de septiembre, a las 4 de la tarde, nació oficialmente la peña cultural “Crónicas de mi ciudad”, dedicada a mirar la historia de Santiago de Cuba, desde la percepción de los cronistas y su obra.

La Sala de Arte del Museo Provincial “Emilio Bacardí”, fue el escenario escogido para esta peña cultural. Amén del calor reinante, el placer de unir historia, música y artes plásticas en un mismo espacio, singulariza esta propuesta.

La anfitriona, Giselle Lage, acompañada por Fernando Guerrero

La anfitriona, Giselle Lage, acompañada por Fernando Guerrero

Para esta primera edición la joven cantante santiaguera Giselle Lage, anfitriona de la peña, convocó al Dúo Estocada, una elección que demostró su valía, según los elogiosos comentarios despertado por la actuación sus integrantes (Carlos y Julio), quienes destacan por su trabajo con las voces y los arreglos musicales para dos guitarras.

Dúo Estocada y Fernando Guerrero

Dúo Estocada y Fernando Guerrero

Otro de los invitados musicales fue el guitarrista acompañante y trovador Fernando Guerrero, quien en esta ocasión acompañó a la anfitriona en tres piezas musicales, entre las cuales no faltó el homenaje a César Portillo de la Luz, con su “Contigo en la distancia”.

En el acápite dedicado a las entrevistas, Noel Pérez García conversó con las jóvenes historiadoras Julieta Aguilera Hernández y Elizabeth Recio Lobaina.

Julieta es investigadora, miembro de la Unión Nacional de Historiadores de Cuba (UNHIC) y en el período 2007-2011, se desempeñó como Cronista de Santiago de Cuba, en la Oficina del Conservador de la Ciudad (OCC).

Elizabeth, por su parte, también investigadora y miembro de la UNHIC, es la actual Cronista de la Ciudad.

Con ellas se conversó sobre la cronografía oficial. Se conoció que no es hasta 1910, con el nombramiento de Don Emilio Bacardí, que aparece en Cuba la figura de un cronista oficial, aun cuando desde muy temprano en la historia, el hábito de recoger en crónicas la vida del país ya existía.

También se hizo una comparación entre la cronografía oficial del siglo pasado y la labor que hoy se realiza en la OCC. En ambos casos, se demostró, todavía continúa un esfuerzo personal, siempre difícil, y que exige un inmenso amor y entrega por parte de quien lo hace.

Momento de la entrevista. De izquierda a derecha, Noel Pérez, Julieta Aguilera y Elizabeth Recio

Momento de la entrevista. De izquierda a derecha, Noel Pérez, Julieta Aguilera y Elizabeth Recio

Otro de los objetivos de “Crónicas de mi ciudad” es el de promover la labor del Museo Provincial “Emilio Bacardí”, institución que gentilmente ofrece sus instalaciones para este empeño. En este sentido, los asistentes a la peña pudieron conocer de las Exposiciones transitorias y del mes, que se pueden disfrutar en el museo, así como las que serán inauguradas próximamente dedicadas a los hermanos Tejada (José y Félix), en el caso de la muestra transitoria; y a la vida y obra de José Boffil Cayol (muestra del mes de octubre).

Al finalizar, se invitó a los presentes a depositar flores en el monumento dedicado a Emilio Bacardí, frente al museo que muestra su nombre.

Julieta deposita flores a Bacardí

Julieta deposita flores a Bacardí

Inició así “Crónicas de mi ciudad”, una apuesta por otra mirada a la historiografía santiaguera. Su primera edición ya forma parte de la cronografía oficial de estos tiempos. Ahora el reto es mantenerlo.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Navegador de artículos