Santiago en mí

Archivo para la etiqueta “Son”

La esposa de Don Antonio

Por: Juan Antonio Tejera

Siempre hemos afirmado que el hecho que Santiago de Cuba esté llena de subidas y bajadas, es decir, de lomas, tiene mucho que ver con el caminar de sus féminas, incluso hemos señalado que sin lugar a dudas la mujer de Antonio, esa que caminaba así, tenía que estar relacionada de alguna forma con nuestra ciudad. Pues mire que ahora les hago una historia. Resulta que en México se considera una grosería decir la mujer de fulano o mengano como aquí en Cuba que suena a cariñoso. Lo que estaba de moda en aquel entonces era el número de Miguel La Mujer de Antonio y una noche que estaban en el teatro Progreso, en la capital Mexicana, un señor vestido con un traje típico de este país, gritaba: Don Miguelito, Don Miguelito, como siete veces. Ciro toca a Miguel y le señala que es con él y este llama al señor que con tanta insistencia lo reclamaba. Este hombre se acerca y le dice: Don Miguelito, ¿usted me haría el favor de cantarme La Esposa de Don Antonio´? Miguel, se sorprendió, no comprendía lo que se le solicitaba, pero finalmente cayó en cuenta y, santiaguero y al fin y al cabo y por tanto del cará, se rió y por supuesto, le complacieron, tocaron el número al que él mejicano, le había cambiado el título y que ellos, por supuesto, no pudieron cambiar la letra. Pero resulta que la mujer de Antonio es un personaje que nunca existió. Sin embargo, el número, por supuesto surgió de un motivo de inspiración, que claro, tuvo su nacimiento en Santiago y ya convertido en un clásico, como muchos otros de estos santiagueros ilustres, han pasado a formar parte de la historia musical de esta ciudad de maravillas.

Otra vez María Cristina y Ñico Saquito

Con motivo del post “Desempolvando a Ñico Saquito”, dedicado a la Peña “Desempolvando”, del Archivo Histórico Provincial, que en febrero de 2012 se dedicara al popular músico santiaguero; recibí un comentario del lector Gabriel, en el cual hacía alusión a la duda existente respecto a la autoría de la guaracha “María
Cristina”.

Comentó Gabriel que “Lil Rodríguez en su libro: “Bailando en la casa del trompo”. Caracas. 2007. Dice que los versos fueron cantados por los patriotas cubanos en la guerra contra España. Referentes a María Cristina, Archiduquesa de Austria, madre y regente del rey de España aún niño, Alfonso XIII. Y que la melodía es de origen español.”

Prometí a este lector indagar al respecto, y para esto me dirigí a la MSc Zelma Corona Ochoa, Directora del Archivo Histórico Provincial de Santiago de Cuba, quien muy gentilmente, y con la ayuda de sus trabajadores, me permitieron acceder a la partitura de María Cristina, escrita por ÑIco Saquito, la cual, en su momento, fue restaurada en esta institución santiaguera, y que se conserva en el Legajo 3 del Expediente 99 del fondo documental del Archivo. La misma, fue entregada por los nietos de Antonio Fernández (“Ñico Saquito”).

Comparto con ustedes entonces, la imagen escaneada de la partitura que se encuentra resguardada en el Archivo Histórico Provincial de Santiago de Cuba, para contribuir a eliminar posibles dudas de la autoría de la guaracha.

Parque sin trova, pero la música sigue

El pase de diapositivas requiere JavaScript.


Finalmente el Parque Céspedes mantuvo sus equipos de audio bajo las lonas. La programada inauguración de la edición 51 del Festival Internacional de la Trova “Pepe Sánchez”, se trasladó hacia la Sala de Concierto Dolores, a unos metros del céntrico escenario, que pierde así una oportunidad de convertirse en plaza ideal para un evento de este tipo.

Pero más allá de estos desajustes en el Programa (al menos en el que llegó a mis manos) y que parecen hacerse tan habituales en cuantos eventos culturales suelen prepararse en esta ciudad, la Gala Inaugural del Festival logró generar las expectativas suficientes como para seguir cada una de las presentaciones que por estos días se generen en Santiago de Cuba.

Sin grandes pretensiones, la Gala mantuvo un buen equilibrio entre la trova más tradicional, el bolero, el son y la nueva trova; además de reservar momentos exquisitos como el reencuentro del público santiaguero con Sonia Silvestre, o la impresionante voz de una joven japonesa que apuesta, junto a su guitarrista acompañante, por la música trovadoresca.

Asimismo, destacar las actuaciones de Eduardo Sosa, Tony Ávila (que mantiene sus niveles de popularidad) y el incombustible Pepe Ordáz.

También se presentaron en el hermoso escenario de la Sala Dolores el septeto Moneda Nacional, el Dúo Cohíba, el Dúo Voces Latinas acompañada a la guitarra por Fernando Guerrero, Xiomara Silva (a quien se homenajeó por sus 45 años de vida artística), Rubén Lester, y la actuación especial de Eduardo “Tiburón” Morales.

Para hoy se anuncian numerosas actividades en varios escenarios. En la noche, el público de esta ciudad de seguro desbordará las limitadas capacidades de la Sala Dolores para asistir al concierto de Tony Ávila y su grupo.

Más tarde, en el patio de la Biblioteca Provincial, se mantendrán las acostumbradas descargas de “Trova sin traba”, con la trovadora santiaguera Adriana Asseff como anfitriona.

Santiago trovadoresco, noches de bohemia…¡qué más se puede pedir!

Matamoroson ¿en sordina?

Gala inaugural del Matamoroson

Ya comenzó en Santiago de Cuba el ¿festival? Matamoroson. La apertura oficial tuvo lugar en gala celebrada el pasado miércoles en la Sala Principal del Complejo Cultural Heredia, con la presencia de parte del talento artístico que durante casi una semana amenizarán algunos espacios de la ciudad.

Como era de esperar, el evento ha tenido gran repercusión en los medios de prensa y sitios digitales. La presencia en esta urbe de algunas de las principales orquestas del país, la celebración de eventos teóricos y otras actividades colaterales se convierte en caldo de cultivo ideal para el reportaje y la crónica cultural; mientras frases como “Fiesta del son”, “Santiago de Cuba al ritmo del son” acapararán titulares

Sin embargo, algo no anda bien con este ¿encuentro? de soneros.

Con un programa que promete música en vivo desde horas tempranas de la mañana hasta bien pasada la media noche, era de esperar que el ambiente citadino quedara marcado por el sonido de cuerdas y trombones, de piano y tumbadoras; que cada rincón de la urbe se estrenara como escenario para el disfrute de sextetos, orquesta y bailadores. Mas no ha sido así.

Contrario a como sucede con otros eventos de similares aspiraciones, dígase Festival del Caribe y Encuentro de Trovadores; el Matamoroson ha optado por circunscribirse a dos escenarios principales que tienen como epicentro las áreas del Teatro Heredia; mientras ha obviado (al menos en lo que se ha promocionado) espacios en la ciudad como los parques y plazas.

De ahí que cuando ya los primeros acordes sonaban en el Heredia, o en el parqueo de la Ciudad Deportiva “Guillermón Moncada”, el resto de la urbe estaba sumida en un total silencio y quizás no pocos olvidaron que apenas a unos kilómetros se “soneaba” y se bailaba.

Llega a tal grado el ostracismo de lo que debió ser un evento popular, que el tan rimbombante Salón del Son, en la calle Enramadas, no mostraba en cartelera a ninguno de los artistas implicados en el ¿festival?, mientras desde su interior hacia ecos un estruendoso mutismo. Aunque es de esperar que esto cambie con el pasar de los días y se una, junto a la Casa de la Trova y la Casa de la Música de EGREM, a la vorágine sonera.

Pocas horas antes Adalberto Álvarez, presidente del Matamoroson, había expresado que “El son se defiende creando espacios para que la gente baile”; entonces resulta paradójico que tantos de esos “espacios” se hayan desaprovechado en una ciudad tan musical como Santiago de Cuba.

Un músico amigo daba sus justificaciones: “es que ya ninguna de las orquestas quiere tocar en lugares abiertos, pues el público se pone muy ‘malcriado’”, decía; mientras también especulábamos sobre la pertinencia o no de estas fechas para un evento de ese tipo: justo al finalizar el período vacacional y en los primeros días del inicio de las actividades laborales.

Ese amigo, integrante de un sexteto participante en el Festival, compartía con nosotros luego de esperar infructuosamente que llegara algún público a la Casa de los dos Abuelos, espacio de Artex en las cercanías de la Plaza de Marte.

Es posible que cuando el próximo domingo quede clausurada esta nueva edición del Matamoroson, la prensa nacional se haga eco del “éxito” del evento, de la presentación de un sinnúmero de orquestas y agrupaciones, del público bailador que colmó espacios.

Y ojalá sea así, por el bien del encuentro y del género. Pero hasta el momento el Festival suena en sordina.

«Cubadisco con sabor a son»

Este año la fiesta del disco cubano estará dedicada especialmente a esta ciudad, cuna del Son. Según palabras del presidente del Comité Organizador:

«Es la segunda vez que se dedica al son. Pero esta ocasión tiene una significación especial pues se celebrará en la cuna del son: Santiago de Cuba»

Los dejo con el enlace a la noticia donde además, podrán conocer los nominados a los premios.

Cubadisco con sabor a son – Cultura – Juventud Rebelde – Diario de la juventud cubana.

Navegador de artículos