Santiago en mí

Archivo para la etiqueta “Sociedad Cultural José Martí”

Cultura e historia se hermanan en el Café Concert

La peña cultural Café Concert “Virtud y Conciencia” es un espacio en el que la historia y la cultura se imbrican de forma natural, en una simbiosis que nace de la personalidad de su creador, el guitarrista concertista Aquiles Jorge, a quien (sin ser mío el mérito pues el mismo se ufana de serlo) se puede definir como un mambí del siglo XXI.

De ahí que no resultara extraño que la edición de este mes de julio se dedicara al 30 aniversario de la Unión de Historiadores de Cuba (UNHIC), ni que el encuentro se caracterizara por un singular intercambio de agradecimientos entre sociedades, personas y espacios como la propia peña, la filial santiaguera de la UNHIC y la Sociedad Cultural José Martí de esta provincia; todos, defensores de los más altos valores históricos y patrióticos cubanos.

La de este 28 de julio fue una peña atípica en varios sentidos, no sólo por realizarse fuera de su fecha habitual de los terceros viernes de cada mes (para no hacerla coincidir con la celebración de los carnavales santiagueros), sino por el gran peso que la historia tuvo en el desarrollo de la misma, estimulado tal vez por la presencia de un gran número de historiadores y martianos, encabezados por la más alta dirección de la UNHIC en Cuba y en esta ciudad oriental.

Así, es justo resaltar las intervenciones de la Dra. C. Damaris Torres y el Dr. en Medicina Ricardo Odelín. La primera, disertó sobre la vida y obra de María Cabrales, en el aniversario 107 de su fallecimiento, y sorprendió a no pocos (incluido el propio Aquiles) al aclarar detalles relacionados con su nacimiento (ocurrido el 22 de julio de 1847) y la supuesta descendencia como resultado de su matrimonio con el Lugarteniente General Antonio Maceo.

Mientras que Odelín (autor del texto “Las enfermedades de Martí”) se encargó de comentar las efemérides martianas, mostrando no sólo un conocimiento extenso sobre la vida del Héroe Nacional cubano, sino un infinito amor por la investigación histórica.

El acápite musical de la jornada también deparó no pocas sorpresas. Protagonizado por el joven trovador Alejandro Zamora, acompañado por Yorkis Moreira en la percusión y Daniel Behar en el saxo tenor, tuvo un momento de lujo en el cierre cuando a ellos se unió bajista Yusmel Fernández y el propio Aquiles Jorge para interpretar una muy ecléctica versión del segundo movimiento del Concierto de Aranjuez, con impresionantes destellos de blues en los que Aquiles y Zamora dieron muestra de gran virtuosismo.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Antes de finalizar la peña se dedicó un espacio para el Homenaje, en el cual, la filial santiaguera de la UNHIC entregó un reconocimiento a Aquiles Jorge por su labor en la defensa del conocimiento histórico, en especial, a través del Café Concert.

Por su parte, la Sociedad Cultural José Martí de Santiago de Cuba, felicitó a los historiadores santiagueros por su 30 aniversario, destacando la trascendencia de la filial de esta ciudad en la historia de la UNHIC.

A pesar de la lluvia…Café Concert

Alrededor de las cinco y media de la tarde llegué al antiguo Ayuntamiento de la ciudad; bajo una lluvia impertinente que a ratos adquiría matices torrenciales. Por segunda vez, desde que asisto a la cita de cada último viernes de mes conla Peña CaféConcert“Virtud y Conciencia”, del guitarrista concertista Aquiles Jorge, las inclemencias meteorológicas atentan contra la realización de la misma en su escenario natural: el patio interior de la hermosa edificación santiaguera, hoy Gobierno Popular Municipal.

Pero, quien conoce a este inmenso pequeño hombre, sabe que siempre logra lo que se propone, de ahí que bastó preguntar por la nueva locación de la Peña para que nos indicaran subir a la segunda planta del edificio. Desde ese mismo momento sentí que esta nueva edición de la también llamada Peña Mambisa, iba a resultar especial.

El nuevo escenario escogido para escapar de los humores grises de la tarde resultó, en definitiva, el mejor posible: un amplio y extraordinariamente bello salón, presidido por la bandera y el escudo nacional. Quizás el Café Concert ha encontrado un lugar que resalta, como ningún otro, su verdadera naturaleza, su intencionalidad de rescatar los valores patrióticos del santiaguero. ¡Suerte de lluvia que nos regaló esta oportunidad! ¡Lástima que sólo sea coyuntural!

Café Concert 27 de abril

Vista del Salón que sirvió de sede temporal al Café Concert

Así, en el ambiente histórico de ese salón, con un necesario retraso en espera de los fieles que burlaron las travesuras de la lluvia y con las notas de la pieza musical Himnos, del anfitrión de la Peña; comenzó el Café Concert del 27 de abril de 2012, dedicado en esta ocasión, al Aniversario 50 de la Fundación del Instituto Cubano del Arte yla Industria Cinematográfica (ICAIC).

En este sentido, momentos especiales fueron los dedicados a reseñar parte de la historia de la televisión y el cine en Santiago de Cuba, a través de la experiencia de hombres como Isauro Salas, destacado diseñador de esta ciudad, y de lo técnicos “Murgado” e Ismael (como todos los conocen). El primero de ellos dio a conocer cómo se trabajaban los dibujos animados en los inicios de la televisión en esta ciudad, con una cámara Cine-Kodak de fabricación canadiense (de 1938), muy similar a una de las que, gracias al Museo de la Imagen, pudo se apreciada por los presentes.

Cámara Cine Kodac 1938

Cámara Cine Kodac 1938

Por su parte, Murgado e Ismael, con más de cuarenta años de trabajo en el ICAIC (motivo por el cual fueron reconocidos durante la Peña por la Dirección Provincialde Cine), narraron las peripecias vividas para mantener en activo proyectores de 16 mmcon los cuales se llevó el cine hasta los más intrincado rincones de la serranía santiaguera. Uno de estos proyectores al cual, “cariñosamente”, apodan Frankenstein, fue el mejor testigo de la labor de estos hombres, al demostrar, ya al final de la Peña, su buen estado de conservación con la proyección de un fragmento de 15 minutos del Noticiero ICAIC Latioamericano del 2 de diciembre de 1976, de la autoría del destacado documentalista y cineasta Santiago Álvarez.

En esta ocasión, sin embargo, se extrañó la presencia del narrador oral santiaguero José Antonio Tejera, quien de seguro cuenta en su arsenal de crónicas, alguna relacionada con el séptimo arte, o el desarrollo de la televisión en esta ciudad.

En su lugar, el espacio dedicado al rescate de historias y tradiciones santiagueras fue ocupado magistralmente por Miguel Ronald Moncada López (Miguelito Moncada), “un verdadero santiaguero”, como le denomina Aquiles, quien hizo un recorrido por la historiografía de los cementerios de esta ciudad, apoyado por la proyección de imágenes de gran valor histórico.

Asimismo, de historia se conversó con Amauri Hechavarría, miembro de la Junta Nacionalde la Sociedad Cultural José Martí, invitado a nuestra ciudad por su homóloga provincial; quien comentó de la necesidad de rescatarla Ruta Martiana, desde su llegada a Playitas de Cajobabo, el 11 de abril de 1895, hasta el descanso eterno de sus restos en el Mausoleo del Cementerio Santa Ifigenia, en 1951.

En el orden musical, la tarde deparó excelentes actuaciones. Primero disfrutamos nuevamente de la joven cantante Giselle Lage, quien tan buena impresión causara en su anterior presentación en esta Peña, y que en esta ocasión vino acompañada a la guitarra por el joven trovador santiaguero Fernando Guerrero (recientemente ganador del concurso provincial de guitarra popular, celebrado en el marco del evento Cubadisco 2012) e interpretó los temas La gloria eres tú, de José Antonio Méndez, y Cómo fue, de Ernesto Duarte.

Giselle Lage  y Fernando Guerrero

Giselle Lage y el ganador del concurso provincial de guitarra popular (Cubadisco 2012), Fernando Guerrero

A continuación actuó el quinteto vocal Adalias quienes interpretaron En nosotros, de la autoría de Tania Castellanos, y una hermosa versión de Alfonsina y el mar, con texto de Felix Luna; acompañadas en esta ocasión por el laúd de la también muy joven Milagros (Milagrito) Albear.

No sé en qué instante la lluvia cesó, acaso rendida ante la perseverancia de los que se empeñan en hacer. O quizás porque todo cuanto aconteció en ese singular escenario de la segunda planta del Ayuntamiento de la ciudad, captó por completo nuestra atención y borró, momentáneamente, el resto de la ciudad.

Mis felicitaciones para Aquiles Jorge y sus invitados que lograron imponerse a las adversidades y nos regalaron una hermosa e inolvidable tarde.

Navegación de entrada

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.935 seguidores