Santiago en mí

Archivo para la etiqueta “música tradicional santiaguera”

Eva Griñán, mi homenaje

Eva GriñánMurió Eva Griñán. Comparto el pesar de muchos. Otros tantos debieran hacerlo. Toda Santiago de Cuba. Quizás Cuba entera.

Es que Eva Griñán es una voz imprescindible en el panorama musical santiaguero. Solo esa latente “fatalidad geográfica” no le permitió brillar todo lo que podía, en el ámbito nacional, lo cual, en cambio, no fue óbice para destacarse en escenarios foráneos, como ese que aún la espera, sin saber que ya no está.

A Eva aprendí a admirarla mucho antes, cuando la conocí con su siempre elegante presencia en los escenarios bolerísticos de Santiago de Cuba. Impresionaba su voz eterna, esa que no conoce del tiempo, que se burlaba de los micrófonos, dominando toda la Sala Dolores con sus canciones, a garganta pura, en unos Boleros de Oro.

La última presentación pública de Eva Griñán fue, quizás, durante la Gala por el Aniversario 60 del asalto al cuartel Moncada. Ya entonces le aquejaba un malestar físico que nadie presintió fatal. NI siquiera ella.

Unos meses antes, tuve la suerte de conocer a otra Eva, la que sigue fuera de los escenarios, y se descubre jaranera, llena de vida, humilde. Compartimos una noche de homenaje a Mirtha Arencibia en su barrio, durante el Festival Boleros de Oro.

El regreso lo hicimos juntos, a pie, por las calles de Santiago de Cuba a las 10 de la noche. Casi todo el camino lo invirtió Eva en aconsejar a una joven talento de la cancionística santiaguera; con humildad, le mostraba algunos de sus secretos para mantener esa lozanía, esa voz envidiable.

Hubo un instante en el que dejé caer un bulto que transportaba en mis manos, justo en el momento en que Eva confesaba sus 66 años. Ella, sonriente, le dijo a nuestra acompañante: “fíjate que hasta él se asustó cuando dije la edad”.

Así era Eva. Por eso muchos la lloraron ayer, y le cantaron. Por eso, de ahora en adelante, las cuerdas de la guitarra del maestro Gabino Jardines, su infatigable amigo y compañero de tantos años, llorarán (y cantarán) eternamente, por Eva Griñán.

Donde quiera que esté, larga vida.

Eva y Gabino, un duo inseparable

Eva y Gabino, un duo inseparable

Navegador de artículos