Santiago en mí

Archivo para la etiqueta “Peña deportiva de la Plaza de Marte”

50 años de Faro y Guía del deporte cubano

Peña Deportiva de Plaza de Marte Faro y Guía, en Santiago de Cuba

Creada el 20 de octubre de 1962, la Peña Deportiva Plaza de Marte “Faro y Guía” ha servido de escenario para acaloradas discusiones relacionadas con el baseball y otras prácticas de la actividad física.

La pelota es para los cubanos una verdadera pasión, sentimientos que fácilmente afloran en Santiago de Cuba durante  la serie nacional de ese deporte, y los juegos panamericanos, mundiales y olímpicos, y que mantienen viva la famosa esquina caliente, una de las primeras en la mayor de Las Antillas.

De referencia nacional es este lugar donde habita el buen debate, los “expertos populares” ofrecen una disertación de estrategias de juego, de las técnicas y las tácticas, y hasta se atreven a calificar a un pelotero, un manager o un árbitro como el mejor.

El juego del día anterior motiva el análisis de los errores, las malas prácticas, y siempre aparecen aquellos que avizoran el futuro y vaticinan los tres primeros lugares  y los resultados del encuentro de la noche o del día siguiente.

Conocer algunas historias de los jugadores, anécdotas de las estrellas del pasado, son prendas que se exhiben orgullosamente cual si fuesen trofeos y provoca las lisonjas de los participantes.

Aunque el lenguaje común es la pasión compartida por la pelota, siempre existen los momentos en que se sube el tono de esta tertulia.

Abundan los razonamientos lógicos en la mayoría de los casos, pero también algunos pecan de chovinistas y defienden a ultranza su equipo, cueste lo que cueste. Elemento que también forma parte de la idiosincrasia y espíritu de este momento de encuentro.

El espacio ha inspirado la creación de otros similares en ciudades, pueblos, comunidades rurales y en cuanto rincón existe, con el objetivo de intercambiar criterios, opiniones, incluso polemizar acerca de la participación de atletas en  eventos.

Esta manifestación del movimiento de activistas deportivos de Santiago de Cuba se creó como resultado de iniciativas personales, y sus inicios se remontan a fines del año 1962, cuando se reunían sistemáticamente varios aficionados al deporte en la Plaza de Marte.

Este intercambio de opiniones sobre el Béisbol y el Boxeo, hizo que el grupo se conociera como Amigos del deporte, y más tarde se denominó la Esquina Caliente. Su primer presidente fue Pedro Avila para darle paso posteriormente a Evelio Hardy López.

En el año 1986, después de alcanzar gran notoriedad, adoptó definitivamente el nombre de Peña Deportiva de la Plaza de Marte, siendo elegido como presidente el compañero Jorge Nuñez Peña.    El próximo día 19 de octubre, celebrarán el aniversario 50 de esta tertulia, considerada una de las pioneras en el país.

Las calles de Santiago de Cuba (IV)

Plaza de Marte

Una de las curiosidades de Santiago de Cuba está en el nombre de varios sitios, algunos de ellos importantes por ubicarse en su centro o casco histórico, relacionados con generales españoles que alguna vez estuvieron o se vincularon con esta ciudad, cumpliendo alguna misión dada por las autoridades coloniales peninsulares.

Repasándolos saltan a la vista nombres que permanecen en el uso cotidiano de los santiagueros, aunque no se imaginen de dónde salieron tales topónimos, ni quiénes eran ni qué hicieron por esta ciudad. Es el caso del Parque Serrano, la Plaza de Marte, antiguo Campo de Marte,  la calle Escario, la de Vargas y la de San Pedro; otros quedaron en el camino, y en ese caso recordemos al antiguo Paseo de Concha, que tomara posteriormente el de Martí.

Veamos los nombres de ayer, los oficiales y los populares de hoy:

1-  Parque Serrano                 — Parque de Labra1           — Parque Serrano
2- Plaza de Marte                 — Parque de la Libertad2     — Plaza de Marte
3- Calle general Escario         — Juan Clemente Zenea3     — Escario
4- Calle  Vargas4                    — Vargas                           — Vargas
5- Paseo de Concha            —  Paseo de Martí 5               — Paseo de Martí

Sus datos mínimos son los siguientes:

1José María Labra, parque. Lugar de interés social en la cuenca y ciudad de Santiago de Cuba, SC, en los 20°01’37”  lat. N y los 75°45’37” long. O, a 29,0 m de altitud, mun.  Santiago de Cuba, SC. Se conoce como parque Serrano. Es un urbanónimo hispano tomado  del apellido del general Francisco Serrano, duque de la Torre, quien atendiera la Capitanía general de la colonia de Cuba desde el 24 de noviembre de 1859 hasta el 10 de diciembre de 1862. Se apreció su labor interna en el mejoramiento del país, ofreció a los criollos pruebas de consideración personal y llevó a cabo una política de concesiones en el régimen colonial vigente, tratando de fortalecer los lazos entre España y Cuba.

2Libertad, parque de La.  Lugar de interés histórico-social de la cuenca y ciudad de Santiago de Cuba, SC, en los 20°01’35” lat. N y los 75°49’14” long. O a  50,0 m de altitud, mun.  Santiago de Cuba, SC. Se conoce como plaza de Marte. Surge como Campo de Marte en el siglo XIX como espacio público, primero para el entrenamiento de las tropas del antiguo cuartel colonial español Reina Mercedes (Ciudad Escolar 26 de Julio). Es el  segundo parque de la ciudad. Es un urbanónimo hispano y lo toma del nombre de la independencia (neocolonial) obtenida en 1902. (V. hotel Libertad).

3Juan Clemente Zenea, calle.  En la cuenca y ciudad de Santiago de Cuba. Origen en calle Diez del reparto Santa Bárbara, en los 20°01’18” lat. N y los 75°48’33” long. O, mun. Santiago de Cuba,, y destino en la plaza de Marte, 20°01’35” lat. N y los 75°49’14” long. O, municipio de  Santiago de Cuba. Con 1 senda, pavimentada en buen estado. Su nombre antiguo era general Escario apellido de un militar español que participó en la Guerra Hispano-cubano-estadounidense contra las fuerzas cubanas y las interventoras de EE.UU. Actualmente solo se usa Escario.

4Vargas, calle. En la cuenca, centro histórico de Santiago de Cuba. Su nombre antiguo y actual es Vargas. Datos diversos señalan que el apellido es el del brigadier español Carlos Vargas Machuca Cerveto quien fuera gobernador del Departamento Oriental desde mayo de 1855 hasta marzo de 1850. Su labor para reconstruir a la ciudad fue loable en aquellos tiempos, pues había sufrido los efectos de varios sismos y de una epidemia de cólera hacia 1852. Por sus gestiones personales comenzó a tener calles, plazas y parques, e introdujo el ferrocarril para comunicar a Santiago de Cuba con sus alrededores y con otras poblaciones orientales, entre otros beneficios.

5Martí, paseo de. En la cuenca y ciudad de Santiago de Cuba. Origen en ave. Victoriano Garzón, en los 20º01’28” latitud N y 75º48’58” longitud O, municipio de  Santiago de Cuba, SC y destino en ave. Cuarenta del reparto Nuevo Vista Alegre, en los 20º01’52” latitud N y 75º50’39” longitud O, municipio de  Santiago de Cuba, SC. Longitud: 5,8 km. Ancho vial: 23,5 m. Con 2 sendas, un paseo interior, pavimentada en buen estado. Es un urbanónimo hispano tomado de José Martí, Héroe Nacional cubano./ Su nombre antiguo era paseo de Concha tomado del apellido del capitán general de la colonia, José Gutiérrez de la Concha, a quien se le dedicara la inauguración del alumbrado público de gas en la ciudad en 1858 un gobernador español.

Ni a la postalita

Aficionados en el estadio Guillermón Moncada. Foto: Miguel Noa Menéndez

Aficionados en el estadio Guillermón Moncada. Foto: Miguel Noa Menéndez

Por: Juan Antonio Tejera

El santiaguero no sabe, no le gusta perder. Y años atrás, para describir esta situación se complementaba la frase añadiendo que “ni a las postalitas.” Y esta forma de ser abarca un vasto universo de situaciones entre las que se encuentra el deporte. Y si bien ahora el fútbol, por todas esas trasmisiones internacionales, ha ganado adeptos, la verdadera pasión es el beisbol, o mejor, ¡la pelota! Y claro a pesar de todas las situaciones adversas, el santiaguero busca justificaciones para palear el sabor de la derrota. No le gusta perder. Y entonces, usted pasa por la Plaza de Marte con sus árboles podados, que los anteriores se llevaron con ellos las sombras y a pesar del intenso sol, encuentra la peña insigne superpoblada, como si en lugar de una derrota se estuviese analizando la victoria. Y pobre del que trate de inmiscuirse dando un criterio adverso al que sustenta la mayoría, porque si bien se puede perder en pelota, a ningún santiaguero, a ninguna santiaguera, le gusta perder una discusión. Si usted se enfrenta a una situación similar por primera vez, pensará que en breve de las palabras se pasará a los hechos y estará completamente equivocado que discutir es un arte y la victoria en ese terreno es mucho mejor que una obtenía por la violencia física. Insistimos, no le gusta perder ni a las mentiras, a los hijos e hijas de esta ciudad de maravillas.

Navegador de artículos