Santiago en mí

Archivo para la etiqueta “Orquesta Sinfónica de Oriente”

Beethoven, Cats y congas: un concierto de palo pa´ rumba

Me costaba imaginar a una orquesta de provincia interpretando nada menos que una selección de Cats y la Quinta Sinfonía de Beethoven. No era por restarle méritos a la Sinfónica de Oriente, pero era enorme el reto de hacer el gran éxito de Broadway y la obra más conocida del compositor alemán. Pero sí. Lo hizo y con el desenfado y la maestría con que tocan los grandes. Impresionante la presentación del sábado en la noche en la Sala Dolores.

No dudo que haya sido idea del director Jorge López Marín, un villaclareño loco por la música que compartió esta vez el escenario con los de Santiago de Cuba. Era realmente atrevido el repertorio, y por si fuera poco, mezclarlo con congas y caringas. Como diría él mismo, era como “ir de palo pá rumba, pero esta vez de sinfonía a congas”.

La Orquesta lo hizo excelente. No hubo nota mal puesta ni sonido atrasado que empañaran el espectáculo. Los artistas disfrutaron el momento y demostraron que un conjunto de su tipo no es solo buena dirección. Extremadamente difícil y bella, interpretaron la Quinta Sinfonía de Beethoven en su versión original, con todo el rigor y la destreza que implica.

Jorge López Marín, por su parte, dirigió con admirable soltura. Desechó partituras y apeló a una impresionante memoria rítmica durante todo el concierto. Coreografío con las manos las piezas interpretadas mientras invitaba a los músicos a soñar junto a él. Parecía salirse del estrado. El espacio le quedaba pequeño.

No menos sorprendente fue la actuación de María Isabel Prado con selecciones de Cats. Atrevido el repertorio que incluyó Macavity y el clásico Memory, y con el cual deslumbró a los presentes. Ayudó su experiencia como cantante lírica, y al estilo Broadway nos reafirmó que había valido la pena salir de casa para verla actuar.

El concierto de la Sinfónica de Oriente cerró con tres piezas del maestro López Marín, dos congas y una caringa de su autoría, todas con atractiva sonoridad y buen gusto, pero que hubieran brillado más sino hubieran tenido que competir con el precedente de los clásicos interpretados. Pero el público ya estaba alerta, la presentación iba de palo pa´ rumba, o mejor dicho, de sinfonías a congas.

Exceptuando la mezcla, la presentación del sábado fue impresionante. No hizo falta regresar al siglo XIX para escuchar la obra más conocida del compositor alemán, ni ir a Broadway para ver Cats. En la prensa la reseñarían como “de lujo”. Yo me quedo con especial.

Tomado de Beethoven, Cats y congas: un concierto de palo pa´ rumba

Exquisito concierto, inicia gira nacional de la Orquesta Sinfónica de Oriente

Cosette Justo, directora de la Orquesta Sinfónica de Oriente, de celebraciones por sus 50 años de creado

Una gala realizada con gran maestría por los integrantes de la Orquesta Sinfónica de Oriente, inició la primera gira nacional del grupo de concertistas que celebra los 50 años de creado.

El programa incluyó las interpretaciones de la Sinfonía Española, de la autoría del francés Édouard Lalo, y la pieza Nuevo Mundo, del compositor checo Antonín Dvorák.

Cosette Justo Vega, directora general, dijo a TV Santiago que la Sinfonía Española se caracteriza por ser un número fuerte, con gran energía, cargada de efectos y elementos rítmicos, lo que mereció intensas jornadas de ensayos de los músicos.

Completaron la lista algunos temas populares como el conocido A Bayamo en Coche, del arreglista Adalberto Álvarez; Frutas del Caney, del escritor santiaguero Félix B. Caignet, y Guayabero del tresero Faustino Oramas, incluidos en el disco de audio “Popularmente Sinfónico”.

El periplo incluye las provincias de Las Tunas, Camagüey, Ciego de Ávila, Sancti Spíritu, Cienfuegos, y cerrará en la Sala Covarrubias del Teatro Nacional, en La Habana, el día 30 de septiembre.

Hoy la Orquesta se muestra rejuvenecida, de los 82 músicos la mayoría son muy jóvenes, y siguen colaborando algunos de los fundadores y otros de gran experiencia, acotó Justo.

Este 2012 ha sido una gran fiesta por los 50 años, agregó la directora general, y dijo que la gira nacional había sido pospuesta por disímiles razones, pero realizarla a final de año, viene a ser una suerte de cierre de lujo en estos meses de jolgorio.

Fundada en marzo del año 1962, la Orquesta Sinfónica de Oriente ha compartido escenario con artistas importantes, entre los que se destacan Enrique Pérez Mesa, Guido López Gavilán, Bernard Rubenstein, Yoshikato Fukumura, Frank Fernández y Leo Brouwer.

Considerada institución insignia de la música de Santiago de Cuba, a la par de los temas clásicos, cultiva otros pertenecientes a al repertorio popular, fundamentalmente de compositores de este territorio.

Tributo musical a Frank País García por el aniversario 55 de su muerte

Solemnidad y emotividad sobresalieron en el concierto que esta noche acaba de ofrecer el maestro Frank Fernández, dedicado a la memoria de Frank País García, a 55 años de su asesinato. El concierto contó con la participación de músicos de las orquestas sinfónicas de Camagüey, Holguín, y la Sinfónica de Oriente, agrupación dirigida por el maestro Enrique Pérez Mesa.

Lázaro Expósito Canto, primer secretario del Partido Comunista de Cuba en la provincia de Santiago de Cuba; Rafael Bernal, ministro de Cultura, y Reinaldo García Zapata, presidente de la Asamblea Provincial del Poder Popular (Gobernación) asistieron a la velada, en la sala de conciertos Dolores, en el centro histórico de esta urbe.

Emocionado varias veces durante su actuación, Frank Fernández destacó las cualidades de hombre íntegro y la fina sensibilidad artística y humana que coincidieron en el joven Frank País, que con solo 22 años era uno de los jefes principales del Movimiento Revolucionario 26 de Julio que luchaba contra la tiranía de Batista.

Un repentino corte en la generación eléctrica dejó completamente a oscuras el recinto principal de la Sala Dolores, en medio de la interpretación de uno de los temas del programa que a pesar del incidente nunca detuvo la ejecución musical del pianista Frank Fernández y los integrantes de la gran orquesta.

In memorian (a Frank País), de Harold Gramatges; Tema de Celia, Tema de amor de La Gran Rebelión, y Cuando pienso en el Che, de Frank Fernández, ocuparon la parte inicial de la velada en honor al joven revolucionario masacrado en las calles de la ciudad por la policía de la tiranía de Fulgencio Batista.

Un segundo momento del concierto incluyó Concierto No. 4 Op. 58 en Sol Mayor, de L.V. Beethoven, con tres movimientos; La bella cubana, de José White, y Malagueña, de Ernesto Lecuona.

Fue tal la identificación de Fernández con el público santiaguero, y tan sentidas sus referencias a la sensibilidad de Frank País, que el concierto se extendió a dos o tres temas más, con el cierre de Tierra Brava, de Frank Fernández, un número muy popular que musicalizó la telenovela del mismo nombre.

El público que abarrotó la Sala Dolores, sitio reiteradas veces ponderado por el concertista, aplaudió largamente al final de la presentación y en gesto recíproco, Fernández mencionó nuevamente a Frank País y lanzó flores a la platea.

Tomado del Periódico Sierra Maestra

Navegador de artículos