Santiago en mí

Archivo para la etiqueta “Peña cultural”

La historia de los dentistas y barberos en Santiago de Cuba (+fotos) (+video)

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

A veces solemos encasillarnos. En lo personal, en lo profesional; en diversos aspectos de la vida. Suele suceder que no es más que una respuesta natural a la vorágine del día a día, a tantas cosas que aguardan en el tintero y las que aparecen de sorpresa, imperiosas, poniendo de cabezas nuestro mundo. En esos casos entonces, se aboga por lo más fácil, por lo conocido.

Pero a veces el camino más conocido no es el mejor. Pues la rutina, la reiteración de imágenes y lugares, puede traer resultados opuestos a lo esperado.

Este encasillamiento, este facilismo de caminar por lo conocido, tiende a asumir matices extraordinarios en el ámbito de la cultura. Así, vemos un programa televisivo que es copia fiel de otro; o un acto cultural con una estructura que apenas dista de tantos otros celebrados o por celebrar; una peña que no evoluciona o se arrastra en ese mar de lugares comunes cuando de escoger temática se trata.

Afortunadamente, muchos de los espacios culturales o peñas que en los últimos tiempos marcan pautas en la ciudad, han logrado escapar de estos atolladeros. Sin embargo, la celebración en Santiago de Cuba (y en todo el país) de la Jornada por la Cultura Cubana, en conmemoración al Día en que por primera vez se entonaron las notas de lo que luego sería nuestro Himno Nacional; se ofrecía como un cebo para el facilismo, el recurrir a esos “guiones pre-frabricados” en los cuales el espectador puede adivinar, sin mayores esfuerzos, el orden y naturaleza de las evoluciones artísticas invitadas.

El actor y director artístico José Pascual, anfitrión de la Peña científico cultural Desempolvando

A esa celada, sin embargo, supo escapar con creces la más reciente edición del espacio histórico-cultural “Desempolvando”, que cada tercer viernes de mes celebra el Archivo Histórico Provincial de Santiago de Cuba (AHPSCU), bajo la Dirección Artística del actor José Pascual Varona (Pini). El tema de esta ocasión…pues NO fue el Día de la Cultura Cubana, sino: “dentistas y barberos”.

¿Dislate mayor de los organizadores de la decimoctava edición de “Desempolvando”? Para nada. Por el contrario. Acertada la selección de un tema que abunda en personajes y oficios que también han marcado una impronta en la cultura nacional y que, tal y como se demostró durante la tarde de este 19 de octubre, guarda una historia exquisita, con curiosidades al por mayor.

Invitados especiales para bordar un tema. Por un lado, el Doctor Roberto Nicot, profesor de Historia de la Estomatología, en la Universidad de Ciencias Médicas de Santiago de Cuba; y por el otro, el destacadísimo barbero y peluquero santiaguero Zenón Pizarro, toda una institución en el arte de la peluquería en esta ciudad.

Ambos, ahondaron en los inicios de sus profesiones, no solo en Santiago sino en la historia de la Humanidad; y bien pudieron haber sido uno solo, el Dr. Nicot (Zenón, Zenón y el Dr. Nicot), tal y como en aquellos tiempos en los que pululaban por la ciudades los curiosos giratorios de color rojo, azul y blanco (de los que apenas quedan dos exponentes hoy en Santiago de Cuba), que advertían al transeúnte de que, en el local que encabezaban, se atendían “arterias, venas y luego, el blanco del vendaje”. Tiempos en los que se encargaban del corte del cabello, también podían salvarle de un molesto dolor de muela.

La tarde deparó, incluso, una demostración del arte de la peluquería, gracias a la gentileza de Zenón, y de una joven voluntaria del AHPSCU, quien a todas luces quedó satisfecha de la labor del reconocido peluquero, y llenó de sana envidia a sus colegas de trabajo.

El estilista Zenón Pizarro, uno de los más conocidos en Santiago de Cuba

El estilista Zenón Pizarro, uno de los más conocidos en Santiago de Cuba

De esta forma peculiar, quisieron los organizadores de “Desempolvando” saludar la Jornada de la Cultura Cubana; festín al que también invitaron a los bailadores del Club Amigos del Danzón, del Proyecto Matamoros Son, perteneciente al Foco Cultural de Los Hoyos; al trovador Fernando Guerrero, representante de la trova joven santiaguera, quien ofreció su tema “Si tú” y luego acompañó a la guitarra a la joven cantante Giselle Lage, quien ofreció a su vez, “La gloria eres tú”, tema indispensable en la cancionística cubana.

La solista Giselle Lage, acompañada del trovador Fernando Guerrero

Bailadores del Club Amigos del Danzón, del Proyecto Matamoros Son, perteneciente al Foco Cultural de Los Hoyos

Así, entre los apacibles compases de un danzón, entre la siempre bien recibida canción trovadoresca, entre boleros y un simpático chachachá de la autoría de la Orquesta Aragón, que magistralmente bailaron los invitados del Proyecto Matamoros Son; transcurrió en el hermoso patio interior del AHPSCU, una celebración muy original por la cubanía.

Para el mes de noviembre, ya se prometen nuevas emociones cuando se dedique el espacio a desempolvar la “polémica” historia del edificio que hoy ocupa, en efecto, el Archivo Histórico Provincial de esta ciudad.

Archivo Histórico Provincial de Santiago de Cuba, popularmente conocido como Vivac o Vivaque

Un menú trovadoresco por excelencia (+fotos)

El que la popular Peña del Menú tenga como anfitrión al trovador santiaguero José Aquiles, no ha limitado la oferta a los aderezos de la canción trovadoresca; sin embargo, cuando ocurre que el menú ofrece un especial de esta canción de guitarra y verso, siempre es bienvenido.

Como hace mucho no ocurría en el primer sábado del mes en el patio del Centro Cultural Francisco Prat Puig –no me atrevo a asegurar haya ocurrido antes-, la noche de este 6 de octubre fue totalmente trovadoresca.

A la poesía cantada del anfitrión, con algunos temas no tan habituales, incluido el “Vivir tranquilo” (de 1992) rescatado de La Gaveta del autor; se unió en esta ocasión la voz de Gladys del Monte, trovadora santiaguera que por estos días sacia sus nostalgias en la tierra donde primero se escucharon sus notas, luego de más de tres años de trabajo por tierras mexicanas.

Para mí, lo reconozco, un agradable descubrimiento el texto simple (no sencillo) de Gladys del Monte, quien interpretó los temas “Poesía” (texto musicalizado del poema “Ecuación” de Pedro López Cerviño); “Mérida”, dedicada a la ciudad mexicana que la acogido como propia y “Cada vereda de abril”, un tema ya antológico en su repertorio.

Asimismo, unió su voz y su guitarra al también trovador santiaguero “Cocó”, para la interpretación de “La gota de rocío”, del incombustible Silvio Rodríguez. Finalmente, y como cierre maravilloso, Aquiles y Gladys compartieron el escenario con las “Décimas de noche clara” de Raúl Urquijo.

Momento especial, la conversación sostenida entre el anfitrión y el destacadísimo grabador santiaguero Miguel A. Lobaina Borges, quien compartió con Aquiles y el público presente algunas de sus anécdotas sumadas a lo largo de una extensa y fructífera carrera dedicada a las artes plásticas.

Así, con la jovialidad de Lobaina, con guitarra y canción inteligente, con metáforas y símiles, en lucha constante contra las agresiones sonoras de La Claqueta; transcurrió la noche del Menú; que contó además con la sección habitual del poeta Reynaldo García Blanco y la presencia del periodista y poeta Reinaldo Cedeño, este último con el llamado a una convocatoria dedicada a recordar la trascendencia de la poeta Caridad Pineda.

Un nuevo encuentro con en la Peña Mambisa

A veces Santiago parece hacer mutis y se adentra en una inactividad agobiante, como si se hubiera quedado sin ideas y se resignara a seguir envejeciendo entre montañas hasta el fin de los días. En otras ocasiones hierve de actividad y entonces se vuelve un verdadero dolor de cabeza seguirle el paso a ese movimiento cultural que desborda un fin de semana.

Sin embargo, y por suerte, en medio de ese vaivén la ciudad mantiene espacios culturales habituales que se han ganado un público fiel, a fuerza de calidad, de fidelidad por defender lo mejor de la cultura santiaguera.

Uno de esos espacios es Café Concert, rebautizado por sus fieles como Peña Mambisa, del guitarrista concertista Aquiles Jorge, que cada último viernes de mes acoge el hermoso patio interior del Gobierno Municipal, antiguo Ayuntamiento de la ciudad.

ceremonia de la bandera. Café concertSe trata de una peña que apuesta por la defensa de los mejores valores patrióticos; el rescate de tradiciones; de aspectos poco conocido de nuestras gestas emancipadoras; el homenaje a santiagueros ilustres, rescatados del olvido y la desidia, devueltos a la dimensión humana que los caracteriza.

Y no puede ser de otra forma cuando el anfitrión es un enamorado de la historia, de una herencia familiar mambisa, que reúne a su alrededor a historiadores, cronistas, museólogos y otros apasionados por la historiografía local y nacional.

El pasado viernes 30 de marzo, el Café Concert estuvo especialmente dedicado a los maestros normalistas de Santiago de Cuba, menudos cabellos canosos que agradecieron emocionados el homenaje, ya con palabras temblorosas, ya con poemas declamados con octogenaria pasión.

Para el homenaje, Aquiles se rodeó, como es costumbre, de buenos amigos e invitados de calidad extraordinaria. Los trovadores Alexander Milian y Fernando (lamento no recordar su apellido), rescataron canciones de una de las peñas que en los noventa protagonizaron el acontecer musical santiaguero, desde los salones de la tradicional Casa de la Trova. El cronista José Antonio Tejera (casi un co-anfitrión de la peña), decidió cambiar la crónica que tenía previamente preparada para comentar sobre su relación con la Escuela Normal para Maestros de Santiago de Cuba. Por último, Aquiles presentó a la joven Giselle Lage, pianista acompañante del conjunto Lírico de la ciudad, quien en esta ocasión sorprendió agradablemente a los presentes con una voz extraordinaria, interpretando tres canciones (“Sabor a mí”, “Alfonsina y el mar” y “Cómo fue”) bajo el acompañamiento musical del maestro guitarrista Hermes; especial colofón para la noche que ya caía sobre la ciudad.

Giselle Lage. Café Concert

Todavía la noche guardaría espacios para otros homenajes, en esta ocasión dedicado precisamente al anfitrión de la Peña. La directora de la Editorial Oriente entregó a nombre de todos sus trabajadores, un ejemplar del texto “El ingenio del mambí”, especial regalo que de seguro no hallará mejores manos que la de Aquiles Jorge. Y para confirmar esto, desde ya se adelantaron algunas de las sorpresas que guardará la edición del mes de mayo: la presencia de Hugo Crombet, nieto del General mambí de igual apellido, y la muestra de restos del vestuario que usaba José Martí en su caída en Dos Ríos, el 19 de mayo de 1895.

Hasta entonces, otros eventos culturales colmarán el protagonismo de la ciudad, pero el último viernes de mayo, justo a las seis de la tarde, cuando las cuerdas de la guitarra de Aquiles Jorge canten una nueva versión de su composición “Himnos” (pieza musical que da inicio a cada peña, luego de la ceremonia de arriado de la bandera), entonces será el tiempo de los mambises del siglo XXI; para entonces, solo espero que no tener que aguardar hasta el lunes de la semana siguiente para comentar todo cuanto allí aconteció.

Aquiles jorge. Café Concert

Desempolvando, otra forma de conocer a Santiago de Cuba (+fotos)

Adentrarse en la historia de Santiago de Cuba de una forma original a partir de una exquisita mezcla entre el arte y la archivística como ciencia documental, es el ingrediente irrepetible y singular de la peña Desempolvando, que este 16 de marzo llega a su primer año de creada.

La historia, costumbres, tradiciones, leyendas de la Muy Noble, Leal, Rebelde, Hospitalaria y Heroica Santiago de Cuba, han encontrado asiduos oyentes en el patio del Archivo Histórico Provincial de esta urbe, un espacio que gana nuevos adeptos en  cada entrega.La peña surgió el 27 de marzo de 2011 y su nombre proviene de la intención de desempolvar detalles de una ciudad rica en su pasado a su vez que propone una nueva forma de adquirir identidad mediante el redescubrimiento de la historia a través de los tesoros que resguarda el antiguo Vivac.

Los teatros que existieron en esta localidad, incluyendo los orígenes del coloso teatro Heredia, la aviación y la Loma de San Juan como primer “aeropuerto”, el Parque de Céspedes y todo su magnífico entorno hasta llegar a la contaminada bahía de Santiago, fueron algunos de los temas que inspiraron la realización mensual de la peña.

Como también lo fueron los Carnavales de Santiago de Cuba, únicos por su origen congo, los ritos funerarios y todo lo relacionado con el acto de enterrar a alguien, lo triste y lo risible, dónde y qué se ha bailado en esta urbe suroriental en su devenir, los tristemente conocidos terremotos y su huella física y psíquica en la población, y por último, los matrimonios incluido el primero, también constituyeron temas a desempolvar.

El director artístico y conductor del espacio científico cultural, el también actor José Pascual Varona (Pini), ha logrado aglutinar lo mejor del talento artístico santiaguero, entre ellos dos fundadores el concertista Aquiles Jorge y el Mago Ayra, además del Cuarteto Vocal Adalias, los grupos de teatro Calibán y A dos manos, las muestras del grupo de modas Santiago Tropical entre otros artistas que han desfilado por el patio del archivo provincial.

Justo a las 4 y 30 de la tarde de este viernes 16 de marzo, los santiagueros que repiten la dosis de desempolvando, los curiosos transeúntes y los que asisten por primera vez, podrán ser testigos de las celebraciones del primer año de esta singular peña que desde ya anuncia la presentación por vez primera del Trovador Alejandro, además de desfiles de moda, la actuación del grupo Macubá, y la actuación especial de Pini, creador de tan maravilloso y santiaguero espacio.

Tomado de Desempolvando, otra forma de conocer a Santiago de Cuba (+fotos) « portal de la ciencia cubana.

Navegador de artículos