Santiago en mí

Archivo para la etiqueta “Plaza de la Revolución”

A horas de la visita del Papa

En medio de una tensa calma amaneció hoy Santiago. Quizás esa sensación se ve reforzada por las calles huérfanas del habitual trajín del transporte urbano y del uniformado apuro de niños y niñas que van a la escuela; transporte y escuela que hoy se acogen a itinerarios y horarios especiales ante la eminente llegada del Papa Benedicto XVI a esta ciudad. En el ambiente se respira la solemnidad de las horas que se habrán de vivir. Mientras tanto, a las orientaciones ofrecidas por la Gaceta de Cuba sobre las modificaciones del régimen laboral en las provincias Santiago de Cuba y La Habana, durante los tres días que permanezca el Sumo Pontífice en nuestro país, se unen las que cada provincia tomará por separado para garantizar el éxito de la esperada visita, cuyo momento clímax tendrá lugar con la celebración de sendas misas en las Plazas de la Revolución “Antonio Maceo” y “José Martí”, de las respectivas urbes.

El pasado sábado la prensa provincial dio a conocer las medidas tomadas para el aseguramiento del importante acontecimiento. Así mismo, divulgó una infografía que muestra los planos organizativos de la misa a celebrarse este lunes 26 de marzo, evento al cual se espera que asistan centenas de miles de personas.

Durante las próximas horas deben ir llegando a la ciudad caravanas de ómnibus que transportan personal de varias provincias del centro y oriente del país, en bloques que se calculan en decenas de miles y que ocuparán un lugar privilegiado de la amplia plazoleta frente al presbiterio alzado en el histórico escenario, justo detrás de las más de 3 mil sillas que acogerán a igual cantidad de invitados. Se espera igualmente que otro número importante de personas ingresen a la urbe a través del ferrocarril y por medios propios.

Los centros laborales también se sumarán al movimiento organizativo; algunos cesan sus labores mientras otros vivirán media jornada de trabajo, para permitir que los interesados puedan tomar las medidas pertinentes para asistir a la misa que dará inicio a las cinco y treinta de la tarde. A finales de la semana anterior quedaron inaugurados los Centros de Prensa donde más de 700 periodistas de una treintena de países cubrirán minuto a minuto los acontecimientos que se desarrollen en Santiago de Cuba y La Habana.

Otras medidas, quizás menos mediáticas se han ido tomando, a veces, en medio de incomprensiones y gestos de sorna que intentan minimizar lo que pudiera parecer a todas luces un extremismo. Entre ellas, las afectaciones a la navegación por Internet en las universidades, en las cuales, desde este sábado, permanecemos ajenos a todo el movimiento que, precisamente a través de la red de redes, tendrá como centro a nuestra ciudad y pondrá a Cuba, una vez más, en el centro de atención de la prensa mundial.

Pero, como dije en una entrada anterior, y parafraseando a uno de los dibujos animados de “Elpidio Váldes”… “todo por el Papa”. Ya llegará el momento de escribir la crónica personal, aún cuando no sea uno de los que estoicamente llenará la Plaza y asista, desde la comodidad de mi hogar, a otro de los momentos relevantes de la historia de nuestro país. Hasta entonces, “filtro” estas palabras desde mi correo electrónico, conciente de posibles carencias estéticas y de la molesta coletilla de “ESET Smart Security”. Espero que los lectores de esta entrada sepan disculparla. Prometo luego darle un mejor formato.

 

Santiago se alista para recibir a Benedicto XVI(+Fotos)

 

Tomado de Cuba en Noticias – Santiago se alista para recibir a Benedicto XVI(+Fotos).

Reencuentro con la guitarra y el «trovador antiguo»

Hay momentos que sólo pueden describirse con las emociones con que se viven; así de inútiles son las palabras, que se niegan a brotar de entre los dedos como si aún las atrapara la garganta que canta, o calla, o traga en seco cada recuerdo que eriza la piel con el roce de un acorde.

Silvio cantó en Santiago, frente a una Plaza abarrotada que no creyó en barreras o límites y desbordó espacios para escuchar el incansable trovador, espantando lloviznas con milagrosas sombrillas, o con la tozudez del gesto al sentarse en un reto a las nubes y su carga, a la espera de una lluvia de canciones que humillara la posibilidad del chaparrón.

Acompañado del Trío Trovarroco (los mismos que años atrás me sorprendieron tanto en un homenaje a Lennon), Niurka González y Oliver Valdés, disfrutamos de un Silvio renovado, con arreglos muy contemporáneos que han logrado darle nueva vida a una obra que ya de por sí era increíble.

Fue una noche exquisita, en la que entre clásicos como Pequeña serenata diurna, La maza, El mayor, Óleo de una mujer con sombrero, Te doy una canción; o las infaltable Ojalá, Unicornio y El Necio; se colaron piezas de su último disco donde no falta el verso audaz y la mirada profunda a la realidad cubana, desde donde sentencia:

Cuando las alas se vuelven herrajes,

Es hora de volver a hacer el viaje

A la semilla de José Martí

Un momento especial significó la interpretación de Yolanda, de Pablo Milanés, una deferencia del trovador que tal vez despierte suspicacias en aquellos que insistan en hallarlas, pero en la cual me gusta reconocer la grandeza del poeta y el homenaje a otro icono de la nueva trova cubana.

Inevitablemente la noche se hizo corta, el trovador nos dejó la deuda de otras imprescindibles; pero no basta una espera de veinte años y más de una hora de conciertos para saciar las ganas de escuchar a Silvio.

El reencuentro siempre deja el agridulce sabor de la despedida aunque, al menos, quedará en nosotros, los testigos, los protagonistas de esas miles de historias que cantaron a Silvio, el haber formado parte de algo más grande que el yo, el recuerdo de esta noche irrepetible cuando el trovador antiguo enamoró una vez más a Santiago.

Tomado de Cubadebate

Ver otra crónica

Aumentan las expectativas: Silvio y Van Van en Santiago de Cuba

El normal ajetreo diario en Santiago de Cuba cobra nuevos matices. No sólo por los cierres de calles que desvían el tránsito, o el traslado hacia los alrededores de la Plaza de la Revolución de los quioscos con ofertas gastronómicas que habitualmente se adueñan de las amplitudes de la Avenida Garzón cada fin de semana.

La tensión se adivina en el rostro de los jóvenes, el andar presuroso (más que de costumbre) de no pocos transeúntes, y el tema de las conversaciones que nacen, con la agilidad del encuentro casual, entre estudiantes universitarios y pueblo en general: Silvio tocará hoy en la Plaza de la Revolución.

El ir y venir está en tratar de hacerse de algunas de las invitaciones cursadas para disfrutar de un concierto que se anuncia histórico, desde la comodidad de las pequeñas sillas plásticas que se apropian de un buen trozo de la inmensa explanada de la Plaza. Aunque sé, que más allá de la posesión de estos breves pedazos de cartón que desde su gris impreso invitan al concierto del cantautor, muchos son los santiagueros (y no santiagueros) que abarrotarán espacios para esta cita con el autor de emblemáticas canciones de la trova cubana.

En lo personal, esta oportunidad representa el reencuentro con el Silvio que alguna vez disfruté desde la novedad, en una de sus breves presentaciones en la Habana, por aquellos tiempos, cada vez más lejanos, de mi vida universitaria.

Más allá del carácter solemne que se pretende otorgar a este concierto, marcado por el Aniversario XX de la Plaza de la Revolución Antonio Maceo, y el también aniversario veinte de la interpretación de “El necio”, a petición de Fidel, durante las jornadas del IV Congreso del Partido Comunista de Cuba, celebrado en esta ciudad en 1991; lo cierto es que, como diría un amigo “con permiso de defensores y detractores, una cita con Silvio Rodríguez es siempre un reencuentro muy añorado”.

El aniversario de la Plaza Antonio Maceo ha dado lugar a una amplia jornada de celebraciones que no sólo nos regala a los santiagueros la presencia del trovador de todos los tiempos, sino que, como inigualable colofón, anuncia para mañana sábado, en ese mismo escenario desde el que la figura ecuestre de Maceo da la bienvenida a los que llegan a la ciudad, la presentación de los Van Van: el tren musical de Cuba.

Así, las expectativas crecen a la velocidad de la luz, mientras no pocos santiagueros ponen su mirada hacia los perfiles empinados de la “loma de Boniato” a la espera de que las lluvias que por estos días han empapado las tardes de Santiago, no quieran adueñarse del protagonismo del reencuentro.

 

Cantará Silvio Rodríguez en plaza de Santiago de Cuba

El trovador Silvio Rodríguez cantará el 14 próximo aquí en la Plaza de la Revolución Antonio Maceo, a 20 años de su interpretación de la canción El Necio durante el IV Congreso del Partido Comunista.

Vicente González, vicepresidente del gobierno en esta provincia, informó que con motivo de esas dos décadas de la emblemática institución, tendrá lugar también el día 13, en la explanada ante el monumento al Titán de Bronce, un concierto de las Orquestas Sinfónicas de Oriente y Holguín.

Igualmente anunció una presentación de la popular orquesta Los Van Van y un amplio programa de celebración, que incluye un coloquio con la participación del escultor Alberto Lescay, artífice fundamental del conjunto escultórico de la plaza, junto a otros integrantes del equipo creador.

Leer más: Noticias de Prensa Latina – Cantará Silvio Rodríguez en plaza de Santiago de Cuba.

Navegador de artículos