Santiago en mí

Archivo para la etiqueta “oficina del conservador de la ciudad”

Esperando por las cascadas

La primera vez que escuché hablar del proyecto fue a manera de queja. Mucho después el tema ha salido a relucir, una y otra vez, en diferentes oportunidades, escenarios, y de boca de diferentes personas; pero siempre mantuvo el tono de reproche. ¿Una nueva fuente y una cascada de agua en Santiago de Cuba; con esta sequía?

Hasta hoy me había abstenido de emitir criterio alguno. En primer lugar porque he seguido el proceso de construcción de ambas obras como algo ajeno, que veo crecer, de un día a otro, entre las barandas de las camionetas en las que paso rumbo a (o desde) Plaza de Marte. En segundo lugar, porque cuanto sabía del mismo era fruto de los comentarios de la gente en la calle; por un motivo u otro no había accedido a la información oficial sobre el proyecto en ejecución.

Ahora aparece en la edición digital del semanario Sierra Maestra, un detallado artículo sobre estas «cascadas de agua en el centro de Santiago de Cuba». Entre los muchos aspectos técnicos expresados en el mismo, el artículo explica: «El proyecto lleva una cisterna para alimentar los surtidores, que impulsarán el agua que luego descenderá por entre las piedras hasta un receptor que la enviará nuevamente a la cisterna, para reciclarla».

El resaltado es mío. La palabra, creo, es clave: reciclaje; al menos me parece que esa fue la intención. Por sí sola debería calmar los ánimos: no se gastará agua en exceso, con unos pocos metros cúbicos bastará, siempre será la misma agua. Tal vez.

Lo cierto es que habrá que esperar a ver en marcha las tan mentadas fuentes y cascadas para apreciar mejor lo que hasta el momento es ladrillos, rocas y cemento. Llegará el momento de mirar con asombro esta obra de ingeniería y, por qué no, sentirnos orgullosos de nuestros constructores, proyectistas, ingenieros, etc. Habrá que esperar.

No obstante, este nuevo proyecto, de los tantos y tan achacados al quinientos aniversario de la ciudad deja, al menos para mí, una lección. ¿Se le consultó a las personas si estarían de acuerdo con la realización del mismo?. ¿Acaso no son los que día a día pasan por esta céntrica intersección, los que viven cerca, todos los santiagueros, los principales usuarios de esta obra? Me gustaría pensar que de haberse hecho tal consulta, la respuesta hubiera sido «sí, hágase»; porque me gustaría creer que los gestores del proyecto habrían tenido la capacidad, los argumentos, la paciencia, para convercerlos.

Tal vez así, cuando un transeúnte protestara ante las nuevas fuentes y cascadas, que hoy, en medio de esta sequía se erigen, quizás, como la típica soga en casa del ahorcado, o el pan en casa del hambriento; otro le sabría explicar de qué va todo, con capacidad, argumentos y paciencia.

Eso sí, espero que una vez en marcha nunca, nunca, les falte el agua y pasen a ser, como suele ser la la tan cercana fuente del Parque Abel Santamaría, otras moles de cemento reverberando bajo el bochornoso verano santiaguero.

Obras de las cascadas de Garzón. Foto: Sierra Maestra

Anuncios

Callejeros, pero no olvidados

Día a día deambulan por las calles de la Habana Vieja. Para los habitantes de este municipio capitalino ya son parte de la cotidianidad; ahora también para todos los cubanos que disfrutamos de la más reciente Crónica del domingo de Julio Acanda, en el Noticiero Nacional de Televisión. Son (aún) perros callejeros, pero ahora el adjetivo los dignifica, gracias a una suerte de carnet de identidad que cuelga de sus cuellos.

No sé de quién habrá sido la idea original, pero una vez más hay que agradecerle a la Oficina del Conservador de la Ciudad de La Habana (OCCH), bajo la dirección de Eusebio Leal, por estas muestras de civilidad y cultura que regala a todo un país. Con este gesto, la OCCH demuestra que en el rescate de una urbe no olvida a nadie, ni siquiera a esos seres vivos que componen su paisaje y se vuelven (ya lo sabrán los custodios de los centros aledaños) compañía imprescindible.

Ahora oficializados merced de su nueva identidad, estos perros han escapado al destino que aún acecha a otros tantos similares, no solo en la capital, sino en toda la isla, porsupuesto, también y tristemente, aquí en Santiago de Cuba. A los de Leal ya no los persigue el carro-jaula, sino los turistas con sus cámaras; ya no encuentran motivo para huir a la mano de hombre, ahora les aceptan gustozos los restos de comida que le ofrecen.

Tan sencillo.

Ojalá la crónica de Acanda haya conmovido a muchos, como hizo conmigo. Me gustaría caminar por Enramadas y no tener que esconder la mirada ante el lamentable espectáculo de un perro abandonado a su suerte y a la sarna, temeroso de la mano que le tiende un trozo de comida (¡tantos palos que le dio la vida!); haciendo equilibrios en su tanta hambre.

Me gustaría poder acariciar la cabeza oficializada de un cachorro con su identidad al cuello; que en las noches reposa sus patas andariegas junto al custodio de alguna institución, compartiendo panes e insomnios. Mucho que me gustaría.

Nosotros, tan dados que somos a copiar lo ajeno, al menos deberíamos ser capaces de imitar lo realmente imitable. Este sería un buen ejemplo. Ahora sería un buen momento.

Otro espacio para el arte en popular calle santiaguera

Proyecto Cultural Comercial Espiral

Santiago de Cuba, 17 jul.- La filial del Fondo Cubano de Bienes Culturales (FCBC) en Santiago de Cuba abrirá el próximo sábado el Proyecto Cultural Comercial denominado Espiral, que aportará a la reanimación de la popular calle Enramadas, en esta ciudad.

Estará enclavado en un área espaciosa -contigua al Cine Oriente-, donde se disfrutará variedad de artesanía utilitaria y ornamental.

A la feria expositiva y comercial -diseñada en novedoso sistema de carpas verdes- podrán concurrir representaciones de otras filiales del FCBC, con lo más auténtico de sus producciones artesanales y artísticas.

Hipólito Lobaina, especialista de Promoción, Imagen y Desarrollo del Fondo en esta provincia oriental, explicó a la prensa que se sumarán los creadores que interactúan con diversos públicos y comercializan sus obras en la calle Heredia, también en el Centro Histórico.

En la programación cultural del proyecto y su expo-venta, se insertarán la Empresa de Grabaciones y Ediciones Musicales, Casa de las Américas, el Centro Provincial del Libro, ARTEX y el Consejo de las Artes Plásticas, entre otras instituciones.

Espiral es un regalo para los santiagueros, en el aniversario 60 de los asaltos a los cuarteles Moncada y Carlos Manuel de Céspedes, histórica fecha que se celebrará en un acto central en esta ciudad el próximo día 26.

Para la apertura del nuevo proyecto, está anunciada la presentación del título El juicio del Moncada, de la reconocida escritora y periodista cubana Marta Rojas, a la vez que habrá ofertas culturales y gastronómicas.

La calle Enramadas es la principal arteria comercial de esta urbe, donde se concentran tiendas, librerías, unidades gastronómicas y otros puntos de venta, además del Palacio de Computación.

Escrito por Marlene Montoya (AIN)

Con nuevos atractivos el entorno de la Plaza de Marte (+fotos)

plaza de marte

Rumbo a las celebraciones por los 500 años de fundada la villa de Santiago de Cuba, en la ciudad se reaniman los principales entornos con valores patrimoniales, entre ellos el Centro Histórico, una demarcación que combina emblemáticos sitios de la arquitectura cubana, visuales sugerentes que seducen a los transeúntes, además de inmuebles y calles históricos, y edificaciones con atractivas y novedosas ofertas.

casa del vino_plaza de marte (2)

El vino ya tiene su casa en Santiago de Cuba

Con la reciente apertura de la Casa del Vino en el entorno de la Plaza de Marte –espacio público considerado la entrada a la parte más antigua de la ciudad de Santiago de Cuba- el Centro Histórico de la urbe, Monumento nacional desde el año 1978,  adquiere nuevos atractivos.

A precios muy asequibles, se puede llevar a casa una botella de la aromática bebida, fabricada artesanalmente a partir de frutas exóticas y autóctonas de la región como lo son el marañón, la uva y el tamarindo. Otras producciones, a partir de la remolacha, la piña, la carambola, el boniato, el tomate, la manzana y la uva pasa, desafían el paladar y la imaginación de cualquier persona que quiera disfrutar del sabroso líquido.

La fabricación de estos vinos corren a cargo de los miembros del Club Siboney, integrado por una decena de miembros y cada uno con su propia mini industria, que tienen como objetivo rescatar el arte de crear la bebida, a la vez que experimentan con las más disímiles materias primas presentes en la región oriental del país, y siempre a la búsqueda de nuevos sabores.

casa del vino_plaza de marte (1)

Chocolatera y licorera, lugar que gozará de la preferencia entre santiagueros

Día a día los santiagueros que a diario trasmitan por la Plaza de Marte, han visto que frente a esta plaza se convierte un antiguo local, que data de 1909, en la primera chocolatera y licorera de la ciudad.

La unidad se especializará en la elaboración y el expendio de esos productos y sus derivados del chocolate y licores, estará ubicada en la intersección de las calles Paraíso y Aguilera, y contará, además, con un área expositiva en el lobby y servicios en el patio y salón climatizado.

Esta obra, que se prevé abra al público dentro del jolgorio por el aniversario 60 del asalto al Moncada, implicó complicados trabajos de rehabilitación, que incluyeron la colocación de un soporte metálico para colocarle encima el entrepiso, y luego, las losas del piso, el enchape y el resane.

tienda de instrumentos musicales sindo garay

Tienda de instrumentos musicales “Sindo Garay”

Muy pronto abrirá la tienda “Sindo Garay”, también frente a la Plaza de Marte, que ofrecerá la oportunidad al público santiaguero y visitante, en especial a los artistas profesionales y aficionados del territorio, de contar con nuevas y variadas ofertas de este tipo cumpliendo un viejo anhelo de años.

En el inmueble se comercializarán instrumentos como las guitarras de estudio y personalizadas, el tres, laúd, otros de percusión, el bongó, güiro, claves, y maracas; y otros de pequeño y mediano formato destinados al público infantil.

Los productos que podrán ser adquiridos por los interesados serán construidos en la Fábrica Sindo Garay, encargada de abastecer la enseñanza artística santiaguera y nacional, y que se distingue por la calidad de sus piezas.

plaza_de_marte_santiagodecuba_2013

Plaza de Marte, la entrada al Centro Histórico de Santiago de Cuba

Impresionante resulta la cantidad de personas que a diario transitan por la Plaza de Marte, lugar que constituye el nexo entre la parte más antigua y moderna de la urbe, siendo la calle Enramadas una gran autopista de los transeúntes.

Previo a las celebraciones por el medio milenio de la ciudad de Santiago de Cuba, se realizan trabajos en algunos lugares que valores patrimoniales y de importancia para los pobladores del territorio.

Uno de ellos es este entorno, el de la Plaza de Marte, que desde hace algunos años ha visto incrementar sus atractivos con la apertura de varios centros gastronómicos y culturales, que sin lugar a dudas revitalizan la zona.

Entre ellos está el Iris Jazz Club, considerado por muchos artistas de renombre nacional como uno de los mejores lugares para disfrutar ese ritmo en el país, también el Café Mama Inés, que ofrece la posibilidad de degustar el té y el sabrosa café en varias modalidades –con queso, cappuccino, con ron, entre otros-, con el atractivo singular de acompañarse de la música del inigualable Bola de Nieve, además de La Avispa, unidad abierta recientemente y que comercializa productos derivados de frutas y vegetales.

Actualmente se trabaja en la reparación de un local para ser convertido en un centro destinado al expendio de frutas y jugos naturales y se continúa en las labores del conservación del Hotel Rex, donde se alojaron un grupo de asaltantes al cuartel Moncada horas antes del 26 de julio de 1953.

Navegador de artículos