Santiago en mí

Archivo para la etiqueta “narración oral”

Caribe 2000: hacia los veinte años, sin sustos

 

Edición 32 de la Fiesta del Fuego

El Encuentro de Comunicadores Sociales «Caribe 2000» tuvo lugar como parte de la Fiesta del Fuego

Recientemente tuve oportunidad de participar en el XIX Encuentro de Comunicadores Sociales del Caribe, “Caribe 2000”, durante la denominada Fiesta del Fuego, celebrada del 3 al 9 de julio en Santiago de Cuba.

Fue una experiencia interesante, dada la pluralidad de voces, medios y temáticas abordadas durante los cuatro días de trabajo que tuvieron lugar en el cine Rialto, de esta ciudad.

Pero, ¿qué es “Caribe 2000”?, ¿qué esperar de sus sesiones?, ¿qué mensaje transmitir y cómo hacerlo para que sea aceptado? Muchas de estas preguntas no dejaron de darme vueltas en la mente mientras nacían las cuartillas de “Santiago en mi: una mirada a la ciudad desde la blogosfera”, trabajo que enviaría como mi contribución al Encuentro…

Sin embargo, mi participación en “Caribe 2000” se vio afectada por otros compromisos laborales, por lo que las respuestas a esas interrogantes no pudieron ser evacuadas en su totalidad; más allá de la impresión dejada por algún que otro debate y presentaciones realizadas.

Pasaron así varios días, semanas incluso, y la vorágine de trabajo relegó a ese segundo plano de las ideas pospuestas, la posibilidad de un mayor acercamiento al cuándo, cómo, y por qué de Caribe 2000.

No fue sino hasta hace poco que pude hacer un aparte y contactar con Juan Antonio Tejera, coordinador del Encuentro de Comunicadores Sociales del Caribe para, de forma algo informal (no creo que Tejera sea de los que gustan de los formalismos), conocer más sobre el evento que durante XIX años se ha vinculado a las actividades del Festival del Caribe.

En un breve mensaje electrónico Tejera dio respuesta a mis interrogantes y con un Bueno amigo mío, selecciona lo que te parezca más interesante…”, nos acerca al pasado, presente y futuro de “Caribe 2000”.

Mira, [el Encuentro de Comunicadores Sociales del Caribe] surge hace 19 años (1993) a causa de que existía la llamada Asociación Cubana de Estudios del Caribe, una ONG que finalmente no fue aprobada. Yo fui electo como secretario de Comunicaciones y Relaciones Exteriores y me surgió la idea de crear en el Festival un espacio para los comunicadores, recuerda Tejera.

Sobre el por qué del denominativo “Caribe 2000”, empero, no dio muchos detalles. Nos aproximábamos al año 2000; dice, y de inmediato asegura que la respuesta a esa pregunta será dada en el próximo taller, en el año 2013.

¿Qué distingue a “Caribe 2000” entre los eventos de comunicación y, en especial, dentro del Festival del Caribe?

Se distingue porque no es un espacio donde solo tengan lugar presentaciones de los medios tradicionales. Aquí todo el que tenga algo que decir es considerado un comunicador y por tanto tiene un espacio. De hecho aquí se han presentado muy diversas formas, desde telépatas hasta palomas mensajeras, trasmisiones de radioaficionados y el uso de la comunicación en proyectos sociales.

Dentro del festival es un espacio muy abierto que no limita la participación ni los discursos, donde todas las opiniones tienen lugar y se debate ampliamente, sin que sea necesario llegar a un consenso. De hecho fue el primer lugar dentro del Festival donde se tocó el tema de género y racismos y homosexualidad.

¿Cuáles han sido los mayores retos?

Su mayor reto ha sido la propia existencia. En los últimos años hemos tenido que auto sostenernos con la ayuda de instituciones como el Centro Provincial de Cine, la Asociación Cubana de Comunicadores Sociales y la UNEAC. En este momento el más grande de todos es celebrar su 20 aniversario con un enorme taller donde concluyan muchas de las personalidades que han asistido en estos años.

En cuanto al futuro del Encuentro…Tejera se muestra muy optimista, aunque afirma que depende del trabajo conjunto, [y de] una mayor integración local de los comunicadores y también caribeños.

Y concluye: De todos modos logar sostener el Encuentro durante 20 años tiene la ventaja de que nada puede asustarnos.

Queda entonces todo listo para la celebración del vigésimo aniversario del Encuentro de Comunicadores Sociales del Caribe. Tejera y el resto de los organizadores, ya están envueltos en su organización. Como uno más de los participantes solo resta desearle éxitos y un feliz cumpleaños.

Tomás, el verdugo

Por José Antonio Tejera[1]

En la década del cincuenta, en el siglo diecinueve, en esta ciudad existía un verdugo oficial que respondía al nombre de Tomás González. Lo curioso es que se formó un verdadero “corre corre” cuando este Tomás que algunos con nada de respeto y sí mucho de miedo llamaban “Don”, pero de lejos y sin estrecharle la mano, manifestó que se encontraba enfermo. Y es que no resultaba sencillo encontrar un sustituto. ¡Nadie quería desempeñar tal función! Por ello cuando el verdugo manifestó que sabía cuál era su medicina, el Ayuntamiento a pesar de la acostumbrada falta de fondos que padecía, aprobó una partida para su tratamiento: pasar un tiempo en el campo. Y aunque algunos pensaron que se trataba de un ardid para tomarse unas vacaciones con todos los gastos pagados, fue enviado a la hacienda del Alguacil Mayor para que permaneciera allí con la orden de que se le proporcionaran todos los cuidados necesarios, con un tratamiento justo y, de esta forma lo escribieron en las actas capitulares: ¡de suma humanidad! ¡Así consta en los documentos oficiales!

Pues nada, Tomás González, verdugo oficial de esta ciudad, al parecer se había salido con la suya y, convertido en todo un personaje, partía hacia la ya mencionada hacienda, a pasar unos días como todo un potentado, con los servicios y cuidados necesarios, como correspondía a alguien de gran valía.

Por supuesto, la historia tiene digamos que continuación y final. Por cierto, este último, el final,  fue algo que conmocionó a esta ciudad.

La hacienda del Alguacil Mayor, donde había sido enviado para su recuperación, nuestro amigo el verdugo Tomás estaba en Morón. No, no en Camagüey, sino cerca de San Luis. Desde allí se enviaban periódicas noticias sobre su estado de salud. Finalmente llególa última. Elpresbítero Tomás Espino, mandó una comunicación donde informaba que el verdugo, Tomás Gonzáles, se encontraba, ¡en el lugar que le correspondía! No, no se trataba de que había ocupado su plaza en otra población. ¡Estaba en el cementerio! ¡Había fallecido a pesar de todos los esfuerzos realizados por el ayuntamiento buscando su sanación y su retorno!

¡Ahora había que buscar otro!, pero, ¿dónde? Nadie quería ocupar dicho cargo a pesar de que se trabaja ocasionalmente. Y es que el que lo aceptaba se convertí, sí, en un personaje pero alejado, solitario, sin amigos y con pocas posibilidades de encontrar una compañía femenina. En realidad este hecho conmocionó a los santiagueros y las autoridades de inmediato se fueron en busca de una solución: ¡le propusieron el cargo a un esclavo que incluso estaba en la cárcel! Sí, lo aceptó, pero poniendo toda una serie de condiciones que iba modificando a medida que se las iban aceptando. Finalmente dijo que prefería estar en la cárcel que ser un verdugo con lo que, ya usted se ha dado cuenta, no termina aquí la historia de los verdugos en esta ciudad. Alguna vez continuaremos con ella.

 


[1] Lic. Juan Antonio Tejera Calzado (31 mayo 1941-)

Gradudado Licenciatura  en Física/ Universidad de Oriente. Graduado Comunicaribe Course. West Indian University. Escritor y Director Programas de Radio. CMKC y CMKW, Santiago de Cuba, Radio Guantánamo y Radio Tunas. Escritor Programas de TV. Tele Turquino. Redactor Revista Excelencias Turísticas del Caribe. Sección Historia y Etnologías. Publirreportajes. Redactor Director Revista Correo Bautista. Coordinador del Taller de Comunicadores Sociales “Caribe2000”. Festival del Caribe (18 ediciones). Secretario de Relaciones Públicas e Internacionales Comité Gestor Asociación Cubana de Estudios del Caribe. Miembro de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC). Miembro Fundador del Ateneo Cultural Lic. Antonio Bravo Correoso. Premio Nacional de la Radio 1984. Premios Caracol UNEAC 1992, 1994. Miembro del Comité Organizador Premios Caracol Santiago, 2005, 2006, 2007, 2008 Decenas de Premios Provinciales dela Radio. Colaboradordel Boletín Cultural “Atenea”. 2001. Conferencista y Moderador de la Exposición y Taller de Religiones Afrocubanas. Santiago de Compostela. 1999. Investigador de Religiones Afrocubanas. Colaborador del Programa Imágenes Afroamericanas. Radio Nacional de Venezuela. Colaborador de la Casa del Caribe. Escritor y Director del Programa Históricos santiagueros. Estampas y La Ciudad te Cuenta. Creador de más de veinte programas dela radio. Presidentede la Comisión de Calidad y Consejo Artístico dela Radio. CMKW.Reconocimientosde organismos: Poder Popular, UJC, Dirección de Artes Escénicas, Casa del Estudiante Casa de las Tradiciones, ANAP, Dirección de Deportes, etc. Profesor curso formación escritores. Coordinador del Concurso Fotográfico “Mujeres de Hoy”. Realizador de Videos y CD-Rom. Grupo Cuba-Italia. Conferencista en la Asociación de Mujeres Latinoamericanas. Berlín. 1999. Conferencistas Curso Verano Universidad Davis-Casa de las Américas. Coordinador de Taller UC Davis-UNEAC Santiago. Cultura Afrocubana. Conferencista. Miembro de la Comisión de Calidad dela Radio. Vicepresidente Asociación Cine, Radio, TV UNEAC.

 

Navegador de artículos